Perpe uo

Socorro

El
misterio

de los

R.P. Grimaldo Garay Zapata; C.Ss.R.

Los iconos nos vienen de Oriente: de Bizancio o de su imperio. La iconogra a
bizan na es un arte sagrado basado no sólo en criterios esté cos, sino sobre
todo, mís co. Los iconos orientales no son meras imágenes pintadas o esculpidas
para fomentar la piedad popular o para adornar la casa. Son verdaderos objetos
de culto, una presencia invisible, pero real, a quien invocar y ante la que podemos
rezar. El pintor de iconos quiere ser un ar sta inspirado, un intérprete del Espíritu
Santo, más que un ar sta técnicamente perfecto. Pretende crear una atmósfera
espiritual y mís ca y sumergirnos en ella, transmi r un mensaje religioso, al
desvelar una faceta de algún misterio de Cristo, de la Virgen o de algún santo. Por
eso, antes de realizar su obra, se entrega seriamente al ayuno y a la meditación.

EDITORIAL
RUMBO AL JUBILEO

D

urante 300 años, el icono de Nuestra Madre del
Perpetuo Socorro, fue venerado en la Iglesia de
San Mateo, en Roma. En 1798, al caer Roma
bajo las fuerzas invasoras, el convento y la Iglesia de San
Mateo fueron destruidos, y el icono trasladado al
convento agus no de “Santa María in Posterula” en cuya
capilla privada se colocó.
A pe ción del P. Nicolás Mauron, Superior General de los
Redentoristas, el Beato Papa Pío IX entregó el icono a los
Redentoristas el 11 de diciembre de 1865 para que su
veneración pública fuera restaurada en la Iglesia de San
Alfonso, construida en el mismo solar que an guamente
ocupara la Iglesia de San Mateo.
El 26 de abril de 1866, tras una esmerada restauración
del icono, Nuestra Madre del Perpetuo Socorro fue
llevada en solemne procesión hasta la Iglesia de San
Alfonso en Roma. A par r de esta fecha se viene dando
en el mundo entero una constante y creciente devoción
a María bajo esta advocación del “Perpetuo Socorro”.
Por tal ocasión nuestro Superior General ha convocado
en la Congregación “oficialmente el Año Jubilar que
dará comienzo el 27 de junio de este año 2015, con la
fiesta de Nuestra Madre del Perpetuo Socorro, y que se
prolongará hasta el 27 de julio de 2016, fiesta
igualmente de Nuestra Madre del Perpetuo Socorro”.
En esta segunda edición del bole n, hacemos realidad el
mandato del Papa Pío IX cuando nos entregó el cuadro:
“¡Qué hermosa es, denla a conocer al mundo entero!”.
Por ello, a través de la explicación del cuadro del
Perpetuo Socorro descubramos el inmenso amor que
Mamá María nos ene a cada uno.
Los Misioneros Redentoristas de Piura, queremos
agradecer a todos los devotos y fieles en general que
colaboraron y par ciparon de esta devoción durante los
días de Novena y Fiesta en honor de nuestra “Morena de
Oro”. Que María sea siempre nuestra Madre que vela y
nos socorre en el peligro con su amor maternal.

iconos

EL PAPA FRANCISCO CONCEDE INDULGENCIA
PLENARIA PARA EL AÑO JUBILAR DE NUESTRA
MADRE DEL PERPETUO SOCORRO
Como parte de las celebraciones por el año del Jubileo de los
150 años de los Redentoristas de recibir el icono de Nuestra
Madre del Perpetuo Socorro, el Santo Padre Francisco ha
concedido indulgencia plenaria.
La indulgencia está disponible para todos los que hacen una
peregrinación, entre el 27 de junio 2015 y 27 de junio de 2016,
a la Iglesia de San Alfonso en Roma o en cualquier iglesia
redentorista de cualquier parte del mundo para venerar el
icono de Nuestra Madre del Perpetuo Socorro.
Las condiciones habituales para la obtención de la indulgencia
plenaria se aplican con la celebración del sacramento de la
reconciliación, comunión Eucarís ca y oración por las
intenciones del Santo Padre. La visita debe concluir con el rezo
del Padrenuestro, el Credo y oraciones a la San sima Virgen.
Los que por razones de enfermedad, vejez u otra causa grave
no son capaces de hacer una peregrinación, también podrán
obtener la indulgencia plenaria. Lo podrán hacer mediante la
asociación espiritual a las celebraciones jubilares y
peregrinaciones en un espíritu de dolor por sus pecados y con
la intención de cumplir con las condiciones habituales. Al
hacer esto, se debe buscar la misericordia de Dios, ofreciendo
sus sufrimientos delante de un pequeño icono de Nuestra
Madre del Perpetuo Socorro.

años
Madre del Perpetuo Socorro
Icono de amor

Algún autor se atreve a llamar al icono “sacramento”, en cuanto signo eficaz de
una presencia que se ofrece al creyente en la medida de la acogida que le
dispense. La finalidad del icono es despertar en el espíritu del que lo contempla
inspiraciones y sen mientos divinos, que nos acerquen más a Dios y a la Virgen.
Hacernos percep ble y cercano lo invisible y espiritual: ésa es su misión.

Simbolismo del Icono
El Niño Jesús descansa sobre el
brazo izquierdo de su Madre y
se agarra con ambas manecitas
a la mano derecha de la Virgen,
b u s ca n d o p ro te c c i ó n , a l
contemplar los instrumentos de la Pasión que le aguarda. Su figura es de cuerpo
entero, ves do con túnica verde, ceñida con faja roja y de su hombro derecho
cuelga un manto de color rojizo marrón. Tiene entrecruzadas las piernas y lleva
los pies calzados con simples sandalias, con la peculiaridad que la del pie derecho
queda suelta y colgando.
Los instrumentos que presenta San Gabriel son
la cruz griega de doble travesaño y cuatro
clavos. San Miguel, la lanza y la esponja. Ambos
arcángeles ocultan sus manos que sos enen un
pomo con los símbolos de la Pasión. Los
abundantes pliegues y sombreados de las ves duras van profusamente marcados
en oro.
Con estos sencillos elementos y símbolos, el inspirado ar sta bizan no, consiguió
plasmar en este bellísimo Icono su fe y legarnos un objeto para el culto y devoción,
rico en contenido teológico.
Las abreviaturas griegas que hay escritas en el icono
significan:
MP OY [Meter Theou]: Madre de Dios (en los
ángulos superiores del Icono)
O AP M [O Arjanguelos Mijael]: el Arcángel Miguel
(sobre el arcángel que está a la izquierda del quien
mira).
O AP G [O Arjanguelos Gabriel]: el Arcángel Gabriel
(sobre el arcángel que está a la derecha del que mira).
IC XC [Iesus Jristos]: Jesucristo (a la derecha de la cabeza de Jesús Niño)

Icono de Nuestra Madre del
Perpetuo Socorro
La imagen o icono original del Perpetuo
Socorro está pintado al temple sobre
madera. Mide 53 cm de alto por 41,5 cm de
ancho. Sobre un fondo de oro destacan
cuatro figuras. En el centro, llenándolo todo
como protagonistas, la Virgen y el Niño; y en
un lejano segundo plano, los dos arcángeles
Miguel y Rafael con los instrumentos de la
Pasión. Según costumbre oriental, cada
personaje está iden ficado por una
inscripción griega en abreviatura.
La Virgen se nos muestra sólo de medio
cuerpo y en ac tud de pie. Viste túnica de
color rojo abrochada en el cuello y un manto
azul marino que la cubre desde la cabeza.
Bajo el manto apunta una cofia verde mar,
que recoge y oculta sus cabellos. Tiene sobre
la frente dos estrellas.
El icono representa la realidad teológica
completa de la Redención por la Pasión
Gloriosa. Los instrumentos de la Pasión no
son sólo presagio de dolor y muerte,
aparecen en las manos 'veladas' como
trofeo y símbolo de victoria lograda.
To d o I c o n o e s e s p a c i o d e c u l t o y
contemplación espiritual. Está pintado para
nosotros. Por eso la Virgen no está mirando
al Niño para consolarlo, como sería lo más
natural, sino que se sobrepone al dolor de su
Hijo y al suyo propio, y endulza
benignamente su rostro, para ofrecer al que
la contempla; una mirada llena de acogida y
de ternura y un mensaje de esperanza.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful