Está en la página 1de 6

ECUACIÓN DE ONDA EN UNA COLUMNA DE GAS

Supongamos una columna de gas estable, contenida en un cilindro con área uniforme A y
una densidad de masa . Un elemento de la columna de gas en la posición x, con longitud
dx y volumen Adx, tiene una masa dm, con

(1)

Cuando se presenta una perturbación, debido a una diferencia de presión que origina una
variación en la densidad en la columna de gas, un elemento de la columna de gas puede
tener un desplazamiento “longitudinal” respecto a su posición de equilibrio en el estado
estable, y además una “pequeña” deformación dx, de tal manera que la longitud del
elemento de la columna de gas dx pasa de ser dx + d . Entonces se tiene un nuevo volumen,
A(dx + d ), pero la masa sigue siendo la misma,

(2)

siendo r la nueva densidad. Igualando las ecuaciones (1) y (2), tenemos:

de donde:

Si se considera que la deformación por unidad de longitud es “pequeña”, el denominador se


puede aproximar mediante un desarrollo binomial y tomar en cuenta sólo los dos primeros
términos,

De donde tenemos la relación de las densidades con la deformación por unidad de longitud:
El segundo punto de análisis proviene de la relación entre la presión y la densidad, o
ecuación de estado. Si consideramos que la presión es una función de la presión en el gas,
p(r), podemos considerar los primeros términos en el desarrollo en la serie de Taylor de la
función alrededor de la densidad inicial r 0,[2] dado que estamos suponiendo que la
perturbación es “pequeña” respecto a la situación estable,

donde se tomo que p(r0) = p0 es la presión en el estado estable. Sea B el módulo de


elasticidad de volumen, definido en términos del cambio de la presión respecto a la
densidad, como:

Entonces, el cambio en la presión lo podemos escribir en función de las densidades, como:

El tercer punto de análisis resulta de la Segunda Ley de Newton. Las fuerzas que actúan
sobre el elemento de gas, y que “tratan” de llevarlo a la posición de equilibrio de la
situación estable, son las asociadas a las presiones p y p‟, como se ilustra en la figura 1.
Así, la fuerza de magnitud (p –p0)A que ejerce la parte de la columna de gas que se
encuentra a la izquierda del elemento hacia la derecha, y la fuerza de magnitud (p‟ – p0)A
que ejerce la parte de la derecha de la columna de gas hacia la izquierda, de acuerdo con la
Segunda Ley de Newton, nos llevan a la ecuación:

Donde a es la aceleración:

Entonces podemos rescribir la ecuación de movimiento, considerando que la diferencia en


las presiones es “pequeña” y está asociada a la posición, p‟ – p = (dp) x, como:
En este caso tenemos tres variables: la deformación x, la densidad r y la presión p, que
cambian en el tiempo y la posición cuando se presenta una perturbación en la columna de
gas, por lo que se espera tener una ecuación de onda en términos de cada una de estas
variables. Por ejemplo, sustituyendo la relación entre densidades de la ecuación (3) en la
(5), tenemos:

y al sustituirla en la ecuación (7), se obtiene la ecuación de onda para la deformación:

en donde se identifica a la rapidez de propagación de las ondas:

Esta expresión de la rapidez de propagación de las ondas en la columna de gas indica que
las ondas viajan más rápidamente si la columna de gas tiene un módulo de elasticidad de
volumen “grande” y una densidad “pequeña”. En la Tabla I se muestra el valor de la
rapidez de propagación de las ondas longitudinales en algunos gases y líquidos a la
temperatura de 20º C, y en algunos casos se incluyen los valores del módulo de elasticidad
de volumen y la densidad.

Para obtener la ecuación de onda de de la presión, derivamos respecto a x la ecuación (7),


quedando:
Material Rapidez de propagación Módulo de elasticidad Densidad
del sonido de volumen r(kg/m3)
v(m/s) B(N/m2)
Gas (1 atm)
Aire 343 1.42 × 105 1.21
5
Helio 924 1.42 × 10 0.1664
3 5
Hidrógeno 1.30 × 10 1.42 × 10 0.08375
Líquido
Alcohol etílico 1.14 × 103 0.909 × 109 0.696 × 103
Agua 1.48 × 103 2.2 × 109 1 0 × 103
Agua de mar 1.53 × 103 2.4 × 109 1.024 × 103
Tabla I. Rapidez de propagación de ondas longitudinales en fluidos.

y con la ecuación (8), se obtiene:

Para la ecuación de onda de densidad, simplemente sustituimos la ecuación (5) en la (12),


quedando:

Si consideramos que tenemos ondas armónicas, con la deformación expresada en la forma:

en donde x0 es la amplitud; k es el número de onda; y, w es la frecuencia angular, al


sustituirla en la ecuación 8, obtenemos la función de onda para la presión:

Entonces, las ondas de presión, lo mismo que las de densidad de acuerdo con la ecuación
(5) , están desfasadas en p/2 respecto a las ondas de deformación.
Con la relación del número de onda con la rapidez de propagación y la frecuencia angular,
k = w/v, y la relación del módulo de elasticidad de volumen con la rapidez de propagación
y la densidad de masa, B = v 2r0, se escribe la función de onda para la presión como:

en donde identificamos la amplitud para la perturbación en la presión r 0 vwx0, en donde


resalta el hecho de que la amplitud depende de la frecuencia de las ondas. Por ejemplo, si
consideramos que la amplitud en la perturbación de la presión es de 2 × 10-5 N/m2, en el
aire, en donde la densidad es de 1.21 kg/m3 , y la rapidez de propagación de las ondas es de
343 m/s, un sonido con una frecuencia de 400 Hz tendrá una amplitud en la deformación de
1.20 × 10-10 m, que es del orden de las dimensiones moleculares.

ECUACIÓN DE ONDA EN UNA VARILLA RÍGIDA

Al realizar una perturbación en uno de los extremos de una barra, ésta se propaga a lo largo
de la barra y se siente en el otro extremo. Se afirma que se ha propagado una onda elástica a
lo largo de la barra. Consideremos una barra de sección transversal uniforme A, y sujeta a
una fuerza F según su eje.

Esta fuerza F necesariamente no tiene que ser uniforme en todas las secciones de la barra.
Sobre cada sección actúan dos fuerzas iguales pero en sentido opuesto. El esfuerzo normal
o tensión sobre una sección de la barra se define como: „la fuerza por unidad de área que
se ejerce particularmente a la sección transversal en ambos sentidos‟.

Debido a la acción de estas fuerzas, cada sección de la barra experimenta un


desplazamiento paralelo al eje. Estamos interesados en el caso en el cual se produce
deformación, es decir, que haya una variación de a lo largo de la barra. Esto es, que sea
una función de x. Consideremos dos secciones: A y A’ separadas una distancia dx en
equilibrio. Cuando se manifiestan estas fuerzas, la sección A se desplaza la distancia y la
sección A’ se desplaza la distancia . Luego la separación entre A y A’ es:

Donde = . Ahora, definimos la deformación unitaria de la barra como:


Entre el esfuerzo normal y la deformación unitaria de la barra hay una relación llamada
Ley de Hooke que establece que:

Donde es el módulo de elasticidad de Young.

Relacionando (1), (2) y (3), y despejando a F, se obtiene que

Cuando la barra no está en equilibrio, la fuerza no es la misma en todas sus secciones.


Integrando la ecuación (4), con F constante obtengo la deformación en cada sección,

La fuerza neta sobre la sección es

Hacia la derecha. Si es la densidad del material de la barra, la masa de la sección es de

Donde Adx es el volumen de la sección. La aceleración de la masa es

Por lo tanto, aplicando leyes de Newton, f=ma, podemos escribir la ecuación del
movimiento así:

Ahora, combinando la ecuación (4) con la última, y tomando la derivada de la ecuación (4)
respecto a x obtenemos: