Departamento de Estudios Económicos

Nº 167, Año 5 | Lunes 14 de Septiembre de 2015

FENÓMENO DE EL NIÑO: ¿CÓMO IMPACTARÁ EN LOS CRÉDITOS AL
AGRO Y A LA PESCA?
En la actualidad, la economía peruana pasa por un periodo de desaceleración, situación que no
sólo se observa en nuestro país sino también en naciones vecinas de la región y en otros
importantes países alrededor del mundo. Los factores que han desencadenado dicho enfriamiento
en el Perú son diversos y ya conocidos por todos: caída de nuestros términos de intercambio,
deterioro de la demanda de importantes socios comerciales como China, retracción de la inversión
privada y pública, entre otros. A ello se la ha sumado un alto grado de incertidumbre alimentado –
por ejemplo- por la aún incierta fecha para el alza de las tasas de interés de parte de la FED, a lo
que habría que añadirle el inicio de la campaña electoral y la inminente llegada del Fenómeno de
El Niño.
Sobre ésta última anomalía climática, existe una alta probabilidad, según diversas entidades del
exterior (como la Organización Meteorológica Mundial y el Servicio Nacional del Tiempo de EE.UU.,
o NOAA por sus cifras en inglés) y locales (Ministerio de Agricultura, Senhami) de que la magnitud
de El Niño que se avecina será muy fuerte, e incluso, se menciona que tendría una intensidad
similar a los “Mega-Niños” ocurridos en 1982-1983 y 1997-1998.
“MEGA-NIÑOS” RECIENTES
Para recordar, el gráfico siguiente muestra el impacto que tuvo el Fenómeno en el PBI del país, así
como en el sector agropecuario y pesquero. El Fenómeno de El Niño de 1982-1983 llevó a que el
PBI total registre una contracción de -10.4% en 1983,
mientras que el PBI Agropecuario reportó un descenso de “El Fenómeno de El Niño
9.6% y el PBI Pesca retrocedió -29.7%. En total, de acuerdo
de 1982-1983 llevó a que el
a una publicación de la CAF, el costo de dicho evento
PBI total registre una
meteorológico fue de US$ 3,283 millones o 11.6% del PBI del
contracción
de -10.4% en
mencionado año. El Niño de 1997-1998 también significó un
1983, mientras que el PBI
costó similar al del anterior “mega-niño” (US$ 3,500 millones
Agropecuario reportó un
o 6.2% del PBI), siendo uno de los factores que llevó a que la
descenso de -9.6% y el PBI
economía anoté una contracción de -0.4% en 1998, en tanto
Pesca retrocedió -29.7%.”
que el sector Agropecuario apenas creció (0.1%) y Pesca se
contrajo en -9.7%.

1

Fenómeno dEl
Niño 1997-1998

Fenómeno del
Niño 1982-1983

1980
1981
1982
1983
1984
1985
1986
1987
1988
1989
1990
1991
1992
1993
1994
1995
1996
1997
1998
1999
2000
2001
2002
2003
2004
2005
2006
2007
2008
2009
2010
2011
2012
2013
2014

Porcentaje

PBI PERÚ: TOTAL, AGROPECUARIO Y PESCA (Var. Porc. Anual)
60
50
40
30
20
10
0
-10
-20
-30
-40

PBI Total

Fuente: INEI

PBI Agropecuario

PBI Pesca

En cuanto al Fenómeno de El Niño que se avecina, existen diversas estimaciones sobre el impacto
que tendría en la economía peruana. El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) pronosticó en
su último Marco Macroeconómico Multianual (MMM) 2016 – 2018 de que la economía podría crecer
solo 2% en el 2016 si es que ocurre un Fenómeno de El Niño de magnitudes similares a la de 19971998, mientras que el sector Agropecuario y Pesca caerían 1.1% y 30%, respectivamente. De otro
lado, el Banco de Crédito recientemente proyectó que en caso sucediera un Niño similar al de
1997-1998, el PBI se expandiría 1.2% en el mencionado año, dos puntos porcentuales por debajo
de su escenario base.

EL NIÑO Y SU IMPACTO EN LOS CRÉDITOS
Un menor dinamismo de la actividad agropecuaria y pesquera incidirá definitivamente en el stock
de créditos otorgados a dichos sectores. Cifras de la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP’s
(SBS) muestran que la tasa de crecimiento anual de los créditos al sector agropecuario pasó de
16% en diciembre del 1998 a -5% en diciembre de 1999; del mismo modo, la variación anual del
financiamiento al sector pesquero retrocedió de 58% en 1998 a 2% en 1999. Estos
comportamientos están ligados, entre otros factores, a la ocurrencia del fenómeno de El Niño de
1997-1998.

CRÉDITOS AL SECTOR AGROPECUARIO Y PESCA - BANCA COMERCIAL
(Var. Porc. Anual)
80%
60%

Impacto
Fenómeno del
Niño 1997-1998

40%
20%
0%
-20%
-40%

Fuente: ASBANC, SBS

Agropecuario

2

Pesca

La razón del porqué existe un rezago entre el momento que acontece el fenómeno y el impacto en
el saldo de los créditos de los referidos sectores se explica porque durante el evento meteorológico
se afecta la actividad productiva en sí (destrucción de cosechas, afectación de los suelos, aparición
de plagas, etc.); ante una menor producción, se reducen los ingresos de las distintas unidades
productivas, afectando la capacidad de endeudamiento de éstas. Todo lo anterior lleva a que las
entidades financieras reduzcan la entrega de préstamos a los sectores afectados hasta que se
observe una recuperación.

“Ante un eventual “meganiño” de similar magnitud al
de 1997-1998, (…) la cartera
de créditos al sector
agropecuario podría caer
entre 4% y 6%, y para la
Pesca descendería entre 17%
y 19% entre el 2016 y 2017”

Ante un eventual “mega-niño” de similar magnitud al de
1997-1998, el financiamiento al sector pesquero y
agropecuario también recibiría un shock negativo que
llevarían a que el saldo de créditos se reduzca. De
acuerdo a cálculos propios, y asumiendo que se cumplen
los estimados de crecimiento para el sector agropecuario
y pesquero pronosticado por el MEF para el 2016,
estimamos que la cartera de créditos al sector
agropecuario podría caer entre 4% y 6%, y para la Pesca
descendería entre 17% y 19% entre el 2016 y 2017.

APUNTES FINALES
En todo caso, si bien es inevitable no sufrir las consecuencias de fenómenos meteorológicos como
El Niño, si está en manos del Gobierno (en todos sus niveles) poner en marcha planes de
prevención y contingencia que minimicen los daños. Por tal motivo, es positivo que el MEF haya
incluido en su MMM un escenario para la economía considerando un fenómeno de El Niño de
importante magnitud, y la respectiva respuesta de política fiscal para dicho evento. El MEF señala
que se aplicarán medidas de gasto contracíclicas y transitorias para el año del choque
(aproximadamente S/. 2,500 millones adicionales) para amortiguar el impacto sobre la actividad
económica, así como para la reconstrucción de la infraestructura dañada. De parte de las empresas
que son potencialmente más vulnerables a este fenómeno, es importante que éstas tomen las
precauciones necesarias que les permitan enfrentar de la mejor manera el evento. En ese sentido,
se debe señalar que el número de unidades productivas que cuentan con un microseguro se
incrementó de 800,492 en diciembre del 2014 a 847,747 en junio del presente año, según cifras de
la SBS; si bien no ha sido un gran aumento, se espera que en los siguientes meses el número de
microseguros pueda incrementarse aún más. Todo ello no nos convierte en un país inmune a los
desastres naturales, sin embargo no hay mejor manera de enfrentar estos eventos que estando
prevenidos.

3

Gerencia de Estudios Económicos y Estadísticas
Alberto Morisaki

Gerente

Estudios Económicos

Estadísticas

Sergio Urday

Jefe

Maura Rivera

Analista

Arturo Hidalgo

Analista

Carlos Ramos

Analista

Georgia Granadino

Asistente

612-3322

estudioseconomicos@asbanc.com.pe

4

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful