Está en la página 1de 4

<<Con sus trabajos gráficos, ...

Mucha había contribuido a lograr


que el arte - tal como correspondía al ideal de la época - penetrara
en la vida cotidiana>>
Artista del Art nouveau
Mujeres hechiceras,cabellos al viento,vaporosos atavios: esos son
los atributos que se asocian con las obras de arte de Alfons Mucha.
Alfons Mucha fue una de las personalidades artísticas más po
lifacéticas de las postrimerías del siglo pasado e inicios del
presente.Su obra está unida inseparablemente a aquel estilo cuyo
nombre constituía simultaneamente un programa:el Art nouveau.
Conforme a las amplias exigencias de creatividad de esta tenden-
cia estilística,Mucha hacía honor al ideal de universalidad artísti-
ca.No sólo fue pintor y dibujante: también se ocupó de la escul-
tura,del arte útil o aplicado a la industria,del diseño de joyas y de
diversos proyectos de arquitectura interior.Sin embargo,su talento
se desplegaba muy especialmente en el campo de la gráfica
decorativa,una disciplina que fundamentó y mantuvo hasta hoy la
fama del artista.
Los carteles,paneles decorativos,calendarios,impresiones
ocasionales,titulos de revistas e ilustraciones de libros realizados
por Mucha -cuya cuantía resulta prácticamente incalculable-
tuvieron una enorme difusión y gozaron de gran popularidad,no
en última instancia gracias a los modernos metodos técnicos de
reproducción perfeccionados en aquella época.Pero sobre todo
esas composiciones también poseían una pujanza capaz de fundar
nuevas tendencias,por sus temas decorativos fáciles de retener,la
plétora de elementos plásticos ornamentales y la concisión caligrá-
fica de la linea.En su calidad de encarnación tipica de las aspira-
ciones artísticas de la época del 1990,el “estilo Mucha” adquirió
un carácter paradigmático para toda una generación de artistas y
dibujantes de muestras.Ese estilo fue representado por una figura-
tipo de mujer o muchacha graciosa y bella,estilizada como una
aparición ideal y envuelta en un sistema ornamental de flores y
pámpanos,simbolos y arabescos.Tratándose de los motivos plásti-
cos mas difundidos de la época finisecular,el “estilo Mucha” fue
considerado durante algún tiempo como sinónimo de Art Nouvea
y modernismo.
Aunque de origen moravo,Mucha obtuvo sus más grandes éxitos
en París.Su obra documenta el modo de vida de la gran metrópoli
artística francesa en la brillante época de transición entre dos
siglos: la filosofía de vida del Fin de siècle y de la Belle Èpoque,
con sus rasgos mundanos y decadentes,sus aficiones y nostalgias.
Mucha se vió colmado de pedidos y encargos, que iban desde
obras completas de creación -como el pabellón de Bosnia y Herze-
govina para la Exposición Universal de París- hasta el diseño de
diversos carteles para teatros y exposiciones, pasando por anun-
cios publicitarios para champán,perfumes y golosinas.Hacia el
año 1900, su nombre ya llevaba la aureola de la fama y el recono-
cimiento, aunque más tarde, en los años anteriores a la Primera
Guerra Mundial,su obra comenzo a ser objeto de controversias.
Sin embargo,produce una impresión casi trágica el hecho de que el
mismo Mucha no hubiera sabido valorar correctamente su desta-
cado talento como genio de la decoración y virtuoso de las formas,
y que a menudo lo inquietara su renombre de artista adalid de un
determinado estilo decorativo.Con su arte,él deseaba por encima
de todo representar historias, y muy especialmente la historia de
su pueblo.A partir de 1910,Mucha dedicó toda su energia pictóri-
ca a esa tarea,que consideraba como una misión social: con su
ciclo la epopeya eslava ,que abarcaba veinte lienzos monumentales,
el artista creó un cabal de la historia de los eslavos.

Intereses relacionados