Está en la página 1de 10

ISIDRO FERRER

biografía
Isidro Ferrer Soria nace en Madrid en 1963. (Actualmente afincado en Huesca)

Es Graduado en Arte Dramático y Escenografía.

Durante cuatro años trabaja como actor en diversas compañías de teatro.

En la actualidad es diseñador e ilustrador, oficio que le llega de forma un tanto inesperada.


Su primera incursión en el sector tiene lugar en el Heraldo de Aragón donde ejerce como
diagramador e ilustrador.
Después cursa estudios de diseño gráfico en
ISIDRO FERRER

Barcelona con el diseñador Peret, con quien


colabora durante un año.
Es fundador del estudio de diseño Camaleón y
en 1996 establece su propio estudio en
Huesca, donde se dedica al cartelismo, al
diseño editorial, a la ilustración y a la realiza-
ción de series de animación.
También imparte talleres de diseño e ilustra-
ción y participa en exposiciones tanto indivi-
duales como colectivas.
premios
IsidPremio de diseño gráfico Jovenews 1991.
Premio al mejor libro editado 1993, por El vuelo de la razón.
Premio LAUS de ilustración 1996, por Yo me lo guiso, yo me lo como.
Premio Lazarillo 1996, por El verano y sus amigos.
Premio Isabel de Portugal 1998, por Cajón de alquimias.
Premio de la Crítica Serra d’Or 2000, por En Cosme i el monstre Men-
jamots.
Premio Daniel Gil de Diseño Editorial 2003, en la categoría Libro
Infantil.
Premio Junceda de Ilustración 2006, en la categoría Junceda Ibèria,
ISIDRO FERRER

por Una casa para el abuelo.


Premio a las Mejores Ilustraciones de Libros Infantiles y Juveniles
2006, por Una casa para el abuelo.
Premio Cálamo Libro del Año 2006, por Libro de las preguntas.
Diploma en el Premio Daniel Gil de Diseño Editorial 2006, en la cate-
goría Libro Infantil, por Una casa para el abuelo.
Diploma en el Premio Daniel Gil de Diseño Editorial 2006, en la cate-
goría Ilustración, por Una casa para el abuelo.
obras
Isidro Ferrer ha ilustrado unas 30 obras, entre
ellas libros como “Piedra a piedra”, “Crea tu
circo”, “El verano y sus amigos”, “Una casa para
el abuelo”, y “El libro de las preguntas”.
Analizaré ahora dos de sus principales obras,
“El libro de las preguntas” y “Una casa para el
abuelo”, por haber tenido el placer de estudiar-
los más de cerca.
ISIDRO FERRER
“el libro de las preguntas”
Se trata de una versión ilustrada del libro de las preguntas escrito por Pablo Neruda y editado
por “Media Vaca”.

El libro se estructura dejando las páginas de la izquier-


da para la poesía y la derecha para la ilustración.
Ya no es el Libro de las preguntas de Neruda, ahora,
sin lugar a dudas, es el Libro de las preguntas de Pablo
Neruda e Isidro Ferrer.
Podía haber optado el ilustrador por contestar a las
ISIDRO FERRER

cuestiones que el poema le formulaba, podía haberlo


hecho redundando en la palabra y no, no lo ha hecho.
De algún modo, el Libro de las preguntas resume el
universo poético y vital del poeta chileno, en una des-
cendencia directa de las lunerías de Federico García
Lorca, de las greguerías de Ramón Gómez de la Serna
o de los experimentos vanguardistas que salpican las
imágenes en cada una de las interrogaciones.
“el libro de las preguntas”
Isidro ha sabido interpretar que estas preguntas no se contestan porque ya no es tiempo,
porque el poeta no lo necesitaba y porque a través de ellas Neruda resumió lo que fue su obra
y su vida.

Y aquí y allá la figura, la imagen del Neruda más característico, aquel señor de visera calada que
fumaba en pipa, el lugar desde donde contemplaba el mundo, la fotografía de aquel poeta que
se definió como “duro de nariz, mínimo de ojos (…) chileno a perpetuidad…”.
Las manos de un niño sostienen el libro que Neruda escribió o el libro que Isidro Ferrer ilustró,
un libro dentro de otro libro.
ISIDRO FERRER

¿El Libro de las preguntas es para niños? ¿Neruda lo escribió para niños? ¿Isidro Ferrer ha ilus-
trado para niños? Quizá formen parte de las mismas preguntas que
aparecen en el libro y que no requieren contestación.
“una casa para el abuelo”
El cuento, un homenaje del dibujante a su padre y una historia sobre cómo enfrentarse a la
muerte de un ser querido, fue editado en Francia en 2001, pero en nuestro país ninguna edito-
rial se interesó entonces por él porque trataba uno de esos temas tabú en la literatura juvenil,
hasta que en el 2005 fue rescatado por la editorial Sins Entido.

Sus ilustraciones están formadas por cartones, fotografías, trozos de madera o alambres, y
crean espacios planos, para, según Ferrer, poner de manifiesto la memoria.

Es un cuento corto, de unas 23 paginas a todo color,


predominando el amarillo, según se dice, el color
ISIDRO FERRER

que evoca más a la muerte o a la pena de la pérdida


de un ser querido.
Se intenta explicar la muerte de un ser querido de
forma que los niños lo puedan comprender y ayude
a superar esa falta.
En la historia, homenaje al padre de Isidro Ferrer,
una familia entierra al abuelo y encima construyen
una casa, como una forma de tenerlo siempre pre-
sente.

Con el premio que le concedieron a este cuento, y


rasgos característicos
Isidro trabaja tanto con milímetros como con
metros.
Utiliza elementos de todo tipo, a veces antagonistas
con lo que representan, y les hace fotos (a veces pe-
queños fotomontajes).
La mayoria de las ilustraciones de los libros cuentan
ya en sí mismas una historia. En las ilustraciones de
los carteles utiliza también la asociación de ideas
contrarias (metralleta-muleta, cepillo dientes-
clavos), para crear en el espectador al menos un sen-
ISIDRO FERRER

timiento de asombro. También hace ilustraciones


con ciertas críticas sociales.
Siempre crea sus obras con la mirada infantil pero
de un hombre sabio. Utiliza la metáfora y la poesía
visual.
elementos gráficos
Como elementos gráficos, Isidro utiliza cualquier
cosa que se encuentra: trozos de madera, carto-
nes, papeles usado y envejecidos, objetos
cotidianos..y crea unas esculturas a las que luego
fotografía directamente. Con las esculturas crea
personajes, normalmente en dos dimensiones,
los cuales coloca o no sobre fondos, según si es
una ilustración para un libro o un cartel o portada.

Suele utilizar colores planos como el rojo y el


ISIDRO FERRER

amarillo, además de intercambiarlos con fotogra-


fias en escala de grises o colores proximos a los
grises.

También utiliza como elemento gráfico más en la


composición caracteres tipograficos, con carácter
más decorativo que para ser leído.