Comunicación y lenguaje

L1: Idiomas mayas
Orientaciones para el Desarrollo Curricular para
aplicar el
C N B, Currículo Nacional Base,
en centros educativos del Ciclo Básico de Nivel
Medio

1

Programa de Apoyo a la Calidad
Educativa (PACE) de GIZ
Guatemala, 2012

© Programa de Apoyo a la Calidad Educativa, PACE/giz. 2012.
Se permite la reproducción total o parcial de este documento siempre
que se cite la fuente y no se alteren los contenidos y que la
reproducción sea con fines didácticos
y no con fines de lucro.
Índice

Editor: Deutsche Gesellschaft für Internationale
Presentación
Zusammenarbeit
– GIZ GmbH
65760 Eschborn
http://www.giz.de
Primer Luis
curso:
Responsable:
Enrique López-Hurtado
¡Practiquemos
idioma!
¡Acompáñeme!
Programa de Apoyo anuestro
la Calidad
Educativa,
PACE
4 calle 6-55 Zona 9, 01009 Ciudad de Guatemala.
Teléfono (502) 23 122 100 Fax (502) 23122124
Primer curso:
www.pace.org.gt
¡Sigamos practicando nuestro idioma!

4

5

20

Textos:
Primer Curso: ¡Practiquemos nuestro idioma! ¡Acompáñeme!
Segundo
curso: practicando nuestro idioma!
Primer Curso:
¡Sigamos
¡En nuestro
maya tenemos mucho qué decir!
34
¡Animémonos,
no idioma
es difícil!
Segundo Curso: ¡En nuestro idioma maya tenemos mucho qué
decir! ¡Sigamos practicándolo!
Primer curso:
Autor: Jorge Manuel Raymundo Velásquez.
Practiquemos nuestro idioma maya
48
Primer curso: KOH KUYU’WEJ JAB’XUB’AL POPTI’: PRACTIQUEMOS
NUESTRO IDIOMA MAYA
Autores:
Docentes participantes de los centros educativos de ACEM,
Asociación de Centros Educativos Mayas: María Etelvina Botón
Pérez, Floridalma Erika Pérez Delgado, Juana Amalia Raymundo
Marcos, Calixto López Rodríguez, Atanasio Warkax, Técnico de
campo.
Fotografía de portada: María José Aragón, Informe de Pasantía,
PACE-GiZ, 2011.
Edición y estilo: Ana María Sandoval

2

Contenido
Presentación........................................................................................................................4
Primer Curso: ¡Practiquemos nuestro idioma! ¡Acompáñeme!...........................................5
Primer curso: ¡Sigamos practicando nuestro idioma! ¡Animémonos, no es difícil!...........23
Segundo curso ¡En nuestro idioma maya tenemos mucho qué decir! ¡Sigamos
practicándolo!.....................................................................................................................40
Primer curso: KOH KUYU’WEJ JAB’XUB’AL POPTI’: PRACTIQUEMOS NUESTRO
IDIOMA MAYA....................................................................................................................59

3

Presentación
Estas Orientaciones para el Desarrollo Curricular son herramientas pedagógicas
para uso del Currículo Nacional Base, del Ciclo Básico del Nivel Medio. La mayoría de
ellas han sido producidas en el marco del Programa PACE, como un apoyo a las
jornadas de acompañamiento en la entrega técnica del CNB, que las Direcciones
Departamentales realizan a partir de 2010.
Se agradece el aporte de los técnicos y docentes participantes en los talleres
llevados a cabo desde el PACE II hasta ahora, ya que han contribuido a enriquecer
estos materiales que buscan ser un apoyo para el manejo del CNB a nivel de aula y de
centro educativo. El Programa PACE trabaja en los departamentos de Huehuetenango,
Quiché, Alta Verapaz y Baja Verapaz; agradecemos a las Direcciones Departamentales
de Educación por sus aportes en la organización y seguimiento a los talleres de entrega
técnica del CNB y en las jornadas de actualización de docentes en servicio.
Les invitamos a hojearlas, ojearlas y poner en práctica los ejercicios y consejos
aquí presentados para así contribuir al desarrollo de competencias comunicativas ligadas
al bilingüismo maya-castellano presente en un proceso educativo y escolar de este país.
Luis Enrique López-Hurtado,
Director del PACE/giz

4

Primer Curso:
¡Practiquemos
idioma! ¡Acompáñeme!
Autor: Jorge Manuel Raymundo Velásquez.

nuestro

Competencia

Indicadores de
logro

Contenidos
declarativos

Contenidos
procedimentales

Contenidos
actitudinales

1. Utiliza
vocabulario
básico del idioma
maya para
comunicarse en
la familia y en el
centro educativo.

1.1 Utiliza los
diferentes tipos de
saludos en su
idioma materno
según la edad y
papel de las
personas en la
familia y en la
comunidad.

Identificación de
diferentes tipos
de saludo según
la edad y el papel
de las personas
en la familia.

Dramatización
de saludos
según la edad y
papel de las
personas en la
familia y la
comunidad.

Demostración
de respeto a
personas
mayores y
según el
papel que
desempeñan
en la familia y
comunidad.

Identificación de
diferentes tipos
de saludo según
la edad y el papel
de las personas
en la comunidad
de cultura maya.

Utilización de
diferentes tipos
de saludo
según la edad y
el papel de las
personas en la
comunidad.

Valoración de
la importancia
de los
diferentes
saludos,
según el
papel que
desempeña
las personas
en la
comunidad.

Identificación de
otros tipos de
saludo en la
familia y la
comunidad de
cultura maya.

Utilización de
otros tipos de
saludo en la
familia y la
comunidad.

5

Competencia

2. Lee y recrea
en su idioma
materno
diferentes textos
sobre su cultura,
que fortalecen
su desarrollo
lingüístico.

Indicadores de
logro

Contenidos
declarativos

Contenidos
procedimentales

1.2 Utiliza su
idioma materno en
diálogos como
medios para buscar
acuerdos.

Utilización del
diálogo para
buscar acuerdos
en solución de
problemas de la
vida familiar y
comunitaria

Seguimiento de
normas para
participar en
diferentes
diálogos.

Identificación de
otras formas de
llegar a acuerdos
en la familia y
comunidad

Utilización de
normas de uso
de otras formas
de llegar a
acuerdos y
resolver
conflictos en la
familia y la
comunidad

Identificación de
las grafías
diferentes y
semejantes entre
el idioma maya y
el castellano.

Elaboración de
un cuadro
grafémico con
elementos
comunes y no
comunes entre
los dos idiomas.

Reconocimiento
de las diferencias
y semejanzas
(elementos
gráficos
comunes) entre
los dos alfabetos
gráficos, idioma
maya y
castellano.

Realización de
la transferencia
de habilidades
de
lectoescritura
de un idioma a
otro.

2.1 Realiza
transferencia de las
habilidades de
lectura y escritura
del castellano a su
idioma maya
materna.

6

Contenidos
actitudinales
Participación
entusiasta en
las diferentes
actividades
para el uso
oral (diálogos
y otras formas
de acuerdos)
de su idioma
materno.

Valoración de
las diferencias
y semejanzas
de grafías
entre ambos
idiomas en
juego.

Competencia

Indicadores de
logro

Contenidos
declarativos
Lectura de
palabras,
oraciones y
pequeños
párrafos con solo
elementos
comunes entre
los dos idiomas.

Contenidos
procedimentales

Contenidos
actitudinales

2.2 Lee e interpreta
textos sencillos en
el idioma maya.

Lectura de textos
sencillos en su
idioma materno
utilizando
elementos
comunes y no
comunes de los
dos idiomas.

Seguimiento de
claves de
lectura fluida en
el idioma maya.

Apreciación
de diferencias
y semejanzas
y elementos
comunes
entre los
sistemas
gráficos que
se utilizan en
los dos
idiomas para
la lectura y
escritura.

Interpretación de
textos sencillos
en su idioma
materno.

Utilización de
preguntas
sencillas para
interpretar y
comunicar el
significado del
texto leído.

Comunicación de
las ideas
principales de los
textos leídos en
su idioma
materno.

Los dos componentes a las que se refieren las dos competencias aquí seleccionadas
pertenecen a “Comunicación y expresión oral” y “Comunicación y expresión escrita”. En
realidad son dos componentes complementarios para el desarrollo y fortalecimiento de
las habilidades lingüísticas en los idiomas mayas. Tan importante es desarrollar y
fortalecer la forma oral, como desarrollar y fortalecer la forma escrita de nuestros
idiomas, siempre pensando en una metodología comunicativa, práctica y funcional.
7

Esto quiere decir que mientras más practiquemos y hablemos el idioma, desarrollaremos
y fortaleceremos la forma oral del mismo; así como, comunicándonos por escrito
fortaleceremos y desarrollaremos la forma escrita de nuestro idioma. En atención a estos
principios, proponemos las siguientes estrategias metodológicas para desarrollar estas
dos competencias. Se hace la advertencia que estas sugerencias se desarrollan en
castellano, pero cada docente lo hará en el idioma maya respectivo. Algunos ejemplos se
hacen en algún idioma maya, para ilustrar alguna de las estrategias, para despertar la
creatividad y la imaginación de los docentes que tendrán a su cargo el desarrollo de la
subárea en el aula.
Actividad 1, competencia 1, evidencia de logro 1.1:
¿Cómo nos saludamos en nuestra familia y en nuestra comunidad?
Después de anunciar de qué se van a tratar las sesiones de la clase durante los
próximos días a partir de hoy, se sugiere iniciar la actividad preguntando a los
adolescentes, cómo se saluda en su familia, a mamá, a papá, al abuelo, a la abuela, al
hermano mayor, hermana mayor, al tío o tía o pariente mayor de la familia. Por la
mañana, por la tarde o por la noche. Preguntar si hay otras formas de dividir el tiempo de
un día para saludar, o es el mismo saludo para todo el día.
Las respuestas se pueden ir organizando en la pizarra o en papelógrafo. Las formas de
saludo, cuáles son las expresiones más comunes, teniendo el cuidado de organizarlas
según edad y el papel de las personas en la familia y en la comunidad; y anotar si hay
diferentes saludos a diferentes horas del día.
Después se puede pedir a los estudiantes que representen los gestos y las posiciones
corporales que acompañan a los diferentes saludos anotados en el pizarrón o
papelógrafo. Se pueden organizar grupos de representación de los diferentes saludos en
la clase. Los estudiantes tienen que tomar diferentes roles en estas representaciones
orales y gestuales de los diferentes saludos que se practican en la familia y comunidad.
Después se hacen las mismas preguntas cuando se encuentra a una persona mayor en
la calle, cuáles son las expresiones comunes y cuáles son los gestos de cortesía y
respeto que debe guardarse a las personas mayores en la calle o en alguna reunión o
una fiesta.
¿Con qué gesto se acompaña el saludo? También se sugiere anotarlos organizadamente
en el papelógrafo o en el pizarrón, como se hizo con los saludos familiares.
Después de explorar todos los tipos de saludos que los adolescentes conocen y
practican en sus hogares y la comunidad, se puede entrar a una etapa de reflexión sobre
el significado del saludo. Esto para que los estudiantes tomen conciencia del valor
cultural que tiene este tipo de saludo y que forman parte de la identidad de la familia y
comunidad maya.
8

Se pueden hacer algunas preguntas como:
¿Por qué se realiza este tipo de saludo así? ¿Qué significado tiene para la familia y la
comunidad el que se salude de esta manera? ¿Se pueden utilizar estas formas de
saludo en la escuela para saludar al maestro o maestra, al director o directora, al
compañero o compañera de clase?
Y para finalizar, puede invitar a un anciano o padre o madre de familia, para que llegue al
aula a explicar a los jóvenes por qué se hacen esos saludos y qué significa conocerlos,
practicarlos y conservarlos.
Actividad No. 2, competencia 1, evidencia de logro 1.1.
¿Hay otras formas de saludo que no conocemos? Preguntemos.
Para esta actividad se sugiere realizar una investigación en la familia y la comunidad.
Para ello pueden hacer uso de una grabadora o su cuaderno de apuntes para que
escriban lo que vayan captando de otros tipos de saludo que no conocen y que desean
conocer. Las preguntas que se les puede sugerir a los estudiantes son: ¿Cómo se
saludaba la gente de antes en nuestro idioma y ya no se hace en la actualidad? ¿Qué
otros saludos conocen los papás y las mamás o abuelos, que ya no practica la gente
joven?
Una vez que todos hayan terminado su investigación, en una próxima clase presentarán
sus hallazgos enfrente de todos. Se pueden organizar en el pizarrón o papelógrafo los
otros saludos que los estudiantes hayan encontrado, tomando en cuenta las
recomendaciones de organizarlos por edad, por el papel de las personas y si se usan por
la mañana, tarde, noche, etc.
¿Qué otras actividades podrían hacerse con los saludos en idioma maya? Se pueden
representar, jugar roles, crear historias, contar anécdotas y relatos de los estudiantes.
También se pueden inventar canciones, combinar con otro componente como el
desarrollo de vocabulario, etc. Dejamos a la iniciativa de los docentes hacer otras
actividades o cambiarlas por otras estrategias de aprendizaje.
En el recuadro siguiente, copiamos lo que un grupo de docentes en el taller de
validación, comentó:
El saludo es uno de los valores culturales de la cultura maya, en el mismo se expresa el
respeto a los niños, ancianos, padres, abuelos y autoridades. El saludo tiene muchas
implicaciones tanto con el campo afectivo como el social; en cada cultura hay diferentes
clases de saludo, la familia y la comunidad deben formar parte de este componente para
9

respetar y fortalecer las costumbres milenarias que dan sentido a la grandeza de la cultura
maya. Este tema se ubica en los ejes de educación en valores, vida familiar y vida
ciudadana.
Sería interesante que al terminar esta forma de ejercitar la expresión oral en nuestro
idioma, pongamos en práctica la idea anterior. Digamos después qué nos parece.
Expresemos en qué estamos de acuerdo y en qué no lo estamos. Lo importante es que
el grupo de estudiantes de primero básico le dé el valor y utilice en su vida cotidiana las
formas de saludo que hay en la familia y comunidad a la que pertenece.
Pongamos en el pizarrón o papelógrafo las ideas principales de esta reflexión en dos o
tres palabras claves. Hagamos oraciones, párrafos y pensamientos respecto a la
importancia de realizar saludos en idioma maya a partir de estas palabras claves.
Actividad No. 3, competencia 1, evidencia de logro 1.2.
¿Es difícil llegar a acuerdos en nuestro idioma? Veamos
Desarrollar la comunicación y expresión oral mediante el diálogo como instrumento para
solucionar dificultades en la familia y la comunidad, significa ponerse de acuerdo
hablando y respetando la opinión de los miembros de la familia o la comunidad.
Para utilizar este instrumento se sugiere hacerlo contando una historia imaginaria o real.
Ejemplo en Q’anjob’al

Naq puch ach’ej
Yet junel q’inal xhi, cham Antil yetoq xal Malin ayab’ jun yuninal heb’ tol puch.
K’am chi yiqej tzet chi yal heb’ kax chi kusaj sk’ul heb’ yin. Hasan xin, man
hasanoq jun yuninal heb’ ti tol puch yoki. Tol wal kaytu chi yutej sb’a heb’
q’apoj ma heb’ ach’ej nani’, shi heb’. Jun k’uhalil majxa techaj yuj heb’ hax
stit yowal heb’ yin tu’. Max yahon ok hebb’ sjichk’ulal sq’anjab’ yetoq. Palta
xin jun naq’ ach’ej tol wal puch naq, k’am chi yab’ej. Yet junel q’inal xin, max
yawtej yay chotan naq heb’, kax max q’anjab’ heb’ yetoq naq. Yamita haxka
tu’ hoq ok naq yin tojol b’ehal xhab’ heb’. Yamita xin hoq uj jok yin lajtihal
yetoq naq, kax hoq sk’ex naq snab’al, hoq yiqej naq, xhab’ heb’. Kayti max
yun sq’anjab’ heb’ kaqti’:
Cha ach’ej ti wal chi jal ayach tol wal puch hach ayon, xhab’ heb’.
Tom wal maj ok hanab’al kax chiqej tzet chi jala’, xhab’i.
K’amaq xhab’ naq b’ay heb’ smam stxutx.
10

Tzet wal yuj xhab’ heb’. Tom k’am chach jochej chi hana’, ma tok’al yul het
kaytu chi hutej hab’a ayon.
Ha k’amaq, xhab’ naq. Hayin tokal saqach ayok wuj, tok’al isajil ayok win.
Tzet yuj xam kaytu woki, xhab’ naq b’ay smam stxutx.
Hach juninal yob’ wal chi hutej hab’a. Tol lanan ihon ek’ haq’inal yin sub’ojal.
Haxka tu’ k’am b’aq’in hoq ok hanab’al, k’am b’aq’in hoq kuywi yin
kob’eyb’al, xhab’ heb mamej txutxej tu’.
Yamita, xhab’ naq. Yamita hoq ok hinnab’al juneloq shab’ naq. Ha pax nani
xin, k’amaq.
Cha, man kaqtu chi yochej heb’ Komam jichmam. Tol wal ayilal chi jutej
kob’a chi yochej heb’.
A wal ok ha nab’al, a wal ok jichanil hin, xhab’ heb’ b’ay naq.
Ti hoq hinna’ xhab’ naq. Hasan xin jun puchal ti’ tom wal sub’oj, yeli, xhab’
naq kaqti’.
Aq’ wal pural xhab’ heb’. A wal ok tyoxh yin hak’ul. Haxka tu’ hoq jay tzaloj
k’ulalil jin junelxa, xhab’i.
Hoq hinna mamin, chikay. Yamita wal hoq ok hinpixan, xhab’ naq.
Kaywal tu max yun yok jun lajtihal yuj mamej txutxej yetoq sk’ajol tol puch,
xhab’i. Yamita wal kaytu chi yutej sb’a masanil anima yul kokonob’. Haxka tu
chi yun jochen kob’a yetoq juninal.

El joven rebelde
(Resumen)
Esta historia es un diálogo entre papá y mamá con el hijo adolescente que está muy
rebelde. Ellos se preocupan por la conducta del muchacho y deciden conversar con él
para convencerlo de que tiene que mejorar su conducta. Un día lo llaman y disponen
llamarle la atención dialogando y dándole consejos para convencerlo de que tiene que
cambiar y mejorar.
En principio no acepta que su conducta es inadecuada y no está dispuesto a cambiar.
Pero ellos le siguen dando consejos y le recuerdan que la cultura de los antepasados no
es así y que debe reflexionar sobre ello. Sin embargo él, siempre justificando su
conducta, no quiere dejar de ser rebelde con ellos.
Después de varios intentos, el joven promete pensar e intentar mejorar su conducta con
sus padres y en la comunidad. Al final llegan a un acuerdo en que el joven va a luchar
por cambiar y ellos en ayudarlo.

11

Después de relatar esta historia dialogada, podemos hacer preguntas sobre el contenido.
¿De qué habla la historia? ¿A qué acuerdo se llegó después que los padres dialogaron
con el hijo? ¿Cuál era la actitud inicial del hijo? ¿Qué actitud tuvieron los padres con el
hijo desobediente? ¿Cómo se siente la familia después del acuerdo inicial a que llegaron
con el hijo? ¿Cómo es el valor del diálogo entre los papás y el hijo?
En cuánto a la mecánica del diálogo propiamente, se pueden hacer preguntas tales
como: ¿Cómo se desarrolló el diálogo? ¿Quién o quienes lo iniciaron? ¿Quién o quienes
lo terminaron? ¿Se siguieron las reglas de respetar al que está hablando y participar
cuando le toca el turno?
Las respuestas se pueden organizar en el pizarrón, en papelógrafo, bajo cada pregunta.
Después se puede invitar a los estudiantes para que dramaticen el diálogo anterior. Se
les dice que se vale cambiar personajes, cambiar la historia por otra, cambiar el motivo y
el final del diálogo. Lo importante es que se sientan motivados y deseos por construir
diálogos como instrumento para llegar a cuerdos al interior de la familia.
En otro momento se pueden realizar diálogos comunitarios. También se pueden inventar
historias. Aquí debe tomarse en cuenta que ya intervienen más de dos interlocutores.
Todos deben respetar las reglas de no interrumpir al que está hablando, escuchar y
participar cuando le toca hablar o cuando le conceden la palabra.
Se pueden seguir los mismos pasos que en el diálogo familiar. Pero aquí debemos darle
importancia al diálogo como instrumento para llegar a acuerdos y resolver conflictos
comunitarios. Se debe dar importancia al consenso como valor cultural maya.

Actividad No. 4, competencia 1, evidencia de logro 1.2.
¿Hay otras formas de llegar a acuerdos y solucionar
problemas? Preguntemos.
Recordemos que las estrategias antes descritas y las
que siguen, deben desarrollarse en el idioma maya
respectivo. Solamente utilizando el idioma se aprende,
se desarrolla y se fortalece más.
En la estrategia anterior se puso como ejemplo que una
forma para ponerse de acuerdo en la familia y en la
comunidad, es dialogando y conversando para traer
12

armonía y bienestar. Sin embargo, puede haber otras formas para llegar a los objetivos
antes descritos. Entonces se recomienda organizar con los estudiantes una investigación
en la familia y la comunidad, sobre esas otras formas. Para realizar esta actividad, se
sugiere seguir los pasos descritos en la actividad No. 2, que se resume en lo siguiente:
Preparar en una o dos sesiones qué vamos a investigar. Propongamos un objetivo
principal y dos objetivos secundarios. Estos objetivos los podemos formular
respondiendo a las preguntas siguientes: ¿Qué queremos saber de otras formas para
llegar a acuerdos en la familia y la comunidad? ¿Qué debemos hacer para llegar a saber
lo que queremos?
Dentro de la preparación de la investigación también debemos responder a las
cuestiones siguientes: ¿Qué preguntas debemos hacerle a las personas con quienes
vamos a conversar? ¿En qué vamos a guardar o registrar las respuestas de las
preguntas? ¿A cuántas y quienes vamos a entrevistar? Y ¿Qué pasos debemos dar para
realizar la investigación?
En las preguntas anteriores se incluyen los recursos, pero para ser más precisos se
recomienda hacer uso de una grabadora y una cámara fotográfica o de video. Esto
último si se puede. El cuaderno de apuntes es muy importante
para
que escriban lo que vayan captando sobre otras formas de
llegar a acuerdos, y que a veces la grabadora o la fotografía
no registran.
Una vez que todos han terminado su investigación, en las
siguientes clases compartirán sus experiencias en cuanto a
la
actividad, y luego con la asesoría del profesor o profesora se
organizan los datos que los estudiantes hayan recopilado. Se
pueden organizar
tomando en cuenta: lugares de procedencia de las
personas, por edad, por sexo/género, por cargo en la
comunidad, etc.
Cuando los datos ya están organizados se presentan
clase. Pueden invitar a otros estudiantes, padres de
y autoridades, como una proyección de los
aprendizajes a la familia y comunidad. Y por ultimo se
pasa
registro de qué cosas aprendimos en esta experiencia a
manera de conclusiones de la investigación.
en
familia

¿Qué otras actividades podrían hacerse sobre las diferentes formas de llegar a acuerdos
y resolver conflictos en la familia y la comunidad, en el idioma maya? Se pueden hacer
representaciones, jugar roles, crear historias, contar anécdotas y relatos, o inventar
canciones. También se pueden combinar estos ejercicios con otro componente, como el
desarrollo de vocabulario, la expresión escrita y la recopilación de tradición oral.
Dejamos a la iniciativa de los docentes hacer otras actividades o cambiarlas por otras
estrategias de aprendizaje.
13

Tiempos
Las actividades que se proponen en la primera parte de esta ODEC se pueden lograr
durante el número de períodos de clase que a continuación se detallan:
Actividad o procedimiento
Actividad No. 1:
Actividad No. 2:
Actividad No. 3:
Actividad No. 4:
Evaluación

Número de períodos de clase
4 de 35 minutos
2 de 35 minutos
6 de 35 minutos
4 de 35 minutos
2 de 35 minutos

Recursos didácticos
Para el desarrollo de las cuatro actividades contempladas en esta orientación de
desarrollo curricular, se sugiere utilizar los recursos enunciados en el desarrollo de las
mismas, tales como: papelógrafo, marcadores, pizarrón y yeso de diferentes colores,
grabadoras, casetes, cámara fotográfica, de video, etc.

La evaluación que se sugiere aquí está en función de los indicadores de logro que se
contemplan para cada competencia.
Autoevaluación
En este tipo de evaluación los estudiantes deben responder
oralmente a la interrogante: ¿Qué aprendí y qué me falta por
aprender? ¿Utilizo los saludos y los diálogos en la escuela y en mi
familia?
Pueden responder individualmente o en grupo, o combinarse ambas formas. Si es en
grupo puede hacerse a viva voz. Se recomienda que después de discutir y elaborar sus
conclusiones sobre la pregunta, expongan ante el grupo general lo que aprendieron y lo
que falta por aprender.
Coevaluación
Esta forma puede hacerse por pareja. Consiste en que un compañero o compañera
evalúe al de al lado o de enfrente. Éste debe responder a las preguntas: ¿Cómo he visto
la participación y el interés del compañero? ¿Cómo, a mi juicio, aprendió o afianzó sus
conocimientos respecto a los saludos y el diálogo como formas de desarrollar y fortalecer
la expresión oral en el idioma maya? ¿Qué le recomendaría para mejorar su desempeño
en el desarrollo de la subárea de idiomas mayas como L1?
Heteroevaluación
14

Se recomienda al profesor o profesora de la subárea, elaborar una lista de cotejo, que
responda fundamentalmente a la pregunta: ¿Los estudiantes saludan y dialogan en
idioma maya para relacionarse y encontrar acuerdos en la familia y la escuela? ¿Qué
actitudes manifiestan al utilizar su idioma maya? ¿Utilizan las normas de conducta según
la cultura maya para saludar y llegar a acuerdos?
Asimismo debe evaluarse el producto de las actividades fuera del salón de clases, como
los resultados de las investigaciones. De nuevo aquí se recomienda una lista de cotejo
para evaluar la calidad del trabajo, que se deja a criterio del docente para que la elabore
a su manera.
También deben evaluarse las representaciones o dramatizaciones que se logre hacer
con ellos para ver el nivel de habilidad oral han alcanzado.
Actividad 5, competencia 2a, evidencia de logro 2.1:
¿Cómo debemos aprender a leer y escribir nuestro idioma maya, si ya sabemos leer y
escribir en castellano?
Es muy fácil. Las habilidades de lectura y escritura se aprenden una sola vez en la vida.
Al aprender a leer y escribir en un idioma lo que hacemos es aplicar esas mismas
habilidades para leer y escribir en otro idioma. No es necesario aprender de nuevo. A
este proceso le llamamos transferencia de las habilidades de lectura y escritura de un
idioma otro.
Recordemos que algunos estudiantes de primero básico probablemente ya saben leer y
escribir tanto en un idioma como en el otro, pero otros probablemente solo lo hacen en
castellano. Ahora lo que toca es que aprendan a leer y escribir en su lengua materna,
que es un idioma maya. Aplicando el principio enunciado en el primer párrafo, sugerimos
lo siguiente:
Después de una breve explicación y ejemplificación del principio de la transferencia de
habilidades lingüísticas, se procede a ponerlo en práctica para aprender a leer y escribir
en idioma maya como L1.
Realizamos en el pizarrón o en un papelógrafo con el auxilio de los estudiantes, un
recuento de los dos alfabetos que se utilizan para escribir en castellano y en el idioma
maya respectivo.
Comparamos los dos alfabetos destacando con un color las letras iguales, con otro color
las diferentes y con otro identificamos las comunes o sea las que aparecen tanto en un
idioma como en el otro.

15

Después de realizar este ejercicio, procedemos a elaborar un esquema auxiliándonos
con un diagrama de Venn, en el que en ambos lados aparecen los alfabetos propios de
cada idioma y en una intersección de en medio vamos consignando las letras comunes
entre los dos idiomas. Este diagrama podría representarse así:

Alfabeto Q’anjob’al
A, B’, Ch, Ch’, E, H, I

Letras comunes

A, E, I,

Alfabeto Castellano

A, B, C, D, E, F,

Ch,

J, K, K’, L, M, N, 0,

G, H, I, J, K, L,
H, K

P, Q, Q’, R, S, T,

M, N, Ñ, O, P,
L, M,
Q, R, S, T, U,

T’, Tz, Tz’, Tx,
N, O, P,

Tx’, U, W, X,

V, W, X, Y, Z
R, S, T

Xh, Y, ‘

U, W, Y

A partir de lo observado en el diagrama anterior se puede construir la siguiente tabla
adaptada al idioma Q’anjob’al de Mérida, V. (1999).
Alfabeto
Q’anjob’al
A
B’
Ch
Ch’
E

Alfabeto
Castellano
A
B
C
Ch
D

Alfabeto Q’anjob’al
Q
Q’
R
S
T
16

Alfabeto
Castellano
Ñ
O
P
Q
R

Alfabeto
Q’anjob’al
H
I
J
K
K’
L
M
N
0
P

Alfabeto
Castellano
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N

Alfabeto Q’anjob’al
T’
Tz
Tz’
Tx
Tx’
U
W
X
xh
Y

Alfabeto
Castellano
S
T
U
V
W
X
Y
Z

’ (apóstrofo)
Al observar el diagrama y el cuadro, se puede establecer que el idioma maya Q’anjob’al
y el castellano comparten 17 letras comunes. Estas letras comunes son:
1. A
2. Ch
3. E
4. I
5. J

6. K
7. L
8. M
9. N
10. O

11. P
12. R
13. S
14. T
15. U

16. W
17. Y

Hay algunas letras que, aunque son iguales en su escritura no son iguales en su
pronunciación, por eso no se consignan en la intersección del cuadro. Estas letras son:
q, x. Amerita que le dediquemos tiempo para aprender a relacionarlos con el sonido
especial que tienen en idioma maya. En el caso de /r/, en castellano presenta dos
sonidos, uno suave y otro que se llama vibrante múltiple (como en carro, reloj, rana,
bordar, cerrar, y otros). En los idiomas de la familia maya, el fonema /r/ siempre
corresponde a una pronunciación linguodental suave, sin vibración.
Actividad Número 6, competencia 2a, evidencia 2.2:
¿Entonces es fácil aprender a leer y escribir en idioma maya sin conocer todas las letras
del alfabeto? La respuesta es: SÍ
Una vez que se visualicen las diferencias y semejanzas entre uno y otro alfabeto, y se
identifiquen las letras comunes, se empiezan a construir frases y oraciones con solo las
letras comunes, como los siguientes ejemplos en maya q’anjob’al.
Chintoji (Me voy)
Chiway hinmam (Mi papá duerme)
Chinman hinpichil (Compro mi ropa)
17

Y así sucesivamente, se pueden construir pequeños párrafos tratando de utilizar
todas las letras comunes.
Nos habremos dado cuenta en el diagrama y en la tabla que hay algunas letras que son
propias del idioma maya. Estas letras son: ch’, k’, q’, t’, tx, tx’, tz, tz’, xh, ‘ (el signo glotal,
conocido como “saltillo” se utiliza solo con la vocal, cuando ésta se glotaliza).
Una vez que se hayan hecho suficientes ejercicios con las letras comunes, se pasa a
combinarlas con las letras ya muy propias del idioma maya. Requerirán entonces de un
tratamiento especial. Es decir que se enseñarán como letras nuevas para representar
sonidos ya conocidos por los estudiantes. Para ello se aconseja consultar cualquiera de
los métodos para enseñar a leer y escribir los idiomas mayas que se encuentra en la
literatura recomendada en la bibliografía por idioma, o cualquiera otra literatura que el
profesor o profesora conozca sobre el tema. Se presentan sistemáticamente las letras no
utilizadas en la escritura de castellano, así como aquellos fenómenos ortográficos y
combinaciones silábicas, características de la lectura y escritura en el idioma maya como
L1.
Actividad Número 7, competencia 2a, evidencia 2.2:
¿Cómo debemos avanzar en el desarrollo de las habilidades de lectoescritura en el
idioma maya?
Lograda la habilidad de lectoescritura en el idioma maya aplicando la técnica de la
transferencia, se hace necesario recordar la interrelación entre lectura y escritura, por lo
que será necesario que cuando se presenten al estudiante las letras nuevas, se
intercalen actividades de escritura de la misma (Mérida, 1999). A partir de aquí se puede
estimular la escritura creativa en idioma maya, relacionando este componente con el de
comunicación y vocabulario, con el de comprensión lectora y el de la expresión y
desarrollo literario.
Se recomienda hacer uso de material de lectura en cada idioma maya. Para ello se
puede consultar la bibliografía que se consigna en el diseño curricular de comunicación y
lenguaje: Idiomas mayas como L1, o cualquier otro material de lectura que hay en el
mercado.
También se recomienda, en combinación con otros componentes de la subárea, elaborar
su propio material de lectoescritura, sea creación propia o material recreado por los
estudiantes de la tradición oral maya.
Se recomienda realizar escritura creativa y lectura en voz alta ante los estudiantes. Se
comenta después el contenido de las lecturas de creación propia.

18

Más adelante, cuando los textos sean más complejos, de varios párrafos y que se
refieran a hechos, historietas o cuentos pequeños, se debe comentar e inferir la idea
principal, haciendo preguntas clave como: ¿De qué nos habla la lectura? ¿Quiénes
intervienen en el relato o historieta? ¿Cuál es la idea principal que el autor quiso
comunicar?
Dejamos en completa libertad al docente para que, haciendo uso de su creatividad y
entusiasmo por trabajar la forma escrita del idioma maya, complete las sugerencias aquí
presentadas y las enriquezca con todas las actividades que su imaginación puede
proporcionar.
Tiempos
Las actividades que se proponen en esta ODEC se pueden lograr durante el número de
períodos de clase que a continuación se detallan:
Actividad o procedimiento
Actividad No. 5:
Actividad No. 6:
Actividad No. 7:
Evaluación

Número de períodos de clase
6 de 35 minutos
6 de 35 minutos
8 de 35 minutos
2 de 35 minutos

Recursos didácticos
Para el desarrollo de las tres grandes actividades propuestas se sugiere utilizar los
recursos indicados, tales como: papelógrafo, marcadores de diferentes colores, pizarrón
y yeso de diferentes colores, etc. Se agregan además libros lectura y un método para
enseñanza de la lectoescritura mediante la transferencia de habilidades lingüísticas.

La evaluación que se sugiere aquí está en función de los indicadores de logro que se
contemplan para cada competencia.
Autoevaluación
En este tipo de evaluación los estudiantes deben responder fundamentalmente a la
interrogante: ¿Puedo leer y escribir bien en mi idioma maya? ¿Utilizo correctamente el
alfabeto para escribir mi idioma maya? ¿Qué me falta aprender de la lectura y escritura
en mi idioma maya?
Pueden hacerse individualmente o en grupo, o combinarse ambas formas.
Si es en grupo puede hacerse a viva voz. Se recomienda que después de discutir y
elaborar sus conclusiones sobre la pregunta, expongan ante el grupo general lo que
aprendieron y lo que falta por aprender.
19

Coevaluación
Esta modalidad puede aplicarse por parejas. Consiste en que un compañero o
compañera, evalúe a quien está a su lado o enfrente. Éste debe responder a las
preguntas: ¿Lee y escribe bien mi compañera o compañero en su idioma maya? ¿Utiliza
correctamente el alfabeto de nuestro idioma para escribir? ¿Qué le recomendaría para
mejorar sus habilidades de lectoescritura en el idioma maya?
Heteroevaluación
Se recomienda al profesor o profesora de la subárea, elaborar una lista de cotejo, que
responda fundamentalmente las preguntas: ¿Los estudiantes leen y escriben bien en
idioma maya? ¿Qué actitudes manifiestan al leer y escribir su idioma maya? ¿Utilizan
correctamente el alfabeto para la escritura del idioma maya?
En el plano de la evaluación objetiva de la habilidad de lectoescritura, se recomienda
elaborar una pequeña prueba de dictado, de escritura creativa con indicaciones precisas
de cómo y cuánto debe hacer. Así como a la hora de la prueba de lectura oral, elaborar
preguntas claves sobre la idea principal de la lectura.
Bibliografía
Asociación de Centros Educativos Mayas, ACEM, Tejido Curricular Maya, Tercer Ciclo,
Educación Maya Bilingüe Intercultural. Iximulew Guatemala: Editorial Maya Na’oj, 2005.
CNEM, Consejo Nacional de Educación Maya, Usuk’e’l Uxe’l Mayab’ Tijonik
Lineamientos del Marco Curricular de Educación Maya. Iximulew, Guatemala. Maya
Na’oj. Save The Children, 2005.
Ch’ub’ Ik’al, Arturo Haroldo; Ana Rutilia Ik’al Ch’ok y Juan de Jesús Tzok Ch’ok, Iloqo ru
hu sa’ Q’eqchi’ (Libro de lecturas en Q’eqchi’), Instituto de Lingüística y Educación,
Universidad Rafael Landívar Guatemala, 1997.
Chacach, M. Escribiendo Kaqchikel, Rumotay Kaqchikel Ch’ab’äl, Instituto de Lingüística
y Educación, Universidad Rafael Landívar, Guatemala, 2004.
Ch’ub’ Ik’al, Arturo Haroldo; Ana Rutilia Ik’al Ch’ok y Juan de Jesús Tzok Ch’ok, Iloqo ru
hu sa’ Q’eqchi’ (Libro de lecturas en Q’eqchi’), Instituto de Lingüística y Educación,
Universidad Rafael Landívar Guatemala, 1997.
Kaqchikel Moloj, Fundación Kaqchikel, Ruchojmilal ri Tijonïk pa Ka’i’ Ch’ab’äl, Ka’i’
B’anob’äl Chupam ri Kaqulew, Propuesta Curricular para el Desarrollo de la enseñanza
de la Cultura Kaqchikel en el Marco de la Educación Bilingüe Intercultural.
Chimaltenango, Guatemala, 2001.
Kaqchikel Moloj, Fundación Kaqchikel, Currículo de Educación Bilingüe Aditiva
Inercultural. Chimaltenango, Guatemala, 2004.

20

Kaqchikel Moloj, Fundación Kaqchikel, Kojtz’ib’an pa Kaqchikel Ch’ab’äl, Escribamos en
Kaqchikel. Chimaltenango, Guatemala, 2005.
Kaqchikel Moloj, Fundación Kaqchikel, Guía del docente: proceso de transferencia de
habilidades simbólicas del castellano al Kaqchikel. Chimaltenango, Guatemala, 2005.
Mérida A., V., Técnicas para la enseñanza-aprendizaje del castellano como segundo
idioma, Manual de ejercicios para quien enseña y para quien aprende, Universidad
Rafael Landívar, Instituto de Lingüística y Educación, Guatemala, 1999.
Morales Santos, F., Madre, Nosotros también somos historia, Nan, ri oj xuquje oj ajer tzij
k’wi chi taq b’ix, El pequeño Lajuj No’j, Aläj Alajüj No’j, Coctel de Frutas, Yuja’n Uwach
che’, El Rey de los Reyes, Kajawinel Ajawinelab’, Los cinco tecomates, Ri jöb’ tzü.
Editorial Fondo de Cultura Económica, Guatemala. De la Colección Intercultural Luis
Caroza y Aragón e Instituto de Lingüística y Educación, URL, 2001.
Sam Colop, L., Popol wuj, Versión poética K’iche’, PEMBI-GTZ, CHOLSAMAJ,
Guatemala, 1997.
Sis Iboy, María Juliana, Manual de redacción del idioma k’iche’ achi, Instituto de
Lingüística y Educación, Universidad Rafael Landívar Guatemala, 1990.
López Ixcoy, Candelaria Dominga, Manual de redacción del idioma k’iche’, Instituto de
Lingüística y Educación, Universidad Rafael Landívar Guatemala, 1990.
Guarchaj Tzep, Juan Rodrigo Escribiendo k’iche’, Instituto de Lingüística y Educación,
Universidad Rafael Landívar Guatemala, 2004.
Pérez V., Eduardo G., Gramática pedagógica mam, 2a. edición, Instituto de Lingüística y
Educación, Universidad Rafael Landívar Guatemala, 2004.
Cardona, Jesús Felipe, Gramática del idioma jakalteko, Instituto de Lingüística y
Educación, Universidad Rafael Landívar Guatemala, 1989.
Benito Pérez, Gonzalo, Manual de redacción del idioma poqomam, Instituto de
Lingüística y Educación, Universidad Rafael Landívar Guatemala, 1990.
Benito Pérez, José Gonzalo y José F. Santos Nicolás, Gramática pedagógica poqomam,
Instituto de Lingüística y Educación, Universidad Rafael Landívar Guatemala, 1993.
Montejo E., Ruperto Manual de redacción del idioma q’anjob’al, Instituto de Lingüística y
Educación, Universidad Rafael Landívar Guatemala, 1990.
Montejo E., Ruperto Cuentos de San Pedro Soloma, Ik’ti’ Yet Tz’uluma’, Ediciones Yaxte’,
Los Angeles CA, USA, 1996.

21

Mateo, Eladio, Gramática práctica q'anjob'al, Instituto de Lingüística y Educación,
Universidad Rafael Landívar Guatemala, 1998.
Pedro G., G., Sq’anej Maya’, Palabras Mayas, Fundación Yaxte’, Los Angeles CA, USA,
(1998).
Glosario:
Apóstrofo
El apóstrofo es un signo de puntuación en forma de coma volada ( ’ ) utilizado en
muchas lenguas que utilizan el alfabeto latino, como en los idiomas mayas. En el
alfabeto maya común se conoce como saltillo.
Fonema
Los fonemas son unidades teóricas básicas postuladas para estudiar el nivel fónicofonológico de una lengua humana. Entre los criterios para decidir qué constituye o no un
fonema se requiere que exista una función distintiva: son sonidos del habla que permiten
distinguir palabras en una lengua. Así, los sonidos /p/ y /b/ son fonemas del español
porque existen palabras como /pata/ y /bata/ que tienen significado distinto y su
pronunciación sólo difiere en relación con esos dos sonidos. La palabra <casa>, por
ejemplo, consta de tres fonemas (/k/, /a/, /s/).
Glotal, Globalización (‘)
La oclusión glotal, oclusiva glotal o saltillo es una consonante sorda producida por
una interrupción del flujo pulmonar de aire en la glotis. El símbolo usado en el Alfabeto
Fonético Internacional para representar este sonido es [ʔ]. Su modo de articulación es
oclusivo, la que significa es producida al obstruir la corriente de aire desde la glotis.
Linguodental
Es aquel sonido que se produce cuando la lengua obstruye el aire al salir y sale entre los
dientes, como el caso de la /r/ en los idiomas mayas, se pronuncia muy suave y no vibra
como en castellano.
Vibrante múltiple
Es aquel sonido que adquiere la /r/ cuando se pronuncia fuerte como en los ejemplos
puestos al pie del cuadro, ya sea al principio como en roto, rato, rana, reno o en medio
de palabra como carro, barro, sarro. Este sonido en los idiomas mayas no se pronuncia
fuerte (es decir, no se pronuncia con vibración múltiple) como en español.

22

Primer curso: ¡Sigamos practicando nuestro idioma! ¡Animémonos, no es difícil!
Autor: Jorge Manuel Raymundo Velásquez.
Competencia

Indicador de logro

Utiliza
idioma maya
en su
comunicació
n familiar y
comunitaria,
de acuerdo
con los
valores
culturales.

1.3 Utiliza su
idioma materno
en exposiciones,
oratorias e
invocatorias
ceremoniales.

1.4 Realiza
descripciones a
partir de objetos y
personajes
reales, ilustrados
y/o imaginarios

Contenidos
Declarativos
Participación en
exposiciones,
invocaciones (y
oraciones –
espirituales-) en la
familia y la
comunidad.

Participación en
oratoria abordando
temas de la familia y
la comunidad.
Participación en
invocatorias
relacionadas con
temas de la familia y
la comunidad
Descripción de
objetos (reales,
ilustrados,
imaginarios),

Descripción de
personas –según su
nawal o pixan-, o
personajes (reales,
ilustrados,
imaginarios)

23

Contenidos
Procedimentales
Seguimiento de
normas para
realizar
exposiciones,
oratoria y uso de
lenguaje
ceremonial
-espiritual (invocatorias).

Contenidos
Actitudinales
Valoración en el
uso de la
oralidad en
exposiciones,
oratorias e
invocaciones
como medios
para fortalecer
la lengua y la
cultura maya.

Descripción según
normas y
clasificación de
descripción y según
los diferentes tipos
de descripciones:
objetos, personas,
personajes,
animales,
Realización de auto
descripciones
según el nawal de
cada estudiante.

Concientización
sobre el valor de
realizar
descripciones
correctamente
expresadas.

Valoración del
nawal propio y
de otros
compañeros y
compañeras.

Competencia

Indicador de logro

Contenidos
Declarativos
Descripción de
animales según sus
características y su
utilidad para las
personas y la
naturaleza.

Contenidos
Procedimentales

Contenidos
Actitudinales
Demostración
de seguridad en
la realización de
autodescripción
según el nawal
de cada
estudiante.

2a. Lee y
recrea en su
idioma
materno
diferentes
textos sobre
su cultura,
que
fortalecen su
desarrollo
lingüístico.

2.2 Lee e
interpreta textos
sencillos en el
idioma maya.

Lectura de textos
sencillos en su
idioma materno
utilizando elementos
comunes y no
comunes de los dos
idiomas.

Seguimiento de
claves de lectura
fluida en el idioma
maya.

Apreciación de
diferencias y
semejanzas y
elementos
comunes entre
los sistemas
gráficos que se
utilizan en los
dos idiomas
para la lectura y
escritura.

Interpretación de
textos sencillos en
su idioma materno.

Utilización de
preguntas sencillas
para interpretar y
comunicar el
significado del texto
leído.

2.3 Escribe textos
sencillos según el
alfabeto oficial de
su idioma maya
materno.

Comunicación de
las ideas principales
de los textos leídos
en su idioma
materno.
Redacción de textos
sencillos en su
idioma materno
utilizando elementos
gráficos comunes
de los dos idiomas.

24

Expresión escrita
en su idioma
materno de
contenidos
culturales mayas
utilizando
elementos
comunes y no
comunes en los dos
idiomas.

Satisfacción de
escribir en su
idioma materno
partiendo de
elementos
conocidos en
otro idioma
diferente a su
idioma maya
materno.

Competencia

Indicador de logro

Contenidos
Declarativos
Redacción de textos
sencillos en su
idioma materno
utilizando elementos
gráficos no
comunes de los dos
idiomas.

Contenidos
Procedimentales

Redacción de textos
sencillos en su
idioma materno
utilizando elementos
ortográficos del
idioma maya.

Expresión escrita
en su idioma
materno de
contenidos
culturales mayas
utilizando normas
ortográficas.

Contenidos
Actitudinales

Los dos componentes a las que se refieren las competencias aquí seleccionadas,
pertenecen a “Comunicación y expresión oral” y “Comunicación y expresión escrita”.
Ambos son complementarios para el desarrollo y fortalecimiento de las habilidades
lingüísticas en los idiomas mayas.
Tan importante es desarrollar y fortalecer la forma oral como la forma escrita de nuestros
idiomas, siempre pensando en una metodología comunicativa, práctica y funcional. Esto
quiere decir que mientras más practiquemos en hablar el idioma, desarrollaremos y
fortaleceremos la forma oral del mismo; así como, leyendo y escribiendo lo haremos con
la forma escrita. En atención a estos principios, proponemos las siguientes estrategias
metodológicas para desarrollar estas dos competencias. Se hace la advertencia que
estas sugerencias se desarrollan en castellano, pero cada docente lo hará en el idioma
maya respectivo. Algunos ejemplos se hacen en algún idioma maya, para ilustrar las
estrategias, despertar la creatividad y la imaginación de los docentes que tendrán a su
cargo el desarrollo de la subárea en el aula.
Actividad 1, competencia 1, evidencia de logro 1.3:
¿Qué otros ejercicios podemos hacer para practicar hablar nuestro idioma en el aula?
Siempre es bueno empezar la clase anunciando qué vamos a practicar o qué vamos a
aprender de nuestro idioma. Para esta actividad, después de anunciar de qué se van a
tratar las sesiones de clase durante los próximos días, se sugiere iniciar practicando los
saludos en idioma maya según lo aprendido en las lecciones anteriores. Después
25

preguntar qué otras formas podemos utilizar para ejercitar la expresión oral en nuestro
idioma.
Las respuestas se pueden ir organizando en la pizarra o en papelógrafo. Probablemente
dentro de las respuestas de los estudiantes saldrán propuestas tales como explicar en
qué consiste algo o en explicar una lección de la clase. De cualquier forma es importante
que las respuestas, aunque no estén referidas a la exposición como una forma de
practicar la oralidad de nuestro idioma, estén escritas y representadas para que sientan
que sus aportes cuentan.
Después se puede preguntar a los estudiantes si les han explicado algún tema en su
idioma maya en la escuela. Si la respuesta es positiva, preguntarles qué les parece y si
entienden mejor así su idioma materno. Probablemente digan que no han recibido clases
en idioma maya, y entonces se les pregunta si les gustaría.
El profesora o profesora prepara una exposición en el idioma maya respectivo y en la
siguiente clase la desarrolla, auxiliándose de diferentes medios didácticos para ilustrar su
exposición. Puede utilizar pizarrón, yeso o marcador, papelógrafos, o cualquier otro
recurso. Un ejemplo de exposición es el tema de sustantivos en idioma maya, que
seguramente está en otra competencia pero aquí vale para dar un ejemplo de exposición
nada más. También puede escoger otro tema de otra área que no sea lenguaje y
comunicación. Lo importante es que utilice el idioma maya para desarrollar su
exposición.
Después del ejercicio se les puede preguntar si comprendieron la exposición, aclarar
dudas y pasar una pequeña prueba de dos o tres preguntas. Los resultados se dan a
conocer en la clase y se explican las palabras o expresiones no comprendidas. Si el
tema desarrollado es del curso de lengua y comunicación, idiomas mayas, puede
utilizarse este resultado como evaluación y asignar un punteo establecido previamente
por el docente.
Para trabajar este tema u otro que los estudiantes escojan, se organizan en grupos y
preparan una exposición, no necesariamente del área de comunicación y lenguaje.
Dependiendo del número de estudiantes se pueden organizar en grupos de tres o cuatro
integrantes. Se les indica que tienen que preparar materiales, utilizar algún equipo como
grabadora, proyector de acetatos o filminas, u otro recurso tecnológico si lo hubiera.
Después de la presentación de cada grupo se pueden hacer ejercicios de evaluación
oral, preguntando lo que aprendieron de la exposición.
Es importante considerar que toda exposición debe ir acompañada de gestos,
ademanes, apoyos didácticos como carteles, láminas, esquemas, palabras claves en el
pizarrón, en papelógrafo o cualquier otro medio para registrar lo que se va diciendo,
tanto en la exposición como los comentarios de los estudiantes.

26

Y para finalizar, pueden invitar a un anciano, padre o madre de familia, para que llegue al
aula a explicar a los jóvenes sobre algún tema de interés comunitario o algún aspecto de
la cultura que se quiere trasmitir a los jóvenes.
Actividad No. 2, competencia 1, evidencia de logro 1.3
¿Hay otras formas de practicar oralmente nuestro idioma además de los saludos y la
exposición? Preguntemos.
Una vez que los estudiantes identifiquen la exposición como una forma de practicar
oralmente nuestro idioma, se puede seguir preguntando si hay alguna otra forma. Por
ejemplo, la oratoria se puede practicar en el aula. Tal vez en el idioma maya no existe
una palabra equivalente al concepto de oratoria, sin embargo, en el caso del Q’anjob’al,
hay un término parecido: Patq’omb’al, es diferente de la palabra Ik’tib’al que es contar
algún suceso, cuento o una historia. Mientras que patq’omb’al es la palabra que
utilizaban los ancianos para deleitar con sus habilidades oratorias al auditorio,
generalmente para conmemorar un acontecimiento, como una fiesta tradicional. Esta
forma de oratoria maya q’anjob’al consistía en que dos o tres personas se sentaban uno
al lado del otro, o frente a frente, y uno empezaba a desarrollar un discurso alusivo a la
fecha, a la importancia del evento y sus orígenes. Mientras uno disertaba los otros
escuchaban y cuando iba terminando empezaba otro a hablar del mismo acontecimiento,
pero en su propia versión, con sus palabras y el conocimiento adquirido de los abuelos.
Esta práctica oral, que podemos denominar como oratoria o patq’omb’al (en q’anjob’al)
es bastante más sofisticada que cualquier otra. Por lo tanto deben seguirse ciertos
cánones como los que se han mencionado en el párrafo anterior y además debe tener
una estructura: alusión al evento o acontecimiento, un origen mítico o religioso del
acontecimiento, su evolución en el tiempo y en el espacio (referencias a lugares
sagrados o lugares importantes), su importancia para el pueblo, para la familia y su
conservación o práctica.
Después de explicada la forma de realizar esta práctica oratoria en Q’anjob’al, se
recomienda que el profesor o profesora haga una demostración de Patq’om en
Q’anjob’al, quizás auxiliándose con otro docente. Si es posible, puede hacerse más de
una demostración. También se puede pedir a dos personas adultas o ancianas de la
comunidad (mejor si ejercen algún cargo en el que se practica patq’omb’al) que hagan la
demostración junto con el profesor o en compañía de otro líder o anciano comunitario.
Una vez que los alumnos han visto una demostración de este tipo de oratoria en idioma
maya q’anjob’al, se organizan los alumnos de tres en tres para preparar y realizar un
ejercicio en el aula. Se sugiere investigar en la familia y la comunidad sobre esta forma
de oratoria u otras que se practican en la comunidad.

27

Para ello pueden hacer uso de una grabadora o su cuaderno de apuntes. Las preguntas
que se les pueden sugerir a los estudiantes son: ¿Cómo se realizaba el patq’om en la
comunidad antes y ahora? Se conoce este tipo de oratoria o forma de disertación, o se
conocen otras formas? ¿Cuál es y cómo se llama y cómo se lleva a cabo?
Una vez que todos han terminado su investigación, los estudiantes presentan sus
hallazgos enfrente de todos. Se puede organizar en el pizarrón o papelógrafo esas otras
variantes de patq’omb’al que los estudiantes hayan encontrado.
Se pueden representar las variantes de oratoria encontradas, se pueden jugar roles,
crear historias o acontecimiento que sirvan de escenario para esta práctica.
Se puede combinar este ejercicio oral con otro componente como el desarrollo de
vocabulario, especialmente vocabulario antiguo o ceremonial; o la comunicación y
desarrollo literario, etc. Dejamos a la iniciativa de los docentes hacer otras actividades de
oratoria según los patrones castellanos, o actividades diferentes a las sugeridas.
Se recomienda también desarrollar en idioma maya Q’anjob’al oratoria al estilo y según
los cánones del castellano. Probablemente esta es la que se adapta más a las
exigencias actuales para las actividades artísticas, literarias y culturales en la formación
de los estudiantes. En este caso, se pueden poner de acuerdo con el profesor de idioma
español para ver si se pueden realizar ejercicios paralelos en ambas lenguas.
Patq’omb’al es el nombre de la pieza oratoria o alocución, patq’om es el nombre del
contenido o la temática objeto de patq’omb’al. Es una figura muy antigua que se conoce y
practica en el área maya Q’anjob’al. Probablemente solo se practica durante las fiestas
grandes donde se exponen las reliquias mayas que son cuidadas por rezadores.
Se pueden organizar concursos de oratoria en idioma maya y castellano para
acontecimientos escolares como la independencia, el aniversario del establecimiento, el
día de la madre, del padre etc. En fin, hay muchas oportunidades para ejercitar las dotes
oratorias de los alumnos del ciclo de educación básica. ¡Buena suerte!
Actividad No. 3, competencia 1, evidencia de logro 1.4.
Hemos hecho ejercicios de práctica oral de nuestro idioma con las exposiciones o
explicaciones de algún asunto o contenido de nuestros cursos. También hemos
practicado como hablar sobre un tema para resaltar una persona, un acontecimiento,
una deidad a través del patq’omb’al. Ahora cabe preguntar si hay otras formas de
practicar la oralidad de nuestro idioma maya Q’anjob’al.

28

Aquí vamos a practicar la descripción de personas, de animales, de acontecimientos,
fiestas, lugares, cerros, centros ceremoniales, etc. La descripción de las personas
pueden hacerse según su aspecto físico o su aspecto espiritual, a través de su “pixan” o
nawal. Es decir sus cualidades negativas y positivas. En idioma Q’anjob’al identificamos
la palabra yokb’al yokal, término equivalente a descripción
Se recomienda que el profesor o profesora prepare la descripción de algún objeto, como
una lámina de un paisaje, de una plaza o mercado. Para hacer esta demostración es
importante que prepare preguntas claves sobre una descripción como las siguientes:
¿qué vemos en la lámina? Enumeremos y señalemos cada cosa que vemos, diciendo:
¿Qué otras cosas observamos? ¿Podemos separar cosas iguales o parecidas en la
lámina? ¿Podemos formar oraciones sobre cada cosa que vemos?, ¿qué otras cosas
nos imaginamos que hay atrás de ….?
Estas mismas preguntas podemos utilizar para describir lo que contiene la foto siguiente:

Una descripción también se puede hacer poniéndose en contacto con las cosas mismas.
En ese caso es bueno organizar por grupos a los estudiantes para que se dirijan a
diferentes partes del centro escolar y hagan sus apuntes sobre lo que encontraron,
cuántas y cómo son las cosas. Otro grupo puede salir fuera del aula y busca algo para
describir según sus observaciones. Es bueno pedirles que escriban lo que observan.

29

Después de hacer el ejercicio de acercarse a lugares físicos del aula o la escuela, o salir
fuera del aula y tomar nota de lo que vayan observando, cada grupo presentará sus
observaciones.
Las personas se pueden describir por su aspecto físico:
estatura, color de la piel, color de los ojos, del pelo, gordura,
delgadez, por ser mujer u hombre, su vestuario, etc. El
profesor o profesora hace una demostración con alguno de
sus alumnos o alumnas.
Después se pueden organizar ejercicios por parejas y anotar
cómo es el aspecto físico del compañero. Después de hacer
las anotaciones en su cuaderno de apuntes, las leen ante sus
compañeros o las exponen libremente según lo que
observaron.
Las personas también se pueden describir por su nawal, en este caso se hace primero
una investigación con algún anciano o guía espiritual que sepa de las características de
las personas según el pixan o nawal de las personas. Un ejemplo en idioma K’iche’
puede ser:
B’atz’
Significa mono o hilo.
Es el nawal de todas las artes, de los tejidos, de los artistas.
Es un día propicio para pedir pareja, amarrar o desatar cualquier asunto.
Las personas nacidas en b’atz’ bajo este signo, son maestros de todas las artes.

Después de poner este y otros ejemplos, se organizan por grupos de dos o tres
estudiantes para que investiguen con los ancianos, los principales de la comunidad que
conocen y manejan los nawales o pixan (en Q’anjob’al).
Este ejercicio hay que hacerlo con sumo cuidado y respeto, y preguntarles a las
personas que se entrevisten si están de acuerdo en que se tomen notas, se use
grabadora o cámara para registrar lo que dicen. Si ellos no están de acuerdo, los
estudiantes deberán estar muy atentos durante la entrevista y en cuanto concluya,
inmediatamente anotarán la información y prepararán la presentación.

Hay muchas maneras de utilizar Yokb’al yokal (descripciones) en Q’anjob’al, como
hemos visto en los ejemplos anteriores. Se deja a la iniciativa y creatividad de los
catedráticos del curso de Idioma maya como L1 utilizar otras formas y motivar a los
estudiantes para que, a su vez, despierten en ellos la iniciativa y creatividad. Utilizar
descripciones ayuda a fortalecer la forma oral de nuestro idioma, acrecienta el
30

vocabulario y se organiza mejor el pensamiento.

Tiempos
Las actividades que se proponen en la primera parte de esta ODEC se pueden lograr
durante el número de períodos de clase que a continuación se detallan:
Actividad o procedimiento

Número de períodos de clase

Actividad No. 1:
Actividad No. 2:
Actividad No. 3:
Evaluación

5 de 35 minutos
5 de 35 minutos
6 de 35 minutos
2 de 35 minutos

31

Recursos didácticos
Para el desarrollo de las tres actividades contempladas en la primera parte de esta
orientación de desarrollo curricular, se sugiere utilizar los recursos indicados, tales como:
papelógrafo, marcadores, pizarrón y yeso de diferentes colores, grabadoras, casetes, cámara
fotográfica, de video, cuaderno de apuntes, etc., además de entrevistar, siempre que se
pueda, a personas de la comunidad que dominan alguna de las habilidades que se quiere
desarrollar.

La evaluación que se sugiere aquí está en función de los indicadores de logro que se
contemplan para cada competencia.
Autoevaluación
En este tipo de evaluación los estudiantes deben responder oralmente a las interrogantes:
¿Qué aprendí y qué me falta por aprender? ¿Puedo realizar una exposición, o una
descripción en mi idioma Q’anjob’al? ¿Cómo me siento al practicar Patq’omb’al en la
escuela? ¿Me siento capaz de participar en un concurso de oratoria en mi idioma maya?
¿Qué me haría falta para dominar estas habilidades en idioma maya?
Puede responder individualmente o en grupo, o combinarse ambas
formas. Si es en grupo puede hacerse a viva voz. Se recomienda que
después de discutir y elaborar sus conclusiones sobre las preguntas,
expongan ante el grupo general lo que aprendieron y lo que falta por
aprender.
Coevaluación
Esta modalidad puede aplicarse en parejas. Consiste en que cada uno evalúe al compañero
de al lado o de enfrente. Éste debe responder a las preguntas: ¿Cómo he visto la
participación y el interés del compañero? ¿Cómo, a mi juicio, aprendió o afianzó sus
conocimientos respecto a la exposición, descripción y oratoria como formas de desarrollar y
fortalecer la expresión oral en el idioma maya? ¿Qué aspectos de las habilidades orales
practicadas necesitan más ejercitación y práctica? ¿Qué le recomendaría para mejorar su
desempeño en el desarrollo de la subárea de idiomas mayas como L1?
Heteroevaluación
Se recomienda al profesor o profesora de la subárea, elaborar una lista de cotejo, que
responda las preguntas: ¿Los estudiantes realizan bien los ejercicios de exposición,
descripción o la oratoria en idioma maya para mejorar sus habilidades orales? ¿Qué
actitudes manifiestan al utilizar su idioma maya? ¿Utilizan las normas de conducta según la
cultura maya para saludar y llegar a acuerdos?
32

Debe evaluarse el producto de las actividades fuera del salón de clases, así como los
resultados de las investigaciones. Se recomienda una lista de cotejo para evaluar la calidad
del trabajo, que se deja a criterio del docente.
También deben evaluarse las representaciones o dramatizaciones para apreciar el nivel de
habilidad oral han alcanzado.

Actividad 4, competencia 2a, evidencia de logro 2.2: lectura
¿Entonces es fácil aprender a leer y escribir en idioma maya sin conocer todas las letras del
alfabeto? La respuesta es: SÍ
Ya que hemos visto lo fácil que es aprender a leer nuestro idioma maya, aunque nunca lo
habíamos hecho antes, ¿cómo podemos completar y seguir afianzando la lectura?
Como vimos en la primera etapa de la lectoescritura en Q’anjob’al, entre el castellano y el
idioma maya hay letras y sonidos comunes, y letras y sonidos diferentes. Por medio de las
letras comunes hemos podido leer en forma relativamente fácil. Ahora lo que tenemos que
hacer es aprender a leer y escribir con aquellas letras que no son comunes ya que son
propias del Q’anjob’al. Estas letras son:
B’, Ch’, K’, Q’, T’, Tz, Tz’, Tx, Tx’, X, Xh, ‘
Como se puede observar, son pocas letras. Se recomienda al profesor o profesora que
prepare carteles con palabras y frases que contengan las letras comunes además de estas
letras. Incluyendo las vocales que son las mismas del castellano. Algunos ejemplos pueden
ser: b’as (tacaño), b’uq (hongo), ch’okil (sanate), ch’uchuj (flor de maíz), k’atan (cerca), q’uq’
(quetzal), t’inan (recto camino), tzij (hediondo), tz’il (suciedad), txim (red), tx’at (cama), xij
(olla), xhalu (jarra).
Se recomienda hacer muchos ejercicios utilizando las letras al principio de la palabra, al
medio y al final. Hay que tener en cuenta que algunas letras solo se pueden usar al principio
y al medio. Este es el caso de la t’, que nunca se encuentra al final de las palabras.
Después de hacer muchos ejercicios con palabras, se pueden hacer ejercicios con frases y
oraciones para luego llegar a construir entre todos pequeños párrafos utilizando sobre todo
las letras propias del Q’anjob’al. Pero seguramente poco a poco también se van utilizando
todas las letras del alfabeto oficial del idioma, independientemente de si son comunes o no. A
estas alturas eso ya no tiene importancia. La separación entre letras comunes y diferentes
solo nos ha servido para introducir a los estudiantes a la lectoescritura inicial en su idioma.
Ahora hay que pasar a la siguiente etapa.
33

Se recomienda al profesor o profesora tener suficientes textos o materiales escritos en el
idioma, para ello se recomienda revisar e investigar qué tipo de materiales existen. En este
caso, los materiales en idioma Q’anjob’al nos pueden servir mucho para avanzar en esta
tarea.
A manera de ejemplo, con el texto siguiente en idioma Q’anjob’al, se pueden hacer una serie
de ejercicios de lectura y escritura a la vez, porque difícilmente se pueden separar en la
práctica estos dos procesos.

Yoxq’in unin
Yul jun ik’ti hoq jilaj ti’, tol hoq yal tzet yok jun q’in chi ok yet chi alji jun unin.
Yet toxa wal chi alji junoq unin tol wal ay jun miman tzalojk’ulal chi ayk’ay ok sxol heb’
mamej txutxej.
Heb’ mam ichamej tol wal chi tzaloj k’apax heb’. Ha yej xin, yin sb’eybal heb’ komam
kotxutx, heb’ jichmam tol tzalok’ulalil wal yok junoq unin chi jayi, junoq juninal chi alji.
Yet chi ajol sk’uhal yalji unin tu’, yowalil tol ayxa ek’ masanil tzet smitx’q’ab’ xala
sik’om unin. Ayxam ek’ an anb’al, an pichilej, an q’apej, tzet hoq q’anlay yet chi alji
unin.
Yet chi ajol yoxq’inal jun yal unin tu xin, chi chalay sq’inal. Chi chalay tzalojk’ulalil. Yet
yox q’inalil ti’, sayb’il xa mak hoq ok xajanil unin tu’, kax chi awtejom low yetoq mamej
txutxej yet yox q’inal.
Yet jun k’u ti’ tol miman tzalojk’ulalil b’ay heb’ mamej txutxej. Tzol tzalojk’ulal tol ay
mak hoq aq’on b’inaj heb’ mamej txutxej yet b’aq’in q’inal.
Ay b’ay chi ok son, ay b’ay chi el aj, ay mak chi kanalwi. Chi ok miman loj b’ay ix
txutxej, b’ay heb’ mam ichamej, b’ay heb’ xajanej.
Chi ok k’apax txaj, chi ok smub’al, chi ok stzeqteb’al yalixh unin. Yet chi lajwitoq jun
yoxq’in tu’, kax chi b’et aq’lay kan slob’ej heb’ xajanej b’ay yatut.
Kaywal tu chi yun xhalay sq’inal yalji unin, jun chi yiq yoxq’in. Kay wal tu yok
sb’eyb’alil.

A partir de la presentación de este texto de lectura, podemos realizar con los estudiantes los
siguientes ejercicios:
34

Realizar una lectura modelo ante los alumnos.
Realizar varias veces la lectura en coro
Realizar la lectura por grupos en coro, a ver quien lo hace mejor.
Realizar lecturas individuales; si son muchos los alumnos pueden hacerlo en varios días
hasta que todos hayan completado el ejercicio.
Es importante mejorar la habilidad lectora de nuestros estudiantes, mejorar la dicción y que a
través de la lectura afiancen otros componentes de la subárea. Pero más importante aún es
la comprensión de lo que se lee. Entonces siempre debemos hacer ejercicios de
comprensión después de cada lectura.
Para iniciar esta tarea, sería bueno hacer preguntas como:
¿Cómo se llama el título de la lectura?
¿De qué se trata en general la lectura? ¿Sobre qué habla?
¿Quiénes y cómo son los personajes que aparecen en la lectura?
¿Tiene alguna enseñanza para nosotros o es para otra época?
¿Cuál es la principal idea que hay en esta lectura?
Actividad Número 5, competencia 2a, evidencia de logro 2.3
¿Cómo debemos avanzar en el desarrollo de las habilidades de la escritura en el idioma
maya Q’anjob’al?
Lograda la habilidad de lectoescritura inicial en el idioma maya aplicando la técnica de la
transferencia, hay que recalcar la interrelación entre lectura y escritura; por eso es necesario
que el estudiante lea y escriba. En función de ello se puede estimular la escritura creativa en
idioma maya, relacionando este componente con los de comunicación y vocabulario,
comprensión lectora y expresión y desarrollo literario.
Se recomienda hacer uso de material de lectura en cada idioma maya. Para ello se puede
consultar la bibliografía en el diseño curricular de comunicación y lenguaje: Idiomas mayas
como L1, o cualquier otro material que hay en el mercado.
También se recomienda, en combinación con otros componentes de la subárea, elaborar su
propio material de lectoescritura, sea creación propia o recreado por los estudiantes, de la
tradición oral maya.
Se recomienda ejercitar la escritura del idioma maya Q’anjob’al a partir de los libros de
lectura que se lleven a la clase, o cualquier otro texto para ese fin.
Se recomienda realizar escritura creativa y lectura en voz alta ante los estudiantes. Se
comentará después el contenido de las lecturas de creación propia.
Más adelante, cuando los textos sean más complejos, de varios párrafos y que se refieran a
hechos, historietas o cuentos pequeños, se debe identificar la idea principal del texto,
35

utilizando preguntas claves como: ¿De qué nos habla la lectura? ¿Quiénes intervienen en el
relato o historieta? ¿Cuál es la idea principal que el autor quiso comunicar?
Como una práctica sencilla y dinámica, se recomienda empezar a escribir los nombres de las
diferentes dependencias del establecimiento educativo: dirección, cocina, aula, rincón de
limpieza, servicios sanitarios, rincón cívico, etc.
Dejamos en completa libertad al docente para que, haciendo uso de su creatividad y
entusiasmo, complete las sugerencias aquí presentadas y las enriquezca con todas las
actividades que su imaginación pueda crear.
Se recomienda hacer uso de algunas normas de escritura establecidas para el idioma
Q’anjob’al. Entre estas normas están:
Al iniciar a escribir se utiliza mayúscula.
Los nombres propios como: nombres de personas, lugares, cerros, montañas y los días del
calendario maya, también se escriben con inicial mayúscula.
Utilizar el punto, la coma, punto y coma, los signos de interrogación y de admiración (¿?,
¡!, ;,)
Tiempos
Las actividades que se proponen en esta ODEC se pueden lograr durante el número de
períodos de clase que a continuación se detallan:
Actividad o procedimiento
Actividad No. 4:
Actividad No.5:
Evaluación

Número de períodos de clase
10 de 35 minutos
10 de 35 minutos
2 de 35 minutos

Recursos didácticos
Para el desarrollo de las dos últimas actividades que pretenden desarrollar y afianzar la
lectoescritura en idioma maya Q’anjob’al, se sugiere utilizar los recursos indicados, tales
como: libros y materiales de lectura, papelógrafo, marcadores de diferentes colores, pizarrón
y yeso de diferentes colores, etc. Se agrega además un manual metodológico para el
afianzamiento de la lectoescritura en idioma maya. Además debe contarse con una
gramática, diccionarios y algún otro tipo de material de apoyo.

36

La evaluación que se sugiere aquí está en función de los indicadores de logro que se
contemplan para cada competencia.
Autoevaluación
En este tipo de evaluación los estudiantes deben responder a las interrogantes: ¿Puedo leer
y escribir bien en mi idioma maya? ¿Utilizo correctamente el alfabeto para escribir mi idioma
maya? ¿Qué me falta aprender de la lectura y escritura en mi idioma maya? Se puede hacer
en forma individual o grupal, o combinarse ambas modalidades. Si es en grupo puede
hacerse a viva voz. Se recomienda que después de discutir y elaborar sus conclusiones,
expongan ante el grupo general lo que aprendieron y lo que falta por aprender.
Coevaluación
Esta modalidad puede hacerse en pareja. Consiste en que un compañero o compañera,
evalúe al que está a su lado o enfrente. Éste debe responder a las preguntas: ¿Lee y escribe
bien mi compañera o compañero en su idioma maya? ¿Utiliza correctamente el alfabeto de
nuestro idioma para escribir? ¿Qué le recomendaría para mejorar sus habilidades de
lectoescritura en el idioma maya?
Heteroevaluación
Se recomienda al profesor o profesora de la subárea, elaborar una lista de cotejo, que
responda fundamentalmente las preguntas: ¿Los estudiantes leen y escriben bien en idioma
maya? ¿Qué actitudes manifiestan al hacerlo? ¿Utilizan correctamente el alfabeto?
¿Dominan algunas normas ortográficas para escribir su idioma maya?
En el plano de la evaluación objetiva de la habilidad de lectoescritura, se recomienda
elaborar una pequeña prueba de dictado, de escritura creativa con indicaciones precisas de
cómo y cuánto debe hacer.
Bibliografía
Asociación de Centros Educativos Mayas, ACEM, Tejido Curricular Maya, Tercer Ciclo,
Educación Maya Bilingüe Intercultural. Iximulew Guatemala: Editorial Maya Na’oj, 2005.
CNEM, Consejo Nacional de Educación Maya, Usuk’e’l Uxe’l Mayab’ Tijonik Lineamientos
del Marco Curricular de Educación Maya. Iximulew, Guatemala. Maya Na’oj. Save The
Children, 2005.
Ch’ub’ Ik’al, Arturo Haroldo; Ana Rutilia Ik’al Ch’ok y Juan de Jesús Tzok Ch’ok, Iloqo ru hu
sa’ Q’eqchi’ (Libro de lecturas en Q’eqchi’), Instituto de Lingüística y Educación, Universidad
Rafael Landívar Guatemala, 1997.
Chacach, M. Escribiendo Kaqchikel, Rumotay Kaqchikel Ch’ab’äl, Instituto de Lingüística y
Educación, Universidad Rafael Landívar, Guatemala, 2004.
Ch’ub’ Ik’al, Arturo Haroldo; Ana Rutilia Ik’al Ch’ok y Juan de Jesús Tzok Ch’ok, Iloqo ru hu
sa’ Q’eqchi’ (Libro de lecturas en Q’eqchi’), Instituto de Lingüística y Educación, Universidad
Rafael Landívar Guatemala, 1997.

37

Kaqchikel Moloj, Fundación Kaqchikel, Ruchojmilal ri Tijonïk pa Ka’i’ Ch’ab’äl, Ka’i’ B’anob’äl
Chupam ri Kaqulew, Propuesta Curricular para el Desarrollo de la enseñanza de la Cultura
Kaqchikel en el Marco de la Educación Bilingüe Intercultural. Chimaltenango, Guatemala,
2001.
Kaqchikel Moloj, Fundación Kaqchikel, Currículo de Educación Bilingüe Aditiva
Inercultural. Chimaltenango, Guatemala, 2004.
Kaqchikel Moloj, Fundación Kaqchikel, Kojtz’ib’an pa Kaqchikel Ch’ab’äl, Escribamos en
Kaqchikel. Chimaltenango, Guatemala, 2005.
Kaqchikel Moloj, Fundación Kaqchikel, Guía del docente: proceso de transferencia de
habilidades simbólicas del castellano al Kaqchikel. Chimaltenango, Guatemala, 2005.
Mérida A., V., Técnicas para la enseñanza-aprendizaje del castellano como segundo idioma,
Manual de ejercicios para quien enseña y para quien aprende, Universidad Rafael Landívar,
Instituto de Lingüística y Educación, Guatemala, 1999.
Morales Santos, F., Madre, Nosotros también somos historia, Nan, ri oj xuquje oj ajer tzij k’wi
chi taq b’ix, El pequeño Lajuj No’j, Aläj Alajüj No’j, Coctel de Frutas, Yuja’n Uwach che’, El
Rey de los Reyes, Kajawinel Ajawinelab’, Los cinco tecomates, Ri jöb’ tzü. Editorial Fondo de
Cultura Económica, Guatemala. De la Colección Intercultural Luis Caroza y Aragón e Instituto
de Lingüística y Educación, URL, 2001.
Sam Colop, L., Popol wuj, Versión poética K’iche’, PEMBI-GTZ, CHOLSAMAJ, Guatemala,
1997.
Sis Iboy, María Juliana, Manual de redacción del idioma k’iche’ achi, Instituto de Lingüística y
Educación, Universidad Rafael Landívar Guatemala, 1990.
López Ixcoy, Candelaria Dominga, Manual de redacción del idioma k’iche’, Instituto de
Lingüística y Educación, Universidad Rafael Landívar Guatemala, 1990.
Guarchaj Tzep, Juan Rodrigo Escribiendo k’iche’, Instituto de Lingüística y Educación,
Universidad Rafael Landívar Guatemala, 2004.
Pérez V., Eduardo G., Gramática pedagógica mam, 2a. edición, Instituto de Lingüística y
Educación, Universidad Rafael Landívar Guatemala, 2004.
Cardona, Jesús Felipe, Gramática del idioma jakalteko, Instituto de Lingüística y Educación,
Universidad Rafael Landívar Guatemala, 1989.
Benito Pérez, Gonzalo, Manual de redacción del idioma poqomam, Instituto de Lingüística y
Educación, Universidad Rafael Landívar Guatemala, 1990.
Benito Pérez, José Gonzalo y José F. Santos Nicolás, Gramática pedagógica poqomam,
Instituto de Lingüística y Educación, Universidad Rafael Landívar Guatemala, 1993.

38

Montejo E., Ruperto Manual de redacción del idioma q’anjob’al, Instituto de Lingüística y
Educación, Universidad Rafael Landívar Guatemala, 1990.
Montejo E., Ruperto Cuentos de San Pedro Soloma, Ik’ti’ Yet Tz’uluma’, Ediciones Yaxte’, Los
Angeles CA, USA, 1996.
Mateo, Eladio, Gramática práctica q'anjob'al, Instituto de Lingüística y Educación,
Universidad Rafael Landívar Guatemala, 1998.
Pedro G., G., Sq’anej Maya’, Palabras Mayas, Fundación Yaxte’, Los Angeles CA, USA,
(1998).
Glosario:
Apóstrofo
El apóstrofo es un signo de puntuación en forma de coma volada ( ’ ) utilizado en muchas
lenguas que utilizan el alfabeto latino, como en los idiomas mayas. En el alfabeto maya
común se conoce como saltillo.
Fonema
Los fonemas son unidades teóricas básicas postuladas para estudiar el nivel fónicofonológico de una lengua humana. Entre los criterios para decidir, qué constituye o no un
fonema se requiere que exista una función distintiva: son sonidos del habla que permiten
distinguir palabras en una lengua. Así, los sonidos /p/ y /b/ son fonemas del español porque
existen palabras como /pata/ y /bata/ que tienen significado distinto y su pronunciación sólo
difiere en relación con esos dos sonidos. La palabra <casa>, por ejemplo, consta de tres
fonemas (/k/, /a/, /s/).
Glotal, Globalización (‘)
La oclusión glotal, oclusiva glotal o saltillo es una consonante sorda producido por una
interrupción del flujo pulmonar de aire en la glotis. El símbolo usado en el Alfabeto Fonético
Internacional para representar este sonido es [ʔ]. Su modo de articulación es oclusivo, la que
significa es producida al obstruir la corriente de aire desde la glotis.
Linguodental
Es aquel sonido que se produce cuando la lengua obstruye el aire al salir y sale entre los
dientes, como el caso de la /r/ en los idiomas mayas, se pronuncia muy suave y no vibra
como en castellano.
Vibrante múltiple
Es aquel sonido que adquiere la /r/ cuando se pronuncia fuerte como en los ejemplos
puestos al pie del cuadro, ya sea al principio como en roto, rato, rana, reno o en medio de
palabra como carro, barro, sarro. Este sonido en los idiomas mayas no se pronuncia fuerte
(es decir, no se pronuncia con vibración múltiple) como en español.

39

Segundo curso ¡En nuestro idioma maya tenemos mucho qué decir! ¡Sigamos
practicándolo!
Autor: Jorge Manuel Raymundo Velásquez.

40

Competencia

Indicador de
logro

Contenidos
Declarativos

Contenidos
Procedimentales

Contenidos
Actitudinales

1. Expresa
sus
necesidades
comunicativa
s utilizando
su idioma
maya en el
contexto
escolar,
familiar y
comunitario.

1.1 realiza
diálogos entre
personas,
animales
(fábulas), seres
sobrenaturales
o elementos de
la naturaleza.

Diálogos, fábulas
y diferentes
formas de
conversación en
el idioma maya.

Dramatización de
conversaciones y
diálogos entre
personas y
animales
(fábulas).

Valoración de
las diferentes
formas de
conversación
que se da en
un idioma
maya.

Diferenciación
entre una
conversación,
diálogos y
fábulas.
Utilización de
técnicas:
sicodramas entre
personajes
míticos del Popol
Vuh y otros.
Diferenciación de
diálogos entre
seres
sobrenaturales
(Popol Vuh y de
tradición oral
contemporánea)
Utilización del
diálogo entre
personajes de
elementos de la
naturaleza:
cerros, volcanes,
animales).

41

Competencia

Indicador de
logro
1.2 Utiliza su
lengua materna
en diálogos
como un medio
para llegar a
acuerdos en el
medio escolar y
comunitario

1.5 Recopila
textos de
tradición oral:
narrativos
(cuentos y
relatos),
poéticos,
fábulas.

Contenidos
Declarativos
Normas para
llegar a acuerdos
y resolver
conflictos en la
escuela.

Contenidos
Procedimentales
Simulación de
diálogos para
resolver conflictos
escolares y de la
comunidad con
base en el
seguimiento de
normas.

Otras formas de
comunicación
para llegar a
consenso en la
escuela.

Utilización de
normas en
función de otras
formas de llegar a
consenso y
resolver conflictos
en la escuela y
comunidad.

Técnicas de
investigación y
recopilación de
textos orales en
idioma maya.

Utilización de
técnicas para la
investigación y
recopilación de
textos de
tradición oral.

Descripción y
clasificación de
diferentes tipos
de textos de
tradición oral:
narrativos,
poéticos, fábulas.

42

Contenidos
Actitudinales
Entusiasmo en
las diferentes
actividades
para el uso
oral (diálogos
y otras formas
de
negociación)
de su idioma
maya materno.

Valoración de
la riqueza de
textos de
tradición oral
existentes en
idiomas
mayas.

Competencia
2. Produce en
su idioma
maya
materno,
textos
escritos sobre
diferentes
culturas del
país.

Indicador de
logro
2.1 Construye
textos con
insumos
provenientes de
la tradición oral
de su
comunidad y de
otras
comunidades.

Contenidos
Declarativos
Textos de
tradición oral de
su propia
comunidad
lingüística y de
otras
comunidades
mayas.

Contenidos
Procedimentales
Comparación de
diferentes
versiones de los
textos más
conocidos por la
población maya
hablantes.

Contenidos
Actitudinales
Disfruta de la
belleza de los
textos de
tradición oral y
manifestación
de interés de
su
conservación
al escribirlos
en caracteres
latinos.

Identificación de
diferentes tipos
de textos de
tradición oral de
su propia
comunidad
lingüística y de
otras
comunidades
mayas.
Reproduce textos
seleccionados de
la tradición oral
de su comunidad,
en los que hace
uso del alfabeto
oficial maya.
2.2 Adapta al
idioma maya,
cuentos,
leyendas,
historias y
relatos cuyo
origen no es
maya.

Técnicas de
investigación de
textos de
tradición oral
popular en
castellano y otros
idiomas de la
región.

43

Selección de
textos de
tradición oral
castellana más
significativos para
la comunidad y
para el o la
estudiante.

Manifestación
de actitud
abierta y
receptiva a
otras fuentes
de textos de
tradición oral
de otras
culturas.

Competencia

Indicador de
logro

Contenidos
Declarativos
Alfabeto oficial
para la escritura o
reproducción de
textos en los
idiomas mayas.

Reglas
elementales de
redacción en
idioma maya
materno.

Contenidos
Procedimentales
Reproducción de
textos de la
tradición oral del
español
(castellano) al
idioma maya
materno
respectivo.
Utilización de
reglas
elementales de
redacción en su
idioma maya
materno.

Contenidos
Actitudinales

Los dos componentes a las que se refieren las dos competencias aquí seleccionadas
pertenecen a “Comunicación y expresión oral” y “Comunicación y expresión escrita” para el
segundo grado del ciclo básico. Son dos componentes complementarios para el desarrollo y
fortalecimiento de las habilidades lingüísticas en los idiomas mayas. Tan importante es
desarrollar y fortalecer la forma oral, como la forma escrita de nuestros idiomas, siempre
pensando en una metodología comunicativa, práctica y funcional. Esto quiere decir que
mientras más practiquemos en hablar el idioma, desarrollaremos y fortaleceremos la forma
oral del mismo; así como, leyendo y escribiendo desarrollaremos la forma escrita de nuestro
idioma. En atención a estos principios, proponemos las siguientes estrategias metodológicas
para desarrollar estas dos competencias.
Para el desarrollo de la competencia número 1 en esta ODEC, se escogieron tres evidencias
de logro que se identifican con los numerales 1.1, 1.2 y 1.5, porque son complementarios y
además las otras evidencias ya fueron abordadas en la ODEC número 2 para primer grado.
Finalmente, es bueno aclarar que estas sugerencias se desarrollan en castellano, pero cada
docente lo hará en el idioma maya respectivo. Algunos ejemplos se hacen en algún idioma
maya, para ilustrar las estrategias, despertar la creatividad y la imaginación de los docentes
que tendrán a su cargo el desarrollo de la subárea en el aula.
Actividad 1, competencia 1, evidencia de logro 1.1:
¿Cómo vamos a demostrar que podemos hablar en voz alta y en público nuestro idioma
maya?
44

En primer grado hicimos diferentes actividades para desarrollar la expresión oral en nuestro
idioma maya. Una de ellas fue el diálogo y la conversación. Hicimos múltiples ejercicios.
Ahora vamos a seguir practicando utilizando esas mismas formas, organizando actividades
de aula, pero con la finalidad de presentarlo a un público mayor como la escuela o la
comunidad.
No olvidemos hacer los saludos en el idioma maya respectivo, sea por la mañana, tarde o
noche, haciendo los ademanes, gestos y demostraciones de respeto y consideración según a
quien saludamos.
También se recomienda al profesor que al empezar la clase, anuncie a los estudiantes qué
se va a practicar de nuestro idioma.
Para esta actividad se sugiere al profesor que explique que en nuestra cultura no solamente
hablan las personas, sino también los animales y los elementos de la naturaleza, como los
cerros, los ríos, los árboles, la tierra. Son, en cierta forma como nosotros. Algunas personas,
dotadas de sabiduría o con estudios sobre estos fenómenos, pueden interpretar, entender y
conversar con estos elementos. No todos podemos hacerlo, pero sí es posible averiguar
cómo se comunican en nuestro idioma, a través de la enseñanza de los mayores. Algunas
de estas conversaciones y diálogos aparecen en el libro Popol vuh o Pop Wuj u otros libros.
Muchas otras, sin embargo, solamente las cuentan las personas.
Quienes tienen alguna versión del Pop Wuj en idioma maya, pueden leer algunos pasajes
como la creación del mundo, la creación de las personas y otros donde hay diálogos entre
los creadores y formadores, o entre los personajes. Si no contaran con una versión en idioma
maya, pueden leer en castellano esos pasajes, para posteriormente recrearlos en su lengua
materna.
Al mismo tiempo, podrían investigar algunos pasajes del Pop Wuj que se conocen en la
comunidad. Casi en todas las comunidades lingüísticas mayas, existen versiones propias de
los pasajes mencionados, y otros. Si deciden iniciar la investigación, deben tomar en cuenta
los consejos que se ofrecen más adelante para hacer la recopilación de cuentos, leyendas,
diálogos, fábulas de tradición oral en el idioma maya. Mientras tanto se sugiere:
Organizar a los estudiantes en grupos de 4 a 5 máximo, para que recopilen 2 ó 3 pasajes del
Pop Wuj, ya sea leyendo o preguntando.
Cada grupo redactará en idioma maya los pasajes, destacando sobre todo los diálogos o
conversaciones que encuentren.
En sesiones posteriores, cada grupo presentará sus hallazgos en clase, auxiliándose con
papelógrafos, para practicar la lectoescritura y la comprensión.
Con la participación de todos se llegará al consenso, dialogando en idioma maya. Elegirán
uno de los pasajes para representarlo posteriormente.

45

Puede que algunos grupos presentan los mismos pasajes, en este caso se sugiere que se
unan los grupos, pero que no sean mayores de diez estudiantes.
Cada grupo prepara la representación (dramatización) de uno de los pasajes, durante un
tiempo prudencial y fuera de las horas de clase, dependiendo del consenso y las
posibilidades de los integrantes.
Durante los ensayos de preparación, el profesor puede ayudarlos con algunas técnicas para
hablar en idioma maya ante audiencias mayores, como en un salón comunal, teatro, o al aire
libre. Pueden aplicar técnicas que se utilizan también en castellano para hablar o exponer en
público. Cuide de hacer demostraciones ante los alumnos (modelar). Puede auxiliarse
también de grabaciones en cintas magnetofónicas, CD o DVD si fuera posible.
Esta preparación implica el papel (personajes) que va a representar cada miembro del grupo,
el texto del diálogo que le tocará, el vestuario, escenario, duración, volumen de voz,
ademanes, etc.
Organizar la presentación de los grupos: puede hacerse a manera de culminación de la
actividad.
Realizar las representaciones, en principio todas, pero también puede haber un jurado que
seleccione las mejores, en festividades escolares o comunales dentro de un programa mayor
de noches culturales: día de la madre, día de la bandera, del árbol, la independencia, etc.
Para finalizar, debe evaluarse la actividad, siguiendo y adaptando las sugerencias que se
consignan al finalizar esta ODEC.

Actividad No. 2, competencia 1, evidencia de logro 1.2
¿Cómo podemos utilizar el diálogo en idioma maya para llegar a acuerdos y resolver
conflictos o problemas en la escuela y la comunidad?
El diálogo no sólo sirve para divertirse escuchando o viendo representaciones de historias,
leyendas o fábulas. Tampoco sólo para enseñar los valores de la cultura a través de fábulas,
o cuentos. También sirve para resolver problemas familiares, escolares y comunales.
Hay un frase famosa en castellano que dice: “hablando se entiende la gente”, nosotros

agregamos, “dialogando nos entendemos y resolvemos nuestros problemas”. Como lo
46

hicieron nuestros antepasados, nuestros abuelos y abuelas. Dice el Pop Wuj (en k’iche’)
“juntaron sus palabras, se pusieron de acuerdo” "Xkijunamaj ri kitzij, xkijunamaj ri
kichomab'al". En Q’anjob’al se dice: “Max ay chotan heb’, max q’anjab’ heb’, kax max el lajti
yuj heb’” (se sentaron, hablaron y se pusieron de acuerdo). Este principio de nuestra cultura,
debe entrar a la escuela, renacer en la escuela, para fortalecer no sólo nuestro idioma sino
también nuestra cultura. Por eso es importante que lo pongamos en práctica. Para ello se
sugieren algunos pasos:
Una primera forma de aplicar este principio es haciendo un recuento de algunos problemas
que hay en la comunidad. Para comenzar se puede preguntar en forma general ¿qué
problemas hay en nuestra comunidad?
Con base a esta primera pregunta podemos formar grupos para discutirla y ponernos de
acuerdo sobre los principales problemas encontrados.
En un segundo momento, se pueden poner en común todas las respuestas y luego priorizar
dos de los problemas que afrontamos. Luego los mismos grupos buscan las posibles
soluciones.
En otro momento, en grupo general, se dialoga sobre estas soluciones y después se toman
acuerdos sobre su factibilidad para superar las situaciones problemáticas.
Este mismo ejercicio se puede repetir varias veces. Primero por grupos, lo que podemos
llamar consensos menores, y luego toda la clase como consenso mayor.
Es importante también que en todo este proceso de identificar los principales problemas y
proponer las posibles soluciones, cada grupo escriba en idioma maya, siguiendo las pautas
que han logrado en el primer grado y en toda su experiencia de lectoescritura en dicho
idioma. Para ello es bueno relacionar esta parte con la actividad número 4 que se desarrolla
más adelante en esta ODEC.
Otra forma de aplicar el principio maya de “dialogar y ponerse de acuerdo”, es identificar
algún conflicto que ha habido en la escuela o imaginándonos alguno. Imaginemos por
ejemplo que ha surgido un problema entre nuestro centro educativo y otro centro por la
utilización del campo de fútbol. ¿Qué hacer para ponerse de acuerdo en el uso del campo
por los dos centros y llegar a un acuerdo?
Se organiza la clase en dos grupos, uno representará al centro educativo “A” defendiendo el
derecho de usar la cancha toda la mañana los días lunes, miércoles y jueves, las mismas
horas y días que la quiere utilizar el centro educativo “B” representado en la clase por el otro
grupo de estudiantes. Un ejemplo de diálogo y solución de conflicto que se puede dar entre
los dos grupos es el siguiente. El ejemplo se da en maya Q’anjob’al:

Lajtihal yin masank’ulal b’ay kuyb’al
(Negociación de paz en la escuela)

47

A: Hayon ahon lajtiwom hon yuj jajawil k’al jetb’i. Tol chi ul jal ayex ayon hoq jala’ tzet
k’walilal hoq koq’an b’ay saqchob’al. (somos los representantes, negociadores por
nuestro director y nuestros compañeros)
B: Hayon ahon k’apax lajtiwom hon yuj jajawil k’al jetb’i k’apaxoq. Ayon ek’ kayti’ kax
chi jalon ayex tol ayon wal jal tzet k’u hoq jochej jun saqchob’al tu’. (nosotros también
somos representantes y negociadores por nuestro director y nuestros compañeros.
Estamos aquí para decir que tenemos derecho de usar la cancha)
A: Palta tzet hoq jutej xin, hak’al ha k’u che yochej, hax pax ayon kayk’apxtu chi
jochej. (Pero qué vamos hacer porque nosotros también queremos la cancha los
mismos días)
B: Kosayeq lajtihal yin, haxka tu’ tom yuj wal hoq el owal koxol, tol jet kuywom, xhab’
heb’ lajtiwom kaqti’. (Busquemos alguna solución, acaso por eso vamos a pelear o
disgustarnos, somos compañeros estudiantes, dijeron los representantes)
A: Hinye xhi, hoqok hab’ ok lajti yin xin haxka tu’ k’am k’al owal, k’am k’al
chichonk’ulalej koxol. (Estaría bien, pongámonos de acuerdo, así no vamos a pelear o
enemistarnos unos con otros)
B: ¿Tzet chi juteq xin? Xhab’i. (¿Qué podemos hacer entonces?)
A: Ha nani -xhab’ jun naq lajtiwom- komo hoyeb’ k’u yul semana, chi sje kopojon jin.
(Ahora dice uno de los negociadores, como son cinco días de la semana, podemos
dividir los días entre los dos)
B: ¿Tzet wal hoq yun kopojoni? Xhab’ junxa lajtiwom. (¿Pero cómo lo haremos? Dice
uno de los negociadores)
A: Junoq hon chi koq’an yet lunes, junxa yet martes, junxa yet miércoles k’al junxa xin
yet jueves. (Un centro lo utiliza el lunes, el otro el martes, el primer grupo el miércoles
y el jueves el otro centro)
B: Pax viernes –xhab’i. (¿Y el viernes?)
A: Yet viernes, chi sje koq’anon kokawanil, haxka tu’ chi sje jahon ok junoq saqach yin
kokawanil. (El viernes podemos utilizarlo entre los dos, organizamos juegos entre los
dos centros y así todos los utilizamos)
B: Hinye -shab’i- watx’ wal yok jun nab’alej tu’, haxka tu’ hoq sje jahon ok lajti yin, kax
chi ok masank’ulalil koxol. (Está bien, esa idea está buena, así podemos ponernos de
acuerdo y evitamos pleito, vivimos en paz)
A: Kayk’apaxtu konani, puch watx’ jun lajtihejal tu’. (Así pensamos nosotros también,
poniéndonos de acuerdo entre nosotros)
B: Kaytu chi jutej, chi koxhahok yet junxa semana, xhab’ heb’. Kax kaytu’ max yun yok
lajtihal, kax chi ok masank’ulal xol skab’il b’ulan kuyoj tu’. (así lo lvamos hacer a partir
de la próxima semana, dijeron. Así se pusieron de acuerdo, se resolvió el conflicto
entre los dos centros educativos)
48

Nota: para que todos los miembros del grupo participen, se distribuyen la parte del diálogo
que le corresponde cada uno.
Cada estudiante aprende la parte del diálogo que le toca decir.
Asimismo todos los estudiantes escriben en sus cuadernos el diálogo. De esa forma también
practican la escritura y se combina con la otra actividad de esta misma ODEC. Pueden
alimentar el diálogo utilizando su creatividad y lo que saben del idioma. El profesor o
profesora también les ayuda a recrear el diálogo.
El diálogo o los diálogos que se generen en la actividad, también se pueden escribir en
papelógrafos y pueden servir como material de lectura.
Se sugiere escoger algún otro conflicto, y crear el diálogo en el idioma respectivo, como el
que ilustra esta actividad.
Finalmente se pueden organizar las actividades evaluativas que se sugieren al final del
desarrollo de las actividades de esta ODEC.
Actividad No. 3, competencia 1, evidencia de logro 1.5
¿Cómo podemos aplicar el “aprender haciendo” para practicar más nuestro idioma?
“Aprender a aprender” es una frase que se oye mucho, que dicen mucho los maestros y los
técnicos de la educación. Pero ¿cómo la podemos aplicar para aprender más nuestro idioma
y aumentar nuestros conocimientos? Veamos:
Posiblemente se nos han olvidado los cuentos, historias o relatos que solían contar los
papás, los abuelos, las abuelas y las mamás alrededor del fuego, alrededor de la comida o
en algún momento de descanso. También las fiestas, los velorios, las reuniones comunales,
son muy propicios para que la gente mayor, deleite a los más jóvenes sobre este tipo de
narraciones. Éstos han servido desde siempre como medios para educar, informar y formar a
las nuevas generaciones sobre los valores, las creencias y las conductas que deben seguirse
para que no se muera la cultura. Este conjunto de narraciones de diferente naturaleza, en
forma general se llaman tradición oral maya. En esta actividad tenemos la oportunidad de
recopilar algo de esta tradición oral y convertirla en medio de aprendizaje y de práctica oral
de nuestro idioma.
Para cumplir este ejercicio se recomienda seguir los siguientes pasos:
Se recomienda al profesor o profesora guiar la investigación que sus estudiantes van a
realizar en el campo para luego compartirla con sus compañeros; además de indicarles que
deben recoger los relatos de tradición oral que encuentren, se aconseja capacitarlos sobre
cómo y con qué hacerlo para que la actividad resulte interesante, productiva y educativa.
Preparación:
49

Se recomienda que antes de ir al campo o llegar con las personas especialistas,
conocedoras de la tradición oral, el catedrático prepare a los estudiantes para que hagan una
buena recopilación.
Esta actividad puede realizarse por grupos de cinco estudiantes o en forma individual.
Primero, recomendarles que antes de ir a buscar a otras personas de la comunidad, acudan
a los abuelos, abuelas o personas mayores de la familia. Si no encuentran mayor información
entonces pueden preguntar a los líderes o a quienes saben muchos relatos, famosos por ser
contadores de cuentos o historias o relatos.
Segundo, una vez que sepan a quien entrevistar deben preparar el equipo de trabajo, un
cuaderno y lapicero para tomar nota de: el nombre del lugar, nombre de la persona, su edad,
si es hombre o mujer, y si tiene algún cargo dentro de la comunidad. En el cuaderno también
registrarán todos aquellos incidentes o interferencias que puede haber en la entrevista. O
algún otro dato que sea interesante. Deben contar con una grabadora pequeña para grabar
los relatos y llevar baterías de repuesto.
También deben preparar y decidir entre todos las preguntas básicas y llevarlas por escrito.
Por ejemplo: ¿Nos puede contar algún cuento de animales? ¿Sabe algún cuento de cerros?
Etc.
Recordar siempre que la entrevista se va hacer en idioma maya y la deben grabar así. Las
preguntas y las notas también se harán en su idioma.
Desarrollo de la entrevista:
Durante la entrevista, es importante que saluden y expliquen bien lo que quieren que la
persona cuente. Antes de que empiece a hablar le deben pedir permiso para grabar; si no
quiere, es necesario tomar nota y escribir de inmediato lo que hayan escuchado. Pueden
preguntar de qué se trata la narración que les van a contar, para ir elaborando una posible
clasificación: cuentos de animales, de fundación de la comunidad, cuentos de cerros, de ríos,
de las montañas o de seres sobrenaturales. Recordemos que las preguntas básicas deben
estar preparadas de antemano en idioma maya.
Después de la entrevista:
Al terminar la entrevista deben poner en orden sus notas, escuchar las grabaciones y
transcribirlas de inmediato. Este ejercicio es un poco tedioso, de manera que puede demorar
unas cuantas horas. Deben leer las trascripciones varias veces, para ver si se entienden bien
o no. Durante este ejercicio deben cuidar la redacción y la puntuación para que el contenido
sea claro y ameno. Terminada esta fase, deben clasificar los cuentos y relatos según la
temática: cuentos o historias de animales, de cerros, de montañas, de personajes
legendarios, de los abuelos, o de héroes como Sipacná e Ixbalanqué que se mencionan en el
Popol Wuj. También los hay de seres sobrenaturales, o que explican en forma de cuentos o
historias la creación del mundo, de los animales o de las personas. Esta es otra clasificación
que pueden hacer.
50

En el salón de clases:
Después de haber recopilado, transcrito y clasificado las narraciones de tradición oral en el
idioma respectivo, veremos cómo utilizarlas en el salón de clases. En principio, puede
hacerse un recuento de lo logrado por cada grupo, para luego organizar su presentación ante
la clase.
Es recomendable también que se le pida a cada grupo que escoja una o dos narraciones
para representarlas en clase, las que más les hayan gustado, y se programa el tiempo para
cada equipo. Al concluir esta fase, se hará la valoración de todas las narraciones, inclusive
de las que no fueron representadas. Es importante hacer esta actividad relacionándola con la
evaluación que se recomienda hacer al final de cada ODEC. Recordemos que todas estas
fases deben llevarse a cabo en el idioma maya respectivo.
Actividad No. 4, competencia 2, evidencia de logro 2.1 y 2.2
Esta actividad está muy relacionada con la anterior, y se van a ejercitar las habilidades de
lectura y escritura. A estas alturas todos los estudiantes deben saber leer y escribir su idioma
maya, por lo que el objetivo es básicamente ejercitar lo aprendido en primer curso y en la
actividad anterior.
Iniciemos con algunos pasos para realizar esta actividad:
Completar lo recopilado y trascrito en el ejercicio anterior. Este ejercicio puede ser útil para
enriquecer la recopilación de historias, enriqueciéndolas o agregándoles algún ingrediente
para que queden mejor.
Revisar la versión más completa en términos de su redacción: si está utilizando el alfabeto
oficial, las normas ortográficas: uso de mayúsculas en nombres propios; la puntuación:
punto, punto y coma, coma, etc.
Redactar una versión propia de alguna de las narraciones: Si el estudiante conoce otra
versión, puede escribirla.
Elaborar un álbum de narraciones de tradición oral con las versiones escritas por los
estudiantes.
Se recomienda al profesor o profesora, crear oportunidades de lectura en voz alta en el
grupo. También se puede utilizar el contenido de este álbum en actividades de la escuela y la
comunidad: organizando recitales, concursos, noches culturales, etc.
Es posible que algunos cuentos o narraciones no sean propiamente de la comunidad maya,
sino de origen castellano, que han sido recreados y adaptados a la propia cultura. Por
ejemplo “Tío Conejo y Tío Coyote”, “la Siguanaba” y “el Sombrerón”. Aunque son relatos de
la tradición oral castellana, se han adaptado a la cultura maya en diferentes versiones. Esas
historias también pueden ser útiles para trabajar estas actividades, siguiendo los pasos
recomendados.
51

Un ejemplo de este tipo de narraciones es el cuento “El conejo pastor de ganado” en una
versión en Q’anjob’al, adaptado del Libro “Cuentos de San Pedro Soloma” (Ik’ti’ yet
Tz’uluma’) de Saqch’en Ruperto Montejo, Ediciones Yax te’, 1996. He aquí un fragmento:

Naq txitx ilom wakax
Hab’ yet junel, naq txitx max toj naq say smulnajil, xhi. Haxab’ max apni ok naq yin jun
cham winaq, kax max sq’anlen naq yab’e tatol ay mulnajil b’ay cham.
¿Mamin yamitawal ay mulnajil ayach? Tol ch’an chin say mulnaj hinb’a, k’am pax mak
chi oktukan win yaq’on hinmulnajil –xhab’ naq txitx b’aay cham winaq.
Maliya hach wuxhtaq tomi ay mulnajil nani’ –xhab’ cham winaq. Mayal max k’oli yek’
heb’ juxhtaq ayinti’, k’am pax mulnajil ti nani’ –xhab’ cham.
Ha jun nani b’an ta hinye xhi hak’ul, chi il jayk’on, jan hinno ayin –xhab’ cham winaq.
Hasan tatol mulnajil mamin, tol tak’a chi woche chin mulnaji xin, haxan ka chin ul
ayach – xhab’ naq txitx.
Yekal chach jay xin, kaytu chi jutekan nani’ –xhab’ cham winaq.
Yet junxa k’uhal max apni naq txitx yin smulnaji. Max ek’k’altoq jayeb’ k’u yuj naq
haxkatu’, xhi.
Haxab’ max yunaj junel, yet lanan yilon naq no swakax cham winaq tu’, kax max apni
ok jan heb’ naq manom wakax, xhi.
Hach juxhtaq ¿tzetxan k’am cha txonel hawakax ayon? Hoq kotojlene no haxka wal
chi hoche’ –xhab’ heb’ naq.
Maj xin hex wuxhtaq tomi, komon hoqin txonel no chena’ tol ch’an mulnajwom wej
kayti’, ta wet no’, tomi wal yob’ chin heyute’, tol tak’a chex manji xin –xhab’ naq txitx.
Max ok k’al ijan heb’ naq winaq yin naq txitx, ka max snahon naq tzet chi yute sb’a,
xhi.
Mayal taq wal tu xin ka max yalon aj naq:
Ha jun nani b’an ta che manel no ayin, manchaq xa hex ek’jab’ kaylaq tu’, ta k’amaq
ham wal wilchejteq heyetoq tu’ –xhab’ naq txitx.
Hinye xin, xhab’ heb’naq winaq, manchaq k’al hach ok b’ilk’ulal –xhab’ heb’ naq.
Max yi heb’ naq no swakax, ka max yoyon heb’ naq no’, ka max toj heb’ naq…
Se recomienda también hacer ejercicios de recopilación de este tipo de cuentos, siguiendo
los pasos sugeridos para trabajar la tradición oral maya.
Igualmente se pueden organizar con este tipo de narraciones, actividades de representación
o dramatización para practicar el idioma maya. No solo la escritura sino también la forma
oral. Es muy importante.
Se recomienda también ejercitar la escritura de otro tipo de textos, no solamente narraciones.
También conversaciones grabadas y trascritas como la que se presenta aquí en K’iche’ de
una conversación informal entre dos mujeres:
52

Conversación sobre “la lluvia” de dos personas en K’iche’.

Jse’p – b’ay le ja’ mkub’ant palt
Le’n – b’ay ne’ no,
Jse’p – jer sxaq kk’iy chi lo xe’ taq le le’ b’ay tak’al le ja
Le’n – jeya’ tak’lik tak’lik
Js’ep – b’ay kujcho’q che pwes kaj nu chuxe’ chi la’ kel wi on no’ on wa’lo.
Le’n - K’o nula’ saber su kub’ano
Jse’p - K’olik pwes
Le’n – jeya’
Jse’p - a no che taq we tyemp xas xib’ib’al komadr e mas keb’inik pok tar ja’ xek’iy
ptaq ja cha’ xa mko’l ktzaq lo ja kechaya taq le winaq
Le’n – jsus e rjab’ jwert cha’
Jse’p – jwert rjab’ cha’ nnn...dyo’s b’aysi kcha la e k’une qas pen
Le’n – a no pen
Jse’p – pen kcha la are utz ech alaq nqaj q’an uchak nukompadr syempr snaqaj wi wa’
ri’
Siguen conversando las dos personas ahora sobre “La vida en la ciudad y el campo”:
Le’n – Kuya na
Jse’p - kuya na i kom pcha umod schoja k’wi alaq
Le’n - je’ choja
Jse’p - je’ xas choja k’wi alaq
Le’n - yaw xwa’ljik le’ xutijla’ b’i ukpe i xb’ek
Jse’p – je’ are k’u ri kinb’ij
Le’n – kuya na jub’iq’ kuya na jub’iq’ (37)
Jse’p – kuya na pwes kuya na are k’u pcha le qe dyo’s ne kosb’al om
Le’n – a kosb’al komadr are naj panoq
Jse’p – are naj kcha la dyo’s kq’e’ytajik chi’ k’ut ri ne k’te ne jun seman wa’ chanim uj
qajnaq loq
Le’n – te jun seman
Jse’p – te jun seman
Le’n - ey mriy
Jse’p – te jun seman om chi’ k’ut ri are k’u pcha kb’ij la al latz’ kqilo i chi’r pwes kqaj uj
kaqtatb’ej chik txa k’ot ne jamal wi kujcha q’anoq om
Le’n – tzij ri’ komadr k’o kraj kb’ix pnoq pero pcha kinb’ij che la konchi’ rojxik k’ot kb’in
ko ri’ chqe...(57)
Nota: Estas transcripciones son inéditas en K’iche’ de Saqijix Candelaria López (1990-1991),
quien cedió los textos para ser publicados en esta ODEC, 2008.
53

A partir de estas conversaciones, puede generarse una serie de actividades de lectura,
escritura o prácticas de la oralidad haciendo dramatizaciones. También se recuerda que
estos ejemplos son solamente eso; cada docente debe estimular a sus estudiantes a crear y
recrear conversaciones, narraciones, representaciones, y muchas otras formas de expresión.
Para concluir, se puede invitar a un anciano, padre o madre de familia, para que asista al
aula y les cuente a los estudiantes alguna narración interesante. A partir de esa experiencia
puede generarse otra serie de actividades orales y escritas. Planifique con sus estudiantes
otros ejercicios como: escritura creativa, dramatización de las narraciones, concursos etc.
Se presenta otro ejemplo de narración en K´iche’ a manera de modelo de texto escrito en
idioma maya para que cada docente pueda hacer lo propio en su idioma con sus estudiantes:
Narración en K’iche’
Are taq xojk’iy ri oj
(Cuando nosotros crecimos)

Are ri kinwil in puwes che we ma keqanimaj le qatat qanan, e we maj qarespet maj
qedukasion pwes. We ma kqanimaj qatat qanan maj qak’ixib’al la je wa’ kub’ij jun tzij,
kikib’ij qatat qanan che we ma kojanimaj ma kariq ta utz tamyen, je’ ma kariq ta jun utz
awachoch je wa’ lik bwen. Karayij apon uwach kab’ij per ma kaya’taj ta chawe porke
ma xa’b’an ta respetar ri atat anan, je’ ri desobdient kub’ij ri jun tzij pa kastiy at nimanel
taj at educad taj. Je’ per we kanimaj ra’tat ra’nan kaya’taj ri utz chawe tamyen, kab’an
utz kachakunik i maj elaq’ kab’ano, kach’ak katijo i at liwr katel pa taq kay, katwa’katik
maj kaxe’j awib’ je’. Per or we ma kachakunik we katijo jawi katb’e wi, je’ jas
kach’akb’ej rech kach’uch’ey ne rawanima’ katwarik, ya katk’astajik, ya knum chi le
apam. Je’ i jas kab’ano i xaq je ri’ kab’e jun pa wa’akatem pelaq’ pelaq’ ke’k wi.
Kaka’ylob’ik jas kinweleq’aj b’ik porke ri kinnumik jas kinya’ qajoq i xa je ri’ ri jun achi
xub’an jaragan. Y ma kuq’ey chik kachakunik man kuq’ey ta chik kab’e pa juyub’ k’ex
chi... i kek’ix che tamyen, kak’ix che kareqaj mes, kak’ix che kareqaj jun eqa’n si’,
kak’ix che kareqaj patz’an o kak’ix kuk’am b’i asaron, je’. K’ex kuna’o are ri’ ruvid ri ma
xunimaj ta utat unan are ri’ ri ma xchap taj o sey pues k’o jun kos cher kub’ij pwes a la’
le walk’wa’l ma kchap ta la’ ma kataq taj. . .(62)
Nota: El anterior es un texto inédito en K’iche’, de Saqijix Candelaria López (1990-1991),
quien lo cedió para ser publicado en esta ODEC, 2008.

54

Tiempos
Las actividades que se proponen en esta ODEC se pueden lograr durante el número de
períodos de clase que a continuación se detallan:
Actividad o procedimiento
Actividad No. 1:
Actividad No. 2:
Actividad No. 3:
Actividad No. 4
Evaluación

Número de períodos de clase
6 de 35 minutos
6 de 35 minutos
6 de 35 minutos
4 de 35 minutos
2 de 35 minutos

Recursos didácticos
Para el desarrollo de las tres actividades contempladas en esta orientación de desarrollo
curricular (ODEC), se sugiere utilizar los recursos indicados, tales como: papelógrafo,
marcadores, pizarrón y yeso de diferentes colores, grabadoras, casetes, cámara fotográfica,
de video, cuaderno de apuntes, etc., además de la participación, siempre que se pueda, de
personas de la comunidad que dominan alguna de las habilidades que se quieren desarrollar.
Pautas para la evaluación
La evaluación que se sugiere aquí está en función de los indicadores de logro que se
contemplan para cada competencia.
Autoevaluación
En este tipo de evaluación los estudiantes deben responder oralmente a las interrogantes:
¿Qué aprendí y qué me falta por aprender? ¿Puedo participar en una representación
desempeñando el papel que me asignen y realizarlo bien en mi idioma maya? ¿Puedo utilizar
el diálogo como herramienta para solucionar problemas de la comunidad o del aula?, ¿poseo
las herramientas necesarias para recopilar narraciones de tradición oral en mi idioma
Q’anjob’al? ¿Puedo escribir con seguridad mi idioma maya Q’anjob’al, o K’iche’, Kaqchikel?
¿Qué necesito para aprender a leer y escribir bien mi idioma maya?
Puede responder individualmente o en grupo, o combinarse ambas formas. Si es en grupo
puede hacerse a viva voz. Se recomienda que después de discutir y elaborar sus
conclusiones sobre las preguntas, expongan ante el grupo general lo que aprendieron y lo
que falta por aprender.
Coevaluación
Esta modalidad puede hacerse en pareja. Consiste en que un compañero o compañera,
evalúe a quien está a su lado o enfrente. Éste debe responder a las preguntas: ¿Cómo he
visto la participación y el interés de mi compañero? ¿Cómo, a mi juicio, aprendió o afianzó
sus conocimientos respecto al diálogo para diferentes propósitos: recreación, o solución de
problemas? ¿Qué dificultades tienen mis compañeras y compañeros al escribir su propio
55

idioma? ¿Qué aspectos de las habilidades orales practicadas necesitan más ejercitación y
práctica? ¿Qué le recomendaría para mejorar su desempeño en el desarrollo de la subárea
de idiomas mayas como L1? Ese tipo de interrogantes también se pueden responder en
grupo y entonces las respuestas se referirán a todos los integrantes y no a uno en particular.
Heteroevaluación
Se recomienda al profesor o profesora de la subárea, elaborar una lista de cotejo, que
responda a las preguntas: ¿Los estudiantes realizan bien los ejercicios de diálogo y
recopilación de tradición oral en idioma maya para mejorar sus habilidades orales y escritas?
¿Qué actitudes manifiestan al utilizar su idioma maya? ¿Utilizan las normas de conducta
según la cultura maya para saludar y llegar a acuerdos?
Asimismo debe evaluarse el producto de las actividades fuera del salón de clases como los
resultados de las investigaciones. De nuevo aquí se recomienda una lista de cotejo para
evaluar la calidad, que se deja a criterio del docente. También deben evaluarse las
representaciones o dramatizaciones para determinar el nivel de habilidad oral han alcanzado.
Bibliografía
Asociación de Centros Educativos Mayas, ACEM, Tejido Curricular Maya, Tercer Ciclo,
Educación Maya Bilingüe Intercultural. Iximulew Guatemala: Editorial Maya Na’oj, 2005.
CNEM, Consejo Nacional de Educación Maya, Usuk’e’l Uxe’l Mayab’ Tijonik Lineamientos
del Marco Curricular de Educación Maya. Iximulew, Guatemala. Maya Na’oj. Save The
Children, 2005.
Ch’ub’ Ik’al, Arturo Haroldo; Ana Rutilia Ik’al Ch’ok y Juan de Jesús Tzok Ch’ok, Iloqo ru hu
sa’ Q’eqchi’ (Libro de lecturas en Q’eqchi’), Instituto de Lingüística y Educación, Universidad
Rafael Landívar Guatemala, 1997.
Chacach, M. Escribiendo Kaqchikel, Rumotay Kaqchikel Ch’ab’äl, Instituto de Lingüística y
Educación, Universidad Rafael Landívar, Guatemala, 2004.
Ch’ub’ Ik’al, Arturo Haroldo; Ana Rutilia Ik’al Ch’ok y Juan de Jesús Tzok Ch’ok, Iloqo ru hu
sa’ Q’eqchi’ (Libro de lecturas en Q’eqchi’), Instituto de Lingüística y Educación, Universidad
Rafael Landívar Guatemala, 1997.
Kaqchikel Moloj, Fundación Kaqchikel, Ruchojmilal ri Tijonïk pa Ka’i’ Ch’ab’äl, Ka’i’ B’anob’äl
Chupam ri Kaqulew, Propuesta Curricular para el Desarrollo de la enseñanza de la Cultura
Kaqchikel en el Marco de la Educación Bilingüe Intercultural. Chimaltenango, Guatemala,
2001.
Kaqchikel Moloj, Fundación Kaqchikel, Currículo de Educación Bilingüe Aditiva Inercultural.
Chimaltenango, Guatemala, 2004.
Kaqchikel Moloj, Fundación Kaqchikel, Kojtz’ib’an pa Kaqchikel Ch’ab’äl, Escribamos en
Kaqchikel. Chimaltenango, Guatemala, 2005.
56

Kaqchikel Moloj, Fundación Kaqchikel, Guía del docente: proceso de transferencia de
habilidades simbólicas del castellano al Kaqchikel. Chimaltenango, Guatemala, 2005.
Mérida A., V., Técnicas para la enseñanza-aprendizaje del castellano como segundo idioma,
Manual de ejercicios para quien enseña y para quien aprende, Universidad Rafael Landívar,
Instituto de Lingüística y Educación, Guatemala, 1999.
Morales Santos, F., Madre, Nosotros también somos historia, Nan, ri oj xuquje oj ajer tzij k’wi
chi taq b’ix, El pequeño Lajuj No’j, Aläj Alajüj No’j, Coctel de Frutas, Yuja’n Uwach che’, El
Rey de los Reyes, Kajawinel Ajawinelab’, Los cinco tecomates, Ri jöb’ tzü. Editorial Fondo de
Cultura Económica, Guatemala. De la Colección Intercultural Luis Cardoza y Aragón e
Instituto de Lingüística y Educación, URL, 2001.
Sam Colop, L., Popol wuj, Versión poética K’iche’, PEMBI-GTZ, CHOLSAMAJ, Guatemala,
1997.
Sis Iboy, María Juliana, Manual de redacción del idioma k’iche’ achi, Instituto de Lingüística y
Educación, Universidad Rafael Landívar Guatemala, 1990.
López Ixcoy, Candelaria Dominga, Manual de redacción del idioma k’iche’, Instituto de
Lingüística y Educación, Universidad Rafael Landívar Guatemala, 1990.
Guarchaj Tzep, Juan Rodrigo Escribiendo k’iche’, Instituto de Lingüística y Educación,
Universidad Rafael Landívar Guatemala, 2004.
Pérez V., Eduardo G., Gramática pedagógica mam, 2a. edición, Instituto de Lingüística y
Educación, Universidad Rafael Landívar Guatemala, 2004.
Cardona, Jesús Felipe, Gramática del idioma jakalteko, Instituto de Lingüística y Educación,
Universidad Rafael Landívar Guatemala, 1989.
Benito Pérez, Gonzalo, Manual de redacción del idioma poqomam, Instituto de Lingüística y
Educación, Universidad Rafael Landívar Guatemala, 1990.
Benito Pérez, José Gonzalo y José F. Santos Nicolás, Gramática pedagógica poqomam,
Instituto de Lingüística y Educación, Universidad Rafael Landívar Guatemala, 1993.
Montejo E., Ruperto Manual de redacción del idioma q’anjob’al, Instituto de Lingüística y
Educación, Universidad Rafael Landívar Guatemala, 1990.
Montejo E., Ruperto Cuentos de San Pedro Soloma, Ik’ti’ Yet Tz’uluma’, Ediciones Yaxte’, Los
Angeles CA, USA, 1996.
Mateo, Eladio, Gramática práctica q'anjob'al, Instituto de Lingüística y Educación,
Universidad Rafael Landívar Guatemala, 1998.
Pedro G., G., Sq’anej Maya’, Palabras Mayas, Fundación Yaxte’, Los Angeles CA, USA,
(1998).
57

58

Primer curso: KOH KUYU’WEJ JAB’XUB’AL POPTI’: PRACTIQUEMOS NUESTRO
IDIOMA MAYA
Autores/Docentes participantes de los centros educativos de ACEM, Asociación de Centros
Educativos Mayas: María Etelvina Botón Pérez, Floridalma Erika Pérez Delgado, Juana
Amalia Raymundo Marcos, Calixto López Rodríguez, Atanasio Warkax, Técnico de campo.

Competencia(s)
Utiliza el idioma
maya en su
comunicación
familiar y
comunitaria, de
acuerdo con los
valores
culturales.

Indicadores de
logro
Pronuncia
sonidos
diferentes y
semejantes
entre su idioma
maya y el
castellano.

Contenidos
Declarativos
FONÉTICA:
1. Morfema
2. Grafema
3. Fonema
Aparatos
fonales:
- lengua
-dientes
- faringe
-glotis
- paladar
-laringe
Clases de
sonidos:
- Glotalizadas
- paladinas
- interdentales
- dentales
- alveolares
- labiales
- bilabiales
-DIALOGOS

59

Procedimentales

Actitudinales

Entonación
diferenciada de
fonemas para
discriminar
sonidos
diferentes entre
uno y otro idioma.

- Valoración del
idioma materno
como elemento
importante para
la
comunicación
de la cultura.

Expresión oral
fluida en el
idioma maya
materno en
conversaciones:
diálogos,
anécdotas,
fábulas, cuentos,
leyendas,
vivencias
personales,
cantos.

- Interés en la
narración de la
Literatura
Maya.

Actividades de exploración:
1. Diagnóstico
1.1 Socializa sus propias experiencias vividas en su idioma maya materno.
1.2 Utiliza el idioma maya materno como medio de comunicación escolar.
1.3 Pronunciación de los grafemas propios del idioma maya materno.
Actividades de Aprendizaje:
Socialización de vivencias.
Diálogos en equipo.
Dramatización de fábulas, cuentos, etc.
Descripción de características y cualidades de personas, animales, paisajes y objetos.
Utilización de cantos.
Identificación de grafemas según sonido.
Recursos didácticos
Cantos, cuentos, leyendas, fábulas, historias, trabalenguas, chistes, frases célebres,
refranes.
Libros: diccionario propio del idioma, gramática normativa y pedagógica, revistas.
Pizarrón, marcadores, almohadilla, hojas de papel bond, papelógrafo y carteles.
Grabaciones en casete y videos.
Ambiente natural, social y cultural; ancianos de las comunidades.
Tiempos
Cantidad de períodos de
clase
De 35 minutos cada uno

Actividad o procedimiento
FONÉTICA:
Evaluación Diagnóstica

Un período

1. Morfema, Grafema, Fonema

Tres períodos

2. Aparatos fonales: lengua, dientes, faringe, glotis, paladar,
laringe.

Dos períodos

3. Clases de sonidos: Glotalizadas,

Dos períodos

4. paladinas

Dos períodos
60

Actividad o procedimiento

Cantidad de períodos de
clase
De 35 minutos cada uno

5. interdentales

Dos períodos

6. dentales

Dos períodos

7. alveolares

Dos períodos

8. labiales

Dos períodos

9. bilabiales

Dos períodos

10. Diálogos

Tres períodos

11. Narración de la Literatura Maya

Seis períodos

12. Autoevaluación

Un período

13. Coevaluación

Un período

14. Hetero-evaluación

Un período

Autoevaluación:
Lista de cotejo.
Coevaluación
Diálogos en equipos.
Heteroevaluación
Observación de la participación del alumno en los diálogos realizados en clase.

61

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful