Está en la página 1de 4

ROY LICHTENSTEIN

BIOGRAFÍA

Roy Lichtenstein nació en Nueva York en 1962. Viene de una familia de clase media y todo parece
indicar que tuvo una infancia “normal y feliz”. Nadie en su familia se dedicaba al arte ni se
interesaba por él. En primaria y secundaria no dio ninguna clase de arte, pero en 1939 se matriculó
en las clases de arte de verano de la Arts Students League de Nueva York con el profesor Reginald
Marsh. Éste profesor no tuvo mucha influencia sobre la obra de Lichtenstein, se puede decir que
tuvo una influencia anti-influencia. Había apostado por el arte pintado o dibujado de manera fácil de
descifrar mientras que a Lichtenstein le interesaba Pablo Picasso y el cubismo.

Fue a la Universidad Estatal de Ohio para estudiar arte, hay que tener en cuenta que en esa época
Nueva York aún no era la metrópoli del arte en que se convirtió después de la guerra. A causa de un
tiempo en el ejercito, interrumpió sus estudios durante tres años, pero al cabo de estos años regreso
a terminar su carrera. Fue admitido en el programa de graduados de la Universidad Estatal de Ohio,
que le contrató como instructor de arte.

A finales de los años 50 se interesó por el Expresionismo abstracto. En los 60 en la escena de arte
en Nueva York se empezaba a ver nuevos movimientos artísticos como los performance o los
happenings. En esta época Lichtenstein empieza a interesarse por objetos cotidianos. También en
está época se empieza a conocer las obras de Jasper Johns y Robert Rauschenberg. Todos éstos
nuevos estilos artísticos prepararon el escenario para los cómics de Lichtenstein.

En 1961 enseña sus nuevos cuadros a Leo Castelli, el cual los acepta inmediatamente para su
galería. En 1962 tuvo su primera exposición individual en la galería de Castelli, en esta ocasión
todos los cuadros fueron comprados antes de la inauguración. Aquí es cuando decidió que podía
vivir de su arte, dejó de dar clases y se retiró a la vida de pintor.

Murió en 1997 en Nueva York, pero su obra, muy característica y fácilmente reconocible, ha dejado
todo una estela de seguidores y ha influenciado a muchos ilustradores y diseñadores. Su obra se ha
convertido en uno de los más reconocibles del siglo XX.

SU OBRA

La obra de Roy Lichtenstein ha pasado por varias fases, pero me concentraré en la que me interesa
para mi cartel publicitario que es la fase que experimenta a partir de los años 60, es decir, sus obras
más conocidas, las de la época Pop.

Sus cuadros eran de gran tamaño y la técnica que utilizaba era el óleo. Las ideas sobre las que
investigaba eran: temas conocidas, temas triviales, grandes y gastados; la fuente impresa hecha en
serie, y el humor. Tenía un sentido del humor inacentuado, irreverente y sobre todo muy irónico.
Las características claves de sus obras son los contornos negros que delimitaban los objetos y los
personajes, la paleta limitada a colores industriales, casi siempre los primarios y como mucho los
secundarios, y lo más característico: los puntos bendéi.

Retrata escenas aisladas de una situación, suelen ser escenas épicas que tratan los extremos
emocionales de la vida diaria. Los personajes se representan en primer plano y suelen ser personajes
casi de tela novela, personajes que, como todos, se toman a sí mismos muy enserio. Trata escenas
barrocas con un estilo totalmente industrial, dando la sensación de que el sentimiento no es
autentico, son frías. En los años 60 estaba muy de moda la frialdad, la falta de sentimientos, pues
aquí, Lichtenstein nos mantiene los sentimientos a raya pero tampoco nos deja olvidar que en antes
existían. Con su manera de aplicar menos formas y menos colores (éstos son muy definidos)
simplifica, enfría y endurece las imágenes.
Para sus escenas adoptó personajes y las imágenes de los anuncios de las páginas amarillas para
realizar sus cuadros. Nunca se basaba en la fotografía, se basaba en dibujos anónimos como éstos,
ilustradores que no dejaban huellas de elementos estilísticos personales, siempre había un estado
previamente existente bidimensionalmente. No los copiaba literalmente, sino que los cambiaba
considerablemente.

PUNTOS BENDÉI

Lichtenstein daba la misma importancia al contenido que al estilo.

Técnicas para realizar los puntos bendéi:

1º Planchas de aluminio como plantillas

2º “Frottage”- consiste en poner el papel encima de una textura (en este caso malla metálica) y
frotar con un lápiz

3º “El estarciador” - poniendo la tela metálica sobre el lienzo y golpeándola ligeramente con un
lápiz litográfico.

El objetivo de los puntos bendéi era eliminar restos de dibujo manual, y darle a las obras unas
cualidades mecánicas.

Cuando empezó a utilizar los puntos bendéi en color solamente utilizaba una medida de puntos para
cada cuadro. Al duplicar y desplazar la capa estarcida conseguí un efecto de color más intenso.

Más tarde empezó a graduar los tamaños de los puntos, los puntos empiezan a desvanecerse así
consiguiendo una superficie más dinámica y viva.

En 1969 empieza a utilizar líneas. Éstas añadían una nueva calidad óptica y alteraba el modo de
percibir el color, también era una manera más rápida y fácil para bosquejar. Utilizaba las líneas
sobre todo en las esculturas y cerámica, obras que mantenían siempre esta misma estética de cómic.

Obras

Calcetín (1961)
George Washington (1962)
Mira, Mickey (1961)
Emergimos lentamente (1964)
Lo sé...Brad (1963)
Obra maestra (1962)
Salida del sol (1965)
Chica a bordo (1965)
Whaam (1963)
La melodía me persigue en mis sueños (1965)
Chica ahogándose (1962)
El beso (1962)

Intereses relacionados