Está en la página 1de 6

TUTORIAL DE DIBUJO: EL ROSTRO

HUMANO.-(parte 1)

Las proporciones en el rostro:

Cuando uno se decida a dibujar (o pintar


posteriormente) el retrato de una persona,
lógicamente una de las cosas fundamentales
será el conseguir el parecido de esa persona
pero no menos importante será el partir de una
buena base en cuanto a las proporciones en el
rostro que se vá a dibujar.

Yo voy a dar unas fórmulas para llevar a cabo


en el “encaje”, que son inherentes a todas las
personas (excepción hecha del rostro de un
niño, como veremos), y que deberán tenerse en
cuenta siempre, ya que de lo contrario ese
rostro tendrá necesariamente imperfecciones en
su resultado final (dibujo o pintura) puesto que el
realizar esos encajes “a ojo” es sumamente
difícil, salvo que se sea un artista consumado en
este tipo de trabajos y salga todo a la primera.

Empezaré diciendo que se puede afirmar que


el rostro puede encajarse en un rectángulo que
tendrá una proporción de 3,5:2,5 partes, siendo
la medida base de la que partiremos la de la
frente que corresponde exactamente desde el
nacimiento del pelo en la cabeza, hasta la altura
de las cejas.Nada mejor para comenzar que un
dibujo hecho por mí, al que llamo “figura 1”:

Donde se supone que he calculado la altura del rostro de la persona por alguno de los medios que
deben conocerse (bien con una regla y midiendo si es de una fotografía, bien con la ayuda del propio lápiz
extendiendo el brazo y marcando con el dedo pulgar la altura para trasladar al papel).

Bien, yo en el ejemplo que os muestro, he supuesto que la altura del rostro de la persona a pintar es de
10,5 centímetros así que como ya hemos visto, en la proporción del rostro a lo alto, como son 3,5 partes,
divido 10,5 : 3,5 = 3 cm . (que será la “medida base” que recordareis era la medida de la frente); así que
marco a lo ancho y como habíamos visto que eran 2,5 veces la medida de la frente: 2,5 x 3 = 7,5 cm . que
me dará las referencias suficientes para dibujar el rectángulo que tendrá 10,5 cm de altura y 7,5 cm . de
anchura.

Ahora procedo a dividirlo tanto a lo alto como a lo ancho por la mitad, lo que me dará unas líneas que
serán importantes pues la vertical me dará justo el eje de simetría del rostro, y la horizontal me marcará
justamente el lugar donde acabará la altura de los ojos veis por tanto que comenzamos a tener
referencias importantes.

Pero hay mucho más, veréis a continuación más puntos de referencia pero lo mejor es adjuntar la “figura
2”:

Veis que al rectángulo original le añado ahora un montón de referencias más en el momento en que
procedo a dividir tanto el alto como el ancho en sus 3,5 y 2,5 partes respectivamente, por lo que salen una
serie de líneas o “puntos de referencia” que explico: primero de arriba abajo la primera línea verde que
encontramos nos vá a indicar EL NACIMIENTO DEL CABELLO, la segunda que encontramos será la que
nos marque la PARTE SUPERIOR DE LOS OJOS, además en su prolongación nos indicará la PARTE
SUPERIOR DE LAS OREJAS, y seguimos hacia abajo con la línea del eje que ya vimos por lo que
pasamos a la siguiente que nos dará la situación de la BASE DE LA NARIZ.

En cuanto a las verticales y de derecha a izquierda, tendremos la primera de ellas que nos vá a decir
donde empieza EL OJO de la derecha según lo miramos (su arranque cerca de la nariz) y asimismo nos
dá la anchura por su derecha de LA NARIZ ; luego viene el eje de simetría vertical que ya vimos, por lo
que la siguiente vertical nos dará justamente el final del ojo de la izquierda.

Como veis, esto sería suficiente ya para abordar las proporciones, pero es que aún podemos obtener
más referencias, vereis: si las dos divisiones verticales más anchas las dividís ahora por la mitad según
veis en la “figura 3” que adjunto:
Apreciamos que la primera línea roja de la derecha nos vá a dar la ANCHURA DEL OJO de la derecha
y la siguiente línea roja sería para el NACIMIENTO DEL OJO de la izquierda y además para
referenciarnos el ANCHO DE LA NARIZ.

Pues solo nos faltaría ahora dividir por la mitad (a lo ancho) la última parte inferior para que tuviésemos
la BASE DEL LABIO INFERIOR.

Así que como veis tenemos un encaje perfecto, con un número de referencias que parece abrumador en
principio, pero que cuando os acostumbreis a efectuar encajes para dibujo del rostro, los sacais
enseguida porque la mecánica es siempre la misma.

Ni que decir tiene que esto sería un encaje para “la persona ideal” pero la práctica os hará ver que es
muy difícil hallar el rostro ideal, ya que alguno presentará una ligera desviación del tabique nasal, otro una
diferencia en la altura de los ojos o cejas…., enfín, pero no me direis que no es mucho más sencillo
desviar a derecha o izquierda un poquito el tabique nasal pero cuando se dispone una referencia clara de
donde vá ese tabique ¿verdad?.

Bien, pues una vez visto lo anterior sería sumamente fácil dibujar esto que adjunto en la “figura 4”:
Ya que las referencias que he obtenido son importantísimas y el dibujar el rostro es un “juego de
niños”.-Ahora bien, el conseguir el parecido con el modelo ya es otro cantar y es ahí donde interviene la
habilidad del artista en conseguir plasmar ese gesto, esa mirada…

Pero también daré unas ayudas suplementarias en otros capítulos, donde veremos la forma correcta de
abordar el dibujo de los ojos, de la nariz, de la boca…pero como digo eso será en otro capítulo.-Saludos:
Valeriano Salas. • Subir al menú del curso >>

TUTORIAL DE DIBUJO: EL ROSTRO HUMANO.-(parte 2)

- Había quedado pendiente la explicación de la forma en que podríamos actuar para conseguir “encajar”
el rostro de una persona, esta vez en la vista de perfil, y vamos a seguir con las mismas referencias que
poníamos en la vista de frente, es decir, habíamos quedado en que dábamos una medida de 3 cm . como
referencia de la altura de la frente.

- En la vista de perfil podemos establecer que la cabeza se inscribe en un cuadrado perfecto que tendría
tres veces y media de alto por tres veces y media a lo ancho (siempre ya sabeis, tomando como módulo
la altura de la frente), así que para empezar trazo dicho cuadrado que responde a lo mencionado:
como veis un cuadrado con 10,5 cm de lado (3+3+3+1,5).

Para completar las referencias, sólo tendríamos que dividir el primero de los módulos (el de la derecha)
en tres partes iguales, quedando así:

Lo que nos dará nada menos que el nacimiento del pelo, la altura de las cejas, el nacimiento de la nariz,
la situación de la boca y la oreja (además podeis valeros de las referencias que explicamos en la vista
frontal, que ayudarán aún más), enfin con todo ello podremos perfectamente realizar el dibujo de una
cabeza así:
Como veis guarda perfectamente las proporciones, y como dije en el capítulo anterior ya es otra historia
la habilidad de cada uno para conseguir los parecidos, pues por muchas referencias de que dispongas, en
definitiva se tratará de sacar el parecido de la persona; aún así, es fundamental antes de sacar ese
parecido, saber encajar el rostro para que las proporciones “no canten mucho”.

Hay que tener en cuenta que estas referencias valen también para el rostro de la mujer, pero hay que
acostumbrarse a tener en cuenta en este caso que la cara de una mujer es más pequeña, además los
ojos serán algo más grandes y en cambio la nariz y la boca algo más pequeñas, y por supuesto que la
mandíbula será menos marcada y angulosa que en el hombre.

Y donde el canon no se corresponderá desde luego es en el dibujo de caras de niños, pues en este caso
puede decirse que la altura será de cuatro frentes, mientras el ancho será de unas tres frentes, y ahí vá
un dibujo rápido hecho por mí en el que se vé claramente lo que comento:

Bueno, espero que con estas dos lecciones que he presentado, ya hayas perdido el miedo a esa tarea
que parece tan complicada: comenzar a dibujar una cara, ¿por donde empiezo?, ¿qué pasa que siempre
me quedan los ojos desproporcionados? y otras muchas dudas que nos surgen cuando nos enfrentamos
al papel o lienzo totalmente en blanco.-A partir de ahora ya sabes…, referencias de la medida de la frente
y a partir de ahí, línea por aquí línea por allá y el encaje perfecto y a partir de ahí a exhibir tus habilidades
para conseguir el parecido de la persona que lo lograrás en mayor o menor medida, pero con la total
seguridad de que “cada cosa del rostro en su sitio”.
Nada más amigos, espero hayais disfrutado y aprendido un poquito

Intereses relacionados