Está en la página 1de 7

El abordaje del presente ensayo está orientado en el análisis de los

acontecimientos que marcaron un proceso histórico con la aparición del petróleo en
Venezuela como enfoque fundamental para el desarrollo económico del país. El petróleo
constituye en lo político y en lo económico el debate a lo largo de las décadas
posteriores a la explotación de los primeros yacimientos.

Venezuela como fiel

exponente de la concepción del capitalismo rentístico, la propiedad por parte del Estado
del subsuelo se deriva de la noción de lo público, a partir del decreto materializado en
Quito en el año 1829 por el Libertador Simón Bolívar, según De La Plaza (2014: 8) el
decreto rezaba lo siguiente: “…conforme a las leyes, las minas de cualquier clase
corresponden a la República, cuyo gobierno las concede en propiedad y posesión a los
ciudadanos que la pidan bajo las condiciones expresadas en las leyes y ordenanzas de
minas…”. Este texto define lo esencial que debemos defender. El subsuelo el petróleo
es propiedad de la Nación, esto garantiza y ratifica la inalienable e imprescindible
propiedad del subsuelo por parte del Estado y, por ende, este debe directamente
extraerlo, refinarlo y venderlo en el exterior e interior del país.
Esta concepción rentista del petróleo sembró las bases para su posterior
institucionalización, mediante reforma de ley a los efectos, una vez dado el hecho
circunstancial del descubrimiento del petróleo, para que se produjera, en consecuencia,
la Reforma Petrolera de 1943, en razón por la cual el Estado venezolano como dueño de
los yacimientos, empezó a recaudar una renta de la tierra, a partir de allí se dieron
finalmente las condiciones que traban el desarrollo del sistema capitalista, que es
connatural al desarrollo pleno de una economía de mercado. La circulación doméstica
de la renta siguiendo patrones distributivos no cónsonos con la economía de mercado, la
sobrevaluación del tipo de cambio, la mayor vulnerabilidad de la economía venezolana
con respecto a los shocks externos, fueron los condicionantes básicos asociados a la
recaudación rentística.
Reafirmando entonces lo que señala el profesor Mario Fagiolo en su artículo
sobre “El Estado venezolano y su renta petrolera”, publicado en la revista Renta

en estos primeros años de la Venezuela petrolera. entre ellos Alberto Adriani quien sostenía que la verdadera riqueza de las naciones residía en la actividad agrícola y en la cría de ganado. basada en la tradición española que otorgaba el derecho de propiedad del subsuelo al Estado. la legislación minera venezolana. Influenciado . nuestro país se incorporó inicialmente a la actividad petrolera mundial como un mero rentista. más que en la nueva actividad extractiva. quien pensaba que esta renta no debía consumirse sino invertirse en la creación de nuevas riquezas para las generaciones venideras. Arturo Uslar Pietri. De hecho clasificó la actividad como petrolera considerada transitoria y foránea “postiza” y “antieconómica”. asumiendo la tarea de liderar de manera ordenada el intento de conformación de las condiciones necesarias para el funcionamiento del mercado. Una de las opiniones más importantes fue sin duda la de Arturo Uslar Pietri. Juan Pablo Pérez Alfonzo). Eso vendría mucho después con la maduración de Venezuela como país petrolero. ya que no estaba preparado para hacerlo como productor. A medida que avanzó la explotación petrolera. (Alberto Adriani. muchos consideraban al ‘oro negro’ como un negocio efímero. El descubrimiento de grandes yacimientos petrolíferos en un país atrasado y rural no representaba ninguna oportunidad para el nacimiento de una industria petrolera propiamente venezolana. los políticos e intelectuales venezolanos discutían acerca del destino y uso de esta creciente renta. De esta forma. El autor supone que el proyecto nacional del Estado fuerte o de poder. en ella hace una interpretación de las distintas posturas asumidas por las personalidades representativas de la economía venezolana ubicados en el contexto histórico de la llamada “generación del ‘28’. Esta es la esencia del famoso artículo “sembrar el petróleo” publicado en el Diario Ahora el 14 de julio de 1936. permitió el establecimiento de una industria de enclave que poco a poco se fue convirtiendo en el principal motor de nuestra economía. Rómulo Betancourt. De allí que. debía ser capaz de armonizar todos los factores de la producción.Petrolera y Economía Social en Venezuela. Podemos entender entonces que.

que redujo significativamente la población rural -de un 80% en los años treinta del siglo XX. es decir. Tal como lo expresa el Prof. aunque aboga para crear las condiciones que permitan a los ciudadanos una vida económica propia y creciente. sus fabulosas ganancias permiten al Estado hacerle frente a toda clase de gastos. 3) El “éxodo campesino”. en cuanto la vida económica es el reflejo de la riqueza del Estado. en su artículo titulado “Venezuela y la renta petrolera”. Reconoce la importancia de la intervención estadal en la economía. la construcción de un parque industrial nacional y de las infraestructuras necesarias al desarrollo. Los venezolanos nos acostumbramos a las dádivas gubernamentales. entre otros. pensaba que la actividad agropecuaria era la que garantizaba estas bases. no como una etapa intermedia de un país en desarrollo.por Adriani. más independiente del Estado. construimos un Estado monstruoso que aún en nuestros días es difícil desmontar. Por otra parte. Venezuela ha devenido en un Estado netamente rentista. la erradicación las enfermedades endémicas. la gran tragedia del modelo rentista reside en la abrupta caída que ha experimentado el ingreso fiscal petrolero por habitante. la emancipación de la mujer. Cabe destacar que. la masificación de la educación. Gómez. publicado en la página web aporrea. 2) Políticas por parte de los sucesivos gobiernos desde 1908 cuando asumió J. el cual expone tres (3) razones: 1) el petrolero pasó hacer el mejor negocio del mundo. esto lo expresa claramente el economista César Prieto Oberto.org el 14 de marzo de 2009. revertir una parte sustancial de los ingresos a la diversificación de la economía venezolana. el cual no alcanza en .lo cual llevó a contraer de manera escandalosa la producción agropecuaria. de espaldas a la necesidad imperiosa de diseñar y ejecutar políticas orientadas a la “Siembra Petrolera”. Hoy en día. V. a 11.40% en 2001. sino como una política permanente. al subsidio y a la protección arancelaria. Mario Fagiolo anteriormente citado en párrafos anteriores a pesar que hubo éxitos en los primeros tiempos desde la salida de la herencia gomecista. la superación de la estructura social rural–urbana deprimida.

nuestros días los niveles de principios de la década del 70. Es entonces en este escenario que aparece como factor externo el petróleo aunado a las concesiones que en aquel momento se sucedieron en distintos Estados del país. Este breve análisis nos permite dar respuestas sobre las interrogantes planteadas por el Pro. vale destacar que no solo se limitó a la extracción del petróleo. La consecuencia inmediata de esta situación es la falta de estímulo y de vitalidad para enfrentar los retos del crecimiento y del desarrollo. esta breve experiencia que estuvo activo hasta 1909. gasolina y productos derivados con lo que estuvo en su momento abasteciendo la región andina y la exportación del kerosene hacia Estados Unidos por la trust de Jhon Rockefeller. el cual establece cuatro (04) preguntas. ningún venezolano ni el Estado estuvo interesado en la explotación del petróleo. Mario Fagiolo. solo el 20% de los habitantes vive en centros poblados de distintas dimensiones y “[…] una sociedad rural es una sociedad insalubre. El panorama en la que se situaba Venezuela para el año 1920. sin dudas. Venezuela era un país rural. […]” (Baptista Asdrúbal. 30:2006). inepta para la democracia y para los grandes fines del crecimiento económico y el progreso material. en el que buena parte de la crisis económica. y luego con la creación de la . la primera referida a: Si de alguna manera en Venezuela se realizó la siembra petrolera? La información cuantitativa aportada por Asdrúbal Baptista (1830-2002) la Venezuela de 1920 con la de 1980 podemos afirmar. pudo demostrar que los venezolanos son capaces de haber explotado directamente el petróleo. que esta compañía hubiese podido ampliar y desarrollarse con el tiempo como empresa nacional. política y social venezolana tiene su origen en el agotamiento del capitalismo de estado y del rentismo petrolero. sin embargo desde esta experiencia. que la siembra del petróleo sí se efectuó. analfabeta. sino en la refinanciación del mismo para obtener Kerosene. Manuel Antonio Pulido y seis socios más constituyendo la compañía denominada “La Petrolera del Táchira”. podemos señalar la otorgada en la Legislatura de los Andes estado Táchira al Sr. hasta que en el año 1954 se incluye el proyecto petroquímico la instalación en Morón de la refinería experimental.

Por lo que este impulso dinamizador del ingreso petrolero a pesar de no ser el resultado del trabajo productivo de los venezolanos permitió la transformación pacífica y sin pausa de la Venezuela rural de 1920 a la Venezuela urbana de 1980. aprovechando los altos niveles de rentabilidad generados por los altos precios. Tal como lo plantea Baptista Asdrúbal (2006) es a partir de allí donde Venezuela empieza a estructurase el nuevo modelo económico que regirá hasta la década de los 70’ aunque sin cambios profundos. Por otra parte. En lo que respecta a la caída de producción en un periodo en que ha debido crecer aceleradamente. En ese mismo periodo casi todos los productores relevantes de crudo incrementaron su producción. la participación . refinación y venta del petróleo. pero todas coinciden que el país produce mucho menos petróleo que en el pico de 1998 o incluso que en 2008. lo que tiene que ver con la caída de la producción petrolera en relación con la oferta en cara a la baja demanda. Otra interrogante planteada es si nos estamos ahogando en el excremento del diablo? Realmente nos encontramos actualmente frente a un panorama internacional que no es favorable para Venezuela. cuando estaba previsto aumentarla en más de dos millones de barriles diarios. Silva Michelena. esto debido a la imposibilidad tecnológica de integrarse productivamente a la industria petrolera internacional “[…] los círculos gobernantes vieron a la integración rentística como la única posibilidad de que el país aprovechara su excepcional riqueza petrolífera. Diversas fuentes difieren en el nivel de producción de Venezuela. Por tanto. Conservadoramente la caída es de unos 750 mil barriles diarios con respecto a su pico (o cerca del 25%).Compañía Venezolana de Petróleo CVP se fijan objetivos para la perforación. tales indicadores lo afirma Monaldi Francisco (2015) el cual contrastan con varias tendencias muy preocupantes que ha venido experimentado la industria petrolera nacional y sobre las cuales es necesario actuar estratégicamente. Héctor (2006) citado por Mario Fagiolo expone otras razones por la que no permitió un amplio funcionamiento que no fueron otra cosa que concesiones disfrazas. explotación.

Según el autor citado supra plantea que excepto la caída de precios. en relación a sus reservas probadas. considero que urge la necesidad de diversificar la economía venezolana. pero más devastadora circunstancia para PDVSA y para el país. y no dejar que el país se vuelva infértil. A partir del colapso del precio en 2014. se hace necesario de abrir esos espacios de diálogos en especial . y el Estado venezolano. Otra interrogante planteada es. dado que los socios poseen hasta 40% del capital de estas empresas. La sociedad en su conjunto es atrapada por la rutina y no logra pensar fórmulas innovadoras para solucionar el problema. la crisis económica o financiera se presenta como un debilitamiento generalizado de las instituciones. Esto demuestra el colapso del precio del petróleo. a nivel mundial. constituye la más reciente. si podremos salir de la enfermedad holandesa? sustentado por lo que señala el economista Campos. por lo que no le puede otorgar un respiro limitando sus demandas de recursos. Miguel Ángel (2011) el cual la denominó el colapso del capitalismo rentístico. el cual daba margen para todo. el tablero de PDVSA está lleno de luces rojas. la producción propia de PDVSA cae también más rápido que la producción total. y el país tiene la menor tasa de producción.de mercado de Venezuela ha caído considerablemente (35% desde el pico). mientras que la producción de las empresas mixtas se ha incrementado levemente. que depende en forma creciente de la empresa. Hoy más que nunca es necesario vincular la formulación de propuestas a la visión política y filosófica que se encuentran detrás de los esquemas de distribución de la renta. ninguna es nueva. lo que implica que la mezcla de producción genera un menor flujo de caja a PDVSA. pero hasta ahora habían sido opacadas por el espectacular ascenso en los precios que ocurrió durante la década pasada. Por otra parte. está también en emergencia. La proporción de producción propia cayó de 80% en el 2000 a menos de 60% hoy en día. En relación con la última interrogante sobre cuáles serían las propuestas. todas tienen varios años ocurriendo.

profesionales y toda clase de trabajadores que impulsen el desarrollo agroindustrial. sin escatimar recursos. .en el ámbito académico apuntalar hacia nuevas propuestas orientadas a formar el contingente de técnicos. a la investigación científica y tecnológica. darle el impulso necesario.