Está en la página 1de 4

INTRODUCCIÓN

Para complementar los efectos generales de la anestesia o para tratar de manera anticipada los efectos secundarios de la misma, se usa un amplio grupo de fármacos llamados adjuntos de la anestesia. Éstos pueden ser administrados antes, durante y después de alguna intervención .

Los fármacos que se utilizan en este contexto son:

Sedantes: benzodiazepinas y barbitúricos con acción sedante y hipnótica

respectivamente. Analgésicos: disminución del dolor mediante AINEs u opiáceos como la

morfina. Antieméticos: droperidol o antihistamínicos H1 evitando así los vómitos.

Anticolinérgicos:

(atropina)

los

cuales

reducen

las

secreciones

respiratorias y digestivas, evitando la aparición de reflejos vagales

(hipotensión, bradicardia, etc). Antiácidos: reducen la secreción gástrica que suele estar aumentada por

el estrés. Se usan anti-H2. Reductores del volumen gástrico: aumentan la motilidad digestiva y

facilitan el vaciamiento gástrico (metoclopramida). Bloqueantes neuromusculares: fármacos administrados durante la cirugía que facilitan la completa relajación muscular y permiten reducir la dosis de anestesia.

Los relajantes musculares (miorrelajantes o bloqueantes de la placa motora) son un grupo de fármacos que bloquean la placa motora produciendo una parálisis muscular por bloqueo en la unión neuromuscular. La contracción muscular se produce debido a la acción de la acetilcolina (Ach) cuando es liberada en los receptores colinérgicos de la placa motora. Una vez que éstos son estimulados, se desencadena el potencial eléctrico que se transmite y excita la fibra muscular, con lo que se produce contracción.

Cuando los receptores están ocupados por un bloqueante neuromuscular la contracción muscular no se lleva a cabo, lo que conlleva a una parálisis o relajación muscular completa, pero no tiene ningún efecto sobre el SNC. Así, el paciente quedará en apnea (por la relajación de la musculatura intercostal) y plenamente consciente. Por tanto, en este momento es imprescindible la anestesia y la respiración asistida.

Existen dos tipo de bloqueantes neuromusculares: los bloqueantes no despolarizantes (paquicurares) y los bloquantes despolarizantes (leptocurares).

BLOQUEANTES NEUROMUSCULARES NO DESPOLARIZANTES Son derivados del curare. Sus efectos se deben a que bloquean los

BLOQUEANTES NEUROMUSCULARES NO DESPOLARIZANTES

Son derivados del curare. Sus efectos se deben a que bloquean los receptores colinérgicos de la placa motora, impidiendo la acción de la acetilcolina. Cuando se administra una dosis adecuada por vía intravenosa, la instauración de los efectos es rápida y se observa una debilidad motora inicial que progresa en parálisis muscular (parálisis flácida). No todos los músculos se afectan con la misma rapidez; primero se paralizan los músculos de contracción rápida (ojos, cara, dedos), posteriormente los grandes músculos del tronco y extremidades y, finalmente, la musculatura respiratoria. La recuperación sigue un orden inverso, siendo los músculos respiratorios los primeros en retornar a la función normal. Además de las acciones sobre el músculo esquelético, también tienen efectos sobre otras estructuras, como los ganglios vegetativos, los mastocitos

BLOQUEANTES NEUROMUSCULARES NO DESPOLARIZANTES Son derivados del curare. Sus efectos se deben a que bloquean los

y los receptores muscarínicos. Los fármacos anticolinesterásicos revierten sus acciones.

VECURONIO

Reacciones adversas: BLOQUEANTES NEUROMUSCULARES DESPOLARIZANTES El más utilizado es la succinilcolina. Éste es un fármaco de

Reacciones adversas:

BLOQUEANTES NEUROMUSCULARES DESPOLARIZANTES

El más utilizado es la succinilcolina. Éste es un fármaco de estructura química semejante y agonista de la acetilcolina (Ach). Su efecto es producir una despolarización mantenida de la placa motora ya que persiste más tiempo que la Ach. Hasta que no se metaboliza la succinilcolina no hay repolarización , ni una posibilidad de una nueva contracción muscular (tener en cuenta que una fibra despolarizada no puede ser despolarizada de nuevo hasta que se repolariza). Su resultado es provocar fasciculaciones (pequeñas contracciones musculares locales o la crispación incontrolable de un solo grupo muscular servido por una fibra nerviosa motora única o filamento) primero en tórax y abdomen y luego en el resto del organismo seguido de una parálisis fláccida (relajación muscular completa) con la consiguiente apnea. En este caso, al contrario con los relajantes del otro grupo, las anticolinesterasas no sólo no resuelven el bloqueo, sino que lo agravan; la duración de la despolarización es mayor.

SUCCINILCOLINA

Reacciones adversas: BLOQUEANTES NEUROMUSCULARES DESPOLARIZANTES El más utilizado es la succinilcolina. Éste es un fármaco de

Su indicación es actuar como adjunto para la anestesia general para inducir la

relajación de los músculos, intubación fracturas.

o

también

para

la

reducción

de

Reacciones adversas: