Está en la página 1de 35
@ FEROES Tr UN nt EN EL BARRANCO DEL LOBO Editade por ORNIGRAF, S. L. Guzmén el Bueno, 121 - Madrid-3 Director Editorial: E, ESTADES DE LA FUENTE Director de la obra’ JOSE MARIA GARATE CORDOBA Secretario de Redaccién: EMILIO BECERRA DE BECERRA Impreso en GRAF. CANALES, S.L. Cicerén, 16 = Madtid-20 Cubiertos: LITOGRAFIA EDER, Fotograbados: LA PRENSA, Dibujante: JOSE MARIA BUENO CARRERA Depésito Legal M, 1425-1969 Cada cepitule de la obra consti- tuye un fasciculo de 32. pa que se distribuye semanalmente. PRECIO DEL FASCICULO: 25 Pres. EN ESTE NUMER‘ UN CAPELLAN EN EL BARRANCO DEL tox0. — ecuanros: Biograies de Toms Palcios Rodrigue Edverdo Léper Nuno, Joeqvin Tourney Parez de Seoane, Ricardo Fresneda Cal amin, Rafal’ Moreno de Guerra ¥ ‘ons, Breuio. dele Portila” Sancho, Angel Malger'y Mote, Enrique Novas "Ramirer de ‘Arelane Jess Moreno oncesién de Loureador « Poacoe, Li per Nut, Tovrnd, Fresnedo, Moreno de Guerra, Be la Poti, Melgr, Never ¥ Moreno Alero Un superivent dl Marko Barbas Cacho. Un seville en el Barranco del Lobo: ‘Anite. Muon Les, neo del Lobo: Realided y leyenda del cepallan Moreno vero en ot Barranco del Lobe NUESTRA PORTADA: El general. Marina con el moro Maimén Mojator, observando las posiciones enemigas, PLAN DE LA OBRA El cardcter de estos cuadernos es rigurosamente histérico. Cada fas: cleulo se base en documentacién textual y gréfica de monogratias de los episodios relatados, en la prensa de entonces y en abundantes lega: jos y fotografias de archivos pertenecientes a familiares y compofieros de los héroes biografiados. Muchos de los datos van respaldados por la ‘autenticidad de documentos oficiales. El conjunto de monografias constituye una importante obra de ocho” tomes, Iujosamente encuadernados. Las contraportadas forman una in: teresante coleccién de uniformes de época, fielmente ajustados a los modelos reglamentarios hasta en sus pormenores. Aparte de su valor decorativo como grabados enmarcobles, su cardcter inédito los hacen muy dpreciados por los coleccionistas y_uniformélogos. EI Ultimo tomo de la coleccién se cerraré con indices onomasticos y cronolégices, asi como las relaciones alfabéticas de Caballeros Laurea dos y Medalias Militares del siglo XX. PRIMERA RELACION DE COLABORADORES. Tomés Garcfa Figueras. Ramén Touceda Fontenla. Salvador Garcla de Pruneda. Francisco Montes Aguilera. Rafael Garefa Serrano, Ramén Salas Larrazdbl Ricardo de la Cierva y Hoces ‘Angel Rowe Calais Luis Lépez Anglada, Ricardo Pieltain de la Pefia Luis Aguirre Prado. José Marfa Codén Fernandez. Fernando Vadillo y Ortiz de Guzmén Ramén Sanchez josé Manvel Martinez Bande. Fernando Frade Merino. ‘Miguel Alonso Baquer. Francisco Aguado Stnchez. Victor Espinés Orlando. José Berndrdez Dominguez. Juan Barrios Gutiérrez. ‘Manvel Molina Pefia Alfredo Gosdlvez Celdran. Rafoel Casas de la. Vege. José Valdés Cavanna, Julio Repollés de Zayas. Gabriel Diez Sénchez, Luis Séez de Govantes. Narciso Sanchez Morales, SOLICITAMOS COLABORACION Aceptamos toda sugerencia “slativa a titulos y temas. ‘Acogeremos con la mayor gratitud el envio de textos y fotografias de las campafias espafiolas del siglo XX en las que figure algin héroe (0 tenga relacién directa con sus hechos. El normal deterioro por el tiem: po hace muy aconsejable enviar los originales, pero siendo reproduccio- nes, debe cuidarse mucho su calidad, ‘Solicitamos también documentos o relatos de quienes fueron testigos presenciales, de interés para nuestras paginas. En los que se publiquen se haré figurar su procedencia, de no constar deseo expreso en contra Utilizade © no, el material se devolveré por correo certificado, abonendo los gastos de acuerdo con los autores. Repredvcines elgynar foogrfioe maltratedse por el lempo y attas que por encima de su calidad. conserva wn ofan. valor document NUMEROS PUBLICADOS: Especial: Franeo, seldado. 2.Las hogueras del Gurugd, —Royo y Guileche: Morir abra- zado al caiién NUESTROS PROXIMOS NUMEROS: 4.—Cavaleanti: La triple carga de —EI cabo Noval ha caido prisio- Taxdirt nero. 6.—La bateria de Beni bu Ifrur ‘Agradecemos particularmente lar facildades encontradas en el Ministerio de Infor- smacidn y Turismo, Archivo General Muiitar de Segovia, Consejo Supremo de Justicia Mii- tary otfos centros de los Ejéreitor de Tierra, Mar'y Alte. UN CAPELLAN EN EL BARRANCO DEL LOBO Barcelona, julio 1909 | Los sucesos de Ia “Semana trigica’ cempezaron el lunes 26 de julio de 1909. Era por entonces gobernador civil de Barcelona don Angel Ossorio y Gallar ‘do, Don Juan de la Cierva y Penatiel, mministro de la Gobernacién, le advirtié cl peligro de la conjura, envidndole el ‘fa 22 un telegrama en cl que se decia: Vigile V. S. mucho a los republica nos 9 anarquisias, 3) observe sus_mo- timientas y viajes af extranjero. Temo que en el extranjero estén laborando fon motivo sucesos Melilla, » hay que Pero el gobernador civil parecia de ducir de que y atentados eran un mal endéinico en Ja Barcelona de prineipios de siglo, y fast, a poco de iniciarse los sucesos de 1909, escribia Fn Barcelona ta revolucién no se prepara, por ta sencilla razin de que esid preparada siempre. Asoma a la ‘alle todos fo8 dias. Si no hay ambien te para su desarrollo, retrocede; si hay ambiente, cuaja.’ Hacia mucho tiempo que la revolucién 10. disponia de ire respirable. Encontrs el prolesta contra ta campana respird a sus anchas La vispera de iniciarse la revuelta, los elementos dirigentes se reunieron en el domicilio social de “Solidaridad Obrera’. Alguien advirtié el peligro de que la reunién fuese sorprendida_y disuelta por la_policfa, pero, entre Hisas, Ie contestaron que no habfa na da que temer 1 Rif 9 Es que no has ofdo Io que ha dicho Ossorio? =Yo no le temo a Ossorio, sino a la Guardia Civil “Los civiles no haran nada sin aw- torieacidn del Gobernador {Pero es que Ossorio es de los nuesiros? —pregunté el desconfiado. =No, claro que no. Pues versls To que tarda en Henar se esto de tricornios. —jOue no, hombre, que no! Que aqui no pisa un eivildn, te lo digo yo. Podemos. seguir reunidos y_preparar Jo nuestro. Quédate tranquilo, que Ossorio dice que no se puede denun- iar y encarcelar a las gentes por el delito de diseutir, ay apg et [Basta de perder el tiempo! —intervino otro de los dirigentes— Vamos a coneretar Tas érdenes, —i¥a las sabemos! —eorearon to: dos— La huelga general y luego. ‘—Tened muy en cuenta —advirlis el-que~pareeia.jefe— que el motivo de la huelga general es s6lo la pro- testa por el embarque de topas a Melilla, Certo, cierto! Los embarques de tropa y Ios sucesos de Melilla nos. vie ren conto pedrada en ojo de baticario, Guarda las pedradas para ma. —iPedr ce falta... das...? ;Tiros, es 1o que ha. {Qué triste coincidencia enlaz6 dos hechos dolorosos? La noche del 27 de julio de 1909 Barcelona, va en ple- hha revuelta, estuvo a oscuras, pues las Fibricas de gas y una de las dos de electricidad “estaban paradas. Habi- tantes de las casas de In montaia vie ron que en Montjuich aparecfan luces semejantes a sefiales, algo parecido al sistema de hogueras empleado por los rifefios para reclutar gentes de las 6s DE BARCELONA EI movimiento sodicioso cortidse como un raguero de polvora por to- 3 08, uth lizando los adoquines del empedra: do y las tapae de hierto de los lba- isles. Los faroles del alumbrado pu blico fueron arraneadas y los inoen dios de templos y conventos se si rmultanearon en todas los distritos de Ia capital. En los barrios de San Pedro, San Agustin y Puerta Nueva, eco propensos en otras ocasiones 2 la sodiciOn, las barricadas levanta- das fueron muchas, algunas de gran elevacl Embargue de un escuadrén en el puerto do Barcolona, Las primeras tropas. de Caen ‘uaenicion de Madrid llegan & do Melis, Uogada a Melilla del Batalién de Caza ores de. Madi. Embarquo de tropas en Barcelona, En el puerto de Algeciras embarcan tro pas para Melils, cabilas, Aquellas temidas hogueras del Curugi. E] 27 de julio de 1909, Melilla vivia pendiente de cuanto estaba sucedienda a su alrededor, y lenaba sus. hospita: les de heridos’ que llegs cha en eb Barranco del Hacia Melilla Los soldados de Las Navus se api fan en cubierta; el calor agobia y el recuerdo de Jo sucedido en la estacién de Atocha, de Madrid, pesa en el dni mo de todos —iFue tu madre a despedirte? —pregunta un soldado asi compa mos novios cuatro aiios; Iuogo mi mujer eassdo? Hace mucho? esperamos a que me licenciaran para casarnos, y ahora, cuando estamos a punto de tener nuestro primer hijo, me movilizan otra vez —Desde luego, ir a la guerra un hombre casa —jAh! Tenias que conocer a mi Ja cinta. Mi mujer se llama Jacinta, zs bes? Es hija de militar y, chico, lo eva en Ia sangre, No te negaré ‘que a mi me hizo muy poca gracia tener que volver a vestirme de rayadillo, pero ella me animo. (Es estupendal Dice Jacinta: “Dios no puede dejar proteger a un soldado que va a la guerra, mientras su mujer espera un hijo.” Y te dice esto con una. seguri dad que te contagia su optimismo, No son iguales todas las mujeres, Ya sabes Io que pas6 en Ja estacion de Atocha de Madeid —Hombre; siempre es doloroso se- pararse de a familia. Pero tampoco es para tomarlo tan por la tremenda, Ya lo ves. Yo estuve en Melilla, me las vi con Tos moros, y volvi a mi ‘casa sano y salvo. Hay que tener con. fianza en Dios y pensar que son mur hos los que vuelven, Eso le decia yo a mi madre. Le senté mal, pero. —2Qué es Jo que le dijiste? —Que hay que ver lo que voy a presumir si yuelvo al pueblo con un brazo esealabrao 0 una pata colgan- do de Jas muletas —jHombre! Qué te contests tu Me llamé bestia =¥ con razén, Sino hay por qué tener miedo, Porque, ademas, los moros esta ver nno tienen nada que hacer contra Tas fuerzas que aqui vamos, Un sargento veterano nos Jo decia aun grupo, a poco. de embarear. Nuestras armas, son infinitamente 1 3s. Nuestros generales y jeles ‘Buea mucho mis que todos esos caides 0 motacos principales, No 08. dijo ese sargento. oémo an los moros? Si es veterano ha bri de saberlo por experiencia —Te repito que no tienen nada que + contra la tropa que aqui vamos, Estoy seguro que nada més que pre senten cara, se la rompemos, Lo malo es que los moros no dan la cara. Se eseonden, se agazapan tras las piedras, a las que se pegan como las lapas a’ as rocas. Cuando se mue ven Io hacen pegados a la tierta, como visten unas chilabas pardas, no hay quien los distinga. No se les ve Con los moros no hay guerra abierta sdlo la de emboscada y traicion. Una provecacién | intolerable El dia 26 legaron a Melilla las fuer zas_expedicionarias, Después de las sangrientas jornadas del dia 23 de ju lio de 1909, Melilla y los puestos avany zados vivieron tres dias de relativa alma, aunque no faltaron los actos de hostigamiento por parte de los ri fenos, tanto en las posiciones como en las inmediaciones de la ciudad, La mayor actividad de la “harka” se di ‘gio a la linea de comunicaciones de a Una panorémica dol Barranco del Lobo desde las cumbres del Gurugt. la plaza con los indicados puestes, y, fen especial contra la 2* Caseta, donde estaban establecidos los almacenes de viveres y municiones, y desde donde se hacfa la distribueidn a las diversas posiciones. Esta via de comunicacién no se encontraba desenfilada de los fuegos enemigos, pero por ser la tint cca utilizable, hubo de seguirse usando para enviar por ella los convoyes, ¥ fue necesario aumentar las fuerzas di proteccin de los mismos hasta los electivos de cuatro y hasta seis com: Pa En las cercanias de Melilla el ene migo hizo fuego el dia 25 sobre el campamento de Triana, hiriendo a un ccapitén y quince soldados, y Ia noche siguiente intentaron un ataque contr Los soldados ducrmen entre los cafones despuss de una ruda tarea bajo el arden te 01 sultaron dos Heridos. Por ello se re 1 batallon de dores de Madrid y una seccién de ametralladoras, a las que se agregaba por Ia noche dos companias de Liere hha, Ademis, se concentré. media bri c gada de la 3+ de Cazadores en las pro- Ximidades de Cabrerizas Altas, pues todas las confidencias haefan temer lun atague por el sector de Beni Sicar, En estos dias se termind el desem Pazadores de bareo de Ia brigada de C Madrid, que mandaba el Guillermo Pintos Ledesma, y se pudo enviar una compafia del’ Reginiento de Africa 68, a reforzar el Cabo de Agua, donde’ se habjan notado con: centraciones de. harquefios En la tarde del 26, el Mizzidn y el Chadli pregonaron que habia legado a Melilla un eaid muy fuerte (pu ron referirse al general Pintos) que iba a terminar con los. rifeftos, por lo ual debian prepararse para actuar ripidamente. La "harka", que estaba en el momento de mayor apogeo, s concentré en pocas horas y se con: vvoe6 a todos los que habian trabajado fn las minas para que acudieran con Jas herramientas que conservaban su poder. Aquella noche, fuertes.gru- pos de mineros cortaroa os. tornillos de las vias y, utilizando largas cuer as, levantaron los rales, retorvien: dolos Para el dfa 27 de julio se habia dis. puesto por el general Marina que el convoy diario que salia del Hipédro- mo, irja escoltado por tres companias de Infanteria y una seceién de Cabs leria de la Primera Brigada de Caza dores, bajo el mando de uno de los coroneles de la misma, —¢Han terminado de copiar la or den, sargento? —pregunté el general Marina, Si, mi general tala, por favor Y el suboticial leyé: Para escoliar el convoy a las_ posi eiones avanzadas, dispondrd V. F. que 4 las diez se encuentren en el Hipsdro- ‘mo tres comipaitias y una secciin de Caballeria de ta brigada de su mando, 4 las que alli se unird una compaitia de ta’ Disciplinaria, romanclo el mand del conjunito el coronel que V. E. de signe, 3 que antes se presentard a recibir” mis drdenes, eimprendiendo In marcha desde dicho Hipodromo en ‘cuanto se haya organizado el convoy. El tren levard su escolta particular ‘ordinaria, Para acudir a su proteccion, si fuera preciso, se encontrard V. E revenide con dos baiallones, una see tién de artillerta y el resio de ta ca balleria, por si fuera atacado el Cuando el general Marina dicté es ta orden, atin no se conocia el levan. tamiento’ de la via del ferrocatril, EL teniente de Ingenieros Alzugaray, en: ccargado del rutinario reconocimiento de la via antes de la partida del con- voy, legé.precipitadamente a presen ia ‘del general Marina Eso han hecho? —pregunts el ge nerai, visiblemente contratiado, ‘mi general. Los tornillos apa: recen coriados y los rieles han sido arrancados..., nd sé cme; es posible Construccién le trincheras, que hayan atado fuertes cuerdas, y tt rando de ellas muchos hombres aca: an el destrozo, n qué extension ests inutilizada la via? La cantinera del Batallon de Alfonso Xil en busca de provisiones por las calles de Melila, Unos trescientos metros, mi ge eral —iTrescientos metros! —comenté un jefe de Estado Mayor— Esta visto que tratan de impedir Ia llegada de los convoyes por todos los medios a su aleance =Yo.creo, mi coronel —prosiguié el teniente Alzugaray-—, que este caso es mas grave. Si el enemigo no preten: diese mas que entorpecer el paso de Jos convoyes, creo que se hubiera I mitado a lo que ha hecho tantas ve es: causar el destrozo y_retitarse. Pero esta vez no se han ido; estén alli. En todos los cerros que rodean la zona nos parecié ver sefales de ene migo. Apenas nos dispai si estuvier fan esperando otra pres mas importante, —Una resuelta provocacién, ¢Lo cree usted asi, teniente? Sin duda alguna, mi general, Oui siera equivocarme, pero —Una provocacién intolerable. Dis pongan que se retire la orden que aca. bamos de dar. Fs preciso reparar la via, hacer legar el convoy a su des. tino y escarmentar de una vez a esas *harkas” que nos retan con tanto descaro. o Ret he nal ea EI general Marina decide EL general Marina estudié por unos momentos el plano de la zona, y explico al general Pintos su decision ~Organizaremos dos columnas: La primera de ellas, con sels compaaias de Tnfanteria, que serin: una, de Ara piles; dos, de Reus; dos, de’ Aljonso XI, y una, de Africa, #1 eseuadrén de caballeria de Trevifio, una seccién fe Artlleria de Monta y una com pania de Ingenieros. Tomaré el man: fo el corondl Ferninder Cuerda, Tevando de segundo jefe al coronel x6, La misidn de esta columna es 1a de proteger el convoy y reconstruir la via. La segunda columna Ja vas alle var bajo tu mando, Pintos, Con ta pri mera Brigada de Cazadores desplegaras teniendo. como direccién general de avanee la casa de Ali el Gordo. “Ali el Gordo? —trat6 de conere tar el general Pintos. Si —explicd el general Marina—, Aqui, en Ja Toma de Ait Aixa, Tu mi sion, Guillermo, es la de vigilar la sa: lida de los barvancos, que son exce Jentes caminos para el movimiento de las “harkas” enemigas. Si ves que falacan el convoy, ti, aparte de las disposiciones que tome Ferndndez Cuerda para proteyerse, atacas Tesuel: to por el flanco. —Perfectamente —aprobé el yene ral Pintos—, Atacaré, pero no crees que debo vigilar miala detecha? Fi jate la gente puede ser hostilizada desde to ddas las alturas, © incluso acometida por los rifefios utilizando. como ami: no eubierto el Barranco del Lobo. 1 convoy y la columna del coronel » Ferndndez Cuerda salieron del Hips: dromo al mediodia, y en cuanto llega: ron a la altura de la 1 Caseta fueron hostilizades intensamente desde el flanco derecho, por lo que hubieron de adoptar el orden de combate, consi fguiendo rechazar al contrario y Hogar su destino sin novedad, después de tuna hota de Iueha, en Ia. que particips In seecidn de artilleria desde 1res em. Dlazamientos diferentes. En la 2° Ca Seta quedé el corone! Fernénder, Cuer- da como jefe de In posicién, con la compatiia de Africa, mientras’ que el resto de las fuerzas, al mando del co- ronel Axé, marchaban al lugar en que hhabia sido destruida Ia via, a cava reparacion se dedieé 1a compara de Ingenieros, Por su parte, Ia segunda columna formada por la brigada del general Pintos, coneentré sus unidades a par tir de las once y veinticinco en la Ila ura existente entre el Hipédromo y Jos Lavaderos, EI general formé dos agrupaciones: I: agrupacion: Integrada por tos bataliones de Madrid, Barbastro y Figueras, mandada por el generat Pintos. Objetivo: Atacar de norte a sur, en direccién a la loma de Ait Aika, crucando perpendicularmente La embojada marroqut presencia Los ingenieros militares reparen fa lines del ferrocartil_ miner 5 barrancos que se oponen a su pro: Formaria el ala derecha del des pliewue, 4 aprupaciin: Integrada por los batalfones de Las Navas, Llerena Arapiles, mandada por el coronel Paz Jaremilio. Objetivo: Atacar de este a este, siguiendo ta direccion del Ba ranco del Lobo, para caer sobre la lema de Ait Aixa Avanza el ala derecha El batallén de Madrid forma la ex trema derechs del_dispositivo; leva dos compafias desplegadas y las otras dos en reserva. Su objetivo son unas chumberas situadas a la izquierda de fos Farallones. Le apoya, situado a su retaguardia, el batallén de Barbastro, EI de Figueras, que ha dejado ta 1 y 3° companias protegiendo las, pie vas de Ia 3! bateria del 2° de Mon fana, forma con sus otras dos compa ffas'Ia reserva del ala derechs, a las inmediatas ordenes del general La progresidn es {écil al principio: bajo Ia proteccién de la artilleria, batallén de Madrid avanza hacia el cenemigo, situado a unos 1.500 metros. EI terreno es escabraso y se stibe con fatiga, Asi avanz6 unos 750 metros sin recibir fuego. Pero, de pronto, las des. cargas cetradas de tun enemigo muy protegido y que, sin duda, esperaba el aque, se ceban sobre cl primer ex calén. Es preciso localizar al enemigo para dirigir el fuego de las guerrillas. La posicion aleanzada resulta domina da por el escarpado de los farallones, desde donde reciben un [ueyo terri ble, a pesar del cual os oficiales per ‘manecen erguidos, Animan a su gente con el ejemplo y con Ia vor. Sebalan el objetivo. Los cazadores de Madrid se rehacen dde su primera vacilacién y rompen en fuego cada vex més eficaz —Fijate en el teniente Barbasan, No sé cémo se sostiene en pie. Decian que estaba con un ataque de apendicitis, ¥ miralo, ahi lo tienes. —Con oficiales asi no hay quien se raje. Yo le vi esta mafana cuando se incorporé al batallén; tenia lo menos cuarenta de fibre, temblaba de fro, con el ealor que hace. EI teniente don Mariano Barbasin Cacho era vivo acicate para sus hom: bres; no cesaba de animarles hasta que ‘—je han dado al teniente! py tala G ASUREZ > ARFLTA) imide bape faelaceas desea Saige coated dase Bela Realy AM ) tas Srvc Ferundacow|aprasion arial de mil ques pe jn ge rt a epesaba lean ans tere iscsi ac emi aa rr. gars 38 ie. real dew la dige a DE para ou cocerinicus Donia fer ‘Dies quarde a Y € aches sive ede Y9 deencrade HE Eee EVRIQUE NAVARRO Y RAMIREZ DE ARELLANO Madrilefio. Ingresé en la Academia de Infanteria el 25 de agosto de 1894, a los diecisiete afios de edad. Corian tiempos de urgen- cia para la formacion de oft- ciales con destino a Cuba Cuba pide hombres de tropa y cuadros de mando. El ca dete Navarro hace sus dos cursos abreviados en Toledo. El 21 de febrero de 1896 sale del Alcézar promovido a se gundo teniente y destinado 90 al Regimiento de Saboya, de guarnicién en Madrid Pero la vida de guarnicion carece de atractivos para su espiritu inquieto y sediento de horizontes bélicos. A los siete meses de su incorporacién al Se- boya, el 23 de septiembre del 96, embar- ca voluntario en Santander, con rumbo a La Habana, encuadrado en las compe- fifesexpedicionarias del mismo Regi- miento. El 16 de octubre desembarca en Bahia Honda. Cuatro dias mas tarde, en el combate de San Miguel, recibe su bau- tismo de fuego lo largo de los dos afios que perma nece en Cuba toma parte en diecisiete combates, distinguiéndose en los de Cacaragicara, Pancho Grande, Cafetal Gonzélez y Helechal, y gana dos cruces rojas del Mérito Militar. Su repetida en- fermedad le hizo regresar a la Peninsula en enero de 1898 EI 3 de mayo embarca en Cédiz para Canarias, de donde reoresa a Cataluita con su regimiento el 25 de agosto del 98. En enero de 1899 esta enfermo otros dos meses. De 1900 @ 1905 pasa por las quarniciones de Estella, Madrid, Ceuta, Melilla, Tenerife Enrique Navarro y Ramirez de Arella- no, hijo de don Carlos Navarro Rodrigo y de doa Adela Ramirez de Arellano, 98 un oficial alegre, inquieto, valiente, ‘0. Pero en sus 1,600 metros de estatura_y en su acreditado celibato, cupo también la hoja de servicios con su mediano en condueta, al lado de mu- cho en téctica, en ordenanzas y en tiro. El mediano en conducta le venia por la misma vena que viniera a otros mu chos capitanes de leyenda y valor, no ausentes al rodar de lo ibérico por rutas de mar y caminos de tierra. Que el valor personal en los azares del combate no resta méritos —ni tampoco los afiade— a la trifulca pasajera por el honor de la dama, ni al desfacer entuertos sin parar mientes en las consecuencias. Parece ser que a don Enrique Navarro no le sentaba muy bien la vida en guar- nigién. Tuvo un carnaval borrascoso en 1903, en un baile de méscaras. EI'3 de mayo de 1906 ascendié a ca pitén, pasando a la Caja de reclutas de Durango, desde la que en 1908 se incor- ora al Batallén de Arapiles. Y en 1909, en el Barranco del Lobo ganaba la Cruz Laureada de San Fernando, a costa del sacrificio de su vida here Hagase usted cargo del mando con. junto de los grupos. Sabe cuél es la situacién del combate, conoce 1a lo- calizacién de nuestras unidades, Actie ipidamente. Quiero un muro de me cl regreso de mis El coronel Garrido, jefe de Artlleria alecto al Cuartel General, se hizo car go del mando de Ia artilieria y tomo las disposiciones pertinentes El general Marina tiene en sus ma nos los papeles en que su ayudante hha ido anotando las bajas; le gueman aquellos niimeros, aquellos nombres jgarrapatcados apresuradamente, Coronel Garrido: No quiero que ‘qumenten estas listas, evitelo usted ‘con sus cafiones. Confio en la Artille ra, Porque Ja artilleria era el arma ands temida por los rilefios, Sélo el cation Jes aterra porque el caén llega a don ellos no lo esperan y contra él no sirve ocultarse. Al fusil no Je temen porque tiran siempre detris de rocas 6 desde barrancos asomando sélo lo ecesario para apuntar, y aun enton- es ponen delante una piedra para amparar la cabeza, Solo el canon y 1 Dayoneta les infunde pénico. EI general observa atentamente el campo de batalla a través de sus ye- melos, ise ala izquierda! jEse ala ix quierda..!' Coronel Aranda: tome el mando de Ia brigada; wilice a. cuan- tos oficiales y personal haya disponi ble en este cuartel general y plana mayor, trate de restablecer Ia linea y sostenerla, especialmente en el ala iz quierda. Quiero que sirva de base al repliegue que vamos a iniciar por In derecha, Comuniquen al coronel Axo que regrese con su cohimna a la Pri: ‘mera Cascta y coloque sus unidades al este, sobre Ia via férrea, para apovar ‘el movimiento por esa ala izquierda, Teas la mision cum- | plida, repliegue general El objetivo fundamental de aquella foperacién del dia 27 de julio de 1908 habia sido cumplido. FI convoy tk su destino y la via férrea estaba ya reparada. Quedaban pocas horas de luz y las fuerzas de la 1 brigada de Cazadores estaban muy quebrantadas por el clevado mimero de bajas_ su fridas. Todo ello aconsejaba no inten- tar aguel dia nuevas operaciones y re- plegar las fuerzas al Hipédromo, ya ‘que no se contaba con las suficientes para sostener las. posiciones aleanza- das, por representar una linea inuy ex tensa, Entre las sels v Jas seis v media de la tarde, el general Marina da las prime: ras Ordeses de retirada general, Los ba: tallones, comenzando por la derechs, fueron retirando por escalones de com: aia, que se iban deteniendo en los puntos adecuados para constituir pues- tos de apoyo, en un movimiento que urd dos horas, durante las cuales Ja columna del coronel Axo se_mat: tuvo desplegada, iniciando su repliegue cuando toda la’ brigada de cazadores estuvo en el Hipédrome, haciéndolo en Ultimo lugar su segunda seecién de ametralladoras, que se sostuyo en una colina enfilando el Barranco del Lobo hasta la veintiuna horas, El cororel Garrido ha constituido Ia ‘masa de artillerfa que protege el re pliegue con su tiro persistente y abru mador. Las baterias se repatten el frente, combinan sus fuegos, los dis tribuyen con oportunidad y precision y se inicia el perfodo més. sangriento para el enemigo, aquel en que me. nos bajas sufren los espafioles, Las posiciones que han ocupado los harque- hos son machacados por los prover: tiles, en numero tan considerable que Jos inmovilizan, hasta el punto de que Ja infanteria pudo hacer su peligroso movimiento retrégrado con absoluta alma, y al abrigo de aque] formidable ccanoneo, lo terminan sia apresuramien: fo. Cuando, al seguir su marcha esca Jonada, Megan a la altura de las pie ais, ya no se dispara un {us Se hace de noche. La ealma lo invade Concesién de laureadas Combate del 27 de julio de 1909 en el Barranco del Lobo CAPITAN MORENO DE GUERRA A mando de la. segunda comps aia dol batallon Caradores do Ue. onan is penetrs com au Twerr8 ogada’ enum barranco, donde fest rain ch con morose. enemigo, llega ‘om: tata Some lanes” teprts a Svanzar hasta la‘selda” do. aqiel peso tomer xine posiein, ses: pues do ‘er hergo, a rent de Be compli, ie amend os ‘on la pals yf ejemplo, ¥domestrando valor exracrinero fn fe teria pestcion, en la que Prosigiiocombatondo hasta ao: tr malherdo' "macro, cuando se retraron las tropa. ‘Coneiderindo uo auedan' comprendidos eptimo el areulo 2d la ley det '20 do mayo do 1862 Rey.” ha tenido. a bien caneoder 0 cx: nite de Inertia don Rafael Mo. eno de Guerre) Alonso, le crut de segunda iar" Ordon Madeld, 27 de diciembre de 1912. Luaue (-Diorio Oficial» nim, 299.) El presidente del Gobierno, Canalejas, visita ol Barranco dol Lobo con el gonoral Marina. on 2 ‘Jesus Moreno Alvaro EL 9 de enero de 1870 nacié en Horcajada de la Torre, un pueblecito de la provincia de Cuenca, hijo de don Anton Moreno Parrilla, natural de Fuentefria de Haro, y de dona Maria Alvaro Moya, oriunda de Cuenca. A los diez. afios, Jestis Moreno Alvaro sintié una fuerte Hamada al servicio de Dios, que le Ilev6 a ingresar en el Ser rio Conciliar de San Juliano, de Cuenca, donde culminaria su vocacién el 17 de diciembre de 1892, en que recibio las Ordenes Sacerdotales, a 10s veintidés afos de edad. Ya presbitero, y por su especial personalidad, se le nombro sucesivamente cape- lin de los Trinitarios de San Clemente, de las Hermanitas de Jos Pobres y de la Casa de Mise- ricordia, Pero su espiritu ansi ba una accién més directa y arriesgada en el apostolado. En- tendiendo que era esa la volun- tad de Dios, el 11 de junio de 1901 ingresaba, por oposicién, en el Clero Castrense. Tenia en- tonces treinta y un afios, y per- maneci6 ocho como capellan s ‘gundo en diversas unidades de la peninsula y de Africa, en Cas- tellon, Madrid, Zaragoza y Cha: farinas, alternando su cura de almas entre infantes y artille- ros, y adaptandose plenamente al ambiente militar El 22 de julio de 1909 embar- ca en Malaga, con el Batallén de Cazadores de Las Navas, hi cia Melilla, donde cinco dias después toma parte en los com- bates del Barranco del Lobo, distinguigndose, hasta el punto de premiarse su actuacién con el ascenso a capellin primero, por méritos de gui luego con la Cruz Laureada de San Fernando, concedida por orden de 20 de abril de 1910. Actud después en varias ope- raciones de conduccién de con voyes, al mando del teniente co- ronel don Luis Bermidez de Castro; en la toma de Taurit, con el general Alfau, y en la de ‘Taxtirt, adonde Hega al final de Ja jornada, interviniendo en las ones de Hidum y en la ocu- pacién del Gurugi, por la que recibié la Cruz Roja del Mé- rito Militar En su hoja de servicios se anotaron también Jos datos de su presencia en las etapas de Zeludn, Beni bu Tfrur, Atlatem, Beni Sidel. En todas las accio- nes ayuda a los combatientes con su animo y su consuelo. Desde Nador regresa a Malaga, en 1910, y el 22 de enero llega a Madrid, recibiendo la acogida triunfal que la capital de Espa- fia dedica a las fuerzas expedi- cionarias repatriadas, y se le concede el premio de mil pese- tas que habia establecido don Antonio Villar. Hasta fin de julio de 1910 per manece en Alcalé de Henares, con el Batallén de Cazadores de Las Navas. Luego es profesor en el Colegio de Huérfanos de Gue- rra, de Guadalajara, donde tam- bign tenia a su cargo la atencion spiritual de los alumnos. Su til timo destino fue en 1921, en el Hospital Militar de Madrid, donde le Hegé el retiro el 8 de julio de 1931, con el honor de ascender a teniente vicario de segunda, por ser caballero lau- reado de San Fernando. Dejaba tras sf una estela de treinta aftos de apostolado castrense, en los que habia cumplido una hermo sa misién. Imposicion de Ia Laureada al capellin don Jesis Moreno Alvaro. Entre los asistentes pueden verse. bispo de Sion y Prov {ofre, subsecretario dela Guorea, y" Calon) jo goneral castronso ya los generales ‘Segundo. jefe dol Cuerpo do Invalidos. El Capellan MORENO ALVARO DECLARACIONES DE TESTIC (CIALES: Médico Sénchez Martinez Dice que durante mucho tiempo del ‘combate estuva junto a él, prestando fos auxilios do Ia religion ‘a los_hert fos que le indiosbe hallarse de mayor faved. y que, el sto en queso Rallaban era de los més. peligrosos y. ademés, cuando se Te incorpors, ve mig. de’ direccion todavia. mas. van tad, Capitan Goded Sabo que Moreno Alvaro auxlli,en las guerillas a algunos heridos, adm nistréndoles los. secramantos. durante ot Fuogo Teniente Gonzélez Prioto Declara que el capellén del bate lion estuve ‘en las guerilés.cuxilan ido heros. ayudando al. cabo de practieantes 8 curar 8 otros. Gabo Garcia, de Cazadores de Llerens Tallow q.0 estivo on los tos de mayor ligt prostando no dle Toe fuos dela ellen, sino eycando fanbign le curecon de Too herdos Teinte Ferinder Quintero ellen quo estivo asistiondo a los moribunog on la" misma, ines_‘se fuego: ea que no podian ser ret fades, por lo que ne fable mae reme Gio gus alates al Realidad y leyenda FANTASTICAS, VISIONES DEL. HECHO. INTERPRETADO "POR CRONISTAS AU SENTES DEL BARRANCO DEL LOBO: sHeraldo de Madrid», 90 julio 1909 Yo le dije, al verle en la tienda de ceampatia —Seiior capellén, ese revolver que usted leva no 08 prenda de uniforms, Es verdad —me contesté—, no lo diga usted; pero Jiba a ir desarmado tno los salvajes. enemigos? Francigco Barado, en su libro «Nues: fros soldedoss, ato 1910 El capellin Jesus Moreno recoge ieee. una espada y neal frente, gritando: siAdelante, hijos_mios, {Por Dios y por la Patria Rasgo hermasisimo que. enarde: ciendo a los soldadas, fos empujd de fhuevo a Ia pelea sila conguista de Africa Opisso (pag. 333) Cuando el batallén de Las Navas quodé sin jofos y casi sin oficiales, Sl capellin, don Jesus Moreno, revol Yer alcinto, continud alentando’ a la tropa y, "para. dar ejemplo, subi6s0 Sobre Una roca on donde quodaba a Cuerpo descublerto y con toda. tran fuilided comenzs. liar un pitllo, a endo: «;No vels como no me matan ami? Ea \Carguen!” jApuntent TFugo!~ adolantat de Alfredo eS {os tenientes don Antonio Marquez y don Silvano Cirujano, y el. sargento Cecilio Ojeda, del Batallon do Barbastro, que re- sultaron heridos en el combate del 27 de Jul 93 Los tinieos oficiales 21 do julio de 1909, ‘or was ilosos en el combate “del El capitan Aguilar con los oficiales del Batallén de Llerena Hlesos 8 esté el laursado (x) capellan fen el combato del Barranco del Loho. Con ellos el cepellan (x) = Moreno Alvaro, ‘don Francisco Ocata Tellez, herido de bala mientras auniliahe 2 los soldados. heridos, ni Recogida de cadéveres espaiioles en el Barranco del Lobo, se ven los eamilleros y ta ambulancia Sr a Responso ante uno de los cadéveres hallados on el Barranco del Lobo. FE coronel don Luis Aranda Mihura, jefe do la 1 Media Brigada de Cazadores de Madrid, que. dirigid ol Brigada. liegue do la CONCESION DE LAUREADAS Combate del 27 de julio de 1909 en el Barranco del Lobo COMANDANTE FRESNEDA Al mando de dos compaiiias del hstallon''de Cazadores de Llerena numero 11, marchando contra fenomigo fue herido, no obstanto lo ual continué avanzando hasta que, herido otra. voz, hubo de hacer alto, negandose a ser relirado del Campo de ‘batalla, cantinuando en ‘su puosto animando y obligendo Incorporarae ala # los que se acer conducirla ais ambulancia, hesta ‘que poco después quedé mucrto, Considerando que estos. hechos se hallan comprandides en ol caso Séplimo’ del articulo 27 do la ley de" 18 de mayo de 1852, ef fey hha tenido ‘a bien conceder al mandante don Ricardo. Fr Galsamiglia, ta cruz de la Realy Ilitar Ordon de San Fersando, d@ segunda clase. Madrid, 23 de agosto de 1910. AZNAR (Diario Oficial» rim, 108.) CAPITAN MELGAR Al frente de tres compaiias det lon de Cazadores de. Arapt 9 al que pertenecia, stacd famente a numeraso. enemigo apostado en el Barranco, alentando su tropa y dandole constante Glemplo de valor 'y. enorgia, su eminoreron_ni un momento su de- lslén, ni fueron bastantes. ‘a im: pedirle continuar con igual brio favance y la lucha, hasta que ot bala le ‘produjo horida “mortal en l pecho, Gonsiderando que estos hechos se hallan comprendides en el caso Septimo. del articulo 27 de la. ley de M8 de mayo do 1062, el Rey. hha tonido ‘a bien concelder al ca: pitan don Angel Melgar y Hata, a Gruz do sogunda clase de la Real YY Militar Orden de. San Fernando. Medeid, 22 de Jullo de 1912. tuaue [-Diario Ofeial» nd, 165.) 9s todo, All, a Io lejos, en las cumbres, empiezan a arder las hogueras en migas. Cuando se ega a Melilla ya es no che cerrada. Vienen los hombres can- sadas, con la boca reseca de polvo, de sed, de pdlvora... Un pensamiento les aprieta el corazba; piensan en los que faltan, en los que han quedado muer tos en las Jaderas que suben al Guru ‘ga, en las escarpaduras del barranco del Lobo, EI goneral Arizén sujeta Ia bandera espaiola en la que envolversin los 96 Acciones distinguidas y_herdica: Art, 25. Caso 72 del Regla- mento de 18-5-1862.—En los capellanes serin aceiones dis- tinguidas las mismas que se consignan para los jefes y ofi- ciales de Sanidad Militar en les pirrafes sesenta y ocho, sesenta y nueve, setenta y se- tenta y uno de este articulo, siempre que las realicen por prestar a los heridos 0 mori- bundos los consuelos de nues- tra sacrosanta religi Art. 27, Casos 6.° y 7° del Reglamento de 18-5-1962. — Rehacer instantaneamente una tropa desordenada por las pérdidas sufridas y dis- persar con ella al enemigo, cuyas fuerzas no sean infe- riores, 0 tomar o recuperar en el acto una bateria 0 posi- cién, —En el ataque de una posicién © en una carga al enemigo, marchar al frente de su tropa animandola con el ejemplo, después de haber sido herido de gravedad. tos de un oficial encontrados on ol Barranco del Lobo. BIBLIOGRAFIA Bibliografia General Herndndor de Herrera, Carlos, y Garcia Figye ony Tomés: ACCION DE ESPARA. EN MA FRRUECOS, Madrid, 1930. pina, Alfredo: LA CONGUISTA DE AFRICA. Barcelona, 1910. Servicio Grogrdico « Histérico Milter: GEO- (GRAFIA DE MARRUECOS. Madrid, 1935-1947, Servicio Mitrico Milter: HISTORIA, DE LAS TCAMPARAS DE MARRUECOS, Madrid, 1947. vost Academia de Ifentria: CABALLEROS LAUREA- (DOS DEL ARMA’ DE INFANTERIA. Toledo, 1955. LBRO DE HONOR DE LA INFANTERIA ESPA- OLA. Barcelona, 1923. LUBRO DE ORO DE LA INFANTERIA Stor, Gaspar: DICCIONARIO "BIOGRAFICO TSPAROL E HISPANOAMERICANO, elma de Mallere, 1950. Sora y Luge Viba, Woneaslan: HISTORIAL DE UA 3. PRONOCION DE LA 2" ETAPA DE Uh ACADEMIA DE INFANTERIA, 1896-1916, Ccarcia Pires, Antonio: HEROICOS. INFANTES ‘DE. MARRUECOS. Toledo, 1927; y HERO: (C05 ARTILLEROS, Toledo, 1927. ‘ealoge Reror, Edoardo: LA CAMPARA DEL RIF, Madrid, 1912 NUES"ROS.SOLDA. CATALOGO “DEL. MUSEC DEL EJERCITO. Me rd, 1983-1988. Gertie’ Figueras, Toms: HEROES. SEVILLANOS ‘OE LA CAMPARA DEL RIF. Selle, 1917 Bibliogratia Especifica Comin Colomer: Edverde: LA SEMANA TRAG Ch" DE_ BARCELONA. Uubliacines Esp fan, Medhig, 1953. Calage amor, general: LA CAMPARA DEL RIF Madea 1907 lena, Auguste: ESPAAA EN MARRUECOS, réniea dele Compafa de 1909a, Barer: ono, 1908 (RONICA ARTILLERA DE LA CAMPARA DE ME- LILA DE 1909. Madrid, 1910. rasa, Fernando’ der LA CAMPARA DEL RIF EX. 1909: JUICIOS DE UN TESTIGO. Me- arg, 1910. Torey, genral De: LOS ESPARIOLES EN MA: TmRUeeOs EN 1909. Made, 1917, corr Cabell, Monvl: CRONICA DE’ LA GUE- ‘tA OE AFRICA EN 1909. Garcia Paver y Garcia Alverer: DIARIO! DE LAS TOPERACIONES REALIZADAS. EN WELILLA. A PARTIR DEL 9 DE JULIO DE 1909. Léper Alreén, Enrique: MELILLA, 1909: CRO- ICA DE UN TEST Ccopitin X: VERDADES. AMARGAS. LA CAMPA. a De 1907 EN EL Ri erste Pores, Anonlo: BRAULIO DE LA POR: “TLLA Y SANCHO. Tole, 1911 Hidelge, Redon, Jose Maria, y guire. Pre: do, lies SACERDOTES ESPANOLES LAUREA 1s DE. SAN FERNANDO. Madd, 1931 Revistas REVISTA DE TROPAS COLONIALES y «AFRICA EL MUNDO MILITAR. MEMORIAL OE INFANTERIA. MEMORIAL D€ ARTILLERIA Uh ILUSTRACION MILITAR Yotion daros y revisor eéfees de In époce to npeclizedes. TITULOS DE ALGUNOS FASCICULOS 1° SERIE: Compania de Marruecos MORIR A CABALLO: EL TENIENTE SAMA. ECO. LAS LAUREADAS DE ARREDONDO Y LAS BA- YONETAS DE LAUCIEN, ‘RES HEROES DEL MAR. FERNANDEZ DE CORDOBA: EL OTRO HEROE DE LOS CASTILLEIOS, BARRERO Y RIOS: LA LAUREADA EN LAS AAS. SSAMIURIO EN BENIZALEN, ASENSIO: LA DESCUBIERTA DE IZARDUY. EL TEMPLE OEL GENERAL MARINA. EL BIUTZ; «CAPITAN FRANCO HERIDO DE MUERTE®. BUZIAN: UN MORO LAUREKDO. LOS REGULARES DE GONZALEZ TABLAS. KUDIA RAUDA: LA LAUREADA PARA EL ME. ico. AS DOS HAZANAS DEL TENIENTE VARELA UN HOMBRE MUERE DE SED: FLOMESTRA EN [ABARRAN. SIGUERIBEN.... A TODA COSTA»: BENITEZ, PRIAO DE RIVERA: LA ULTIMA CARGA, AL PASO. MONTE ARRUIT: RETAGUARDIA POSTUMA. 'MORIR ESPERANDO © RODRIGO. ALHUCEMAS, EL PRINCIPIO DEL FIN 2.8 SERIE: Revolucién de 1934 BARCELONA 1934: UNZUE FRENA LA. REVO: ‘WUCION, OCTUBRE ROJO EN ASTURIAS. COVIEDO: YA VIENE YAGUE. 3.2 SERIE: Guerra de Liberacién LOS HERMANOS MIRALLES: EL TUNEL EL ‘MADRIO-BURGOS. EL CARRUSEL HEROICO DE SEVILLA UN HOMBRE SE APODERA DE TABLADA. SALVADOR MORENO: LA ARENGA QUE RINDIC ‘AUN CRUCERO. LA FAMILIA CABARERO: UN PAISANO LAW READO, EL CAPITAN ALBA HA SALIDO DEL ALCAZAR, LA 50 BANDERA EN LA BRECHA DE BADAJOZ. GTIRAD SOBRE NOSOTROS: CORONEL PI- NILA, ‘CARLOS DE HAYA, PILOTO DEL SANTUARIO. EL VAPOR «MONTECILLO»: LA ANGUSTIA DE [UN MARINO. ERCANTE, EL SOLDADO BENITO, HEROE DEL PINGARRON, LA ESTRELLA DE GARCIA MORATO. LA CREA DEL «MAR CANTABRICOs EL BIZCARGUI: TRAS EL BRAZO DE ANFILO- ‘uo. EL 3° DE ARGEL ROMPE EL CINTURON DE ERRO, LAS ENFERMERAS DE BRUNETE. TRISTAN OE BRUNETE: UN CABO EN LA BA TALLA, [BLASCO VILATELA: LA LAUREADA A PETICION EL ENEMIGO: |AUN RESISTE” EL. SENINARIO. EL GBALEARESw: SOLO FLOTA LA SALVE MA: RINER. [UN INGENIERO DE MINAS EN LA UNIVERSI. TARIA EL SOLDADO CENDAGORTA, HEROE DE PERA ULAR, [EN EL FRENTE DEL EBRO SE HA OCUPADO LA COTA 102, EL «VULCANO» AL ABORDALE: ABARZUZA. [UN HEROE CIVIL A BORDO DEL «CASTILLO DE PERAFIEL® 4.9 SERIE: Divisién Azul EL CAPITAN MASSIP: SANGRE EN EL LAGO AADOGA. RUIZ DE HUIDOBRO: EL HEROE DE KRAS. NYBOR. EL PASO DEL VOLIOV. UN SOCORRO INCREIBLE PARA EL ILMEN PEREZ CASTRO, EL CABO DE POSSAD, CCLAVADOS EN LA POSICION INTERMEDIA, PALACIOS, EL «CAPITAN GIGANTES. EL MODESTO HEROISMO DE OROQUIETA 5.° SERIE: Campaia de Ifni y Sahara A TILATZA © AL CIELO»: TENIENTE ORT. DE ZARATE. ROIAS NAVARRETE, EL HEROE UNIVERSITA. RIO. [EL BRIGADA FADRIQUE CERCADO POR LOS ‘MUERTOS. [EL LEGIONARIO MADERAL: LA. ULTIMA LAU. READA.

También podría gustarte