Está en la página 1de 4

BROWN G. G.; M. J. SWIFT; D. E. BENNACK; S. BUNNING; A. MONTÁÑEZ; L.

BRUSSAARD 2007. Manejo de la biodiversidad del suelo en los ecosistemas agrícolas. In:
JARVIS D. I.; C. PADOCH; H. D. COOPER. (eds.). Manejo de la Biodiversidad en los
Ecosistemas Agrícolas. Ed. Bioversity International. Roma, Italia. p. 234El suelo no es sólo una aglomeración de pequeñas partículas de materia orgánica y
minerales, con iones que las plantas pueden usar. Además, es una entidad viva que hospeda
innumerables organismos cuya diversidad puede incluso superar la de los organismos que
viven fuera del suelo sobre la superficie de la tierra (Brown et al., 2007).
En cuanto al tamaño van desde las pequeñísimas bacterias, algas, hongos y protozoos
unicelulares hasta los más complejos nematodos y microartrópodos, hasta aquellos que son
visibles a simple vista como las lombrices, los insectos, los pequeños vertebrados y las
plantas. Esta comunidad de organismos constituye la red trófica del suelo: las interacciones y
conversiones de energía y nutrientes entre los productores primarios (plantas, líquenes,
musgos, bacterias fotosintéticas y algas), los organismos del suelo que consumen
compuestos orgánicos derivados de las plantas, otros organismos y subproductos de los
desechos, y unas pocas bacterias que obtienen su energía de los compuestos minerales
(Brown et al., 2007).
Los organismos del suelo por su gran diversidad y sus complejas interrelaciones realizan
funciones clave, tanto en los ecosistemas naturales como en los agroecosistemas. El suelo
es un sitio donde suceden muchos procesos globales mediados por la vida edáfica, de los
cuales los más importantes son el reciclaje de nutrientes, el secuestro de carbono y la fijación
de nitrógeno. Específicamente, la biota edáfica es responsable de las modificaciones en el
ambiente del suelo, afectando las propiedades y los procesos físicos, químicos y biológicos
(Brown et al., 2007).
Existen muchos microorganismos íntimamente involucrados en las relaciones simbióticas o
parasíticas con las plantas y en la protección de las plantas contra insectos plaga, parásitos
microbianos y enfermedades. Algunos microorganismos son promotores asimbióticos del
crecimiento de las plantas y viven principalmente en la rizosfera; otros son microbios activos
en la degradación de contaminantes como los plaguicidas y los derivados del petróleo, en la

Finalmente. Mando et al. especialmente metano. semilla de híbridos.1997. la mayoría de los agricultores del mundo no tiene acceso o no tiene con qué comprar los insumos externos (productos químicos agrícolas. Una diversidad de funciones y procesos son esenciales para mantener la fertilidad y la  productividad del suelo. muchos organismos del suelo son fuentes directas o indirectas de alimentos y medicinas (Brown et al. Sin embargo. Esencial para el principio del manejo biológico integrado de los suelos está el reconocimiento de que:  Los organismos del suelo y los procesos biológicos desempeñan un papel importante  en la creación y regulación de la fertilidad del suelo. en el reciclaje de nutrientes y en el secuestro de gases de invernadero. El potencial del manejo biológico del suelo puede ser mayor en agroecosistemas con niveles medios de perturbación (complejidad intermedia. se apoyaba en la superación de las limitaciones edáficas aplicando insumos externos como los fertilizantes inorgánicos y otras enmiendas para suplir las necesidades de las plantas (Sánchez 1994. 1999. 1997). el acceso a o el uso de insumos externos es limitado. variedades de cultivos mejoradas. Swift 1999). acceso fácil de créditos y efectivo) necesarios para aplicar los principios y las prácticas de la agricultura de altos insumos externos (Vandermeer et al.descomposición de la materia orgánica. . 2007).. 1998). en tierras marginales para prevenir la degradación. Una diversidad de organismos crea y modifica una variedad de funciones y procesos  edáficos. Senapati et al. Los organismos del suelo se pueden manipular en los agroecosistemas mediante intervenciones directas en indirectas. en tierras degradadas necesitadas de biorrecuperación) y una utilización entre baja y media de recursos externos y mano de obra humana en regiones donde la disponibilidad. Sánchez 1997. óxido nítrico y dióxido de carbono. La Revolución Verde. situación que lleva a que sean predominantes los procesos biológicos para el mantenimiento de la fertilidad del suelo (Anderson 1994.

orientadas al aumento de la producción.Swift (1999) propuso una serie de puntos de partida potenciales de los cuales se podrían implementar las prácticas de manejo. aún no reconocen adecuadamente los roles y la importancia de la biota edáfica en la producción agrícola (Kevan 1985. tanto tradicionales como modernas. El primer paso hacia un manejo apropiado y la conservación de los recursos es reconocer que la biota edáfica desempeña un rol clave en el sostenimiento de la producción agrícola. Control biológico de plagas y enfermedades (directa). microsimbiontes. generalmente dejan de lado los mecanismos biológicos y sus interacciones a favor del uso de insumos externos (especialmente plaguicidas y herbicidas en vez del control . En la agricultura comercial. Los agricultores y los profesionales de la agricultura de diversas culturas. en la participación directa de los agricultores y otros actores en la identificación y adaptación de prácticas de manejo a sus propios contextos. El manejo integrado de la biota edáfica. Inoculación de antagonistas de las enfermedades. el conocimiento del papel desempeñado por algunos organismos de la biota edáfica puede ser aún más limitado que en los sistemas de subsistencia de los pequeños agricultores por las prácticas de manejo intensivo. el clima. y sobre todo. la biodiversidad y los ecosistemas agrícolas es un proceso holístico que se basa principalmente en los recursos disponibles localmente. las condiciones socioeconómicas. en relación con las diferentes posibilidades de manejo biológico del suelo. Puentes y Swift 2000). rizobacterias y lombrices para el control de enfermedades y el aumento de la fertilidad del suelo  (directa). de los residuos y de la calidad de la rizosfera  (exudados del sistema radicular) (indirecta). Control genético de la función del suelo mediante la manipulación de la resistencia de las plantas a las enfermedades. Manipulación de la biota edáfica mediante la modificación de la cantidad y la calidad  de la materia orgánica (indirecta).  Diseño y manejo del sistema agrícola: selección de plantas y su organización espacial  y temporal (indirecta).

. o de agrosilvicultura de manera sostenible. de cultivo y ganadería. y fertilizantes químicos en vez de la restauración de la materia orgánica). Cada vez más se pierde el conocimiento tradicional de cómo mantener y restaurar la salud del suelo y los sistemas de cultivo.biológico de plagas y malezas.