Está en la página 1de 26

Guía de bolsillo de técnicas de apriete

Guía de bolsillo de técnicas de apriete
Guía de bolsillo de técnicas de apriete

Guía de bolsillo de técnicas de apriete

Capítulo

Página

1. ¿Por qué usar uniones roscadas?

4

2. La unión roscada

4

3.

Fuerza de amarre

6

4.

Efecto de la lubricación

7

5.

Clasificación de calidad de los tornillos

8

6.

Tipos de uniones

10

7.

Par y ángulo

11

8.

Métodos de medición

12

9.

El proceso de apriete

14

10.

Desviación de la media

15

11.

Normas de medición

16

12.

Certificación

16

13.

Errores en el apriete

17

14.

Roscas dañadas

17

15. Componentes faltantes de la unión

17

16. Relajación

17

17. Par autofrenante

18

18. Herramientas de apriete

18

 

Resumen

25

GUÍA

DE

BOLSILLO

TÉCNICAS

DE APRIETE 3
DE
APRIETE
3

Guía de bolsillo de técnicas de apriete

La presente guía ofrece una introducción a la técnica de aprie- te de uniones roscadas para montar componentes, las herra- mientas utilizadas y la influencia del tipo de herramienta en la calidad de la unión.

1. ¿Por qué usar uniones roscadas?

Existen diversos sistemas para unir piezas y componentes, por ejemplo, cola, remaches y soldadura. Sin embargo, el método más habitual consiste en usar un tornillo para mante- ner unidos a los miembros de la unión, ya sea mediante una tuerca o directamente en un orificio roscado en uno de los componentes. Las ventajas de este método son la sencillez de diseño y montaje, la facilidad de desmontaje, la productivi- dad y, en último término, el coste.

2. La unión roscada

Un tornillo está expuesto a carga de tracción, a torsión y a veces también a carga de cizallamiento.

La tensión en el tornillo cuando éste ha sido apretado a su valor de diseño se conoce como pretensión.

La carga de tracción corresponde a la fuerza que mantiene unidos a los miembros de la junta. Una carga externa menor que la fuerza de amarre no cambiará la carga de tracción en el tornillo. Por otra parte, si la unión está expuesta a cargas externas superiores a la pretensión en el perno, se separará y la carga de tracción en el tornillo aumentará, naturalmente, hasta que se rompa el tornillo.

en el tornillo aumentará, naturalmente, hasta que se rompa el tornillo. 4 GUÍA DE BOLSILLO –

4

GUÍA

DE

BOLSILLO

TÉCNICAS

DE

APRIETE

Carga de tracción Fuerza de amarre Carga de cizallamiento Carga de cizallamiento
Carga de tracción
Fuerza de amarre
Carga
de
cizallamiento
Carga de
cizallamiento
de amarre Carga de cizallamiento Carga de cizallamiento Carga de tracción C arga de cizalla- miento
de amarre Carga de cizallamiento Carga de cizallamiento Carga de tracción C arga de cizalla- miento

Carga de tracción

Carga de cizalla- miento y carga de tracción

La torsión en el tornillo es el resultado del rozamiento entre las roscas del tornillo y la tuerca.

Algunos tornillos también están expuestos a las cargas de cizallamiento que se producen cuando la fuerza externa desplaza a los miembros uno en relación al otro y perpen- dicularmente a la fuerza de amarre. En una unión correcta- mente diseñada, toda la fuerza de cizallamiento externa debería ser resistida por el rozamiento entre los componen- tes. Las uniones de este tipo se denominan juntas de roza- miento. Si la fuerza de amarre no es suficiente para crear el rozamiento necesario, el tornillo también quedará expuesto a carga de cizallamiento. Con frecuencia, las uniones están diseñadas para una combinación de carga de tracción y de cizallamiento.

El tornillo está compuesto por el vástago y la cabeza. El vástago está roscado, ya sea parcialmente o en toda su longitud, desde la punta a la cabeza. Los tornillos largos sólo suelen estar roscados parcialmente. No hay necesidad de que la rosca sea más larga de lo necesario para apretar la unión, ya que esto sólo encarecería el precio del tornillo y reduciría la resistencia a la tracción.

Las dimensiones de las roscas, su forma y paso, es decir, la distancia entre hilos sucesivos, han sido estandarizadas. En la práctica, la industria sólo emplea dos normas: la norma unificada UN, utilizada originalmente en los países anglosa- jones, y la normal métrica europea M.

los países anglosa- jones, y la normal métrica europea M. Diseño básico de tornillo. GUÍA DE

Diseño básico de tornillo.

GUÍA

DE

BOLSILLO

TÉCNICAS

DE

APRIETE

5

anglosa- jones, y la normal métrica europea M. Diseño básico de tornillo. GUÍA DE BOLSILLO –

Aparte de las diferencias básicas de dimensio- nes, las normas UN y M tienen ángulos y profundidades de rosca distintos. Ambas normas incluyen especificaciones separadas para roscas finas. La norma de rosca fina UN, UNF, es muy común en paralelo con el tipo normal UNC.

UN, UNF, es muy común en paralelo con el tipo normal UNC. Paso = mm/rotación 3.
Paso = mm/rotación
Paso =
mm/rotación

3. Fuerza de amarre

En general, es deseable que el tornillo sea el miembro más débil de la unión. Un tornillo sobredimensionado hace que el producto sea más pesado e innecesariamente caro. Dado que un tornillo estándar suele ser relativamente barato, es preferi- ble que sea el primer elemento que se rompa. Además, en la mayoría de los casos las dimensiones del tornillo no son crí- ticas para la calidad de la unión. Lo que es decisivo es la fuerza de amarre, es decir, si es suficiente para soportar toda la carga para la que está diseñada la unión, y si permanecerá suficientemente apretada para evitar que se afloje si está expuesta a cargas de impulso.

El problema es que no hay ningún modo práctico de medir la fuerza de amarre en las situaciones de producción normales. Así pues, el valor de la fuerza de amarre se conoce general- mente como par de apriete.

Como la fuerza de amarre es una función lineal tanto del ángulo de giro del tornillo como del paso de rosca, existe una relación directa entre la fuerza de amarre y el par de

de rosca, existe una relación directa entre la fuerza de amarre y el par de 6

6

GUÍA

DE

BOLSILLO

TÉCNICAS

DE

APRIETE

apriete dentro del rango elástico de elongación del tornillo. Sin embargo, sólo se convierte en fuerza de amarre alrededor del 10 % del par aplicado. La fuerza de apriete restante se consume en el rozamiento de la unión: 40 % del par para vencer el rozamiento en la rosca y 50 % en rozamiento deba- jo de la cabeza del tornillo.

4. Efecto de la lubricación

Si un tornillo está lubricado, disminuye el rozamiento en las roscas y debajo de la cabeza, cambiando la relación entre par de apriete y fuerza de amarre. Si se aplica el mismo par que antes de la lubricación, se transformará mucho más par en fuerza de amarre. En el peor de los casos, esto podría dar lugar a que la tensión en el tornillo sea mayor que la resisten- cia a la tracción y el tornillo se rompa. Por otra parte, si el tornillo no tiene nada de lubricante, la fuerza de amarre podría ser demasiado pequeña para resistir las fuerzas para las que está diseñada la unión, con el riesgo de que el tornillo se afloje.

Material del perno

Material de la tuerca

Seco

Ligeramente aceitado

Sin tratar

Sin tratar

0.18-0.35

0.14-0.26

Fosfatado

Sin tratar

0.25-0.40

0.17-0.30

Zincado

Sin tratar

0.11-0.36

0.11-0.20

Fosfatado

Fosfatado

0.13-0.24

0.11-0.17

Zincado

Zincado

0.18-0.42

0.13-0.22

Tabla 1. Rozamiento en roscas de diferentes materiales.

GUÍA

DE

BOLSILLO

TÉCNICAS

DE

APRIETE

7

0.13-0.22 Tabla 1. Rozamiento en roscas de diferentes materiales. GUÍA DE BOLSILLO – TÉCNICAS DE APRIETE

5. Clasificación de calidad de los tornillos

Cuando se aprieta un tornillo y comienza a aumentar la fuer-

za de amarre, el material del tornillo se ve sometido a esfuer-

zo. Tras un breve tiempo, cuando la rosca se asienta, el mate- rial se estira en proporción a la fuerza. En principio, esta elon- gación continuará hasta que la tensión en el tornillo sea igual que la resistencia a la tracción a la que se romperá el tornillo. Sin embargo, mientras que la elongación sea proporcional a

la tensión, el tornillo recuperará su longitud original cuando

desaparezca la carga. Esto se conoce como zona elástica.

Límite

Tensión

elástico Rotura
elástico
Rotura

Desplazamiento angular

A una tensión dada, conocida como límite elástico, se produ-

cirá deformación del material del tornillo. Sin embargo, el tornillo no se romperá inmediatamente. El par seguirá aumentando, aunque a menor ritmo, durante la deformación en la zona plástica. Cuando los requisitos de fuerza de amarre son muy precisos, esta zona suele especificarse deliberadamente para el proce-

so de apriete. La rotura se produce pasada la zona plástica.

para el proce- so de apriete. La rotura se produce pasada la zona plástica. 8 GUÍA

8

GUÍA

DE

BOLSILLO

TÉCNICAS

DE

APRIETE

PERNOS CON ROSCA M Par de apriete Nm, de acuerdo con ISO 898/1

Las propiedades de los materiales de los tornillos están estan- darizadas, es decir, el esfuerzo de tracción a los que pueden ser expuestos antes de que se alcance el límite elástico y se pro- duzca la rotura. Todos los tornillos deberían estar marcados de acuerdo con su calidad. Se trata de una norma de clasificación que emplea un sistema de dos dígitos. El primero se refiere a la resistencia a la tracción mínima en 100 N/mm 2 y el segun- do indica la relación entre el límite elástico y la resistencia a la tracción mínima. Por ejemplo, una calidad 8.8 designa un tornillo con una resistencia a la tracción mínima de 800 N/mm 2 y un límite elástico de 0,8 x 800 = 640 N/mm 2 .

Rosca

Nm

Calidad de perno

 
 

3.6

4.6

4.8

5.8

8.8

10.9

12.9

M1.6

0.05

0,065

0,086

0.11

0.17

0.24

0.29

M2

0.10

0.13

0.17

0.22

0.35

0.49

0.58

M2.2

0.13

0.17

0.23

0.29

0.46

0.64

0.77

M2.5

0.20

0.26

0.35

0.44

0.70

0.98

1.20

M3

0.35

0.46

0.61

0.77

1.20

1.70

2.10

M3.5

0.55

0.73

0.97

1.20

1.90

2.70

3.30

M4

0.81

1.10

1.40

1.80

2.90

4.00

4.90

M5

0.60

2.20

2.95

3.60

5.70

8.10

9.70

M6

2.80

3.70

4.90

6.10

9.80

14.0

17.0

M8

8.90

10.50

15.0

24.0

33.0

40.0

M10

17.0

21.0

29.0

47.0

65.0

79.0

M12

30.0

36.0

51.0

81.0

114.0

136.0

M14

48

58

80

128

181

217

M16

74

88

123

197

277

333

M18

103

121

172

275

386

463

M20

144

170

240

385

541

649

M22

194

230

324

518

728

874

M24

249

295

416

665

935

1120

M27

360

435

600

961

1350

1620

M30

492

590

819

1310

1840

2210

M36

855

1030

1420

2280

3210

3850

M42

1360

2270

3640

5110

6140

M45

1690

2820

4510

6340

7610

M48

2040

3400

5450

7660

9190

Tabla 2. Diferentes clases de tornillos.

GUÍA

DE

BOLSILLO

TÉCNICAS

DE

APRIETE

9

2040 3400 5450 7660 9190 Tabla 2. Diferentes clases de tornillos. GUÍA DE BOLSILLO – TÉCNICAS
6. Tipos de uniones Ejemplo de designación de los tornillos. Las uniones roscadas no varían

6. Tipos de uniones

Ejemplo de designación de los tornillos.

Las uniones roscadas no varían sólo en su tamaño, sino tam- bién en el tipo, que hace que cambien sus características. Desde el punto de vista del apriete, la cualidad más importan- te de una unión es la “rigidez”. Se puede definir como el “incremento de par”, es decir, el ángulo de apriete necesario para alcanzar el par recomendado de acuerdo con la dimen- sión y la calidad del tornillo en cuestión, medido desde el nivel de asentamiento – el punto en el cual se unen los com- ponentes y la cabeza del tornillo.

El incremento de par puede variar considerablemente para el mismo diámetro de tornillo. Un tornillo corto para unir com- ponentes metálicos planos alcanza el par nominal en sólo una fracción de vuelta. Este tipo de unión se define como “junta rígida”. En el caso de una unión con un tornillo largo que deba comprimir componentes blandos, como empaquetaduras o arandelas elásticas, es necesario un ángulo mucho mayor, posiblemente varias vueltas del tornillo o de la tuerca, para alcanzar el par nominal. Este tipo de unión se conoce como “junta elástica”.

Lógicamente, los dos tipos de uniones se comportan de manera diferente en el proceso de apriete.

tipos de uniones se comportan de manera diferente en el proceso de apriete. 1 0 GUÍA

1 0

GUÍA

DE

BOLSILLO

TÉCNICAS

DE

APRIETE

7. Par y ángulo

Como se ha dicho antes, el par de apriete es, por motivos prácticos, el criterio que se emplea normalmente para especi- ficar la pretensión en el tornillo. El par, o el momento de fuerza, se puede medir o bien dinámicamente, mientras se aprieta el tornillo, o estáticamente, comprobando el par con una llave dinamométrica después del apriete.

el par con una llave dinamométrica después del apriete. El par se define como la fuerza

El par se define como la fuerza x la longitud de palanca.

Las especificaciones de par varían considerablemente en función de los requisitos de calidad de la unión. No se puede permitir que falle una junta de seguridad en un automóvil, por ejemplo en la suspensión. Por tanto, estas uniones están sujetas a unos requisitos de tolerancia muy rigurosos. Por otra parte, una tuerca utilizada para fijar la longitud del tornillo de ajuste de un banco de trabajo no se considera crítica desde el punto de vista de la fuerza de amarre, por lo que no es necesario especificar ningún requisito de par.

El control de calidad mejorará sensiblemente si se añade el ángulo de apriete a los parámetros medidos. En la zona elás- tica del tornillo, esto puede servir para verificar que están presentes todos los miembros de una unión. Por ejemplo, que no falta una arandela. Igualmente, se puede verificar la calidad de la unión midiendo el ángulo, antes del nivel de asentamiento, así como en el apriete final.

En procesos de apriete sofisticados, también se puede usar el ángulo para definir el límite elástico y permitir el apriete en la zona plástica del tornillo.

30 ° C 60 ° C
30 ° C
60 ° C

Ángulo de rotación del tornillo.

GUÍA

DE

BOLSILLO

TÉCNICAS

DE

APRIETE

1 1

plástica del tornillo. 30 ° C 60 ° C Ángulo de rotación del tornillo. GUÍA DE

8. Métodos de medición

Conociendo las especificaciones de una unión roscada, la pregunta lógica es: ¿cómo sabemos que se ha apretado correctamente?

El par se mide de dos formas diferentes: medición estática o medición dinámica.

La medición estática significa que el par se comprueba des- pués de finalizar el proceso de apriete. Se realiza por lo general a mano con una llave dinamométrica que tiene, o bien una escala de par cargada por muelle, o un instrumento activado por un transductor de par.

Un método muy común para comprobar el par de apriete consiste en usar una llave de clic, que es una llave dinamo- métrica equipada con un embrague que se puede preajustar a un par específico. Si el par es mayor que el valor preajusta- do, el embrague se soltará con un clic. Si el par es menor, es posible apretar al par final hasta que la llave haga clic. El sobreapriete no se puede detectar con la llave de clic.

Para medir el par estático, el valor se debe leer instantánea- mente cuando el tornillo
Para medir el par estático, el valor se debe leer instantánea-
mente cuando el tornillo comienza a girar.
Llave dinamométrica
(medición estática).
Para SPC, control estadístico del proceso, se pueden progra-
mar comprobadores de par electrónicos que almacenan un
número de lecturas para su análisis, ya sea manualmente o
mediante conexión a un ordenador.

Por otra parte, la medición dinámica significa que el par se mide continuamente durante todo el ciclo de apriete. Suele ser el método preferido en los procesos de producción donde se emplean herramientas neumáticas o eléctricas. La ventaja sobre el método estático es que la medición dinámica ofrece una indicación del rendimiento de la herramienta sin influen- cia de la relajación ni de las variaciones de rozamiento en reposo.

cia de la relajación ni de las variaciones de rozamiento en reposo. 1 2 GUÍA DE

1 2

GUÍA

DE

BOLSILLO

TÉCNICAS

DE

APRIETE

Además, esto también elimina la necesidad de comprobacio- nes posteriores.

La medición dinámica se realiza o bien directamente midien- do con un transductor integrado o un transductor en línea separado, o indirectamente midiendo la intensidad en el caso de algunos sofisticados atornilladores y aprietatuercas eléctri- cos. En ambos casos, la medición del par sólo es posible cuando las herramientas tienen transmisión de par directa, es decir, no una frecuencia de apriete discontinua como en el caso de las llaves de impacto y los aprietatuercas de impulso.

El transductor de par en línea se monta entre el eje de accio- namiento de la herramienta y la boca o la punta de atornillar. Se trata básicamente de una barra de accionamiento con resistencias instaladas, conocida como puente de Wheatstone, que detecta la deformación elástica del cuerpo como resultado del par aplicado y produce una señal eléctrica que se puede procesar en un instrumento de medición.

También están disponibles transductores en línea con un codificador de ángulo integrado para verificar el ángulo de apriete.

Como la carcasa, con su conector para el cable de señal, tiene que estar sujeta para evitar que gire, el transductor en línea no resulta práctico para verificación continua en la pro- ducción en serie. Sin embargo, para la instalación y ajuste de par de las herramientas, así como para comprobar la calidad en la cadena de montaje, el transductor en línea es el instru- mento que se emplea normalmente para leer los valores de par aplicados.

emplea normalmente para leer los valores de par aplicados. Medición dinámica del par. En el caso
emplea normalmente para leer los valores de par aplicados. Medición dinámica del par. En el caso

Medición dinámica

del par.

En el caso de líneas de montaje, donde es necesaria una veri- ficación del 100 % del par, o cuando el propio proceso de apriete se controla por las lecturas de par, el transductor suele estar integrado en la herramienta de apriete. En las herramientas engranadas hay varias posiciones donde el transductor se puede instalar, aunque por motivos de dimen- siones es conveniente colocarlo lo más cerca posible del motor, donde las fuerzas son más bajas. En vez de poner los deformímetros en el eje, como con el modelo en línea, el transductor de par integrado puede utilizar las fuerzas de reacción en el tren de potencia de la herramienta.

GUÍA

DE

BOLSILLO

TÉCNICAS

DE

APRIETE

1 3

utilizar las fuerzas de reacción en el tren de potencia de la herramienta. GUÍA DE BOLSILLO
Aprietatuercas angular con transductor integrado. También se pueden incorporar codificadores de ángulo en la
Aprietatuercas angular con transductor integrado.
Aprietatuercas
angular con
transductor
integrado.

También se pueden incorporar codificadores de ángulo en la herramienta para registrar las características de la unión durante el apriete o para un control de apriete avanzado.

9. El proceso de apriete

El proceso de apriete también tiene gran influencia en la cali- dad de la unión roscada. Una junta apretada a mano se com- porta de forma completamente diferente de otra utilizando una herramienta neumática.

Igualmente, los distintos tipos de herramientas tienen una influencia decisiva en el resultado. Las herramientas de accionamiento directo, como atornilladores y aprietatuercas, tienen una capacidad máxima que se decide por la salida de potencia del motor y la relación de multiplicación. Pueden ser del tipo de ahogo, donde el par final se determina por el par producido cuando la herramienta ya no tiene más capaci- dad para vencer la resistencia al giro del tornillo. Hoy en día, están equipadas normalmente con un dispositivo que detiene el apriete a un par predeterminado.

También hay otros tipos de herramientas de apriete en la pro- ducción industrial, por ejemplo, llaves de impacto y aprieta- tuercas de impulso, donde la potencia del motor se convierte en salida de par cargando y descargando intermitentemente la energía durante el proceso. Esto significa que se pueden diseñar herramientas muy potentes con un peso y tamaño limitados, y prácticamente sin par de reacción para el opera- rio. Sin embargo, desde el punto de vista de la verificación del par, estos tipos no se prestan a la medición dinámica, por lo que no se analizan en este contexto.

a la medición dinámica, por lo que no se analizan en este contexto. 1 4 GUÍA

1 4

GUÍA

DE

BOLSILLO

TÉCNICAS

DE

APRIETE

10. Desviación de la media

El motivo fundamental de usar una herramienta neumática o eléctrica para apretar una unión roscada es acortar el tiempo de proceso dentro de la capacidad del operario y los requisitos de calidad. Se deduce pues que es sumamente importante una alta velocidad de rotación de la herramienta.

La mayoría de las herramientas de montaje son accionadas por un motor que produce una elevada velocidad durante la aproxi- mación del tornillo, cuando la resistencia es baja, y reduce la velocidad a medida que el par incrementa. En las juntas rígidas se produce un freno casi inmediato desde la velocidad en vacío hasta la velocidad de ahogo o de corte. Sin embargo, debido a la inercia de todas las piezas giratorias, queda mucha energía dinámica acumulada en la herramienta, la boca o la punta, y el propio tornillo. Esta energía se tiene que descargar de algún modo y la mayor parte de ella se transmite a la unión en forma de par añadido, conocido como “sobreinercia”.

Par Sobreinercia Desviación de la media Objetivo Rígida Elástica Nivel de Ángulo de asentamiento giro
Par
Sobreinercia
Desviación de
la media
Objetivo
Rígida
Elástica
Nivel de
Ángulo de
asentamiento
giro
del
Objetivo
tornillo

Definición de desviación de la media y sobreinercia.

No habría problemas si la unión fuese siempre igual. Pero si se utiliza la misma herramienta para apretar una junta elástica, que requiere mucho más tiempo y energía para generar el par, los efectos dinámicos son sólo marginales. El resultado es una diferencia de par entre la junta rígida y la junta elástica, que puede ser considerable. Esta diferencia se conoce como “desviación de la media”. En las herramientas equipadas con algún tipo de dispositivo de desconexión, la calidad del embra- gue también es decisiva para la desviación de la media de la herramienta. Como la secuencia de apriete es generalmente muy corta, el tiempo necesario para que el embrague reaccione al impulso de par tendrá una influencia igual de importante tanto en el par final como en el efecto dinámico, es decir, el retardo de desconexión produce una sobreinercia de par mucho más alta en la junta rígida que en la elástica.

GUÍA

DE

BOLSILLO

TÉCNICAS

DE

APRIETE

1 5

de par mucho más alta en la junta rígida que en la elástica. GUÍA DE BOLSILLO

11. Normas de medición

Las variaciones en el par de apriete, que dependen de la rigidez de la junta, han hecho necesario establecer normas de medición comu- nes. El propósito de estas normas es definir la capacidad de una herramienta para cumplir ciertas especificaciones de calidad y poder comparar los distintos tipos y marcas con las especificaciones.

La norma común que se emplea hoy en día es la ISO 5393 – “Herramientas rotativas para uniones roscadas – Rendimiento y método de prueba”. La norma y los principios de evaluación de los resultados se analizan en la “Guía de bolsillo del análisis estadísti- co de los resultados de apriete”.

12. Certificación

La norma ISO 5393 representa una plataforma común para que los fabricantes y usuarios evalúen el rendimiento de las herramientas de montaje. Basados en esta norma de medición, muchos fabrican- tes de automóviles tienen sus propios programas de calidad. Estos programas implican la categorización y la clasificación de calidad de las herramientas disponibles en el mercado. Generalmente, para que una herramienta sea aceptada para su uso en las plantas de montaje a nivel mundial, se debe verificar su rendimiento cuando está nueva y después de cierto tiempo de servicio.

El programa de certificación de mayor alcance es el de la com- pañía Ford. En principio, se basa en una clasificación de todas las uniones roscadas que tiene un automóvil y en los requisitos de par de las correspondientes clases de herramienta. Las herramientas se prueban de acuerdo con esos requisitos, desde el par máximo al mínimo en cada clase de acuerdo con el procedimiento ISO 5393. Para su aprobación, una herramienta debe cumplir los requisitos de precisión tanto cuando es nueva como después de 250.000 ciclos. Para obtener la certificación de herramienta preferida, tiene que cumplir estos requisitos después de 500.000 ciclos sin que se haya tenido que realizar ninguna reparación de importancia y dentro de la misma especificación de tolerancia.

Otros fabricantes de automóviles tienen programas similares. La mayoría de ellos utilizan la norma ISO 5393 como método de prueba, aunque pueden variar los requisitos.

El fabricante de automóviles es quien elabora generalmente las pruebas de rendimiento de las herramientas, aunque el usuario puede autorizar al fabricante de la herramienta para que realice las pruebas prácticas.

al fabricante de la herramienta para que realice las pruebas prácticas. 1 6 GUÍA DE BOLSILLO

1 6

GUÍA

DE

BOLSILLO

TÉCNICAS

DE

APRIETE

13.

Errores en el apriete

El objetivo de verificar el par de apriete es asegurar que se ha alcanzado la fuerza de amarre apropiada. Sin embargo, el par de apriete solo no es una garantía del 100% de que la fuerza de amarre sea suficiente para la carga para la que ha sido dise- ñada la unión. Se pueden producir diversos errores que darían como resultado una pretensión inadecuada en el tornillo a pesar del par de apriete correcto.

14. Roscas dañadas

Las roscas dañadas o insuficientemente talladas producirán mayor resistencia al giro del tornillo, por lo que el par prede- terminado se alcanzará antes de que se obtenga la fuerza de amarre correcta.

Las roscas dañadas se pueden detectar verificando el ángulo de apriete.

Rosca dañada.
Rosca dañada.
detectar verificando el ángulo de apriete. Rosca dañada. 15. Componentes faltantes de la unión Un problema
detectar verificando el ángulo de apriete. Rosca dañada. 15. Componentes faltantes de la unión Un problema

15. Componentes faltantes de la unión

Un problema habitual en la producción industrial es que el operario olvide una arandela o una junta al apretar una unión. Aparte de tener otros objetivos, los componentes que faltan cambiarán el ángulo aplicado y por consiguiente la fuerza de amarre.

16. Relajación

Todas las uniones se asientan después del apriete. Esto signifi- ca que, tras un breve tiempo, menos de 30 milisegundos, la fuerza de amarre en la unión es menor que cuando cesó el apriete. Para las uniones que incluyen componentes elásticos, como juntas, esta relajación puede ser considerable, y una pos- terior prueba puede evidenciar que el par es sólo una fracción de la especificación. La relajación se supera generalmente apretando en dos etapas. Una herramienta de impulso o una llave de impacto también podrían ser una solución práctica, ya que la frecuencia de impacto permite la relajación de la unión entre impulsos o impactos.

Falta la arandela.
Falta la arandela.

Relajación.

GUÍA

DE

BOLSILLO

TÉCNICAS

DE

APRIETE

1 7

de la unión entre impulsos o impactos. Falta la arandela. Relajación. GUÍA DE BOLSILLO – TÉCNICAS

17. Par autofrenante

Algunas uniones, como las diseñadas para precargar roda- mientos axiales donde, con el tiempo, el desgaste podría reducir la pretensión necesaria para mantener el rozamiento entre el perno y la tuerca, llevan instalado un elemento elásti- co en la rosca que evita que se afloje la unión. Naturalmente, este elemento de rozamiento también incrementa la resisten- cia al giro durante el apriete y la aproximación. Una herra- mienta con control del par podría desconectar demasiado pronto, ya que el dispositivo de control no puede identificar la diferencia entre par autofrenante y par de apriete. La solu- ción consiste en usar o bien un dispositivo que identifique mecánicamente cuando empieza a formarse el par, o anali- zando electrónicamente el proceso de apriete.

Par
Par
Par objetivo
Par objetivo

Compensación

del par autofrenante Par autofrenante
del par
autofrenante
Par
autofrenante

Ángulo/

tiempo

18. Herramientas de apriete

Herramientas de impacto

Las llaves de impacto se basan en el mismo principio que cuando se golpea una llave con un martillo para apretar un perno o un tornillo, incrementando el par impacto tras impacto. En el caso de una llave de impacto neumática, el martillo es la masa combinada del rotor y del mecanismo de impacto que suministra su energía cinética, una o dos veces por revolución, al yunque y a la boca, que representan la llave en esta comparación.

y a la boca, que representan la llave en esta comparación. Principio de las herra- mientas
y a la boca, que representan la llave en esta comparación. Principio de las herra- mientas

Principio de las herra- mientas de impacto

comparación. Principio de las herra- mientas de impacto La ventaja de las llaves de impacto es

La ventaja de las llaves de impacto es que tienen una capacidad muy elevada en relación con su peso y tama- ño. Como el par de reacción no es mayor que el necesario para acelerar el martillo, la fuerza de reacción que se trans-

necesario para acelerar el martillo, la fuerza de reacción que se trans- 1 8 GUÍA DE

1 8

GUÍA

DE

BOLSILLO

TÉCNICAS

DE

APRIETE

mite al operario es muy pequeña, lo cual hace que la llave de impacto sea muy flexible y fácil de usar.

Las desventajas son el nivel sonoro relativamente alto y la dificultad de medir el par aplicado, lo cual lleva aparejado lógicamente cierta limitación para conseguir un control de par exacto.

Por consiguiente, la llave de impacto es la herramienta ideal para aflojar pernos oxidados y atascados durante las tareas de mantenimiento en plantas químicas, refinerías y otras indus- trias pesadas. También resulta adecuada para una variedad de aplicaciones que no precisan un gran nivel de precisión.

Herramientas de impulso

La herramienta de impulso tiene todas las ventajas de la llave de impacto, es decir, una alta velocidad y potencia, en una máquina ligera y manejable, sin fuerzas de reacción, pero ninguna de las desventajas, excepto la dificultad de la verifi- cación dinámica del par aplicado.

En las herramientas de impulso, el par no se genera por gol- pes de metal con metal, sino a través de un colchón hidráuli- co. El resultado es un bajo nivel de ruido, un mínimo de vibración y, sobre todo, una buena precisión de apriete. Esto se consigue controlando la presión hidráulica en el mecanis- mo de impulsos, que limita el par aplicado una vez que se ha alcanzado el valor preajustado.

Por su sencillez de manejo, velocidad, bajo nivel de ruido y vibración, y precisión de par, las herramientas de impulso han tenido muy buena acogida en el sector de producción, incluida la industria del motor. La limitación reside en las aplicaciones que precisan documentación de los valores de par aplicado.

que precisan documentación de los valores de par aplicado. Par Tiempo GUÍA DE BOLSILLO – TÉCNICAS
que precisan documentación de los valores de par aplicado. Par Tiempo GUÍA DE BOLSILLO – TÉCNICAS
Par
Par
Par
Par
Par
Par

Tiempo

documentación de los valores de par aplicado. Par Tiempo GUÍA DE BOLSILLO – TÉCNICAS Principio de

GUÍA

DE

BOLSILLO

TÉCNICAS

Principio de las herra- mientas de impulso

Principio de formación del par con herramientas de impulso.

DE

APRIETE

1 9

Principio de las herra- mientas de impulso Principio de formación del par con herramientas de impulso.
Atornillador LUM Atornilladores y aprietatuercas neumáticos Las herramientas neumáticas de accionamiento directo para

Atornillador LUM

Atornilladores y aprietatuercas neumáticos

Las herramientas neumáticas de accionamiento directo para apretar tornillos y tuercas incluyen desde los atornilladores más pequeños, para tamaños de tornillo de hasta M6 (1/4”), hasta aprietatuercas de alto par para varios miles de Nm. El par se genera transformando la potencia de un motor neumá- tico de alta velocidad en una salida de baja velocidad y alto par, mediante engranajes. Se emplean normalmente engrana- jes planetarios.

Atornilladores

El término “atornillador” define las herramientas que se uti- lizan para los tornillos más pequeños, donde el par necesario es suficientemente bajo para permitir que el par de reacción que se genera durante el apriete sea absorbido por el operario simplemente sujetando la herramienta. En la práctica, esto limita la gama a una capacidad de entre 4 y 12 Nm (M5- M6), dependiendo del tipo de herramienta, el tipo de unión y la posición de trabajo.

El atornillador más simple es el de tipo de ahogo, donde el par aplicado se determina por la capacidad de apriete del motor desde que engrana hasta que se detiene. El ajuste del par se realiza regulando la presión del aire que acciona la herramienta. Este tipo de herramienta se emplea con fre- cuencia en aplicaciones con requisitos de par variables, como tornillos de rosca-chapa, donde el operario detiene el proceso de apriete por control ocular.

Sin embargo, los atornilladores están equipados generalmen- te con un embrague mecánico que actúa por el par. El embrague puede ser de tipo deslizante o de desconexión. En el caso del embrague deslizante, un acoplamiento cargado por muelle se libera cuando se alcanza el par preajustado, pero se vuelve a acoplar mientras el gatillo esté activado. Es una solución relativamente económica y ofrece cierta posibilidad de añadir par o compensar la relajación, aunque son bastante ruidosos y el control de par no es demasiado bueno. Los atornilladores de desconexión tienen una buena precisión.

2 0

GUÍA

DE

BOLSILLO

TÉCNICAS

DE

APRIETE

Aprietatuercas

En el caso de un par de apriete superior al de la gama normal de atornilladores, el par de reacción es tan alto que el opera- rio no puede absorber la fuerza con una empuñadura normal recta o de pistola. Es necesario algún tipo de barra de reac- ción. Un tipo común de herramienta en el rango comprendi- do entre M6 y M14, es decir, un par de apriete de 10 a 150 Nm, es el aprietatuercas angular. Aquí, la propia herramienta está diseñada para actuar como palanca y permitir que el operario soporte las fuerzas de reacción.

Los aprietatuercas de pistola, rectos y angulares para un par de apriete más elevado deben estar equipados con una barra de reacción fija o un brazo articulado que absorba las altas fuerzas producidas.

Los aprietatuercas de accionamiento directo están disponi- bles como herramientas de ahogo o de desconexión. Tienen una precisión muy buena y se prestan muy bien para verifi- cación continua del par y ángulo de apriete. Con transducto- res de par y codificadores de ángulo integrados, se puede controlar el proceso de apriete y guardar los datos electró- nicamente.

Un tipo especial de aprietatuercas de pistola es el de doble motor, para pares de hasta 1.500 Nm. Un motor realiza la aproximación a través de un engranaje de alta velocidad, y el segundo motor, de baja velocidad, aprieta al par final. Los modelos de este tipo ofrecen un apriete rápido y una alta capacidad de par en una herramienta muy pequeña y mane- jable, con una excelente precisión debido a la reducida velocidad final.

GUÍA

DE

BOLSILLO

TÉCNICAS

Aprietatuercas angular LTV

DE

APRIETE

2 1

precisión debido a la reducida velocidad final. GUÍA DE BOLSILLO – TÉCNICAS Aprietatuercas angular LTV DE

RE-Controller con principio de señal de aire del motor neumático.

Assembly station Estación de montaje Repair Reparación Assembly Montaje Signal light Luz de and alarm
Assembly station
Estación de montaje
Repair
Reparación
Assembly
Montaje
Signal light
Luz de
and alarm
señal y
alarma
Señal de
Clock
Reloj
Alert signal
Entry
Entrada de
alerta
signal
señal
OK signal
Señal OK
Herramienta
RE-tool
con salida
de señal
RE-Controller
RE-Controller

Señales neumáticas

Un fallo muy común en la producción en cadena es que el operario se olvide de apretar un tornillo en una serie de ope- raciones. Esto se puede evitar contando los aprietes finaliza- dos y mediante una alarma o control de línea, para que el error no pase inadvertido. Este sistema se denomina salida de señal. Para las herramientas neumáticas, el dispositivo consta de un sensor que registra las variaciones de presión de aire en el sistema de válvula de la herramienta tras la desco- nexión. Casi todas las herramientas neumáticas se pueden conectar a una unidad RE-control.

Atornilladores y aprietatuercas eléctricos

En las cadenas de montaje que no disponen de aire compri- mido, o cuando se deben evitar las impurezas del aire de escape, son muy habituales los atornilladores eléctricos, ali- mentados principalmente por un motor DC de baja tensión a través de un transformador. Los atornilladores y aprietatuercas eléctricos tam- bién tienen preferencia en el montaje de auto- móviles y en industrias con requisitos simila- res en cuanto a control de juntas de seguridad y registros de calidad. Son sistemas muy sofisticados, con posibilidad de controlar continuamente el proceso de apriete mediante control de corriente.

el proceso de apriete mediante control de corriente. Herramienta eléctrica con unidad de control. 2 2
el proceso de apriete mediante control de corriente. Herramienta eléctrica con unidad de control. 2 2

Herramienta eléctrica con unidad de control.

control de corriente. Herramienta eléctrica con unidad de control. 2 2 GUÍA DE BOLSILLO – TÉCNICAS

2 2

GUÍA

DE

BOLSILLO

TÉCNICAS

DE

APRIETE

Aprietatuercas múltiples Cuando hay más de un tornillo en una unión, se pueden apre- tar

Aprietatuercas múltiples

Cuando hay más de un tornillo en una unión, se pueden apre- tar con un aprietatuercas múltiple. La idea del aprietatuercas múltiple no es necesariamente incrementar la producción. También es la herramienta ideal cuando los tornillos de una unión se tienen que apretar simultáneamente o en secuencia, y generalmente para reducir al mínimo la influencia del ope- rario en el resultado de apriete. El montaje de motores es un ejemplo típico de aplicación de aprietatuercas múltiples, muchas veces en combinación con avanzados sistemas de control electrónicos. Los motores de los aprietatuercas múltiples pueden ser neu- máticos o eléctricos, normalmente de tipo recto. El par de reacción de cada husillo es absorbido por los otros tornillos de la unión.

Herramientas de batería

Los atornilladores de batería son muy habituales entre traba- jadores manuales, carpinteros y aficionados al bricolaje, donde la movilidad es esencial. En los últimos años, también han cambiado los métodos de trabajo en las cadenas de mon- taje de automóviles, con un mayor uso de herramientas de batería. Las ventajas son la libertad de movimiento a lo largo de la cadena de montaje, y la posibilidad de trabajar en cabi- nas cerradas sin interferencias de mangueras de aire ni riesgo de cables eléctricos atascados. Las versiones industriales de las herramientas de batería están representadas por atornilladores angulares y de pistola, así como atornilladores de impulso.

angulares y de pistola, así como atornilladores de impulso. Múltiple con unidad de control. Atornillador angular

Múltiple con unidad de control.

Atornillador angular de batería

GUÍA

DE

BOLSILLO

TÉCNICAS

DE

APRIETE

2 3

impulso. Múltiple con unidad de control. Atornillador angular de batería GUÍA DE BOLSILLO – TÉCNICAS DE

Guía de recomendaciones

Herramienta Llaves de impacto

Herramientas de impulso

Atornilladores pequeños

Aprietatuercas angulares

Aprietatuercas con transductor

Herramientas neumáticas con salida RE

Aprietatuercas eléctricos

Ejes fijos

Herramientas de batería

Aplicación recomendada Aflojar y apretar pernos de grandes dimensiones en trabajos de mantenimiento. Altos pares con requisitos de precisión moderados.

Montaje de tornillos de maquinaria donde la velocidad y la manejabilidad sean importantes. Precisión media.

Montaje de tornillos pequeños con un par bajo y precisión media a alta.

Montaje de tornillos de maquinaria y tuercas con unos requisitos de precisión altos. Pernos con accesibilidad limitada.

Montaje de tornillos de maquinaria donde, durante el proceso de apriete, se deba verificar el par y/o el ángulo a efectos de control de calidad y certificación.

Aplicaciones donde sea esencial contar los tornillos correctamente apretados en una unión, para controlar la calidad del producto.

Operaciones de montaje donde, durante el control de proceso de apriete, sea necesario un alto nivel de precisión.

Aplicaciones donde se utilicen brazos articuladas para soportar el par de reacción con aprietatuer- cas múltiples y sistemas automáticos. Herramientas neumáticas o eléctricas de acuerdo con el control del proceso requerido.

Para la máxima movilidad y cuando la manguera de aire o el cable eléctrico puedan limitar el acceso o plantear riesgos.

de aire o el cable eléctrico puedan limitar el acceso o plantear riesgos. 2 4 GUÍA

2 4

GUÍA

DE

BOLSILLO

TÉCNICAS

DE

APRIETE

Resumen

En esta guía se revisan las ventajas de las uniones roscadas para unir componentes, sus características y la influencia que tiene la utilización de los diferentes tipos de herramientas en la calidad de la unión. Se analizan los distintos tipos de herramientas de apriete y sus aplicaciones. Se explica la verificación del proceso de apriete y se describen los méto- dos de control de calidad de las uniones en la producción en cadena.

GUÍA

DE

BOLSILLO

TÉCNICAS

DE

APRIETE

2 5

dos de control de calidad de las uniones en la producción en cadena. GUÍA DE BOLSILLO

Guías de bolsillo Atlas Copco

Título

Designación

Distribución del Aire Comprimido

9833 1266 01

Motores Neumáticos

9833 9067 01

Taladrado con máquinas manuales

9833 8554 01

Amolado

9833 8641 01

Herramientas de Percusión

9833 1003 01

Herramientas de Impulso

9833 1225 01

Técnicas de Remachado

9833 1124 01

Atornillado

9833 1007 01

Técnicas de Análisis Estadístico

9833 8637 01

El Arte de la Ergonomía

9833 8587 01

Técnica de Apriete

9833 8648 01

Vibraciones en las amoladoras

9833 9017 01

Producción a Prueba de Errores

9833 1437 05

Evaluación de la Exposición a las Vibraciones

de las Herramientas Manuales

9833 1508 05

Verificación y Calibración

9833 1720 01

Manuales 9833 1508 05 Verificación y Calibración 9833 1720 01 2 6 GUÍA DE BOLSILLO –

2 6

GUÍA

DE

BOLSILLO

TÉCNICAS

DE

APRIETE

Recyclable paper. TR Tryck 2008:1. Printed in Sweden

9833 8648 05

Recyclable paper. TR Tryck 2008:1. Printed in Sweden 9833 8648 05 www.atlascopco.com
Recyclable paper. TR Tryck 2008:1. Printed in Sweden 9833 8648 05 www.atlascopco.com

www.atlascopco.com