Está en la página 1de 1

El Edificio España es una Menina.

Las cosas más sencillas, lo que está claro, es muchas veces lo más
difícil de decir. El miedo a poderes oscuros, al que dirán, a no ser
moderno, a que se le estropee un gran negocio a alguien que ya
tiene grandes negocios, nos hace desviarnos de la verdad.
La Plaza de España es el corazón de Madrid. Su centro. Lo ha sido
así durante casi cien años. Nacimos con ella y allí ya estaba el
edificio que hoy peligra. No es objeto de discusión si se puede tirar
o no. No se puede cuestionar si solo dejaremos su fachada principal
o si podemos derribar su espalda. Es como entretenerse en si será
factible cortar por la mitad el Palacio Real.
El Edificio de España es un emblema de la ciudad de Madrid, forma
parte de su memoria. Es una Menina blanca, que nos recuerda que
Madrid atesora su belleza en aquellos lugares que consideramos
corrientes.
Mirad la silueta de Madrid desde el oeste, desde la Casa de Campo.
Miradla también desde Amaniel, el miriñaque de la Menina está
presente.
Juan Mera
24 de septiembre del año 2015