I N S T I T U T O

D E

D E S A R R O L L O

D E

L A

E C O N O M Í A

A S O C I A T I V A

PROYECTO “Desarrollo de Capacidades en las organizaciones de la Sociedad Civil dominicana para la
incidencia en el proceso de inserción de la República Dominicana en el mercado mundial”

LA PRODUCCIÓN

DE HABICHUELAS
en el marco del DR-CAFTA
Elaborado por: Francisco Checo

Santo Domingo, R. D.
Enero, 2010

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

1

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

2

ÍNDICE

Pág.

I.

Introducción

1

II.

Importancia socioeconómica de la producción de habichuelas

2

II.1
II.2
II.3
II.4
1.5

Consumo de frijol en los países del DRCAFTA

Superficie dedicada al cultivo en la región
Evolución del área dedicada al cultivo en República Dominicana, por tipo de habichuela
Volumen de Producción en la región DRCAFTA
Comercio exterior de habichuelas en los países del Acuerdo
1.5.5 Volumen de exportaciones e importaciones
1.5.6 Importaciones recientes de República Dominicana
1.6 Tamaño de las unidades de producción y zonas de cultivo en República Dominicana

2
5
7
9
13
13
15
18

III Competitividad en los países del DR-CAFTA

19

1.1 Rendimiento del cultivo en los países miembros del Acuerdo
1.2 Precios al productor
1.3 Factores de competitividad sistémica
1.3.1 Más allá de los costos y rendimientos comparados
1.3.2 Rol de las organizaciones de productores

19
21
23
23
27

IV. Alcance del DRCAFTA. Implicaciones para los

productores de habichuelas

28

1.1 Régimen de protección de la producción agropecuaria.

La Rectificación Técnica.
IV.2
Compromisos ante el DR-CAFTA relacionados con la comercialización de habichuelas.
IV.3
Potenciales impactos de las importaciones en la producción
IV.4
Administración de las cuotas de importación

V.

29
30
33
34

Conclusiones y Recomendaciones

38

Anexos

41
La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

3

Referencias bibliografías

52

Indice de cuadros
Cuadro 1
Cuadro 2
Cuadro 3
Cuadro 4
Cuadro 5
Cuadro 6
Cuadro 7
Cuadro 8
Cuadro 9
Cuadro 10
Cuadro 11
Cuadro 12
Cuadro 13

Cuadro 14
Cuadro 15
Cuadro 16
Cuadro 17

Consumo de habichuelas en los países miembros del
DR-CAFTA
Consumo de habichuelas en República Dominicana. 1990-2004.
Superficie agrícola, áreas arables y bajo riego, en países del
área DR-CAFTA y total de América Latida y Caribe. 2005.
Superficie cosechada de habichuelas y guandul por año, 1980-2007.
Producción de frijoles secos en República Dominicana y Centroamérica. 2003-2007.
Monto de las importaciones mensuales de habichuelas. Enero 2005 a julio 2009.
Tamaño de las unidades productivas de habichuelas rojas. Año 2005.
Número de unidades de producción de habichuelas, por Región 19
Rendimiento del cultivo de habichuelas en los países del DR-CAFTA. 2005-2007
Precios de frijoles a nivel de productor en países del DR-CAFTA
Indice Global de Competitividad de los países miembros del
DR-CAFTA
Subíndices de competitividad y posición de los miembros del DR-CAFTA. Año 2009.
Posición respecto a institucionalidad y otros indicadores de
Competitividad de República Dominicana y otros miembros del DR-CAFTA. Año 2009.
Contingentes arancelarios para importación de frijoles desde Estados Unidos
Contingentes arancelarios para importación de frijoles desde Nicaragua
Número de beneficiarios y volumen de las cuotas de importación de habichuelas por país. 2007-2008.
Distribución de la importación de frijoles por tamaño de la cuota asignada. 2008-2009

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

Pág.
3
4
5
8
11
16
18
19
22
25
26
27
31
32
35
36

4

Indice de gráficos
Gráfico 1
Gráfico 2
Gráfico 3
Gráfico 4
Gráfico 5

Gráfico 6
Gráfico 7
Gráfico 8
Gráfico 9

Gráfico 10
Gráfico 11
Gráfico 12
Gráfico 13
Gráfico 14
Gráfico 15
Gráfico 16
Gráfico 17
Gráfico 18
Gráfico 19

Consumo de habichuelas por persona en países del DR-CAFTA
Consumo de habichuelas por persona en Rep. Dom. 1990-2004
Superficie anual cosechada de frijoles como proporción de la
superficie agrícola de R.D. y países centroamericanos del DR-CAFTA
Superficie cosechada de frijoles en República Dominicana y en países centroamericanos del DR-CAFTA
Evolución de la superficie cosechada de frijoles en República
Dominicana y países centroamericanos del DR-CAFTA. 1961-2007.
Superficie cosechada por tipos de habichuelas y de guandul 1980-2007.
Producción de habichuelas en Estados Unidos y en el resto de
de países del DR-CAFTA. Promedio anual 2003-2007.
Producción de frijoles en Rep. Dominicana y en países de
Centroamérica miembros del DR-CAFTA.1961-2007.
Producción de frijoles secos en República Dominicana y en
Centroamérica. Promedio anual quinquenio 2003-207.
Indice de producción de frijoles en República Dominicana y
grupo de países Centroamérica DR-CAFTA. 1961-2007.
Indice de producción agrícola, de alimentos por habitante y de
habichuelas en República Dominicana. 1980-2005.
Exportaciones de frijoles de Estados Unidos y del resto de países del DR-CAFTA. 2004-2006.
Importaciones de frijoles de Estados Unidos y del resto de países del DR-CAFTA. 2004-2006.
Participación de los miembros del DR-CAFTA en el comercio
exterior de frijoles (% del volumen total del grupo. 2004-2008)
Volumen estimado de importaciones mensuales de habichuelas. Promedio 2005-2009.
Promedio de importaciones mensuales de habichuelas. 2006-2009 (a julio).
Importaciones mensuales de habichuelas en República República Dominicana. 2006-2009.
Rendimiento del cultivo de habichuelas en los países del DR-CAFTA. Promedio 2005-2007.
Rendimiento del cultivo en República Dominicana, por zona. Año 2005.

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

3
5
6
6
7
9
10
10
11
12
12
14
14
15
16
17
17
20
21

5

Gráfico 20
Gráfico 21

Anexo 1
Anexo 2
Anexo 3
Anexo 4
Anexo 5
Anexo 6

Precios al productor en países de DR-CAFTA. 2003-2006
Precio promedio mensual de habichuelas a nivel de consumidor, .julio 2008 a junio 2009.

22
37

Anexos
Evolución de la superficie cosechada de habichuelas en América Latina y El Caribe y los países del DR-CAFTA de la región
Exportaciones e importaciones de frijoles de los países miembros del DR-CAFTA. 2004-2006.
Importaciones estimadas de habichuelas en República Dominicana. Enero 2005 a julio 2009.
Lista de beneficiarios de asignación de contingentes arancelarios del DR-CAFTA para importación de frijoles. Año 2009.
Precio promedio mensual por tipo de habichuelas secas a nivel de consumidor. Julio 2008-junio 2009.
“Competitividad sistémica” comparada de República Dominicana y países de Centroamérica. Posición en el Indice Global de competitividad (133 países)

42
42
44
45
48
49

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

6

I. Introducción
La habichuela es la principal fuente de proteína vegetal y a la vez un importante cultivo en muchas zonas agrícolas de la República
Dominicana, especialmente en el valle de San Juan de la Maguana, donde gran parte de los ingresos de los agricultores depende de
la producción de esta leguminosa.
La producción local de habichuelas es insuficiente para cubrir el consumo nacional, por lo que gran parte de la oferta proviene
de importaciones. Con respecto a décadas pasadas, las áreas dedicadas al cultivo y el volumen de producción se han reducido
significativamente, lo que ha aumentado la dependencia de las importaciones para satisfacer el consumo.
Además de los bajos precios reales pagados a los agricultores (en relación al elevado costo de producción), se atribuye la reducción
de la producción a la penetración de importaciones de frijoles pintos, principalmente de Estados Unidos; a la diversificación del
consumo, que ha implicado una disminución del consumo per cápita de frijoles en general, y a la reducción de las exportaciones
nacionales de guandules a causa de la intensificación de la competencia en el mercado internacional de las leguminosas (Cieca,
2006).
Por otro lado, las políticas de liberalización económica, en particular los compromisos asumidos por el país a través del DRCAFTA1,
representan riesgos importantes para los productores locales de habichuelas, por lo menos en el mediano y largo plazo, en la
medida en que se aplica el programa de desmonte arancelario vigente desde la negociación de la denominada Rectificación Técnica
en el marco de la OMC.
El estudio realizado por el CIECA2 con anterioridad a la entrada en ejecución del DRCAFTA, identificó los efectos del acuerdo como
extremadamente perjudiciales para la producción local de habichuelas. En efecto, el mismo sugiere que la inmensa mayoría de las
unidades productivas de frijoles desaparecería independientemente de su tamaño”, y resalta que “los diferenciales de precios entre
los Estados Unidos y la República Dominicana son enormes y presagian una barrida productiva”.
El presente reporte procura examinar la situación actual de la producción de habichuelas en República Dominicana, determinar en
qué medida el DR-CAFTA continúa siendo una amenaza para los productores locales y contribuir al fortalecimiento de la capacidad
de las asociaciones de productores agrícolas para demandar políticas públicas que los protejan de los efectos negativos de la
liberalización comercial, al propio tiempo que se garantice el acceso de la población a este importante componente de la dieta
dominicana.
En el documento se analizan los compromisos asumidos por el país a través del DRCAFTA, relacionados con el comercio exterior de
habichuelas y el desafío que el acuerdo comercial ha representado para los productores locales de esta leguminosa. Se realiza un
análisis comparado de los países miembros del DRCAFTA, sobre el volumen de producción y consumo, exportaciones, importaciones,
rendimiento del cultivo, precios a nivel de finca, y otros datos relacionados con la capacidad competitividad de cada país.
1. Dominican Republic-Central America Free Trade Agreement.
2.Estudio elaborado por Pavel Isa y colaboradores (Galván y Monegro) para el Centro de Investigación Económica para el Caribe-CIECA (Noviembre,
2006), bajo el título, “Implicaciones del DR-CAFTA para sectores seleccionados de la agropecuaria en la República Dominicana, con especial atención
a pequeñas unidades productivas.

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

7

Este documento forma parte de las actividades del proyecto ”Desarrollo de Capacidades en las organizaciones de la Sociedad Civil
dominicana para la incidencia en el proceso de inserción de la República Dominicana en el mercado mundial”. Este proyecto es ejecutado
por el Instituto de Desarrollo de la Economía Asociativa (IDEAC), junto a las demás organizaciones asociadas al mismo; es decir,
Centro de Investigación Económica para el Caribe (CIECA), Mujeres en Desarrollo (MUDE), Colectiva Mujer y Salud, Instituto para la
Cultura y la Autogestión Popular de la Región Noroeste (INCAP) y CE- MUJER. Para tales fines se ha contado con el apoyo de la Unión
Europea, a través de la Oficina del Ordenador Nacional para los Fondos Europeos de Desarrollo, dentro del Fondo para el Desarrollo
Institucional de la sociedad civil dominicana (FONDESIN) del Programa de Iniciativas locales de la Sociedad Civil Dominicana (PRIL).

II. Importancia socioeconómica de la producción de habichuelas
II.1 Consumo de frijol en los países del DRCAFTA
En República Dominicana y Centroamérica, la habichuela o frijol es uno de los principales productos de la diera diaria, constituyendo
la más importante fuente de proteína vegetal de su población, especialmente para los hogares de ingresos más bajos3. En cuanto
al tipo de frijol consumido, las preferencias varían entre los países de Centroamérica. Nicaragua, Honduras y El Salvador producen y
consumen fríjol rojo, mientras que Guatemala y Costa Rica prefieren mayoritariamente frijoles negros.
Cuadro 1
Consumo de habichuelas en los países miembros del DRCAFTA
2003

 
Países
 
Costa Rica

2002

Total

Per cápita

Total

Per cápita

(en tm)

(Kq/año)

(en tm)

(Kq/año)

41.733

10

41.529

10

Rep. Dominicana

51.958

5

39.800

4

El Salvador

94.620

14

88.870

13

Guatemala

90.918

7

90.251

7

Honduras

52.281

7

53.188

7

Nicaragua

131.497

24

147.383

27

Estados Unidos

960.000

3

990.000

3

Fuente: Elaborado con datos de FAO. http:/faostat.fao.org/
3. Cieca (2006), señala que “Según Cumpa (2005), los resultados de la Encuesta Condiciones de Vida (ENCOVI) de 2004 arrojaron que el consumo de habichuelas
aportó el 5% de kilocalorías de un hogar promedio de la República Dominicana”.
La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

8

El consumo total de habichuelas en los países integrantes del DRCAFTA es de aproximadamente 1.4 millones de toneladas métricas,
de cuyo volumen alrededor de 462 mil toneladas (32%) corresponde al consumo en los países de la región miembros del DRCAFTA
y el resto al consumo de la población estadounidense.
El mayor hábito de consumo de habichuelas lo registra Nicaragua, con un consumo por persona anual estimado de alrededor
de 25 kilogramos, seguido de El Salvador (13) y Costa Rica (10). El consumo por persona más bajo lo registra Estados Unidos (3) y
República Dominicana (entre 4 y 5).
Consumo de habichuelas por persona en los países socios del DR-CAFTA
Fuente:http.//faostat.fao.org
2003
2002
70
50

Libra/por año

40
30
20
10
0
sta

ca

Ri

om

Re

D
p.

na

ca

ini

Co

El

r

do

lva

Sa

ala

em

at

Gu

as
ur

nd

Ho

os

ua

nid

g
ra

ca

Ni

t

Es

sU

o
ad

Gráfico 1
En República Dominicana, además de habichuelas rojas, también se consume, en menor proporción, habichuelas negras y blancas.
Otra leguminosa consumida en el país es el guandul.
Desde el 1990, el consumo anual de habichuelas en el país ha fluctuado entre 32 mil y 60 mil toneladas, con un promedio anual de
44 mil toneladas. En la primera mitad de la década del 90, se registró un mayor consumo; equivalente a un promedio de 13.8 libras
por persona por año. El consumo por persona a partir del 2000 es de alrededor de 11 libras por año. Los datos muestran una ligera
tendencia a la disminución del consumo per cápita4, con una caída fuerte en el período 1990-1997 y una recuperación a partir de
dicho período (Gráfico 2).

4. En la pasada década se registró una disminución en el consumo por persona de leguminosas en general, no solo de habichuelas. De acuerdo a Cieca, en 1991
el consumo per cápita de leguminosas fue de 23.1 libras, de las cuales 14 fueron de habichuelas. En 1997 este se había reducido hasta 16.3 libras, de las cuales 8.6
libras correspondieron a habichuelas. Se ha argumentado que la diversificación del consumo ha sido uno de los factores que explican el descenso en el consumo
per cápita.

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

9

Cuadro 2

Consumo de habichuelas en
República Dominicana.1990-2006

 
Año
 
1990
1991
1992
1993
1994
1995
1996
1997
1998

Consumo
Total
Miles TM
56,45
46,66

Consumo
per cápita
Libras
17,3
14
13,4

45,51
47,31
42,36
43,52

13,7
12,1
12,2
10
8,6
10,5

36,3
31,65
39,3
35,99
33,65

1999
2000
2001
2002
2003
2004
2005
2006

9,4
8,7
11,4
9,9
12,8
10,7
14.2
11.9

44,83
39,81
51,95
44,36
59.80
51.0

Fuente: Tomado de Cieca (2006), excepto 2005 y 2006, calculo
nuestro con datos de producción e importación de FAO y
población de ONE

Gráfico 2

Consumo de habichuelas por persona en República Dominicana.
1990-2006

2006

2005

2004

2003

2002

2001

2000

1996

1995

1994

1993

1992

1991

20
15
10
5
0

1990

LIBRA/PERSONA/ AÑO

Fuente: Elaborado con datos de Cieca, excepto 2005 y 2006, con datos de la FAO y ONE

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

10

II.2 Superficie dedicada al cultivo en la región
En los países del DR-CAFTA, se dedica a la producción de habichuelas una superficie aproximada de 650 mil hectáreas, equivalente al 3.1%
de la tierra de uso agrícola, mientras que en América Latina y el Caribe las tierras dedicadas al cultivo representan solo el 0.9% de las tierras
de uso agrícola5. En otras palabras, en los países del área miembros del Acuerdo, la importancia del cultivo de habichuelas, en términos
de uso de los terrenos dedicados a la agricultura, es muy superior al promedio regional.

Cuadro 3
Superficie Agrícola, áreas arables y bajo riego
en países del área DRCAFTA y total América Latina y Caribe. 2005
Miles de hectáreas

Uso

País

agrícola

 

Arable

Irrigada

 

 

Cosecha de frijoles 1_/
Superficie

% tierra agric.

Costa Rica

2.895

225

108

15

0,5%

El Salvador

1.704

660

45

89

5,2%

Guatemala

4.652

1.440

130

174

3,7%

Honduras

2.936

1.068

80

96

3,3%

Nicaragua

5.326

1.925

61

243

4,6%

República Dominicana

3.420

820

275

33

1,0%

Países DRCAFTA de la Región

20.933

6.138

699

650

3,1%

América Latina y el Caribe 2_/

719.892

144.817

18.583

6.382

0,9%

1_/Promedio de área cosechada en el período 2005-2007.
2_/En estados Unidos el área de uso agrícola es de 411.16 millones de hectáreas y arable 176.72 millones. En
tierra arable supera el total de América Latina y El Caribe (Datos de http:faostat.fao.org/site)

Fuente: Elaborado con datos de CEPAL
http://websie.eclac.cl/anuario_estadistico/anuario_2008/esp/index.asp
La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

11

Los países que mayor proporción del recurso tierra agrícola dedican a la producción de habichuelas son El Salvador (5.2%) y Nicaragua
(4.6%), y los que menor proporción de dicho recurso dedican a este cultivo son Costa Rica (0.5%) y República Dominicana (1%).
Gráfico 3
Superficie anual cosechadade como proporcion de superficie
agrícolaen RD y países Centroamérica del CRCAFTA.
Promedio 2005-2007
Fuente:http.//faostat.fao.org
6%
5%
4%
3%
2%
1%
0%
El Salvador

Nicaragua

Guatemala

Honduras

República
Dominicana

Costa Rica

Gráfico 4
SUPERFICIE COSECHADA DE FRIJOL EN RD Y CENTROAMERICA DEL DRCAFTA
MILES DE HECTARIAS.PROMEDIO ANUAL 2003-2007
Fuente: CEPAL, ANUARIO ESTADíSTICO 2008 FAO Fuente:http.//faostat.fao.org

250
200
150
100
50
0
Nicaragua

Guatemala

Honduras

El Salvador

República
Dominicana

Costa Rica

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

12

En términos absolutos, Nicaragua es el país centroamericano que mayor cantidad de tierras dedica a la producción de habichuelas,
seguido por Guatemala. Como puede observarse en al siguiente gráfico, hace alrededor de una década Guatemala superaba a Nicaragua
en superficie cosechada de habichuelas. Contrario a los demás países del grupo DRCAFTA de la región, en los últimos años República
Dominicana y Costa Rica registran un declive en el uso de tierras para la producción de esta leguminosa.
Gráfico 5

Evolución de la Superficie cosechada de frijol en la Rep. Dom. y
países centroamericanos del DRcafta. 1961-2007

Miles de héctarias

(En miles de hectarias). Creado con datos de la CEPAL y Anuario estadistico.
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
Nicaragua
Rep. Dom.

350
300
250
200
150
100
50
0

81

19

84

19

87

19

70

19

73

19

78

19

79

19

82

19

85

19

88

19

91

19

94

19

97

19

00

20

03

20

08

20

II.3 Evolución del área dedicada al cultivo en República Dominicana, por tipo de habichuela
De acuerdo a datos de la Secretaría de Estado de Agricultura, publicados por la Oficina Nacional de Estadísticas, en el período 20002007 el país ha cosechado anualmente un promedio de 559,000 tareas de habichuelas de diferente tipo. Esta superficie representa
una disminución de cerca de 100,000 tareas (15%) del área promedio anual cosechada en la década del 90, que fue de 658,000
tareas, y una reducción de 366,000 tareas (40%) respecto a la década del 80, período en el cual se registró un promedio anual de
superficie cosechada de 925,000 de tareas.
Es altamente predominante el área dedicada a la producción de habichuela roja, la cual representa el 71% de la superficie cosechada
de habichuelas en el período 2000-2007; mientras que a la producción de habichuela negra y blanca, correspondió el 27% y el 2%
del área cosechada, respectivamente.
El descenso que ha experimentado el área dedicada a habichuela roja en los últimos años, ha sido compensado, en gran medida,

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

13

con el aumento del área destinada a la producción de habichuela negra. En el período 2004-2007 fue cosechada un área promedio
anual de 314,000 tareas de habichuela roja (significativamente inferior al promedio de años anteriores), mientras que de habichuela
negra se cosecharon en promedio 189,000 tareas al año (superior al promedio de períodos previos).
Cuadro 4
Superficie cosechada de habichuelas y guandul por año, 1980-2007
Años
 

Habichuela
Roja

En tareas*
 
 
Negra
Blanca

 

 
Guandul

Total habich.

1981
1982
1983
1984
1985
1986
1987
1988
1989
1990
1991
1992
1993
1994
1995
1996
1997
1998
1999
2000
2001
2002
2003
2004
2005
2006

673.117
525.863
980.374
979.937
700.570
608.893
890.464
907.083
884.934
599.639
816.479
509.646
612.391
620.666
654.332
635.519
428.551
446.361
423.986
374.017
522.908
588.604
447.136
286.681
307.903
324.716

206.642
107.806
116.724
102.995
124.082
68.246
99.798
153.846
83.870
55.282
65.073
81.050
58.459
75.676
55.812
34.547
64.366
54.893
72.381
103.945
107.058
100.765
127.796
181.129
162.947
218.948

3.879
3.906
11.259
14.694
18.642
9.212
14.395
20.733
14.477
10.907
8.653
16.146
21.044
22.729
38.451
22.534
36.677
25.930
11.795
13.539
11.502
16.520
14.066
8.355
9.966
11.359

883.638
637.575
1.108.357
1.097.626
843.294
686.351
1.004.657
1.081.662
983.281
665.828
890.205
606.842
691.894
719.071
748.595
692.600
529.594
527.184
508.162
491.501
641.468
705.889
588.998
476.165
480.816
555.023

332.324
217.827
239.826
431.237
307.840
302.903
188.305
469.933
617.598
510.879
508.640
578.638
572.598
409.580
485.689
476.857
260.238
380.817
421.296
402.278
379.451
466.568
450.873
349.704
284.538
419.818

2007

335.543

193.792

6.342

535.677

325.074

*Conversión: 0.0629 hectárea=1 tarea.
Fuente: ONE, http://www.one.gob.do

 
 

 
 

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

14

Por otro lado, en lo que respecta al cultivo de guandul, producto considerado un sustituto relativamente cercano de las habichuelas,
en los últimos 17 años se ha cosechado un promedio anual de 400,000 tareas. En el año 1987 se registro la menor área cosechada
de guandul (188,000 tareas), mientras que la mayor (617,000 tareas) tuvo lugar en el año 1989.
El siguiente gráfico muestra el comportamiento de las áreas dedicadas a los tres tipos de habichuelas a que
hemos hecho referencia (roja, negra y blanca), así como de la producción de guandul. Como ya hemos señalado,
se observa marcada tendencia a la disminución de las áreas dedicadas al cultivo de habichuela roja, mientras
en el caso de las áreas cosechadas de habichuela negra, a partir de la segunda mitad de la década del 90 se
revierte la tendencia a la disminución, experimentando una sostenida recuperación. El área dedicada al cultivo
de habichuela blanca es relativamente muy pequeña, mientras que la de guandul es muy superior a la de
habichuela negra e inferior a la de habichuela roja, con tendencia a igualar o superar a está última.

Gráfico 6

Superficie cosechada de tipos .de Habichuelas y guandul. 1980-2007
En tareas
Elaborado con datos de la One. www.one.gob.do

TAREAS

Habichuelas rojas

Habichuelas negras
Guandul
Lineal

Habichuelas blancas

1,000.000
900.000
800.000
700.000
600.000
500.000
400.000
300.000
200.000
100.000
0

81

19

83

19

85

19

87

19

89

19

91

19

93

19

95

19

97

19

99

19

01

20

03

20

05

20

07

20

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

15

II.4 Volumen de Producción en la región DRCAFTA
De acuerdo a reportes de la FAO y la CEPAL, la producción anual de habichuelas en los países del DRCAFTA es de alrededor
de 1.6 millones de toneladas al año, de cuyo volumen 1.1 millones (68%) corresponde a Estados Unidos y aproximadamente
medio millón (32%) a los restantes 6 países integrantes del acuerdo comercial. En otras palabras, la producción de habichuelas
de Estados Unidos es más del doble de la producida por los demás países del Acuerdo y representa cerca de la quinta parte de
la producción total de América Latina y El Caribe, que es de alrededor de 5.7 millones de toneladas al año6.
El gran volumen de producción de habichuelas en Estados Unidos, donde el consumo por persona de esta leguminosa
es bastante bajo respecto a los demás países del DRCAFTA, unido a la ventaja competitiva que representa el mayor
rendimiento por unidad de superficie que, como veremos más adelante, registran los agricultores estadounidenses,
otorga al principal socio del Acuerdo una enorme capacitad exportadora para penetrar el mercado de habichuelas en
la región.
Producción de Habichuela en EEUU; rento de los
países del DR-Cafta
Promedio anual 2003- 2007
fuente: Cepal. Anuncio Estadistico 2008
Estados Unidos
Resto DR-Cafta
493. 32%

Gráfico 7

1,063
68%

En Centroamérica, durante décadas, los principales productores de habichuelas han sido Guatemala y Nicaragua. Este último
país ha aumentado su producción de manera muy significativa en los últimos 10 años, superando por mucho a Guatemala.
En cambio, República Dominicana, cuya producción anual durante la década del 80 era similar o superior a la mayoría
de países centroamericanos, ha experimentado un marcado descenso durante las dos últimas décadas. Costa Rica es el
menor productor de habichuelas de los socios del DR-CAFTA.
6 Este ha sido el promedio en 24 países de la región en el quinquenio 2003-2007. Los principales productores de la región son Brasil, con un promedio anual en dicho período de 3.2 millones de tm y México, con un promedio de 1.2 millones. Muy distante, le siguen Argentina (237 mil toneladas),
Colombia (138 mil) y Guatemala (103 mil).
La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

16

Producción de Frijol en Rep. Dom. y países de centroamerica
miembros del DRCAFTA 1961-2006
Miles de toneladas
Fuente: Cepal

Miles de toneladas

250

Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
Nicaragua
Rep. Dom.

200
150
100
50
0

61

19

64

19

67

19

70

19

73

19

78

19

82

19

85

19

88

19

91

19

94

19

0

97 200

19

03

20

06

20

Gráfico 8

Los datos de la CEPAL revelan que del medio millón de toneladas de habichuelas producidas anualmente en República
Dominicana y Centroamérica durante el quinquenio 2003-2007, Nicaragua produjo un promedio de 197 mil toneladas (40%
del total) y Guatemala un promedio de 103 mil toneladas (21%). La producción de República Dominicana, de alrededor de 25
mil toneladas al año representa el 5% de la producción del grupo de países, mientras que Costa Rica aporta solo el 2.3%, con
promedio de 11 mil toneladas al año.
Cuadro 5
PRODUCCIÓN DE FRIJOLES SECOS EN REPUBLICA DOMINICANA

Y CENTROAMERICA. 2003-2007
(Miles de toneladas)
País

2003

2004

2005

2006

2007

Costa Rica

15,1

10,5

10,1

10,3

10,5

El Salvador

83,5

84,3

65,1

99,3

Guatemala

94,7

97,1

82,7

90,5
140,3

Honduras

70,0

78,8

63,2

75,0

100,0
75,0

Nicaragua

230,3

173,2

211,9

179,7

189,4

29,0

22,8

22,7

24,7

25,0

522,6

466,7

455,7

520,6

499,2

República Dominicana
Total

CEPAL. http://websie.eclac.cl/anuario_estadistico/anuario_2008.
La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

17

Producción de Frijoles secos en RD y los países
del DR-CAFTA 2004-2007
Promedio anual del quinquenio 2003-2007
Miles de TM
Elaborado con datos de Cepal
197

200

103

150

85
72

100

25

50
0

Nicaragua

Guatemala

El Salvador

Honduras

11

República
Dominicana

Costa Rica

Gráfico 9

La producción anual de habichuelas en República Dominicana ha sido mucho más irregular que la del conjunto de países
centroamericanos, con una fuerte tendencia decreciente a partir de la década del 80. Tanto durante esta década como durante
los años 70, la producción anual promedio fue superior a al del periodo 1999-2001. En cambio, la producción anual del grupo
de países de Centroamérica ha mostrado una tendencia creciente en la últimas cuatro décadas.
Grárico 10

Indice de Producción de frijol en Rep. Dom. y los países
centroamericanos del DRcafta. 1961-2007
Base promedio trienio de 1999-2001.
Fuente: Cepal.

Miles de héctarias

Rep. Dom.
Países Centroamérica RDCAFTA.

300
250
200
150
100
50
0

61

19

64

19

67

19

70

19

73

19

78

19

79

19

82

19

85

19

88

19

91

19

94

19

97

19

00

20

03

20

08

20

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

18

Indice de Producción agrícola, de alimentos por habitantes y
de habichuelas en República Dominicana. 1980-2005
PROMEDIO 1999-2001=100
FUENTE: ELABORADO CON DATOS DEL CEPAL
Habichuelas
Alimentos por habitantes
Agrícola

300
250

Por otro lado, el índice de producción de habichuelas
por persona en República Dominicana muestra una
tendencia decreciente mucho más marcada que el
conjunto de la producción de alimentos por persona,
y también respecto al total de producción agrícola
por persona, la cual se ha mantenido prácticamente
estancada, como nuestra la gráfica siguiente.

INDICE

200
150
100
50
0
61

19

64

19

67

19

70

19

73

19

78

19

79

19

82

19

85

19

88

19

91

19

94

19

97

19

00

20

03

20

06

20

Gráfico 11

1.5

Comercio exterior de habichuelas en los países del Acuerdo
1.5.1 Volumen de exportaciones e importaciones

Como ya hemos señalado, el volumen de producción de frijoles de los países miembros del DRCAFTA, excluyendo a Estados Unidos,
es de alrededor de medio millón de toneladas7, cantidad insuficiente para cubrir la demanda interna del producto del conjunto de
estos países, registrándose importaciones intraregionales (excedentes de producción) y extrarregionales. Estas últimas provienen
principalmente de Estados Unidos, México, Canadá y Chile. Por otro lado, las cantidades que se exportan son muy reducidas. El
Salvador, Guatemala y Nicaragua son los que más exportan, y no superan las 50,000 toneladas8.
Costa Rica y República Dominicana son los países del DR-CAFTA que mayores volúmenes de habichuelas importan para cubrir el
7. Datos de la FAO (2006-2007). Este volumen de producción de frijoles secos representa el 8% de la producción de frijoles de América Latina y el Caribe, calculada en alrededor de 6.1 millones de
tm al año.
8. Mena, Flores y Delmelle (mayo 2007), quienes además señalan que “solamente Guatemala alcanza las 200,000 tm con la exportación de diferentes tipos de fríjol,
entre los que se encuentran frijoles lima, cubaces y gandules”. A nivel mundial, los principales productores y consumidores de fríjol son: India, Brasil, Estados Unidos, México y China. Entre los principales exportadores figuran: China, Estados Unidos, Canadá, Argentina. “En el caso de las importaciones, estas se caracterizan
por ser más dispersas, ya que los países importadores se dividen en dos bloques, los que importan regularmente porque su producción es deficitaria (tal es el caso
de los países europeos) y por otra parte los países que ocasionalmente incursionan en el mercado internacional según sus volúmenes de producción”.
La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

19

consumo su población. Más del 40% del consumo de habichuelas en República Dominicana es suplido por las importaciones9,
especialmente de habichuela pinta de los Estados Unidos, tipo de habichuelas con alto grado de sustitución de la habichuela
roja producida localmente.
Como es bien conocido, Estados Unidos es un gran exportador de habichuelas, teniendo una posición altamente dominante
como suplidor del grano a los países de la región. Sus exportaciones totales de habichuelas alcanzan un promedio anual de
aproximadamente 300 mil toneladas métricas10, lo que representa cerca del 90% de las exportaciones totales del grano de los países
del DR-CAFTA, las cuales son de alrededor de 36 mil toneladas al año. Nicaragua es el principal exportador de Centroamérica, con
un promedio anual de 27 mil toneladas (40 mil en el 2005), seguido de El Salvador con un promedio de más de 3 mil toneladas (Ver
anexo 2). El valor de las exportaciones es de alrededor de US$220 millones promedio anual, y el de las importaciones superior a
US$170 millones, para un volumen de comercio del grano cercano a US$400 millones al año.

Exploraciones de frijol de Estados Unidos y el resto del resto de
países del DRCAFTA 2004-2006
Fuente:http.//faostat.fao.org
MILES DE TONELADAS METRÍCAS

400

Estados Unidos

350
300

Estados Unidos

Estados Unidos

250
200
150
100
Resto DRCAFTA

50
0

Resto DRCAFTA

Resto DRCAFTA

2006

2005

2004

Gráfico 12

Estados Unidos, además de ser el principal exportador de habichuelas, es al propio tiempo el principal importador. El volumen de sus
importaciones anuales fue de un promedio de 151 mil toneladas en el trienio 2004-2006, equivalentes al 58% de las importaciones
totales de los socios del DR-CAFTA y al 136% de las importaciones del resto de miembros del Acuerdo, que ascienden a un promedio
de 110 mil toneladas. De éste volumen, el 60% corresponde a importaciones de Costa Rica y República Dominicana, que importan
un promedio de 36 mil y 30 mil toneladas al año, respectivamente.
9. En 1990, esta proporción era el 25%.
10
Promedio del período 2004-2006. En el 2006, las exportaciones de habichuelas de EEUU ascendieron a 354.8 millones de toneladas.

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

20

Importaciones de frijol de Estados Unidos y el resto del resto de
países del DRCAFTA 2004-2006
En Miles de TM
Fuente:http.//faostat.fao.org
250

Estados Unidos
Resto DRCAFTA

Estados Unidos

200

Estados Unidos

Resto DRCAFTA

Resto DRCAFTA

150
100
50

Gráfico 13

0

2006

2005

2004

Participación de los miembros del CRCAFTA en el comercio exterior de
frijoles (% del volumen total del grupo 2004-2006)
Fuente:Elaborado con los datos de la FAO.
100%
Exportaciones
Importaciones

90%
80%
70%
60%
50%
40%
30%
20%

Gráfico 14

10%
0%

Costa Rica

República
Dominicana

El Salvador

Guatemala

Honduras

Nicaragua

Estados
Unidos

Como muestra el gráfico anterior, la participación de los países del área miembros del DR-CAFTA en el comercio exterior de
habichuelas es muy baja. Estados Unidos domina casi completamente el mercado del producto; son enormes las desventajas
competitivas de los restantes socios del Acuerdo, expresadas en bajos rendimientos y altos costos de producción, lo que hace

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

21

extremadamente vulnerables a los productores locales a las importaciones desde Estados Unidos, donde los agricultores reciben
amplia protección mediante subsidios directos e indirectos. Las importaciones netas (exportaciones menos importaciones) de
habichuelas de República Dominicana y los países centroamericanos miembros del DR-CAFTA fueron 120 mil toneladas en el 200611,
por un valor aproximado de US$73 millones, procedentes fundamentalmente de Estados Unidos.

1.5.2 Importaciones recientes de República Dominicana
En el período 2005-2009 (julio), el volumen de importaciones ha sido de un promedio de unas 22 mil toneladas al año. En el año
previo a la entrada en vigencia del Acuerdo el país importó unas 24 mil toneladas, volumen que descendió a unas 16 mil toneladas en
el 2006, recuperándose en los dos años y medio siguientes, en los cuales el promedio anual se estima en cerca de 23 mil toneladas12.

DICIEMBRE

NOVIEMBRE

OCTUBRE

SEPTIEMBRE

AGOSTO

JULIO

JUNIO

MAYO

ABRIL

MARZO

FEBRERO

4,500
4,000
3,500
3,000
2,500
2,000
1,000
1,500
1,000
500
0

ENERO

Toneladas métricas

Volumen estimado de importaciones mensuales
Promedio 2005-2009
Fuente: Estimado con datos DGA (Valores) y Foastat (precios)
Cuadro anexo

Gráfico 15

11. En el 2004 las importaciones netas de RD y Centroamérica fueron 46 mil toneladas y en el 2005 alrededor de 59 mil toneladas; mientras que las importaciones totales
fueron 132 toneladas en el 2006, 107 mil en el 2005 y 93 mil en 2004.
12. El anexo 3 contiene un estimado del volumen de importación mensual de este período, calculado sobre la base de los valores f.o.b reportados por la Dirección General de Aduanas, divididos por el valor promedio anual por tonelada exportada por Estados Unidos durante el período.

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

22

Cuadro 6
Monto de las importaciones mensuales de habichuelas
Enero 2005 a julio 2009
Valores FOB en US$

1.969.595

4.200.264

40.340

3.875.995 3.551.743 13.637.938

675.057

1.597.981

38.461

1.355.031

622.449

4.288.980

MARZO

34.471

1.261.698

121.979

2.079.200

989.181

4.486.529

ABRIL

65.746

403.806

1.239.269

1.008.794

162.127

2.879.743

MAYO

372.348

168.451

860.877

1.854.250

101.031

3.356.956

JUNIO

1.888.224

136.394

104.531

1.459.445 1.163.295

4.751.889

JULIO

2.525.421

574.831

837.330

1.256.855 2.280.161

7.474.598

AGOSTO

2.493.604

217.250

4.756.783

ENERO
FEBRERO

7.922.805
 

SEPTIEMBRE

293.357

OCTUBRE

917.204

21.515

1.040.191

340.827

1.695.890
 

70.467

865.447

2.043.863
190.745  

NOVIEMBRE

2.376.917

DICIEMBRE

2.876.517

Total

455.168

330.452

3.047.881

970.765

6.726.015
 

1.207.478

2.429.299

2.358.326

8.871.620
 

16.488.461 10.190.587 15.382.388 17.205.401 8.869.987 68.136.825

Fuente: Dirección General de Aduanas

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

23

En cuanto al valor de las importaciones, de acuerdo a datos de la Dirección General de Aduanas, en el 2005 el valor de las mismas fue
de US$16.5 millones, monto que descendió a US$10.2 millones en el 2006; mientras que de 2007 a 2009 (julio), el promedio anual
es de US$16 millones. Los mayores volúmenes de importación tienen lugar entre noviembre y enero, así como entre junio y agosto.
En septiembre, octubre, abril y mayo, son los meses en los cuales se registran menos importaciones.
Gráfico 16

DICIEMBRE

NOVIEMBRE

OCTUBRE

SEPTIEMBRE

AGOSTO

JULIO

JUNIO

MAYO

ABRIL

MARZO

FEBRERO

3.50
3.00
2.50
2.00
1.00
1.50
1.00
0.50
0.00

ENERO

Toneladas métricas

Promedio de importaciones mensuales. 2006-2009 (a julio).
Valor FOB. Millones US$
Fuente: Estimado con datos DGA.

DICIEMBRE

NOVIEMBRE

OCTUBRE

SEPTIEMBRE

AGOSTO

JULIO

JUNIO

MAYO

ABRIL

MARZO

FEBRERO

Importaciones mensuales de Habichuelas en Rep. Dom. 2006-2009 (a julio).
Valor FOB. Fuente: Estimado con datos DGA.
2008
5.00
2007
4.50
2008
4.00
2009
3.50
3.00
2.50
2.00
1.00
1.50
1.00
0.50
0.00
ENERO

Toneladas métricas

Gráfico 17

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

24

1.6 Tamaño de las unidades de producción y zonas de cultivo en República Dominicana
Tanto en Centroamérica como en República Dominicana, el cultivo de frijoles está en manos de pequeños/as productores/as, que
desarrollan su actividad con limitados recursos y bajos niveles tecnológicos, débil organización y escaso conocimiento del mercado
nacional e internacional. Los niveles de rendimiento y productividad son bajos y el cultivo es muy vulnerable a daños climáticos e
incidencias de plagas. Por otro lado, la alta estacionalidad de la producción crea problemas de almacenamiento, debido a la falta de
infraestructura adecuada, lo que afecta a la inmensa mayoría de los productores de la región.
En la República Dominicana existen más de 30 mil unidades dedicadas a la producción de habichuelas rojas y la inmensa mayoría son
unidades productivas pequeñas13. Se estima que el 33% de las unidades es de un tamaño no mayor de 10 tareas, cubriendo solo el
12% de la superficie cosechada, y más del 90% no mayor de 50 tareas, ocupando el 37% del área cosechada. El tamaño promedio
de las unidades productivas es de alrededor de 12 tareas (0.75 has).
Cuadro 7
Tamaño de las unidades productivas de habichuelas rojas
Año 2005
Tamaño de la unidad
productiva

Número de

Tareas

Superficie cosechada
Tareas

unidades productivas

1-5

11.282

3.601

10,6

6-10

38.004

7.737

22,7

11-20

78.831

9.558

28,1

21-50

153.242

10.249

30,1

51-100

66.230

2.304

6,8

101-500

40.908

574

1,7

501-1,000

5.128

19

Mas de 1,000

17.091

17

0,1
0

Total

410.716

34.058

100

% del total de unidades

 

Fuente: Cieca (2006). Elaborado con información de la Secretaría de
Estado de Agricultura y el Registro Nacional de Productores (1998).
13 . Según el Registro Nacional de Productores de 1998, en ese año el total de productores dedicados a la actividad agropecuaria ascendía unos 243 mil en todo el
país (Cieca, 2006). De manera que las unidades agrícolas que producen habichuela roja representan alrededor del 14% del total de productores agropecuarios.

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

25

Por otro lado, cerca del 50% de los productores de habichuelas se localiza en la zona Suroreste14, donde se genera alrededor del
60% de la producción nacional. Otras zonas productoras de habichuelas de relativa importancia son la Norcentral, la Central y la Sur,
en las que se localiza alrededor del 36% del total de fincas dedicadas a este cultivo.

Cuadro 8
Número de unidades de producción de habichuelas
por región.
 
Región
Norte

Unidades

Porciento

productivas
2.050

6,0%

Nordeste

176

0,5%

Noroeste

1.361

4,0%

Norcentral

3.314

9,7%

Central

4.338

12,7%

Sur

4.583

13,5%

Suroeste

16.888

Este

1.348

4,0%

Total

34.058

100,0%

49,6%

Fuente: Cieca (2006), Elaborado con información de la Secretaría de Estado de Agricultura

14 SEA. Censo Nacional de Productores de 1998.
La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

26

III Competitividad en los países del DR-CAFTA
1.1 Rendimiento del cultivo en los países miembros del Acuerdo
En términos de rendimiento por unidad de superficie cultivada, la ventaja de Estados Unidos respecto a los demás países miembros
del Acuerdo es enorme, como se muestra en el siguiente cuadro.
Cuadro 9
Rendimiento del cultivo de habichuelas por países. 2005-2007
Quintales por tarea
Socios DR-CAFTA

2007

2006

2005

Costa Rica

0,96

1,08

0,84

República Dominicana

1,16

0,92

0,95

El Salvador

1,43

1,42

1,04

Guatemala

0,98

0,77

0,84

Honduras

1,06

1,06

1,13

Nicaragua

1,00

1,07

1,07

Estados Unidos

2,63

2,41

2,72

Fuente: Elaborado con datos de FAO. http:/faostat.fao.org/

 

Conforme a estos datos, el rendimiento promedio de Estados Unidos en el trienio 2005-2007 fue de 2.6 quintales por tarea, es decir,
entre el doble y el triple del rendimiento de cada uno de los restantes países del DRCAFTA. De estos países, El Salvador es el que
tiene mayor rendimiento, 1.3 quintales por tareas, lo que representa solo el 50% del rendimiento obtenido por los productores
estadounidenses. Le sigue Honduras con rendimiento promedio de 1.08 quintales (42% del promedio en Estados Unidos), y en
último lugar se encuentra Guatemala, con 0.86 quintales por tarea, o sea, la tercera parte del rendimiento en Estados Unidos y el

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

27

67% del rendimiento en el Salvador. La penúltima posición en rendimiento en el referido período lo registra Costa Rica, con 0.96
quintal por tarea.
Gráfico 18

Rendimiento del cultivo de habichuelas en los países del CRCAFTA.
Quintales/ tareas. Promedio simple 2005-2007
Fuente:Elaborados con datos de http.//faostat.fao.org
3,00
2,50
2,00
1,50
1,00
0,50
0,00
Costa Rica

República
Dominicana

El Salvador

Guatemala

Honduras

Nicaragua

Estados
Unidos

En cuanto a República Dominicana, su rendimiento promedio de 1 quintal por tarea, coloca al país en la quinta posición dentro
de los 7 países que forman parte del DRCAFTA. El rendimiento de Estados Unidos es 2.56 veces el de República Dominicana,
es decir, un 156% mayor. Con respecto a Centroamérica, la principal desventaja en términos de rendimiento por tarea la tiene el
país con El Salvador, cuyo rendimiento supera el de República Dominicana en un 28%. En Honduras y Nicaragua se registró una
productividad promedio en el período señalado que supera la de República Dominicana en 7% y 4% respectivamente. En cambio,
la productividad en el país supera la de Guatemala en un 17% y la de Costa Rica en 5%.
Al interior del país existen marcadas diferencias de rendimientos entre las zonas de cultivo, como se muestra en el siguiente gráfico15.
Datos de la Secretaría de Estado de Agricultura del año 2005, revelan que los rendimientos más altos se obtienen en el Noroeste y el
Suroreste, 1.4 y 1.3 quintales por tarea respectivamente; mientras que las zonas Este y Sur registran rendimientos mucho más bajos,
0.8 y 0.7 quintal por tarea, respectivamente. El rendimiento promedio nacional está muy determinado por la zona Suroeste, donde,
como ya hemos visto, se localiza alrededor de la mitad de los productores. En el Noroeste, se localiza cerca del 4% de los productores
de habichuelas, y en el Este y el Sur, las zonas de más bajo rendimiento, el 4% y el 13% de los productores. Se supone que, en general,
los productores de estas zonas son los más afectados por el proceso de apertura comercial.

15. Elaborado con datos de estudio de Cieca (2006), realizado por Pavel Isa y colaboradores.

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

28

Gráfico 19

1,50
1,30
1,10
0,90
0,70
r
Su

Es
te

Ce
nt
ra
l

rte
No

O

en
tra
l
rc
No

DI
ME
PR
O

es
te
rd
No

es
te
ro

No

Su

es
te

0,50
ro

Quintales por tareas

Rendimiento del cultivo de habichuelas en Rep. Dominicana, por zona
Año 2005
Fuente:CIECA (ELABORADO CON DATOS DE LA SEA).

1.2 Precios al productor
Expertos en el tema agrícola han señalado que “las razones de la reducción en la actividad de cultivo de leguminosas en el país se
asocia a los relativamente bajos precios reales pagados al productor, a la efectiva penetración de importaciones, especialmente de
habichuelas pintas desde los Estados Unidos, a la diversificación del consumo de los hogares que ha resultado en una disminución
del consumo per cápita de frijoles en general, y a la intensificación de la competencia en el mercado internacional de las leguminosas
que se ha traducido en una reducción de las exportaciones dominicanas de guandules”16.
No obstante, los productores nacionales de habichuelas reciben un precio significativamente mayor al de los productores de los
restantes países del DRCAFTA, lo que parece indicar que mas que precio bajo a nivel de productor, de lo que se trata es de elevados
costos unitarios de producción. En efecto, las informaciones de precios al productor disponibles sobre cada uno de los países del
DRCAFTA, muestran que el precio por tonelada de habichuelas a nivel de finca es muy superior en República Dominicana , respecto
a los demás países del Acuerdo, como puede observarse en el cuadro y gráfico siguientes.

16. En estos términos expresa Pavel Isa (Cieca 2006), los criterios de Núñez (2009) y las opiniones de Juan José Espinal y a Manuel González Tejeda, sobre las causas
de la disminución de la producción de habichuelas en el país.
La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

29

Cuadro 10
Precios de frijoles a nivel de productor en países del DRCAFTA
US$/tm
País*/año

2006

2005

2004

2003

1.104,15

1.024,47

676,65

726,00

El Salvador

710,00

860,00

655,01

527,77

Costa Rica

574,31

571,26

465,16

465,24

Nicaragua

503,23

550,21

532,95

386,64

Honduras

460,38

537,38

580,14

385,12

Estados Unidos

441,00

408,00

567,00

406,00

República Dominicana

* No disponible información de Guatemala.
Fuente: Elaborado con datos de la Fao.
http://faostat.fao.org/site/570/DesktopDefault.aspx?PageID=570#ancor

Durante el cuatrenio 2003-2006, los productores nacionales de habichuelas recibieron un precio promedio de alrededor de US$883
por tonelada (aproximadamente RD$1,445 por quintal17). Este precio supera el de los restantes países del Acuerdo entre un 28%
(El Salvador) y un 94% (Estados Unidos). Pero en determinados años esta diferencia de precios a nivel de finca es mucho mayor.
Por ejemplo, en el 2006, el precio pagado a los productores dominicanos fue de US$1,104 por tonelada (RD$1,809 por quintal),
superando el precio pagado a los productores de los demás países del Acuerdo entre un 56% (El Salvador) y un 150% (Estados
Unidos).

17. Calculado a la tasa de cambio actual, de alrededor de RD$36.0/US$1.0
La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

30

Gráfico 20
Precio al productor en países del DRCAFTA
US$/TM
Fuente:http.//faostat.fao.org
1,200
2006
PROMEDIO 2003-06

1,000

Libra/por año

800
600
400
200
0
OS

AS

UR

ID

S
DO

TA
ES

UN

ND

HO

A

GU

RA

CA

NI

A
ST

CO

CA

OR

RI

D
VA
AL

S
EL

P.

RE

A

AN

IC

IN

M
DO

El problema de la baja rentabilidad de los productores locales estaría fuertemente asociado a costos unitarios de producción muy
altos. El bajo rendimiento (producción por unidad de superficie) podría explicar que los costos unitarios de los productores nacionales
sean más elevados y esto explicar a su vez el alto precio a nivel de finca. Pero se observa que aun en los países con rendimientos más
bajos o similares a los República Dominicana, como Costa Rica y Nicaragua, el precio a nivel de finca es mucho menor.
Queda claro que en el caso de Estados Unidos, los enormes subsidios que reciben los productores, junto a la alta tecnología aplicada,
son las razones fundamentales de la mayor en productividad y rentabilidad de sus productores, aún con precios a nivel de finca muy
inferiores a los de República Dominicana y a los de los demás países del DRCAFTA.

1.3 Factores de competitividad sistémica
1.3.1 Más allá de los costos y rendimientos comparados
¿Qué explica las diferencias de costos, rendimientos y precios de un determinado producto entre dos o más países?; en el caso que
nos ocupa, entre las habichuelas producidas localmente y las producidas en los demás países socios del DR-CAFTA. La respuesta es
compleja, en el sentido de que son muchos los factores que intervienen, tanto dentro de la propia finca, como en el entorno de la
misma. En procura de alguna explicación, veamos muy brevemente lo que plantean instituciones como la CEPAL y la OECD sobre el
concepto de competitividad y veamos la posición que ocupan los países socios del Acuerdo en el índice de global de competitividad
desarrollado por el Foro Económico Mundial.

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

31

De acuerdo al enfoque de la OECD, la competitividad implica la mejora continua en la estructura productiva, en términos de
alianzas e interacciones entre unidades productivas, industrias o ramas de la economía, gobiernos y nuevos espacios regionales de
innovación18. La capacidad competitiva está determinada por factores como el tamaño de mercado doméstico, la forma en que se
relacionan los diferentes sectores productivos, la infraestructura científica y tecnológica, la tasa de ahorro y de inversión, el sistema
de subsidios y transferencias de ingresos, el sistema de financiamiento, el nivel educativo y la calificación de la mano de obra19.
Por otra parte, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), ha señalado que el ritmo de crecimiento de la
productividad es el factor determinante en la evolución de la competitividad a largo plazo y cualquier avance en materia de
competitividad resulta “espurio” cuando se da en presencia de una caída del ingreso por habitante, una merma de los coeficientes
de inversión, rebaja del gasto en investigación y desarrollo tecnológico y en el sistema educativo, y erosión de los salarios reales.
(Cieca 2008).
Sobre la base de estos criterios, pilares del enfoque de “competitividad sistémica”, el desarrollo sostenido de un sector económico
(por ejemplo, el agropecuario) o de una rama productiva particular (producción de habichuelas), solo puede lograrse en el marco
de políticas macroeconómicas, instituciones fuertes, apoyo a la educación y a los programas sociales, promoción de la cooperación
y solidaridad, desarrollo tecnológico, entre otros. En fin, sin políticas públicas eficaces, con una visión de mediano y largo plazo,
las actividades agrícolas, la producción de habichuelas y de otros rubros tendrán un pobre desempeño, y se mantendrán las
inequidades sociales en la zona rural. Por lo tanto, al propio tiempo que se demandan políticas específicas a favor del sector y de los
productores de habichuelas en particular (infraestructura, comercialización, servicios financieros, asistencia técnica y capacitación,
provisión de insumos, investigación, etc.), es necesario prestar atención a los factores de competitividad de carácter más global,
como los que acabamos de señalar.
En los cuadros siguientes se muestra un conjunto de indicadores de la capacidad competitiva de los países del DR-CAFTA, publicados
recientemente por el Foro Económico Mundial. Se observa la posición dominante de Estados Unidos, no solo respecto a los miembros
del Acuerdo, sino en el contexto mundial, que de acuerdo al Indice Global de Competitividad (IGC) ocupa actualmente el segundo
lugar entre 133 países En cambio, República Dominicana ocupa la posición 95, superando, en Centroamérica, solo a Nicaragua, que
tiene la posición 115, y muy distante de Costa Rica que ocupa el lugar 55.

18. La OECD desarrolló el concepto de “competitividad estructural” a través de diversos estudios realizados desde 1992. Incluía los determinantes políticos y los
económicos del desarrollo industrial de un país, estado o región.
19. Cieca (agosto 2008), citando a Chesnais (1986). Estudio sobre competitividad sistémica en el sector agropecuario, elaborado por H. Galván.

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

32

Cuadro 11
Indice Global de Competitividad de los países
miembros del DR-CAFTA

2009

2008

Posición

Indice

Posición

Estados Unidos

2

5,59

1

Costa Rica

55

4,25

59

El Salvador

77

4,02

79

Guatemala

80

3,96

84

Honduras

89

3,86

82

Rep. Dominicana

95

3,75

98

Nicaragua

115

3,44

120

 País

Fuente: World Economic Forum.
http://www.weforum.org/documents/GCR09/index.html

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

33

En términos del subíndice denominado”requerimientos básicos”, mediante el cual se mide la fortaleza institucional, la infraestructura,
la estabilidad macroeconómica y la situación de la salud y la educación primaria, la República Dominicana muestra una gran
debilidad competitiva, ya que en ocupa la posición 113 a nivel global, y con respecto a los 7 países miembros del DR-CAFTA, la
posición 6. En términos de la eficiencia, que comprende mediciones de la educación superior, el funcionamiento de los mercados
de bienes, laboral y financiero, así como el tamaño del mercado y preparación tecnológica, el país tiene el lugar 88 a nivel mundial,
que representa la posición 5 respecto a los socios del Acuerdo. En cuanto a factores de innovación, el país ocupa la posición 82 a
nivel global y la 4 en el área DR-CAFTA.
Cuadro 12
Subíndices de competitividad y posición de los miembros del DR-CAFTA
Año 2009
Requerimientos básicos

País
 

Eficiencia

Factores de innovación

Posición

Indice

Posición

Indice

Posición

Indice

28

5,23

1

5,66

1

5,71

62

4,44

58

4,13

37

4,08

El Salvador

66

4,39

83

3,85

87

3,36

Guatemala

82

4,13

81

3,86

63

3,66

Honduras

87

4,10

95

3,54

96

3,21

Rep. Dominicana

98

3,82

88

3,77

82

3,41

Nicaragua

113

3,54

114

3,32

116

2,96

Estados Unidos

Costa Rica

Fuente: World Economic Forum
http://www.weforum.org/documents/GCR09/index.html
La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

34

Entre los factores de competitividad se encuentran los relacionados con la institucionalidad, vale decir el cumplimiento de las leyes,
funcionamiento de los organismos estatales, uso de los fondos públicos y comportamiento de las empresas. En el cuadro que se
presenta más adelante se observa que la institucionalidad es extremadamente débil en República Dominicana. El país ocupa la
posición 117, de los 133 países evaluados.
Dicha posición está determinada por el hecho de que en los componentes básicos del índice de institucionalidad, el país es uno
de los de más baja valoración a nivel mundial. Tal es el caso del favoritismo en las decisiones de los empleados y funcionarios
públicos (lugar 133, el último lugar en los países evaluados), derroche de los gastos gubernamentales (132), distracción de fondos
públicos (127), confianza en los políticos (122) y comportamiento ético de las empresas (118). En cuanto al funcionamiento de la
justicia, el país ocupa una posición relativamente mejor; 88 a nivel mundial y el segundo lugar respecto a los países del DR-CAFTA
(excluyendo a Estados Unidos), solo superado por Costa Rica, en la posición 28 a nivel global. En el anexo 6 se presenta información
más detallada sobre República Dominicana y los demás miembros de DR-CAFTA de Centroamérica relacionada con competitividad
estructural o sistémica.
Cuadro 13
Posición respecto a institucionalidad y otros indicadores de competitividad
de Rep. Dominicana y otros miembros del DR-CAFTA. Año 2009.

Estabilidad
macroecon.

Salud y educación
primaria

82

101

29

91

51

61

86

Guatemala

108

68

88

95

Honduras

99

77

85

85

Rep. Dominicana

117

85

94

103

Nicaragua

119

120

124

83

País
 

Instituciones
 

Infraestructura
 

Costa Rica

47

El Salvador

Fuente: World Economic Forum
http://www.weforum.org/documents/GCR09/index.html

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

35

1.3.2 Rol de las organizaciones de productores
Los productores locales de habichuelas tienen que reconocer que la competitividad o reducción de la vulnerabilidad de sus unidades
productivas está estrechamente vinculada a la competitividad de la economía en su conjunto, a la actuación colectiva del Estado
junto con los demás actores claves del país, y a los resultados de las políticas sectoriales y de las políticas macroeconómicas.
La acción de los agricultores organizados, su capacidad de articulación, presión y vigilancia, es fundamental para que
las políticas públicas presten mayor atención al campo, a la producción agrícola y al bienestar de la familia rural. Para los
productores de habichuelas, en razón de las enormes desventajas competitivas que enfrentan en el marco del DR-CAFTA, es de
vital importancia mejora los mecanismos de incidencia en las políticas públicas sectoriales.
Pero las organizaciones de productores y las comunidades rurales en su conjunto también deben procurar incidir en las políticas
nacionales, para mejorar el desfavorable entorno institucional, social y económico que muestran los datos expuestos en esta sección;
tanto por las repercusiones positivas que tendría una gestión pública más eficaz en la producción de habichuelas y de la agricultura
en general, como por razones de responsabilidad ciudadana y el principio de solidaridad que debe estar presente en toda actividad
humana.

IV. Alcance del DRCAFTA. Implicaciones para los productores de habichuelas.
A través del DRCAFTA la República Dominicana asumió el compromiso de desmantelar la inmensa mayoría de las barreras a las
importaciones provenientes de los países del Acuerdo. Además, cumplir con una serie de normas relacionadas con propiedad
intelectual, medidas de defensa comercial, comercio de servicios e inversiones, entre otros aspectos20.
Con este tratado, el país renunció a la mayor parte de los instrumentos de política comercial existentes, aplicables sobre todo al
intercambio con Estados Unidos, el socio comercial tradicional del país, al cual se dirige más del 75% de las exportaciones y de donde
proviene más de la mitad de las importaciones nacionales. La contrapartida de esta renuncia fue asegurar y, en alguna medida,
ampliar las preferencias comerciales de las cuales ya era beneficiaria en el marco de la Iniciativa de la Cuenca del Caribe, programa
patrocinado por los Estados Unidos desde mediados de la década de los ochenta, con vencimiento en septiembre de 2008.
Desde el momento de las negociaciones, se consideró que la agricultura sería uno de los sectores más afectados en República
Dominicana. Al respecto, el estudio del CIECA a que hemos hecho referencia señala que “las preocupaciones fundamentales se han
centrado en los bajos niveles de productividad comparados entre la agropecuaria dominicana y la de los Estados Unidos, la precaria
provisión de bienes públicos para la agricultura del país, y las prácticas comerciales desleales de los Estados Unidos en la forma de
fuertes subsidios y ayudas internas que reciben las unidades productivas y que amenazan con deprimir los precios y desplazar la
producción doméstica en la República Dominicana”21.
20. Previo al DRCAFTA, a fines de los noventa, la República Dominicana firmó dos acuerdos comerciales de libre comercio. El primero con Centroamérica y el segundo
con los países de la CARICOM, los cuales estipulan una lista de bienes excluidos del trato nacional y que se acogerán al trato de nación más favorecida.. muchos de los
cuales son productos agropecuarios o agroindustriales, lo que implicó un escaso nivel de liberalización del comercio agrícola. (Ceara & Isa, 2003).
21. Por otro lado, Isa (2006), refiere que la United Status Internacional Trade Commission (USITC), agencia federal de los Estados Unidos, encargada de asuntos relacionados con la política comercial, ha dicho que uno de los grandes beneficiarios del Acuerdo sería el sector agrícola de los Estados Unidos.
La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

36

4.1 Régimen de protección de la producción agropecuaria. La Rectificación Técnica.

En el marco de las negociaciones de la Ronda de Uruguay y los compromisos ante la OMC, el país consolidó todos sus aranceles
a una tasa máxima de 40%. Ante la reacción de los productores, surgió la Rectificación Técnica, que es un instrumento de política
arancelaria para la protección de ocho productos agropecuarios considerados como sensibles para el sector productivo nacional.
Estos productos son: arroz, ajo, cebolla, carne de pollo, frijoles, leche en polvo, maíz y azúcar22, los cuales tienen mucho peso en el
valor de la producción agropecuaria y agroindustrial y en el consumo alimenticio, con excepción del maíz. A la producción de este
conjunto de rubros se destina gran parte de las tierras agrícolas del país, constituyendo una importante fuente de empleo.
La importación de dichos productos se realiza bajo un régimen de arancel-cuota, que consiste en la aplicación de un arancel base
conforme al arancel vigente antes de la reforma arancelaria del año 2001, hasta cierto volumen límite o cuota, a partir de cuyo
contingente23 se aplica un arancel más elevado. Los aranceles dentro de la cuota son de 20% o 25%, con excepción el maíz que es
cero. Los aranceles fuera de la cuota oscilan entre 40% y 117%.
La solicitud de la Rectificación Técnica a la OMC dio lugar a que la República Dominicana negociara bilateralmente con los Estados
Unidos, en calidad de principal suplidor de siete productos, mientras que para la leche se llevaron a cabo negociaciones con
Dinamarca y Holanda de la Unión Europea, y con Nueva Zelanda.
El régimen de Rectificación Técnica ofrece un notable nivel de protección a las actividades agropecuarias del país. “En la mayoría
de los casos, el arancel fuera de la cuota es prohibitivo, generándose un mercado totalmente cautivo” y “las rentas que generan
las importaciones dentro de la cuota parecen elevadas a juzgar por los diferenciales de precios entre la oferta doméstica y las
importaciones” (Cieca, 2006).

IV.2

Compromisos ante el DR-CAFTA relacionados con la comercialización de habichuelas.

Cuando se llevaron a cabo las negociaciones, los Gobiernos optaron por incluir en el DR-CAFTA una lista de productos que podrán
ingresar, en su mayoría, con tasa cero, pero en cantidades y volúmenes limitados, durante 15 o 20 años luego de la entrada en
vigencia del Acuerdo.
República Dominicana negoció en el DR-CAFTA contingentes arancelarios para dieciocho tipos de productos de origen agropecuario,
gran parte de los cuales forman parte del grupo de productos protegidos a través de la Rectificación Técnica negociada en la OMC.
En efecto, la lista incluye frijoles, arroz, cebollas, así como varios tipos de carne de pollo y leche (líquida y en polvo), y otros varios
productos, básicamente de origen animal, que no forman parte de la Rectificación Técnica24.
22 . http://otcasea.gob.do/?page_id=177
23. Un contingente arancelario es el “volumen definido de importación de productos agropecuarios que gozan de un trato arancelario especial, más bajo que el
arancel fijado como máximo para el resto de importaciones por fuera de este volumen”. http://otcasea.gob.do/?page_id=158
24. Entre éstos, carne bovina (cortes finos y selectos), carne de cerdo, tocino, grasa de cerdo, carne de pavo, grlucosa, helado, mantequilla, queso (Mozzarella,
Cheddar y otros tipos) y yogurt. En el caso de la carne de pollo, que forma parte de la Rectificación Técnica, los tipos de carne sujetos a contingentes arancelarios
con carne de pollo deshuesada, pechugas, muslos y trozos y despojos de pollo.
La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

37

Los contingentes arancelarios de frijoles aplican exclusivamente para Estados Unidos y Nicaragua, mientras los contingentes de
cebolla y cebollín (chalotes) y de pechuga de pollo solo pueden ser importados de Nicaragua y/o Costa Rica.
Los volúmenes de productos de EE.UU. que ingresen bajo contingentes arancelarios tienen derecho a un arancel del 0%, con
excepción de la leche en polvo25, en cuyo caso se estableció un período de desmonte del arancel dentro del contingente arancelario
de 5 años; o sea, que el arancel será 0% a partir del 2010. En cambio, los productos bajo contingentes arancelarios otorgados a
Nicaragua y Costa Rica, si bien se les reduce significativamente el arancel aduanero, no gozan de una tasa cero dentro del volumen
permitido.
En el régimen arancelario de la Rectificación Técnica, los frijoles tienen una cuota de importación de 17,400 toneladas métricas,
sujetas a un arancel de 25%, mientras que a las importaciones por encima de dicha cuota se les aplica un arancel de 89%26.
A través del DR-CAFTA, República Dominicana se comprometió con un programa de asignación de cuotas para la importación
de frijoles desde Estados Unidos y Nicaragua, hasta la liberalización completa de las importaciones en un período de 15 y 20
años respectivamente. Guatemala, Honduras, El Salvador y Costa Rica quedaron excluidos del programa de liberalización de las
habichuelas.
La cuotas de importación corresponden a las tres líneas arancelarias siguientes: 0731.31: Frijoles27 de las especies Vigna mungo (L)
Hepper o Vigna radiata (L) Wilczeck.; 0713.32: Frijoles28 Adzuki (Phaseolus o Vignia angulares), y 0713.33: Frijoles comunes (Phaseolus
vulgaris).

25. Clasificada en los códigos arancelarios 0402.10.00, 0402.10.90, 0402.21.10, 0402.21.90, 0402.29.10 y 0402.29.90.
26. Como veremos más adelante, el volumen de importación es significativamente mayor a esta cuota. Esto revela que aún con este nivel protección arancelaria,
las importaciones de habichuelas son altamente competitivas con la producción local.
27. Judías, porotos, alubias, fréjoles.
28. Judías, porotos, alubias, fréjoles
La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

38

Cuadro 14
Contingentes Arancelarios para Importación de frijoles
desde Estados Unidos

Volumen Cuota
TM
(Arancel 0%)

Arancel fuera
de la cuota
(Base 89%)

8.560

83,07%

2007

9.120

77,13%

2008

9.680

71,20%

2009

10.240

65,27%

2010

10.800

59,33%

2011

11.360

53,40%

2012

11.920

47,47%

2013

12.480

41,53%

2014

13.040

35,60%

2015

13.600

29,67%

2016

14.160

23,73%

2017

14.720

17,80%

2018

15.280

11,87%

2019

15.840

5,93%

2020

Ilimitada

0,00%

 
Año
 
2006

Fuente: Elaborado con información de la Guía para la Comunidad Comercial.
República Dominicana: Contingentes Arancelarios Importación bajo el
DR-CAFTA. http://otcasea.gob.do/wp-content/uploads/2009/09/guia

Con Estados Unidos se negoció una cuota agregada de las tres líneas arancelarias citadas de 8,560 toneladas
para el 2006, año de entrada en vigencia del acuerdo, volumen que aumentará en 560 toneladas por año hasta
alcanzar 15,840 toneladas en el año 2019, a partir del cual no habrá restricciones al volumen de importación
de habichuelas de dicho país. Las importaciones dentro de la cuota están libre de pago de arancel (tasa cero),
mientras que los volúmenes importados fuera de la cuota pagan un arancel que, partiendo de una base de 89%,
se desmontará linealmente (reducción de 5.93% cada año) durante el período de vigencia de los contingentes
arancelarios. Como se observa en el cuadro 14, en el 2006 el arancel fuera de la cuota fue de 83.07%, mientras
que actualmente (2009) es de 65.27%.
La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

39

Cuadro 15
Contingentes Arancelarios para Importación de frijoles
desde Nicaragua

 

Arancel dentro de la
cuota por tipo de frijol
1_/
 
Año
 
2006
2007
2008
2009
2010
2011
2012
2013
2014
2015
2016
2017
2018
2019
2020
2021
2022
2023
2024
2025

Volumen
Cuota
TM
 
1.800
1.800
1.800
1.800
1.800
1.800
1.800
1.800
1.800
1.800
1.800
1.800
1.800
1.800
1.800
1.800
1.800
1.800
1.800
Ilimitada

0713.32
 
20%
15%
10%
5%
0%
0%
0%
0%
0%
0%
0%
0%
0%
0%
0%
0%
0%
0%
0%
0%

0713.31 y
0713.33
20%
10%
0%
0%
0%
0%
0%
0%
0%
0%
0%
0%
0%
0%
0%
0%
0%
0%
0%
0%

Arancel fuera
de la cuota
 
89,00%
89,00%
89,00%
89,00%
89,00%
89,00%
89,00%
89,00%
89,00%
89,00%
81,88%
74,76%
67,64%
60,52%
53,40%
42,72%
32,04%
21,36%
10,68%
0,00%

Fuente: Elaborado con información de la Guía para la Comunidad Comercial.
República Dominicana: Contingentes Arancelarios Importación bajo
el DR-CAFTA. http://otcasea.gob.do/wp-content/uploads/2009/09/guia

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

40

Con Nicaragua, el país se comprometió a concederle una cuota anual de 1,800 toneladas métricas durante 20 años. A diferencia
con Estados Unidos, que las importaciones de dentro de la cuota están libres de aranceles, en el caso de Nicaragua se establecieron
aranceles dentro de la cuota. Además, el arancel base (89%) no se modificará durante los primeros 10 años del acuerdo, del año 11
al 15 se desmontarán a razón de 8% anual, y entre los años 16 al 20 lo hará a razón de 12% anual.
Como muestra el cuadro 15, a los frijoles importados desde Nicaragua correspondientes a la línea arancelaria 0713.32 se les aplicó
un arancel de 20% el primer año del acuerdo, cuyo desmonte se completa en el presente año (2009), en el cual se aplica un arancel
de 5%. Los frijoles de las otras dos líneas arancelarias, que incluyen los frijoles comunes (Phaseolus vulgaris), tuvieron arancel dentro
de la cuota solo el primer y segundo año, de 20% y 10% respectivamente.

IV.3

Potenciales impactos de las importaciones en la producción

Las cuotas de importaciones de habichuelas negociadas en el DR-CAFTA con Estados Unidos y Nicaragua para el año que transcurre
totalizan 12,040 quintales, equivalente a cerca del 30% del consumo de los últimos años, y cerca de la mitad del promedio anual de
producción29. Debido al compromiso de aumentar la cuota de importación desde Estados Unidos en 560 toneladas al año, el total
de dichas cuotas se incrementará 4.7% el próximo año, tasa que disminuirá año tras año, y registrará 3.2 % en el 2019, el ultimo año
de la cuota de Estados Unidos.
Las importaciones desde Estados Unidos, cuya cuota representa actualmente el 85% del total de contingentes arancelarios
negociados en el DR-CAFTA y se elevará al 90% al final del período de vigencia de la cuota, son las que tienen mayor capacidad
de penetración del mercado doméstico y desplazamiento de la producción local30, en vista de que los precios a nivel de finca son
significativamente mayores en Nicaragua y los restantes países de Centroamérica.
Como ha señalado el estudio de Cieca (2006), la inmensa mayoría de las unidades productivas de frijoles desaparecería,
independientemente de que se trate de unidades pequeñas o grandes, debido a los enormes diferenciales de precios entre los
Estados Unidos y la República Dominicana. Una de las razones de la gran ventaja en precios que exhibe Estados Unidos es la elevada
productividad, que, como vimos en el capítulo anterior, es dos y tres veces superior a la de República Dominicana y los demás países
que forman parte del Acuerdo.

IV.4

Administración de las cuotas de importación

Luego de que el país suscribió y ratificó en el Congreso Nacional la Ronda de Uruguay sobre el Acuerdo General de Aranceles y
Comercio (GATT) y se adhirió a la OMC, se elaboró el mecanismo para la aplicación del sistema arancel-cuota negociado a través de
la Rectificación Técnica31.
29. En el quinquenio 2003-2007, la producción anual promedio del país fue de 24,840 toneladas.
30. El incremento de las importaciones desde Estados Unidos tendría dos componentes. El primero, por el incremento de la cuota, libre de aranceles, y el segundo por
efecto de la desgravación arancelaria para importaciones fuera de la cuota (Cieca, 2006).
31. La Rectificación Técnica fue ratificada por el Congreso Nacional mediante Resolución 92-99, de fecha 13 de octubre de 1999.
La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

41

La normas para la administración de las cuotas de importación se establecieron en al año 1999, mediante disposición del Presidente
de la República32. El referido Decreto refiere que “es conveniente adoptar medidas para garantizar que las importaciones de dichos
productos agropecuarios armonicen los intereses legítimos de los productores, comerciantes, importadores y distribuidores, así
como de la población consumidora en general”. Además, señala que las autoridades tienen el deber de “velar por la transparencia en
las asignaciones de los derechos de importación y evitar el acaparamiento con fines especulativos”, y que la aplicación del sistema
de cuotas debe estar acorde a los principios de la OMC y ser “eficaz, imparcial, transparente, entendible, competitivo e incorruptible,
que no provoque temores ni suspicacias en los sectores pasibles de ser afectados”.
En virtud de la firma del DR-CAFTA, fue emitido un nuevo reglamento para la asignación y administración de los contingentes arancelarios
que la República Dominicana otorgó en este Acuerdo33. El proceso de asignación de cuotas debe iniciarse en la última semana del

mes de septiembre de cada año, con una publicación nacional y una en la página Web de la SEA, con información sobre los cupos
disponibles en el año calendario siguiente de los Contingentes Arancelarios, y “los solicitantes deberán retirar sus certificados de
importación en la Unidad de Administración de Contingentes y Salvaguardias de la OTCA, a más tardar el último día laborable de la
segunda semana de diciembre”34.
Los contingentes arancelarios, en vista de que no pagan aranceles y, por tanto, reducen los costos de importación, representan
una ventaja para el importador; una oportunidad para obtener márgenes de beneficios más amplios. Para evitar prácticas
monopólicas en el manejo de las cuotas de importación, éstas deben ser adecuadamente reguladas, responsabilidad que está bajo
la responsabilidad de la Comisión para Importaciones Agropecuarias, integrada por el Secretario de Agricultura, el Secretario de
Hacienda, El Secretario Administrativo de la Presidencia y el Director General de Aduanas35.
Las cuotas se asignan tanto a empresas como a personas físicas, que deben cumplir determinados requisitos. Del volumen total
de un contingente arancelario, se asigna el 80% a importadores tradicionales y el 20% a nuevos importadores. La Comisión debe
anunciar, a más tardar el 1 de octubre, los volúmenes disponibles para cada contingente arancelario.
Las cuotas han sido distribuidas anualmente entre un número muy variado de importadores, como muestra el cuadro siguiente.
Destaca el hecho que en el 2008 se aplicó una política orientada a beneficiar un mayor número de importadores con la asignación
de cuotas, elevándose a 389 beneficiarios, muy superior a los 95 y 122 beneficiarios de los años 2007 y 2009 respectivamente.

32. Decreto 505-99, del 24 de noviembre de 1999.
33. Decreto 534-06, de fecha 15 de noviembre de 2006.
34. Art. 6 y 7, Decreto 534-06.
35. La reglamentación vigente está regida por Decreto 174-08. En el Decreto 505-99, se dispuso que “a través de comités consultivos que podrán crearse al efecto,
los productores agropecuarios de los rubros comprendidos en la Rectificación Técnica, así como los comerciantes e importadores, tanto mayoristas como detallistas, asesorarán a la Comisión para las Importaciones Agropecuarias y aportarán su experiencia en el desarrollo de las labores y en el cumplimiento de las condiciones y mecanismos de distribución de los contingentes arancelarios establecidos en la Rectificación Técnica” (Art. 4).
La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

42

Cuadro 16
Número de beneficiarios y volumen de las cuotas de importación
de habichuelas por país. 2007-2008
Estados Unidos

 
2007

 

Número de beneficiarios
Volumen TM
Promedio por importador TM
2008

 

Volumen TM
Promedio por importador TM
2009

Volumen TM
Promedio por importador TM

 
2

95

9.120

1.800

10.920

98

900

115

 

 

352

37

389

9.680

1.800

11.480

28

49

30

 

Número de beneficiarios

Total

93

 

Número de beneficiarios

Nicaragua

 

 

107

15

122

10.240

378

10.618

96

25

87

Fuente: Elaborado con información de la Secretaría de Agricultura.
http://otcasea.gob.do/wp-content/uploads

En el 2008 se asignaron cuotas muy pequeñas. En efecto, 85 importadores (24% del total) recibieron asignaciones de solo una
tonelada, y a 146 importadores (41%), se les asignaron cuotas entre 2 y 10 toneladas. En cambio, en el 2009 no se asignaron cuotas
inferiores a 11 toneladas. En este año, a la gran mayoría de los importadores (90%) se le asignó cuotas entre 21 y 100 toneladas, con
un volumen equivalente al 51% del total. El Anexo 4 contiene el listado de las personas y empresas beneficiarias con la asignación
de cuotas en el 2009, tanto desde Estados Unidos como desde Nicaragua.

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

43

Cuadro 17

Distribución de la importación de frijoles por tamaño de la cuota asignada
2008-2009

2008

Tamaño cuota asignada

2009

Toneladas métricas

Cant. Benef.

%

Cant. Benef.

%

1

85

24,1%

0

0,0%

2-10

146

41,5%

0

0,0%

11-20

97

27,6%

5

4,1%

21-50

2

0,6%

38

31,1%

51-100

4

1,1%

72

59,0%

101-200

4

1,1%

1

0,8%

201-500

9

2,6%

2

1,6%

501-1000

5

1,4%

2

1,6%

1001-2000

0

0,0%

2

1,6%

Total

352

100,0%

122

100,0%

Fuente: Elaborado con datos de la Comisión para la Importaciones Arancelarias. Oficina de
Tratados Comerciales de la SEA.
http://otcasea.gob.do/wp- content/uploads/2009/02/cont2009.pdf

Para los productores es muy relevante la forma en que se administran las cuotas; en particular la regulación de las fechas autorizadas
para realizar las importaciones, a fin de evitar que ingrese al mercado local un volumen de habichuelas importadas de una magnitud
que limite la venta de la producción local. En tal sentido, la reglamentación vigente establece que “las cuotas adjudicadas deberán
llegar al país dentro del plazo aprobado, con el propósito de evitar que la producción nacional sea afectada. El incumplimiento de
esta cláusula por parte de un importador anulará automáticamente la asignación de la cuota de importación concedida”36.
Por otro lado, la Secretaría de Estado de Agricultura está facultada para modificar el calendario de importación, por vía administrativa,
decisión que debe notificar a los demás miembros de la Comisión. De manera que el actor relevante en la administración de las
cuotas es dicha Secretaría, sobre cuyas acciones los productores y demás sectores interesados deben mantener estrecha vigilancia.
Además del calendario de importación, la reglamentación para la asignación de cuotas estipula que los volúmenes de importación
adjudicados no pueden ser transferidos a otro importador y, en caso de que un beneficiario no pueda importar el volumen asignado,
la Comisión debe redistribuir el mismo entre los restantes importadores, de la forma establecida en la normativa vigente.
En la administración de las cuotas, es fundamental tomar en cuenta la estacionalidad de la producción (gran parte de la cosecha
de habichuelas tiene lugar entre diciembre y marzo), de manera que se proteja tanto a los productores como a los consumidores,

36. Decreto 505-99.
La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

44

mediante el acceso al producto a precios razonables, los cuales, en términos reales han mostrado una tendencia de largo plazo hacia
la baja37. No obstante en los últimos 12 meses ha tenido lugar un aumento del precio de la habichuela a nivel de consumidor, tanto
en términos nominales como reales.
La habichuela roja, la de mayor consumo, ha pasado de un promedio de RD$27.82 la libra en julio de 2008 a RD$31.77 en junio
2009, para un incremento de 14.2%, significativamente superior al nivel general de inflación reportado por el Banco Central38.
La habichuela importada (pinta), pasó de un promedio de RD$30.23 la libra en julio de 2008 a RD$32.87, lo que representa un
incremento de 8.7%. El mayor aumento lo registró en dicho período la habichuela negra (22.5%), mientras que el precio de la
habichuela blanca, la de menor consumo, aumentó 9.4%. (Anexo 5)
Los precios recientes de las habichuelas negras a nivel de consumidor se han mantenido por debajo de los demás tipos de
habichuelas, seguidos de las pintas y las rojas. Como se observa en el siguiente gráfico, los precios de los cuatro tipos de habichuelas
han mostrado una tendencia de corto plazo a igualarse a alrededor de RD$32.00 por libra39.
Gráfico 21

Precio promedio mensual de habichuelas a nivel de consumidor,
julio 2088 a junio 2009. RD$/Libra
Fuente:Elaborado con los datos de la FAO.
36
34
32
30
28
26
24
22
20
Julio
2008

Ag

Sep

Oct

Nov

Dic

Enero
2009

Febr

Mar Abr May Jun

Cabe destacar que si bien la estacionalidad de la producción genera estacionalidad en los precios al consumo, la disponibilidad de
importaciones tiende a reducir esta última; así como el hecho de que existe una gran diferencia entre los precios de frijoles a nivel
de mayorista en República Dominicana y otros miembros del DR-CAFTA. Por ejemplo, según datos de la Secretaría de Agricultura,
en el 2006 el precio promedio de las habichuelas rojas en el comercio mayorista fue de RD$2,099 (US$1,412 la tonelada métrica),
precio que representa un margen de comercialización de 24% respecto al precio final.
37. Pavel (Cieca 2006).
38. El Banco Central reporta inflación de solo 0.26% medida por la variación porcentual junio 2009 respecto a junio 2008, y 6.39% como promedio de 12 meses.
39. Otras presentaciones de habichuelas tienen precios diferentes. Por ejemplo, en el pasado mes de junio 2009, la habichuela roja en lata tenía un precio promedio
de RD$33.93, la lata de 15 onzas, y la habichuela verde se expendía en dicho mes a RD$63.16 la libra. (http://www.one.gob.do/index.php?module=articles&func=view
&catid=86)

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

45

Relacionado con lo anterior, “en mayo de 2006, en Nicaragua el precio fue de US$ 590.5 por tonelada, en Guatemala de US$ 821.3,
en El Salvador US$ 798.9, en Costa Rica de US$ 1,184.3 y en los Estados Unidos de US$ 507.3, en este último caso para frijoles pintos).
En contraste, en la República Dominicana el precio al por mayor fue de US$ 1,485.4 por tonelada métrica. Estos diferenciales de
precio parecen sugerir una enorme desventaja competitiva, aún si fuese posible reducir los márgenes de comercialización”40.

V. Conclusiones y Recomendaciones
La producción, comercialización y consumo de habichuelas es de gran importancia, tanto en República Dominicana como en los
países de Centroamérica miembros del DR-CAFTA. Es uno de los principales componentes de la dieta diaria de estos países; su más
importante fuente de proteína vegetal y al propio tiempo fuente de empleo y de ingreso de muchas familias pobres del área rural.
Una proporción relativamente alta de las tierras de uso agrícola de los países la región miembros del Acuerdo se destina al cultivo
de habichuela, mayormente en pequeñas unidades de producción, con bajo nivel tecnológico y escaso rendimiento.
De los socios del DR-CAFTA, Estados Unidos es el país con menor consumo de habichuelas por persona, seguido de República
Dominicana, mientras que Nicaragua y El Salvador registran los mayores niveles de consumo per cápita. En cambio, en Estados
Unidos los volúmenes de producción y comercialización de habichuelas son enormes respecto a los demás países del Acuerdo.
Además el rendimiento por hectárea es mas del doble del promedio regional, de manera que tanto la República Dominicana como
los restantes socios comerciales se encuentran en completa desventaja competitiva, en un escenario en el cual la producción local
es marcadamente insuficiente para satisfacer el consumo nacional, que depende en una alta proporción de la oferta externa.
República Dominicana y Costa Rica son los países del Acuerdo más dependientes de la importación de habichuelas, de procedencia
casi exclusiva de Estados Unidos, gran exportador del grano y al propio tiempo el principal importador del mismo. Nicaragua
también exporta habichuelas, pero en cantidades pequeñas en relación a Estados Unidos.
En República Dominicana los rendimientos del cultivo son muy bajos y los costos unitarios de producción muy altos, y por tanto
los precios a nivel de productor muy altos, respecto a los demás socios del Acuerdo, especialmente Estados Unidos, por lo que
la penetración de las importaciones constituye una amenaza para los productores locales, la gran mayoría de los cuales podría
desaparecer si las condiciones externas e internas de la producción y comercialización del producto no experimentan un cambio
radical.
Si bien los productores ya están experimentando los efectos del Acuerdo, los mismos se sentirán con mucho mayor fuerza en el
mediano y largo plazo, particularmente cuando desaparezca el régimen de protección negociado en la OMC (Rectificación Técnica),
en el cual se sustenta el desmonte de los aranceles y las cuotas de importación de habichuelas negociadas con Estados Unidos y
Nicaragua en el marco del DR-CAFTA.
Mientras Estados Unidos mantiene enormes subsidios y ayudas internas a sus agricultores, en el país se ofrece escasa y mala calidad
de bienes y servicios públicos a los productores de habichuelas y al sector agrícola en general, lo que amenaza con ampliar la ya
40. Cieca (2006), sobre la base de reporte de CORECA-CAC.

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

46

significativa desventaja de los productores locales, el aumento de la penetración de las importaciones y acelerar el desplazamiento
de la producción doméstica de la leguminosa.
Por otro lado, la gran debilidad institucional del país (posición 117 de 133 países evaluados por el Foro Económico Mundial), le
impide generar la capacidad necesaria para proteger a los productores o amortiguar los efectos negativos del Acuerdo y al propio
tiempo garantizar a la población acceso al consumo de habichuelas. En este sentido, el mal desempeño de las instituciones se
manifiesta en derroche y distracción de los fondos públicos y un pobre comportamiento ético de las empresas, como lo revelan
las evaluaciones a que hemos hecho referencia, que colocan al país en los últimos lugares en los indicadores de fortalecimiento
institucional a nivel mundial. Pero además, en otros importantes factores de competitividad sistémica, como las condiciones de
educación, el país también se encuentra en una posición extremadamente desventajosa. En síntesis, en términos del índice de
competitividad global, República Dominicana ocupa el penúltimo lugar en el área DR-CAFTA; solo supera a Nicaragua.
Lo anteriormente expuesto significa un gran reto para las asociaciones de productores de habichuelas, las cuales deben fortalecer
sus capacidades de incidencia, no solo en la política agrícola, sino también en las políticas públicas en general, en vista de que éstas
condicionan de manera muy determinante los resultados de la primera. En tal sentido, parecería conveniente que las organizaciones
de productores identifiquen y emprendan acciones en el marco de lineamientos como los siguientes:
a) Crear conciencia de que las políticas públicas y los compromisos asumidos por el país en el DR-CAFTA, tienen implicaciones
en el conjunto de unidades de producción agropecuaria y, por tanto, en el empleo, el ingreso y el bienestar de las familias
del campo, así como en los núcleos familiares más pobres de la zona urbana, cuyos escasos ingresos se destinan en una
proporción muy alta a satisfacer las necesidades alimenticias. Las mujeres, por su rol en la administración del hogar y su
acceso mucho más limitado a fuentes de empleo e ingresos, tienden a ser más impactadas por las políticas relacionadas
con la oferta de alimentos.
b) Tomar en cuenta que el aumento de la productividad, la reducción de los costos de producción y el mejoramiento de
las condiciones de comercialización, no solo depende del esfuerzo individual de cada productor de habichuelas. Es
fundamental la acción colectiva de las asociaciones de productores y las comunidades en su conjunto en procura de
políticas públicas eficaces. Es bien conocido que los planes y acciones de incidencia, para lograr sus objetivos, deben
involucrar al mayor número posible de actores
c) Mejorar los mecanismos de vigilancia en la administración de las cuotas de importación de habichuelas, para que las
mismas sean manejadas con transparencia y asignadas en el momento oportuno, de manera que se eviten prácticas
monopólicas y especulativas por parte de los importadores, en perjuicio de los productores y los consumidores. El déficit
institucional a que hemos hecho referencia, es decir, el incumplimiento de las normas y leyes vigentes, el favoritismo y
otras prácticas corruptas, constituyen un riesgo permanente para la adecuada regulación de las cuotas.
d) Elaborar y llevar a la práctica un plan integral de incidencia. La amenaza de la desaparición de la mayoría de los productores
de habichuela es real, a menos que tenga lugar un cambio sustancial en las condiciones imperantes, incluyendo una
eventual modificación del Acuerdo. Para la reestructuración productiva que sería necesario llevar a cabo, en un ambiente

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

47

de tanta debilidad institucional, se requiere aumentar de manera extraordinaria la capacidad de gestión, negociación y
acción solidaria de los productores en demanda de políticas públicas adecuadas.
e) Considerar el fortalecimiento del cooperativismo y otras modalidades de economía solidaria, como alternativa que
contribuiría a enfrentar los grandes desafíos que para los productores de habichuelas representa el DR-CAFTA, y que, más
allá del Acuerdo, promovería el comercio justo, la seguridad alimentaria, la preservación del medio ambiente, equidad de
género y otros valores.

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

48

ANEXOS

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

49

ANEXO 1
Gráfico

Miles de hectáreas

10.000

Evolución de la superficie cosechada de habichuelas en Am érica Latina y
El Caribe y los países del DRCAFTA de la región. 1961-2007

9.000
8.000
7.000
6.000

Países DRCAFTA
regional
América Latina y el
Caribe

5.000
4.000
3.000
2.000
1.000

19
61
19
64
19
67
19
70
19
73
19
76
19
79
19
82
19
85
19
88
19
91
19
94
19
97
20
00
20
03
20
06

0

ANEXO 2
Exportaciones e importaciones de frijoles de los países miembros
del DRCAFTA. 2004-2006

Exportaciones
2006

 
Países

2005

2004

Cant.

US$

Cant.

US$

Cant.

US$

TM

Miles

TM

Miles

TM

Miles

1.160

461

552

315

694

285

2

4

3

3

41

43

El Salvador

4.014

5.228

3.228

4.549

2.883

3.376

Guatemala

357

396

2.226

1.370

3.894

1.915

 
Costa Rica
Rep. Dominicana

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

50

Honduras

2.575

1.475

2.143

1.443

1.947

958

Nicaraqua

4.065

3.902

40.084

28.003

37.233

18.831

Estados Unidos

354.827

225.863

272.354

183.272

270.316

168.982

Total export.

367.000

237.329

320.590

218.955

317.008

194.390

Importaciones
Costa Rica

44.990

27.361

29.654

19.078

34.274

19.491

Rep. Dominicana

26.286

18.313

37.144

28.655

26.749

15.508

El Salvador

30.968

20.955

25.135

16.157

16.483

7.918

Guatemala

17.361

8.762

9.243

5.364

8.447

3.341

Honduras

9.666

6.992

3.565

2.444

3.559

1.780

Nicaraqua

2.689

2.306

2.241

1.504

3.098

1.202

Estados Unidos

152.424

102.483

147.413

106.839

154.238

95.571

Total import.

284.384

187.172

254.395

180.041

246.848

144.811

Balance comercial de habichuelas (Exportaciones-Importaciones)  
Costa Rica

-43.830

-26.900

-29.102

-18.763

-33.580

-19.206

Rep. Dominicana

-26.284

-18.309

-37.141

-28.652

-26.708

-15.465

El Salvador

-26.954

-15.727

-21.907

-11.608

-13.600

-4.542

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

51

Guatemala

-17.004

-8.366

-7.017

-3.994

-4.553

-1.426

Honduras

-7.091

-5.517

-1.422

-1.001

-1.612

-822

Nicaraqua

1.376

1.596

37.843

26.499

34.135

17.629

Estados Unidos

202.403

123.380

124.941

76.433

116.078

73.411

Total balance

82.616

50.157

66.195

38.914

70.160

49.579

Fuente: Elaborado con informaciones de la Fao. http://faostat.fao.org/

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

52

ANEXO 3
Estimación de importaciones mensuales de habichuelas en R.D.
Datos ilustrativos. No reales 1_/
Enero 2005 a julio 2009
En toneladas métricas

ENERO

2.927

6.599

55

5.303

4.859

19.743

FEBRERO

1.003

2.510

53

1.854

852

6.272

MARZO

51

1.982

167

2.845

1.353

6.398

ABRIL

98

634

1.696

1.380

222

4.030

MAYO

553

265

1.178

2.537

138

4.671

JUNIO

2.806

214

143

1.997

1.592

6.752

JULIO

3.753

903

1.146

1.720

3.120

10.641

AGOSTO

3.706

341

6.508

623

11.178
 

SEPTIEMBRE

436

34

1.423

466

2.359
 

1.363

111

1.184

261

NOVIEMBRE

2.919
 

OCTUBRE

3.532

519

4.170

1.328

9.550
 

DICIEMBRE

4.275

1.897

3.324

3.227

12.722
 

Total estimado 1_/

24.503

16.009

21.046

23.540 12.136

97.234

1_/Estimado para fines de observar los períodos en que entra mayor volumen de importaciones (estacionalidad),
calculado sobre la base de valores de las importaciones obtenidos en la Direccón General de Aduanas, aplicando el
precio promedio de las exportaciones de Estados Unidos de cada año. Para el 2008 y el 2009 se utilizó el precio de 2007.
Las estimaciones pueden variar significativamente de los datos reales de importaciones mensuales (no disponibles).
Por ejemplo, según datos de la FAO, las importaciones del año 2005 fueron 37, 144 tm, y en el 2006 fueron 26,286 tm
(http://fostat.fao.org/)
La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

53

ANEXO 4

ASIGNACION CONTINGENTES ARANCELARIOS DRCAFTA
PARA IMPORTACIÓN DE FRIJOLES
Año 2009
En toneladas métricas
BENEFICIARIO DE LA ASIGNACION Y ORIGEN
DE LAS IMPORTACIONES

RNC/CIE

ASIGNACIÓN

 

Vol ( tm)

%

1 Agrifresh International, S.A.

 
109-023-688

 
52

 
0,5%

2 Agrocomercial Import, S.A.

101-729-491

1.890

17,8%

3 Agrocomercial Tejada, S.A.

047-0079796-4

60

0,6%

101-829-494

322

3,0%

Estados Unidos

4 Agroindustrial Río Blanco, S.A.
5 Agroservicios del Cibao, S.A.

130-038-856

60

0,6%

001-0873915-2

29

0,3%

7 Almacenes Familia, S.A.

122-021-159

121

1,1%

8 Almacenes Royal, CxA

101-014-407

60

0,6%

9 Altagracia Castillo

001-0529946-5

24

0,2%

10 Aneudy Berliza

223-0041230-5

47

0,4%

11 Asocodemo Bursatil, CxA

130-446-458

60

0,6%

12 BEMOSA, S.A. (Supermercado Bravo)

101-602-465

53

0,5%

13 Cadena Distrib. Artíc. de Primera Necesidad Oriental Caprino, CxA

130-544-425

60

0,6%

14 Cadena Distrib. Bienes Comestibles y Servicios El Maniel, CxA

130-545-111

60

0,6%

15 Canal de Distribución de Productos Básicos Cibao Central, CxA

130-544-192

60

0,6%

003-0023543-9

50

0,5%

101-592-321

58

0,5%

6 Alberto de León

16 Candito Mateo Marcano
17 Caribbean Grain Company, S.A.
18 Casa Calín, S.A.

115-024-464

32

0,3%

19 Casa Chepe, S.A.

101-520-213

778

7,3%

20 Casa Comercial Rodríguez Jiménez, S.A.

130-524-319

33

0,3%

21 Casa Jofiel, CxA

130-455-856

20

0,2%

22 Catemo Comercial, S.A.

130-094-624

60

0,6%

23 Central de Distribución de Productos Alimenticios CODEPRO, CxA
24 Centro Cuesta Nacional, CxA

130-545-278

60

0,6%

101-019-921

53

0,5%

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

54

25 Cereales Industriales, CxA

101-800-895

22

0,2%

26 César Miguel Cortes Risk

001-1782093-6

60

0,6%

27 Comercializadora Carola, S.A.

109-011-582

52

0,5%

28 Comercializadora de Productos Alimenticos COPROAL, S.A.

130-545-121

60

0,6%

29 Comerc. de Prod. de Consumo Básico Central COPROBA, CxA

130-544-402

60

0,6%

30 Comerc. de Productos de Consumo Masivo FECODERD, CxA

130-544-751

60

0,6%

31 Comerci. Nacional de Productos y Servicios, S.A. (COMPROSA)

130-452-598

60

0,6%

32 Comercializadora Nativa, S.A.

130-334-285

44

0,4%

33 Cresencio Arache

001-0385964-1

53

0,5%

34 Cristóbal Lorenzo (Comercial Cristóbal Lorenzo)

001-0262214-9

60

0,6%

35 Dionicio Quiñones & Asociados, CxA.

130-509-964

60

0,6%

36 Distribuidora de Granos Tania, S.A.

130-524-343

23

0,2%

37 Distrib. de Mercaderías de Consumo Masivo FEDECOMER, CxA

130-542-299

60

0,6%

38 Distribuidora de Productos Básicos Las Américas, CxA

130-544-743

60

0,6%

39 Distribuidora de Productos Diversos DIPROSD, CxA

130-544-395

60

0,6%

40 Distribuidora Elite, CxA

130-234-531

52

0,5%

41 Distribuidora Juan Carlos, CxA

101-724-22

60

0,6%

42 Distribuidora Nacional de Granos DINAGRA, CxA

130-544-522

60

0,6%

43 Dobe, S.A.

101-637-935

80

0,8%

44 Empacadora Medina, CxA

130-044-007

26

0,2%

45 Empaque y Centro de Abastos, S.A. (EMPACASA)

102-615-770

60

0,6%

001-0405147-9

60

0,6%

130-427-739

22

0,2%

48 Fermín Troncoso Brea

001-0203411-3

60

0,6%

49 Florentino Manuel Troncoso (Manolo)

46 Faustino Leyba Santana
47 FDS Logistic Consulting, S.A.

001-0034241-9

60

0,6%

50 Food Trading Company Dominicana, S.A.

130-139-652

60

0,6%

51 Francifelly E. Bencosme & Co., CxA

104-015-241

29

0,3%

52 Goldtrade, S.A.

130-519-056

60

0,6%

53 Granos Nacionales, S.A.

101-084-121

1.130

10,6%

54 Grupo INDWA, S.A.

122-016-457

29

0,3%

55 Grupo Ramos, S.A.

01-796-822

53

0,5%

56 Hotel Boulevard Oriental, S.A.

130-398-232

30

0,3%

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

55

57 Icebox, S.A.

130-358-648

60

0,6%

58 Importadora de Grano Braulio, S.A.

130-524-191

42

0,4%

59 Importadora de Productos Diversos Valle del Este, CxA

130-545-103

60

0,6%

60 Importadora del Sur, S.A.

117-011-971

535

5,0%

130-544-921 60

60

0,6%

62 Inversiones B&M, CxA

130-478-602

63

0,6%

63 Inversiones Mega, S.A.

102-628-033

60

0,6%

64 Isis Venecia Bueno Fontana

001-0288162-0

60

0,6%

65 Jose del Carmen Matos (Supermercado J&M)

010-0007565-3

60

0,6%

66 Julián Antonio Parra (Casa Parra y González)

001-0366642-6

60

0,6%

130-282-341

60

0,6%

61 Importadora y Comerc. de Prod. Alimenticios ICOPROAME, CxA

67 Kalojo, S.A.
68 KHWL Imports, S.A.

130-538-492

60

0,6%

002-0007623-0

60

0,6%

70 Lugo D`Oleo, S.A. (LUDESA)

130-002-292

60

0,6%

71 Manuel Sánchez, CxA (MASANCA)

106-014-421

60

0,6%

72 MAPACA Import Export, S.A.

130-540-632

60

0,6%

73 Mario Ramírez(Agro-Comercial Hermanos Ramírez, S.A.)

012-0003126-6

41

0,4%

74 Mayeline Suero (Plaza Agropecuaria Paz y Bien)

012-0098874-7

56

0,5%

75 Mercatodo, S.A.

101-793-198

54

0,5%

76 MTM Agroimport, S.A.

130-333-696

41

0,4%

77 Pichardo Hernández & Cia., S.A.

101-581-905

22

0,2%

78 Plácido Arquímedes Acosta Aristy

001-0103885-9

60

0,6%

79 Plaza Lama, S.A.

101-171-111

53

0,5%

80 Procesadora de Granos Maguana, S.A.

130-136-386

322

3,0%

81 Procesadora de Productos Agrícolas Lora, S.A.

130-524-181

35

0,3%

82 Procesadora Flamenco, CxA

130-301-913

60

0,6%

83 R.F. Agroindustrial, S.A.

101-524-391

60

0,6%

84 Rafael Antonio Japa Hidalgo (Distribuidora de Productos Patishey)

001-0037662-3

60

0,6%

85 Rafael Emilio Carrasco Melo

001-0017221-2

29

0,3%

86 Ramón Antonio Mirabal

048-0037916-8

22

0,2%

87 RPE & Asociados, S.A.

130-418-152

44

0,4%

001-0228929-5

44

0,4%

69 Lesseps Divani de León (Surtidora Divani)

88 Santa Suero (Suplidora Comercial Casa Suero)

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

56

89 Servicios Blindu, S.A.

130-034-354

44

0,4%

90 Servicios Empresariales Peñaló, S.A. (SEPESA)

130-025-772

60

0,6%

91 Servicios Logísticos Michel Reyes, S.A.

130-438-781

33

0,3%

92 Silkeborg, S.A.

130-251-282

60

0,6%

93 Supercadena Ocoa, S.A.

130-402-027

60

0,6%

94 Supermercado Caribe, S.A.

101-723-289

60

0,6%

95 Supermercado Casa Armando, CxA

101-726-318

60

0,6%

031-0233579-5

60

0,6%

97 Suplidora Comercial AE

130-189-625

20

0,2%

98 Suplidora de Supermercados Económicos, CxA

101-172-002

60

0,6%

99 Suplidora Reyvant, S.A.

101-669-022

60

0,6%

100 Supromar, S.A.

130-543-577

55

0,5%

101 Taulón Comercial, S.A.

130-234-434

60

0,6%

102 Tenedora Dana, S.A.

130-140-792

60

0,6%

103 Tenedora Hinal, S.A.

130-429-464

60

0,6%

104 Tenedora Wei, S.A.

130-480-265

60

0,6%

105 Vincasa, S.A.

130-474-372

60

0,6%

106 Xiomara Suero (Surtidora Comercial)

001-0960236-7

56

0,5%

107 Yovany Sánchez Francisco

001-0457440-5

25

0,2%

 

10.263

96,4%

96 Pedro Lorenzo Arroyo (Supermercado Cristal, S.A.)

Total de Estados Unidos 1_/
Nicaragua

 

 

101-627-387

44

 
0,4%

012-0045745-3

22

0,2%

101-520-213

46

0,4%

4 CC Porcionados, S.A.

130-085-943

12

0,1%

5 Ceycla, S.A.

124-000685-6

22

0,2%

1 Agroforestal Macapi, S.A.
2 Carlos Julio Orozco
3 Casa Chepe, S.A.

6 Dobe, S.A.

101-637-935

22

0,2%

7 Empresas Integradas, S.A.

101-517-085

22

0,2%

8 Inversiones Cageso, CxA

101-750-431

27

0,3%

9 Investrimex, CxA

130-099-812

22

0,2%

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

57

10 Isabel de la Cruz de la Cruz

068-0009677-5

16

0,2%

11 José Armando García Rondón

049-0001086-1

34

0,3%

12 José Raymundo Cruz García

001-0789657-3

33

0,3%

13 María Victoria Peña Torres

060-0015269-1

12

0,1%

14 R.F. Agroindustrial, S.A.

101-524-391

22

0,2%

15 Vicfama Importadora Agrícola

130-426-333

22

0,2%

378

3,6%

10.641

100,0%

TOTAL GENERAL*

Total de Nicaragua 1_/  

 

1_/El total calculado difiere ligeramente del presentado por la fuente de información: 10,240 tm para importaciones
de Estados Unidos y 375 tm para importaciones de Nicaragua (Total general: 10,615)
* En el año 2008 las importaciones se asignaron por un volumen de 9,680 toneladas, a 352 personas y empresas.

Fuente: Comisión para la Importaciones Arancelarias (Decretos No.603-06 y 784-08)
http://otcasea.gob.do/wp-content/uploads/2009/02/cont2009.pdf

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

58

ANEXO 5
Precio promedio mensual por tipo de habichuelas secas a nivel de consumidor
Julio 2008-Junio 2009
RD$ por libra
Tipo de habichuelas
 
Año

 
Mes

Blanca

Negra

Roja

Pinta

2008 Julio

29,95

25,92

27,82

30,23

Agosto

29,31

25,62

27,52

29,32

Septiembre

28,85

25,46

27,25

27,67

Octubre

29,82

25,32

27,64

27,42

Noviembre

32,63

24,94

28,19

27,69

Diciembre

32,31

25,10

28,46

27,88

Enero

33,99

28,63

31,98

30,41

Febrero

34,50

29,08

32,04

31,26

Marzo

33,19

29,09

30,78

31,29

Abril

32,73

29,27

30,46

30,24

Mayo

32,17

30,13

31,27

30,50

 
 
 
 
 

2009
 
 
 
 

Junio
32,76
31,74
31,77
32,87
 
Fuente: Elaborado con información de la ONE*. http://www.one.gob.do/index.php?mo
dule=articles&func=view&catid=86
*Según ONE, “Los precios de los principales productos alimenticios se levantan diariamente en
mercados populares y principales supermercados del Distrito Nacional y Santo Domingo”

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

59

ANEXO 6
“Competitividad sistémica” comparada de Rep. Dom. y países de Centroamérica

Posición en el Indice Global de Competitividad (133 países evaluados)

INDICES SELECIONADOS

Institucionalidad

Rep. Dom.

Costa Rica

 

 

El Salvador

Guatemala

Honduras

Nicaragua

 

 

 
 

Distracción de fondos públicos

127

44

71

107

105

108

Confianza en los políticos

122

34

87

109

89

118

88

28

99

100

102

124

Favoritismo en decisiones ofic. públicos

133

34

99

100

106

118

Derroche en los gastos el gobierno

132

37

51

106

116

97

Comportamiento ético de las empresas

118

40

62

67

89

111

Independencia de la Justicia

Infraestructura

Calidad de la infraestructura total

 

 

81

 

85

 

40

 

59

 

75

119

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

60

62
Calidad de la oferta de electricidad

Lineas telefónicas

130

40

88

37

Estabilidad macroeconómica

 

74

86

119

85

83

101

 

 

 
Superavit/défict gubernamental

65

 
65

40

58

 
69

103
81

Tasa de ahorro nacional

114

79

121

88

97
67

Inflación

91

110

53

96

121
97

Spread de la tasa de interés

103

114

37

80
95

Deuda gubernamental

40

76

97

70

98
34

Salud y educación primaria

 

 
 

Mortalidad infantil

35

 

 

 

84

54

80

93

81

89

69

25

69

88

80

59

Calidad de la educación primaria

132

38

101

127

116

117

Cobertura educación primaria

116

1

80

55

72

48

Esperanza de vida

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

61

Gasto en educación

87

67

106

105

85

Educación superior y entrenamiento

100

 
 

 

 

 

 

Cobertura educación secundaria

90

70

101

105

102

96

Calidad del sistema de educación

129

26

102

125

116

120

Calidad en matématicas y ciencias

131

55

111

126

125

121

86

62

98

103

90

111

Acceso a internet en las escuelas

Eficiencia del mercado de bienes

 
 

 

 

 

 

Efectividad de políticas antimonopolio

115

52

82

108

103

118

Extension y efecto de regimen tributario

115

43

25

44

37

74

90

38

44

30

61

68

Costos de la política agrícola

Eficiencia del mercado laboral
 
Costos de contratación

Confianza en administración profesional

 

 

 

 

 

105

62

103

117

95

40

93

49

75

63

99

116

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

62

Fuga de cerebros

68

16

60

47

73

80

Participación laboral de las mujeres

63

110

101

112

119

120

Sofisticación del mercado financiero
 

 

Sofisticación del mercado financiero

Facilidad de acceso a préstamos

 

 

 

 

84

63

38

68

77

102

105

63

70

74

94

98

Preparación tecnológica
 

 

Disponibilidad de ultimas tecnologías

 

68

 

74

 

78

 

56

92

125

Subscripciones a teléfonos móviles

86

107

52

43

74

98

Usuarios de intenet

62

48

84

92

95

117

Computadores personales

94

33

77

102

104

89

 

 

 

 

 

 

Tamaño del mercado doméstico

66

76

77

69

84

106

Tamaño del mercado externo

78

76

94

82

86

112

Tamaño del mercado

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

63

Sofisticación de los negocios
 

 

 

 

 

 

Estado del desarrollo de clusters

63

60

81

47

79

97

Sofisticación del proceso de producción

90

44

89

70

93

114

 

 

 

 

 

 

Capacidad de innovación

90

41

110

63

93

107

Calidad de instituciones de investigación

121

30

125

96

119

117

Innovación

Fuente: Elaborado con información de Foro Económico Mundial.
http://www.weforum.org/en/initiatives/gcp/Global%20Competitiveness%20Report/index.htm

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

64

Referencias bibliográficas
1. Banco Central. Volumen y valor de la producción agrícola a precios corrientes. http://www.bancentral.gov.do/
estadisticas_economicas/sector_real/prod_agricola_corrientes.xls
2. Centro de Investigación Económica para el Caribe-CIECA. (Noviembre, 2006). Implicaciones del DR-CAFTA
para sectores seleccionados de la agropecuaria en la República Dominicana con especial atención a pequeñas
unidades productivas. Santo Domingo. Pavel Isa y colaboradores
3. Comisión Económica para América Latina y El Caribe-CEPAL. Informe del Taller Regional del Proyecto
“Impacto del Tratado de Libre Comercio de Centroamérica en la Agricultura y el Sector Rural en cinco países
centroamericanos. Tegucigalpa. Honduras. 5 de noviembre de 2007. http://www.inforural.com.mx/IMG/pdf/
documento_CEPAL-TLC_centroamerica.pdf
4. Comisión Económica para América Latina y El Caribe-CEPAL. Anuario Estadístico. 2008. http://websie.
eclac.cl/anuario_estadistico/anuario_2008/esp/index.asp
5. Dirección General de Aduanas. Departamento de Estadísticas. Valor de las importaciones mensuales de
habichuelas 2005-2009 (julio). Datos solicitados para este reporte.
6. Comisión para las Importaciones Agropecuarias. Asignación de contingentes arancelarios DR-CAFTA. Año
2009. http://otcasea.gob.do/wp-content/uploads/2009/02/cont2009.pdf.

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

65

7. FAO. Estadísticas de producción y comercio exterior de habichuelas por países. http://faostat.fao.org/site/567/
default.aspx#ancor
8. Junta Agroempresarial Dominicana-JAD. Acuerdos Comerciales. http://www.jad.org.do/acuerdos.
aspx?acucatid=1
9. Oficina Nacional de Estadísticas-ONE. Boletines mensuales de precios, julio 2008 a junio 2009. http://
wwww.one.gob.do/index.php?module=articles&func= view&catid=86
10. Paz Mena, T., Flores, S. y Delmelle, G. (mayo 2007). Informe de cadena de frijol rojo en Nicaragua. Presentado
a International Food Policy Research Institute. http://www.ruta.org/downloads/CDCAFTA/documentos/ni/
InformeFinalCadenaDeFrijolNicaragua.pdf
11. Presidencia de la República. Decreto 505-99, de fecha 24 de noviembre de 1999, que establece el Reglamento
para la Regulación de las Importaciones de Rubros Agropecuarios de la Rectificación Técnica a la Lista XXIII
de la República Dominicana ante la Organización Mundial del Comercio. http://otcasea.gob.do/wp-content/
uploads/2009/05/decreto-505-99-reglamento-de-importaciones-productos-rt.pdf
12. Presidencia de la República. Decreto 534-06, de fecha 15 de noviembre de 2006, que crea el Reglamento
para la Administración de los Contingentes Arancelarios del DR-CAFTA. http://otcasea.gob.do/wp-content/
uploads/2008/09/reglamento_534-06.pdf
13. Presidencia de la República. Decreto 535-06, de fecha 15 de noviembre de 2006, que establece el Reglamento

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

66

para la Aplicación de las Medidas de Salvaguarda Agrícola en el DR-CAFTA.. http://otcasea.gob.do/wp-content/
uploads/2008/09/reglamento_535-06.pdf
14. Presidencia de la República. Decreto 603-06, del 20 de junio de 2007, que modifica la integración y
atribuciones de la Comisión para las Importaciones Agropecuarias. http://www.presidencia.gob.do/app/article.
aspx?id=6673
15. Presidencia de la República. Decreto 784-08, de fecha 28 de noviembre de 2008, que crea el Reglamento
para la Administración de los Contingentes Arancelarios del Tratado de Libre Comercio DR-CAFTA. http://otcasea.
gob.do/wp-content/uploads/2009/05/reglamento-784-08-administracion-contingentes-arancelarios-dr-cafta.
pdf
16. Secretaría de Estado de Agricultura-SEA. Oficina de Tratados Comerciales Agrícolas-OTCA. http://otcasea.
17. SEA. OTCA. USAID. Secretaria de Estado de Industria y Comercio. Guía para la Comunidad Comercial República
Dominicana: Contingentes Arancelarios de Importación bajo el DR-CAFTA. Mayo 2009. Informe de Juan Luis
Zúñiga. reproducido por Chemonics International Inc. bajo el Proyecto de USAID para la Implementación del DRCAFTA en la República Dominicana. http://otcasea.gob.do/wp-content/uploads/2009/08/guia-para-comunidadcomercial-contingentes-dr-cafta1.pdf
18. World Economic Forum. The Global Competitiveness Report 2009-2010. http://www.weforum.org/
documents/GCR09/index.html

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

67

La producción de habichuelas en el marco del DR-CAFTA

68

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful