Está en la página 1de 4

NIVELES DE ORGANIZACIÓN de los SERES VIVOS

La materia se encuentra organizada en diferentes estructuras, desde las más pequeñas hasta las más
grandes, desde las más complejas hasta las más simples. Esta organización determina niveles que
facilitan la comprensión de nuestro objeto de estudio: la vida.
Cada nivel de organización incluye a los niveles inferiores y constituye, a su vez, los niveles superiores.
Y lo que es más importante, cada nivel se caracteriza por poseer propiedades que emergen en ese
nivel y no existen en el anterior: las propiedades emergentes. Así, una molécula de agua tiene
propiedades diferentes de la suma de las propiedades de sus átomos constitutivos -hidrógeno y
oxígeno-. De la misma manera, una célula cualquiera tiene propiedades diferentes de las de sus
moléculas constitutivas, y un organismo multicelular dado tiene propiedades nuevas y diferentes a las
de sus células. De todas las propiedades emergentes, sin duda, la más maravillosa es la que surge en
el nivel de una célula individual, y es nada menos que la vida.
La interacción entre los componentes de un nivel de organización determina sus propiedades. Así,
desde el primer nivel de organización con el cual los biólogos habitualmente se relacionan, el nivel
subatómico hasta el nivel de la biosfera, se producen interacciones permanentes.
El análisis de las jerarquías en la organización de la materia viva nos permite reconocer una serie de
características:

A- Cada nivel de organización incluye menos unidades que el nivel inferior. Es decir: existen
menos comunidades que poblaciones, menos poblaciones que especies, etc.

B- Cada nivel posee una estructura más compleja que los niveles inferiores.
Un nivel determinado es la combinación de las complejidades de los niveles inferiores, además de una
complejidad que le es propia.

C- Cada nivel requiere de un aporte de energía mucho mayor que el nivel inferior
Términos Direccionales
Se han desarrollado una serie de términos específicos que ayudan a estudiar más efectivamente las
estructuras del organismo. Se parte desde la posición anatómica. Estos términos son:

• Superior o cefálico: Se refiere hacia el extremo donde se encuentra la cabeza del cuerpo.
Hacia arriba. Por ejemplo, el codo es superior en relación a la muñeca.
• Inferior o caudal: Se aleja (fuera) de la cabeza. Hacia abajo. Por ejemplo, el corazón es
superior en relación al diafragma.
• Anterior o ventral: Hace referencia de alguna estructura que se encuentre al frente. Por
ejemplo, el esternón se encuentran anterior al corazón.
• Posterior o dorsal: Se refiere cuando una parte del cuerpo se encuentra hacia atrás. Por
ejemplo, La columna vertebral se halla en posición posterior en relación al cuerpo.
• Línea media: Una línea imaginaria que divide el cuerpo en mitades izquierda derecha.
• Medial o interna: Algo que se dirige hacia la línea media del cuerpo. Por ejemplo, los
músculos aductores se encuentra en la parte medial del muslo.
• Lateral o externa: Se aleja (fuera) de la línea media del cuerpo. Podemos decir que las orejas
se hallas en la porción lateral de la cabeza.
• Proximal: Se refiere cuando el punto de conexión de una extremidad corporal se encuentra
más cerca (o dirigida hacia) el tronco o del punto de origen de una parte del cuerpo. Por
ejemplo, la rodilla es proximal en relación al tobillo.
• Distal: El punto de unión de una extremidad del cuerpo se encuentra más lejos (o dirigida
fuera) del tronco o del punto de origen de una parte del cuerpo. Por ejemplo, la rodilla se
encuentra en una posición distal en relación a la cadera.
• Superficial o periférica: Más cerca de la superficie de alguna estructura en el organismo. Por
ejemplo, las uñas son superficiales al tejido epitelial debajo de ellas.
• Profundo o central: Más lejos de la superficie del cuerpo. Por ejemplo, las costillas son
profundas a las músculos pectorales.
• Parietal: Se refiere a las paredes de un cavidad.
• Visceral: Se refiere a los órganos que se encuentran dentro de la cavidad.
EXPLORACIÓN CLÍNICA DEL ABDOMEN

1. Vamos a dividir mentalmente el abdomen en nueve regiones para su exploración de modo que
al reconocer cualquier alteración en el paciente podamos señalar el sitio topográfico exacto donde
esta se ubica. Igualmente, todo aquel que lea la exploración podrá conocer con exactitud la zona a
la que nos referimos.
Estas regiones se obtienen trazando sobre el abdomen las cuatro líneas imaginarias que ahora a
continuación describiremos.
Primero imaginaremos dos líneas paralelas al eje longitudinal del cuerpo que van respectivamente,
la derecha de la mamila derecha al punto medio del pliegue inguinal derecho, y la izquierda, desde
la mamila izquierda al punto medio del pliegue inguinal izquierdo. Perpendicularmente a estas,
dibujaremos otras dos líneas transversales; una superior que pasa por ambos rebordes costales
inferiores, derecho e izquierdo. La otra, inferior, corta a cada una de las líneas verticales descritas,
cuando estas pasan a nivel de ambas crestas ilíacas derecha e izquierda.
De esta forma quedan dibujadas nueve regiones, que son:
1. Hipocondrio derecho: En esta región se localiza el hígado y las vías biliares.
2. Región epigástrica o epigastrio: Es la zona del estómago.
3. Hipocondrio izquierdo: Aquí se localiza el bazo.
4. Región del vacío, flanco, lumbar o lateral derecha: Es la región del colon
ascendente.
5. Región del mesogastrio o umbilical: Región del intestino delgado.
6. Región del vacío, flanco o lateral izquierdo: Es la región del colon descendente.
7. Fosa iliaca derecha o región inguinal derecha: Es la región del ciego y apéndice.
8. Hipogastrio o región suprapúbica: Es la región de la vejiga urinaria cuando está
llena.
9. Fosa iliaca izquierda o región inguinal izquierda: Es la región del colon sigmoideo