Está en la página 1de 202

MATERIAL DE APOYO A LA DOCENCIA

La Intervención del Trabajo Social Familiar:

“Su dimensión Teórico – Metodológica” 1

1 Texto de apoyo pedagógico a la asignatura “Método de Intervención con Individuos y Familias”

Tabla de Contenidos.

Introducción

3

- 6

Objetivos del Documento

..................................................................................

7

Desarrollo del Tema: Trabajo Social Familiar………………………………

..

9

Marco de Referencia en torno a la Familia………………………. 9 – 25

Tradición y Renovación en el Trabajo Social con la Familia…

..

26 – 36

Método y Metodología de Intervención para el Trabajo Social Familiar

……………………………………………………………

……36

– 67

El Socio - Diagnóstico: Un modelo Metodológico para la Intervención

Individual Familiar ……………………………………………

..

67 – 72

Técnicas de Intervención con Individuos y Familias…………… 67 – 98

Set de Instrumentos para la

Intervención con Individuos y Familias

………………………………………………………………

...

98 – 166

Actividades y Ejercicios de Autoevaluación……………………

167 – 197

Sugerencias Bibliográficas….………………………………

..

……

..

198

- 200

Introducción.

El Material de Apoyo Educativo , correspondiente a la asignatura “Método de Intervención con Individuos y Familias”, constituye un texto que compila y sintetiza organizada y lógicamente una serie de propuestas temáticas en el área del Trabajo Social Familiar, que encierra la propuesta teórica de una serie de autores que han dedicado gran parte de su trayectoria académica y profesional al tema de la familia, este es el caso por ejemplo de: María Olga Sola, Ángela María Quintero, Virginia Satir, Ramón Florenzano, Mario Quiroz, Campanni y Luppi, María Ximena Méndez, Maria de la Paz Donoso y paulina Saldías, Carlos Eroles, entre otros. Todos con planteamientos vigentes y de alto interés, que permitirán al estudiante configurar la concepción de Intervención de Trabajo Social en el nivel de individuo y familia, desde una perspectiva histórico – situacional, como además, teórico y metodológica.

El texto esta estructurado desde lo general a lo especifico, por lo que se inicia con una visión amplia sobre lo que es la familia, entendida como “una institución social, un grupo y como el más representativo de los sistemas humanos”, en cuanto a la que en estos tiempos contemporáneos se reconoce más su carácter socio – ecológico, que da cuenta de sus relaciones con el entorno {social y natural}, así como con el contexto cultural al que pertenece 2 . Sobre esta base, y siguiendo la idea de Ángela Maria Quintero, se debe destacar la innegable presencia histórica de la familia en las sociedades occidentales y el peso que como institución le ha asignado la tradición judío – cristiana, lo cual nos lleva a definir que “en el siglo XXI ella reclama su posición protagónica en el escenario universal”.

De este modo, a través de un marco general de referencia se valida a la familia como parte fundamental en el mundo macro y micro social, con una incidencia esencial en el desarrollo de la sociedades y las personas, pues supone al decir de Ackerman “una unidad básica de desarrollo y experiencia, de realización y de fracaso … {en el sentido de que} hace dos cosas, asegura la subsistencia física y construye lo esencialmente humano … {de tal manera que se transforma en una poderosa} matriz de experiencia … {desde donde se van formando} lazos de identidad del individuo y la familia, de la familia y la comunidad más amplia…”.Por consiguiente, la familia promueve tanto la identidad individual y la identidad social, tras los plexos que superponen y vinculan la historia y la cultura intergeneracional, desde donde se solventan una determinada estructura valórica, tradiciones, estilos de vida, etc., que nos permiten consolidar un espíritu de cuerpo, un sentido de pertenencia y un sentimiento de ser “nosotros”.

En esta perspectiva, es mediante el soporte familiar donde los valores espirituales y humanistas ascienden a un primer plano y donde los valores ocultos de la familia como grupo e institución social se ponen a prueba, como una síntesis de crecimiento: “la persona es un fin en si misma, tienen que realizarse y tienen que realizar su fin trascendente {, cual es dar continuidad y perpetuar la sociedad}” 3 . Es así, que podemos afirmar, parafraseando a Froilan Herrera, que “la familia es el motor del desarrollo, pues es constructora de valores, concepciones, actitudes y habilidades, como aquel laboratorio humano desde donde se forja la vida de las naciones”.

  • 2 Quintero, Ángela María. “Escenarios contemporáneos de la Familia”. XVII Seminario Latino Americano de Escuelas de Trabajo Social: “Familia, Ciudadanía y Transformación Social desde la Dimensión Humana”. Lima, Perú, 20021

  • 3 Armas, María Elena. “El sexto nacimiento. La Familia como Formadora de Valores”. Ibid.

Dentro de este encuentro vincular de mundo interior y exterior… la familia, debe conservar límites que le permitan proteger su intimidad, necesaria para todos loso sistemas vivos, pero al mismo tiempo manejando su conexión con el contexto externo en las dimensiones impuestas para las demandas de {las diferentes épocas lo que le lleva a mutaciones insospechadas} 4 … “ La familia es una institución cuya universalidad es transcultural, y ha sufrido innumerables cambios a través de la historia, sin embargo, es {también} un testimonio de fortaleza y vitalidad” 5 .

Desde aquí surge la premisa elemental de que la familia históricamente enfrenta cambios que se encuentran al unísono de los propios cambios sociales y viceversa, lo que se imbrica en la simbiótica relación entre funcionamiento social y funcionamiento familiar… por lo mismo Quintero afirma que la familia “Es Función, no Estructura”… Por lo tanto, lo relacional es determinante en la producción y reproducción de la realidad social… así, vamos asumiendo a la familia como un sistema que construye y re construye la realidad por medio de procesos recursivos de acoplamiento estructural con el entrono social y esto corresponde a su enorme capacidad de adaptación y cambio.

De lo anterior, se concluye que “la familia como institución, ha permanecido a través de los tiempos, ya que ha evolucionado permanentemente, modificando su estructura u su funcionamiento para adecuarse a condiciones externas recibiendo la influencia de factores históricos y fuerzas sociales orientadas a la trasformación de la sociedad” 6 . Razón por la cual, en el presente documento se abordan aspectos relativos a: Conceptualización y caracterización familiar, vinculo familia – sociedad, visión de familia como institución, grupo y sistema, acercamiento a la idea de estructura y funcionamiento de la familia, etc.

Posteriormente, la organización temática del texto posibilitará al estudiante aproximarse al ámbito del Trabajo Social Familia, centrándose en sus raíces fundantes, su actual composición conceptual, y sus rasgos identitarios que permiten marcar su diferencia con el: Trabajo Social de Casos, Trabajo Social Clínico, Trabajo Social Psiquiátrico y la Terapia Familiar, para desde allí incorporarles en la dinámica misma del proceso de intervención individual – familiar, situándole en contextos clínicos y no clínicos de acción.

Aquí cabe reseñar la premisa de que el Trabajo Social desde sus orígenes se ha vinculado con la familia, constituyendo desde una mirada centrada en la historia “nuestra más antigua acción profesional organizada”, cabiendo hacer mención a los aportes de Mary Richmond, Gordon Hamilton y Florence Hollis .

Es desde la obra Richmond, cuando se establecen las bases orgánicas para una nueva profesión, la cual se ve definida por la autora a partir de una base científica desde donde surge con vigor el método y la metodología de caso, que al decir de María Ximena Méndez Guzmán, representa “aquellos procesos que desarrollan la personalidad a través de ajustes concientes, entre el individuo y su esfera social”… De este modo, “el Trabajo Social de Casos, es en algún modo el Trabajo Social”, {pues} ambos profesión y dimensión nacieron juntos en los albores de 1832 durante la revolución industrial” 7

  • 4 Quintero, Ángela María. Ibid.

  • 5 Donoso, M. y Saldías, P. “Modelo de Intervención para el Trabajo Social Familiar”. Ediciones Universidad Católica Blascañas, Chile, 1998. Pp. 147.

  • 6 Eroles, Carlos. “Familia y Trabajo Social”. Editorial Espacio, Argentina, 1998. Pp. 8.

  • 7 Méndez, M. X. “Trabajo Social de Casos: Enfoque Psicosocial de la Intervención Clínica”. Ediciones, Universidad de concepción, Chile, 2000. Pp. 1- 10.

Mary Richmond, en su libro “The Social Diagnosis” (1917), postula que “las dificulktades que padecen ciertos individuos, no son el resultado de factores extrenos, sino de causas profundas basadas en la propia personalidad” {lo que exigía desarrollar un exacto diagnostico para la ayuda eficaz del denominado “cliente”, tras un método basado en la encuesta, con influencia del modelo medico centrado en etapas de : estudio, diagnostico y tratamiento, que permitieran la adaptación del individuo a su medio}… Por su parte Gordon Hamilton, en 1940 en su libro “Theory and Practice of Social Case Work”, introduce por primera vez la idea de estudiar relacionalmente los problemas del “cliente”, acuñando la perspectiva de visualizar al “individuo en situación”… Mientras que Folrence Hollis, en su texto “The Case Work Psicosocial Therapy” (1965), define el caso como:

“aquel tratamiento terapéutico y preventivo de los problemas sociales y emocionales que producen un desajuste y que intenta lograr la armonía familiar y el desarrollo al máximo de las capacidades de todos los miembros de la familia” 8 , con lo cual se destaca que la persona (como cliente) debe ser visto en el contexto de sus interacciones y transacciones con el medio social (relación de la persona y quienes lo rodean, contemplando el impacto que tienen en su grupo familiar).

En rigor desde el asiento Richmondiano, la familia aparece como el grupo primario central donde se encuentra una situación básica constituyente de todo ser humano {en lo social, en su medio ambiento…}. Por ello, dice Kisnerman: “lo individual nunca es tal. Hay siempre un sujeto relacionado en una situación en la que están presente las personas de los grupos a los que ha pertenecido o pertenece y en especial el de su familia en un contexto y una cultura determinados” 9 ... “Lo individual, como un ser que vive procesos de individuación a lo largo del ciclo vital y lo social, como ser que se necesita un medio y contexto con el cual relacionarse”… De este modo, a nivel individual – familiar aparecen “dos dimensiones: la interna, que proviene del individuo y sus relaciones individuales y familiares, y la externa, que provienen de la relación que establece el individuo y la familia, con su contexto macrosocial” 10 .

Desde esta perspectiva, el Trabajo Social Familiar se traduce en “una forma especializada de Trabajo Social que atiende como unidad de trabajo a la familia y sus relaciones familiares, considerando el contexto en el cual ella está inserta. A través de éste se pretende atender {las situaciones} psicosociales que afectan al grupo familiar, generando un proceso de relación de ayuda, que busca potenciar y activar tanto los recursos de las propias personas, las de la familia y las redes sociales” (Maria de la Paz Donoso y Paulina Saldías).

En tal sentido, la intervención de Trabajo Social Familiar, vendría a desarrollarse en los diversos dominios del quehacer profesional, estos son: los contextos Clínicos, propios del ejercicio terapéutico y de una formación de post – grado en Terapia Familiar y los contextos No Clínicos, que aparecen más en planos de orientadores, evaluadores, preventivos, promocionales y educativos, de los cuales provee la formación de pre - grado.

Finalmente, en el campo más especifico de la intervención en Trabajo Social Familiar, incluyendo un sustento teórico de sus objetivos, su método y su metodología, como programa formativo y estrategia de trabajo operativo, con el propósito de incorporar a los alumnos en las mutaciones familiares contemporáneas, sean objeto de análisis y acción Interventiva, para así aprehenderlas y acompañarlas en diferentes ordenes.

8 Ibid. 9 Eroles, Carlos. “Familia y Trabajo Social”. Editorial Espacio, Argentina, 1998. Pp. 16. 10 Donoso, M. y Saldías, P. “Modelo de Intervención para el Trabajo Social Familiar”. Ediciones Universidad Católica Blascañas, Chile, 1998

En estricto rigor, las exigencias del pensamiento contemporáneo, nos exigen introducir perspectivas complejas y en espiral, que nutran procesos participativos en el estudio y abordaje socio – familiar – individual, tras procesos de co – participación y co – creación, donde sea persona y familia quien promueve y define en la “intervención” las acción y el sentido del cambio. Esto exige procedimientos colaborativos, para construir una historia de los dilemas humanos (socio – familiares y personales) que son objeto del Trabajo Social Familiar, conducentes a una comprensión metodológica de los movimientos sociales que de por si inciden en los cambios estructurales, funcionales y evolutivos de la familia, constituyéndose así el Trabajador Social en un “facilitador / mediador” en los procesos de transición socio – familiar.

Con lo precedente, se propende a favorecer un adecuado entrenamiento teórico y desarrollar ciertas habilidades técnicas necesarias para una eficiente intervención con individuos y familias, que serán fortalecidas y ejercitadas en posteriores espacios prácticos con familias, donde los estudiantes trabajen de manera directa o indirecta con ellas y que potencien el aprendizaje mediante el trabajo de terreno. Sin embargo, la prioridad de este documento es: contribuir a la formación de profesionales capacitados para atender situaciones familiares que, se generan principalmente por un hecho mediático, transitorio o histórico, susceptible de modificar por el Trabajador Social y que requieren de un análisis y definición teórico – empírico, que permita la construcción de vías alternativas de abordaje e intervención hacia el cambio positivo junto con la familia.

Desde esta posición, se espera ofrecer una mirada profesional propicia para reconocer lo que ocurre al interior de la vida familiar y en el contexto exterior a ella, pudiendo detectar sus nuevas necesidades para brindar una ágil respuesta a las mismas. Esto significa que nuestra intervención se enmarca en una metodología orientada ha detectar y hacer frente a los fenómenos familiares relacionados con su reproducción en la vida cotidiana, los cuales toman como motor las relaciones familiares, pero sin dejar de lado el contexto social que les rodea.

Entonces, para asumir la comprensión y el abordaje familiar, la metodología de intervención se presenta como un proceso facilitador de la transferencia y recepción reciproca de conocimientos y acciones transformativas, lo cual desde una visión clásica nos lleva a organizar dicho proceso en la inclusión del: diagnostico (socio – diagnostico), el plan de intervención, la evaluación y el cierre de la intervención. Así, se sintetiza el componente operativo de la metodología de intervención con individuos y familias, mediante la presentación de una serie de momentos, que encuentran aplicabilidad en base a determinadas técnicas (la entrevista, visita domiciliaria, genograma, ecomapa, cronograma, mapa de relaciones, etc.) e instrumentos específicos del Trabajo Social familiar (el informe social, el informe socio – económico, el informe de adopción, el informe social del niño, el test del dibujo de la familia, el PACNYA, la matriz de diagnostico Familiar, el test de estructura de poder, la escala Graffar,etc.).

En este sentido, la metodología de intervención en Trabajo Social Familiar, será comprendida como una “guía para facilitar el acceso al develamiento de la realidad y constituye, en cuanto tal, un solo proceso de conocer actuando, sintiendo y pensando {con la familia, su propio mundo de la vida}… Como un proceso de aproximación sucesiva, que es al mismo tiempo análisis y síntesis, abstracción y concretización” 11 … de modo de lograr una mirada holística de la realidad familiar, que la situé como una unidad en contexto.

11 Citada en el texto compilado por Carlos Eroles, “Familia y Trabajo Social”. Editorial Espacio, Argentina, 1998. Pp. 19.

En resumen, con este material didáctico, que además se ve reforzado por ejercicios de simulación y autoevaluación generales que promueva las habilidades critico – analíticas del estudiante para comprender el trabajo con familias, en un sentido teórico – metodológico, que asegure su pertinente atención como un todo y de cada uno de sus miembros, se espera sustentar la intervención individual – familiar, al decir de Ángela María Quintero Velásquez, en el siguiente guión:

Que la familia como entidad es transversal a los procesos humanos. Que la transición secular de la familia permite la coexistencia de la tradicional con lo moderno. Que la convergencia de la modernidad exige al Trabajo Social potenciar alianzas de cooperación entre: Familia, Estado y Sociedad Civil. Que el Trabajo Social familiar, pone a la familia y sus miembros en un lugar protagónico, que le traslada desde la esfera privada hacia la pública. Que el profesional Trabajador Social debe desarrollar una mirada holística, integral del individuo, la familia y la sociedad. Que la intervención individual – familiar es siempre un punto de inflexión entre dos prácticas (profesional y familiar), que interactúan para el cambio en función de los intereses y posibilidades de las personas y familias.

Objetivos.

  • 1. Contextualizar

el

escenario social.

concepto

de Familia en el actual

  • 2. Examinar teóricamente los componentes básicos de la estructura y funcionamiento familiar desde el paradigma sistémico clásico.

  • 3. Revisar la relación individual – familiar como dimensión Interventiva del Trabajo Social.

  • 4. Presentar al Trabajo Social Familiar como método interventivo propio de los contextos clínicos y no clínicos de la profesión.

  • 5. Analizar el proceso de intervención del Trabajo Social Familiar a través de un método capaz de integrar enfoques y modelos teóricos, así como una metodología operativa compuesta de técnicas e instrumentos profesionales específico.

Trabajo Social Familiar.

Marco de Referencia en Torno a la Familia.

En general, los aportes a las conceptualizaciones de familia que han sido revisados, nos plantean la dificultad de encontrar un acuerdo respecto de un concepto común. La compleja interacción de variables que se vinculan a esta definición, sin duda atentan a la búsqueda de una aproximación conceptual ideal.

En este sentido, se reconocen los siguientes aportes compartida:

en la búsqueda de una definición

Primero: “La familia es unidad básica y dinámica de la sociedad, constituida por dos o más personas o unidas por lazos de afectos, consanguíneos, parentesco, sociales, etc.; con capacidad de formadora de vida y proyecto de vida de común” 12 . Principales características: Promueve el desarrollo humano; Formadora de valores, normas y principios; Satisfactoria de necesidades; Aportadota de cuidados, apoyo y seguridad; Generadora y transmisora de cultura.

Segundo: La familia sería entendido como un “

de personas del hogar, que tiene cierto

... grado de parentesco por sangre, adopción o matrimonio; limitado por lo general al cabeza de

grupo

familia, su esposa y los hijos solteros que conviven con ellos. Se entiende la familia como la unidad biosicosocial ligada por vínculos y que viven en un mismo hogar (espacio físico donde habita la

familia).” 13 La familia es una “

forma

de organización grupal intermedia entre la sociedad y el

... individuo, pero que responde a la clase social a la que pertenece, esto significa que la participación

de sus miembros en el proceso productivo, responde a la forma de organización social”.Desde una

concepción sistémica, “

la

familia se contempla como un subsistema social abierto, en constante

... interacción con el medio natural, cultural y social, y en donde cada uno de los integrantes interactúa como microgrupo con un entorno familiar donde existen factores biológicos, psicológicos y sociales de alta relevancia en la determinación del estado de salud o de enfermedad.”.

Tercero: Sería entendida como una “

unidad

cuidadora básica de salud, socio estratégico para el

... sector salud, heterogénea en cuanto a estructura, roles y funciones, unidad que emigra de acuerdo a

sus necesidades (laborales, educacionales y afectivas); una institución que ha evolucionado en el tiempo y donde la mujer se autoimpone el cumplimiento de roles históricos y autoexigiéndose al máximo” 14 .

Cuarto: La familia “

un Grupo Social unido entre sí por vínculos de consanguinidad, filiación

Es

... Es una convivencia intergeneracional”.

... (biológica o adoptiva) y de alianza, incluyendo las uniones de hecho cuando estas son estables

un núcleo primario en el cual todo ser humano participa

Es “

es

... una unidad integrada por miembros con identidades propias, que desempeñan roles distintos

15

... según el sexo y la edad ” ...

  • 12 Grupo “Renacer en la Luz”: Diplomado en Atención Primaria y Salud Familiar. Talca- 2000

  • 13 De la Revilla, Luis: “Conceptos e Instrumentos de la Atención Familiar”. Editorial Doyma, Madrid, España – 1994.

  • 14 Grupo “Los Ruiles”: Diplomado en Atención Primaria y Salud Familiar. Talca- 2000

  • 15 Informe Comisión Nacional para la Familia: “Realidad de la Familia en Chile”. SERNAM- 1993.

La Conceptualización sobre la Familia:

Resulta muy difícil la definición de "la familia", ya que la mayoría de estos conceptos se basan en los rasgos comunes y esperados de la familia y no en la diversidad, que es lo que predomina en el mundo contemporáneo. Sus características son universales, pero su origen y evolución está directamente vinculado a los grandes cambios sociales. Las grandes normas familiares han sido dictadas por la religión y hasta el siglo XVIII por el Estado o quién ejerciera ese poder

Es muy importante complementarias:

tener en cuenta que la familia debe ser comprendida desde dos perspectivas

a.- Como institución regulada por las normas jurídicas y culturales de la sociedad. b.- Como grupo social pequeño, jerárquicamente estructurado, en el que los niños tienen las primeras experiencias sociales y en el que sus miembros satisfacen cotidianamente necesidades básicas para supervivencia y reproducción.

Patricia Hamel establece que toda familia debe al menos

Estar compuesta por personas unidas por lazos matrimoniales (marido y esposa), de sangre o de adopción (padres e hijos). Es típico que los miembros de la familia vivan juntos en un hogar, las dimensiones de éste pueden variar desde la familia numerosa hasta el grupo marital reducido y a la sola pareja conyugal. Sus miembros desempeñan funciones prescritas socialmente y aprobadas por los individuos, la interacción de esas funciones da unidad a la familia. La familia mantiene una cultura común derivada de la general, tal como lo ha sido aportada por el marido y la mujer.

Ana María Roveré define la familia como "un grupo de personas que conviven en una casa habitación, durante un lapso prolongado que están unidas o no por lazos consanguíneos y que se asisten recíprocamente en el cuidado de sus vidas"

Grupo de personas: Son dos o más personas que interactúan en relación de un objetivo común, el que se va construyendo a través del tiempo y que tiene que ver con las expectativas, valores, creencias y la influencia que aporta el medio ambiente social. Convivir: Es la cohabitación lo que permite a la familia el cumplimiento de sus funciones y el ejercicio de roles. Estos varían en cada familia así como las expectativas de rol cambian de acuerdo al medio social al que pertenece la familia. Lapso prolongado: Para considerar a alguien miembro del grupo familiar es necesario que tenga cierta permanencia y estabilidad dentro del grupo y que además sea percibido como miembro del grupo. Unidos o no por lazos consanguíneos: Los vínculos familiares son legales y consensuales, consanguíneos o no consanguíneos. Se asisten recíprocamente en el cuidado de sus vidas: tiene que ver directamente con las funciones familiares. Estas están definidas socialmente y se vinculan directamente a la cultura. Del mismo modo es posible dividirlas de acuerdo a los subsistemas que existen en el grupo familiar, estos es, conyugal (de los cónyuges), fraterno (de los hermanos) y filial (de los padres y los hijos).

Otros Conceptos sobe Familia.

I.N.E: “Grupo de personas emparentadas entre si, que viven juntos bajo la autoridad de uno de ellos.” Mac Iver: “Grupo definido por una relación lo suficientemente precisa y duradera como para proveer a la procreación y crianza de los hijos.” Burn: “Asociación más o menos duradera de marido y mujer con o sin hijos o de un hombre y una mujer solos o con hijos.” George Murdock: “Grupo social caracterizado por residencia común, cooperación económica y reproducción. Incluye adultos de ambos sexos, al menos dos de los cuales mantienen una relación sexual socialmente aprobada y poseen uno a más hijos propios o adoptados, como pareja que cohabita sexualmente. El grupo es responsable ante la sociedad, por el cuidado de los niños y es una unidad económica al menos de consumo.” Comisión Nacional de la Familia: “Grupo social unido entre si, por vínculos de consanguinidad, filiación (biológica o adoptiva) y de alianza, incluyendo unidades de hecho cuando estas son estables.”

La Familia No Es Sinónimo de Hogar:

Hogar: es un grupo constituido por una o más personas, con o sin vínculos de parentesco, que hacen vida en común, alojando y alimentándose juntos”. Considera a la familia en función del hábitat en el que se inserta. (Hogares Unipersonales, Hogar Familiar, Hogar No Familiar).

Familia y Sociedad (Relación y Características):

La Familia Nace Unida al Concepto de Sociedad .Es el elemento central de la sociedad, denominado célula básica de la misma, como núcleo fundamental en el cual todo ser humano participa. En efecto, el modelo de familia que tiene preeminencia en una época determinada se relaciona estrechamente con la dinámica de la sociedad en la que ésta se inserta. De la relación entre familia y sociedad surgen, por una parte, alteraciones y cambios en la primera y, por otra, ciertos rasgos que permanecen en el tiempo. Así por ejemplo, la creciente igualdad que alcanza la mujer en distintos aspectos de la vida social influye al interior de la familia.

Cuenta con una posición trascendental en la Estructura Social (desde aquí surge el mapa de relaciones sociales). Es reconocida como la distribución parcial de las funciones en que se divide el grupo como un todo. O sea, dentro de la estructura social se desarrolla la convivencia humana, con el cumplimiento reciproco de diversos roles y status, debiendo tener claro que cada papel y posición exige de su portador determinadas actitudes, convicciones y acciones. Puede ser vista como grupo, con dinámica interaccional y estructura o bien como institución, con rasgos tradicionales, históricos, perdurables (valores, normas, etc.). Es un sistema permanente (como institución a permanecido por todos los tiempos) y transitorio (como grupo sus miembros originarios van desapareciendo por la muerte).

Constituye un Sistema de relaciones (conyugales, parentales, fraternales, filiativas).Donde se define la jerarquía, posición y responsabilidades de sus miembros (económicas, afectivas, etc.). Es el grupo de parentesco más pequeño, con una forma determinada de nomenclatura (cómputos de ascendencia y descendencia, que se caracteriza por que las mujeres procrean, los hombres fecundan, no se puede tener relaciones sexuales con líneas directas de). Aparece el

concepto de Estructura y Dinámica Familiar: corresponde a la organización del conjunto de relaciones que se guían por pautas o normas y tienen una relativa estabilidad, lo que significa que existe un sistema de interrelaciones de roles y status. Se desarrollan las denominadas Pautas Relacionales (Relaciones Conyugales: referida a la relación entre la pareja, tienen que ver con la afectividad, la comunicación, manejos de conflicto y poder – Relaciones Parentales : se refiere a la relación entre padres e hijos y su importancia en la vida familiar. Tiene que ver con la socialización, a través de la interacción diaria y la transmisión de valores, normas y tipos de comportamiento que influyen en la formación de la personalidad).

Presenta un Natural Desarrollo: es el denominado ciclo vital, que marca el curso de nacimiento, crecimiento, desarrollo y declinación de las familiar, contemplando el desarrollo de ciertos procesos y crisis en cada fase de evolución. Es conveniente establecer que pase a paso de esta serie de etapas en la vida familiar estas no se extinguen y el individuo nunca deja de pertenecer a ellas, aparece así por ejemplo la relación familia de origen – familia de procreación o familia sustituta.

Consta de Dimensiones restrictivas y de Universalidad. Primero por que debe ser necesariamente un grupo limitado, al estar condicionado biológica y socialmente, para no perder su identidad, es la más pequeña de las organizaciones formales de la estructura social (micro estructura: roles, posiciones, tramas de autoridad, funciones, etc.). Su universalidad esta dada en el hecho de que puede encontrarse en todas las sociedades, así como en todas las etapas de la evolución histórica.

Posee una forma de régimen institucional y una regulación legal. Derivada de la modalidad en que se consolidan o mantienen como forma social, así como sus derechos y deberes y los condicionantes que el derecho positivo y moral le prescriben (matrimonio, no al incesto, inscripción en el registro civil, promiscuidad, etc.).

La Estructura y el Funcionamiento Familiar:

La

Estructura Familiar

alude a la composición de la familia,

el número de miembros que la

forman,

el grado de parentesco,

o las formas de vida familiar alternativas. Estudiar la estructura,

supone una primera aproximación a la familia para así poder conocer: quiénes la conforman, que

tipo de vínculos la une, etc. En este sentido,

sería “la armazón
sería “la armazón

” del grupo familiar, a través de la

cual se podría investigar las relaciones, papeles o funciones de ella. En general, se plantea que la

estructura familiar es un fenómeno dinámico que cambia tanto en relación con el momento histórico como con la etapa del ciclo vital en que se encuentre la familia.

De esta forma,

el acercamiento a la estructura familiar supone empezar por conocer la siguiente

clasificación general:

  • I.- De acuerdo a la Constitución familiar:

Clasificacion A:

Familia de origen: de la cual provenimos

Familia de procreación: la cual conformamos con nuestra pareja

Clasificacion B:

Matrimonio: Unión formal en que se establece un contrato social a través de un vínculo legal y/o religioso con fines de ayuda mutua, procreación y/o de hacer vida en común.

Unión consensual: Unión informal estable en que se establece un contrato social entre un hombre y una mujer con fines de ayuda mutua, procreación y/o de hacer vida en común. Uniparental – monoparental: Familia que se organiza estructuralmente en torno a la presencia de sólo una de la figuras parentales , sea hombre o mujer ...

II.- De acuerdo a la Composición Familiar:

A.- Según el Tipo de familia:

Familia nuclear: Subsistema social cuyos integrantes conforman una unidad de hasta dos

generaciones. Familia extensa: Subsistema social compuesto de más de dos generaciones.

B.- Según el Tipo de hogar:

Familia completa: Presencia de ambas figuras parentales.

Familia incompleta: Presencia de solo una de las figuras parentales.

C.- Según el Tamaño de la familia:

Familia reducida: Presencia de hasta cinco (05) integrantes.

Familia numerosa: Presencia de más de cinco (05) integrantes.

La importancia de considerar el estudio estructural y demográfico de la familia, reside en que nos permite tener un acercamiento a la composición familiar como un importante factor etiológico de determinado tipo de enfermedades. Por otro lado, el tamaño de la familia puede ser una variable que intervenga en la utilización de los servicios de salud, así como la estructura podría intervenir directamente en el funcionamiento del subsistema familiar.

Algunas Topologías Familiares:

a.- Familia Estructurada: Corresponde a la familia tradicional, unida a través de un acto jurídico y/o sacramental y cuya conformación tiene que ver directamente con la cultura. A partir de esta unión se generan lazos consanguíneos, de herencia y de poder

b.- Familia Unipersonal: Compuesta por una sola persona, ya sea ésta una persona soltera o aquella persona cuyos miembros de su grupo familiar se han disgregado.

c.- Familia Monoparental: Es aquella compuesta por uno de los padres y los hijos. También se le ha denominado como "Uniparental", centrándose en la figura materna o paterna según sea el caso.

d.- Familia No Reproductiva: Corresponde a la familia que no puede concebir hijos, o aquella que decide no procrear. e.- Familia Consensual: Se trata de un grupo unido por la voluntad de estar juntos y asumir la función familiar, en tal caso para hablar de familia, es necesario que se cumplan los requisitos de lapso prolongado en la relación, cierto grado aceptable de estabilidad y la asunción de roles y funciones parentales y conyugales.

f.- Familia Agregada: Es el tipo de familia que permite la presencia de otros sin que necesariamente les unan lazos de consanguinidad. También se le ha denominado como "Familia con Allegados", concepto que surge a principios del siglo XX, fundamentalmente a propósito de la migración rural - urbana

g.- Familia Reestructurada o Recompuesta o Reciclada: En esta familia al menos uno de los cónyuges o ambos, vienen de un matrimonio anterior y del cual han procreado uno o varios hijos que se aportan a esta nueva relación. En este sentido la concepción de "padrastro y madrastra", más que de padres sustitutos, se configura en modelos de padres adicionales, ya que una de las normas básicas de esta nueva relación, usualmente tiene que ver con el espacio que ocupa en la vida de los hijos el cónyuge anterior.

h.- Familia Adoptiva:

adopción.

Grupo familiar que teniendo o no hijos biológicos, asumen la tarea de la

i.- Familia Separada. Esta concepción de familia surge desde la mirada de los hijos y no de los cónyuges como las anteriores. Naturalmente se trata de una familia cuyos padres se han separado, pero incluye también a algunos grupos que aparecen desvinculados entre sí.

j.- Familia de Crianza:. Se trata de grupos que se constituyen en un sistema referente para los niños

en los que puede o no existir lazos de consaguinidad.

Generalmente se da entre abuelos y nietos,

tíos y sobrinos madrinas y ahijados, o simplemente vecinos o amigos que asumen la crianza de los niños.

k.- Familia Homosexual: Registra una tendencia universal, que supone la relación estable entre dos personas del mismo sexo. Los hijos llegan por intercambios heterosexuales usualmente de uno de los miembros de la pareja, por adopción o por procreación asistida.

Respecto del Funcionamiento Familiar,
Respecto del
Funcionamiento
Familiar,

la familia es esencial para la mantención de una

sociedad sana y es el principal agente transmisor de la vida; tanto física, como cultural, social y

afectivamente. En nuestra sociedad, la familia es de significativa importancia, pues en ella “descansa” fundamentalmente el desarrollo de cada uno de sus miembros.

Es así que cuando hablamos del funcionamiento familiar, estamos aludiendo a algunas de las siguientes preguntas: ¿Cuál es el objetivo que tiene la familia?, ¿Cuál es el papel que tiene la familia?, ¿Cuáles son sus tareas y funciones?, ¿Cuáles son los fines que persigue la familia?.

De esta forma, es posible identificar que la familia estaría “al servicio de algo o de alguien”; lo que nos permitiría avanzar en la definición de ¿Cuáles son las Funciones y Cuáles son los Roles de la familia?.

Sea cual sea el tipo de familia que uno conozca,

toda familia

comparte ciertas características

básicas que están relacionadas con lo que la familia hace;

vale decir,

con las funciones que

desempeña.

En general, las funciones desempeñadas por la familia son esenciales para la sobre vivencia y la estabilidad de las sociedades, pues permiten que ellas se proyecten y acojan a los nuevos integrantes.

Funciones de la Familia en la Sociedad

Todo tipo o modalidad de familia comparte

ciertas características básicas, relacionadas con lo que

hace, es decir, con las funciones que desempeña. Puede variar la forma cómo estas funciones se expresen en el tiempo, pero en todos los tiempos las familias las han ejercido.

I.- La Familia como Sustrato de la Reproducción (Desde la Perspectiva Biológica y Cultural):

La experiencia de la sexualidad posibilita la constitución de la familia .Cada miembro de la

familia encuentra en esta el espacio de desarrollo de su sexualidad, tanto en la posibilidad de su aprendizaje como de su regulación. Desde la experiencia de la sexualidad en la pareja y la protección (o en su caso la adopción)

se constituye una base afectiva y emocional que proporciona el sustrato para que sea posible el desarrollo de la vida humana. “La familia es la productora y la principal encargada de conservar y acrecentar el capital

humano de la sociedad”.En éste núcleo se vive la experiencia de la gratuidad, de relaciones cercanas, intimas y duraderas, de cuidado, de continuidad, de crecimiento, elementos que posibilitan el desarrollo de la persona. Así como desde la constitución de la familia es posible establecer relaciones de parentesco, desde ella se aprende a vivir como hombre y como mujer, en lo que estos conceptos tienen de propio, como también en su expresión cultural que comprende el aprendizaje de roles, todo lo cual contribuye a configurar la identidad femenina o masculina. En consecuencia, desde la condición de género de cada uno de los miembros que componen la familia, se aprenden las pautas y normas de comportamiento que posibilitan la relación de una persona con la sociedad.

II.- La Familia como Formadora de la Identidad Personal:

Se reconoce a la familia como el grupo humano al cual se pertenece primariamente, lo cual

queda determinado por el nacimiento o la adopción. El nombre, signo de éste vínculo, representa la aceptación de pertenecer a una realidad que trasciende la familia pero, a la vez, proporciona una especialidad que no es intercambiable (la individualización). Somos quienes somos en relación a otros. Por último, el desarrollo de la identidad personal individuo comienza a ser conocido y distinguido por su nombre , permite que sea posible la relación de la persona con los distintos ámbitos de la sociedad, del mismo modo como regula el ritmo con el que se incorpora o asume las valoraciones que proporciona la sociedad. Además, propicia la aceptación del principio de la realidad personal. Cada individuo se reconoce como irreptible y único a partir de su familia que lo acoge de éste modo, como único. Desde esta experiencia, entonces, es posible que se desarrolle como persona humana singular en todas sus potencialidades. Nace la experiencia de sí mismo como un valor absoluto: El aprendizaje del reconocimiento progresivo de su irreptibilidad como persona va configurando la posibilidad de relacionarse con otros a partir de sus propias virtudes y limitaciones.

Por otra parte, el desarrollo de la individualidad está basado en una dinámica de relaciones gratuitas, afectivas y no afectivas, que introduce a la persona en un horizonte de experiencias próximas y duraderas, en contraposición a las relaciones funcionales que se establecen en la moderna y cambiante sociedad actual.

II.- La Familia como Significativa y Evidente Base Emocional

Constituye la base de la afectividad, cuya importancia es fundamental para un desarrollo

equilibrado de la persona humana. La afectividad surge de la relación amorosa de la pareja y se transmite a los descendientes a través del ejercicio de la parentalidad. La interacción armoniosa de los padres entre sí y hacia los hijos garantiza un buen desarrollo de éstos. La familia es el primer grupo afectivo de la sociedad, por lo cual actúa a nivel de grupo

primario, no pudiendo ser reemplazada con facilidad. Nacen los lazos más profundos de relaciones, apareciendo los conceptos de amor, convivencia, paz, felicidad y los antagónicos, cuya base sensitiva también es fuerte. Comienzan a aprender las manifestaciones afectivas, las pautas transaccionales e interjuegos familiares. Encierra una unidad comunicacional.

IV.- La Familia como Mediadora entre Individuo y Sociedad:

Se asocia a la responsabilidad de formar personas integras (totales según sus características de

edad, sexo, etc.), apoyándoles para alcanzar su máximo desarrollo físico, psicológico, moral y social. Para ello actúa en dos ámbitos: el de su dinámica interna (roles y funciones) y el de su dinámica

externa (relación con la realidad social). En la esfera de las necesidades humanas (básicas – individuales – del desarrollo) y Sociales. Desde esta perspectiva, la familia mantiene y proyecta la vida humana y se constituye en una especie de intérprete de requerimientos y aportes de las personas hacia la sociedad, a la vez que de la sociedad a ellas. El aprender a servir solidariamente, con racionalidad y eficacia, son factores claves del aprendizaje de la vida que comienza en familia. Por otra parte, la forma cómo se realice éste ejercicio de intermediación entre la persona y la sociedad está estrechamente relacionado con dinámicas societales y realidades históricas, así que afectan al núcleo (muerte de algún miembro, enfermedades crónicas, patologías o dependencias, etc.), pueden mostrar ciertas posibilidad y flexibilidad en el tiempo (idea familia Nuclear).

V.- La Familia Como Núcleo Básico de la Socialización Primaria:

Es el lugar de las significaciones primarias y es, también, considerada una comunidad primaria

desde donde la persona aprende a conocer el mundo. Desde esta característica se reconoce a la familia la capacidad de socializar valores y pautas de comportamiento en lo que se refiere a lo cognitivo, lo ético y lo estético. Desde la familia se aprende lo que son las cosas, su bondad o maldad, su belleza o fealdad. Con ello, la familia realiza la función de introducir a la persona en la sociedad. A parece la concepción de educación informa. También en la familia se viven y dimensionan experiencias básicas y fundamentales en lo que respecta a la adquisición de las competencias indispensables para participar en la sociedad y ahí se enseñan y modelan pautas, roles y estilos de relación e incorporación al espacio público. Aparece aquí el Control Social, que impide que se transgredan las normas establecidas, el cual se cumple por Incitación (estímulos positivos para hacer lo que la sociedad espera), Coerción (sanciones, castigos, fuerza cuando no se cumple con lo esperado socialmente) y por Inclusión

 

(proporcionando mensaje

que vamos aceptando como propios y que se dan a nivel

inconsciente). Este aprendizaje se da en el marco de un aprendizaje intergeneracional y de género. La familia

no es una unidad homogénea. En ella conviven miembros de distintas edades y sexos, que tienen identidades propias y juegan roles diferentes. Por ello la familia es un espacio de encuentro y de dialogo (aún cuando estos puedan ser conflictivos), que define la matriz básica que inicia el proceso de transformación de los individuos en seres sociales. Por otra parte, en éste aprendizaje la familia proporciona también criterios de selectividad y de

valor, con lo cual se van configurando pautas de relación, de comportamiento y se estructura la conciencia ética. Se aprenden las pautas culturales, la manera de sentir , de pensar , de expresar los afectos , de creer, de valorar , de comportarse , de ejercer roles en los distintos ámbitos de la vida , de asumir responsabilidades y derechos, todo lo cual permite relacionarse con las distintas dimensiones y ámbitos de la sociedad , creando las condiciones para lo que se ha llamado “ amistad cívica ”. Cabe destacar que el encuentro intergeneracional y de género, así como también la etapa del ciclo vital en la que la familia se encuentre , implica además que el proceso de socialización es contextualizado, o sea, que la transmisión de pautas y normas de comportamiento no se da de modo pasivo, sino de modo activo – dinámico. Lo que saben, valoran o sienten los padres o abuelos es recogido por los hijos de modos muy diversos y viceversa. En el marco de esta función de socialización primaria recién descrita, se pueden distinguir algunas de las fuentes de conflicto o dificultad para la familia en su trato con la sociedad. Como se señaló, desde la familia se van configurando los códigos de interpretación, en una relación muy dinámica, que permiten a la persona interactuar en los distintos ámbitos de la sociedad. A la vez, cada sociedad mantiene vigentes ciertas valoraciones o códigos en una perspectiva también muy dinámica. Por otra parte, en las sociedades modernas se han intensificado las relaciones privadas, como producto de un fenómeno de “subjetivación”de los vínculos sociales y de perdida de las pautas comunitarias tradicionales. Hoy las personas son más autónomas , dependen más de si mismas , a la vez que se hallan afectadas por múltiples demandas exógenas y enfrentadas a oportunidades y limitaciones que crecen a gran velocidad, lo cual ha llevado a que los medios de comunicación masivos adquieran cada vez más preeminencia en la socialización de los valores y pautas de comportamiento. Es lo que se llama la Transformación de lo Primario.

VI.- La Familia como Unidad Económica:

La atención y cuidado de la familia implica adoptar decisiones y realizar tareas, como ubicación

geográfica del hogar, administración de recursos, adquisición de bienes y productos, vigilancia, reparación y manutención de la vivienda; tareas domesticas habituales como preparación de alimentos, nutrición, recreación, cuidado traslado y apoyo permanente a los niños; relación con la escuela, la prevención de accidentes y enfermedades, cuidado de enfermos, menores, ancianos y otras. Estas tareas requieren de tiempo, son más o menos intensas según la etapa del ciclo en que la

familia se encuentre y son realizadas con más o menos dificultad según sea el nivel socio – económico de ella. Implican responsabilidad para algunos miembros de la familia y suponen cierta calificación.

Son tareas repetitivas y algunas de ellas pueden adquirir rasgos conflictivos (como el cuidado de enfermos crónicos, las demandas de la escuela, etc.). La familia contemporánea, aunque por lo general a dejado de ser una unidad productiva en el plano económico, mantiene su condición de unidad de consumo (a través de la cual es posible

el sustento de las necesidades materiales del núcleo) y prestadora de servicios especialmente vinculados a la formación y desarrollo de las personas. Además, la familia con sus redes de apoyo y solidaridad, desempeña un rol fundamental en la

sobrevivencia de sus miembros. En situaciones de dificultad económica tienden a fortalecerse las redes de solidaridad y cooperación intrafamiliar. El patrimonio de la familia, que empieza a constituirse al iniciarse el nuevo núcleo, sustenta en

gran medida el desarrollo de sus miembros y condiciona la posibilidad de cumplir las otras funciones propias de ella. Este patrimonio está determinado principalmente por los desniveles producidos entre los ingresos y los gastos del núcleo, como además por las oportunidades que ofrece la red social del país. Si se considera a la familia desde el punto de vista del ahorro, el gasto y la inversión que

significa el sostenimiento de cada uno de sus miembros, la función económica de la familia varía según las etapas del ciclo vital, pues hay etapas en que cumple centralmente su función social y económica de formar los actores sociales del futuro. Por ej. diversos estudios ponen de relieve la importancia que tiene para la familia la adquisición de una vivienda y la educación de sus hijos. Por último, hay que consignar que si la familia no asumiera cotidianamente el trabajo doméstico, el cuidado de niños y ancianos, la atención preventiva de la salud, etc., la sociedad no sería capaz de solventar sino una fracción del costo que ello actualmente implica.

Finalmente,

se reconocen otras funciones importantes que desarrolla la familia 16 :

Las funciones instrumentales de: alimentación, vivienda, seguridad, higiene, cuidados de salud, Educación.

Las funciones sicológicas y afectivas: apoyo social, afectividad, adaptabilidad, autonomía, valoración y autoestima, comunicación, valores compartidos, reglas y normas, compañía

Enfoque Sistémico Para el Estudio de la Familia 17 :

Uno de los aportes más significativos al entendimiento de la Familia, lo constituye el enfoque de la Teoría de Sistemas. Originalmente propuesta por Ludwing Von Bertalanffy en el año 1900, el

sistema es entendido como “

..

el

conjunto de elementos en interacción dinámica, en el cual el estado

de cada uno de ellos está determinado por la situación que ocupa cada uno de los otros”. Esta

característica, sin duda, se corresponde con las características que tiene un grupo familiar.

De acuerdo a su definición original, la teoría de sistemas reconoce el concepto de “complejidad organizada”, a través de la cual establece la existencia de una jerarquía de niveles de organización, cada uno más complejo que el anterior.

La Totalidad sería entendida como una síntesis o unidad de partes que, en cuanto unidad, afecta el comportamiento y las interacciones de las partes involucradas. En este sentido, se plantea que

"

Toda

unidad de este tipo, es una totalidad estructurada, en la que las funciones independientes de

.. cada una de sus partes, se relacionan y combinan"

Se plantea así, la existencia de un sistema abierto a su entorno o medio, y los sistemas cerrados.

  • 16 FLORENZANO, RAMÓN: “Familia y Salud de los Jóvenes”, Universidad Católica de Chile - 1994.-

  • 17 De la Revilla, Luis: “Conceptos e Instrumentos de la Atención Familiar”. Editorial Doyma, Madrid, España – 1994

Sistema abierto: establece un intercambio con su medio (input/output) de materias,

energía e información. sistema cerrado: sus componentes estables alcanzan un estado de equilibrio.

En el contexto de la familia, esta sería entendida como “

Un

sistema o subsistema abierto,

... dinámico e interdependiente, en el que podemos estudiar su organización y sus relaciones con su ecosistema. Las relaciones se representarían como entradas o inputs (ejemplo: insumos) y salidas u outputs (ejemplo: cultura, hijos) “.

Diagrama: “Modelo Sistémico aplicado a la Familia” 18 .

ENTRADAS ENTRADAS :: Interface Interface Insumos Subsistemas Condicionantes información Subsistema Subsistema Director Director SALIDA SALIDA ::
ENTRADAS ENTRADAS ::
Interface
Interface
Insumos
Subsistemas
Condicionantes
información
Subsistema
Subsistema
Director
Director
SALIDA SALIDA ::
Productos
Desechos
18 De la Revilla, Luis: “Conceptos e Instrumentos de la Atención Familiar”. Editorial Doyma, Madrid, España – 1994.
Residuos

ELEMENTOS ELEMENTOS ::

Interacción

Comunicación

En este sentido, se plantea que una buena forma de aproximarse a la familia tiene su base en la teoría de sistemas. Las relaciones entre el sistema y el entorno son representadas como entradas y salidas. Entre las entradas se tiene: insumos, como alimentos, vestuario, equipamiento, etc. y condicionantes, estos es, normas, proyectos, cultura e información, etc.

Entre las salidas se cuenta con: productos, tales como ideas, cultura, hijos; y residuos.

Vista como

sistema, en la organización de la familia encontraríamos aspectos estructurales y funcionales.

Dentro de los aspectos estructurales se destaca a cada uno de los integrantes de la familia, así como los roles que cada uno de ellos asume (padre, madre, hijo, etc.); los cuales pueden agruparse generando subsistemas específicos (conyugal, parental, etc.). Por otro lado, se reconoce los límites y fronteras y la red de comunicaciones que permite interrelacionar a todos los componentes del sistema. De esta forma, los canales de comunicación pueden ser verbales y no verbales.

Respecto de los aspectos funcionales, se incluyen todos aquellos flujos que “transportan información y energía”, como por ejemplo salarios, y el centro de decisiones que asume la responsabilidad de mantener en funcionamiento el sistema.

Los sistemas de retroalimentación informan y participarían de la toma de decisiones, existiendo dos clases: uno positivo, que tiende a la modificación del equilibrio del sistema y uno negativo que permitiría conducir al sistema hacia un comportamiento adaptativo facilitando conservar la estabilidad del mismo. En general, los mecanismos de retroalimentación permitirían mantener la homeostasis familiar, sea por brindarle estabilidad al sistema o por el estímulo para que se produzcan los cambios necesarios.

Características de la Familia como Sistema:

  • 1. Globalidad: es una entidad en sí, siendo más que la suma de cada una de sus partes; dónde cada uno de sus integrantes tiene su propia individualidad.

  • 2. Homeostasis: la familia está en un equilibrio dinámico. Lo que le ocurre a un integrante, repercute en los demás.

  • 3. Sistema Abierto: se refiere a que es un sistema sociocultural en continua transformación. Durante su continua evolución atraviesa distintas etapas, conocidas como Ciclo Vital Familiar.

  • 4. Estructura y dinámica familiar: se refiere a las pautas que caracterizan a la familia a lo largo de su historia, las cuales se repiten; constituyendo un patrón de acción e interacciones entre los integrantes de la unidad familiar.

  • 5. Subsistema: es la unión más pequeña al interior de la familia. se identifican por lo que hacen y por quien los forman. Así, tenemos el conyugal, fraterno y paterno-filial.

  • 6. Fronteras o límites: se relacionan con la permeabilidad y por ende con la capacidad de adaptación del sistema familiar al medio. Existen fronteras generacionales e individuales. Deben ser bien definidas pero no rígidas.

  • 7. Roles y reglas: derivan de las creencias, rituales y conexión emocional con las familias previas. No están escritas y pueden ser difíciles de definir para la familia.

  • 8. Adaptabilidad: es la habilidad de la familia para responder a los acontecimientos, temporales o permanentes; produciendo cambios en su estructura cuando estos son necesarios.

  • 9. Comunicación : se refiere a la comunicación verbal, no verbal, encubierta, mayor mecanismo de retroalimentación en la familia.

etc. .

Es el

El ciclo Vital Familiar y Enfoque Anticipatorio en el Trabajo con Familias

“La familia tiene una historia natural que la hace transitar por sucesivas etapas, durante las cuales sus miembros experimentan cambios y adoptan comportamientos que son previsibles por atenerse a normas conductuales y sociales preestablecidas” 19 . Estas etapas conforman el denominado ciclo vital de la familia (CVF), que se ha concebido como la secuencia de estadios que atraviesa la familia desde su creación hasta su disolución. El CVF está constituido por etapas de complejidad creciente a las que siguen otras de simplificación familiar, variando además las características sociales y económicas desde su formación hasta su disolución. Generalmente, se inicia con el galanteo de la pareja y después de atravesar toda una serie de etapas termina, más o menos, cincuenta años después con la muerte de ambos cónyuges. En términos generales, se plantea la existencia de un modelo que abarcaría cuatro (4) etapas 20 : Etapa Formación, Etapa Expansión, Etapa de Contracción , Etapa de Disolución. A medida que se avanza, mayor es el número de roles que cada persona debe cumplir.

Las Fases Del Ciclo Vital:

El ciclo Vital Familiar y Enfoque Anticipatorio en el Trabajo con Familias “La familia tiene una

FORMACIÓN

EXTENSIÓN FIN CONTRACCIÓN NIDO VACÍO
EXTENSIÓN
FIN
CONTRACCIÓN
NIDO VACÍO
  • 19 De la Revilla, Luis: “Conceptos e Instrumentos de la Atención Familiar”. Editorial Doyma, Madrid, España – 1994

  • 20 Idem

22

Si se considera los principales Modelos de Ciclo de Vida, se tiene:

  • 1. Modelo Duvall

2.

Modelo O ..

M.S.

  • 3. Modelo Solomón, Marrion

  • 4. Modelo Elsner, P. – Reyes, C.- Zegers, B.

  • 5. Modelo Florenzano, R.

1.- Modelo Duvall:

Comienzo de la familia: “nido sin usar”

Familia con hijos: hijo mayor hasta 30 meses

Familia con hijos prescolares: hijo mayor entre 30 meses y 06 años

Familia con hijos escolares: hijo mayor entre 06 y 13 años

Familia con hijos adolescentes: hijo mayor entre 13 y 20 años

Familia como plataforma de colocación: desde que se va el primer hijo hasta que lo hace el

ultimo Familias maduras: desde el nido vacío hasta la jubilación

Familias ancianas: desde la jubilación hasta el fallecimiento de ambos esposos

2.- Modelo OMS:

Formación: desde matrimonio hasta nacimiento primer hijo Extensión a: desde nacimiento del primer hijo hasta el primer hijo tiene 11 años Extensión b: desde el primer hijo tiene 11 años hasta nacimiento del último hijo Final de la extensión: nacimiento del último hijo hasta el primer hijo abandona el hogar Contracción: el primer hijo abandona el hogar hasta el último hijo abandona el hogar Final de contracción: el último hijo abandona el hogar hasta muerte del primer cónyuge Disolución: muerte del primer cónyuge hasta muerte del cónyuge superviviente

  • 3.- Modelo: “Solomon, Marrion”:

Etapa de establecimiento: Pareja recién formada, sin hijos ..

Etapa de crianza: Con hijos educándose en el ciclo básico, medio o superior ..

Etapa post-parental: Familia con hijos abandonando el hogar…

Etapa de envejecimiento: Periodo posterior a la jubilación de los padres…

  • 4.- Modelo: Elsner, P - Reyes, C. - Zegers, B.:

Hacia el encuentro del otro

Recién casados

Camino a la familia

Y ahora somos tres

La familia se abre al mundo

Cuando los hijos son adolescentes

Encuentro con un nido vacío

Los años dorados

5.-

Modelo: Florenzano, Ramón

Formación de la Pareja

Crianza Inicial De Los Hijos

Familia con Hijos Pre- Escolares

Familia con Niños Escolares

Familia con Hijos Adolescentes

Familia de Plataforma

Familia en Edad Media

Familia Anciana

  • I.- Formación De La Pareja:

Tareas: Prepararse – separarse – adaptarse – acomodarse – definirse - negociar

Proceso central: Compromiso permanente

Crisis psicosocial: Intimidad v/s idealización

Disfunción: Cuando los procesos no se dan en forma “positiva”…

  • II.- Crianza Inicial De Los Hijos:

Tareas: estabilización en la relación interna, Tensiones: relación “triangular”, busqueda de

un nuevo equilibrio, la mutualidad “madre –hijo” Proceso central: La acomodación: “crear un espacio…”

Crisis psicosocial: Reabastecimiento v/s autoabsorción

Disfunción: “sentirse desplazado…”

III.-

Familia Con Hijos Pre- Escolares:

Tareas: desarrollo de capacidad de iniciativa y autonomía en los niños…,mimesis -

socialización ,“ser modelos” Proceso central: Enseñanza y socialización

Crisis psicosocial: Individualización v/s organización seudo mutua

Disfunción: la sobreprotección, hombre: concentración en el trabajo , mujer: ¿cómo satisfacer aspiraciones y expectativas?

  • IV.- Familia Con Niños Escolares:

Tareas: salida parcial de la orbita familiar por parte de los hijos “la familia se prueba ” ...

niños: necesidad de relacionarse padres tienen mayor tiempo… Proceso central: Aceptación

Disfunción: sentimiento de inseguridad niños aceptación de la separación parcial

  • V.- Familia Con Hijos Adolescentes:

 

Tareas: cambios biológicos, sicológicos y en la forma de relación social la familia: apoyo

social mas importante familia: agente socializador fundamental mantener comunicación intergeneracional mantener normas morales y éticas Proceso central: Búsqueda de un ajuste y equilibrio, Oportunidades para el ejercicio del rol

Crisis psicosocial: Compañerismo v/s aislamiento

Disfunción: crisis de la edad media de los padres, resolución de crisis psicosocial adolescente, rigidez de las relaciones – sist. Interacción, aceptación de la diversidad de los hijos, recursos personales y familiares insuficientes

VI.-

Familia De Plataforma:

 

Tareas: los hijos salen del hogar, “síndrome del nido vacío” la integridad: cerrar un ciclo

disminución de la responsabilidad parental aumenta preocupación por padres ancianos Proceso central: Independencia física, emocional

Crisis psicosocial: Reagrupación v/s atadura o expulsión

Disfunción: no haber desarrollado áreas de interés comunes alejamiento de hijos:

 

sentimientos de deuda aceptar que los hijos tienen “vida propia”: crisis en la mujer necesidad apoyo emocional, financiero a los padres.

VIII.-

Familia En Edad Media:

 

Tareas: adaptación a la jubilación y al “retiro”, cambios biológicos propios de la involución

disminución intensidad y frecuencia del interes por relaciones sexuales, re – elaboración de la relación marital Proceso central: Acomodación

Crisis psicosocial: Ayuda mutua v/s inutilidad

Disfunción: la dedicación exclusiva a los hijos, no existencia de un mundo en común, uso del tiempo libre: vacío en el hombre, aparición de alguna enfermedad crónica

  • VIII.- Familia Anciana:

Tareas: disminución de la capacidad funcional, aparición de enfermedades, creación de un espacio social: valoración, ejercicio de rol: “ser abuelos”, cercanía de la muerte propia y de la pareja Proceso central: Aceptación Disfunción: circunstancias externas desfavorables: enfermedades, dificultades económicas , ausencia de familiares, disminución red apoyo, dependencia de las generaciones siguientes, negación a un “rol secundario”, plataforma de lanzamiento pasa a ser remolcada

La Importancia del Ciclo de Vida Familiar: Acciones a Considerar

En la medida que es un ciclo, permitiría la preparación para la vida familiar. Promovería una adecuada formación de niños y jóvenes a través de la creación de ambientes y escenarios favorables.Se constituiría en una importante instancia de crecimiento familiar y de resolución de sus “problemas…” Podría aportar a generar modelos de vida.

¿Para Qué Nos Sirve Conocer El Ciclo Vital Familiar - C. V. F.?

Para poner en marcha acciones preventivas.

Para poner en marcha acciones de asesoramiento anticipado.

Para utilizar los recursos terapéuticos individuales y/o familiares.

Para relacionar las necesidades de cada etapa del ciclo con la oferta de los programas de salud.

Cuadro Resumen: “Ciclo Vital de la Familia” 21

Etapas del Ciclo Familiar

Cumplimiento de Tareas

 

Formación delLa Pareja

Prepararse para el rol de hombre y mujer

 

Pololeo y Noviazgo

Independizarse de la familia de origen

 

Matrimonio

Iniciar la formación de una identidad de pareja

 

Generar una identidad con su pareja

 

Adaptarse a los roles y tareas de una casa

 

Manejo del poder

 

Patrones de resolución de conflictos

 

Crianza Inicial De Los Hijos

Transición de estructura diádica a triádica

 

Aceptación y adaptación al rol de padres

 

Vinculación afectiva madre hijo

 

Cumplir la labores de crianza

Familias Con Hijos

Tolerar y ayudar a la autonomía de los hijos

 

Prescolares

Iniciar porceso de socialización y control

Modelos de identificación y roles sexuales

Tensiones entre los roles laborales y familiartes de

los padres

Familia Con Hijos Escolares

Apertura a otros ecosistemas: la escuela

 

Debe apoyar la apertura al mundo extrafamiliar

Apoyar el trabajo escolar

 

Consolidación y estabilización laboral

 

Familia Con Hijos

La familia necesita hacer los ajustes que requiere el

Adolescentes

comienzo de la pubertad y la madurez sexual

 

Ajustarse a las necesidades de independencia

Reconocer la prioridad de los grupos de pares

Apoyar el desarrollo de la identidad personal

Crisis de identidad de los padres

 

Familia Como Plataforma

Tolerar la partida de los hijos

 

De Lanzamiento

Permitir la independencia de los hijos, elección de

pareja y elección vocacional

 

Cambio de los límites intergeneracionales

 

Apertura de los límites familiares

 

Etapa Post Parental

Readecuarse y vitalizar la vida de pareja

 

Asumir roles de abuelos

 

Etapa media

Etapa anciana

Desarrollo de un sistema de relaciones y apoyo

mutuo

que

permita

mantener

a

las

distintas

 

generaciones en contacto

 

Enfrentamiento de los cambios biológivos propios

de la involución

 

21 Adaptado de Ramón Florenzano Urzúa

 

Enfrentamiento a las múltiples pérdidas; juventud,

salud, vitalidad, trabajo, etc.

Enfrentamiento de la soledad y la muerte de la

 

pareja

Tradición y Renovación en Trabajo Social con la Familia 22

Una de las características sustanciales en el quehacer del trabajo social es considerar que la familia siempre ha sido objeto de análisis e intervención, desde los albores del asistencialismo, pero con un manejo empírico, sin rigor metódico ni científico. Las prácticas iniciales eran paternalistas y directivas, con el objetivo de mitigar situaciones deficitarias en la satisfacción de las necesidades básicas (vivienda, alimentación, salud, educación, servicios públicos. Etc.).

Las acciones asistencialistas, eminentemente paliativas, han dado paso a procedimientos educativos y promocionales, articulando los procesos individuales, familiares, sociales y comunitarios. “Corresponde entonces al trabajador social entender su papel como un dinamizador de procesos y situaciones familiares que hace parte de un sistema relacional conformado por un grupo familiar –el contexto social y/o cualquier subsistema de este, seria a la vez un subsistema de un sistema relacional al igual que el contexto y el trabajador social” (Caballero de Aragón, 1994, p 14).

El abordaje familiar, así entendido atañe a un proceso metodológico que incluye la valoración social, la planeación de las acciones, la intervención para el cambio y la evaluación como una unidad y no como etapas sucesivas.

Es por todos nosotros que ya en el año 1917, en el diagnostico social de, Mary Richomond sugiere el tratamiento de familias completas y previne acerca de los riesgos acerca de los riegos de asilar a las familias de su contexto natural, aunque establece una dicotomía entre persona y situación. Ella desarrolla el concepto de “Coherencia Familiar” indicando que el grado de vinculación emocional entre los miembros de una familia es un determinante crítico de las capacidades de esta para sobrevivir.

Los antecedentes refieren a un clásico, Nathan W Ackerman (1978), psiquiatra neoyorquino que revoluciona los modelos de atención centrada en el individuo e introduce la familia como un asunto de competencia multidisciplinaria, integrando elementos del psicoanálisis y la sistémica.

Antecedentes Generales del Trabajo Social con Familias en Chile. 23

El Método de Trabajo Social Individual Familiar y el Trabajo Social con Familias:

En sus orígenes el trabajo social y el método de caso estaban íntimamente unidos, el método es

“Caso social individual y corresponde a la ayuda individualizada

en

la

que

se

utiliza un

22 Quintero, A; “El Trabajo Social Familiar y el Enfoque Sistémico”; Editorial Lumen Humanitas; Argentina, 2004; Pp.

09-25.

23 Donoso, M y Saldias, P; “Modelo de Intervención para el Trabajo Social Familiar”; Ediciones Universidad Católica de

Blas cañas; Chile, 1998; Pp. 23-35.

determinado procedimiento, el cual se desarrolla en el marco de una intervención permanente entre el trabajador social y el individuo y/o familia que solicita la intervención profesional.

La primera sistematización con carácter netamente profesional se presenta con la aparición del libro de Mary Richmond “El diagnostico social” en 1917. la idea era ir mas allá de una simple experiencia obtenida en una o varias acciones de asistencia social, al otorgar una acción que se realiza con un principio organizador y una coordinación operativa. “el método de caso no nace con el solo propósito de que la trabajadora social pueda realizar un trabajo digno, sino que mas bien es un intento, desde un enfoque científico y lógico de investigación social, de ayudar, a una persona o familia para que lleven a cabo un plan adecuado de tratamiento que tenga en cuenta los factores sociales del entorno, económicos, personales y familiares, objetivo que se consigue mas fácilmente en un contexto de relaciones amistosas entre el y que da la ayuda y el que la recibe”.

El método de caso se elaboro sobre la base del modelo medico que plantea las etapas de estudio, diagnostico y tratamiento. Siempre considerando que estos pasos se pueden dar en forma simultanea o alternada según sea la realidad de la demanda.

Mary Richmond definió el método de caso como “aquellos procedimientos que desarrollan la personalidad mediante ajustes efectuados concientemente, individuo por individuo, entre el hombre y el medio social en que vive”. Al definir al cliente Mary Richmond “plantea “Los trabajadores de caso familiares dan la bienvenida la oportunidad de ver en el inicio mismo de la relación a los miembros de la familia reunidos en su propio, entorno, actuando y reaccionando unos sobre otros , cada uno tomando parte en la historia del cliente , cada uno revelando hechos sociales de real significado, por otra senda que de las palabras”(solar 1984). Su método de caso social individual fue reelaborado por una sucesión de teóricos como, Hamilton, Austin, Hollis quienes fueron incorporando principios, valores e ideas de la teoría Freudiana y, con posterioridad, incorporando elementos de la teoría de sistemas.

En cuanto a los principios, Biesteck en su libro “Las relaciones de cassework”, 1996, presenta siete principios específicos del método de caso. Estos son: individualización, expresión intencionada de sentimientos, participación emocional controlada, aceptación, actitud exenta de juicios, autodeterminación del cliente, reserva.

Continuamos con la evolución del método de caso, la influencia que a partir de los años 20 va adquiriendo el psicoanálisis en Estados Unidos, afecta también a Casework, como se lo denomina. A partir de entonces este método adquiere una connotación predominantemente psicológica y psiquiatrita, lo que impacta en la metodología y técnicas, acercándolo cada vez más al ámbito psiquiátrico. El psicoanálisis, como señala Maria Olga Solar, produce un dramático cambio del eje familiar al individual, situación que hasta hoy nos pesa como profesión. el fenómeno de la depresión de los años 30 , también afecta al trabajo social. Se vuelven a considerar factores económico-sociales y familiares que se habían dejado de lado en el método de caso. Así, un efecto de esa gran crisis socioeconómica es el rescate del foco familiar, mas que el foco individual.

En 1940 aparece el concepto de caso Psico-social, desarrollado por Gordon Hamilton en su libro teoría y practica del trabajo social. “La estructura y funcionamiento de la personalidad son producto de la dotación hereditaria constitucional de la persona, en constante interacción con el ambiente físico, psíquico y social que dicha persona experimenta”.

En “Una Propuesta de Revisión del Método de Caso”, V. Gallardo, indica que, post guerra mundial, G. Hamilton plantea las principales hipótesis de todas las definiciones aceptadas del método de casos. Ellas son:

El individuo y la sociedad son interdependientes. Las fuerzas sociales ejercen influencia sobre los comportamientos y actitudes de los sujetos. La mayoría de los casos son problemas interpersonales en que la familia suele estar implicada. El individuo es un participante responsable de todos los pasos que conducen a la solución de un problema. Gordon Hamilton señala que hay dos maneras de abordar los problemas sociales: a través de la reorganización de las estructuras externa y mediante el mejoramiento del individuo y del grupo por medio de procesos educativos. Hasta la década del 70 el servicio social y el método de caso debían privilegiar la instancia educativa. Igualmente, mas adelante rescata la necesidad de vincular el trabajo social individual con la política social. “No es posible resolver problemas de interrelación si se carece de una adecuada estructura económica y política”.

El Trabajo Social y el Método de Caso en Chile:

El trabajo social en chile nace en 1925 con la fundación de la primera escuela de Trabajo Social “Dr. Alejandro del Río” que es también la primera de Latinoamérica. Se privilegia en ella la formación en método de caso, asociado al ejercicio y las practicas en el ámbito de la salud. Nidia Aylwin en (1996) destaca que, asociado a la evolución política del país (1964-1973) el trabajo social y el método de caso van viviendo diferentes cambios y trasformaciones que se traducen en el proceso de “reconceptualización del trabajo social” que se inicia en 1965 y que se da en toda América Latina.

En este proceso de reconceptualización, según V. Gallardo en “una propuesta de revisión del método de caso” se plantean criticas en los siguientes argumentos: se sostenía en que la concepción de que el problema esta en el individuo y no en el medio; sus procedimientos y técnicas conducen a un ajuste o adaptación de un individuo a su medio (sociedad), la cual se debía modificar estructuralmente; en las sociedades latinoamericanas la mayoría de los problemas son sociales y no individuales; La proporcionalidad de los recursos versus necesidades individuales en estos países subdesarrollados debe llevar a optar por soluciones colectivas por sobre las individuales; no hace sino reforzar las soluciones parciales; tiene en su base una construcción de hombre “objeto” y no “sujeto”.

Siendo este recorrido, N. Aylwin señala que el cambio de las políticas sociales y el rol del estado durante la época de la dictadura militar (1973-1990), hace que el campo profesional se restrinja, por la reducción del gasto publico, lo que provoca gran cesantía entre los trabajadores sociales. Aparece en estos momentos la crisis del trabajo social en los derechos humanos. Este es un nuevo campo profesional que se ampara en las iglesias y organización por los detenidos desaparecido y en pro de los derechos humanos. Así se vuelve a rescatar el método de caso, vuelve a renacer el uso de la relación de ayuda “como el vinculo o instrumento central en el proceso de ayuda y acompañamiento que se inicia a partir de la construcción conjunta del diagnostico”.

Así, el método de caso aparece desde la visión de los derechos humanos con cuatro principales ejes:

una acción asistencial ineludible en el proceso de recuperación de la autonomía; una acción terapéutica (vinculo con el Trabajador Social); una acción educativa trascendental en el proceso de apoyo a la reinserción social; un nuevo nivel de intervención: Familia…Desde 1990 se vuelve a

retomar muy lentamente el método de caso social individual, actualizándolo o “barnizándolo con la teoría general de sistemas”.

Los contextos de Intervención en Trabajo Social Familiar 24 :

A los efectos de proponer un lenguaje común para trabajo social familiar, tales contextos se definen como:

Contextos no clínicos: refieren las observaciones en orientación/recepción, evaluación y prevención-promoción-educación. Implican cambios de primer orden y acciones centradas en la demanda específica, por lo cual no comprometen modificaciones en la estructura de los sistemas. puntualizan campos de acción propios del trabajo social, estrategias metodológicas, y destrezas asumidas y adquiridas en la formación básica universitaria de pregrado. Contextos clínicos: aluden a la TFS, con los cambios de segundo orden que ella exige y que modifican la estructura del sistema, en consonancia de lo expuesto en el texto, la definición de terapeuta pasa por la formación postgraduada o los postítulos, los cuales involucran no solo la técnica, sino reflexiones sobre la familia de origen y conocimientos universales de la familia y sus múltiples escenarios.

Dichos razonamientos exigen incluir la excepción clásica de terapéutica, “parte de la medicina que se ocupa del modo de tratar las enfermedades”, para entender que el actual uso del termino no es sinónimo de terapia familiar, sino que incluye una noción mas amplia que abarca también los contextos no clínicos como terapéuticos. La diferencia planteada no es en torno al término “terapéutico”, sino al cambio y la demanda que atiende el contexto no clínico, diferente, en su esencia, del contexto clínico; pero en ambos tiene un efecto terapéutico, por lo que utilizan marcos referenciales y estrategias metodologicas de la sistémica… “La aparición de los conceptos ecosistémicos se ha enganchado del bracete de realidades complejas hace poco obviadas en el campo sistémico, haciendo indispensable la inclusión de otros ámbitos de intervención, no clínicos, pero si terapéuticos, en la preparación y concepción del trabajo de los psicoterapeutas, en la preparación y concepción del trabajo de los psicoterapeutas relaciónales.”(Redes, 1996, p.5).

Relación entre, Trabajo Social Clínico,

Trabajo Social de Caso, Trabajo Social Psiquiátrico,

Trabajo Social Familiar, Terapia Familiar 25 :

La evolución del trabajo social el ámbito familiar permite identificar algunas denominaciones que adquiere y que, en muchas ocasiones, son utilizadas de manera inadecuada como sinónimos. De este modo corresponde como profesional asumir el contexto real de proceso y la fundamentación metodologica y legal que posibilita la intervención.

  • 24 Quintero, A.; “El Trabajo Social Familiar y el enfoque sistémico”;

16-25.

  • 25 Quintero, A.; “El Trabajo Social Familiar y el enfoque sistémico”;

16-25.

Editorial Lumen Humanitas; Argentina, 2004; Pp.

Editorial Lumen Humanitas; Argentina, 2004; Pp.

1.

Trabajo Social Clínico: la base teórica del trabajo social clínico es la de los sistemas ecológicos y sociales, entendiendo a la persona como un sistema Biopsicosocial que interactúa con una red de individuos y sistemas sociales. “Los primero modelos que influenciaron el trabajo social clínico son: a) la escuela diagnostica del modelo Richmoniano 1920, representado por M. Richmond; b) el modelo funcional de la década de 1930, representado por la psicología de Otto Rank… se ha visto influenciado por distintos modelos teóricos” (Quiroz Neira y Peña Ovalle, 1996, p. 54). “Los dos rasgos particulares y originales de los trabajadores sociales clínicos son:1) el uso de las técnicas de planeación social y organización de la comunidad en cambios efectivos y la producción de grupos mas poblados, y 2) el uso de la intervención clínica dirigida hacia el desarrollo y cambio en individuos, familias, grupos pequeños y en situaciones que influyen en ellos”. El enfoque que lo sustentaba es el Psicosocial, que promueve el fortalecimiento de los recursos psicológicos para manejar las disfunciones y esta centrado en el conflicto intrapsiquico o interpersonal. El trabajo social moderno esta acoplado con la noción vigente de los contextos no clínicos, con el objetivo de aliviar situaciones de malestar que perturban el funcionamiento de individuos, familias o grupos en ámbitos relacionales y cambiantes… Son diferentes trabajos sociales clínicos, contextos no clínicos y contextos clínicos. Esta propuesta de la sistémica, más genérica y expansiva, es una alternativa interdisciplinaria que recoge planteamientos de variados enfoques para los procesos sociofamiliares. Acoge los cambios de primer y segundo orden establecidos por la cibernética y los articula con los elementos metodológicos de TS.

2.

Trabajo Social de Caso: en el primer momento de la historia de la disciplina, no se distinguía entre trabajo social individual y familiar, denominadose a ambas modalidades de intervención Casework, englobadas en la llamada corriente psicologista’ de trabajo social…El trabajo social de caso esta vinculado históricamente con la práctica profesional en familia, pero lo importante es entender que el desarrollo fidedigno de los procedimientos con individuos y con familias en trabajo social tiene orígenes conceptuales y metodológicos afines, y esta anclado en la propuesta clásica de la asistente social norteamericana que le imprimió el carácter profesional al trabajo social, M. Richmond, y así son reconocidos en gran parte del continente… En términos modernos, esta debería ser la tendencia que permitiera aceptar la fusión sistémica de dos unidades básicas en la profesión y superar el sofisma de la discusión de la división de los métodos clásicos de individuo, grupo y comunidad, donde no es mencionada la familia…“ desde los años setenta con el movimiento de reconceptualización, hay tendencias que reconocen como trabajo social solamente las acciones volcadas hacia la sociología/política y otras que reconocen solamente la atención clínica y Psicosocial para intervenir junto con el individuo o mismo de los grupos y colectividades… Hasta comienzos de la década del 70, la concepción del trabajo social clásica era la de caso, grupo y comunidad. El sistema familiar aun no era el protagonista de los contextos no clínicos en la profesión… La noción de la familia como el grupo primario por excelencia (según la teoría de grupos) y la influencia del trabajo social de grupo posibilitaron que la profesión, en un momento retomara esto planteamientos como fuente posible de estudio de la llamada dinámica familiar y que exaltar a la familia como foco de su quehacer… El modelo clínico de intervención del trabajo social de casos es la estructura metodologica que se basa en las teorías sistémicas y Psicosocial y acoge como planteamiento filosófico los postulados de M. Richmond y F. Hollis, primero que han concordado en que la única forma de intervención posible es este nivel de abordaje del tema en el interior de la familia o en el propio cliente y desde el medio ambiente, lo que usualmente se conoce como trabajo social “interno y externo” o “directo e indirecto” (Méndez Guzmán, 1998).

  • 3. Trabajo Social Psiquiátrico: “La psiquiatría esta mostrando una saludable tendencia a salir del hospital hacia la comunidad y, al hacerlo así, tiende con mucha mayor fuerza que antes a necesitar la ayuda de todo tipo de trabajadores sociales… El psiquiatra progresista considera a la trabajadora social como un colega que tiene adiestramiento especial y desempeña una parte importante en la evaluación y rehabilitación del paciente, quien a veces participa dentro del tratamiento, y que es experto en manejar y aconsejar sobre los aspectos ambientales del caso”… Trabajo social psiquiátrico refiere la atención en personas, familias y grupos, con entidades mentales y emocionales desde la década de los 50 en EE.UU. Como tal, el profesional de trabajo social, era un apoyo para el psiquiatra o psicólogo clínico y no estaba facultado para hacer terapia familiar… Exige la aplicación de las técnicas propias de trabajo social en hospitales y ambientes clínicos, con énfasis en centro de psiquiatría, pero su esencia es en contextos no clínicos, que conducen a cambios de primer orden y, como tal, no exige innovaciones en la estructura familiar…El trabajo social psiquiátrico implica una capacitación integral y continua… Una definición reciente del termino dice: “trabajo social psiquiátrico. Campo especifico de intervención del trabajador (a) social, donde se investigan los problemas más relevantes en salud mental, se elabora en la institución u organismos gubernamental para cambiar y crear nuevos programas preventivos que benefician la salud mental del individuo y la familia, y se comparte la responsabilidad del diagnostico con los demás miembros del equipo” (Montoya Cuervo y otros, 2002, p.124).

  • 4. Trabajo Social Familiar: existen dos lecturas del trabajo social familiar una como área de intervención y otra como campo especifico del conocimiento que requiere desarrollos autóctonos, articulando el saber del trabajo social con los aportes contemporáneos del tema en familia como protagonista propio del mundo publico por lo cual todos los campos del saber pueden estudiarlo…”definimos la intervención en trabajo social con familias como un proceso de ayuda dirigido a la persona en su dimensión individual, familiar inicial, tendiente a activar un cambio de nivel frete a los problemas familiares que los afectan y a lograr un mejor funcionamiento relacional y social. Generalmente, este proceso de ayuda se realiza en el contexto de una realidad institucional planteado sobre la base de líneas políticas y administrativas determinada (Marta Chesscheir, citada por Quiroz Neira, 1998) … El trabajo social familiar es un saber en que el trabajo social a incursionado históricamente y que merece construcciones propias para plantear que no solo es usuario del conocimiento de otras disciplinas, sino que también aporta algo. Ello implica un posicionamiento multidisciplinario que da un viraje en la esencia misma de la profesión, con mayor capacidad de contribuir y sistematizar. Esto es avanzar hacia la autonomía del trabajo social familiar… Final conviene aclarar que el adiestramiento del trabajo social familiar de corta duración no faculta para hacer terapia familiar, pues el objetivo de la formación académica es intrínsecamente diferente del contexto clínico.

  • 5. Terapia Familiar: en el origen y desarrollo de la terapia familiar han participado diferentes disciplinas: psiquiatras, trabajadores sociales y psicólogos actuando como pioneros en el tratamiento de los conflictos familiares y conyugales. El trabajo social se planteo de sus inicios la necesidad de tener en cuenta no solo al individuo si no a todo su grupo de referencia, surgiendo en la disciplina conceptos y técnicas de papel muy importante en la terapia familiar como son: cohesión familiar, visita domiciliaria, diagnostico social, trabajo social de caso (planteamiento extractado de las ideas de Sánchez Rengifos, 2002)… La terapia familiar requiere de especialización en el nivel de post grado, una fundamentación teórica moderna y universal y practicas de introspección sobre los procesos familiares del ego o profesionales. Esto establece la diferencia con los otros niveles: recepción/orientación, asesoramiento, evaluación, prevención/educación…La terapia

familiar nació en el campo de la interdisciplina con fuerte presencia de los psiquiatras, pues no existían los orientadores o consejeros familiares, propagándose en forma masiva en los campo de trabajo en salud social finalmente es conveniente destacar que antes la practica de la terapia familiar era interdisciplinaria pero ahora los diferentes campos, tiene sus propias especializaciones en terapia familiar siendo asumida por cada profesión como una especialización

Una Visión Actual del Trabajo Social Familiar 26

Dicen Aylwin y Solar que Germain (1968) nos aporta en esta perspectiva cuando afirma que la práctica centrada en la familia es una modalidad de práctica del Trabajo Social que pone a la familia como centro de su unidad de atención o de su campo de acción. A la luz del marco de referencia ecológico-sistémico que Germain postula, la practica centrada en la familia surge de dos premisas que orientan todo su que hacer.

La primea, es que los seres humanos solo pueden ser entendidos y ayudados en el contexto de los íntimos y poderosos sistemas humanos de los cuales forman parte. Uno de estos sistemas es la familia de origen que se ha desarrollado a través de las generaciones en el tiempo, la cual tiene efectos profundos y de gran alcance en sus miembros. Otro es el actual sistema familiar o red de relaciones íntimas, que desempeña un rol esencial en la vida de la mayoría de la gente. (Hartman y Laird, 1983).

La segunda, es que las relaciones y transacciones del sistema familiar con el medio ambiente son esenciales, en la medida que este ambiente es el que aporta a las familias elementos indispensables para el desarrollo humano de sus miembros. En el proceso continuo de transacción entre las familias y sus ambientes, surgen dificultades y discrepancias entre las necesidades y capacidades de las familias, por una parte, y las necesidades y recursos del ambiente, por otra.

El trabajo social centrado en la familia es significativamente diferente del caso social, si bien incluye muchas de sus modalidades de intervención. La primera y más significativa diferencia es que el foco no es el individuo, sino la familia. Hay una cambio de “la persona-en-situación” a “la familia-en-situación”. La segunda gran diferente es la perspectiva epistemológica y teórica en la cual se basa y que es aportada por las teorías de la familia y el enfoque ecológico.

Hartman y Laird (1983) definen que la misión básica del trabajador social centrado en la familia es mejorar y enriquecer la calidad de vida de las familias y de los individuos que la forman, interviniendo en el delicado balance adaptatívo entre los seres humanos y sus ambientes ecológicos. Este enriquecimiento en la calidad de vida puede producirse a través de cambios en el funcionamiento individual y familiar, cambios en los sistemas mas amplios de los cuales las familias dependen para sustentarse y desarrollarse, o cambios en las transacciones entre los sistemas.

Adecuado al planteamiento de Germain y Gitterman (1980), el cumplimiento de la misión social básica del trabajo social con familias exige simultáneamente: a) fortalecer las capacidades de las familias para satisfacer las necesidades de los miembros y desarrollar transacciones mas productivas con sus ambientes, y b) influir en los ambientes para que respondan mas adecuadamente a las necesidades de las familias. Es por esto que el trabajo social con familias puede desarrollarse en todos los campos y niveles de intervención que se encuentran en la profesión.

26 Aylwin, N. y Solar, O. “Trabajo Social Familiar”; Ediciones Pontificia Universidad Católica; Chile, 2002; Pp. 82-97.

En síntesis, la familia puede estar en el centro de atención, aun cuando uno trabaje con individuos, grupos, vecindarios o sistemas más amplios. Lo anterior amplia el campo del trabajo social centrado en las familias mucho más allá de la acción directa que se realiza con ellas en forma individual o grupal.

De este modo la intervención del trabajador social en el campo de la familia es multifacética se da a nivel directo e indirecto y, por esencia, no esta ceñida estrictamente a determinados parámetros establecidos rígidamente, sino que esta abierta a la creatividad y a la colaboración con otras disciplinas en la búsqueda de respuestas a los complejos problemas que enfrenta la familia en nuestra sociedad.

Lo Antiguo y lo Nuevo en el Trabajo Social Familiar:

Basados en lo anterior, podemos afirmar que el trabajo social centrado en la familia tiene en si la potencialidad de superar la tradicional división en métodos de caso, grupo y comunidad. Teniendo como su centro de atención a la familia, el trabajo social utilizara indistintamente técnicas de caso, de grupo o de comunidad, según sea necesario en función de, los propósitos de la intervención. Podríamos decir que el trabajo de casos constituye un elemento esencial de la intervención orientada hacia la familia; debe integrara elementos de la teoría familiar y de terapia familiar que lo enriquecen y le aportan un marco de referencia común para desarrollo el trabajo social interdisciplinario. Al realizar esta integración, dado el nuevo enfoque que ella le aporta, el trabajo social de casos cambia su naturaleza y pasa a construirse en una modalidad del trabajo social centrado en familia.

Junto a los elementos ya mencionados, el trabajador social centrado en la familia necesita en su intervención utilizar elementos de trabajo con grupos que también forman parte de la tradición profesional el desarrollo de la comunidad o desarrollo local se concretiza en el trabajo poblacional orientado a la satisfacción de las necesidades de los sectores pobres y marginados a través de una acción que promueve y exige la participación de los propios afectados en la resolución de sus problemas. A través de esta modalidad de intervención profesional, los trabajadores sociales han tomado contacto con las necesidades de las familias en forma colectiva y han desarrollados conocimientos y destrezas para trabajar con dirigentes y organizaciones locales promoviendo su capacitación y liderazgo… En este nivel de intervención, si bien las familias forman la base de la organización vecinal, no se busca enfrentar su problemática una a una, sino abordar sus problemas colectivos, aquellos que comparten con otras familias de la comunidad, apoyando la organización y la presentación de sus demandas al estado a través de las municipalidades.

Sobre la base de lo planteado anteriormente el trabajo social centrado el la familia no es ni caso social, ni trabajo con grupos ni desarrollo de la comunidad, pero incluye elementos de todos ellos, integrándolos en forma tal que se constituye en un modelo generalista para la practica profesional.

En resumen, lo nuevo en el trabajo social con familias incluye una refocalizacion en la familia que, al fundamentase con nuevos aportes teóricos, permite un abordaje de un objeto en términos de totalidad en forma diferente a la tradicional. Esta nueva modalidad, exige el desarrollo de una perspectiva interaccional, un mayor énfasis en las fortalezas de las familias y una participación activa de la familia con el trabajador social en el uso de una mayor variedad de estrategias y técnicas de intervención. Al mismo tiempo requiere el desarrollo de un enfoque familiar que va más allá de la intervención directa con las familias y que se proyecta hacia las políticas sociales y hacia

la sociedad global, en base a los conocimientos generados por la profesión a través de la practica y la intervención.

Trabajo Social Familiar: Funciones y Niveles de Intervención.

Basándonos en este enfoque interaccional (Pincus y Minan, 1981), el trabajo social familiar puede ser definido en términos generales como la intervención profesional cuyo objeto son las interacciones conflictivas entre la familia y su medio social. Analizaremos brevemente a continuación los tres elementos incluido en la definición del objeto.

En primer lugar, las familias en términos generales. Abarca toda la diversidad de tipos de familias existentes en la realidad chilena: familias nucleares, familias extensas, familias uniparentales, familias reconstituidas, convivencias, etc. No es el tipo ni la forma de constitución ni la etapa de vida en que se encuentra la familia lo que determina la posibilidad de intervención profesional, sino la naturaleza de las necesidades que esta presenta.

En segundo lugar, el medio social. Toda familia se encuentra inserta en un medio ambiente determinado, que podremos dividir en inmediato y mediato según su proximidad a la familia. En el medio ambiente inmediato se encuentra la vivienda y los parientes, amigos, vecinos y redes sociales con las cuales la familia tiene relación habitual. En e le medio ambiente mediato se encuentra el barrio o población en el cual la familia vive y la instituciones con las cuales se vincula y que le aportan servicios: fuentes de trabajo escuela, servicio de salud, de seguridad social, de vivienda, de municipalidad, etc. A su ves, el medio debería ser enriquecido por el aporte proveniente de las familias. Sin embargo, con frecuencia esto no sucede en la realidad, sino que se producen interacciones conflictivas entre ambos, generadas principalmente en carencias del medio pero también en carencias de la familia. Son estas relaciones conflictivas entre familia y ambiente las que se constituyen en el foco del trabajo social, y le exigen ampliar su intervención profesional hacia el interior de la familia y hacia el mundo mediato o inmediato simultáneamente.

Frente a este objeto complejo, los objetivos profesionales apuntan a :

Colaborar con la familia para el desarrollo de la capacidades y fortalezas que les permitan

enfrentar la situaciones y problemas de su vida cotidiana Relacionar a las familias con los sistemas que les puedan aportar recursos, servicios y

oportunidades. Promover el funcionamiento eficiente y humanizador de los sistemas de recursos.

Contribuir al

desarrollo de la política social

y

a

los

procesos de cambio

social e

institucional.

De estos objetivos surgen funciones profesionales específicas:

1- Contribuir al desarrollo de las fortalezas y potencialidades de las familias, a fin de que puedan utilizar más efectivamente sus capacidades de resolución de problemas y de enfrentamiento de situaciones en su vida cotidiana. 2- Facilitar el establecimiento de vinculaciones constructivas entre las familias y los sistemas de recursos institucionales.

3- Promover el desarrollo de redes sociales que funcionan como apoyo solidario para las familias en su medio social. 4- Fomentar la coordinación de recursos para las familias facilitando la interacción entre los sistemas 5- Organización de la entrega de servicios y recursos materiales a las familias en situación de emergencia. 6- Evaluar los programas sociales desde la perspectiva de la familias y con participación de ellas 7- Influir en la política social, contribuyendo a su desarrollo y modificación en respuesta a las necesidades de la familia. 8- Aportar a los procesos de cambio social e institucional que favorezcan a las familias.

Esta descripción de funciones permite aclarar como el trabajador social se ubica en el punto con que las familias y las instituciones se conectan, correspondiéndole desde ese punto a intervenir: a) hacia las instituciones y las políticas sociales para que respondan a las necesidades de las familias, y b) hacia las familias para que desarrollen sus potencialidades, se informen y se organicen para utilizar los servicios que las instituciones les ofrecen y demandar una atención adecuada a sus necesidades.

En la práctica de Trabajo Social con Familia, las funciones profesionales se combinan de modo que en el esfuerzo por enfrentar los problemas, hecho por la familia se valla descollando en ellas un proceso de educación familiar y social.

De acuerdo a lo planteado anteriormente sobre la base de la observación de la práctica profesional, visualizamos que al trabajador social le corresponde prestar servicios a las familias básicamente en tres tipos de situaciones que se dan con frecuencia combinadas:

1- Cuando las familias están experimentando dificultades en su funcionamiento o dinámica interna. 2- Cuando las familias están experimentando dificultades en su relación con las instituciones y organismos que les proporcionan o que deberían proporcionarle apoyo y servicio. 3- Cuando el medio o contexto social no esta ofreciendo a las familias un ambiente adecuado para el desarrollo de sus miembros.

En relación al trabajo con familias en particular, Hollis y Woods (1981:252) señalan algunos criterios que nos ayudan a definir cuando se justifica una intervención a este nivel. En opinión de estas autoras, se puede considerar una intervención a nivel familiar en las siguientes situaciones:

  • 1. Cuando la familia como grupo o algún miembro de la familia, sea debido a una crisis o agobiado por problemas que se arrastran por mucho tiempo, solicita tratamiento familiar y considera que sus dificultades involucran a todos sus miembros.

  • 2. cuando el problema presentado sugiera de inmediato dificultades en las relaciones familiares.

  • 3. cuando las perturbaciones o sintomatología de los niños son la razón para pedir ayuda. La exploración usualmente revela que los síntomas del niño son, por lo menos en parte, expresión de dificultades en el sistema familiar.

  • 4. cuando los adolescentes o adultos poco diferenciados, presentas situaciones de dependencia o de rechazo defensivo a sus familias.

  • 5. cuando la comunicación aparece deteriorada en la familia.

  • 6. cuando los miembros de la familia consideran que los problemas familiares son enteramente generados por los síntomas o la conducta de uno de sus miembros.

7.

cuando hay evidencia de una violación constante de los limites generacionales (hijos parentificados, coaliciones intergeneracionales disfuncionales, etc.)

  • 8. cuando uno de los miembros esta recibiendo un apoyo físico o emocional inadecuado o escaso de su familia, situación frecuente en los adultos mayores y en los discapacitados.

  • 9. cuando las relaciones internas de la familia se han empobrecido efectivamente, son caóticas y hostiles.

No hay duda que, como profesión al trabajo social le corresponde intervenir en todos los ámbitos señalados para aportar sus servicios a las familias del país, pero también es oficial en la practica cotidiana que la intervención con familias especificas involucre a mas de un nivel, de modo que la familia que solicito atención por un problema económico, por ejemplo , presenta además dificultades en la relación padres-hijos y pide apoyo frente a las demandas que esta recibiendo del sistema escolar esta diversidad de ámbitos de intervención es una de las características del trabajo social con familias.

Método y Metodología de Intervención para el Trabajo Social Familiar 27 .

Acerca del Método y la Metodología 28 :

Laura Blanco dice que {…} siguiendo a Aylwin de Barros y otras el método puede ser entendido como un conjunto de operaciones que se realizan al conocer y transformar la realidad. Son entonces, {…} “procedimientos orientados a entender, explicar o transformar algo”, pero están determinados y subordinados a la práctica social.{…} en Síntesis el método actúa como un facilitador desconocer para la acción, donde a través de aproximaciones sucesivas, logramos un conocimiento cada vez mayor del objeto y una acción transformadora más eficaz.

El método en Trabajo Social, {…} parte de un primer elemento de análisis de la realidad, que implica, el desentrañamiento (des-cubrir), mediante:

  • a. La concientización (de ambos términos de la interacción que origina el Trabajo Social), es decir el estar – siendo – con el sujeto {…}. Ello implica como punto de partida asumir el contexto en que se desarrolla la vida cotidiana de los sectores {sociales} (marco de realidad socia – cultural).

  • b. El análisis crítico de la vialidad del cambio.

  • c. La Investigación (participativa) de la realidad social.

Cuando hablamos de metodología hacemos referencia a un conjunto de etapas o pasos {…} que permiten en cualquiera de los niveles de intervención: individual, familiar, grupal, comunitario, desencadenar el proceso de acompañamiento con intencionalidad transformadora que define al Trabajo Social.

En esta materia, las fases y los elementos metodológicos generales que definen la intervención profesional de los Trabajadores Sociales se caracteriza por tener en cuenta que {…} la metodología científica {es} un facilitador, {que} no implica un corset técnico, sino que debe ser orientada por una lógica dialéctica, que tienda a confrontar la teoría con la practica tratando de descubrir la

27 Donoso, M y Saldias, P. “Modelo de Intervención para el Trabajo Social Familiar”. Ediciones Universidad Católica

Blascañas, Chile, 1998. Pp. 147 – 199.

28 Blanco, Laura y otros. “Familia y Trabajo Social”. Editorial Espacio, Argentina, 1998. Pp. 13 – 28.

realidad: “las fases metodológicas son guías para facilitar el acceso al develamiento de la realidad, y constituyen en cuento tales, un solo proceso de conocer actuando, sintiendo y pensando. Por lo tanto no constituyen la secuencia de etapas aisladas, sino un proceso de aproximación sucesiva, que es al mismo tiempo análisis y síntesis, abstracción y concretización”.

{El proceso metodológico} de la intervención del Trabajo Social consiste en:

Definir una necesidad o problema como un objeto de intervención, lo que permite delimitar y dimensionar (diseño) nuestra acción profesional. Seleccionar alternativas factibles y adecuadas a las distintas dimensiones del problema a enfrentar (al alcance de los sujetos, con resultados concretos, de plazo cierto). Alcanzar logros tangibles que refuercen la satisfacción lograda, den credibilidad a la intervención de los agentes y acrecienten su confianza.

{Como importantes elementos metodológicos que nos permitan avanzar respecto de las tendencias clásicas de intervención en Trabajo Social se encuentran}: la búsqueda de propuestas innovativas, que fortaleciendo la autogestión del sujeto y su capacidad de manejar recursos adecuados, que acumulen poder en ámbitos alternativos, posibiliten el cambio de situación. Conjuntamente es fundamental la reflexión sobre la práctica, a partir de su reconstrucción y sistematización, posibilitando aportar a la proposición de modelos globales.

{En el caso del Método y Metodología de Intervención en el ámbito del Trabajo Social Familiar 29 estas} no difieren mayormente del esquema clásico utilizado en los métodos de Trabajo Social que son diagnostico, programación, ejecución y evaluación. No obstante {se} pretende a través de estas cuatro etapas metodológicas, describir y aplicar dicha metodología especializada del Trabajo Social Familiar, en una perspectiva diferente de los métodos {…} de caso, grupo y comunidad teniendo como foco la unidad familiar.

Se hace necesario recordar que en cuanto a la metodología actualmente se presentan dos tendencias. Una que promueve la búsqueda de una, metodología única llamada aproximación global, metodología genérica, integrada o método único 30 . La otra tendencia propone mantener las metodologías tradicionales y buscar especializaciones. En ambas corrientes se pretende ir construyendo esquemas metodológicos que permitan una mejor aplicación a la práctica social.

Anna María Campanini señala “con respecto al proceso metodológico, podemos observar que la subdivisión en fases, aunque representable linealmente cuando se la analiza desde un perfil lógico, responde en realidad a una estructura invadida por nexos de causalidad circular, con configuraciones en espiral” 31 .

La atención a la familia empieza cuando el Trabajador Social establece la primera relación con esta y con la situación con la que deberá trabajar. El proceso se inicia en ele punto en que se encuentra la familia, involucrándola en la identificación de sus dificultades y de sus recursos.

S contempla a la familia en su globalidad. En ocasiones esta intervención se realiza directamente con un solo miembro de la unidad familiar, ante la imposibilidad por diversos motivos, de hacerlo

29 Donoso, M y Saldias, P. “Modelo de Intervención para el Trabajo Social Familiar”. Ediciones Universidad Católica

Blascañas, Chile, 1998. Pp. 147 – 199.

30 Bianchi, Elsa (compiladora). “El Servicio Social como proceso de Ayuda”. Pp. 67.

31 Campanini y Luppi. “Servicio Social y Modelo Sistémico”. Editorial Paidos, España, 1996. Pp. 103.

con todos, pero nunca se pierde de referencia el sistema familiar y la visión de todo él. Esto le da libertad y flexibilidad al Trabajador Social para invitar al trabajo a todo el sistema familiar, a algún subsistema familiar, o a los miembros en forma individual. La atención puede ser en la oficina del trabajador Soial, en el domicilio de la familia, el lugar de trabajo, escuela, etc.

Al iniciar un proceso de intervención familiar, es importante tener presente lo que señala Vesna Tomic, quien plantea que en la intervención familiar se dan dos ciclos:

Ciclo Procesual: el cual desarrolla el sistema cliente y está compuesto por cuatro etapas:

  • 1. conocimiento del problema.

  • 2. reflexión.

  • 3. decisión del cambio.

  • 4. acción para el cambio.

Ciclo Metodológico: el cual desarrolla el sistema profesional y esta compuesto por cuatro etapas:

  • 1. Estudio o diagnóstico de la situación.

  • 2. Interpretación del problema frente al marco de referencia.

  • 3. Intervención planificada.

  • 4. Evaluación.

“Las etapas de ambos ciclos no se confunden y el ciclo metodológico se repite varias veces en cada etapa del ciclo procesual” 32

Etapas del Método para el Trabajo Social Familiar 33

a. Diagnóstico Individual / Familiar b.- Acuerdo o Contrato. c.- Intervención Familiar d.- Evaluación Familiar y
a. Diagnóstico
Individual / Familiar
b.- Acuerdo o Contrato.
c.- Intervención Familiar
d.- Evaluación Familiar y
Cierre

32 Op. Cit. Vesna Tomic. Pp. 43.

33 Estas etapas son la representación formulada para el modelo de intervención para el Trabajo Social familiar

desarrollado por Donoso, M y Saldias, Pp. 160. Las mismas presentan algunas modificaciones pues se han

complementado con las propuestas teóricas de la docente María Ximena Méndez Guzmán: “Trabajo Social de Caso:

enfoque piscosocial de intervención clínica”. Universidad de Concepción, Chile, 2000, Pp. 133 – 141.

Esquema del Proceso Metodológico.

DEMANDA FAMILIAR DIAGNOSTICO INDIVIDUAL / FAMILIAR DIMENSION DIRECTA DIMENSION DIRECTA ACUERDO O CONTRATO ACUERDO O CONTRATO
DEMANDA FAMILIAR
DIAGNOSTICO
INDIVIDUAL / FAMILIAR
DIMENSION DIRECTA
DIMENSION DIRECTA
ACUERDO O CONTRATO
ACUERDO O CONTRATO
INTERVENCION FAMILIAR
INTERVENCION FAMILIAR
EVALUACIÓN FAMILIAR Y CIERRE

La Demanda Familiar:

La demanda familiar antecede al proceso metodológico y es importante conceptualizarle en el ámbito familiar. Esta se inicia cuando una persona o familia acude al Trabajador Social con una demanda o petición. “La demanda es la solicitud que la {persona} 34 o familia realiza al Trabajador Social, y su significación genérica es que esa persona o familia encuentra alguna laguna o vació, en algún aspecto de su existencia que espera llenar con la respuesta a ‘su’ demanda” 35 . A veces la demanda aparece como individual, pero usualmente puede ser definida como familiar o grupal.

Es necesario tener en cuenta que la demanda, generalmente es el primer contacto de la familia con el Trabajador Social, donde {la persona} o familia están ene una situación de stress presentando además temor a ser juzgados, sentimientos de hostilidad y cansancio frente a la burocracia de los sistemas.

34 El texto original presenta acá el término cliente.

35 Ituarte, Tellaeche, Amaya. Op. Cit. Pp. 21.

La demanda puede adoptar múltiples formas, puede ser explicita y concreta (por ejemplo una información, un recurso) o inespecífica y ambigua (estoy muy mal, tengo muchos problemas, quiero que me ayuden), material (préstamo para pagar deudas, materiales de construcción), inmaterial (necesito hablar con alguien, que me escuchen, que me aconsejen), en términos individuales (algo que me pasa a mi) o familiares (mis padres están enfermos, el problema que tenemos en mi familia).

La

demanda es el primer elemento de información con que contamos y nos da orientación acerca

de:

  • 1. Lo que la persona demandante considera que es problemático para ella, su familia o para su entorno inmediato.

  • 2. La manera cómo esa persona encara sus dificultades, como algo propio y que está en relación consigo misma; o como algo que le es ajeno, que le es dado.

  • 3. De las expectativas que tienen esa persona en la resolución de sus dificultades y del papel que, a su juicio, tienen que cumplir tanto ella, como la institución, el Trabajador social, los recursos.

  • 4. Finalmente, de la forma cómo cree que puede ser ayuda por el Trabajador Social 36

Sin embargo, como destaca Amaya Ituarte, la demanda cumple a menudo otra función, que es ser la “llave” para acudir a un especialista o para solicitar ayuda. Muchas veces las personas o familias en situación de mucha tensión o sufrimiento, no se atreven a pedir ayuda. En ese sentido, a veces, la demanda enmascara el autentico problema, en otras ocasiones esta demanda, no es más que “la punta de la madeja” de otra serie de problemas mucho más profundos y encubiertos.

Además de considerar la demanda como una fuente de información, es importante evaluar se la persona o familia acuden por propia iniciativa o por una derivación de otro profesional o institución. En el case de una consulta espontánea la motivación la cambio, teóricamente, podría ser diferente, podría significar una mayor conciencia de su situación problema; en el caso de una derivación, podría ser la situación inversa, es decir, acude al Trabajador Social por que otros so lo han indicado y no es percibido por la persona o familia como una fuente de preocupación.

En síntesis podemos decir que la “demanda por si sola” nos da una información incompleta y sesgada. Por otro lado “es la primera fuente de información con que contamos para poder decidir si podemos intervenir profesionalmente y, en tal caso, qué tipo de intervención es la más adecuada” 37 . Para que la intervención profesional responda realmente a la necesidad de {la persona} o familia, esta demanda debe ser analizada en los términos de la persona demandante (en su ámbito vital, personal, familiar, cultural, etc.).

  • a. Diagnóstico Individual / Familiar 38 :

La palabra diagnóstico proviene del griego diagnóstikos formado por el prefijo dia que significa “a través” y gnosis que se traduce como “conocimiento” o “apto para conocer”. “El termino indica el análisis que se realiza para determinar cual es una situación y cuales son las tendencias de la misma. Esta determinación se realiza sobre la base de informaciones, datos y hechos, recogidos y ordenados sistemáticamente” 39 .

  • 36 Ibid., Pp. 22.

  • 37 Ibid., Pp. 24.

  • 38 Esta etapa ha sido modificada para efectos de la elaboración del presente material de apoyo a la docencia.

  • 39 Ander – Egg, Ezequiel. “Diccionario de Trabajo Social”. Editorial Lumen, Buenos Aires, argentina, 1995.

Aproximación a la Idea de Diagnóstico Piscosocial 40 .

Es un proceso a través del cual el Trabajador Social estudia y analiza la información disponible en relación a {la persona o la familia} y su problema, con el fin de elaborar un juicio profesional que oriente su intervención”.

Este estudio usualmente se divide en tres áreas de análisis:

a.- Área Individual: Son aquellos elementos que tienen que ver estructuralmente con la persona que sufre el problema y sus características individuales:

Etapa del ciclo vital individual.

Resolución de tareas de la etapa.

Características de personalidad que facilitan y dificultan el proceso.

Límites personales.

Elementos físicos que afectan la resolución del problema.

Enfrentamiento de problemas similares.

Recursos.

Disposición al cambio.

Apoyos situacionales y otros significativos.

b.- Área Familiar: Tiene que ver con el estudio de la familia como sistema estructural y sus subsistemas más significativos:

Etapa del ciclo vital familiar.

Resolución de tareas de la etapa.

Composición familiar.

Impacto del problema al interior de la familia.

Dinámica interna (roles, normas, funciones, status y autoridad.).

Comunicación y expresión de los afectos.

Recursos familiares.

Disposición al cambio.

Apoyos situacionales y otros significativos.

Límites familiares.

c.- Área Medioambiental: Corresponde al estudio de las relaciones y vinculaciones que establece la familia con el medio ambiente lejano:

Vinculación con las instituciones más cercanas (Iglesia, escuela, consultorio, junta de vecinos etc.). Relación de la familia con otras familias significativas (Parientes, vecinos, amigos).

40 Aspectos Sistematizados por la docente Maria Ximena Méndez Guzmán, Trabajadora Social, Licenciada en Trabajo

Social, Magíster en Educación para el Trabajo Social, Doctor en Ciencias de al Información. Especialista en el área de la

intervención con individuos y familias.

Variables que favorecen o dificultan la aparición del problema.

Recursos disponibles en el medioambiente.

Aspectos Generales a tener en cuenta:

  • 1. Compartir y chequear el diagnóstico con {la persona} o la familia.

  • 2. Toda comunicación con {la persona} y su familia genera un proceso educativo. {La persona} no es un ente pasivo, maneja poder, tiene recursos, se comunica. Si no lo hace, el Trabajador Social aprende de él, pero {la persona} no gana nada.

  • 3. {La persona} debe entender lo que pasa. ¿Qué hacemos y por qué lo hacemos? De este modo puede canalizar mejor sus energías para el tratamiento.

  • 4. Dejar un espacio para que {la persona} se explicite a sí misma su situación. ¿Por qué le pasa lo que le pasa? ¿Qué razones hay para que esté así?

  • 5. Trabajador Social y {la persona} deben objetivar la situación. Explicitarnos las percepciones que ambos tenemos sobre el problema

  • 6. Análisis de la “pirámide invertida”, implica llegar al máximo de focalización, para tener claridad acerca de donde intervenir.

Diagnóstico Pisicosocial Centrado en la Persona:

El diagnóstico centrado en {la persona}, tiene su mayor exponente de todos los tiempos en Mary Richmond (1917) y posteriormente en Gordon Hamilton y Florence Hollis, quienes en la década del 40 orientaron esta etapa metodológica, sobre una base psicológica, influida aún fuertemente por el psicoanálisis… Este surge en una época de depresión económica, pero donde sin embargo, se atribuyen a las condiciones intra psíquicas de las personas, la causa de las dificultades que padecían y no a la situación social y económica que les tocó vivir. De hecho, Mary Ellen expresa que la mayoría de los problemas con los que trabaja el Asistente Social, son de naturaleza interpersonal. El foco está siempre puesto en la persona y su situación. La meta terapéutica del Trabajo Social tiene que ver con dos cuestiones centrales: Reducir las presiones del medio ambiente y fortalecer el ego de {la persona}.

Con todo, en esa época no se percibe la circularidad de los problemas sociales ¿cuanto afecta la pobreza la psiquis de las personas?. El diagnóstico siempre se inicia con el esfuerzo por comprender a la persona y al problema. Esto implica un estudio que incluye como factor esencial el conocimiento de la forma y el grado en que la persona está afectada por su medio y el impacto que a su vez, éste tiene en él. La relación profesional se convierte en un factor central en el diagnóstico y tratamiento del problema, por lo cual es necesario involucrarse en algunos aspectos individuales del cliente, particularmente, aquellos vinculados a la personalidad y las fuerzas y debilidades del ego.

  • 1. La Personalidad: ha sido definida de distintos modos por diversos autores, dependiendo del modelo teórico que se use. La OMS por ejemplo la define como “un patrón enraizado de modos de pensar, sentir y comportarse, que caracterizan el estilo de vida y modo de adaptarse único de un individuo, los que representan la resultante de factores constitucionales evolutivos y sociales. Estos patrones comportamentales tienden a ser estables y a afectar múltiples dominios conductuales. Se asocian frecuentemente, pero no siempre, y con grados variables de malestar subjetivo y alteraciones del funcionamiento social"… La personalidad es aquel conjunto estable de modos de comportarse, vivenciar y

pensar de un individuo a lo largo del tiempo" (R: Florenzano)… “La organización dinámica al interior del individuo, que determina su conducta y pensamientos característicos".

Está determinada por la conjunción de factores temperamentales y caracterológicos. Los primeros ponen el acento en lo genético, biológico y constitucional. Los segundos destacan la importancia del medio ambiente y en especial de las experiencias de relación interpersonal temprana con los padres, la familia y luego la sociedad.

La personalidad crea su estructura progresivamente durante la niñez y la adolescencia, siendo en la adultez temprana donde se alcanza una definición más estable y perdurable., por tanto en este proceso de estructuración de la personalidad intervienen los procesos de maduración y de aprendizaje… Si el desarrollo de la personalidad depende en gran parte de las condiciones sociales en que crece una persona, la cultura y sistemas sociales distintos conducen también a distintas personalidades. Se trata de procesos de aprendizaje a los que toda persona está sujeta a lo largo de la vida, en este proceso se adquieren conocimientos, información, la capacidad de pensar, la inteligencia, habilidades, actitudes concientes e inconscientes, valores y hasta sentimientos.

Sin embargo, es necesario enfatizar aquí el hecho de que se trata de procesos individuales y

únicos.

Los hermanos enfrentados a vivencias similares, desarrollan diferencias en cuento

a su personalidad, salvo los gemelos univitelinos quienes presentan una predisposición igual a la del otro. La personalidad es dinámica y admite procesos de evolución y transformación.

Por cierto, es necesario hacer una diferenciación entre conceptos que equívocamente se usan como sinónimos:

  • a. Carácter: Se entiende por ello la esencia individual y constante de una persona. Son rasgos relativamente persistentes del comportamiento frente al mundo exterior y a uno mismo. El carácter es un aspecto de la personalidad, tiene que ver con la actitud de las personas hacia al entorno, sobre todo respecto de los sentimientos permanentes.

  • b. Temperamento: Fue definido en el tiempo de Hipócrates (400 A.C.) quien hizo una distinción entre colérico (aquel fácilmente irritable), sanguíneo (impulsivo y activo), melancólico (depresivo y con tendencia a la tristeza), y el flemático (apático). En consecuencia los temperamentos surgirían por la preponderancia de uno de estos cuatro estados de humor, aún cuando existe consenso en afirmar hoy día, que el temperamento se relaciona con las características físicas y la constitución corpórea de las personas, lo que no establece tipos definidos, pero ciertamente genera predisposiciones. Ejemplos: Tipo grueso: extrovertido y alegre. Tipo delgado: tímido, introvertido. Cada personalidad es un todo, ningún individuo puede ser nunca totalmente igual a otro, cada sujeto presenta una totalidad estructurada y única. Tanto los conceptos de carácter como de temperamento se definen como cualidad de la personalidad, igual que la inteligencia y las habilidades… Todas las personas accionamos determinados mecanismos que permiten defender la personalidad ante situaciones de tensión y conflicto, estos se denominan Mecanismos de Defensa, que tienen las siguientes características:

Son involuntarios y por tanto inconscientes

Expresan una debilidad del ego

No resuelven el conflicto, solo protege la personalidad

Se usan en forma circunstancial.

Si la conducta que explicita el mecanismo se hace conciente, ya no se trata de un

mecanismo de defensa y por tanto ya no protege a la persona quedando más vulnerable aún a la influencia del medio y acumulando mucho más dolor. Los mecanismos más comunes son:

  • a. Compensación.- Es el mecanismo mediante en cual el individuo hace resaltar algún atributo de su propia personalidad, a fín de disimular alguna debilidad que le provoca algún sentimiento de culpa o inferioridad real o imaginario, aliviando la tensión y logrando aprobación social. A veces un esfuerzo por disfrazar o equilibrar un defecto físico o psíquico puede ser positivo porque implica luchar contra las limitaciones.

  • b. Fijación.- Implica detenerse en determinados momentos del desarrollo bio-psico-sexual del individuo debido a la imposibilidad de encontrar soluciones adecuadas a los problemas y tensiones que generan las tareas de la etapa en que se vive. Se frena la evolución. Ej. Si una persona no ha visto satisfechas sus necesidades de amor y seguridad en la etapa oral, es probable que durante toda su vida continúe con un patrón de conducta oral. (fijación por la comida, bebida, cigarrillo etc)

  • c. Desplazamiento.- El individuo traspasa sentimientos y emociones de un sujeto u objeto distinto de aquel que los provocó porque siente que es peligroso o inadecuado expresar libremente aquel sentimiento. Este mecanismo también se llama "sustitución" y puede adquirir tres formas:

Fobias: Se hace objeto de sentimientos agresivos algo, para no hacerlo con alguien a quien se puede estar unido emocionalmente. (oscuridad - madre) Resentimiento: El individuo se siente víctima de una situación y desplaza su odio hacia la sociedad o grupo social. Chivo Emisario: La persona hace víctima de sus conflictos a un tercero, que ve más débil.

  • d. Identificación.- El individuo se apropia de atributos deseables que admira en otros, generalmente aquellos por los cuales siente afecto. La identificación es importante especialmente durante las primeras etapas del ciclo vital, sin embargo en la adolescencia se debe buscar una imagen propia.

  • e. Negación o Supresión.- La persona excluye de su mente pre - conciente los pensamientos e impulsos que le son desagradables o dolorosos.

  • f. Conducta Reactiva o Formación de Reacción: La persona asume una conducta diametralmente opuesta a sus sentimientos o deseos inconscientes para esconder sus verdaderos sentimientos (amor - odio)

  • g. Sublimación: Para Freud es el más importante. El individuo reprime impulsos y tendencias socialmente inaceptables hacia conductas que sí lo son. Representan para la persona una situación de frustración producida por la tensión de no poder realizar abiertamente el deseo sexual. Se cree que este mecanismo es muy importante para el logro de metas artísticas.

  • h. Regresión: Retroceso a tipos de comportamiento infantiles que en esa etapa de la vida de la persona, le produjeron satisfacción (caprichos, mentir, llanto)

  • i. Racionalización: Es un mecanismo intelectual, en el cual el sujeto trata de explicar situaciones o conductas a través de una serie de razonamientos lógicos. Es un mecanismo muy positivo.

  • j. Proyección: Consiste en encontrar en otra persona todos aquellos impulsos, ideas y pensamientos inaceptables en uno mismo. Se usa para reducir la tensión, es moralista y transfiere la responsabilidad.

  • k. Idealización: Es un modo de defenderse de un sentimiento que no es bueno, valorando sobredimensionadamente las cualidades de alguien

  • l. Simbolización: Es la evocación en la mente de una idea u objeto simbólico, en reemplazo de algo real. Los símbolos constituyen el lenguaje del inconsciente y representan deseos instintivos, que solo tienen sentido para esa persona.

Solo dos mecanismos se estiman como altamente negativos en tanto denotan una patología complicada, que requiere de intervención oportuna

  • a. Conversión: La mente trabaja sobre el cuerpo y lo hace producir cambios. La persona tiene un conflicto, actúa impulsivamente y al reaccionar sus nervios afectan el sistema censor, desconectando aquella parte del cuerpo.

  • b. Somatización: Este es el más serio porque el cuerpo es dañado efectivamente. Los problemas psicológicos se convierten en problemas físicos reales-

Guía para la Descripción de la Personalidad durante la Entrevista 41 :

1) Aspecto externo: Constitución física, corte de la cara, color de pelo, de los ojos, rasgos físicos en general o fisonómicos que destacan, aseo personal, vestimenta.

2)

Conducta Expresiva: Motricidad general, porte, gesticulación, apretón de manos, mímica,

3)

tics, mirada, habla, expresión oral, trastornos del lenguaje. Capacidades: Inteligencia, habilidades, destrezas, capacidades prácticas, fantasía.

4) Propiedades del curso de la acción: Vitalidad, intensidad, impulsos, sensibilidad, ritmo,

5)

concentración, actitud. Estado de ánimo principal: Maníaco, travieso, optimista, risueño, satisfecho, equilibrado,

agobiado, depresivo, pesimista, insatisfecho, lábil, cambiante, caprichoso, indiferente. 6) Apetencias y sentimientos: animado, reservado, frío, razonador, tosco, apático, de reacciones rápidas, capaz de entusiasmarse, tenaz, superficial, resistente, afectivo, sensible, simpático, reservado, cerrado. 7) Actitudes, Impulsos y necesidades característicos: Vital, activo, diligente, débil, reprimido, alterado, impetuoso, egoísta, codicioso, rencoroso, altruista, bondadoso, modesto, pedante, miedoso, desconfiado, creador, original, emprendedor, justo, leal, 8) Otras actitudes y comportamientos.- Actitud moral, escrupuloso, formal, honrado, sin

9)

conciencia, irresponsable desamparado, conciencia de sí mismo, vanidoso, narcisista, orgulloso, autocrítico, inseguro, desequilibrado, auto imagen, modesto, muy controlado, voluble, caótico, rígido, perseverante. Contacto con las personas: Absorbente, autoritario, agresivo, sádico, dependiente, sumiso, sociable, amigable, aislado, huraño. En su relación con el sexo opuesto, definir si acepta su rol sexual, contactos normales de acuerdo a su edad, reprimido, pervertido, fantasioso hostil, insatisfecho. Respecto de su relación con los animales y el mundo material, definir si es amante de la naturaleza y los animales, materialista, indiferente, negativo, destructivo.

  • 41 Modificado Gustav Brandt en el texto "Psicología y Trabajo Social”.

Algunos Trastornos más Frecuentes a Considerar en el

Diagnóstico de Piscosocial ..

  • a. Salud física.-

Antes que nada.

lo básico

para

que

el

cliente comience

a visualizar

soluciones es sentirse físicamente bien. ¿Hace cuento tiempo no se realiza un control de salud?

  • b. Angustias.- Cuando la personalidad contiene más energías de la que es capaz de descargar, el individuo reacciona desarrollando procesos angustiosos. Estos, constituyen el tipo básico de lo que se llama “situación traumática”, en donde el organismo contiene más tensión y estímulos de los que puede dominar. Se manifiesta por ansiedad, hipertensión, verborrea, taquicardia. Es una sensación desagradable de expectación y aprensión, que en el caso de una persona normal es vívida como una respuesta necesaria y adecuada a la situación, de ese modo el sujeto no se preocupa por la ansiedad en sí, sino por la situación que está viviendo. Es una respuesta legítima a complejos cambios fisiológicos, cognitivos y conductuales y cumple una función homeostática. La ansiedad es patológica cuando es desproporcionada al strés que la provoca y se mantiene aún después de que el peligro haya desaparecido o se presenta sin que exista un motivo. Es posible a veces encontrar una distinción entre angustia, que representa en definitiva los componentes somáticos que experimenta en individuo y ansiedad que se vincularía más bien a los aspectos psíquicos del proceso, sin embargo en nuestro país, existe consenso en usar ambos conceptos indistintamente, en tanto son factores que se presentan interrelacionados. Existe una distinción importante entre angustia y miedo. Este está siempre vinculado a un objeto, la angustia en cambio, puede aparecer por temor a nada (sin un objeto real) y también ante situaciones concretas.

  • c. Depresión.- Se define como un desajuste afectivo en el que priman los sentimientos negativos, el desánimo y la desesperanza. Se pierde la capacidad de disfrutar y aparece una inclinación a autoculparse. Para que esta sea considerada una enfermedad y no un simple estado de animo, debe presentar simultáneamente signos y alteraciones de distinto orden:

Emocionales: Que se reflejan en tristeza, melancolía, irritabilidad; Cognitivas o de pensamiento: Expresadas en la dificultad de concentración, indecisión, pesimismo, culpa, confusión y hasta ideas suicidas. Físicos: Como por ejemplo los trastornos del sueño, de la alimentación y cambios en la presión corporal y arterial… A su vez, este tipo de trastorno, presenta las siguientes específicas: Son alteraciones primarias del estado afectivo; Presentan una psicopatología estable y prolongada; Tienen una representación cerebral; Tienen una naturaleza periódica; Se asocian a una probable vulnerabilidad genética; Se relacionan con rasgos de la personalidad específicos; Permite una restitución bio - psico-social integral… Existen múltiples clasificaciones de depresión, sin embargo la más simple es la siguiente:

Depresión Primaria: Su origen no se vincula a la causas orgánicas, sino a trastornos emocionales y de afectividad. Depresión Secundaria: Presenta algún tipo de causa orgánica, como por ejemplo el hipotiroidismo, o como efecto secundario de la administración de algún medicamento. Depresión Endógena: Las causas están en el propio sujeto, especialmente en aquellas personas que tienen problemas de personalidad y ego débil. Depresión Reactiva: Es el tipo más frecuente. Se presenta un evento que desencadena una crisis, pero esto de une a una predisposición del sujeto en torno a su tipo de personalidad. Depresión Bipolar: Aparece como la menos frecuente. La persona presenta períodos de euforia y de depresión severa. Su diagnóstico es mucho más difícil, además porque tiende a confundirse con psicosis… Inciden en la ocurrencia de la depresión además, factores de orden psicosocial, como por ejemplo: Género: Se presenta con mayor frecuencia en las mujeres que en los hombres en todas las culturas y su explicación se

vincula al rol y a la relación familiar y a factores de tipo biológico y hormonal; Edad: En general el promedio de aparición de la enfermedad, bordea los 30 años y las depresiones mayores alrededor de los 40, sin embargo, aparentemente por la naturaleza de las exigencias sociales, estos promedios han bajado considerablemente, sobre todo en los países más desarrollados; Estado civil: Se presenta con mayor frecuencia en los solteros y separados; Factores socio-económicos: Aparecen como independientes de este tipo de factores. Investigaciones indican que en las clases sociales más altas, se da con mayor frecuencia por ejemplo que en la población rural, sin embargo, en nuestro país ello no es tan claro.

  • d. Trastornos de la conducta alimentaria: Los más importantes son la anorexia nerviosa y la bulimia. Ambos están muy vinculados entre sí ya que comparten rasgos clínicos y al mismo tiempo muchas personas pasan de una patología a otra en la evolución del desorden, que ciertamente se presenta con mayor frecuencia entre las mujeres desde la adolescencia hasta la adultez temprana (15 y 35). La palabra Anorexia, proviene del griego y significa falta o ausencia de apetito, usualmente se le vincula con trastornos histéricos y obsesivos y se caracteriza por el deseo irrefrenable de alcanzar la delgadez a toda costa, en la cual la amenorrea es una de sus síntomas centrales, además de la distorsión acerca del propio peso y la silueta corporal. Sus causas pueden ser: Estructura familiar restrictiva, sobreprotectora y rígida; Rechazo a la sexualidad; Deseo inconsciente de detener el crecimiento; Sobrevaloración contemporánea occidental a la delgadez; Manifestaciones neuroendocrinas y alteraciones del hipotálamo… Las primeras descripciones de Bulimia corresponden a la antigua Grecia y a Roma. Denota la conducta definida de un comer incontrolado, seguido de hiperfagia y vómitos autoinducidos, que incluye el mal uso de laxantes, diuréticos y ejercicios excesivos. Presenta en general las mismas causas de la anorexia y su principal característica es que el cliente desarrolla episodios recurrentes de comidas grotescas, como conducta compensatoria a algún estímulo de tipo restrictivo, hecho que ocurre como promedio a lo menos dos veces por semana… Se puede clasificar este cuadro de acuerdo a dos tipos específicos: Bulimia Nerviosa de Tipo Purgativo: Durante el episodio de bulimia, la persona se provoca regularmente el vómito o usa laxantes y diuréticos en exceso. Bulimia Nerviosa de Tipo No Purgativo: Durante el episodio el individuo emplea otras conductas compensatorias inadecuadas, como por ejemplo, el ayuno, ejercicio intenso, pero no se provoca vómito ni usa medicamentos.

  • e. Trastornos del Sueño: El sueño es indispensable para el normal funcionamiento del Sistema Nervioso Central. Sus trastornos implican grandes desequilibrios en las funciones cerebrales y corporales, pudiendo conducir a la muerte. Un sueño normal puede desarrollarse entre 6 y 8 horas por día en forma sucesiva y sin interrupciones. Durante la vejez los requerimientos de sueño son menores y usualmente son inferiores a 6 horas. El insomnio es un síntoma y no una patología específica. A veces se le ha denominado Insomnio de Conciliación, el que se presenta en forma normal ante situaciones estrés o de sobrecarga emocional, así como además es posible identificar otras factores que lo producen, como por ejemplo, al alcohol, café, té, nicotina, estimulantes en general, corticoides y antidepresivos. Se lo define como la incapacidad crónica para iniciar o mantener el sueño y para obtener la cantidad y calidad de sueño necesario para un funcionamiento diurno adecuado. Existen algunos trastornos del sueño que están relacionados con la respiración, denominados apneas que se asocian a dificultades del cliente para concentrarse, cefaleas matinales, obesidad e hipertensión. Por otro lado, están las pesadillas, (se dan entre los 3 y 6 años y se relacionan con síntomas de estrés post- traumático) el terror nocturno, que sólo deben ser considerados patológicos si se presentan

aún en la adultez y el sonambulismo, se registra en la fase de sueño lento, existiría aparentemente un patrón hereditario y disminuyen con la edad.

El Diagnóstico del Ego:

El ego, en su concepción más simple, se lo define, como un conjunto de cualidades de adaptación. Es un proceso psíquico cuya tarea es observar los distintos factores internos y externos que inciden en el organismo, integrar estas exigencias y elegir la función que mejor sirve al equilibrio y

adaptación de la personalidad

En el contexto psicoanalítico, el ello responde a los impulsos

... biológicos primitivos, forma parte de las manifestaciones psíquicas de los instintos y constituye la

fuente de energía de toda personalidad… El súper ello, permite desarrollar un sistema internalizado de prescripciones sociales o normas, corresponde al proceso de aprendizaje cultural y la socialización.

El ego actúa como elemento mediador. Evalúa la forma en que se desarrollan las funciones psíquicas, teniendo en cuenta las normas, como correcto e incorrecto, bueno o malo, aprueba o no, las acciones o impulsos del individuo. La función principal del ego es mediar entre el ello y el super ello, neutralizando sus fuerzas. El ego ideal contiene un hágalo, no lo haga. Un ego sano encuentra formas de establecer compromisos entre las presiones competitivas internas y capacita a las personas para manejar las demandas del medio ambiente… El ego no es real, es un concepto que se usa para explicar cosas acerca de nuestra conducta. No hay egos permanentemente fuertes ni débiles, dependen básicamente de los acontecimientos del momento y de las experiencias el pasado que han marcado fuertemente a las personas. Lo más estable es la personalidad.

El concepto de ego, suele usarse como sinónimo de autoestima, sin embargo, esto no es absolutamente correcto. La concepción de autoestima tiene que ver con la valoración que cada persona se pone a sí misma. Es el puntaje psicológico con que cada uno mide diferentes aspectos de su vida. Tiene un orden cultural, que es internalizado y por tanto se concentra en el súper ello… La sociedad y la cultura proporciona los parámetros de medición del autoestima, porque impone los mandatos a los cuales ajustarnos. Los desajustes son vividos como un fracaso personal y representan una menor valoración de uno mismo.

Las emociones conflictivas no surgen normalmente de los hechos mismos, sino de la interpretación que nosotros hacemos de esos acontecimientos. Se puede manejar las emociones, si se logra modificar, las formas irracionales e inadaptativas de observar el mundo y los hechos…El grado de fuerza del ego, es el elemento de la personalidad, que el Asistente Social de Casos trabaja más intensamente, por ello es necesario aprender a diagnosticarlo en {la persona}. Si no es posible diagnosticar abiertamente estos elementos, el Trabajador Social debe hacer cosas que le permitan propiciar espacios para desarrollar una estrategia de prueba, puesto que una {persona} con un ego débil, es una persona que requiere una intervención más profunda. Aspectos a considerar:

  • a. Tono Afectivo: Tiene que ver con la capacidad de expresar un rango de sentimientos en forma adecuada a la situación.

  • b. Flexibilidad Cognitiva: Responde a la capacidad de captar diferentes ideas y observar distintos puntos de vista. Tiene que ver con la ausencia relativa de prejuicios y la amplitud de criterios.

  • c. Sensación de Autovaloración: Son las personas autorreferentes. Aparentan tener un alta autoestima, para esconder su propia auto imagen. Cuando alguien cree en sí mismo es capaz de reconocer tanto sus cualidades como sus defectos.

  • d. Libertad Relativa de los Conflictos Internos: Cuando una persona cree que tiene razón porque está convencido de ello, actúa en consecuencia, no vacila y está en condiciones de asumir. Un ego débil no avanza, va siempre de un lado a otro. También se conoce este proceso como "consistencia"

  • e. Bloqueo: Mente en blanco.

  • f. Acting-out: Las personas hacen cosas, para alejar la atención del punto importante. No enfrenta aquello que le produce tensión. Son personas necesitadas de estimación psico- infantil.

Algunos Diagnósticos Clínicos de Nivel Individual:

Diagnosticar implica afirmar la existencia de una patología determinada y por lo tanto, está íntimamente ligado a un conocimiento previo de aquello que se diagnostica. Sin embargo lo que al Trabajador Social como clínico le consta, no es el problema en sí mismo, sino el o los síntomas, o manifestaciones del problema., que le permitirán elaborar un pronóstico. El Diagnóstico es el acto de inferir un proceso conocido previamente a partir desde una serie de síntomas que pueden ser constatados empíricamente. Proporciona una base real para la individualización del cliente. Requiere de la observación, de una adecuada comprensión del problema, de la persona y su situación. Ee basa en los conocimientos teóricos del trabajador social, su personalidad y su experiencia personal y profesional, lo que permitirá dar un significado a los antecedentes recogidos.

a.- Diagnóstico Dinámico: Representa un corte transversal de las fuerzas que intervienen activamente en el problema expresado por {la persona}, las que provienen del propio sujeto o del ambiente y actúan en la persona y en su situación. Expresa la interacción de las fuerzas que están presentes en el aquí y ahora. Estudia la interacción entre el cliente y las otras personas significativas o sistemas relevantes de modo de poder determinar donde introducir el cambio. La tarea fundamental del trabajador social es llegar a definir en qué consiste el problema, qué factores psicológicos, físicos y sociales contribuyen a él, qué efectos tiene sobre el bienestar del cliente y su familia y cual es la solución deseada o factible. Su objetivo es determinar como puede serle más útil el trabajador social a su {sujeto de atención}.Para que la intervención sea intencionada y no meros impulsos intuitivos, es preciso llevar a cabo una tarea profesional de resolución de problemas, que exige: Recoger información de la persona, el problema y la situación; Analizarlo y organizarlo en el contexto específico de la situación de caso social; Reflexionar la información hasta establecer un juicio sobre el significado del problema; Planificar lo que se debe hacer y como hacerlo. Esta tarea mental consiste en examinar las partes de un problema atendiendo a la importancia de las variables que lo componen, las relaciones entre estas variables y los recursos disponibles. Es el diagnóstico típico de Trabajo Social clínico. Es dinámico porque involucra aspectos psicológicos, físicos y sociales en interacción. Es holístico, se modifica, puesto que el propio proceso de resolución de problemas genera nuevos cambios en el cliente, en la comprensión de su situación y la explicación de la misma.

b.- Diagnóstico Clínico: Pretende identificar ciertos aspectos cualitativos de la personalidad del cliente y las formas de conducta que caracterizan su funcionamiento defectuoso. ¿Qué pasa dentro de {la persona}?. Es un diagnóstico específico que exige poseer conocimientos en salud mental, que se adquieren con la experiencia y la capacitación, pero sobre todo, este tipo de diagnóstico debe ser realizado en equipo multidisciplinarios. Desde un punto de vista sistémico, este es un diagnóstico parcial que ayuda a comprender la naturaleza de la persona a tratar, pero la información respecto del medio ambiente en la cual el cliente participa no es lo más relevante del diagnóstico.

Usualmente el trabajador social forma parte de un equipo clínico, donde su rol fundamental es llegar al conocimiento global de los aspectos psiocosociales del cliente y su situación.

c.- Diagnóstico Etiológico: Es el diagnóstico lineal, que se basa en la causa - efecto, sigue el Modelo Richmondiano y plantea la siguiente estructura metodológica. Implica: Aclarar si el problema reside en la persona o en situación; Tratar directamente los factores causales, a fin de anular los o modificar su impacto; Definir factores causales que son inmutables; Comprender la naturaleza del problema, anticipando procedimientos para prevenir otras consecuencias… El objetivo de este tipo de diagnóstico, fue la necesidad de dar sentido y dirección a la intervención del trabajador social de casos. Richmond, lo concibió en ese sentido, desde dos perspectivas: Como proceso: Identifica y estima la naturaleza del problema, en relación al tipo de persona que es el cliente y sus formas de comportamiento. Como Producto: Centra y orienta las transacciones que tienen lugar entre trabajador social y cliente y entre trabajador social y los otros significativos.

 
  • 42 :

 

En Trabajo Social Familiar, al realizar un proceso de diagnostico con una familia; este no puede ser realizado desde una solo caracterización. Si se fragmenta a la familia y se analiza solamente algunas áreas, no se podrá comprender su efecto siempre dinámico. El desafió es una mirada holística de la familia, en donde se incluyan todas las dimensiones que la componen. El diagnostico familiar es así,

mucho más que la suma de los diagnósticos individuales de cada integrante de la familia.

 

Algunos diagnósticos difieren tente si dependiendo de la perspectiva desde la cual cada teórico ve la familia y del aspecto que es considerado sobresaliente y colocado en el centro del lente para realizar el proceso de análisis. (Por ejemplo: Minuchin, su eje es la estructura; Virginia Satir la

comunicación, etc.).

 
 

Objetivo del diagnóstico: Conocer las problemáticas sentidas y no sentidas de la familia, sus

recursos y habilidades tanto en la dimensión directa como en la indirecta.

 

Procedimientos a realizar en esta Etapa:

  • Actividades:

Contactos telefónicos o personales con él o los derivantes.

 

Revisión de fichas sociales o clínicas de familias a atender.

Visita domiciliaria.

 

Reunión Clínica / Técnica.

 

Coordinación institucional.

Registro de las intervenciones.

 
Técnicas:  Entrevista.  Observación.  Genograma.
Técnicas:
Entrevista.
Observación.
Genograma.

42 Donoso, M y Saldias, P. “Modelo de Intervención para el Trabajo Social Familiar”. Ediciones Universidad Católica

Blascañas, Chile, 1998. Pp. 147 – 199.

Ecomapa.

 

Fotografías familiares.

Hipótesis sistémicas.

 

Etc.

 

El proceso de diagnostico termina una vez recopilada toda la información significativa que se necesita para la comprensión de una determinada situación familiar. Este proceso se traduce finalmente en la elaboración de una o más hipótesis sistémicas las cuales expliquen y orienten la

intervención familiar

 

. Peggy Papp señala que la hipótesis inicial es necesariamente especulativa y se utiliza como base para recoger información adicional que habrá de confirmarla o bien refutarla. El Trabajador Social puede modificar la formulación muchas veces, a medida que obtiene nueva información de la familia. No es necesario esperar a contar con una hipótesis definitiva para intervenir, ya que con frecuencia solo las intervenciones permiten descubrir una información crucial. El propósito fundamental de la hipótesis es establecer conexiones. El modo en que se recoge la información tienen su misma importancia, por ello, al recoger la información, el Trabajador Social debe {…} tratar de no formarse juicios morales, no tomar partido por algún miembro de la familia.

Para elaborar el diagnosticó familiar cada profesional puede poner énfasis en el elemento que considere necesario o adecuado, para realizar el análisis. La selección de estas variables se hace en función de la institución donde trabaja el profesional, de los recursos, del problema presentado. No siempre hay suficiente tiempo para estudiar en detalle o en forma exhaustiva cada una de las categorías. Este diagnostico familiar se puede elaborar con la información entregada por un miembro de la familia, o con la pareja y cuando es posible, con todos los miembros de la familia en una entrevista familiar. Se este diagnostico se realiza en entrevista separada a los miembros del grupo familiar, hay que tener presente y no perder de vista que la unidad familiar es el sujeto de intervención.

Algunas Pautas de Diagnóstico Familiar 43

Pauta de Diagnóstico para la Dimensión Directa de la Familia 44 :

  • 1. Antecedentes y datos básicos sobre la familia que consulta: se espera recoger la información mínima para iniciar un trabajo de aproximación a la familia.

2.

Antecedentes de la demanda o motivo de consulta: cuando se realiza una consulta social, se hace necesario considerar el cómo y el por qué la familia está consultando en ese momento. No siempre que una familia consulta, se debe a su propia motivación, en muchas ocasiones el cliente no es la familia, sino otra persona quien por alguna razón está interesada en modificar una situación determinada de esa familia. Estas informaciones aunque parecen mínimas, permiten clarificar si el servicio donde se ubica el Trabajador Social es el que corresponde para atender el tipo de problema que presenta la familia.

  • 43 Pretenden abordar las dimensiones del tarbajo Social directo e Indirecto y consideran los aportes de cuatro autores:

Hartman y Laird; Anna maría Campanini, Pegy Papp y Virginia Satir. Rescatados del texto de Ana Isabel Mora Rojas:

“Líneas Generales para la Evaluación Familiar”.

  • 44 Las autoras del texto original, usan en este apartado gran cantidad de terminología propia de la intervención del ámbito

clínico.

3.

Antecedentes de la estructura familiar: se propone utilizar algunas preguntas que el profesional debe formularse para conocer la estructura de una familia. Para ello se propone lo señalado por Hartman y Laird en los ámbitos de : limites internos, triángulos, roles, poder y autoridad.

  • 4. Antecedentes de la situación problema: al elaborar un proceso de diagnostico familiar, si bien es importante tener una mirada holística de la familia, también es necesario una revisión profunda de algunas áreas que determinarán el proceso de intervención. Una de estas áreas es específicamente “la situación problema” que hace que la familia consulte espontáneamente o sea derivada al servicio Social. Cuando pensamos en la situación problema, nos abocamos a los ámbitos señalados por Pegy Papp y Virginia Satir en cuanto a funciones del síntoma al interior de la familia y cómo ve la familia el problema… Se tarta de que las preguntas permitan poner de manera explicita ideas, pensamientos y emociones que la familia trae de manera implícita. También es útil para detectar cual es la definición “problema” con la cual llega la familia, que puede ser o no coincidente con la del Trabajador Social. Lo más probable es que la familia llegue con una definición en donde el problema esté absolutamente relacionado con el paciente índice. La intervención parte cuando se comienza a modificar en la familia la manera de concebir el problema. Si una madre entiende como ella se “implica” en el consumo de drogas de su hijo u como este consumo aporta beneficios a la familia, la definición del problema que elabora esa madre, después de este reencuadre, será diferente y la intervención tendrá más posibilidades, dado que la responsabilidad del cambio no recaerá exclusivamente en el paciente identificado, sino, también en ella.

  • 5. Antecedentes de las Fuerzas familiares para la estabilidad y el cambio: se hace necesario considerar siempre que el cambo en la familia está mediado por dos fuerzas que son las morfoestaticas, las cuales trabajan por la estabilidad del sistema y le dan a este su continuidad y coherencia. Estas fuerzas se traducen en las reglas familiares, los significados compartidos, los valores, las expectativas de la familia, etc. Por otra parte las fuerzas morfogénicas se refieren a los procesos de autodirección que permiten el cambio, el crecimiento, la innovación y la intensificación de la viabilidad del sistema. El balance entre estas dos fuerzas señala como un sistema puede mantener su integridad y hasta donde el cambio será tolerado.

  • 6. Fuerzas o factores claves de evaluación de Virginia Satir: este esquema esta orientado hacia la definición de familias nutricias y familias perturbadas o conflictivas. Para esta autora, cualquier familia puede ser ubicada en cualquier punto de una escala que va desde una familia muy nutricia hasta una familia muy perturbada. Esta escala permitiría al Trabajador Social, sin constituir un modelo altamente sistematizado, la oportunidad de ubicar a la familia en cualquier punto del continuo y ayudar a las familias a tomar conciencia de algunos estancamientos en su funcionamiento y en su posible superación. La autora parte de la base y tiene mucha fe en que una familia conflictiva puede convertirse en una nutricia… En las familias nutricias las personas tienen: Autoestima alta; Comunicación directa, clara, especifica y sincera; Normas flexibles, humanas, apropiadas y sujetas a cambios; Enlaces con la sociedad abiertos y confiados… En las familias conflictivas las personan tienen: Autoestima baja; Comunicación indirecta, vaga, y poco sincera; Normas rígidas, inhumanas, fijas o inmutables; Enlace temeroso,

aplacante y acusador con la sociedad. La autora define cada fuerza o factor, y el análisis de cada uno lleva a determinar qué tipo de familia es 45 .

  • 1. Pauta de Diagnóstico para la Dimensión Indirecta de la Familia:

La Dimensión Indirecta: {implica} todas aquellas acciones realizadas con los múltiples elementos del medio social: instituciones, recursos, etc., que se constituyen en un complemento fundamental para el Trabajador Social. Esta requiere de parte del profesional habilidades adicionales referidas a conocer y usar los recursos provenientes de las políticas sociales… para el Trabajo Social Familiar, la dimensión indirecta adquiere una gran importancia, especialmente cuando es una situación del contexto extra familiar la que está produciendo o manteniendo una situación problema. En este caso, el Trabajador Social asume un rol de activador de recursos que pone a disposición de la familia. En Esta dimensión se consideran las siguientes dimensiones:

1. Enlace con la sociedad: Virginia Satir entiende por enlace con la sociedad, la manera como los miembros de la familia se relacionan con otras personas e instituciones ajenas a la familia. En las familias conflictivas habitualmente este enlace es temeroso, desconfiado, aplacante o de culpabilización a otros fuera de la familia. Estas no se abren al intercambio con el medio. En las familias sanas o nutricias este enlace es abierto, confiado y fundamentado en las elecciones de cada miembro. Estas familias nutricias, participan en el exterior y comparten en el interior.

2. Redes Sociales: como red social se puede entender al grupo de personas al que pertenece el individuo, en primer lugar a su familia inmediata, también la familia extensa y todas aquellas relaciones que constituyen apoyo de alguna importancia, tales como vecinos, amigos, compañeros de trabajo, etc.… Habitualmente este tipo de intervención en red concebida como un proceso de movilización de las redes operantes destinado a resolver situaciones de quiebre al interior de la familia. Esta estrategia de intervención puede estar orientada a ampliar las redes, gestar nuevas redes, o reconstruir las redes de las personas y familias, en función de los problemas y necesidades de esa unidad. Esta intervención se traduce en todas aquellas acciones de coordinación y activación de recursos que realiza el profesional con un objetivo determinado. El objetivo de una intervención en red, es transformar una red focal en una red operante y una red social abierta, en una red efectiva de apoyo… El profesional que trabaja con familiar debe conocer las redes sociales ya existentes en u n territorio determinado y estar dispuesto a crear contextos favorables para la emergencia de nuevas redes sociales. Así mismo, debe tener presente que no puede transformarse en una red social sustituta para las personas o familias, haciéndolas muy dependientes de él o del servicio al cual pertenece.

45 Para profundizar en este aspecto revisar a Donoso y Saldías: “Modelo de Intervención para el Trabajo Social familiar”,

ediciones Universidad Católica Blas Cañas, Chile, 1998, Pp. 168 – 170.

3.

La aplicación de un Ecomapa 46 : como técnica complementaria al diagnóstico.

  • b. Acuerdo 47 o Contrato 48 :

Previo a desarrollar la intervención propiamente tal, {se} propone la realización de un Acuerdo {o Contrato} explicito, escrito u oral, entre el Trabajador Social y la familia.

Los primeros antecedentes de la redacción de un Contrato en la práctica {…} del Trabajo Social {…} corresponden a la década de los sesenta y fue introducido por Helen Harris Perlman… La idea fue tomada del derecho, como un modo de protocolizar un acuerdo de trabajo, donde los participantes se encuentran en una relación par, vale decir, se ideó como un mecanismo de explicitar al {sujeto de atención} que el trabajo a desarrollar debe ser igualitario y donde se registra un compromiso de participación formal. Proporciona la cuantía del compromiso de cada uno en el logro de los resultados esperados.

Objetivo del Acuerdo: se espera que se pueda manifestar a través de un ritual, las intenciones de cambio manifestadas por la familia al acudir a un proceso de intervención familiar… El propósito del contrato, es el de focalizar la atención del {Trabajador Social, la persona y la familia} en {una situación problema}, que ha sido definido por estos últimos y respecto del cual se va a trabajar, e incluye los procedimientos que se desarrollarán en el proceso.

Este acuerdo o contrato presenta las siguientes características:

Puede ser verbal o escrito, pero para que exista como tal deben darse a lo menos cuatro condiciones básicas, las dos primeras tienen que ver con las personas y las segundas con el instrumento propiamente tal:

  • 1. Consentimiento Mutuo: indica no solo la voluntad de los actores para intervenir en {la situación problema}, sino que además identifica claramente la posición de cada uno en el proceso, posición que está dada, por cierto, a partir de los roles y status que cada quien ejecuta.

  • 2. Capacidad contractual: considera las posibilidades que ofrece la institución en la que el {profesional} opera, los recursos provenientes de {la familia} y aquellos disponibles en el medio ambiente social. En definitiva se trata de formular un acuerdo susceptible de ser cumplido.

  • 3. Determinado y posible: el objetivo a alcanzar es preciso y limitado, ha sido definido previamente por { la familia} acordado con el {profesional} y está en directa relación con la modificación de una {situación} observable y modificable. Las tareas a realizar deben

  • 46 La técnica del Ecomapa será revisada en mayor profundidad posteriormente en este capitulo del presente texto.

  • 47 Donoso, M y Saldias, P. “Modelo de Intervención para el Trabajo Social Familiar”. Ediciones Universidad Católica

Blascañas, Chile, 1998. Pp. 147 – 199.

  • 48 María Ximena Méndez Guzmán: “Trabajo Social de Caso: enfoque piscosocial de intervención clínica”. Universidad de

Concepción, Chile, 2000, Pp. 139 – 141.

formar parte del repertorio de {la familia} o formar parte de un proceso de aprendizaje posible para él.

  • 4. Debe ser legal: puesto que el propósito del contrato no puede ir contra la ley, la moral, ni las normas sociales establecidas.

Dicho acuerdo o contrato debería considerar los siguientes puntos:

  • a. Identificación de los actores del proceso 49 .

  • b. Objetivo 50 .

  • c. Fechas y horarios de atención.

  • d. Lugar en que e realizarán las atenciones (institución y/o domicilio de la familia).

  • e. Duración aproximada del proceso de intervención familiar (tiempo y frecuencia de las sesiones) 51 .

  • f. Especificación y Definición del problema 52 .

  • g. Planteamiento de Tareas 53

  • h. Derechos atribuibles al profesional (citación de otras personas significativas, entrevistas individuales con algún miembro, etc.).

  • i. Derechos atribuibles a la familia (solicitudes especiales, etc.).

  • j. Arancel (cuando corresponde).

En relación a la definición del problema, se espera que una vez que el Trabajador Social en conjunto con la familia han realizado el procesote diagnostico, exista una devolución a la familia respectos a la situación problema. Como se ha mencionado anteriormente, cuando una familia consulta, viene con su propia definición del problema. Si el Trabajador Social acepta esta definición, limitará la posibilidad de un cambio más profundo en la familia, ya que su definición entenderá probablemente que el conflicto es causado por un solo miembro de la familia, “el paciente identificado”. Por esta razón, se espera que la iniciar una intervención familiar, se realice un acuerdo que también incluya un consenso respecto a la definición de la situación problema, entre el Trabajador Social y la familia. Si bien lograra esto, es a veces solamente posible con posterioridad a la intervención, por lo menos se debe velar para que toda familia se sienta mínimamente implicada en el problema y así la responsabilidad no recaiga exclusivamente en el paciente identificado. El acuerdo es principalmente un acuerdo comunicativo.

Procedimientos a realizar en esta Etapa:

  • 49 Incluye nombre, edad, rol que cumple cada uno en la intervención, lugar en que se firma el acuerdo y fecha.

  • 50 Corresponde a la definición clara y precisa de lo que se quiere modificar o lograr.

  • 51 Las letras c, d y e: son parte del Marco Formal del Acuerdo. Es importante estimar desde el inicio un número de

sesiones, puesto que produce un efecto de refuerzo positivo para los actores, lo que no excluye la posibilidad de modificar

este proceso ya sea extendiéndolo o reduciéndolo.

  • 52 Supone una breve descripción de los antecedentes generales del problema.

  • 53 Corresponde a la definición de la secuencia de acciones a desarrollar, la que debe ser acordada entre los actores. Es

importante especificar “el como” de cada tarea y que parte del compromiso asume cada uno. Como en todos los planes de

intervención esta formulación de obligaciones debe ser graduada acorde a las dificultades que presenta la realidad de la

{familia}. Es importante prever las dificultades, proporcionar sustentación y apoyo, estimular las capacidades de decidir y

posibilitar el desarrollo de estrategias propias de {la familia}.

Actividades:

Consulta social especializada.

Redacción de un contrato, si este es escrito.

Técnicas:

Comunicacionales.

  • c. Intervención Familiar:

{Sobre la base} de la definición enunciada por Dall Mª Ponticelli, la intervención familiar en el {Trabajo} Social se puede definir como un proceso de ayuda realizado por un profesional ubicado en un contexto de un sistema organizado de servicios, dirigido a personas y familias, tendientes a activar un “cambio”. A través de esta intervención se pretende atender los problemas psicosociales que afectan al grupo familiar, generando un proceso de relación de ayuda, que busca potenciar y activar tanto los recursos de las propias personas, como los de la familia en general y los de las redes sociales. Al respecto Maria José Escartín Caparrós plantea que la intervención con los clientes es la finalidad primordial de la práctica de los trabajadores sociales. Lo anterior puede reflejarse desde diferentes perspectivas: la práctica del trabajo social como respuesta al conflicto de necesidades; el trabajo social como proceso para resolver problemas; la intervención en las relaciones. {Conjuntamente}, es importante rescatar el concepto de intervención que plantea Miguel Olza, “a modo de síntesis se puede afirmar que cualquier intervención Psicosocial debe prever actividades diversificadas y simultaneas que abarcan cinco dimensiones: el propio sujeto, su ambiente, la organización social del servicio, la comunidad social en su conjunto y el marco político institucional”. Esto lleva a considerar lo que plantea De Robertis y Pascal (1987) respecto de “que en la intervención Individual hay que considerar la intervención colectiva, y en la intervención social hay que considerar la dimensión individual. Individual y social son dos polos extremos de una misma y constituyen una fuente de presión conflictiva ya que los dos polos coexisten de forma contradictoria y dinámica.

Para el Trabajo Social Familiar el Objetivo de {la intervención – acción} es: modificar en la familia pautas disfuncionales de relaciones, tanto en su dimensión interna como externa. El principal sustento de esta intervención, es la Relación de Ayuda que establece el Trabajador Social y la Familia. Para el Trabajo Social familiar {…}, existirían, como se ha mencionado anteriormente, dos dimensiones; una directa y una indirecta. Ambas intervenciones pueden ser simultaneas o en forma separada, pudiendo ser aplicadas tanto en la institución, en el hogar de la familia y/o en la localidad donde esta vive.

En relación a los problemas que ameritan una intervención familiar en las relaciones familiares desde la práctica del Trabajo Social, dos autoras, Pegy Papp y Anna María Campanini, han sistematizado al respecto.

Pegy Papp plantea que cuando existen síntomas al interior de una familia, estos cumplen distintas funciones en distintas situaciones y que algunos, son menos esenciales que otros respectos del equilibrio de la familia. Cuando el síntoma es primordialmente una respuesta a una crisis o a un hecho transitorio, no es necesario que el profesional se preocupe por las consecuencias del cambio,

ya que lo más probable es que la familia las absorba rápidamente. En tales casos, corresponde emplear un enfoque directo, en que el {…} profesional se limita a definir el problema y a aconsejar a la familia que hacer al respecto. Si en cambio el síntoma está siendo usado como un arma, o si se mantienen en un ciclo de interacción repetitivo, es muy probable que se frustre cualquier intento de aliviarlo. El {profesional} se encontrará entonces en una posición paradójica, pues la familia le pedirá que elimine un síntoma que ella misma está empeñada en mantener pero que no puede reconocer abiertamente. En estos casos, lo más conveniente es utilizar un enfoque indirecto o paradójico, que se centra en las consecuencias de desbaratar ese empeño.

De acuerdo a esto la autora identifica dos tipos de intervenciones:

Las intervenciones directas: (basadas en el cumplimiento) como consejos, explicaciones, sugerencias, interpretaciones o tareas para ser seguidas según las indicaciones correspondientes, apuntan directamente a cambiar las reglas y los roles de la familia. Entre ellas se incluyen por ejemplo: instruir a los padres sobre como controlar a sus hijos, redistribuir las tareas entre los miembros de la familia, establecer las prioridades por edad y brindar información que la familia carece, así como fomentar la comunicación franca, dar una realimentación personal a la familia y comentar directamente los patrones interactivos de la misma. Este tipo de intervención puede ser realizada por el Trabajador Social. Las intervenciones paradójicas: (basadas en la oposición) son especialmente apropiadas para los casos en que prevalecen patrones de interacción encubiertos, prolongados y repetitivos, que no responden a las explicaciones lógicas ni alas indicaciones racionales. Se la familia persiste en no responder a las intervenciones directas, esto es señal de que ciertos proyectos secretos o transacciones ocultas están bloqueando el cambio y que el síntoma esta siendo utilizado en la resolución de otra relación. Para ello se utilizan las intervenciones paradójicas, las cuales tienen un doble mensaje dirigido a la familia, por un lado se les comunica que sería bueno para ellos cambiar, y por otro lado, se les comunica que no sería bueno. Ambos mensajes son transmitidos en forma simultánea. El {profesional} está convencido de que los dos mensajes son “verdaderos”, por lo que puede transmitirlos con absoluta convicción y sinceridad. Para idear una paradoja sistémica, el {profesional} relaciona el síntoma con la función que este cumple en el sistema. Se enumeran as consecuencias de la eliminación del síntoma y el {profesional} recomienda que la familia continúe resolviendo su dilema a través del síntoma. Este tipo de intervención requiere un formación adicional, que no es adquirida por el Trabajador Social en su formación de pre – grado.

Se pueden efectuar de forma alternada intervenciones directas y paradójicas, usando las directas para comprobar la disposición al cambio de la familia y las paradójicas para continuar definiendo las transacciones encubiertas que están obstaculizando el cambio. Esto en el entendido que el Trabajador Social se ha entrenado y capacitado en este tipo de intervención.

Anna María Campanini, destaca otro tipo de intervención desde el Trabajo Social que denomina Asesoramiento Psicosocial, el cual se define “como el nivel de intervención en el que los recursos que el profesional pone en juego en el proceso de ayuda a los {sujetos de atención} 54 reconcretan, casi exclusivamente, en la capacidad del Asistente Social para utilizar la herramienta de la relación y la comunicación. Es pues un Trabajo de esclarecimiento, de apoyo que apunta al logro de un

54 El texto original emplea el término usuarios.

nuevo equilibrio en el sistema {sujeto de atención}” 55 . Asimismo, Ponticelli (1987) afirma que el {Trabajo} Social aplica el asesoramiento Pisicosocial “con el objeto de afrontar problemas inherentes a las dificultades del {sujeto de atención} o de toda la familia para hacer frente a situaciones ligadas a la asunción de nuevos e imprevistos roles sociales o deberes existenciales (jubilación, adolescencia, embarazo, emigración, pérdida del trabajo, excarcelación, enfermedad) o en situaciones en las que un individuo debe cambiar su actitud con respecto a la sociedad y sus normas ( asistencia familiar a prueba en el Servicio Social) o también en situaciones en las que existan dificultades en el nivel de las elaciones interpersonales en la familia o con instituciones sociales (relación déficit entre jóvenes y viejos, inadaptación escolar, etc.) o en situaciones crónicas que pueden llevar o la desgaste o al empeoramiento de la capacidad individual de afrontar los problemas o las relaciones interpersonales (familias con ancianos, con enfermedades crónicas, familias de minusvalidos, etc.) 56 . En estas situaciones la intervención del {Trabajador} Social, la prestación a efectuar, no se reduce a recursos materiales, sino que consiste en desarrollar con eficacia la relación de ayuda como herramienta para introducir un cambio y facilitar la evolución del sistema.

De acuerdo a lo anteriormente descrito, las autoras indican intervenciones directas y de asesoramiento Piscosocial, como formas de intervención en donde el Trabajador Social no es visto como un activador de recursos a nivel comunitario, sino que, se lo visualiza como un profesional que establece una relación de ayuda con una familia que se encuentra estancada en su proceso evolutivo y en donde la esencia del cambio frente a esta situación problema está única y exclusivamente centrada en dicha relación.

  • A. Dimensión Directa.

Procedimientos a realizar en esta Etapa:

Actividades:

Consulta Social.

Consulta Social Especializada.

Visita Domiciliaria.

Registro de las Intervenciones.

Técnicas:

Tareas.

Escultura.

Intercambio de papeles.

Manejo efectivo de los silencios.

Confrontación.

La enseñanza a través de las preguntas.

Escuchar.

Recapitulación.

Recapitulación a través del resumen.

Clarificación.

Videocinta

55 Campanini, Op. Cit. Pp. 210.

56 Ibid, Pp. 210.

Alternativas positivas. Rol – Playing. Resignificando comportamientos y percepciones. Acción. Asociación/ disociación. Expresividad. Humor.

Amplificando sentimientos y comportamientos positivos e interrumpiendo comunicación destructiva. Identificando creencias limitantes y desafiándolas. Señalar comandos (mandatos). Enlace. Cambio de Temporalidad. Distinciones entre percepción y la realidad. Co- participación. Confrontación o connotación positiva. Rastreo. Posición de especialista. Reencuadramiento.

Escenificación. Enfoque. Intensidad. Repetición de interacciones isomorficas. Modificación del tiempo. Cambio de la distancia. Resistencia a la presión familiar.

Reestructuración. Fijación de límites. Distancia psicológica entre los miembros de la familia. Duración de la interacción. Desequilibramiento.

Complementariedad. Cuestionamiento del problema. Cuestionamiento del control lineal. Cuestionamiento del modo de recortar los sucesos.

Constructos cognoscitivos. Utilización de símbolos universales. Verdades familiares. Consejo especializado.

  • B. Dimensión Indirecta.

Procedimientos a realizar en esta Etapa:

Actividades:

Consulta de orientación social.

Acciones de carácter administrativo.

Reuniones técnicas.

Coordinación con otros organismos.

Visitas Domiciliarias.

Registro de las intervenciones.

Revisión de catastros de redes o servicios.

Gestión de red.

Contactos.

Encuestas, Informes.

Técnicas:

Ecomapa.

Entrevistas en el domicilio.

Observación.

Etc.

El Plan de Intervención 57 :

La primera reflexión que se ubica en torno a la planeación de las estrategias interventivas, tiene que ver con la elección del Modelo 58 a utilizar, teniendo en cuenta que estos ofrecen el contexto general en que se desarrollará el trabajo y que es posible utilizar técnicas que aparecen como muy propias de otros modelos, pero que sin embargo, complementan el trabajo que se desarrolla.

 

Plan de Intervención

 

Modelo de Intervención

 

Situación Inicial

 
Estrategias Intermedias

Estrategias Intermedias

Estrategias Intermedias

Situación Final

Logros

Síntoma

Síntoma Objetivos

Objetivos

Síntoma Objetivos
     
 
Plan de Intervención Modelo de Intervención Situación Inicial Estrategias Intermedias Situación Final Logros Síntoma Objetivos
 
Plan de Intervención Modelo de Intervención Situación Inicial Estrategias Intermedias Situación Final Logros Síntoma Objetivos
  • 57 María Ximena Méndez Guzmán: “Trabajo Social de Caso: enfoque piscosocial de intervención clínica”. Universidad de

Concepción, Chile, 2000, Pp. 133 – 138.

  • 58 Dice la profesora Ximena Méndez que : “es posible distinguir a lo menos cinco modelos de intervención, a partir de los

cuales el Trabajador Social planifica y desarrolla su quehacer profesional, tres de ellos se incluyen entre aquellos

considerados como de largo plazo: el modelo de resolución de problemas, de terapia conductual t el modelo clínico o

Piscosocial y dos de intervención breve: el modelo centrado en tareas y de intervención en crisis… La diferencia

fundamental entre cada uno de ellos, tiene que ver con el cuerpo teórico que lo sustenta. Cada uno de sus autores ha

sostenido en su oportunidad que los problemas en que Trabaja el Asistente Social, no son los que marcan la diferencia

determinante para la elección del modelo, sino, la estrategia interventiva a través de la cual el {profesional} se siente más

cómodo”, Ibid, Pp. 133.

Diagnóstico

Juicio Prof.

Diagnóstico Juicio Prof. Etapas Intervención Evaluación Resultado Reevaluación Trabajador Social Acciones Familia
Etapas Intervención
Etapas Intervención

Evaluación Resultado

Reevaluación

Trabajador Social

Trabajador Social

 

Acciones

Acciones
Trabajador Social Acciones
 
Diagnóstico Juicio Prof. Etapas Intervención Evaluación Resultado Reevaluación Trabajador Social Acciones Familia

Familia

Los principales aspectos a considerar en la elaboración de un Plan de Intervención son:

  • 1. Presentación del Problema: consiste en realizar una breve descripción de los antecedentes generales expuestos por {la familia}. Es importante en esta instancia elaborar una Síntesis Diagnostica, esta es una reflexión en torno a las principales variables o elementos involucrados, los que se presentan en una puntuación jerarquizada, la que se ha realizado teniendo en cuenta los siguientes criterios:

Urgencia del problema.

Naturaleza del problema.

Tiempo disponible para la intervención.

Recursos {de la familia} y el medio ambiente.

Así la síntesis diagnostica le permite al {profesional} focalizar adecuadamente cada uno de los aspectos al intervenir. A continuación se presenta el siguiente ejemplo de Síntesis Diagnostica:

Grupo familiar presenta límites muy permeables.

Escasa diferenciación jerárquica.

Inadecuado cumplimiento de roles parentales.

La familia se ubica en N. S. E medio.

Estructurado bajo el sistema de convivencia estable.

  • 2. Determinación de Objetivos: ciertamente implica enunciar el objetivo final que se espera lograr con {la intervención}. Es importante que este sea negociado con {la familia}, para que los esfuerzos de todos sean canalizados en esa dirección y para que las expectativas de la familia se ajusten a la realidad… Es posible considerar objetivos generales y específicos, sin embargo el planteamiento de muchos objetivos tiende a “perder” la intervención. Para que ello no ocurra es importante considerar el foco (objetivo general) en términos de lo que se espera holgará, lo que se expresa de modo claro y simple, por ejemplo “Trabajar la estructura del sistema familiar”. Luego, los objetivos específicos tienen que ver con {todos aquellos elementos} que componen la estructura del sistema: limites, jerarquía, roles, funciones, etc., en definitiva son las estrategias intermedias que es necesario ejecutar para

lograr el resultado final… Antes de finalizar este punto, es necesario recordar que además es necesario formular un objetivo por sesión, puesto que un objetivo especifico del Plan puede ser alcanzado en más de una actividad ya sea con {la familia}, con los recursos media ambientales, con los apoyos situacionales u otros.

  • 3. Explicitación de Tareas: una tarea es una instrucción que requiere ser cumplida en el futuro inmediato y para que este trabajo resulte coherente y consistente con la realidad natural de {la familia} es necesario formular las siguientes interrogantes previamente:

¿Qué es necesario que ocurra para obtener este logro?

¿Los cambios son de orden instrumental o Piscosocial?

¿La familia} puede actuar por si sola en este momento?

¿Quien debe hacer que cosa?

¿Qué recursos adicionales se requieren?

¿Que tareas necesariamente debe cumplir {la familia} y cuales el {profesional}?

¿Es necesario buscar apoyos situacionales?

Quienes son y están disponibles? Las tareas deben planificarse desde las más simples a las más complejas, siempre considerando el estado emocional en que se encuentran {los miembros de la familia} ya que muchas veces las destrezas necesarias para cumplirla están “dentro” de las persona y otras veces requiere de un proceso de aprendizaje… es importante también escuchar a {las personas} en la planificación de este trabajo, ¿cómo cree Ud., que puede lograrlo? Y es fundamental prever las dificultades que podrían presentarse para la ejecución de la misma… Es necesario que {la familia} sienta que maneja más de una alternativa… Es muy importante no olvidar las técnicas de sustentación y apoyo para proporcionar seguridad y facilitar su cumplimiento.

  • 4. Planificación Estratégica por Sesión: no es fácil planificar por anticipado el desarrollo de {la intervención. Este depende en buena medida del curso que tomen as cosas en el nivel de {la familia} y no exclusivamente de las estrategias implementadas por el {profesional}. En este punto se debe aclarar el propósito de la sesión, enunciándolo en términos de la actividad que se va a cumplir, puntualizando claramente día, hora, lugar de realización, técnicas a utilizar y la evaluación de los resultados.

  • 5. Evaluación de los Resultados: el registro de los resultados obtenidos debe ser concreto y trascendente. Si se trata de cuestiones instrumentales normalmente sólo se registran los resultados logrados o no logrados. En el trabajo Piscosocial es mucho más importante puntualizar impresiones menos objetivas que ha tenido el {profesional} respecto de lo alcanzado, como por ejemplo la expresión se sentimientos, gestos, actitudes que influyen positivamente o negativamente en {la intervención}.

  • 1. Modelo

Esquema del Plan de Intervención

de

Intervención

seleccionado:

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

-------------------------------------------------------------

2. Presentación del problema y Síntesis Diagnóstica: -------------------------------------------------------------------------------------------------------------- -------------------------------------------------------------------------------------------------------------- -------------------------------------------------------------------------------------------------------------- ---------------------------------------------- 3. Objetivo General: -------------------------------------------------------------------------------------------------------------- --------------------------------------------------------------------------------------------------------------
2.
Presentación
del
problema
y
Síntesis
Diagnóstica:
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------
----------------------------------------------
3.
Objetivo
General:
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------
--------------------------------------------------------------------------------------
4.
Planificación Estratégica: contemplar el siguiente cuadro:
Día/Hora/
Objetivo de
Actividad
Tareas del
Técnicas
Tareas de
Resultados
Lugar
la Sesión
{Profesional}
la {Familia}

Aproximación a los Modelos de Intervención con Individuos y Familias 59 (Marial Franco y Laura

Blanco):

La palabra modelo deviene de las ciencias matemáticas, donde permite a partir de distintos niveles de abstracción, referirse a procesos descriptivos. Lo anterior en el área de las ciencias sociales se traduce como “La inclusión en un todo de los aspectos filosóficos, teóricos, metodológicos y operacionales”, con el fin de intervenir en una realidad determinada. El primer autor que introdujo la perspectiva en trabajo social fue W.Lutz, quien definirá el concepto de modelo como “un conjunto de principios de acción referidos a un campo definido de fenómenos y de experiencias”. El modelo debe especificar fines, métodos y técnicas, teniendo en cuenta el marco institucional. El modelo debe garantizar la coherencia entre los principios éticos y valores de la profesión, con los fundamentos de la vida que sustenta dicho modelo.

Componentes de un modelo:

  • 1. Tipo de fenómenos comprendidos, como así también las causas que le dieron origen, son comprendidas y explicadas de manera de una manera determinada, dando origen así a una singular concepción de las causas.

  • 2. El marco teórico será pues, el presupuesto Básico del modelo, su sustento y justificación. El contenido conceptual, es el que menciona y describe definiendo los objetos de la intervención.

  • 3. La naturaleza del marco institucional en el que el modelo es implementado aquí deben considerarse las características de la organización la correlación de fuerzas, lo implícito y lo explicito, lo instituido y lo instituyente.

  • 4. Los valores de la ética, los principios éticos del trabajo social.

  • 5. La propuesta metodológica, coherencia con los fundamentos del modelo, brindara los principios operacionales para la intervención concreta.

59 Blanco, L. y otros. “Familia y Trabajo Social”. Editorial Espacio, Argentina, 1998. Pp. 201 – 230.

6.

La naturaleza del rol. Relación entre trabajador social y sujeto, es una relación dialógica, horizontal con roles diferenciados.

Presentación de algunos Modelos para la Intervención en Trabajo Social Familiar: