Está en la página 1de 2

ANTOINE VANGALTER.

Les quiero hablar de un personaje que tengo el gusto de conocer y que es todo un icono
de la música y el cine vintage francés porno; si, es como lo pensaron, me refiero a
Antoine Vangalter, les hablare un poco de su agitada y artística vida.

Antoine Vangalter nace en París Francia hijo de una familia protestante, donde su padre
era un burges ingles, un industrial que busco fortuna en el país del pan y el vino; la madre
de Antoine cuya identidad es un tanto incierta fue una actriz talentosa del teatro
experimental, tenía una fuerte formación dentro del movimiento Fluxus de la segunda
posguerra. Antoine crece en un ambiente lleno de arte y tendencias avant-garde, donde la
música fluía libremente, así como las actividades artísticas que tanto gustaban a su
madre. El ambiente de bohemia intelectual y artística condujeron al joven Vangalter a
desarrollar cierta afición por el teatro sexual vintage en Europa. Donde se habla de una
participación posterior dentro de un circuito muy selecto del avant-garde porno francés,
cuya principal característica es la teatralidad dramática, capturada en cintas de 8mm;
estas presentaciones de actos sexuales decadentes tenían la particularidad de
musicalizarse en vivo, una serie de músicos existencialistas de notable influencia fluxus
hacían piezas exquisitas, donde los pianos arreglados y esa libertad de ejecución hacían
del cine toda una experiencia en la cual Vangalter se interesaría por la música de una
peculiar forma.

Él pasaba largas horas de ensayo con una colección de guitarras Mustang y Gibson,
instrumentos que captarían la esencia eléctrica del jazz; su ejecución era acompañaba de
grandes dosis de cocaína y ácidos que le permitían introspecciones a paisajes sonoros
vastos y llenos de una melancolía que fue admirada por personajes como Vincent Gallo,
Tomm Waitts y Randy Tolvukin.

Con este último habría de formar una agrupación de exploración sonica, donde las
sesiones de ensayo tenían una dinámica distinta que gustaban llamar "sesión colectiva
individual", el grupo viajo por distintos escenarios de la vieja guardia DaDaista, teniendo
mucho éxito en Suiza y Turquía.
Antoine Vangalter tiene una carrera solista interesante, a sus veinte años viajo a México,
para probar suerte como solista y dejar en el pasado una etapa de excesos sexuales y lo
que algunos llaman "el accidente" que dejo marcado a Vangalter en la escena Europea de
cine porno, pues implicaba abusos con sustancias y actos sexuales con animales y
dominatricez; una vez en México viajo a Michoacán a purificarse y aprender una técnica
de composición con los Maestros Músicos de Angangueo los cuales le enseñaron distintas
afinaciones en sub-tonos para crear ese sello que caracterizara su sonido.

Después de algún tiempo en México consiguió un contrato de tres discos con una
disquera independiente llamada Discos Denver; cuando termino su contrato con ellos
Matador Records se intereso por su trabajo, y cerro esta faceta solista con un disco muy
por debajo del nivel a los que estaba acostumbrado; el abuso de sustancias y la agitada
vida sexual condujeron a Vangalter a una fuerte depresión que lo trasladaría a Islandia,
donde actualmente escribe una suerte de novela autoinducida de escritura automática, que
busca recuperar los elementos surrealistas de un movimiento dada agonizante.

Tengo la suerte de poseer la obra sonica de este magnifico guitarrista, actor, compositor y
artista atormentado de nuestros últimos tiempos.

INKEN DEAN.
(DAHC)

randytolvukin@hotmail.com

VERANO DEL 2005