Conviene advertir que los problemas de conocimiento no deben confundirse con los

problemas de la vida práctica, aunque ambos puedan estar estrechamente ligados. Por
ejemplo, no es un problema de investigación reducir los accidentes de tránsito, pero en
cambio si lo es responder a la pregunta: ¿Cuáles son las causas que provocan los accidentes
de tránsito? Basándose en la respuesta podrá resolverse el problema práctico.
En primer término corresponde entonces, describir la situación problemática. De
esta descripción debe desprenderse que es necesario o conveniente producir nuevo
conocimiento sobre ella. Es importante señalar que un problema de conocimiento se platea
o presenta cuando alcanzamos a precisar que es lo que NO sabemos dentro de un área
temática determinada, cuando establecemos una especie de frontera entre lo conocido y lo
no conocido, y nos decidimos a indagar sobre esto último.
La descripción de la situación incluye las proposiciones que surgen de la
observación de la situación, de las lecturas de referencia, de las obtenidas en el proceso de
familiarización con ellas a través de entrevistas, de las noticias que aparezcan en los
medios, etc.
La pregunta que hacemos ante la realidad, desde nuestro paradigma particular, va a
determinar toda o buena parte de nuestra investigación. Este es el momento eminentemente
valorativo del proceso de investigación en el que entran en juego todos los elementos del
paradigma del investigador. La respuesta de este interrogante básico se podrá obtener sólo
después de haber hecha la investigación. Dicho de otro modo, "el objetivo fundamental de
la investigación es resolver precisamente dicho problema de conocimiento (encontrar la
respuesta) y su éxito deberá medirse entonces – antes que nada- por la claridad, pertinencia
y precisión de dicha respuesta".
Esta pregunta debe ser precisada y acotada, es decir que la misma debe ser siempre
acotada en el tiempo y en el espacio. Un problema correctamente planteado, temporal y
espacialmente, está parcialmente resuelto, a mayor exactitud corresponden más
posibilidades de obtener una solución satisfactoria. El problema debe historiarse,
concretizarse, particularizarse, especificarse. Es lo que debe aparecer como dimensión

años.Verificar si dos o más investigaciones están usando los mismos términos para definir las mismas cosas. .transversal o sincrónico. etc) Una vez que tenemos la realidad transformada en problema. . Se deben seleccionar los trabajos que se consideran pertinentes sobre el tema y analizar los elementos que ayuden al propio trabajo. para así poder reconocer los paradigmas en los que se insertan. esto quiere decir la necesidad de conocer los antecedentes. en este caso hay que construirlo de tal manera de incorporarle su especificidad histórica. . hay que seguir algunos pasos: .Ver cómo definen los investigadores sus propios términos. sino el tiempo propio del objeto de estudio.temporal. es decir tiene una duración prolongada en el tiempo (meses.Repaso exhaustivo de la literatura existente. para así conocer el estado actual de los conocimientos sobre el tema. que según Borsotti no es el tiempo que llevará realizar la investigación.longitudinal o diacrónico. Según éste autor puede ser: . o bien si usan diferentes términos para un mismo elemento o bien si usan los mismos términos para definir elementos distintos. es decir que tenemos ya formulada la pregunta o preguntas cuyas respuestas serán buscadas en la investigación. .