Está en la página 1de 100
estos tests, a través de la Universidad de! Nar iti Sede Iquique psiedlogos que trabajan tematizaciones que en este campo de la psicologia iciten los criterios clinica, a través de la facentes a las conclusiones _explicitaciin de los eriterios \ésticas y pronésticas. ue subyacen a Ja resente libro se inscribe interpretacién del ‘material te momento de al posterior samiento y elaboracién, iagnéstico y pronéstico, fece una sintesis de Para responder a estos Has para la comprensién _objetivos se delimitan grupos puterial proyectivo. diferenciados de respuestas ‘utora se propone enriquecer__proyectivas, en cada uno de los jordaje interpretative tests mencionados, y se g® tests de H. Phillipson, elaboran a partir de éstos 1, Desiderative y Grificos, _indicadores que responden rando Ia teorfa general a las tres freas de interrogantes que presenta toda taren diagnéstico: Difereneiacién de grados comunicacién. de patologta; Yabajo tiene dos finalidades diferenciacién de modlatidades ast de personalidad, e gzvitar los problemas de Mn diagnéstica, ampliando ma de informecién ggrida en Ta estructura de incidencia dinémica de Ia biografia en In estructuracién actual de la personalidad. N. 950-602-003-5, f goss Psicologia | Contemporanea g508l02 00551 tolégicos en téenicas proyectives psicopai adores Elsa Grassano 158 \G768i Indicadores | psicopatologicos en técnicas proyectivas Elsa Grassano Nueva Vision as aii Grassano do Piccdo, Elsa N. Indieadores psicopatolésicos en técnicas proyectivas - 1 ed. 6 reimp, - Buenos Aires: Nueva Visin, 2004, ‘558 p.; 20x14 em. (Psicologia Contempordnea) ISBN 950.602.0035, 1. Psicologia cnica I. Titulo co 153, ‘Toda reproduccién total o parcial de esta obra or cualquier sistema ~incluyendo el fotocopiae 'do~ que no haya sido o te autorizada Por el editor constitu nf l derechos del autor y sera reprimida con penas de hasta seis afios de prisién (art, 62 de laley 11.729 art. 172 del Cédigo Penal). ‘© 1884 por Ediciones Nueva Visién SAIC, Tucumda 3748, (1189) Buenos Aires, Repiblica Argentina, Queda hecho el depésito que marca la ey 11.723, Tempreso en ta Argenina/ Printed in Argentina, ‘ernande elen, Yuninety Coleccidis Psicologia Contemporinen Elsa Grassano Indicadores psicopatolégicos en técnicas proyectivas Ediciones Nueva Vision Buenos Aires Capitulo 1 OBJETIVO DEL TRABAJO Encuadres teéricos, Concepto operative de psicodlagnéstico, Utilidad del psicodiagnéstico en Ja clinica. Plan del Ubeo, ) ERVIPPPLATITLUTLLAELLLAVILLLLUTLLAULALLLL. 1. Objetivo del trabajo El psioblogo que realiza un psicodiagnéstico atraviesa distintas tapas dentro del proceso. La primera etapa es Ia aplicacién de Jos tests, que incluye normas téenicas espeeificas yuna determinada seleccién de instrumentos proyectivos, Ia segunda corresponde a Ja elaboracién de Ja informacién recogida, y la tercera y dltima, la devolucién de informacién’ al paciente y al profesional que deriv la consulta: En este libro trataré especialmente el mo- mento de elaboracién y procesamiento de las respuestas ob- tenidas. Me ocuparé de profundizar las posibilidades informativas de esta etapa investigando en dos direcciones que responden a dos grupos de necesidades en la tarea con tests proyectivos: por una arte, 1) centraré la investigacién en las posibilidades explora- tivas de los tests de H. Phillipson, Desiderativo, Pareja Humana y Casa, Arbol, Persona (H.T-P.), para /incrementar sus posibili- dades de informacién en la tarea psicodiagnéstica, y por otra, 2) explicitaré los criterios implicitos en la interpretacién y el Giagnéstico, para lograr asi una base de eriterios comunes con los psicblogos interesados en esta Srea de trabajo. 1) La primera linea tiene por finalidad ampliar el frea de inves- n aT tigacién diagnéstica elaboraré hipotesis ibten ae Pe ba peli ialenred terpretatives, sin necesidad deh nee i ae Eee de incluir cambios técnicos durante 4s toma de impoco estructurales en, los instrumentos ciagegestbtet del trabajo responde al problema de extensén Aanasut Yor lo tanto, a la necesidad de utilizar un ieee L heen hele cated que, sin embargo, ‘provear ae ‘ién_necesari it ts nbst bert ia para cubrir los interrogantes diagnésti, En la prdctica clinica a vei mpl ae ces se aplica uy wn cs elm Sn siva exigencia para el pactente, ; que debe toler ina, actin de stress, y por otra, desde el punto de. vista {stitucional, una demora ‘en Ja resolucin de entos, ave sade * capacidad de admisién de pacientes, Creo que la nest, a . nece- test crece en sentido inverso ala los que ya se tomaron, a los inte. para la comprensién de Ja dind. ica interna, pero que, en cambio, teni i ia Se nner ie , tenia poca utilidad para deli a personalidad, defensas y pronéstico, La investiga. reassas, tales como defens Y sicéticas (24). Pien $9 que olros test, y el Desiderativo mismo, ofrecen post Facultad do. Filosofia y Letra Universidad de Buenos Altes, 2 vilidad de. nucvos agrupamientos sistematizados de respuestas, tarea que me propongo desarrollar aqui y que da lugar a la segunda Iinea de investigacién: 2) Desarrollaré indicadores que permitan establecer grupos coherentes de respuestas proyectivas manifiestas a los que pue- dan referirse los casos individuales, Las series de indicadores permitirén agrupar y diferenciar las produeciones segin: a) Grados de patologia: posibilitarin delimiter cualidades de in- tegracién de la personalidad diferenciando modos de funcio- . namiento neuréticos, psicopticos 0 psleétions, como enti- clinicas y/o como Areas coexistentes en una misma personalidad. b) Cuadros psicopatolégioos o tipos de personalidad: permiticin delimitar las caracteristicas diferenciales en cuanto a vineulos, ansiedades y defensas dominantes, ¢) Dindmica individual; sistematizar, por dltimo, indicadores que permitan delimitar, dentro del material proyectivo, aquellas ‘espuestas enlazadas con Ja biografia personal, Respondo a Ia necesidad, inherente al psicodiagnéstico clinico, de referir distintas producciones proyectivas a determinados cu ~dros nosogréficas, dar indicaciones de grados de patologia, con fines tanto diagnésticos como pronésticos, y determinar la inciden- cia de In historia personal en li personalidad actual. La sistematizacién y expliciteeién de los criterios que susten- tan las conclusiones diagnSsticas, eh estas tres Areas de interro- gantes, puede ser stil para el aprendizaje de los profesionales gue realizan su formacién en la tarea psicodiagnéstca. Distintis psicélogos cém experiencia clinica legan en Ja préc- fea a conclusiones similares, & partir de un largo proceso indi- vidual de sintesis de criterios e indicadores interpretativos. Esta sistematizacién, .Basada en una sintesis personal, ofrecer un contexto'de referencia organizado, ‘itil para el apren- dizaje, a partir del cual se podrén desarrollar nuevas sintesis, hhasadas en Ia experiencia clinica dé cada psicélogo, Mi sistematizacién parte siempre del material proyectivo mani- fiesto, a raiz del interés que desperté en mf, hace ya varios afios, 18 Ja reiteracién de configuraciones _manifiestis br riciones manifiestas en protocolos de istintas personas. Me propuse color sean 8 partir de all las constantes"en cuanto ‘a la confit lat iva Tatente y a la historia personal. Las,primeras constantes las occa ened Area de has defensas, y esto dio lugar a mi primer trabajo en esta Ifnea, “Defensas en los tests gtificas”, (1964), dentro de la chtedra de “Técnicas Proyectivas 1 de la UNBA 3, publicado en 1974 (3). Posteriomente, en la savestigactén ya mencio- ata ke el test Desiderativo, trabajé junto a Ia Lic. Marla Poi, que compartia este interés, y publicamos “Defe el test Desiderativo” (2), . ee En este libro utilizo inticadores ‘que claboré para los alum- My mn. En sintesis, este traliajo’ se inscribe en e] ‘moment E , a ei ito de elabo- taelda del proceso psicodiagiéstico, Tiene por finlidad: 1) evi, Lar J05 Problemas de extensin diagnéstica, mediante la> pee * Profesor titular: profesor Jaime Bernstein, 2. Eneuadres teéricos a) Encuadre teérico general La perspectiva tedrica desde la cual planteo el trabajo supone cen’ primer lugar el reconocimiento de las téenicas’ proyectivas ‘como instrumentos movilizadores de respuestas emocionales. di- ferenciades. El enfoque interpretativo del material contiene los aportes de la teoria psicoanalitica freudiana y los desarrollos de Melanie Klein, teorias del vinculo, de Jes etapai,~de Ia envidia ¥ de la identificactin proyectiva, Para’. diferenciacién de pro- ucciones neurdticas y psicdticas, parto de loz -Jesarrollos teéri- 03 de W. Bion, ‘£ entace entre fa produccién pruyectiva y los aportes psicoanalitices y los cuadros psicopatolégicos correspon- de a los desarollor de’la Teoria de la Comunicacién, tal como los integré. y desatrollé el doctor Vavid Liberman en nuestro medio, L) Encuadre’tesrico especijico: Psicodingndstico con tests pro- yectivos El concepto de psicodiagnéstico como proceso dinémico, asi como la importancia de la devoluciéu de inforriacién, es pro- @ucto de la concepeién del ysicodiagndstico elaborada y des- arrollada en Ia Citedra de ‘Iécnicas Proyectivas I y IL de la Facultad de Filosofia y Letras, a Ja que perteneci, como Ayu- dante dé Técnicas {, en et perfodo 1961/68, y como Adjunta de Técnicas IT en el periodo 1968/72. 2 Profesor titular: profevir Jalme Bemstein, Profesora adjunta: psieé- Joga Marla L. §, de Ors 4 Profesor titular: psiedloga. fa L. S, de Ocampo, 15 8. Peleodingndstico com tests proyectives 4) Concepto operativo Deseribiré el concepto de psicodiagnbst wgnéstico en el que me funda- mento a fin de explici tebrco part desarrollaré Ja sesamin aor eee ach ies Pscodiagnstica comprende une see de entrevists ue se uhican dentro de un cielo © proceso con wna clara deli ue temporal, Comienza habitualmente con la derivacién = Paciente por parte de otro ‘Profesional con fines diagnés- tos, due pueden insérfbitse en el campo clinio, educacional G Iaboral. Termine’ con Ja devolucién de informacién al profe- sional (informe) y, segin nuestra concepetén, también al pacien. see a's padres en caso de que el entrevstado sea un nif, male aplasia del testy Ia devoluién do informacion se laboracién. del’ material obtenido, us ae po centament, Sos Moe _ Me interesa redefinir aqui las caracterlstices implicit suaclén royectva en ttlca, acess Gaeta ee ituacién vincular peculiar, que conti ral en ol que se desaralle procesnt = 1 Smtenestuacio ‘La situacién proyectiva retine Jas” siguientes. caracteristicas: 1) es un proceso vincular con una limitaci it 2) se inclye habitudmenterobre ota ote teeta oe Y.Posterior: por ejemplo, derivaciin del pacient para prico 2) Sire ee y que realizar la psicoterapta; me . Heaaein mdi ‘a través de instrumentos me cslar Su problemética, el entrevistado debe asu- x _ Poco usuales (un nifio debe contar historias Gut Adulto, un adulto dibujar o contarle historias imagina- - ivas a otro adulto desconocido, etcétera); ) el slcblogo debe cumplir con reglas técnicas referidas a un Ga. de participacién emucional manifiesta en Ia si- 16 stus caraeteristicas configuran un contexto vincular especl- fico comin, dentro del cual van a surgir respuestas personales diferentes. La peduliaridad de este contexto nos permite reco- nocer que ésta es una situacién atipica en la vida de una per- sona y que por lo tanto’ signos de ansiedad, incomodidad y temor, sobre todo inicialmente, son més acordes con Ja situactén real que conductas muy “adaptadas”. El entrevistado est frente a un profesional desconocido que Je ofrece una relacién poco continente (por la corta duracién, por la falta de respuesta verbal directa a los conflictos que él plantea) y ante el cual debe desplegar multiples facetas de su mundo {ntimo, El medio de comunicacién que el psicblogo le ofrece (el test) le resulta desconocido: no conoce las reglas, ni c6mo se interpreta; pero en cambio sabe que el psicélogo, en efecto, las conoce. ‘También intuye que el test movilizark aspectos de su personalidad y que éstos se pondrin de mani- fiesto, aunque no sabe cuéles serdn, ni desde qué perspectiva los entenderd el psicdlogo, Por lo tanto disminuyen las posibilt @ades de regulacién consciente entre lo que puede y lo que no deberia contar de s{ mismo, Desconoce.a su interlocutor no solo en cuanto a lo personal anecdético, sino en cuanto, y esto es mis importante, a sus reaccfones emocionales o actitudes ante las diversas situaciones emocionales que él planteard. Solo recibir informacién acerca de cémo fue visto y entendido en las entrevistas de devolucién. EI reconocimiento de este contexto vincular especifico es el que avala Ja necesidad de cerrar el proceso proyectivo con en- trevistas de devolucién, en las que el psicblogo encargado del psicodiagnéstico informe detenidamente al entrevistado sobre Jas conclusiones a las que logré arribar en la tarea conjunta, En un trabajo en colaboracién (1) fundamentamos esta nece- sidad y desarrollamos normas técnicas para el desarrollo de estas entrevistas de devolucién, El trabajo estaba fundamen- lalmente dirigido al diagnéstico de nifios, porque si bien era usual que a los adultos les informara el profesional que habia Acrivado la consulta, era sin embargo mis factible que recibiera alguna informacién por parte del psicélogo; en cambio, los nifios generalmente quedaban excluides de Ja parte final del. proces ¥ [a informacién diagnéstica estaba circunscripta a pas «ge entramas la necesidad de cerrar el proceso eon la devolucén F foformactin sfirmando: “El examen psicolégico implica, por & lepositaiones en el psicdlogo de partes adaptativas y enfer- ws del paciente, un proceso que ataca su identided, exigiendo ‘una reconexién interna entre eiertos aspectos que el sujeto reco. noce como suyos (identidad manifiesta) y otros que desconoce pero que actian (identidad latente). Esta reestructuraci6n im. plica ya una modificacién de la dindmica interma y exige, para resolverse en e] sentido de la integracién, que se le devuclva al ido esa identidad Iatente que contiene, ademds de los aspectos" desvalorizados y temi 2 teciamenteadaptativas,, “ns” OF eTsauecedores y po- “Si esa reintegracién no se i produce, el paciente queda ligado al psicélogo en una relacién de objeto quo fo privé, ch ntlons experimenta dificultades para lograr una buena separacién, por. ue se siente en deuda con el paciente, a quien recuerda oon reocupacién durante mucho tiempo u olvida totalmente, ae ceelanie, funciona como prueba de realidad de que ae a hha salido indemne de la depositacién de los as- pector més datades y dans de peciente, que Ins ha aceptado junto con los buenos y reparadores, reconotiéndol ‘existentes y propios del examinador, cst ved "Es recomendable usar esta. técnica ‘ ea porque de lo contrario fe favorecen en el paciente fantasas de. empabrecimientoy 10- bo por enajenacién de partes yoica, funtasias que eobran veal lad i efectivamente retenemos todo lo que el paciente nos fue Sepositando. En este sentido la devoluetén funciona como ‘mecanismo de reintroyeccién sobre todo de la identidad latente que de otra manera quedaria enajenada en el psicélogo, Le falta de devolucién favorece la aparicién de sentimicntos de robo, culosidad, envidla, ete, ewya elaboracién ni sigue so intenta fneulo nl ‘a ae vinculo entre paciente Y psicdlogo acaba con el “Cuando el paciente no'sabe si el psicblogo le diré algo acer- 48 ‘ea de lo que opina sobre su problema, y més ain cuando se le dice que uada se le informaré, se siente sometido pasivamente a una serie de estimulaciones a las que trataré de respo-der, pero no siempre con deseos de colaborar con el. psicélogo.... *Si el paciente sabe que al finalizar se le darn los resultados, se sentiré comprometido en el proceso y mejor dispuesto a co- Inborar, En algunos casos, sobre todo el de aquellos pacientes ‘que han llegado a Ia consulta derivados por el maestro, pedia- tra, neurblogo, ete., puede ocurrir que se bloqueen o rechacen abjertamente Ia posibilidad de saber qué opina el psicblogo, porque Ia devolucién despierta ansiedad persecutoria. Silas resistencias son muy intensas es posible que el nifio adopte una actitud negativiste durante la hora de juego y la adminis- tracién de los tests y que al citérselo para la devolucién de informacién se xesista a concurrir, se enferme o promueva algiin tipo de complicacién en el grupo familiar para evitarla. Es poco probable que no concurra definitivamente, pues en ¢s0 depende de sus padres. No obstante, si las resistencias del niio, entran en combinacién con las de los padres es posible que no logremos concretar dicha entrevista. Desde. la perspectiva de Ja problemética del hijo podemos pensar que éste moviliza a Jos padres para que ambos eviten dl enfrentamiento con una situacién tan ansiégena, Esto constituye en si mismo un in- dice negativo, tanto a nivel diagnéstico como pronéstico, "En general podemos afirmar que si el paciente no sabe 0 sabe poco y mal por qué viene, y ademas no cuenta con que al terminar se le devolverd la informacién, e! psiedlogo asui r4 desde el principio, para él, el papel de una figura extrema- damente amenazadora por depositacién masiva de todo lo per secutorio que alberga en su munde interno, Se ocupard casi exclusivamente de controlarlo, mantenerlo a distancia y evi tarlo. Esto puede registrarse como bloqueos totales y reitera- dos ante las ldminas que se le presentan, negativas a dibujer, o bien respuestas reticentes,.triviales y escuetas. "Si no se devuelve la informacién se intensifican las fantasias de enfermedad, gravedad, incurabilidad, locura, etcétera. Si desde el comienzo se le aclara que lo que le pedimos que 19 _— i maga es par conocerlo mejor y que al fini le diremos nuestea én al réspecto, atclararemos algo en su mente y recobrare. tows ius cualidades de un:personajc mis real con quien él puede conversa y a quien puede formular preguntas acerca de sug Aifigyltades: Esto convierte su sintoma en algo que no Hlega a ser tan grave como para que no se pueda hablar de él, “Si devolvemos informacién daremos al paciente una ‘opor- tunidad de verse con més criterio de realidad, con menos dis- torsiones idealizadoras © peyorativizantes.” La situacién vincular especifica que examinamos moviliza diversas respuestas manifiestas, tales como desvalorizacién, des- precio, escepticismo o sobreinterés, pero i més _profundo se adjudi general en un’ nivel icam al test y al psiedlogo eualidades . mégicas de “adivinador”, De esta ilusién sobre la magia del test participan a ve rofesionales vinculados con Ia psicologin clinica, fo eval cree toda una patologia que oscila entre el desprecio y Ia sobreidea- fizacién de las técnicas. En realidad el test proyecti zyectivo nos permite obtener en un enrto tlempo informacién precisa sobre distintos niveles de funcio- mulo objetiva, por lo-tanto, especiticas configuraciones emocion, les, Se ponen de manifiesto los medios cualitativamente distintos de vineulactén objetal, los conflictos y ansiedades que don Bin ius elaciones y las dofensis que ha elaborado en busca de ‘ecullibrio, lo cual le daa tod producciin, proyective wa ‘ello distintivo derivado de Ja. propia ccuucién personal, ee conelusiones sobre la vida mental del entrevistado solo Scauieven sentido y validez si el psicdlogo puede vineular las Fspuestas emoclonales tanto con Ia situacién proyectiva (con, 20 texto general) como con el instrumento proyeetive (context especifico) que las suscitaron, Garece de sentido informar que el paciente se deprime 0 es rigido porque, si esto es cierto, es un dato observacional y/o un dato que, el mismo paciente puede suministrar, Pero lo tendré si podemos ubicar esa caracteristica dentro del contexto vincular y decir, por ejemplo, que esa per- sona reacciona con una sobreadaptacién intelectual y_disocia- cién afectiva cuando esté inmerso en una situacién emocional ambigua y frustrante ante un personaje representante de au: toridad. Es importante delimitar las variaciones emocionales y de conducta en relacién, por tna parte, con temiticas especificas movilizadas por el material y, por otra, con las distintas técni- cas aplicadas (grifieas, verbales), que apuntan a diferentes con- flictas 0 Areas de relacién. Por ejemplo, cotejando distintas Mminas del test de Phillip- son, podemos abservar que nuestro entrevistado se deprime cada cn sitnaciones vinculares de tres personas depone su d_de Incha_y competencia, apelando 2 conductas de sometimiento al rival, y que cuando no estin presentes con- flictos de rivalidad y competencia, en cambio, puede ser crea- tivo. “O en a otra Hinea: que ol entrevistado presenta um ade- cuado juste formal a la realidad en los tests verbales, pero que éste es aparente dado que cl material gréfieo ofrece clara informacién sobre un rea de funcionamiento psieético con ries- g0 de irrupcién desorganizativa, Este tipo de informacién diag- néstica ofrece, sf, utilidad instrumental para el profesional que recibira el informe, porque ampliard su comprensién din de las conducts que él observe en el paciente y le pe definir un adecuado abordaje terapéutico o interpretative. En sintesis, el psicodiagnéstico seré mis itil cuanto menos rotule al paciente_y mayor informacién ofrezca sobre la varie dud ‘de conductas posibles, en relacién con los distintos contex- tas emocionales en Jos que ese paciente puede estar compron tids, Esta informacién se puede lograr si os en cuenta el desenvolvimiento del entrevistado a To largo de todo él pro- ts sus uctitudes y respuestas en In entrevista de 21 ceo,” inch devolucién, La variacién de conductas en su totulidad, y no or partes, ofrecer adecuada informacién sobre sus distintas posibilidades de funcionamiento mental. En la variaciin de conductas ineluyo la observacién de los cambios logrados .en funcién del aprendizaje de la situacién de test. Un elemento de gran valor para detectar esta capacidad de aprendizaje esti dado por Ia comparacién de la actitud del entrevistado en la came, cuuerita y en la entrevista de devoluctin de infor macién, en espectos' tales como capaci i eas apacidad asociativa, insight 2) Utilidad del psicodiagndstico en la clinica 1a utilided del diagnéstico en Ia clinica esté “ditectamente Ii gad con la tarea terapéutica. En lamedida en que permite deslindar distintas Posibilidades de funcionamiento mental, per- rite elaborar tanto el tipo de recomendacién. terapéutica como cl abordaje interpretative adecuado a las caracteristicas del mente se recurre al diagnéstico cuando hay serias dadas.d nésticas, 0 cuando se hace necesario pre = un-derrumbe psicbtico, eeeaseteintase El hecho de contar con mucho tiempo permite el descubri- ‘miento gradual del paciente. Sin’ embargo, el psicodiagnéstico Previo a la iniciacién de Ia terapia permite por un lado evitar rPresas”, como por ejemplo en pacientes borderline, que ‘pue- Gen impresionar en entrevistas como pacientes neuréticos, 0, sin Hegar a esnssituaciones, aporta datos sobre la personalidad, que en la medida en que puedan ser claramente vinculados a situa- iones contextuales permiten enfoques interpretativos mis efiea. ces y ripidos desde el comienzo del tratamiento, Desde el panto de vista téenico creo conveniente que el psicodiagnéstico lo reali- ce otro profesional y no el que se encargara de la terapia (este cetro profesional seri ol encargado de informar al terapeuta y a! paciente). Por una parte, porgue ¢s una situacién con reglas téenicas especiales y diferentes de las de la psicoterapia; por otra, porque si el psicodiagnéstico lo realiza el mismo profesional que luego tendré a su cargo Ja psicoterapia, se instala la situacién royectiva como un elemento de separacién con el terapeuta, con istintas cualidades persecutorias, segiin el caso, pero que siem- pre mantiene como elemento comin la certeza por parte del paciente de que el terapeuta sabe mucho més sobre l que Io ‘que Je dice y que por lo tanto Iv retiene, Esto perturba la relacién to grado, segtin el monto de hostilidad que le situacién ectiva provoque en el paciente, €) Areas sobre las que el psicodiagndstico informa Cuando informamos Ja elaboracién del material proyectivo, im- plicita o explicitamente nos matiejamos con tres dreas de inte- rogantes, que separaremos para lograr una mayor claridad de exposicién; 1. DirsntNciaciSs: De cuapos be vaToLocia. El desarrollo de este punto y de sus indicadores corresponde al capitulo I del libro. En un diagnéstico buscamos detectar el grado de integracién y desarrollo logrado por la persona- lidad del paciente. Es necesario delimitar 4reas adaptativas, neurdticas, psicbticas y psicopsticas y determinar el grade de incidencia sobre la personalidad en su totalidad. Habré que -delimitar, por ejemplo, si se observan rasgos psicopSticos, si se trata de una personalidad neurética que apela a estos rasgos como defensa en situaciones de pinico, o si, en cambio, se trata de una organizacién psicopatica clinica. En esto iltimo aso delimitaremos si subyacen estructuras neurdticas, lo que 23 = 7 Se ne ee daria _un mejor pronéstico, o por el contrario’ organizaciones psivéticas de las que se esti defendiendo, 2 DiRENENGIAGION De TIPO DE PERSONATDAD © cvapno rsicoPATOLOGIOD EI desarrollo de este punto y de las series de indicadores di- ferenciales corresponden al capftulo TH del libro. Ea un psicodiagnéstico, buscamos delimitar cudl es la modalidad de comunicacién, las defensas y los puntos de fijacién dominantes que permitan referir el caso individual a los cuadros noso- gréficos 0 estructuras de personalidad generales. Este inte- rrogante diagnéstico esti relacionado directamente con el an- terior, en la medida en que, por ejemplo, una modalidad depresiva recibe un diagnéstico diferencial importante, segiin sea una psicosis melancélica, una psicopatia depresiva o una neurosis, 8. Expricacré pmAnica pet ¢ASo sNDIVIDUAL Corresponde a la posibilidad de explicar dindmicamente las conductas manifiestas del entrevistado y sus sintomas, inclu- ndo hipétesis sobre la incidencia del nivel histérico. Este nivel es posible siempre que podamos enfocar el diagnéstico de un modo operative. El paciente, dentro de’ una situacién pProyectiva de mfnima estructuracién, nos informard verbal grificamente sobre sus defensas, ansiedades, hipétesis incons- lentes acerca de su ehfermedad y fantasias de curacién, Los puntos 1 y 2 nos darén el contexto del caso, que nos permi tirk determinar el tipo de abordaje terupéutico, y el punto 3 ros informaré sobre los condicionamientos dindmicos de su con- Gucta, asi como sobre el grado de estereotipia, colaboracién, con- ciencia de enfermedad, tolerancia a la situaciin de dependen ia terapéutica, capacidad de mantener vinculos, capacidad de desarrollo y reparacién. Bibliografia : ., Cos My Cason Omg ML inorts- LA SOME eld de haere el prods de lo, ‘bajo presentado en la X Conferencia Argentina de Salud Mental, lar Heo = a “ 10", Reolita de Sioa a, Gsana, "Dees xl Te Deen’ Rete ds Faint is PUPS, tiny pc Tet Demet pr sl eto des donor Orgs ML 8.9 Crs sevens, MBs y ly Lae tcriow prgetoes 9 proceso plo Groce a Sar via Dc eg We 8 Ocampo y Arzeno, “Defensas en los Tests Grificos", en Lav ‘proyectivar y et proceso psicodiagnéstico, cit. a e 4, Ocampo, M. L. S. de, Garcia ‘ME, “Fortaleza y ae Is identidad en el,,Test Desiderativo”, en Lar técnica: proyectivas proceso palcodiagndtco, cl. 943111 2 paDIVDIDIBIVVIVIIVG Capitulo I INDICADORES DIFERENCIALES DE GRADOS DE PATOLOGIA. PRODUCCIONES NEUROTICAS, PSICOPATICAS Y PSICOTICAS Breve delimitactin tebrica de neurosis, p'eosis y psicopatias, Concep~ RiSlsacién de lor tests proyectivos desde la perspectiva de Tn teorla de Jas relaciones objetales. Indicadores iferenciales de neurosis, psicosis y psicopatias en. los tests de H. Phillipson, Desiderativo y Grlficos, Breve delimitacién teérica de neurosis, psicosis y psicopatias El diagnéstico diferencial de grados de patologia tiene por ob- jetivo determinar, mas alld de las modalidades clinicas -de comunicacién, las caracterfsticas cualitativas de estructuracién y funcionamiento del aparato psiquico a través de Ia investi- gacin de los logros o perturbaciones que presentan las fun- ciones mentales que establecen relaciones con el mundo externo y con la realidad psfquica. Las categorfas diagnésticas de grados de patologia se refie- ten fundamentalmente a Ia diferenciacién entre neurosis y psi- cosis; me interesa considerar también la psicopatla como otra categoria diagnéstica, Desarrollaré criterios diferenciales; en primer lugar, teéricamente, y en el resto del capftulo, a través de evidencias derivadas del rendimiento en los tests proyectivos indicadores). Estos eriterios tienen por objeto diferenciar las neurosis, psicosisy psicopatias no solo como configuraciones clinicas diferenciales (cuadros nosogrificos) sino como modos de funcionamiento mental, coexistentes, en distintos grados y relacién, en una misma personalidad. EI pasaje evolutivo de los niveles primitives de funcionamiento mental a fos niveles neurdticos so asienta en la posibilidad de establecer vinoulos objetales continentes. El establecimiento y 29 asimilacién de objetos internos con la cualidad de simbolos -Ien- ‘tro del yo promueven la integracién y el crecimiento. Estos ‘objetos internos diferenciados de los objetos externos y del yo son motor y a la vez parte del desarrollo correlativo a= funciones psicolégicas, que determinan cambios cualitativos Tera Ia vide mental. El-pitjea-nivelesneunios, supone-el cambio de un nivel de funcionamiento mental con predominio de mecanismos violentos de identificacién proyectiva evacuativa, ‘ecuacién_simbélica y pensamiento concreto 21 creciente des- ari se Jes funciones- de_ pereepaién y_discriminacién de la realidad extema y_psiquica, de las funciones de juicio de reali- dad, ‘manejo sim! si tide Tete: Hf deol cette oe stot: tativo_y el_establecimiento de_la_represién- como_mecanismo ‘eyolutivo viten la organi: aparato_psiquico. Tar pola eas ear sane ee pposibilidad > de clivaje entre la vida consciente y la vida inconscientesTar | clivaje-no se refiere sic la ¢ irreversible sino a | ti menbrana permeable, porra, que, nau posta las. parEcion de ambos aspectos i © recuerdos funcionalmence y@g-'- yO_Conectarse con "id0s (proceso primario-proseso (proceso primario. secundario), = ‘omo mecanismo adaptativo mantiene operativamente disocia- das las fantasfas inconscientes, que de ser conscientes en forma permanente imposibilitarian el contacto con Ja.realidad. Favu- rece el buen funcionamiento psiquico mediante el olvido de lo trivial, lo accesorio y secundario, Sin embargo, esta evolucién, aun I desarrollo normal, nunca es absolute, y en_niveles distintos de organizacién del_aparato Psiquico permanecen Areas de funeionamiento mental que corres: Ponden a primitivos modos de vinculacién\ x Ww. Bion (2, 3, 4, 9) investigé detenidamente esta cualidad de funcionamiento de la mente humana, a la que delimité como el brea ean Ta personalidad. Considera_la_psicosis_y la neurosis como dos modos de funcionamiento mental que coexisten en toda personalidad. Toda_personalidad, aun la Dea, snantiene a¥eas de funcionamiento_psicético, en las que dominan 30 y desorganizativa, mecanismos de identificacién proyectiva host pparticipacién de Interesa determinar en este sentido el grado esta parte en Ja personalidad total. Pero también lo contratio es cierto, es decir, que toda contiene aspectos de la personalidad neuréticos, atacados hostilmente por los aspectos ation plantea Ja nocién de parte psieética’ como un modo de funcionamiento mental que sé caracteriza por un ataque_hostil y— Violento al aparato psfquico. Retomando Jas ideas de M, Klein ‘sobt ques sAdicos destructivos a los objetos_internos, Bion afirma que en Ja psicosis esos ataques estén dirigidos al aparato_psiquico y tienen por objeto destruir todas las funciones destinadas a mantener el contacto con la realidad. externa e in- tema: percepeién, memoria, atencién, juicio de realidad y Fux ciones. de_vinculacién. M. KI ico (11, 15, Mf, Klein formulé los origenes del desarrollo psicbtic 16) como el producto de la interaccién. se n_monto-exagerado de enyidia constitucional, con la presencia de una madre o sustitu- {o incapaz i cali ‘del nifio, Bion retoma estas formulaciones y privilegia la interaccién ‘Entre un bebé con un alto monto constitucional de envidia y una madre incapaz de metabolizar Jas intensas situaciones de pinico. 21 miedo a bs smerte del bebé_oe_puede ser content Be madre, que ademés To ja de su sentido de vida (el mi ‘a morir implica el-deseo de vivir), y lo devuclve al bebé «amo up ‘error de igual intensidad y carente de sentido (terror sin nom be). La intensidad del dolor psiquico, unida_a Ja incapacidad e tolerar la frustraci6n, Hleva a un ataque activo a la parte del aparato psiquico que contiene Ja percepeién de necesidad y dolor, Se ataca_ 4c fur yuica capaz de establecer ‘wie Higarnen con Ja realidad externa ¢ interna_en_un fntento de evitar el dolor; pero a costa de Ta destruceién del aparato psfquico,—— oa lc Pema of aparata-psiquica Fa lograda-organiaarse en or Los fra ‘Mecanismos adaptativos_de_ resién. metdr cenrador ax aleracioncs parciales ei Te in tuacién nla pretrs T(t SG ‘Teiisivos, tendientes a evitar ef dolor de esta sit a través de nuevas + Je Ta situacién depresiva eorresponde al momen illo de las Funciones de dliscriminacién, jicfo de realidad, principio dese, alidad e instaliciin de la represin como mecanismo evolutivo, ay, €2, por Jo tanto, el momento de pasaje sicosls a la neurosis, Como conseeuencia de esta evolucién lograda ea la neurosis chservamos evidencias, de un aparato.psigulco eapaz de om, ganizacién’ intrapsfquica, en funcién del mecanisme de sién (consciente-inconsciente), que posibilita el desirrollo del Pensamiento simbélico y el establecimiento de relaciones.sime Hrélicas con Ia realidad. asi como desarrllos logrados en. las funciones de juicio de realidad, diserimiacién -y sentido de il Kos:fracasos parciales en la elaboracién depresiva marean Jas zonas de bloquco ¢ inhibiclén de funciones o bien {allas de simbotizecién, pero estas funciones estin, en su ae. pecto general, conservadas, En la neurosis el conflcto central es Ia ncoesidad de instalar ¥ repay bueno total_en lucha con sentimientos am- Nvalentes: que amenazan este logro, En Je poms el poblena ‘S.muy anterior y de gravedad excesivamente mayor, est cen, Tee anterior y scesvarnente maya lo_en Ta"necesidad_de_construfr_un_aparato mental como » pero al mismo on_psiquica es_temida, por su cualidad despertar lor y enfermedad, y necesita ser dometida a_tiuevos y activos ataques hostiles, envidiosas y des. Pojantes, “Faltan las precondiciones minimas para establecer con facto con la-vealidade para desea vinculos y cualquier fan- clonde sintesis intogracibn, 9% Has _psicopatias ‘ofrecen problemas diagnésticos y pronésticos especificos debido a que ‘como _estructuracién_ clinica pueden sncubrir_tanto_persoual icdticas como_neuréticas, de Gualquier_modalidad. La_personalidad de base es Ia que en cares 8805_defermina el pronésticn; Ia_evolucién ‘es may” aie 1c6- un i psicopatia ES} Tente si se trata, por ejemplo, di ay onal ciaciones ¥ parclalizaciones del objeto. La instalaciSn ica_que evidencia_un_déficit de formacién_c integracién_del Hea_que evidence . aparato psiquico (Liberman [17]). : EL clomento_ conte y_comin a lat_ditintas_ prsnalidads la utiliza ‘comunicacién y ol contacto GP oma peice ae Ha comers puede Mos Tas ansiedades_y_conflictos_ que el_yo no puede claborar. Saas moo mas depostarlor que si- fran_en su lugar los conflictos que no eT ae fos do a -rsonalidad, Necesita tarlos_y mantenerlos dk : Ge eaves, dene at vas pam eg tate saline o-oo elie ccién, Las funciones de juicic sentido. r id asada a nls, pero ol eéign-t6 aloes y Ins. sigilcads quo fein de éste le _adscriben a_los_hechos_de Ja realidad _y_a. as.tee clones —intérpersonales seriamente_alterado, Mane a oS eédigo propio, al que subyace una alteracién en Ja discrimi cién_ de bueno_y malo. Los_impulsos seriamente pee aviloss arena toda, su ecivdad oy 1 Toi dawnt y reivindicacién, (Liberman [18].) ; Tn EI mecanismo central es _la_identifi indue tora ito_o_enodin_podrd_conesponde cular ‘odalidad. o punto de fiincién, desd timiento_de_ex lus asta_situaciones de_dis cia eee enguaj “peoples mantienen, des El_pensamiento y' el _lenguaje i nant ede inno do vsti Tormal, las cavcteritens agicoformales a ‘Pias_deldesarrolfo_adccuado del proceso secundario. La_utili- zacién de éstos, en cambio, como_medios_no_de elaboracién 0 micacién,_sino_de evacuacién de_sentimientos_no_tolerados, ‘Specalmente on deooltaros externos, evideneia el fracaso_ del sitarios “a yo. en_el_procesp_de.sit yl ‘ jientes_a_maniobras eva- eee ee ee doctores cuativas. Esta _caracteristic © ta a ae fue denominada scudosimbolo por los G. Ferschtut y R, Serebriany (6). Conceptualizacién de los tests_pr: iva Los distintos tests proyectivos ofrecen estimulos de_estructura- cién_ambigua o de formas muy definidas pero poco usuales, Este rasgo se mantiene como elemento comin, aunque ol entre. vistado: necesite apelar a distintas conductas, ya sea verbales, gréficas o lidicras. El psicélogo observa a partir de estas res. uestas Ia capacidad del entrevistado para dar forma, organi- zacién y sentido emocional a ese aspect de la realidad quo 1 estimulo proyectivo representa, Cada_produccién_proyectiva es una ereacién que expresa el modo personal de establecer con- tacto con la realidad interna y externa, dentro de una situacion vincular_amplis dada por Ta situaciin proyectiva, y por una lén_vinculatespatiies, configurada, por la lanin-o-cone Ja_que est4_ligado en _cada_momento del_proceso, Las_liminas 0 consignas actitian, deatro de la_situacién pro. yectiva, como objetos_mediatizadores de Jas relaciones vincula- Tes_personales, que movilizan y reeditan variados as le la vida cznoctoast ‘este sentido toda produccién proyectiva el producto sintesis_pers Las léminas cue el entrevistado debe integrar en un relato 0 Ja hoja en blanco en la que debe dihujar, en tanto son objetos incompletos 0 ausentes a los que él debe dar forma, estado completo y sentido, operan como objetos que deben ser recrea- dos. El entrevistado atraviesa durante esta experiencia. una §ntensa situacién emocional, que comienza con el contacto con ese objeto incompleto, yue debe reconstruir a través de um intenso trabajo interno, exitoso o no, de bisqueda de signifi- cados, estabiecimiento de nexos, que dari lugar, como producto, + Su respuesta ya sea grifica © verbal. La historia, el dibujo o Ja respuesta desiderativa es un nuevo objeto, una creacién per- sonal, a partir del elemento de realidad (consigna o limina), Cada esti i pracha Ja capacidad de rec i6n, que asienta en.la_capacidad reparatoria, Desde esta perspectiva, podemos anilizar cada Mmina reali- zada o cada dibujo como un modelo del tipo de objetos, con “ cuulidades de completes 0 incompletos, rotos 0 arménicos, inte gprados 0 desorganizados, que esa persona es capaz de crear, En este sentido cada produccién puede concebirse como re- sultado y evidencia de los Jntentos logrados 0 fracasados, en forma total o parcial, de Ja capacidad de integracién y - racién. Los impulsos reparatorios, inseparables de Ja sublima- cion_y creativida Sant tenes te jen a integrar, completar, dar vida emo- cional al objeto ldmine © consigna que adquiere el_caricter de "rp stad contra os Palace uicace piece weet jlidad contra los aci eae ‘anlba o Inogra cia tc ere_ Ia ceived y da lugar a creaciones proyectivas con distintos_grados fracaso en su integracion, que se evidencia por desarticulactén, ‘aisgregacién, emy precimionto, esterectipi, estereotipia, ausencla_de_vineu- Jacién, ausencia de movilidad emocionsl, falta talided, ze ‘Las tendencias organizativas y desorganizativas cae a eiferentes grados y cunlidades en toda personalidad y de hecho ‘dan lugar a éreas de produceién adaptadas y desorganizadas, yparacién de distintos aspectos de la_producclén_de_un Le co oe oa jinio_de_producciones misme trevistac anto_al ied en rain con ose enfes y amGalcs ee aoe sobre Areas. de adaptacién y.enfermedad y tobre. postbitdades de crecimiento por el contrario reotipia_o_regresiin (pron6stico). ares hy lominio de tendencias_reparatorias_se_pone_de_mani- ee ee edados del objeto terminado (orotoesle) Sino también durante la realizacién del test a través de actitudes He reflexion 'y bésqueda interna, interés por descubrir las ra zones emocionales que dioron lugar a sus asociaciones y nece sidad de dar sentido completo ala produccién. “En estos = el entrevistado “sabe” que esté compromet as Geer) con su producto, y evidencia ansicdad xespeco « si lograr\ 0 no realizar un buen trabajo, ansiedad que est4 referic ae realidad, a que su tarea reparatoria pueda o no llevarse oat La psbilidad de diferenciar grads de patologfa, 0 sea di ferentes Jogros en la integracién y desarrollo del 2 ace producciones proyectivas, se asienta en la observacién OT ES dlos lines esbozadas anteriormente: 1) i + 1) cada produccién en su totalidad, atendiendo a las cualidades de enteras o sete, "ate: iones del sujeto son las que nos informa cl in sob {epatatoria y por ende integrativa, y 2) aon eaters ie ae durante la realizacién de Ja tarea, ic © conveniente diferenciar descriptivay ji Y caracteristicas de las ‘podicctocsg eee e ae econes Pelt, neuréticas y psicopéticas, ia -En_las_producciones lente ee ty Var istado por lograr producciones edn: algin frado de sentido e integracién, El producto -proyectivo (a Wibtoria, el dibujo) adguiere earasterih 9jeto_r0t0, tame ij caracteristicas de obj rote Brado, desarticulado y desvinculado, La Mmina oi, Sn Blanco opera como disparador para la identificact Proyectiva de aspectos mindsculos y fragmentedos ane eee ordenacién e integracién propios del proceso. . que activo a la sxpecihed de pacity la secundario, El sta- en Ta _incapacidad de “ver” Tae Monsen eo 80 eviden sat Sever” la Mmina yen el_desa SR at: Js Minina-como objeto ds realidad pasa se = a las lis, Ja Tiina sino que son producio de In erste po sti. en y test de realidad impiden el ajuste perceptual o I posibilidad Ue rectificacin, La interpretacién del sentido de los objetos proyectivos y de la situacién de test aparece altamente distor- sionada y con claras interpretaciones delirantes. no siempre ex- presadas manifiestamente, . Fracasa_todo_intento de vincular, me refiero con esto tanto senti Te capacidad_ de sates, eo_wn_ slide evalucionade, como ‘3 Js capacidad le staeccr_neaos mfotmes de causalidad” cae cional, en un. sentido més _primitivo. Son frecuentes Tas expe En las_producciones_con_cualidades_neuréticas icas esta_adecua- vente mantenia a percepelén_de_la_selida, el juiciode_ realidad y la adscripcién de sentido o significado_a_la_reali- dad ae . Le er afectan_freas ‘de la personalidad, ocasionando inhibiciones, bloqueos, sintomas, ‘per sin_alterar_en forma, in_¢_interpretacién lo perionalidad del entievista fn de partes de eietters), o bien los personaiey Coe = nae dos: "Yeo un bi a ccs Yeo un brazo una cabeza, una mano”, ji Past a fener un trtamfeno sine fast oo orm Stax parcaitas ‘© hacen muchos dibujos de_par ‘cuerpo, Picts, partes de animales que_no_mantienen entre at-sae: cease me ‘co-Formales, sino que evidencian Ia necesidad de eva. g minimos frag rentos rsecutorios e informan sobre los interios_procesas de aplting eae Tesh a Ta confusion” y de sintogracién, tiene z El dafio de Jas funciones de percepoién, 36 je Ta realidad. En le_producci i ideocs en_tets_verbale ‘por omisiones o-Bloqueos_en-algunas_de-las _de_éstas relacionadas_conconflictos_espect- i aloracién de_aspes i i "u_omisién_de otros (inteligencia, bondad_o_belleza, 10. ia,_etcétera Jo privilegios de algin_frea jonamiento sobre_otras_(sentit-pensar-actuar ). Estas caracteristicas_neurdticas. de_adecuacién a la_realidad semantic te_en las _producciones verbales pst adscripto Ta ‘opiticas, pero en éstas esti alterado cracin_pingcts, que pasa a te Bl entrevistado_erea_historias con on Final de-Impactr_ps- iar, despertar curiosidad, en suma, movilizar emocionalmente ‘al_entrevistador, Esto se_evidencia, en um andlisis mis dcta- lado, Ta_presencia_de_historias_ampulosas pera que “dicen poco”, no expresan nteraceion, Tos per- a, empatia, La acti- Ja_disociacion corto ir jmpion el control intelectual evidencian claramente las limt- tsciones reparatorias y las fallas de simbolizacién, Esta caricterizacién diferencial de producciones psicopéticas, ueur6tices y psicéticas tiene valor si tenemos especialmente on cnenta que son modos de funcionamiento mental que pueden cvexistir en Jn produccién de un mismo entrevistado, “Es d special _importancia que se deteéten las éveas de funciona. do_de PERT peedtiCg en luna neurosis y se determine el gra incidencia “sobre Ta rsonalidad total.” Del mismo modo es indispensable determinar en una psicosis elinlea si hay free 1y_dyeas 7 essai ay Sm doa a y Favorezcan, por ejemplo,-el desarrollo E Toda_produccién, aun esente_claras eristicas_neu- réticas, mar r4 reas _moviliza: alguno de Jos estimu- Tos_proyectives, que_evidenciard; funcionamientos de _ may Patologia, dela misma manera que producciones patdlégicas Ofrecerin aluvin érea de ajuste, aunque. sea muy Tevingide Como ejemplo de esto podemor choosy ete fucciones “neu- cas” en Ia serie B de jon y pebtbes © psicopaticas demos _encontfar producciones con cua- 0, Eraticos En este caso el pro- ialmente_se_presentaesta_discrepancla cuando~el~entrevistado_esté \_atravesando una crisis_vital_graye (ovolutive, ‘por pérdida_real_de_situaciones_o_personas_necesi- adas), 0 bien por una cris acién-fbbica. En estos ces0s se trata de_per: es integrativas pata lograr_reestructurarse,. EI caso _opuesto, tests verbales en los que coexisten junto. a ceristicas neurdticas (fébicas, histéricas)”rasgos psicopdt c0s_y_produeciones eli s_francamente_psicéticas, correspon- de en cambio_a_personalidades borderline, y el pronbsticees grave eno Stiea_clinica. La _diferencis entre_una_produccién bordering compensada ‘sicitico, con_inminencia_do—un “Brote”, se manifiesta en la produccién vérbal: las personslida- des borderline apelan_a variados dufensas nourdticas y pueden 38 2 ” of le terlns, la ducciones “floridas” y aparentemente tipicas de histeri i hile ot cata cx wade soot, eoaale ts mareadamants pobre con pieiominio de rmecanismos de diso- ciacin y_aislamfentoafectivo, marcado control obsesivo de la fantasia y Ta descarga emocional, y ciertas coi xT n ‘Ta manipulacion de Tas Taminas (las dan vuelta, las tocan, raspan). 0s grificos_en_ambos_ cas0s tienen caracteristicas psicéticas, y suando hay peligro inminente de erisispsteStiat(brote) Tas Figuras hn ar enn expresién de terror y “pelos de punta” como a én de derrambe La ‘plnico ante la_perce] aS ae de ek ofrecen. en estos cao. los We RES ei in os tsi x Webcal BE cétieas, por estar menos sujetos a la posibilidad de contro yaal del entrevistado, Aarbiteens, Mad hon UfierdaA te erbaher Cictioctcots, Vehahen = € Phe boda Gm We = ‘eluobvead ” i atentihd | Reel volun Lorerads TES1 DESLDERATIVO Indicadores diferenciales de psicosis, psicopatia y neurosis ‘Nueva hipdtesis teérica de abordaje al test. Revision del concepto de simbolizacién. Indicadores Para desarrollar indicadores diferenciales de respuestas psicé- ticas, meuréticas y adaptativas en el Desiderativo (25, 26, 27), ecesito plantear una nueva hipdtesis de abordaje al test. En un trabajo anterior sobre las defensas en el test Desidera- tivo, realizado en colaboracién con Ja licenciada Maria Car Possi (5), postulamos un nuevo enfoque del test, que nos per- mitié investigar indices diagnésticos y pronésticos a. partir de Ins defensas, En ese trabajo partimos del contexto vincular establecido a partir de la consigna (sQué es lo que més le Sustaria ser si no pudiera ser persona?) y planteamos: “La consigna pide al examinado de manera explicita y direcia que renuncie a su identidad humana, y le brinda la postbilidad de asumir otras identidades no humanas, “Implicitamente lo enfrenta con la muerte, en especial con la propia. El entrevistador es el portador de la muerte, el objeto del que proviene Ia amenaza. "Toinando en cuenta esta situacién vincular, se nos hizo e dente que las dificultades para diagnosticar las defensas residian en que éstas no aparecen aisladas en el test, sino que toda la verbalizacién expresa la organizacién defensiva ante el ataque implicit en Ja consigna.” A través de las respuestas, verbales y corporal-s, que nos ofrece el examinado, podemos observar el esfuerzo’ defensive Gel Yo para recuperarse y absorber el impacto suftido y su modalidad defensiva prevalente, EI Yo y sus objetos estén amienazados de muerte en Ia situa- a alén de test; por Jo tanto se movilizan recursos deleusivos: el sujeto, a través de las catexias positivas, explicita Jas Fantasias fnconsclentes de las defensas, describe sinbélicamente su modo Ge evitar los peligios inherentes a la amenaza fantascada, ‘Toda Ia verbalizaclén de las catexias positivas contiene la fantasia inconsciente de la defensa; es como si el examinado respondicra: “Cuando tengo miedo. (y ahnst To teago), hago O sea, “frente al miedo (por sf mismo y re Yo intenta reforzar determinados aspectos See ee profundizar 0 evitar el vinculo con determiundos objetos”. La verbalizacién de las catexias negativas expresa: 4) tanto Ja fantasia de Jo que el Yo teme que le sucederfa si no pudiera apelar a Jos recursos defensivos que mostré en K las positivas; ') como las consecuencias negativas ec que tiene sobre su Yo el uso especifico de esas defensas. Es decir, Ia percepeién in- terna de qué aspectos instrumentales del Yo son cercenados por la defens: Coneluimos que: “El nuevo abordaje nos re la cia este test para el diagnéstico de las ‘nensles es sivas predominantes en cada sujeto. "A partir de esto confrontamos os diagnésticos obtenidos Tne een de a aplicacién de otros tests, teriormente investi relacién entre m pa determinar cudles son las caracteristicas de los s{m- Holos y de las racionalizaciones desiderativas en las organi- zaciones defensivas inherentes a cade cuadro.” ten erectva nos perils deserollar indeadores i eens tals Inferencas sobre tendendasorganizativas , isulé despertando mi interés investigar de qué modo podria cl test informar més detenidamente sobre el grado de integra- cién © patologia y, en otra direccién, cémo se revelaria Ja his. torin individual en la produccién. EI segundo de estos interro- gantes Jo desarrollo en el capitulo IV. En cuanto al primero, Negué a una nueva hipétesis teérica, que planteo @ continuacién: cl test Desiderativo propone un trabajo de ercacién de simbolos: por Io tanto, Ia produccién desiderativa registra las cualidades del proceso individual de simbolizacién, Esta nueva perspectiva tedrica abre la postbilidad de exami- nar, a través de este test, el grado de integracién del Yo, en Ja medida en que la capacidad simbélica supone un desarrollo evolutivo, inseparable del desarrollo de las funciones de; discri- minaci6n, contacto con la realidad interna y externa, reparacién } sublimacién, La simbolizacién es la precondicién para el ppasaje del pensamiento conereto al pensamiento I6gico-abstracto, del proceso primario al proceso secundario y del dominio de Ia identificacién proyectiva al establecimiento de la represién como mecanismo organizador de consciente-inconsciente. Para desarvollar esta hipétesis tebrica creo conveniente partir del anilisis de la consigna. En el trabajo sobre defensas, eltado anteriormente, centramos nuestra atencién en Ia primera parte de la consigna, que ubica al entrevistado ante la nocién de muerte y moviliza una situacién de rvicroduelo por el Yo y Jos objetos internos y externos queridos. En este momento creo necesario observar conjuntamente las dos partes de Ia ccnsigna. La primera parte produce un impacto emocional intenso, por- que propone fantasear con In idea de In propia muerte, que es probablemente el conocimiento més resistido. El grado de des- organizacién que sufre el entrevistado depende de Ia tolerancia y aceptacién inconsciente 0 rechazo frente a este reconocimiento, Si esta verdad del desarrollo biolégico es una verdad en ¢x- tremo intolerable para el entrevistado, y por-lo tanto escindida de su vida mental, Ia consigna es una intrusién violenta y pro- Dablemente una amenaza homicida, La segunda parte: “Qué es lo que més Je gustarla ser... ?” 0 “gQué es io que menos le gustarla ser...7", ofrece Ja posibi- Jidad de asumir distintas personificaciones en Ta fantasia. Es «ste juego de personificaciones fantésticas el que otorga cierto matiz Kidicro al test. 43, Si examinamos en mayor profundidad est «a lidad esta segund: et it an Bank cam ace ansiedades movilizadas un trabajo de “ereactin” 0 de “ean £162" de simbolos. La realizcién del test pone a prueba, por tanto, bs apacidad de simbolzacién, que en la vida medal es lo de mayor efieneia para Ia + i tanto depresias come paranoid Na%” de arses Subyace a cada eleccién, y a ¢ a y @ cada rechazo desiderativi Koupleio proceso de seleccién Inconsciente de vinculos y” ar Bie a gts, caractristicas plisticas reales 0 por el. sentido de eee culturalmente, la identificacién proyectiva Sie los wis funciones seleccionados. La respuesta deside, rate (la pene a 7 expicctin) es producto de este om te sentido cada cleccié: paw “eaclén personal, que se vale de simbolor universlee 2p fen momma seco a sintético y condensado, tant ic teria: personal de relacones de et, ae ® funcién de la capacidad para admitir y reconoeer Ia idea _ AI mismo tiempo que cada clecci Intenso trabajo de sinbolzaién, cusmdo ta eee ee Van’ Simbolo diferenciado permite confrontar el. estade de paraleaceee idea mental actual con el estado de muerte y cién temidos. Ep éste sentido cada eleccién simbélicn 44 es un paso creciente de elaboracién de la angustia inicial, que incrementa Ja capacidad simbolizante del yo. Cuando mayor es la capacidad del entrevistado para repa- rar su ‘mundo interno apelando a un trabajo de creacién de simbolos, mayor serd la posibilidad de modificar las ansiedades movilizadas por la consigna, Esto se evidenciarA por una cre- ciente capacidad para lograr respuestas altamente simbélicas y condensadoras de su situacién emocional (secuencias organi- zativas). Los fracasos en esta capacidad se evidenciarin en distintas inadaptaciones al test: bloqueo, secuencias desorgani- zativas, pérdida de distancia con el objeto elegido, incongruen- cias entre el objeto y Jas caracteristicas asignadas.. El entrevistado vive y en realidad re-vive-una situacién de amenaza a su identidad, de réiteracién de una situacién de pérdida y duelo, La posibilidad de enfrentarla y modificarla © sucumbir al peso de Ia ansiedad depende de la capacidad para reestructurar el mundo interno a través de la creacién de simbolos representantes del yo y de los objetos que est ame- nazado de perder. Sabemos a partir de los desarrollos de M. Klein (11, 15) que toda situacién de duelo actual reactualiza la situacién de duelo central en Ia evolucién, la situacién depresiva, y que el logro © fracaso de la elaboracién actual dependen de la capacidad lograda en Ia evolucién para resolver la situacién depresiva ‘infantil, La posibilidad de resolver Ja situacién dé “duelo depende de la capacidad del yo para reinstalar el objeto necesitado perdido como un objeto interno simbélico. La ‘simbolizacién madura es un logro de Ja situacién depresiva infantil, factor de] desarrollo del pensamiento y coexistente con el desarrollo de Ja capacidad de ‘nacién, fuicio de realidad, reparacién y sublimacién (M. Klein [14, 15], H. Segal [20] En este sentido la capacidad o incapacidad del entrevistado para lograr respuestas adecuadas (crear objetos-simbolos) nos informa sobre el desarrollo logrado en el proceso de simboli- zacién y, por Jo tanto, sobre el grado de integracién del "Yo. ‘Me propongo desarrollar indicadores que permitan investigar 45 cada eleccién desiderativa y Ia produccién total como expresi desiderat xpresiéon de logros o distintos tipos de fracaso (detencién, bloqueo, ata. que activo) en este proceso, : Pero antes creo convehiente delimitar In concepcién tebri eo antes in tei de simbolizacién de Ja que parte, describir el desuollo evohr te ciel Proceso de simbolizacién para poder diferenciar los weptos de simbolo, seuddsimbolo y ecuacién simbélica La revisién teéri ica que expongo a continuacién deii Puntos contsles do la concoptslscion sobre nrecees dean cién desarrollada por M, Klein y sus continuadorés, Concepto de stmbolo. Proceso de simbolizacién, Un simbolo es todo objeto, representacién pléstica, abstracta ¢ verbal, que adquiere eapact i L adquiere capacidad representativa de otros obje- {es tepretetacones y exporenclar emocioaes(sinboliade in 30 con éstos, en base a una ligazén significado (relacién simbolizante), "62 constants de I - = objeto que adquiere Ia cualidad de representar a otro ie ser tanto una representacién plistiea como una {dea Para representar significativamente a otro; 1) Un objeto puede ser simbolo porque €s_ca a I .paz de repre- Senlar plisticamente (por su forma, movimiento, funciona. sonido) las caracteristicas del objeto o situacién emocional simbolizada (un ejemplo de estas representaciones simbélicas son los stmbolos oniricos). 2) Un objeto puede ser simbolo porque so ha establecido una ligazén de significado por reiteracién de experiencias emo- cionales. En este caso la eleccién del simbolo es en parte producto de la evolucién cultural y personal en tanto no xe- produce en su estructura cualidades o caracteristicas de lo simbolizado (este es el caso de la palabra), Pero en ambos casos cada individuo, en su evolucién, adquiere y teerea ese objeto-simbolo dentro de sus miltiples experien- cias vineulares. Cuando este proceso simbélico fracasa nos en- contrames, para tomar un ejemplo dentro del Ienguaje, con las reproducciones verbales imitativas, estereotipadas pero despo- jadas de significado, de ciertos nifios esquizofrénicos. ‘Todos Jos primeros simbolos evolutivos y posterformente los simbolos inconscientes tienen caracterfsticas de representati- vidad plistica. Son representaciones plésticas con cualidades més reproductivas, sintesis de imdgenes cenestésicas, tactiles, vvisuales, que reproducen experiencias emocionales, concepcio- nes sobre partes del cuerpo, funciones corporales, de un modo més cereano a la experiencia perceptual. El establecimiento de Ja palabra como continente simbélico es un logro posterior en Ia evolucién. La concepcién de la palabra como represen- tante simbélico de los objetos, emociones, vinculos es el re- sultado del arduo proceso evolutivo de simbolizacién ya reali- zado. A su vex Ja concepcién de la palabra como simbolo sienta las bases indispensables' (es origen) del pensamiento verbal como instrumento eficaz de vinculacién y modificacién de Ia realidad interna y externa. En el pensamiento concreto, Ja palabra esté lejos de ser concebida como un simbolo, no llega a ser “representante de”, sino que es tomada como indis- tinta de lo simbolizado (21). EI simbolo logra sintetizar en s{ mismo, por sus cualidades plésticas, verbales o abstractas, un contexto de significado y adquiere, en funcién de esto, la capacidad de representar 0 “rememorat”, La construccién de cada simbolo mental supone a un largo proceso de miltiples i Y varludas experiencias de con. {acto emoctonal con Ia realidad. El simbolo condensa, estes ee eabee stein ee elementos emocionales comune a rsos vinculos con distint: je it ‘etn. Seer fos objetos y en distintos tiem. En este sentido, los simbolos son er o "mergentes creativos de un i mee proceso clo. conjgan en si situaciones Vitales ria. persona 8 obj oe ae woredtleee eat le relaciones objetales, dan- |. Klein (11, 12, 14, 15) da fund i 5 , lamental importancia ‘on {oda su obra al proceso de simbolizacién, porque lo considon junto Persecutoria como depresiva, y tiene por finalidad la seso. Gel cuerpo en relacién con el pecho materno, posterionmente dentro de relaciones vincul es vineulares especificas; por I 0 objetosimbolo supone Ia. simbelizcién de una relatén vigeulee, ache eto de soba investiga Ins caracteristicas y cualidades », ta a lesarrollo normal coy al légico, en el que describe fr ajactdad ee , i. Gescribe fracasos totales de la capacidad sim- olen 0 alteraciones parcales, que se expresan comifitce loqueos o detencién de la simbolizaciin (14, 1). i a8 Ecuacién simbdlica y seudosimbolo EI fendmeno de equiparacién entre el representante simbélico y lo simbolizado fue denominado por Hanna Segal ecuacién simbélica, y abarca todos los procesos de identificacién y con- , fusién entre el simbolo (sea éste una palabra, un objeto de Ia realidad © una imagen) y Ia situacién simbolizada, En “Notes on Symbol Formation”, Hanna Segel ejemplifica, ‘con el material de dos pacientes, Ia diferencia entre el simbolo y Ta ceuacién simbélica A (esquizofrénico): “En una oportunidad el terapeuta le pre- guntd por qué habla dejado de tocar el violin cuando so enfermé", El paciente Je contesté bastante violento: “Por qué? gAcaso usted espera que yo me masturbe piblica- mente? B: "Sofié que tocaba un dio para violin con una joven”, Las asocinciones lo Hlevaron a hablar de rascar y de masturbarse, por lo que resulté claro que el violin representaba su genital ¥ que tocar el instrumento representaba una relacién mas- ‘wrhateria_con Ja joven. “Tenemos a dos pacientes que aparentemente emplean el mis- imbolo; el violin representa el pene, y tocar el violin, la masturbacién, Sin embargo, estos sfmbolos funclonan en forma muy diferente, Para A era algo tan equiparable a su pene que wo podia ni siquicra acercarse a él en piiblico. Ser violinista en It vigilia, en cambio, era una importante fuente sublima- torfa para B. La ceuaciin simbdlica, sin embargo, corresponde a los pri- meros intents evolutives de simbolizacién. La postbilidad de establecer estas. identificaciones entre objetos distintos se fun- damenta, tal como en un principio lo desarrollé IE. Jones, en Ia capacidad de: “que dos objetos distintos sean equiparados dehido aun vinculo afectivo de interés.” Consider de mucha utilidad hacer referencia al concepts de seudosimbolo, como fendmeno intermedio entre simbolo y ecua- én simbélica, EI concepto fue desarrollado por Ios doctores 49 Cuiliermo Ferschtit y Reggy Serebriany en “Notas sobre la simbolizacién en la psicopatia” (6), Refirléndose a la psicopatia, los autores observan que estos pacientes utilizan aparentemente simbolos (usin palabras, se expresan con un lenguaje adecuadamente articulado), pero que éstos, aunque tienen formalmente las caracteristicas del. sin. bolo, conservan para el paciente el significado de ecuaciones simbélicas. Las palabras no son usadas para comunicar ex. perienclas emocionales, sino que son “un modo de accién”, un vehfeulo de accién para promover emociones y/o accién en los ctros, Las palabras son concebidas como objetos coneretos por- tadores de emociones violentas. Del mismo modo, los mensajes de los otros no son tomades en un sentido simbélico, sino tam. bién como acciones (érdenes, presiones) y las wiiliza como seciones. Definen el concepto en la siguiente forma: “Vemnos fen estos pacientes (psicépatas) un defecto en la simbolizacién, pero no tienen el pensamiento conereto y desarticulado del esquizu'rénies, aunque conservan de la ecuaciéu si-.bélica la ‘dentificacién con el objeto y Ia incapacidad de wlaborar el Guelo por el mismo, [el seudostmbolo] tiene del simbolo maduro ‘una aparente coherencia légica y aun tedrica”. Para estos auto- tes “el seudosfmbolo [se encuentra] entre’ el simbolo y la ecua- cién simbélica” [...], “tiene Ia apariencia del simbolo, pero TAIeade de todo contenido persecutorio de la ecuactin sim- Proceso de simbolizacién, Desarrollo evolutivo normal y patolégico En el desarrollo evolutivo normal el proceso parte en su mo- ‘mento inicial del concretismo e indiferenciacién entre el simbolo, lo simbolizado y el yo simbolizante, hasta el logro de simbolos Sestatdes aie capacitan all yo para la relacién con la reali Sh lgules y extema y sietan las bases para el desaralo BI logrode representaciones simbélicas supone cierto grado 5 : de madurez ¢ integracién del yo basado en. el pasaje de los mecanismos primitivos de identificacién proyectiva evacuativa al desarrollo progresivo de las funciones de percepcién y dis- ctiminacién de Ja realidad, y del establecimiento de la intro- yyeccién como mecanismo central para Ia elaboracién de las ansiedades derivadas de las relaciones de objeto. A Ja vez el logro de estas representaciones simbélicas marca un cambio cualitativo central en la vida mental: los miltiples y diversos recuerdos de imégenes, ideas, que amenazan, a medida que au- menta la complejidad mental, con sobrecargar el aparato psf-_ quico pasan, a través de procesos de discriminacién, sintesis y abstraccién, a estar contenido: y condensados en Jos simbolos. Retomamos el concepto de M. Klein acerca do la angustia depresiva y paranoide como el motor que conduce al yo a la Diisqueda de objetos sustitutos externos y a la creacién o in- tento de recreacién de los objetos en el mundo interno. En Jos trabajos sobre simbolizacién (13, 14) desarroll6 ini- cialmente en forma mis explicita el proceso progresivo de relacién simbélica con la realidad externa. Integré los con- ceptos de Jones y Ferencai y afirmé que el progresivo interés del bebé por los objetos de la realidad se basa en la identifi- cacién de éstos tanto con los objetos originales como con partes y funciones del propio cucrpo. El interés inicialmente dirigido al cuerpo materno y al propio se desplaza hacia nuevos objetos de la realidad que funcionan como sustitutos, ecuacionados con los objetos originales, EI desencadenante del desplazamiento es Ia angustia predo- ‘minantemente persecutoria, pero también depresiva, contenida cen el vineulo con objetos parciales, de los que el yo necesita desplazar la fuente de peligro y por lo tanto de ansiedad. Estos nuevos objetos, por Ia equiparacién emocional (ecuacién sim- Délica), se transforman, a su vez, en nuevas fuentes de an- gustia y promueven nuevos desplazamientos sobre objetos que nuevamente pasan a ser objetos de amor o temor, In los pro- 51" Bresivos desplazamientos los objetos de ta realidad adquie Jas cualidades de los objtos interns, tefidos en este brimee Tomento de cuelidades altamente emocionaes. ste mectaisms en el desarrollo normal sienta las bases del intend “ do externo, aie alee Los primeros intentos del bebé de establecer orden-en ja realidad y crear nexos entre sus primeros objetos y los nuevos oman Ja forma de ecuaciones simbélicas, El yo én este momento de la evohucién no es ath in capaz de desarrollar funciones de cotejo ¥ juicio de realidad; no ae Correlativamente a la equiparacién sndif a ipdracién indiferenciada de los ob- Jetos de In realidad con partes del yo! y dal objeto, subyace la Gl objete sn2e as tepresentaciones mentales del objeto con objeto mismo. Las intensas ansiedades paranoides y también 52 Gepresivas que movilizan al yo en Ia biisqueda de objetos de + Ia realidad para ecuacionar con los objetos primarios, dan lugar, en el contexto de Ia realidad psiquica, a la recreacién de imé. genes del objeto. En un primer momento estas representacio. nes no tienen el sentido de tales, sino que estin confundidas y ecuacionadas con el objeto real (gratificacién alucinatoria de deseos). En la gratificacién alucinatoria de deseds, el objeto ausente y necesitado es “recreado” mAgicamente y vivido co- mo una presencia real, en cambio la representacién simbélica permite evocarlo 0 recordarlo aunque no esté presente. Es Ja adquisicién evolutiva de la nocién de “objeto ausente” la que marca la precondicién mental ‘para la creacién de simbolos di- ferenciados. (Bion, 2, 3.) Durante las primeras fases del desarroll6 mental, ast como en el desarrollo adulto patolégico, la ausencia del objeto no es eonce- ‘ida como tal, sino como una presencia mala. El objeto malo co- ‘mo construccién mental es un objeto necesitado presente que pri va. La ausencia del objeto, evidente ante una situacién dé frustre cién, es una presencia dolorosa: de hambre, de malestar, de tensién 0 de dolor, pero ‘en suma una presencia mala, Para evadir esta relacién hostil con un pecho malo presente, el yo recurre a Ja gratificacién alucinatoria de deseos, que implica re- emplazar la presencia mala (ausencia) por la presencia del objeto idealizado, En la gratificacién alucinatoria de deseos domina la creencia migica de recuperacién real del pecho, sobre Ia base de “ims. genes” sensoriales de experiencias satisfactorias con el objeto real. Tienen por finalidad negar Ia ausencia del objeto y la frustracién, El pecho alucinado no es para el bebé una repre- sentacién mental del pecho, sino que “es el pecho"; Ja represen- tacién plistica (imagen) ocupa él lugar del objeto simbolizado (pecho), conformando Ia experiencia mental que Hanna Segal denominé “ecuacién simbélica”, Si 1a frustracién prosigue paulatinamente, la presencia mala se impone y aqui el yo puede resolver la situacién de angustia 53. por dos caminos: tolerar la frustracién y buscar métodos .de inodificacién primitivos, apelando a su capacidad para provocar ‘el acercamiento del objeto. pecho necesitado, 0 evadir Ja per- cepeién de la necesidad dolorosa. Si la presién persecutoria es intolerable para el yo, puede encontrar como salida, patol6- gica, tendiente a evitar el dolor psiquico, el ataque a Ja parte del aparato mental que contiene la percepcién de necesidad (hambre, por ejemplo) (Bion, 2, 3, 4). Bn este modo do funcionamiento mental Ia representecién el objeto asume Ia forma de ecuacién simbélica, y si el mento de ansiedad es intolerable, toda representacién, ya sea pléstioa ‘o verbal, adquicre el significado de una violenta evidencia d= que el objeto no esté presente. Se transforma en.una presencia mala que ‘desencadena una situacién emocional desesperante y da lugar al ataque hostil de Ja representacién y de la funcién imbolizante. E| reconocimiento de la ausencia del objeto necesitado y va- tioso, al que se tuvo pero que no esté presente, dentro de un contexto emozional de dolor psiquico y ansiedad depresiva por ) objeto, es Is. precondicién que impulsaré al yo a recoustruislo ¢n el mundo intemo, a través de representaciones simbélicas, mente plisticas (imagenes) y Iuego verbales (represen- taciones de palabras, ideas, eonceptos). ‘Ast como la diferenciacién entre presencia y cusencia es la precondicién’ y el motor para Ia construceién simbélica, los simbolos logrades aumentan Ia capacidad del yo para tolerar nuevas experiencias de ausencia, de frustracién por separacién del objeto necesitado, En la evolucién normal el logro de representaciones simbé- Tica: deriva de la elaboracién de Ia situacién depresiva infantil, © implica un momento evolutivo con significativos cambios en Ja vida cmocignal ¢ intelectual del bebé, sobre la base de pro- cesos de integracién y_sintesis. El Jactante aumenta progresivamente su comprensién de mun- do externo y de realidad psiquica, el yo conoce més de sf no y ha desarrollado ands sus capaciddades de percopeién; pucde progresivamente hacer cotejo: entre sus Fantasias y la pereepeién de Ia realidad, al mismo: tiempo que los mecanisinos de identificacién proycetiva ceden progresivamente Iugar al inveanismo de introyeccién, como mecanismo central de cla- borzeién de las situaciones de ansiedad. ‘La constancia de situaciones externas (11) més la capacidad de integracién de estas percepciones le va permitiendo unir como provenientes de una misma persona (la madre), “a partir de una relacién con partes del cuerpo (de la madre) y aspectos - de su personalidad (como su olor, tacto, voz, sonrisa, el ruido de sus pasos) el cdncepto mental de madre como persona xinfca y total”. Es la situacién de dolor por Ja ausencia de an objeto ahora reconocido como necesitado Ia que promueve el intento de reereacién interna del simbolo (Ia palabra mamé, le represen- tacién onfrica simbolizante de mam). En este caso la repre- sentasién esté diferenciada de la presencia concreta del objeto original, aunque en su creacign estén sintetizadas miltiples experiencias reales de contacto con el objeto (la palabra mamé contiene multiples experiencias con una voz, una cara, un con- tacto, una actitud emocional, que cristalizan y estén conden- sadas en la representacién verbal). El simbolo (palabra “mamé”) ya no es Ja violenta evidencia de que el objeto no est, sino un modo de evocacién y recupe- racién de experiencias emocionales buenas, un modo de man- tener la ligazin interna con el objeto necesitado y una esperariza de reencuentro con el objeto en la realidad. En este momento, Ia actividad de formacién de simbolos y Ja actividad Kidiera toman un papel predominante. El bebé Busca en la realidad objetos sustitutes representatives de los objetos internos con la finalidad, por’ tna parte, de desplazar sobre éstos'los impulsos hostiles de los que necesita preservar a sus objetos (primeras fobjas infantiles) y, por otra parte y conjuntamente, de claborar en esta nueva actividad Nidiera los temores depeesivos y In culpa. La nueva actividad tiene fun- tions claborativas y reparatorias para el objeto y para el. yo. La biisqueda de objetos sustitutos en este mom:nto est cen- trada en eviter y modificar ansiedades de pérdida referidas al 55 clones simbSlicas a Ia posibilided she establecer una relacign jetos extern Ss Bradual y presenta retrcesos, °° '* realidad psiquica Resumiendo lo que vimos hasta ahora Ta i ‘ a + Tas ecuaciones si Meas jotamte ea Ja construccién del objeto ints y a ©on el objeto externo se refieren e Ie indiscriminacién Se Fr g & 2 3 e F E RE E & g 5 4 g e s C = Bs i ae i : a r 4) todas estas experiencias se éq i a ‘presan en fantastas inconscien- £66, anteriores al logro de palabras ¥ por lo tanto, represen. genes, a 2) el pasaje de sepresentactones dominantemente plisticas a Rpresentaciones verbalesy cl logo de la diferench sea gy, ensamiento verbal de In vigtlia y.la representa dad plistica inconsciente y onitica 8) capacidad creciente para diferenciar entre imgenes creadas en el mundo interno y pereepeiones de In realidad. ee frente, de las funclones de percepcién y discriminacién ents fantasia y realidad (uicio de realidad), Estas diferenciaciones suponen una capacidad ereciente para GMerenciar entre el abjeto externo y el yo, el objets etre y cl intemo y, posteriormente, el objto interno y el yo Refriéndose al momento evolutiva de desarello siubélico eo. Imejpondiente a la etapa depresivainf.ti, H Segal exribe (20), iin este punto se pued: ver la génesis de la formacion Y¢ fimbolos. Para proteger al objeto, ef bebe inhibe en pares pstintos y en parte los despleza sobre susttutos; aqui comlens Ik Formacién de simbolos. i> procesos de sublinwcién y de formacién de simbolos estin estrechamente- vinculados ca eco, filctos y ansiedades de la posiciin depresiva y son ure core, cusneia de éstos. Una de las mayores contribuciones de. Freed 8 Ja psicologia fue su descubrimiento de que la sublimseién ue 6] resultado de una renuncia exitosa a un fin instintivo, quistens sugerit aqui que solo a través dle un proceso de duelo puede Produeltse una renuncia exitoss. La renuncia a un fin instintive, C8 jm bjeto, es una repeticién y al mismo tiempo una revi, Nencia de la renuncia al pecho. Como en esta primera situa, sign, resulta exitoso sil objeto al que se debe remunciar puedes Ser asimilado por el yo gracias a un proceso de pérdida y secu. Peracién internas. Yo sugiero que un objeto asimilado de esto modo se convierte en un simbolo dentro del yo, ‘Todos log aspeetos del objeto, todas las situaciones a las que se debe re. nunciar durante el proceso de crecimiento dan lugar « la for, macién de simbolos.” Considerada de este modo, la formacién de stmbolos resulta jer la consecuencia de una pérdida; es ua trabajo erentivo que implica el dolor y todo el trabajo de duclo, oT Si la realidad psiquica es vivenciada y dif t qui y diferenciad: alidad externa, se distingue el simbolo del ‘objeto; * zm < pee como ereado por el yo, y el yo lo puede usar libremente Abstract, base del tipo de pensamte maduro, en contraste con el pensamiento desartic ¢ amie culad creto caracterstco do la posiciin esqulzo-paranoide, ” °° as a, gaan asan a ser sustitutos de los ‘objetos in. renege es del cuerpo y éxganes, pero progresivamente dle: ados y tomados como representantes simbélicos, lo permite el desarrollo de Ia capacidad Nidiera Pose. ae La afirmacién de H. Segal: f Vierte en un simbolo dentro de! nto que esperamos del yo conceptos, imagenes mnémicas, fantasfas sin , y funciones. Ej sa {Por identificaciones introyectivas similar espectos po = ets y sintetizarlos de um modo personal, i 1g N08 Procesos de identificacién introyectiva no son “copia” o it del objeto real, si i Cinttaci” do Io ext l, sino que implican i roo i a ome a, in ; sterlores sintesis. El yo I fen un proceso que abarca toda a vide monet en pe pero que en ese momen exoativ ints es bases, absrar cunidads, capacidades 0 fun, clones del objeto que pasan a desarrollar funciones del < manifiesten en reas de intereses mily dis nies distinte dee a objeto original. Por ejemplo, la capacidad de asimilar c iuuticarse con un pecho bueno supone el desarrollo de ln capa denne ee las propias necesidades, generosidad, aaa fear, de establecer vinculos y uniones, de tolerar le de, * eto contrasta con le“ ‘cutcén_simbélee” temple a ijto ra de nerf goer aa on "ormation”, Iniernational Journal of Ps 37 eyhoaralyei, 1050), 58 i pendeneia, En este sentido, el objeto interno pasa a ser un sim- holo en la medida en que es un objeto representante de las funciones del objeto original y a la vez una creacién del yo, creacién a la.que subyace un intenso proceso de duelo, de su- cesivas pérdidas, ataques, reparacién y recuperacién. La “co- pia imitativa” del objeto externo esti referida a identificaciones maniacas débiles, poco stables. Esté muché més cerea de la ecuacién simbélica en Ja medida en que, por una parte, se “co- piu” Io externo (el cuerpo) del objeto y, por otra parte, el yo pasa & “ser el objeto”. Se evita el reconocimiento de Ia diferencia objeto externo-cbjeto interno. y fundamentalmente la diferen- ciacién yo-objeto interno y el duelo que esto implica, La capacidad para adséribirles a los objetos de Ia realidad la cualidad de simbolos de los objetos internos, externos. originales (padres, hermanos), y del propio yo, pero diferenciados de éstos, es lo que posibilita el desarrollo ‘de todas Jas sublimaciones, in- cluyendo Ia actividad Nidicra como instrumento de elaboracién y crecimiento, $i los objetos externos (juguetes por ejemplo) estén ecuacionados con los objetos reales, la posibilidad de ins- trumentarlos como sustitutos fracasa, se detiene el proceso de simbolizacién y ampliacién de intereses y por ende Ja capacidad de juego. EI doctor Emilio Rodrigué (19) se refiere a este problema a partir del trabajo de M. Klein sobre "Personificacién en el juego de los nifios", Escribe: “El nifo puede play-out sus conflictos cuando logra que el juguete personifique el drama de sus ob- jetos internos. Para que esto ocurra el juguete tiene que adquirir las cualidades de un ‘caricter’, es decir, que sea una creacién conjunta de Ia realidad y de Ia fantasfa inconsciente. La pro- yeecién del nifo en el juguete debe ‘calzar’, en cierto modo, con las ‘caracteristicas reales’ del objeto juguete. Solo de esa manera puede esta ‘figura intermedia” oficiar como s{mbolo, ya que el objeto externo retiene su status de cosa, mientras refleja ‘una experiencia interna. Cuando la identificacién proyectiva ad- quiere una modalidad masiva impide que el objeto se transfor- me en ‘cardcter’, ya que la identificacién proyectiva transforma 5 pfematura y excesiva defensa del yo contra el sadismo impide el establecimiento de la relacién con la realidad y el desarrollo =o a . de Ja vida de fantasia,” “La exploracién y contacto del cuerpo Epresentar al objeto org materno y del mundo externo (cuerpo materno por extensién) -solo de aquél, i 3 quedan detenidos, y esto produce Ja suspensién més 0 menos u Posiciin depresi 4 completa de la relacién simbélica con cosas y objetos que re- Bar el objeto perdido crea In neoodad oe an ae - Presnan el ier de Ik matey, por end, contacto on , la realidad en general, Sere el poet 18 Pbrdida, evogue al objeto y aus también con. Signe el hecho de que el’ cbjeto mo ce ngs ‘uno mismo”, : En trabajos posteriores, M. Klein (12, 15,16) enfatiza Ja im- portancia de la envidia en el desarrollo patolégico de la sim- bolizacién. El poder destructivo de Ia envidia constitueional para el desarrollo emocional deriva de la intolerancia a lor ub- to int ‘| fetos capaces de dar satisfaccién, “lleva a arruinar lo bueno que : ope: reaelt pe en Ta capacidad de posee el objeto como un modo de suprimir la fuente de. Ia imiento de, Willos ¥ mecesitado, envidia” (H. Segal, 20). “Transforma en mala a la fuente mis- Meee ype inbogs te oe fo | hh Sm, ee cil re ci s . impide la real nas introyeeciones’ lo esta: stron Boe factores internos (relacionados con montos exce- blecer una disociacién adecuada con una buena discriminacién nae continntes), 2, aes (falta de experiencias reales bue. de bueno y malo, en In medida en que lo bueno es malo por @ permaneoerd conan reneletin fracas, Ta ectnctn. smb fntolerancia envidiosa. Esta diseriminacién e indispensable pa- tuacién, revaleciente en 1 eos Saeeinenieat mental, si- Ta meas de Ja pears dere, que dara — al la yen psicétiea dela simbolo maduro. El proceso se dafia ya en sus precondiciones. pias Esta interacciém patégena fue estudiada detenidamente por ln escuela inglesa y més especificamente por W. Bion (2,4). Bion elimita Jas diferencias estructurales del desarrollo ‘normal "y neurético respecto al desarrollo psicético, que sienta sus bases en Jas primitivas experiencias objetales, Retoma conceptos de M. Klein pero se ocupa fundamentalmente de los métodos que el yo emplea para resolver las situaciones de frustraci6n: Cuan- do el yo del bebé no puede tolerar el monto abrumador de an- Bla (de ; chien - neiceneito, bloqueo, inhibicién de distinte orden), siedades persecutorias (en funcién de factores de envidia cons- zaclén de iy esto en un trabajo anterior a su conceptuali- titucional y falta de objetos continentes del terror), recurre a te de angustis eg ee Klein dice: “Una cantidad suficien. violentos ataques destructives que tienen por objeto atacar al bolos y Fantasias, pers Ta Para Ja formacién de sim- aparato psfquico en sus funciones’de conexién y percepcién de cabo ey * que este proceso pueda Ileva - Ja realidad tanto extema como psiquica, <>“ Mevesaria' una adecuada tolerancia de Ir angustis” “tips La desintegracién y fragmentacién del aparato psfquico es J 4 tun intento desesperado para evitar las‘ experiencias de terror y 6 SS dolor psiquico. La desintegracién del yo y de los objetos en riiiples fragmentos persecutorios y la ubicacién por identifi cacién proyectiva de éstos en la realidad produce un mundo ee objetos extrafios altamente peligrosos y nueva fuente de te. vor, Para huir de la peligrosidad de'‘la-realidad externa o interna, l yo apela una y otra vez al ataque activo y hostil de todas las funciones psiquicas, Fracasa toda posibilidad de ordenacién y clasificaciin de la realidad (disociaciones claras) en la'medida en que esta orge. nizacién solo es posible a través de sucesivos momentos de isociacién y sintesis, Se perturba, por lo tanto, toda posibilidad de desarrollo psicolégico y crecimiento mental, En Ia relacién adulta madura con la realidad Ja adscripeién de significados simbélicos a los objetos de la realidad, a las tareas y relaciones emocionales forma’ parte ‘de las fantasias in. conscientes inseparables del pensamiento abstracto maduro, pero instrumentalmente reprimidas (fuera de la conciencia) durante Ta Vigilia, en funcién de Ia represién, como logro evolutivo, Asi, por ejemplo, el aprender como sublimacién implica ‘para Ja realidad psiquica inconsciente tomar alimento con todas las Probables variables personales que esto supone, la capacidad para alimentarse de un pecho leno, de discriminar tomando To que se necesita y desechando Io poco nutritive, conservar el ‘imento intelectual, eteétera, Cuando en I vida adulta algunas actividades dejan de ser sentidas como representantes simbélicas y pasan a ser conc. bidas como concreciones (ecuaciones simbélicas) de las situa. mes emocionales originales, surgen dreas de inhibicién o fo. bias. (Ror ejemplo, inhibicién intelectual por equiparacién. del conocimiento con penetracién viclenta en el pecho, por temor a Aestruir el objeto-pecho en el acto de introyeccién, por intole- ancia’ envidiosa, eteétera.) En los niveles de integracién new. rética, Ia permaneneia de ecuaciones simbélicas se diferencia de los procesos psicéticas clinicos en que estos procesos estin reprimidos y no invaden la vida consciente, sino que se manifies. {an en sintomas 0 en suefios. Coexisten junto con niveles de integracién y abstraceién maduros. El sujeto no solo desconoce 2 ict odes lo ka expacidad de test a ecxiactin, sino que, pos ol-desurrollo de I cupnet 7ijulelo-de cilidnd. ba sede pluie ta! angeles, ifzrencia dél ejemplo que anteriormente cité de H. Segal, en que violin y pene, tocar el violin y’ masturbarse eran eauipara- ciones, concrétis no eapaces de ser cotejadas y diferenciadas por chyo del paciente, Indicadores diferenciales i imbolizacién, siste- Pundindome en esta conceptualizacién de sim , matizaré indicadores centrados en la investigacién de dos areas de desarrollo del aparato psiquico: no, fan- Capacidad de diseriminacién (entre interno y externo, 2 tasks realidad, bueno y malo). Funciones de juicio y sen- tido de realidad. A través de los siguientes indicadores: tacién concreta 6 simbélica de Ja consigna, Secuencias TY proptan o arcdets (estates ea rea ta tasia). ; - i cas del objeto elegido y Jas 2) Congruencia entre las caracteristicas del obj a Yeates: adscriptas (discriminacién yo/no-yo, realidad/ fantasia). ; 3) TelsiSn iocional diferenciada 0 Sndiferenciada con el ob- jeto clegido 0 rechazado, Distancia emocional (diserimina- ‘én yo/no-yo). : sa 4) ‘Capecidaa Sneapacidad para diferencias al objetosimbolo de otros objetos de la realidad (delimitacién corpora), 5) Adceuada inadecuada diferenciacién de eleceiones posit vas y negativas, Adeeuada o foadecuada adserpciin de cus lidades buenas y malas. (discriminacién entre bueno y malo, amor y odio). II) Desarrollo del persamiento simbélico: creatividad y sublima- cidn, 63 1) Posibilidad de diferenciar en el objeto las caracteristicas cen- trales de las secundarias (capacidad de antlisis, sintesis y abstracclén). 2) Capacidad de aprendizaje creativo durante el test (secuen- clas progresivas). Creacién’ de objetos-simbolos capaces de transmitir informacidn (creatividad, reparnci6n, sublimacién). 1. Capacidad de discriminacién y vineulo emocional diferenciado Jer. Indicador: Captacién concreta 0 simbéltea de Ia consigna. Secuencias progresivas o regresioas (discriminacién entre reali dad y fantasia), La consigna que verbaliza el psicblogo, tal como Jo describi, en- frenta al entrevistado con la posibilidad simbélica de morie y moviliza por lo tanto las ansiedades y defensas inherentes al Feconocimiento de Ja propia muerte. La consigna oftece tem- ign la posibilidad de preservar o deshacerse de aspectos vincu- Jares a través de un juego de sucesivas personificaciones en la fantasia. La respuesta al test y Ia elaboracién del impacto emocional con distinto grado de adaptactin o patologia dependen de la capa- cidad para metabolizar la idea de Ja muerte personal y enfren- tar el duelo por el yo, los objetos internos y extemos que este conocimiento moviliza, Pero para que Ia consigna desencadene el fuego de personi- ficaciones tendientes a elaborar la ansiedad de muerte es ne- cesaria una precondicién: que el entrevistado esté psicoldgica- ‘mente capacitado para interpretar el sentido metaférico 0 sim- Bélico de Ia. eonsigna, Si ha logrado un suficiente grado de integracién que lo ca- pacita para diferenciar fantasia y realidad y para utilizar el Tenguaje y el pensamiento verbal de un modo simbélico, podré tomar la consigna como un “como si” (algo que sucede en el 64 terreno de la fantasfa) y fantasear las sucesivas personificacio- \ nes sin sentirlas como un riesgo para su identidad, Cuando las funciones de discriminacién y juicio de realidad estin daaadas yen el plano del pensamiento demia el concretismo, el entre- vistado toma la consigna en forma literal y conctbe al psicdlogo | como alguien que lo amenaza concretamente, o que le anuncia un peligro inminente, o que Jo obliga a pensar en morir, y esto | equivale a morir. En cualquiera de estos casos observaremos | fracasos y graves alteraciones de la capacided para asumir per- | sonificaciones, porque asumir cualquier personificacién no hu- | mana es concretamente “dejar de ser humano” y por lo tanto | morir, : i] En los procesos psicéticos francos la interpretacién literal | de Ja consigna da lugar a un completo fracaso en la elaboracién | simb6lica que se expresa en: | 1) Desconocimiento aparente de Ja consigna; ésta parece no | haber sido escuchada por el entrevistado, que responde con: | 3 2) bloqueo absoluto y actitud de retiro autista; | ‘b) respuestas incoherentes, desorganizadas, verbalizaciones | extrafias, neologismos; | ©) verbalizaciones extenses con gran carga emocional (eva- i cuativas), ajenas en el terreno légico-formal a Ja con- signa; d) necesidad de yolver a escuchar reiteradamente la consig- nna; en alguaos casos tratan de eseribirla como intento pa- tolégico de mantenerla bajo control. 2) Respuestas fraricamente paranoides contra el psicélogo y/o contra el test (el entrevistado se niega a contestar, se siente burlado, tomado como un chico, agredido por el psicblogo). 3) Respuestas Iorosas y de autodescalificacién (el entrevistado Insiste en que no puede, ro sabe, nunca supo, siempre fraca- 86 en todo, no sirve para nada). 4) Gran dispersién (miles de ideas) y Lloqueo en el desarrollo tanto de la racionalizacién como del test en su totalidad (ejemplo: “Podrfa ser un érbol, o Dios, 0 su ampara, 0 un cigarzillo, no sé, tantas cosas, no sé, miles de cosas”). | Como ejemplo de imposibilidad de comprensién simbélica de Ja consigna veremos la produccién de un hombre adulto de 26 afios: 1-++:...Yo creo que soy persona... ...tierra, 244 (inducida): Buey... ...hay una persona que se lama buey... es el apellido, 8+ (relteracién de Ia consigna. Silcacio. El paciente se retrae.) 1l-:... ...y ya le dije tierra... ... 2—: Esperanza es Jo que no tiene que haber en una persona. 3— (inducida): Homosexual, es lo que no se puede ser, gno? + -,Eso, homosexual. La nataraleza... 4 Eymueco: Muyen pe 24 afios 1+: Ps: Bueno, Ahora imaginese que usted pudiera no ser nna persona, gqué es lo que més le gustaria ser? Ex gCémo? Ps.: Si usted uo fuera una persona, gqué es lo que mis le gustaria sex? Ex Que no fuera una persona? Ex: (sonrie) jgCémo no voy a ser una persona?! (Rie.) gQue no, sea una persona? ... (Piensa.) Ps: Como si fuera un juego. Si usted pudiera convertirse en algo que le gusta mucho. E: jAb! Convertirse. Que pueda convertirme en fruto, 4asi? gO me. convirtiera en pajarito? (Réc.) Ps.: glin qué se convertiria? Ex: En pajarito me convertiria, Ps: gEn cudl? Ea: Cualquier pajarito. Volar, asf, por ir por ser ir hasta mi casa, después volver, después volverme otra vez (rfc). It hhasta donde uno quiera, Convertirse en pajarito ¢ ir hasta donde uno quiera y después volver otra yez. 2-4 :E.: Convertirme en fruta, Ps: gEn qué fruta? 68 ,: En cus) yuier fruta que sirviera para comer, Ps: gPor qué? Ex Ast-serviria para los hijos. 34-sE.: Nada, entonees (rie). gNinguna cosa? 1:82 Mala, No me gustaria ser mala. "Mala, No me gustaria ser mala con la gente. Ps: gPuede pensar en un animal que no le gustaria sex? Ningiin animal me gustaria ser. Ps: gPor qué? : se Ex furte os animales son malos, Lo tinico, pajarito. Los pajatitos no hacen mal. Ps: gHay alguna planta quie no le gustaria ser? E.: Eneijuta, Ps: gCull? Ex (le) No sé c6mo le Haman ach, Pei: gCbmo es? E.; Es una planta mala, que cae mal a los animales, Ps: gPor qué? Eu: Porque cuando la comen le hace mal, se mueren, E, (mira como preguntando). ‘| Ps: gAlguna cosa en que no le gustaria convertirse? E.: No. Pé: qQuisiera dibujar una enefjute?, go alguna de las cosas que eligié? E,: Lo que no me gusta. ; Ps.; O lo que ie gustaria, Lo que usted quiera, Ex: Con Ia planta o el fruto, Pos Lo que usted quiera (dibuja una rama con una flor, dice que es una rosa). a5 Eyenpso: Muyex pz 24 aSos 5 3 confunde Ia consigna “ser” por hacer. -Produc- win pubis, concreta, con xasgos de dcbilidad mental. Los ele- Inentos psiesticos claros del test de Phillipson y.gréficos permi- G fen concluir que los rasgos de deterioro intelectual corresponden a una oligotimia, 1-4: Paloma, Para volar, para estar con Dios arriba, 2-+ + aCémo qué me gustarfa scr? La mariposa o la matgarita (), me gustan esas flores, mi mamé planta margaritas, mamé tiene uvas, enredaderas, en el invierno se seca en el verano se Hena de frutas, S++: No le puedo decir hacer limpieza. (Se aclara Ja consig- na.) Viento para sentir, gpucde ser? 1 — + Tigre porque es malo si Jo agarra a uno lo come. 2—: Acelga porque es amargo, 8—+ Bailar porque nunca voy al baile, En casos mo tan extremos, el sujeto comprende Ja. consigna, {ntenta algunas personificaciones, ero presenta. bloqueos por reas: por ejemplo en todas las racionalizaciones de las cleccio. “nes positivas © en todas las negativas, Un fenémeno habitual que jindica cierto coneretismo en el registro de Ja consigna es el empobrecimiento progresivo (se- ‘cuencias desorganizativas). Son personalidades que manticnen clerto grado de contacto formal con la realidad, muy precario, que cede répidamente y emerge Ia ecuacién simbéliea entre consigna y muerte real, Estos procesos corresponden también @ procesos psledticos y se evidencian, en sintesis, en: ) Secuencias progresivamente desorganizadas, El entrevistado ogra wna primera y segunda respuesta habitualmente pobre © muy formal °(“rosa porque es linda, libro porque es util, silla es eémoda") y luego se bloquea 'y no puede continuar, © bien comienza a dar signos de “incomprensién de la con, signa” y pide que se le repita 0 bien elige personas, (“Me Sustaria sex una persona buena, que ayude a todos”. (Hjem. Plo: produecién de mujer de 24 afios, citada anteriormente,) Estas secuencias indican seudoadaptaciones formales apoya- das en mecanismnos ‘de negacién omnipotente del impacto emo- clonal. EI intento de encapsulamiento de la ansiedad paranoide 68 8 = fracasa y surge el bloqueo como expresién de la claudicacién del yo que “muere” simbélicamente. 1b) Bloqueo en Jas respuestas positivas y en cambio posibilidad patel Tespuevtad negativaa (auds de lag ter incluso), que se caracterizan, por un alto grado de sadismo y eviden- tes confusiones entre yo y objeto; por ejemplo: una planta camivora porque comeria, un animal salvaje porque morde- tla y mataria, Predomina en estos casés la necesidad de evacuar a través de las verbalizaciones In ansiedad de muerte y la violencia movilizada por 1a consigna; el yo no es capaz de desarrollos ereativos porque est invadido por el objeto-muerte-consigna, Las respuestas negativas tienen’ por finalidad desembarazarse de Jo malo (Ja muerte, el odio), como intento de expulsar la persecucién, Domina la ecuacién. simbélica, por una parte, en- fre la consigna con la mucite real y, por otra, entre la. verbali- zacién negativa y la expulsién concreta del odio y el miedo, ) Elecciones positivas de objetos cargados de sadismo, como por ejemplo: 1+: planta camfvora o 1+; tiburén, por- que podria apresar a todos, me temerfan, se mantendrian lejos. Estas producciones expresan una mayor patologia, Mantienen en comin con a) y b) la ecuacién de Ja consigna con Ja muerte real y la identificacién del psicélogo con un objeto asesino, pe- ro en estas producciones el sujeto busca como ideal del yo la Identfecién con el yrtegidor: subyace por To tanto una confusién patolégica entre bueno y malo, i lor ndeadoes by & capella de {interpretacién simb6lica y.Ja capacidad de crear simbolos (como objetos di- ferenciados del yo) fracasa, En 2, la intolerancia frente a las ansiedades paranoides bloquea Ta capacidad simbblica; este Hoqueo tiene aqui por finalidad controlar el sadismo, que el entrevistado trata de maritener disociado pero que amenaza con el descontrol, por la reiteracién de la amenaza de muerte (rel- teracién de las consignas), (Restriccién del yo.) \ oo En b también hay bloquegs de la capacidad para erear sim- bolos, por el exceso de ansiedad paranoide que da lugar al uso de Ia identificacién proyectiva evacuativa como un modo de Wberarse del estado de persecucién provocado por la eonsigna, Tiene cualidades més expulsivas y mayor tendencia a “crear” cebjetos perseguidores afuera, depositarios de la propia violen- cia {restriesién del yo y claboracién paranoide de In realidad), En o, la patologia es més seria porque el yo asume por el {incremento paranoide conductas sidicas egosinténicas a las que subyace Ja indiferenciacién bueno-malo, Eymmrwos Moyen pe 45 afios Bloqueo de la. simbolizactén: 14+: Persona buena, 2+ y 34: (Sin respuesta.) No s do. 1—: La maldad, Lada, 2 Eee 2—:Y peor que la maldad... no sé, B=: (Sin respuesta.) Homare pe 50 aXos Bloqueo de positivas: | “No sé no se me ccurre, todo tiene sus inconvenientes prefiero ‘Scr persona... yo soy una persona y no creo en esas cosas,” (Reiteracién de la consigna en el sentido de “trate de imaginay, esto es algo imaginativo".) 5 1-+: Un péjaro es lindo canta pero lo cazan o lo encierran, no no me gusta, Prefiero ser una persona fuerte, Negativas: 1— : Céncer, se come todo, se agazapa en todo lo que esth vivo Bey sate alli destruye de a poco, lento pero permanente, + Bomba atémica, destrucciéy It ic sara tins ny espanto, desintegracién, 70 Hiena el peor animal de la’ especie, come lo muerto y Io que esté por nacer, se come las crias, Homere pr 25 ANos Eleceién de objetos negativos en positivas: 14: Rayo; cruza Ja noche, tiene poder, puede alumbrar’ y quemar. 24: Leén tigre es fuerte come para sobrevivir y encuentra comida porque es fuerte, 3-4: Aguila para descubrir desde lejos a las presas que nece- sitara y bajar en picada con Ja velocidad del rayo, Caballo se le suben y maltratan, Oro es muy vulgar prefiero ser plata, Gallina son tontas picotean y cacarean como tontas. Mi abuela tenfa gallinas yo les tiraba hondazos porque me molestaba verlas tan estipidas, Moyer pe 93 aios Bloqueo progresivo: 14: Un pijaro al que a nadie le interese cazar, Aunque estoy conforme de ser humana, 2-4: No sé... flor... porque las flores me gustan mucho, 3-4: No sé no se me ocurre, (Mira hacia la biblioteca.) Libro Espartaco, es emotive, despierta emociones. Poder des- pertar en Ja gente lo que ese libro me hizo sentir a mf, Negativas: “No sé... podrfan ser muchas cosas. No sé en este momento 0 se me ocurre nada,” Encontramos producciones (que corresponden habitualmente & las psicopatias) que presentan como caracteristica comin una buena captacién de la consigna en lo manifiesto; el entrevistado entiende y puede dar respuestas sin pfesentar bloqueos. Sin em- argo, el examen de las respuestas evidencla que la verbaliza- clin de las respuestas’ tiene como finalidad provocar distintas a réaccionés emocionales en el entrevistador, a través tas de ocultacién manifesta o de burla y di ae eo sctividad proyectiva, ‘Subyace Ja interpretacién literal de la consigna a la que responden con un uso de las palabras (seudo- simbolos) tendientes no a comunicar vivencia, sino a Iberar al yo de emociones desagradables y depositarasen el sib. logo, ecuacionado con un perseguidor. Por ejemplo: 14: Podrfa ser una mari i To gusta la i es iposa y si le gusta Ja idea volamos 24: Un marciano: y tendrfa dos 2 y_ ten antenitas i ap eT oma nee verde igen eri + Una computadora clectrénica podria hn i slo, cme | podria hacer cosas cienti- Cuando el entrevistado logra discrimi ygradiscriminar In tarea del test como una actividad que se desarrolla en el plano de la fantasla puede asumir distintas persoifiaciones y crear nuevos simbo los a partir de los abjetos reales. Esta tarea provee al sujeto de luna nueva oportunidad de poner a prucba su ereatividad y, por lo tanto, su capacidad para reconstruir el mundo interno través de las progresivas reintegracones de vincilos deseads, iscriminados de los vinculos negativos. : qaitt_Seriminacin da Nigar ‘& un trabajo\ mental steno in inconsciente (anélisis, sintesis, abstraccitin) de distintos aspectos i dlstinfos aspeetos de su personalidad, que se expresa cline 1— + Actitud reflexiva és y de bisqueda antes de Ia verbaliza- cién de cada respuesta, como expresién de un trabajo in. temo de anilisi, sitesis y ereactén, Interée en Ia tarea .— bast en una mejor captaciin del carkoter Iidiro del test { Brogresivo enriquesimiento de Ins respuestat do las s0- _ faencas primers a teers pesitvas y primera a terra Observamos que cada nueva cleccién -que cada leccién ofrece mayor conden- sacién y las raclonalizaciones mayor riqueza asociativa: las des- ipelones son més precisas, més completas y los simbolos po- 2 ‘seen mayor capacidad informativa ‘sobre el’ entrevistado, son nas originales y personales. (Condensacién resultante de un proceso més maduro de sintesis e integracién.) Esta modificacién de. la produccién deriva de Ja progresiva disminucién de.la ansiedid a rafz de la capacidad de confrontar la fantasfa terrorifia de muerte con la realidad (Ja ansiedad de morir esté contrastada con la capacidad de crear, dar vida, estar mentalmente vivo) y por Ia mayor confianza en Ja capa- cidad reparatoria, a partir de la prueba de realidad, acerca de Ja capacidad que el yo posce, para realizar creativamente una farea a la que subyacen intensas situaciones de duclo, ® Indicador: Capacidad de discriminar las cuatidades reales del objeto. Congruencia entre caracteristicas reales del objeto elegida y las adjudicedas en la racionalizacién desiderativa. Este indicador nos permite discernir la posibilidad del entre- vistado para conocer Ia realidad, sobre la base del adecuado juicio de realidad y de Ja diferenciacién lograda entre mundo interno y-externo. La percepcién distorsionada de la realidad se evidencia en respuestas en las que las caracteristicas adiu- dicadas a los objetos no coinciden con las del objeto real. Esta distorsién es. consecuencia de mecanismos: de identificacién proyectiva evacuativa, que borran la diferenciacién e impiden al conocimiento de la realidad. En la vida adulta la perma- nencia de mecanismos de identificacién proyectiva evacuativa en objetos de la realidad evidencia la alteracién en el proceso de formacién de simbolos maduros, en cuanto diferenciados del yo y de los objetos internos, dando lugar, en cambio, a ecuacio- nes simbélicas en las que las representaciones “son el objeto”. ‘Cuando analizamos un Desiderativo diferenciamos simbolos de eouaciones simbélicas examinando si las caracteristicas y/o fun- Clones que se le adjudican al objeto elegido 0 rechazado corres- ponden a cualidades que pueden adseribirsele o si son arbitrarias, Si son arbitrarias, observamos si el entrevistado sabe que “él lo ‘magina ast", “que para 1 siempre representaron”, 0 sea si 3 alude a que es una fantasia o si, por el contrario, mente el objeto las posee, Por ejemplo, si alguien elige montafia por “su majestuosidad” tiene una mayor base de realidad que si la elige “porque puede ver el devenir humano”, Ambas son cleeciones de producciones neurdticas, pero en el segundo caso la adjudicacién de la fun. cién de “mirar, ver” nos hace pensar que es una funcién que ara esa persona tiene un alto valor y por eso fa. privileg pero que la esté “forzando” en un objeto inanimado, que por Jo tanto es mal continente, Es’ una respuesta analiticamente interesante porque informa sobre un modo de curiosear Ia vida mental de otros desde una perspectiva no humana, en tanto frfa y desafectivizada. Pero lo que aqu{ importa para desarro. Mar este punto es acentuar Ja tendencia del entrevistado a Gepositar proyectivamente funciones ‘por él privilegiadas, inde- pendientemente de que el otro (la montafia) posea 0 no esas caracteristicas, Esto es una situacién diferente de Ja de un entrevistado que 16 “montafia” “porque siempre me impresiond pensar que estuvieron presentes cuando era otra época y vivian otros hom. bres y estard cuando nosotros no estemos, aunque lo duro es que no pueda vivir sino solo estar”, En esta eleccién esté res. petada la montafia como objeto, descripta desde una perspectiva humana, y-al final de la racionalizacién logra diferenciar entre animado e inanimado (entre vivir y permanecer), En toda produccién desiderativa encontramos ciertos desvios Ge la realidad. En las producciones neurdticas, éstos se ex- presan habitualmente como omisiones en la descripeién de Giertos rasgos que el objeto real posee y refuerzo de otros, que el sujeto necesita privilegiar porque responden’ més a fun nes o vinculos valorados. Rara vez encontramos descripciones “objetivas”, por el compromiso emocional con que el entrevistado trabaja. Por otra parte, una descripeién exactamente objetiva, que supondrfa una intensa disociacién de los afectos, no es lo que entendemos cama resguestas “sanas” (por Ja disoclaciin de afectos). Es adaptativo el énfasis de ciertos rasgos y Ie 1 ree que real: onmisin de sasgos seeundarios, sempre que se rexpeten Tas. {sticas centrales del objeto. En cambio, el “forzamiento™ en el objeto eal de rasgos que éste no posee indica siempre patologia porque sefiala zonas de ‘confusién yo-no yo, aunque responda a un dca restringida den- tro de una organizacién neurdtica, Cuando dominan mecanis mos psicéticos severos, 1a xelacién de la racionalizacién con las caracterfsticas reales del objeto es mula o escasa, Las producciones neuréticas se caracterizan por: Aéficit de produceién, que se expresa a través de omisiones o parcializacién (idealizacién 0 exagerada peligrosidad) del objeto, ; Dentro de cada cuadro neurstico existen ciertas caracterfs ticas comunes en cuanto a los rasgos 0 funciones omitidos 0 enfatizados: este punto lo we ifs detnidemente en el lo ‘0 a modo de ejemplo encontramos que: en fake Be reas aston a sepals ‘de movimiento expansive y en cambio se omiten las caracteristicas agresivas ¢ instintivas de animales que poseen esos rasgos en la realidad. En la esquizoidfa se enfatiza la capacidad de mantener disten- ‘cia emocional, se privilegia el ver y se omiten en cambio las necesidades de culdado y atenelén, aun en objets que, en la jen de otros para sobrevivir. Tae tone do los cualdades rece de los objetos en los cuadros neuréticos estén circunscriptas, pueden rectificarse, no abarean toda Ja produccién y se caracterizan por: 1, La distorsién se refiere a un aspecto del objeto; las caracterts- ticas generales del objeto, de ubicacién, forma, uso, estin respetadas. Si se realiza un interrogatorio al final del test sobre Tas res- puestas, habitualmente los entrevistados pueden rectificarse, ex- Plicar él uso metaférico de la verbalizacién, rectificarlo como tuna fantasfa, relacionarlo con algiin hecho histérico © con algtin sintoma actual. Esto podemos pensarlo en relacién con el ejem- plo de “montafia porque puede ver"; interrogado, el entrevistado podria corregir su produccién y explicar el sentido metaférico; ‘© en una produccién en Ja que una entrevistada rechaz6 “auto “porque es inevitablemente una trampa mortal”, cua Interrogd: pad’ anoolar ‘oon sat aceldento muy ns ape Je sent6 para ella la situacién de mayor peligro de muerte por Ig que pasé, y asombrarse de que esa situacién tuviera ate tants peso, cuindo en su vida corriente ella podie manejar sin tem, 2. Aparece en alguna de’ las respuestas, habitual p s ; ent primera positiva y/o primera negativa, y esth eonectada sren pre con situaciones'de alto contenido emocional, 3 Estas situaci mente ‘afecti gqiittssttunciones altmente ‘fectivas pueden estar relaciona- ) Intensa ansiedad persecutoria movil i Jnfolal do In consigne, del que Tocge toda seni plo de esta situacién son las respuestas anteriores de “homo, dades como primeras respuestas y que mantienen en comin ape, far a Ja fantasia de inmortalidad, aun a costa de renuneie , Ja vida, por el impacto de la nocién de muerte oe b) Por la movilizacién de situaciones histéreas no asimiladas por el yo, quo dan lugar a xespuestas como la del “auto”, eon otra produceién: “No me gustaria ser una botella con un ment sale Perdida en el mar, porque seria horrible morir con un Ipinsie que oo se puede comunicar.Agut hay una evdente punanlacién” de un objeto inanimado (le adjudica Ia post. b le morir) (distorsién, ecuacién simbélica); interrogada veattevstada refirié la racionalizacién ‘a una situacién- do pérdida familiar grave, pérdida de personas muy significativas fn su vida que ella denominé un verdadero “natfragio” que or Ja brusquedad de la pérdida cred intensas situaciones vie angusti, referidas a las cosas no habladas con ellos, en este caso Ja paciente humanizé a un objeto, pero en un intento de condensar una situacién emocional compleja, muy diffel_ de eure, Jas bepeslalinstonses desiderativas, mtramos distorsiones cuando estamos en oneit uns fobia. En este caso aparece bruscamente en lie reerecstg Regativas (hhabitualmente ena primera) ‘una respuesta muy argida nv. ionalmente. Al objeto rechazado ce lo adjudicg 6 grado de maldad exagerado, que lama la atencién porque generalmente se trata de animales u objetos que, en la realidad, no ofmeeen tanta peligrosidad, El entrevistado da muchas ver- balizaciones emocionales del tipo: “qué asco, qué porqueria, son espantosos”, Estas elecciones contrastan, por otra parte, con el resto, en que el entrevistado muestra un adecuado ajuste a In realidad. En estos casos, el proceso de simbolizacién se logré, con excepeién de estas Sreas (fbbicas) en las que algunos obje- tos de Ia realidad han sido transformados, por ecuaciéa sim- Délica, en representantes concretos de aspectos. terrorificas, vineulados con Ia agresién y la sexualidad, Por ejemplo, una mujer de 35 afios da como segunda respuesta negativa; “Arafia, uy qué asquerosas, las vio usted, me parece ‘el animal més asqueroso de la creacién, Las peores son esas de patas peludas que las extienden poco a poco, lentamente, hasta que quedan erectas. Creo que si encuentro una cerea me desmayo, son dafiinas, solapadas y voraces”. Cuando se trata de respuestas fbbicas el entrevistado no puede “rectificarse” en el interrogatorio, en cambio puede ofre- cer mayor informacién confirmatoria de la fobia, La distorsién o arbitrariedad de caracteristicas en los pro- cesos psicdticos abarca toda la produccién o alterna con una pro- Auceién clisé muy empobrecida. No hay posibilidad de rectifi- cacién. Se expresa en: a) Verbalizaciones cuya relacién con las caracteristicas reales del objeto es escasa o nua. Eymmvro: Homan: pe 24 afios 14: Perro: porque son marrén, claro, son unos pocos anima- litos simpéticos, observan con atencién, Sufriendo me puedo sentir perro. Son buena gente por su aspecto carifioso, Son individuos muy castigados por la vida, 24: Agnja: porque segtin mis suefios antiguos son chiquitas 7 ¥ eseapan de las grandes moles no chocar, 3-++ (sin respuesta). 1 "gras que Jas intentan (inducida vegetal) Vegetal munca me gustaria ser por tienen un movie ee rac any Sea Dae ¥ todas las cosas. Las flores son lindas pero estin aganradee a las plantas, por eso no me gustarla ser flor, 1Qué repugnante seria ser Arboll Como dije antes, 1o que menos me gustaria ser seria plane ta carnfvora, porque esa sinuosidad y cardcter de alerin, rmlento al ser Jo Tlevan a su punto. extemo, eee Pensar, si Hego a pensarla mis Jnsecto. ¢Cual? Arafia pollito, taréntula, porque las tarintu- Jas son extremadamente repugnantes, las patassuben an (imita con los dedos et movimiento que verbaliza), 4—: “Usted”, porque me hace m 28 aT wice muchas preguntas que son agre- b) En un contexto de Tes] : spuestas muy pobres, con descripciones desiderativas escucta, porgue moveeer oo? _ Eyenrtos Hoxtane ne 53 aos Ante Ia consigna, el entrevistad ic oo lo reaccioné con un temblor ge- el cuerpo y se negé inicialmente a contestar. 1+: “Me one en un callején, una ayudita; hay tantas cosas S76 en stiles para Ta humanidad” (stencia), Me gustarfa.ser un le6n de la selva, aunque § } selva, Para Ja hu- anidad no es tan dtil. Pero un leGa es dil poraue den pués de ser apresado sabe hacer varias cosas, pruebas, gimnasia y entretiene a los nifios, 2+: Con la experiencia de ahora, yqué podria ser? Dije un leén, y ahora, gqué podria ser? Pienso, algo que dé utilidad, Un cisne, no, puede ser un cisné que anda en las lagunas, con su cola maravillosa. Me causa no gracia, una satisfac. cién verlos, esa tranquilidad, va en los lagos, navega, mada mejor dicho y es la adm'racién del piblico. 3-+ + Vegetal. Hay una planta que es muy util para Ja huma- nidad y que combate cierto mal pero que no recuerdo el nombre. Ese es e] problema, Combate el mal de Hansen, Ja tuberculosis, puede ser Ja lepra; también combate una enfermedad incurable, Lo he leldo, tengo mala memoria. Sé que viene de Africa, que es buena para la medicina. Es una planta medicinal. Es para un bien a la humanidad, 4-4: aQué podria elegir? Ser un arroyo porque me encanta, ‘Tenfamos uno en Lujén divino para bafiarse. Abajo ea todo toscas y a los costados también, Tenia dos metros de hondura, “Era majestuoso, algo divino al atardecer, bor- deado de plantas, 1—: En vibora porque no. Son ponzofiosas, He tratado con ellas varias veces, las he atacado, matado, aunque dicen que no tocindolas no se enfurecen. Yo he pasado al lado y no me han hecho nada, Pero la misma intuicién de uno, 1 miedo al peligro hace que Ja maten, 2--: En zorrino porque, {Dios me librel, tiene un olor que tino no se puede ni acercar, 3—: Ratén porque trae Ia peste bubénica. En acacia por las espinas que contiene, Homane pe 40 affos 14: Piedra: es fuerte, vive miles de ai 2-4: Arbol: no tiene problemas, tiene tierra y Iuvia, 3-4: No sé no se me ocurre, ganimal? No me gustan los animales. 1—: Hay un pez que no s6-el nombre, tiene una pecuiliaridad 7” ——— Para cazar sus presas que es todo un arte y una téenica infernal pero propia de una mente inteligente. Larga un Uquido que paraliza al contrincante y con unas’ ventosas sueciona el interior de la presa viva, Deja un caparazén vacfo e inatil. Es un maestro del asesinato, 2—: Planta carnivora, tiene un movimiento lento y untuoso, algo de danza macabra en, su devorar, 3-+++ Peor que Jo que le dije quiere que le cuente, En ambos casos la equiparacién del sujeto con Ia raciona- Iizacién (ecuacién simbélica) es absoluta, no hay por lo tanto Capacidad de rectificaciin a través del juicio de realidad, ya que se trata de “creencias delirantes” no modificables por “l cotejo con Ia realidad, Distorsin en los cuadros psicopéticos. Yn las psicopatias po- demos encontrar alguna respuesta con predominio manifiesto de ecuacién simbélica como evidencia del sistema subyacente de creencias delirantes. El entrevistado no es capaz de rectificar estas respuestas y presenta en este sentido. cualidades semejan- tes a Jos de los cuadros psicéticos, Sin embargo, estas distorsio. éste, pero en cambio se observa distorsién o bien en el sentido o la finalidad que el entrevistado atribuye a esas ciracteristicas, o bien en la finalidad por la cual él descaria Poseer esas caracteristicas. Aqu{ nos enfrentamos nuevamente con el problema del seudosimbolo; formalmente los simbolos estin bien descriptos, pero Ja intencionalidad o finalidad que le atribuye « esas caracteristicas esth muy alejada de la reslidad (esto es semejante las estructuras psicéticas delirantes, aun idamente). Por ejemplo; “Un ciervo, me lamé siempre la atencién Ja gracilidad de movimientos, la rapidez, es todo belleza Ia cornamenta pun. Zante y armoniosa, el pelaje de varios tonos, los ofos., Si, no tengo dudas, un clervo, pienso que poseyendo esa belleze 80 hasta mis adversarios quedarian inmédviles, admirativos, y aun sin poseer gran fuerza podria vercerlos. ee Casi todas las respucitas poseen este contenido a ae cleceién puede estar centrada en Ja belleza se tsar la fuerza, pero siempre la finalidad es inmovil cases ” Generaimente pueden impresionar auxante Ie to ee rm rae Ts detenido pone en relive estas dstorsiones y tun andlisis més detenido pone ex Sac i a att, Seer ldad, porque los métods uid para beat juicio l, etn ‘1 fc {nfantiles, aunque en 1a vi a eee eee Jos mecanismos de eee Pas ivplonte sobre la capacidad de pensar de los ot ed aaemnce negatives se expresa en forma manifiesta res sividad’violenta y_hostil, Eyempro: Homare pe 26 afios : = = Cher (antes de contetr, dio rpidamente panna, ae porque es lindo estéticamente, tene ‘he Je permiten Gens, pre oY I c jo xépidamer objeto), un cuadto ef ea (eee celdhe, sia por haber sido pintado ‘no por el hed : jen que tenga condiciones, que tenga una visén Baar He il eppowonelere objeto es fom = tirrhe instil, fs, paca no sentine St a. Paar Sian ek ‘indispensable, sentirme indlspensi aii’ Ia ‘rein’ es hermoso. “y Réble, porque viye mud ‘Fae Hermosa (lo dice man “To que no me gustarla es que me guna silla, alguna mesa, no me 1 ie porque son sucias, porque foroban, se * todo, jempo afios, porque en otro tiemp oper ‘e cortaran para hacer al- Snteresaxia (mira por Ia —_ TFIL_VT_VIEWTBWWREYEVIVIDVWWWIWAwWAAwWs:~ meten en 2+: Vasu_(tarda en decidirse, cruza los brazos, se tira para atrés en Ia silla), porque todos lo manosean y todos lo agarran, especialmente los vasos de confiteria y de ‘es. taurante, — + Piedra, tal vez rayo, porque es destructor, porque es hermoso y destructor (baja las manos de la mesa, y las apo- ya en las piernas), donde cae produce la muerte, destroza, pesar de que es muy estético, Planta, porque las plantas son estipidas, no me gustaria set ninguna planta de maceta; me parece una vida muy tonta, las ponen en una pieza y se mueren ahi, Eyemero: Hommne vz 30 afos Tiempo de reaccién: muy lento, 1-4: Rio (dPor qué?) porque serla primero etemo, a pesar que el agua corre, quie se evapora. Me evaporarfa, serlar nue bbe, caeria en forma de luvia y volveria a ser rio, Segundo, correria libremente; aunque tuviera un cauce lo ampliarla @ mi modo, Seria alge. stil, servirla para navegar, Sin un rio seria. imposible -Ia ‘existencia de vida, No se podria cultivar, no se podria vivir, Las comunicaciones flaviales son vitales para un pals. Mas que nada porque me en- canta el agua (gqué tipo?), Como el Parand, largo, cau- Galoso, poderoso y a su vez esencial por Ja vida que da a su alrededor, Alimenta no menos de una, dos, tres, cua- tro..., siete provincias. Una cantidad enorme de gente, analiza. las exportaciones. La navegaciOn argentina se mue- Ve por el Parané, Me gusta no por Jo importante sino por Jo... la vida que da. 2-4: Péjaro, por la libertad, No me gusta estar encerrado, odio Ja rutina, por eso el trabajo que tengo, Esté leno de im- Previstos, Cualquier tipo, ya "que me gusta el agua: gavio- {3 Ques pljros pueden nepar a vivir en cativeio,an- e tristes, lota no; se suicida, Pero i - mar una gavioae uve ‘3-41 Mistea, entendiendo por miisica cualquier sonido armo- 82 nioso, Me gusta porque puede influtr en el drimo de uno, ya sea subiéndolo 0 bajéndolo, me gusta en general la mi. sica de c&mara, los autores violentos como Wagner 0 los impulsivos como Beethoven. 44: Cardén (inducido), no hay en Buenos Aires pero en el norte hay muchos. Es como un tipo de cactus. Es algo gue se parte en diez pedazos que caen a Ja tierra y de cada uno de ellos sale uno nuevo. En La Rioja yo vi cardones crecer:en los terrenos més éridos, en los que no liueve nunca. Camalote no me gustaria ser porque lo Neva la corriente, tg 1: Desierto, por la aridez. Es initil, esti ocupando un es- pacio que no sirve para nada. Las condiciones de vida son casi imposibles... arenoso, Arido y pedregoso, inbéspito, que no sirve para nada, 2—: Reptil, no me gusta arrastiarme, Por orgullo. Yo no pi- do algo “dos veces.:. serpiente, vibora, algo que se erras- tre, me dan repulsién. 3+ Planta, porque viven expenias de otras, como los Ii- quenes o las hiedras. Me revientan.las personas que son asi, El entrevistado durante todo el test mantuyp una postura tensa retoreléndose les manos. Exclamaba generalmente ante cada nueva consigna: “me toma de sorpresa”, “nunca se me hubjera ocurrido penser uaa cosa asi”, ORG En el primero de los casos observamos una buena secuericis: ciervo-cuadro-roble, pero centrada en Ia necesidad narcisista de ser eélebre, distinto e indispensable. En las respuestas négativas hay indicios de indiferenciacién bueno-malo (rayo “hermoso y destructor”), (plantas “estdpidas”), y a lo largo de todo el test, intolerancia = todo vinculo humano que implique contacto y dependencia afectiva. En el segundo ejemplo observamos una sobreclaboracin -om- nipofente de la primera respuesta positiva, tendiente a negar cl impacto de la consigna a través de la transformacién en fuente indispensable de vida, como modo de inversiéa de su SSS fituacion do temor y desamparo, La negecién do Ja muerte videnéian también en 4p, flo test promotor de fantasfs i) Esté privilegiada Ia e250 anterior, cl vincula Heva a Ia rutina, encierro yma ras (tercer negativa), Véanso on el capitulo Ht Jos mindndolos desde de realidad.) clemples de psicopatias exa. Se punto de vista de ditorsén a sentido Ser. Indicador: Relactén fnocional diferenciada con e] eDjeto legido 0 rechazato (distancia emocionaly Sabemos que cl enizevistado necesita ef laborar una experiencia uponemes que solo si ef entrevistado logra Bélicaménte con I Concetarse sim. sduchet 6 mmucrte pods reeuperer de esta e una progresiva creatividad: ‘onto reparatorio tendiente pluselén de microduclo a. toy a Bata ‘crenlividad es porte “hy int rearear sw mundo intemo demos pensar on dist iedet cos 46 respuesta cmocional be’, de un modo intuitive, que ne habla del perro sino de su versiin de éste, y que por lo tanto Ie eleccién es un mnediador reales) que puede deseribir en forms completa, pero enfatizan- Of inepectos que siente comunes entre 4] y el objeto. Tam. bién alude a que la caracterieacién del objeto esté realizada desde su perspectiva, su modo de percibir la realidad, a través de frases del tipo de: “para, m{ ’ “yo siempre imagi. né que... fuera”. También surgen evidenci ara cotejar la o; nién comin Por ejemplo; 1; “No me gus ruchas personas Jes Parece un animal "80 yo he observado conductas muy 0 entre miembros de un mismo grupo, ‘ ; Los grad into a acercamiento emocional se evidenci incia © excesivo Acercamiento; Catretenimiento, En el primer caso lag Tespuestas son correctas ero formales, populares, escurtas, con baja creatividad -perso. nal. En el segundo, el siasmo de la tureu, da respuestas populares, infantiles, con énfasis en ‘objetos alegres y con movimiento, En el primer ceso dominan mecanismos de aislamiento, en el segundo, manfacos, pero en ambos esté presente Ia negacién del impacto emocional y la baja relaciéa con los objetos cle- gidos, que sufren por lo tsinto en riqueza y transmiten poco. El entrevistado apela a los simbolos creados culturalmente, al sim. bolismo convencional, En Ja medida en que evita el ‘compro- miso emocional, es incapaz de “crear” 0 recrear, a partir de Jos datos de realidad y de los simbolos universales, ereaciones personales y riuevas. Evidencian por lo tanto bloqueo y restriceién de la capacidad simbélica. El cierre defensivo tiene por finalidad preservar la identidad, Subyace en estos casos la equiparacién de creativi- dad auténtica con amenaza de perder concretamente contenidos valiosos (vaciamiento) en Ia verbalizacién misma o por efecto del estado de confusién que podrian promover las emociones si,cede el control. Subyacen por lo tanto ecuaciones simbélices entre creacién y vaciamiento y entre fantasear la muerte y morir, Jo cual leva a la necesidad de negar la muerte aun en Ja fantasfa, producciones sefialan dreas de patologia, centradas’ en ién de Ja creatividad y la capacidad de sublimacién, pe- "t0 no indican por sf mismas organizaciones psicéticas. Pasan, x 4 ser. indicadores de psicosis cuanda coexisten con otras res. Fuestascon las caracteristicas de distorsién descriptas anterior- mente, (Por ejemplo si coexisten con respuestas paranoides, forzamiento del objeto, bloqueos bruscos.) ©) Excesivo “acercamiento” emoclonal (pérdida de distancia - con el objeto) 1. Dentre' de los indicadores de pérdida de distancia emocional encontrar ys algunas de las respuestas psicsticas que describi fen lo interpretacién literal de Ia consigna: el entrevistado toma Taconsigoa come una amenaza de muerte y responde con con- ductiz paranoides, respuestas Hlorosas, bloqueo. 2 Se expresa a través de verbalizaciones en las que el su- 86 jeto asume explicitamente la personificacién y se refiere al cb- jeto elegido en primera persona (“me cuidarlan, seria, mato”). Por ejemplo: “Perro, porque si soy perro me culdan, me alimentan.” “Trig, porque soy de utilidad y me valoran.” “No quiero ser vibora porque enveneno y mato a la gente.” Este tipo de verbalizaciones evidencia la pérdida de diferen- ciacién yo/no-yo: ei cbjeto deja de ser un representante simbé- lico y pasa a ser el sujeto. Por otra parte pone en evidencia Ja captacién literal de un aspecto de la consigna (indiscrimina- cién fantasia-realidad) en la medida en que el sujeto “cree” ‘cree! posible transformarse, en la realidad, en otros objetos, tal como Ia consigna sugiere, 3. La pérdida de distancia se evidencia también en la adscrip- clén de caracterfsticas al objeto de un modo rigido, que no admite lugar para la posibilidad de error, que no acepta el cri- terio de otros que puedan oponerse y no toma en cuenta otros rasgos del objeto elegido, El objeto “pose” las caracteristicas rigidamente adscriptas, Esta modalidad verbal evidencia la pre- senela de ecuaciones simbélicas, Se relaciona clinicamente con estructuras delirantes; también estd presente en las fobias, pero en ese caso solo en una o dos elecciones. Ejemplo: 1—: No me gusta ser una vaca. (gPor qué?) Cémo, no vio ‘cémo miran, son idiotas. 01+: Leén, no hay animal igual, es majestuoso, bello, no creo haya nada més perfecto, 02-4: Rosa (P) y hay alguien a quien no le guste una flor, es bella, no creo que pueda alguien desecharlas, 4 Indicador: Capacidad para diferenciar el objeto-simbolo de otros objetos de la realidad (delimitacién corporal) La mala delimitacién del yo. respecto de In realidad externa puede evidenciarse través de los indicadores anteriores. (con- gruencla, distancia emocional), pero también por el grado de 87 | | | Alelinitactin del objeto-simbolo que el entrevistado. ogra a través de Ia caracterizaciin de éste (26). 8) Caracteristicas del objeto-simbolo en Ja realidad Interesa determinar aqui si el entrevistado tiende a elegir ob- jetos que tienen una clara delimitacién fisiea 0 por el con. trario objetos con limites difusos, que no se recortan con clari. {lad ‘del medio ambiente, porque no poseen una estructura cs diferenciads, Como ejemplo de objetos-simbolos con baja delimitacién tenemos respuestas del tipo de: agua, aire, algas, mar, nubes, nieve, arena, “hongos chicos que se forman sobre |a comida vieja", plantas trepadoras, aguas vivas; a diferencia de perro, pera de caza, tulips & Ja desorgantzacién, pérdida de limites y confusién por inore, mento de identificacién proyectiva, pero de los ‘que el yo intenta diferenciarse y recuperarse, }) Capacidad de especiticar claramente los objetossimbolos y y describirlos en forma completa Interesa aqui determinar si el entrevistado puede delimiter bjetos especiticos o si se refire a categorias generals, amplias, ae impiden delimitar claramente. Ejemplos de categcrias an, pias son “on avo", “un péjaro”, “un mineral vt. “alguna mA, quina de precisién’, “un animal salvaje"; en cambio respuestas Celimitadas corresponden a: “golondrina”, “jilguero”, “ore, “un avidn de guerra”. La delimitacién indica el grado de seeonoch imiento y delimitacién de la fdentidad con relacién a Ia identi, ihna de los demés. La presencia de categorias generales express tt fendencin a confundlise con Ia identidad de otros y fee bisles © adscribirse caracterfsticas similares en funciin de algin Fae comin (por ejemplo: 16s hombres o las mujeres, los estu. antes o los empleados, los venes o los vies). La capsctdnd 88 de delimitacién ereciente se mide por Ia postbilidad ‘de espo- cificar, dentro de los animales, por ejemplo, euél en especial, y « partir de esta eleccién lograr una inseripeién completa, dife- renciando ineluso dentro de animales, perro, por ejemplo, Ia taza, el color, a costumbre, la habilidad, Cuanto mis citcunscripto dentro de una categoria es un sim- bolo, cuanto mis detenida es su descripeién, mayor es la capa. cidad del yo para delimitarse y diferenciarse, no solo de per- sonas y objetos distintos, sino también de personas con rasgos semejantes pero a las que se reconoce como no idénticas, La difusién de limites, sumada a categorizaciones amplias, que por Jo tanto impiden una descripeién personalizada, indica la Presencia de perturbaciones en Ia delimitacién yo/no-yo por predominio de mecanismos proyectives que borran la diferen- iacién entre el yo y el mundo de objetos y crean confusion entre ambos, Esta indiscriminacién corresponde a reas de funcionamiento psicético que pueden coexistir con areas de mayor organizacion (por ejemplo, solo alguna respuesta negativa tiene estas carac- teristicas 0 Ia primera positiva por el impacto de la consigna). Cuando abarea toda la produccién y/o ‘coexiste con distor. siones, estamos en presencia de rasgos psicéticos de gravedad, Eyemnos Moyen pe 23 Sos 14: Un péjaro al que a nadie le interesa cazar. Aunque estoy conforme de ser humana, 2-4: No sé... flor... porque las flores me gustan mucho, No logra otras respuestas, Hone pe 24 afios 1 ~+ (inducida vegetal) Vegetal nunca me gustaria ser porque tienen un movimiento en relacién muy pastosa con el sol y,todas Jas cosas. Las flores son lindas pero estén agarradas a las plantas, por e50 no me gustarla ser flor. iQué repugnante serfa ser érboll Cuando estas respuestis ubarean td colin al lo el material y coexist con racionalisaciones escuela se tate de entrevistados con un at eae desconfianza transfereneial, que responden con juedades para “sacarse de encima el problema” dante menor in| i , "nor informacin posible a fin de no, ser conocidos, aes casos las respuestas son va BI rrectas” (sin distorsién prey ana aa Eyeneio; Homuns: pe 45 480s 11h Tale, pogue me necestain ‘an vegetal”, cualquiera es itil (P je 3-44 “algiin animal doméstico”, No eee ee on 1: Animal salvaje, (P) Son datiinos, on 2: Oro: demparte deh? “etizas aNo? 3—: Vegetales me gustan todos, 2 = adn, te tiempo Ie dnica respuesta expecta es oro, ¢ in Seige en ls negativas pone en evidenca el temor, por Yecerbn, 8 los sentimienios envidiosos y voraces de otras per, Far es nos vais.” Este tho. do defers, Baseda en Ia za, es habitual en cuadros i seco pes ae, a aa n set “conocidas’ i ite a eee cin leras elecciones que asocian durante la terme En los cuadros psiesticos clinicos coexisten con Tespuestas con alto grado de it i ato ge incongruencia, arbitrariedad, ecuaciones si Délicas evidentes, respuestas verbales y emocionales ‘one 5° Indicador: ip Hhiornay o docu ierenclcién de elecciones Adecuacién de ai in de cualidades buenas y malas (discriminacién bueno y malo, ner oe Evolutivamente, la disoctacié i cualidades opuestas (inline poe os ae 90 ) es una pre condicién para Ia posterior sintesis depresiva, La imposibitidad de lograr buenas disociaciones de objetos (buenos y malas) con- duce a situaciones de confusién. Dentro de la alteracién o patologia de la disociacién, la de mayor gravedad para el desarrollo y crecimiento corresponde fa la indiscriminacién bueno y malo, Ksta distorsién primaria, n tanto permanece inmodificable, interfiere la integracién (sin- tesis) y por lo tanto el desarrollo de Ja reparacién y Ja sim- bolizacién. El factor determinante de esta distorsién es la envidia exce- siva que Teva al yo a arruiner la fuente de satisfaccién. Lo ‘bueno (el pecho que alimenta, la madre que entiende y con- tiene) se transforma en malo, en tanto Ja intolerancia envidiosa Jo transforma en fuente de sufrimiento. El objeto bueno no ega a ser reconocido en sus rasgos reales (juicio de realidad, pecho que alimenta), sino que pasa a ser confundido con el impulso hostil-envidioso y transformado por ecuacién simbélica en un objeto terrorifico, Esta distorsién especifiea leva, 2 estados de confusién clinica, o bien a confusiones circunscrip- tas a la adscripcién de cualidades idealizadas a objetos 0 vineulos destructivos (objetos 0 personas que dafian, frustran, destruyen y a los propios impulsos sidicos desteuctivos), y en cambio persecutorias y desvalorizadas a los objetos o vinculos ‘ceativos (intolerancia frente @ objetos reparades y con capa- cidad de dar, desvalorizacién de los aspectos sensibles, con necesidad de ligazin y afecto). Es una distorsién que indica siempre patologia, est refe- rida a un modo de funcionamiento psicético y se halla siempre presente en las psicopatias, Como en los otros indicadores, este modo de funcionamiento puede coexistir con organizacio- nes més maduras o corresponder al modo de funcionamiento general del entrevistado, La indiscriminacién entre qué es bueno y qué es malo para al yo se evidencia en el Desiderativo del siguiente modo: a) A través de un tipo de produccién muy sorprendenté que responde ‘a mecanismos de aislamiento y anulacién, pero a los ot MNIORE gue subyace este déficit de diferenciacién; cl sujeto rechaza en Jas tres negativas los mismos objetos que eligid en las tran Positivas ya sea por los mismos rasgos o por otros que antes po mencions, El entrevistado réaliza el sechaz0 sin monte Bingiin tipo de autocritica oxeferencia a que él sabe que se refine erro elegido por fiel no tiene ninguna selepién rechazado porque es fiel. Indica presencia se treat probes my abarcativas de Ja personalidad, " veces esta. produccién aparece en cuadros cos; en estos casos subyace la misma indiferenciacién, ee bio £5 diferente ln actitud del enteevistado y aa inaldads Faravistado “hace gala” manifiestamente desu posibilided de # “Yo elegi sol porque da calor, podria ‘que permitiera al entrevistador conocer al entrevistado, b) Las respuestas populares (perro, ros, frbol, cuadro) con Taglonalizaciones del tipo de: son tiles, son Iindss, le ease a la gente, son malas, también son indicadores de esta ‘Patolo- Ga dé Jos vinculos destructivos y In contraparte 3 Featstcitn envidiosa de los objetos valiosos se ponen verte nfiesto por: elecciones desiderativas de objeto fens. Fahne chszaidos por sus cualidades destructivas 0 terrodfins cualidades buenas’estén respetadas i n Pero rechazan el objeto por de Sarat, vit © endicla que despentaria (como el sjoatle coundeo, P% eeaseraciin y nfasis de algin rasgo negate Elemplos de elecciones positioas de cbjetos destructivos: aa E 1+: hiena, porque me ternerfan planta camivora, porque podria alimentarme y cobrevivie estiércol, porque alimentarfa las plantas tuna piedra, pera no sentir tun robot, porque me manejarlan y chedécerta Animales salvajes, bombas, objetus inanimados elegidos por la cualidad inanimada, etcétera (véase en el capitulo III: Psi- ccopatias, eleccién de enredadera con una finalidad destructiva), Ejemplos de distintas elecciones negativas de objetos veliosos, 1 3 1 2 Vaca, porque-me sacarfan la leche Vacas, son idiotes (7). No‘ vio cémo miran Oro, despierta codicia Ore, mucho Iyjo Nada valiovo, porque produce peleas Arbol frutal, me arrancarian mis frutos Flor, no me gusta el perfume Perro, son serviles Hoja de papel, me rayarian Gacela, ex arrogante y pretensiosa, Estas distorsiones suponen intensos sentimlentos envidiosos que interfieren Ja percepcién ‘del objeto en su totalidad e in- ican predominio de ecuacién simbélica, Cuando en una sola eleccién negativa observamos sobrecarga de contenidos destructivos en objetos que en la realidad son inocuos.en verbalizaciones con un estilo altamente afectivo (“es horrible, no Ie soporte, no puedo ni verlo”), estamos (como vimos anteriormente) en presencia de una fobia y, por lo tanto, ‘1 sertor de funcionamiento metal, con predominio de ecuacién simbélica esté restringido:a vn diea de la personalidad, Ep as ‘psicopatias, ademés del_tipo de produccién con pre- dominio de mecanismos de anulacién, que describi anterformen- te en este apartado, podemos observar: En las respuestas positives y negativas pueden mantener un -Sjuste realista a las caracteristicas de bueno y malo desde un Punto Je vista de sentido comin, pero en cambio la distursin 93 ef wparcee vw la finalidad de poder o destruccién que le adjudican a las cualidades “buenas” de los objetos, como vimos anterior. mente (seudosimbolo).. Por ejemplo; 1+ medicamento, porque seria indispensable y de mi de- penderfa Ia vida de mucha gente, pardsito, porque mi vida dependeria de Ja vida de otro y morirfa ‘si muriera mi buésped, Si Ia distorsién aparece en forma manifiesta es generalmente fen las respuestas negativas y referida sl rechazo de cbjetos (animales, por ejemplo) por su dependencia afectiva de otros (“perro, porque es servil; cachorro, porque son débiles, poco estables, dependen de mayores para su cuidado, me molesta Ia Aebilidad en toda la gama posible”), Para ejemplificar este punto, revisense las producciones de Hombre de 26 afios y Hombre de 30 afios, citados anterior- mente en el 2° indicador, apartado sobre psicopatia, interrelacionados, pero, cor. fines didicticos, trataré de dife- renciarlos, Capacidad de anilisis Podemos inferir la capacidad de andlisis a través de In obser- vacién: Es a) De las secuencias positivas en relacién con las secuencias negativas. Observamos si el entrevistado es capaz de diferen- ciar cualidades “buenas” y “malas” y de establecer estas diso- Glaciones en funciin de rasgos centrales ereativos 0 dafiinos de Jos objetos. Esta capacidad analitica de disoclacién fracasa en el funcionamiento psicético y da lugar a producciones con- fusas; adscripcién de rasgos positivos a objetos negatives y vi- ceversa, anulacién de positivas en negativas, incapacidad “para delimitar las razones de las elecciones 0 rechazos (porque me gusta, porque es malo, porque no me gusta), o producciones Sie eseuetas y pobres con disociaciones extremas como modo de control de la ceafusién, La comparacién de positivas y nega- tivas indica polos extremos referidos a fantasias de reparacién S H, Desarrollo de pensamiento simbélico. Creatividad y sublimacién 1. Posibilidad de dijerenciar caracteristicas del objeto discri- minando las centrales de las secundarias, (Capacidad de anilisis, sintesis y abstraccién) Cuando los procesos de anilisis, sintesis y abstraccién funcionan adecuadamente, el entrevistado’ puede diferenciar objetos “bue- nos” de cbjetos “malos” (andlisis) en funcién de la sintesis (sin- tesis) de cualidades centrales (abstraccién) que los definen como creativos o destructivos, pero sin una excesiva distancia entre io deseado y lo temido (precondicién de procesos de sintesis ), Anilisis, sintesis y abstraccién son partes del proceso interno Por el cual el entrevistado logra su verbalizacién, y estén muy o y destruccién omnipotentes, o bien de poder omnipotente versus invalidez total. Ejemplo de estos extremos son respuestas del tipo de las ientes: 14: Antidoto contra el céncer 2—: Bomba atémica 14+ Dios 1= + Cincer o: 14: Un santo 1: Piratias °: 1+ Dragéa 1—: Una cucaracha” EI grado de distancia exagerado va unido a fantasias poco realistas, tanto sobre el poder reparatorio como destructivo, y permite inferir mecanismos de disociacién extrema interferentes de Ja sintesis depresiva, b) La capacidad analitica se puede investigar en cada tina de las elecciones 0 rechazos desiderativos, observando si; el entrevistado puede deseribir en detalle (por partes, por funcio- nes) cada uno de los s{mbolos elegidos y delimitar el simbolo del resto de Ja realidad. La posibilidad de lograr un andlisis detallado del objeto y a partir de alli desarrollar los motivos que fundamentan el rechazo 0 Ja eleccién depende del pre- dominio de las funciones de percepcién de la realidad sobre Ja fantasia. En los procesos psicéticos vimos que esta posibilidad fracasa por el uso excesivo de identificacién proyectiva que da lugar a evacuaciones que perturban Ia percepeién. En los cua- Gros prepsicéticos el anilisis detallado cede su lugar a res- puestas convencionales o autorreferidas (me gusta, no me gusta). En Ia psicopatia el objeto puede estar bien analizado, pero fra- casa el sentido que se le adscribe a estos rasgos o funciones seleccionados. En los cuadros neuréticos el andlisis formal del ‘objeto es adecuado, aunque cada cuadro presente éreas espe- cificamente omitidas, rasgos y funciones evitados en la des- cripeién, Capacidad de sintesis La inferimos en parte de los indicadores anteriores: 8) Cuanto mayor es la distancia entre “bondad y maldad” de los objetos, mayor dificultad para lograr sintesis de afectos y de aspectos disociados de los objetos. Cuando la adjudicacién de cualidades buenas y malas esté distorsionada, la posibilidad de sintesis esté dafiada desde su base. 1b) Cuanto més detenido es el andlisis de los rasgos positives ¥ negativos de eada objeto, mayor és la posibilidad de sintesis € integraci6n, c) Se evidencia a través de la riqueza o pobreza de las leceiones: las respuestas “originales” en cuanto a eleccién de % See sii objetos poco populares o habituales indican siempre una -gran posibilidad de sintesis, porque evidencian’ un intenso trabajo inconsciente de seleccién € integracién, de los que surge, como producto, un simbolo con alta condensacién.. Estas respuestas originales” son poco frecuentes y' dentro de una produccién podemos esperar una 0 dos. Considero itil siempre interrogar fl sujeto al final del test sobre estas respuestas, porque tienen tun alto grado de condensacién y sintetizan situaciones emocio- nales ¢ histéricas relevantes, f Son ejemplos de estas producciones el que vimos anterior- mente; “Botella cont un mensaje dentro perdida en el mar. ..”; ©, en una adolescente que atravesaba una situacién de duelo reciente, 3-+: “Mimbre, porque se arquea pero no se quiebra”; (© un adolescente con problemas de aprendizaje y rasgos de personalidad arrogantes y suficientes que dio como primera respuesta negativa “Pavo real”, como condensacién del exhibi- cionismo arrogante y el déficit intelectual (pavo). El logro de respuestas altamente simbélicas informa sobre Ja capacidad potencial del yo para desarrollar adecuadamente 1 proceso de simbolizacién, aunque este proceso esté clinica- mente interferido 0 bloqueado en el entrevistado, Las sintesis de las producciones psicéticas son arbitrarias, en funcién de anilisis fracasados por el ataque a las funciones ée percepcién que impiden el conocimiento de los objetos’ de Ja realidad, La sintesis que implica definir a un objeto como bueno 0 malo, por ejemplo, parte de percepciones erréneas y istorsionadas,' Encontramos por Io tanto conelusiones “arbitra- rias © bien total incapacidad sintética, expresada en verbaliza- ciones desconectadas y desvinculadas. . Fracasa Ia posibilidad de reunirlas en un objeto concreto, 0 facluso de verbalizarlas de un modo articulado, Capacidad de abstraccton Deriva de la capacidad para-diferenciar Jas caracteristicas cen- trales de las secundarias (anblisis) y a partir de allf poder pri vilegiar lo central y esencial del ‘objeto como motivo de la 7 PPAPAPDALLALVIALALIAD Paaaeeetwe eleccién 0 el rechazo. Al mismo ti ' “ chazo, 10 tiempo implica {2bstraer) el sentido del test, que supone sélecclonar oun nee smitir simbélieamente’ eualidades © funciones personales, Podemos investigarlo a través de: 2 8) Comparacién de Ia secuencia de los tres rei posi 4 negtivas. Observarmos ste) entevstdo cs caput dF abe! ogi, sitsctn ental de ansiedad contenida en la. con- dre: I anenaia de muerte, Observaemos af puede abstaer se wte diferencia entre les seresvivos y Jos eres inanimados pescecareplion elegir en orden sucesivo primero animal y rere wget] y mineral, y ala fnvers en las nogativas, smplica ts fostlidad de abstracr la nocién de vida, que implica un ial de Jo inaimedo que puede “permaneces” pero sin vivir, resto de preserar,anto el impacto de' la consigns, exe ey cdnik peril al eleccién con su correspondiente racio- fallen, Capacidad de prvlegias Jo central del objeto y de. Ba de ado lo sceesorio 0 secundario, Dependo do 1a previa capfeldad de andlis. Bjemplo de una clecién basada en ele- Pains feeudaroe ers “on péjaro porque tene Dermosos ealo- or contrapsiién a: “un péjaro porque podsla sobrevolar vais na perspectiva distinta de Ia humana lugares, En el primero di atta Rito de los femplos, si bien el color puede ser um ctrpato de elgunos pares, no es definterio, y en exe sentido Bret eemolearse pljaro por flor, cuadro, bel Cuando las fees tudes para abstaer adeoundamente adguieren caractrs Es Bicies se estblecen selecciones arbitrarias de raigos Saas 1 cbse, pa justificar © gvalarHnterpretaciones ee lad (forzamiento de las caracteristicas), Vacas, son id ic cas, son idiotas, zNo vio ebino mifan? Péjaro, come todos los sembrados, 8 Hjemplo; produccién de un Homme ve 27 aSos Fracaso en Ia delimitacién analitica, incapacidad para delimitar Jas cualidades reales del objeto y diferenciar centrales de secun- darias: T44: Animal (P) un gato: porque es un bicho bastante inte- Tigente y.., ademés que hace lo que se le da‘la gana, Come came fresca y es muy seguro para moverse, ¢s muy égil, 24: Y... una planta (?) un Arbol de mader: dura. Porque son plantas que viven mucho tiempo y no sé, en otofio tie- nen las hojas de un color lindo, 3-4: Nada (se rie), agua qué sé yo, riega cosas, pasa por Toge- es lindos y cumple un ciclo, Claro, viaja por todo el planeta. 1—1 Una piedra que anda viajando entre Tas galaxias. .No tiene ningin sentido, la inconscfencia total de las cosas. Si tengo que elegir algo elijo eso. 2--y3—+ (silencio largo) No sé, parece que cualquiera de se tipo de plagas parisitas, una planta venenosa no sé una Jangosta. Ninguna planta 0 animal que guardara una mentira, tno puedo ubicar bien el objeto... (gMentira?) Claro hay Dlantas como ciertos hongos que son lindos pero son vene- hhosos. Hay, digamos, bichos como esos que se Ylaman gut arreros que cuando vuelan son lindos y wno los agarra y Jos pone cerca del ofdo y hacen tin ruido lindo pero cuando estin en estado de gusanos comen los érboles, hacen tineles por dentro y después los drboles se rompen, so cacn. (Silencio) Parece que sin querer ubigué dos objetos. Este material permite inferir el fracaso en Ja capacidad de anilisis, sintesis y abstraccién en Ins respuestas positivas. La sclecefén de rasgos de Jos objetos responde a elementos reales, pero no hay buena diferenciacién de Jo central y secundario. En Ja racionalizacién tercera distorsiona, sf, el objeto agua, atri- Duyéndole la posibilidad de eumplir un “ciclo”, En las respuestas negativas xeffere procesos de alto nivel pa- toldgico referidos a niveles de funcionamiento -psieéticos. Pue- 99 =p den considerarse, sin embargo, “buenas 1 rs , respuestas” Wido de que son’ respucitas eapacss de tmasamtis yoo Galados mentales diffciles de transmitir; estados de desconexién, gespersonalizacién en 1—, alusién a alucinaciones auditives oc imterpretaclin de éstos, las racionalizaciones postivas por sas Pew y Jas negativas por otra presentan reiteraciones de cuali- ‘ee ,aunalue se refieran a objetos muy distintos (situaciones Aspectos que necesita proyectar, 2. Capacidad de aprendiza lizaje creativo durante el test. Capacidad de crear objetos-simbolos cay ces orc ret de tra (Creatividad, reparacién y sublimacién) arias nae simbolos tienen capacidad para mitigar el impacto de la con- signa en Ja medida en que permiten recrear y reinstalar, a través de los objetos elegidos, los vinculos y aspectos necesitados 0 temidos, Cuando cada eleccién es el producto de una elaboracién pro- funda de Ja situacién de microduelo promovida por la consig- na, y ¢s, por lo tanto, resultado de un proceso activo de andlisis, sintesis y abstraccién, Ja ansiedad tanto paranoide como depre- siva logra una parcial claboracién, El yo recupera Ia confianza en su capacidad para reconstruir el objeto y el mundo intemo, puede reconocerse como alguien vivo y de este modo recupe- arse de Ta fantasia de muerte, Cuando las respuestas estin apoyadas en la necesidad defen- siva de evitar el contacto con la muerte y el duclo que ésta implica, las elecciones tendrin pocas cualidades creativas y poca capacidad de modificar la ansiedad subyacente, dando lugar a secuencfas. desorganizativas, Deserib{ anteriormente que Ia capacidad reparatoria so ex- presa fundamentalmente en Ia actitud del entrevistado frente a Ia realizacién del test en Ja medida en que la tarea misma pueda ser concebida como un trabajo doloroso de recreacién ¥ comunicacién de este proceso al entrevistador. ‘También des- crib{_ que Jas alteraciones en este aspecto de Ja realizacién del test, como trabajo de reparacién, se expresan por excesiva dis- tancia emocional o por pérdida de distancia emocional, En el registro verbal del test Desiderativo los elementos indi- cadores de capacidad reparatoria se manifiestan; 1) Por la posibilidad de apelar a la creatividad y producir, por un proceso de seleccién y trabajo interno, simbolos modi adores de Jas ansiedades movilizadas por Ja’ consigna, El éxito en la tarea creativa tendiente a reparar el mundo interno ante la idea de pérdida y ruptura que significa Ia muerte se-pone en evidencia en secuencias progresivas de res- puestas sucesivamente més ricas en cuanto proven en forma condensada mayor informacién sobre la conflictiva personal. 101 2) Por la capacidad para delimitar adecuadamente bueno y malo, 3) Por ia posibilidad para crear objetos estructuralmente de- limitados, cualitativamente definidos, 4) Por la capacidad para crear simbolos que en s{ sean ob- jetos enteros y con posibilidad de mantener una ligazén estable de sus partes (por ejemplo en un cuadro, o mimbre, 0 casa, a diferencia de vidrio, 0 arena, o aire). 5) Por capacidad para ahstraer la nocién de “permanencia” humana en el mundo como procreacién biologica ¢ intelectual, Capacidad para diferenciar entre Ja permanencia milenaria del reino mineral y la permanencia animal 0 vegetal que cumple un ciclo vital. Capacidad para diferenciar entre vivir y per- durar y por lo tanto entre animado e inanimado. Ejemplo de esto serfan dos respuestas habituales de elaboracién de Ja an- siedad ante lo finito de la vida, pero diferentes en cuanto a la diferenciacién. anteriormente mencionada; ‘ 1++:"Montafia, porque vivirla siglos. (Elige no ofoir para no morir), 8 diferencia de 1+: Mono, es dentro de los animales inteligente y capaz de emociones, puede tener cierta experiencia de vida en grupo Y es capex de recomocer a los suyos, a sus hijos y a los miembros de su clan, © bien de “Ubro, porque podria ser lefdo, atendido, cuidado y pasarfa a ser algo, un recuerdo, una idea, una emocién, para otros scres hhumanos’, como respnesta adecuada de intento de lograr Ja permanencia intelectual, 8) Es importante observar el grado de distancia entre las fan- tasfas reparatorias y las destructivas, La distancia extrema entre Ja, omnfpotencia reparatoria y destructiva impide el logro dé adecuadas reparaciones ¢ interfiere Ia creatividad y la subli- macién, Ejemplo; 2 1+: antidoto contra el cincer y 1—: bomba atémica ibilidad de levar a cabo una tarea reparatoria se evi- desist Ga distancia realists ere Ia cepacidud reparetora,y “Ia capacidad destructiva, en metas reparatorias y temores realis- tas, cercanos al quebacer humano, : Hjemplos de metas de reparacién y temores realistas; 2-4-1 Arbol frondoso. Paraiso, porque podria dar sombra y al- bergaria nidos de péjaros que me darfan compafifa, 2—: Un cactus, porque poca gente buscarfa contacto conmigo y a lo sumo me mirarfan si lograra cierta belleza, pero en esencia estaria solo. 7) En las elecctones positivas y negativas el vinonlo humane esté, privilegindo, = 103 TEST DE RELACIONES. OBJETALES DE H. PHILLIPSON = Indicadores diferenciales de psicosis, psicopatia y neurosis Desarrollaré indicadores a partir de I : le Ia produccién del test de H. Phillipson (23, 24, 22) par el diagnéstico de neurasts, psi- cosis y psicopatias como configuraciones elinicas diferenciales, pero también como modos de funcionamiento mental que pue- den coexitr en una misma persmalidad indicadores tienen por objetivo investigar el deena Tegra « en tres frees do fanclonamiento ones considero cent la difere: ra ae para la melacion de grados de pa. 1) Capacidad de disoriminacién (mundo int 1 : wundo interno /mundo exter» ‘no, realidad /fentasle, bueno /malo). Incluye funciones de, a) Juicio de realidad . b) Sentido de realidad ? IL) Capacidad de pensamiento simbélico-abstracto: . a) Capacidad de anilisis, sintesis y abstraccién b) Nocién de causalidad emocional “ e) Capacidad para establecer relaciones simbéli : aes t relaciones simbélicas con la III) Capacidad de insight y elaboracién a) Reconocimiento de la realidad psfqui b) Reparacién y sublimacién is 104 1. Capacidad de discriminacién at) Jurcio DE NEALIDAD Criterio, Necesitamos delimitar el grado de ajuste o distorsién que cada persona presenta en su contacto emocional con la realidad. La adecuacién a la realidad supone JA percepeién de los: he- chos tal como ocurren y Ja adscripcién de un clima emocional congruente con la trama de relaciones interpersonales observada. En la medida en que cada lémina del test representa una parte de la realidad, espectficamente delimitada en cuanto a problemitica, Ja interrelacién entre los ajustes y distorsiortes perceptuales de cada registro individual en congruencia con ¢l clima ‘emocional adscripto nos ofreceré informiacién sobre el desarrollo logrado en la funcién de juicio de realidad. TLos indices de mayor eficacia para delimitar Jas alteraciones del juicio de realidad los ofrece la observacién del ajuste 0 distorsién perceptual que cada entrevistado evidencia en cuanto al contenido humano, contenido de realidad y al clima emocional escrito, que manifiesta la percepcién de] contexto de realidad de cada mina, . La adecuacién o fracaso en Ia adscripcién de significados femocionales y relacionales nos informa sobre el desarrollo lo- grado en cuanto al sentido de realidad. Podemos encontrar adecuadas descripciones de Jas minas, pero muy escuetas y sin desarrollo de historias, La insistencia en el interrogatorio puede dar lugar a respuestas delirantes, tanto de, Ja relacién de los personajes de la Kimina (interpretaciones arbitrarias de objo- tos “bien vistos") como del sentido adjudicado al test (respues- tas paranoides, enojo con el entrevistador por su funcién de policia). Indicador 1: Ajuste perceptual (distorsiones, omisiones, adiciones) Nos permite delimitar Ja capacidad de diseriminacién entre mundo interno y mundo externo, realidad y fantasia, en Ia que 105, que borran la -diferenciacién inremo / externo y realidad / fan- tasia, y provocan alteraciones en las funciones de juicio y cotejo de realidad. Las perturbaciones de producciéi que informan mis clara- mente y con mayor certeza de alteraciones en las funciones de jui¢io'de realidad son las distorsiones perceptuales, La distor- sién perceptual evidencia mecanismos de identificacién evacna- tiva, que, borran las caracteristicas del objeto real; la Idina cori representante de la realidad extema es en este caso una catensién del entrevistado, indiscriminada de 61 mismo, Estas distorsiones pasan a ser indicadores de seria patologia cuando.toman gran parte de la produccién e indican procesos Fsicéticos elfnicos cuando estén presentes en la mayoria de las Maminas, . Guando Ja distorsi6n se extiende a las Idminas de la serie B, estamos frente a patologias muy severas y de mal pronéstico, Porque es la serie que ofrece la mayor delimitacién y por lo tanto Ja presencia de distorsiones indica el fracaso de los me- canismos de adaptacién mfnimos a la realidad, Si la distorsi6n perceptual est presente solo en una o dos Vaminas, podemos inferir que esa persona puede perder tempora- riamente funclones de discrimiacién en situaciones que adquie- ren un grado de saturacién emocional muy alto. Puede suceder que un entrevistado por una movilizacién emo: cional intensa (primera lémina, Mimina blanca o alguna Mmina que “encaja” en una situaciin personal altamente conflictiva) dé respuestas perceptuales distorsionadas, pero que luego, ya sea espontineaniente (mejor pronéstico) 0 en el interrogator pueda hacer rectificaciones, reconociendo su “confusién” (ca- Pacidad de rectificacién, test. de realidad), “ Creo conveniente también diferenciar las respuestas “origina- les”, que son habitualmente respuestas de sentido o' significado Poco comin pero que el psicélogo puede llegar a “visualizar” en la mina. Habjtualmente son respuestas de detalle, de z0: nas pequefias de Ja Iémina o bien de zonas que son “fondo” 108 8 sie pero que el entrevistado percibe como “figura”. Por’ ejemplo en la L&mina A2: “una l4mpara” en la zona blanca entre las dos personas. En cambio, en Ja distorsién perceptual de caracteristicas psi- ebticas, los contenidos visualizados 0 adjudicades a Ia Mimina son totalmente arbitrarios y pueden no mantener ninguna rela- cién manifiesta con el estimulo real (mecanismo alucinatorio), En este cato la distorsién de Ia realidad que la Iimina ofrece supone conjuntamente un mecanismo de adicién perceptual ar- bitraria. Los fenbmenos de pérdida de distancia emocional implican también fallas de percepcién del tipo de la distorsién percep- tual, en la medida ef que Ins caracteristicas reales de Ja lamina se borran y se confunden con los aspectos proyectados por el entrevistado (confusién realidad-fantasta, interno-externo). Por pérdida de distancia emocional, circunscripta al érea percep- tual, tomamos aquellas producciones en las que el entrevistado “se ve” a si mismo o a personajes de su vida en Ja lmina, for- zando incluso e] material para “describir” rasgos fisicos comu- nes. Por ejemplo, Lamina C3; “ésta soy yo, recostada, un poco tirada como es mi posicién habitual, éste es mi hermano que siempre se evade de todo problema y éste es mi padre que lee el diario en su sillén”. Este tipo de “distorsién en el relato”, pero muy cercano a lo perceptual, se observa en cuadros neu- r6ticos cbn fallas de identidad y diferenciacién, que evidencian freas de indiscriminacién psictticas. Cuando Ia integracién de la personalidad esti més lograds, la ldmina puede evocar en al entrevistado alguna situacién emocional presente o pasada, ero claramente diferenciada del estimulo. Un caso intermedio entre la distorsién perceptual y Ia per- cepcién ajustada es Ia dusién perceptual; se trata de una situa- cién intermedia entre distorsién perceptual y mala interpreta ign de Ja realidad (sentido), porque toma aspectos de la lé mina real (sombras, formas) que pueden llegar a ser “vistos” de ese modo, pero con cierto grado de forzamiento de otros da- tos de realidad que la ldmina ofrece. Este tipo de ilusiones es comin en melancolias y puede aparecer aislado en neurosis. 107 Un ejemplo de ilusién perceptual es, en Lémina 4 (B3), “Ahor- cador”: Ja respuesta en parte se apoya en la linea vertical quo xe sobre la eabeza del personajé masculino y que en la nina corresponde al canto de la puerta entreabiertal Las adiciones perceptuales indican siempre dreds de patolo- gla de fndole psicstica, del. mismo modo que las distokionce Varia ‘la gravedad de acuerdo, por una parte, con Ja cantidad de adiciones en el registro total; si toma todas las imines alguna serie o una Vmina, y por otra, con la “calidad”: si oe adicionan personas u objetos completes o por el contrario par, lel cuerpo, partes, de anim: St colones entraasy sit vinculaciin ene of ISS 8 constr alas emisiones Perceptuales indican zona: de conflicts, pero tismas no son evidencia de dreas.psiobti den responder a mecanismos neur6tion de nogrein eee cin. a omisién, pasa a ser expresién de perturbaclén palettes cuando abarea {cdo el estimulo (negacién de la limina) y co existe por lo tanto con distorsién perceptual y adiclones iit Kimites, En las. producciones correspondientes aspsicesis clinicas ob: © servamos ‘que la. distorsién perceptual es mAxit etaque a las funciones de ‘perospalde y atic a violentas identificaciones proyectivas de objetos, extratios que dan lugar, en el lenguaje del test de Phillipson, a adiciones wil, tiples. En la medida en que'la ldmina esté negada y Ia percep clén esti reemplazada por la evacuactin de conteniclos cmocis. mas, 1s omit perceptual aharea todo el estimulo n algunos casos Ja primera asociacién responde a uia ‘epeién cercana a las caracterfsticas de la hai esis fata Ja interpretacién, adecuada (por ej aterpreta, sjemplo, Lémina Al: al espfritu), pero las siguientes respuestas son ‘weehitesin' a te Primera respuésta, y do este modo aumenta progresivamente el elamfento de la situacién de realidad. Cuando se logra man- 108 | | tener cierto grado de atomodacién al test, y se puede lograr un segistro, observamos: 1) Percepciones arbitrarias (distorsién y reemplazo de per- ‘eepeién por adicién) de objetos bizarros; Ia mina esté frag- ‘mentada en miltiples zonas que contienen partes humanas (bra- z0s, piemnas, ojos), partes de animales, animales pequefios, por ejemplo, Lémina 1 viboras en el centro, dos piernas de un chico (extremo inferior fzquierdo), fuego (centro arriba), peces que pelean’ (abajo derecha). En otros casos las asociaciones son por analogia o contigitidad, pero de ninguna manera relacionadas con datos de: percepcién. Liana 1: Una iguana, tiene ojos de gato, agazapada, va a saltar, (No puede determinar la ubicacién en el interrogatorio,) 2) Incapacidad para dar respuestas globales, por el ‘predo- minio de los mecanismos de splitting que levan a la fragmen- tacién de Ja lémina, 3) Coneretismo: Ja mina no es concebida como una repre- sentacién pictérica de una situacién emocional, sino como un ‘objeto que “contiene” concretamente esos objetos extrafios pro- yeetados. Esto, se pone de manifiesto en conductas extrafias en el manipuleo de la Iémina: se acercan mucho, la tocan, Ia raspan ‘como intentando “despegar” partes, Ia palpan como’ buscando relieves. En los cuadros prepsicdticos observamos mecanismos de di- sociacién afectiva extrema, aislamiento y anulacién, que res- ponden a una necesidad comin: mantener un exacerbado con- trol. de las fantastas psicéticas como medio de defender el precatio contacto con la realidad, La angustia frente a una desorganizacién inminente da lugar f producciones con las siguientes caracterfsticas en cuanto a pereepeién de Ia Idimina; : 1) Meticuloso ajuste a los datos de realidad “que Ja mina ‘frece; la pereepcién se centra més en Ios objetos que en las personas. Predomina sobrepreocupacién por “ver bien, mostrar © eonfirmar que su capacidad perceptual no esté, dafiada”: por ina 3: “Aqui hay tres personas, ack un siléa, una parte de una cabeza, una mesa, veo una tetera, veo tazas, aqui otra persona (se acerea a la lémina), no veo si es joven © vieja, no puedo decirle mis, aquf se ve esto”. En algunos a, sos cuentan los objetos presentes en Ja Kimina, Resultan producciones meticulosas y muy pobres en conteni- do, el entrevistado no “arsiesga” fantastas, fustamente por el incremento del control obsesive, por pinico ante un posible @errumbe psicético (ejemplo, Kamina 2; “dos personas, uno tie. ne Ja eibeza inclinada hacia la derecha, nada riés (P). No pue. do decitle, en la limina no se ye mis que eso”, 2) Producciones que comienzan a presentar distorsiones a partir de un momento (tercera 0 cuarta) y no logran recuperar. se también evidencian procesos prepsicéticos, El precario ajus. te,a Ia realidad permite un cierto grado de ajuste emocional al comienzo de la tares, pero Iuego cede lugar a un incremento le los mecanismos de control obsesivo patolégicos ya descrip. ‘os, © bien a serias distorsiones perceptuales que ponen de. ma. nifiesto el funcionamiento psicdtico, 3) Incapacidad de dar réspuestas que integren datos de re- slidad con estados emocionales (contexto), y da lugar a. inte. graciones forzadas; esta caracteristica se expresa en un tipo de produceién especial: las historias encadenadas; El entrevistado se esfuerza por relacionar cada Mina con las‘ anteriores, to. mando a cada una. como parte de una historia tinica, Esto im. pliea un “forzamiento” de las Miminas, en la medida en que cada una de ellas no es reconocida en sus earacteristicas di. ferenciales. Este tipo de produeciones responde al intento de lograr sintesisuniones, integraciones, pero el intento fracasa, porque para lograr la unién deben ‘recurrir a Ta negacién de las caructeristieas propias de cada Mmina, negacién de la con. signa, omisiones de Ins datos que no pueden “hacer encajar n Ia historia y distorsiones de sentido, Resulta, por lo tanto, ta produceién, con integracién forzada. Kyexeeio, Homme pe 18 aSos: Este caso ejemplifica la evita- del compromise emocional, a través de historias muy de- lendidas y respuestas clisé. Presenta como elemento indicador de proceso psicético ‘istorias encadenadas: Léxowa Al: gPuedo ver las otras? Sensacién que esti solo. No puedo imaginar més, Léxewa A2: Un hombre y una mujer, el hombre no esté. mas solo, ahora: consiguié compafiera, LAxawa C3:"La chica Jo invita a la casa... y... le presenta a a amiga, estin charlando, (gSobre qué?) ‘Temas intrascenden- tes, sin importancia. El hombre esti de espalda y esta mirando el objeto rojo con mucha atencién, le Hama mucho la atencién, y a mf también no sé qué es. Es Ja casa de Ja chica. Lénana B3: La amiga se va,-y se quedan solos, es raro cémo beg puede vor sombra si aqui mo hay luz. Puede ser otra cosn di- ferente, Ia amiga no se fue y esté en otro cuarto, mirando’ la sombea de hombre y chien quo eatin may, junton Inbleada || final serfa que chica’ y hombre. 1 ‘con y amiga pudlera lar etmorada del homie taney y por es0 est espiando a’ amiga. “Lina AG: Yo en esta foto veo al hombre, la chica y muchas personas que estén pendientes de'esa relacién que tienen, Liana Bl: El hombre vuelve a casa, este es su cuarto, nada mis. (Qué piensa el hombre?) Viene pensando en la chica. (gPor qué?) Quizés porque le gusta. Por el momento no oca- re nada mis, Lanaiva CG: Veo al hombre y a mucha gente (limpia Ia Iémi- a)... esté bajando por una escalera, una de las personas Jo lama. (gPor qué?) Para que se una al grupo, (gPara qué?) Porque son sus amigos, del hombre, Se siente solo, aun con sui amigos de él, aN fl hombre no hace caso del Hamado y... vuelve a er tt etslee’ estaba bajando y ahora sube, Estos serfan amigos de él. mw ‘Lasuna B2: El hombre y la chica se se van a pasear, (Adéndep) 4 una plaza. EI hombre abraza a le chica, Le Qo gn?) siente por ella, Fain Lisana BG: Este es el hombre or 4 ‘ re, estos son amigos. A él le ease “at con amigos. (uPor qué?) Quizks sea que no sha es 0 (fon amigos © quizé sea porque le gusta estar sd pln en su nov enemigos, exes kablan y él no puede pensar, se aa sini a foam C2 Esto es su cuarto, este es el hombre y va a casa ae la - ¥ la chica esti durmiendo, este es el cuarto di ica. ‘Tengo que ver la otra Idmina, si no no s6 ° FEA BuANca: JTengo ue decir algo?... Esta es Ia soledaa del hombre, i Ia chica,” N@ 6 no eémo se siente, Ia soluciin es estar con & zonas secundarias de Ja ldmina as con mecanismos de evitactin © de detalle y estén relaciona- y negacién de conflictos. No na arige sll tthe indican seria patologia cuando son recuperables: el entrevista~ do puede ver en el interrogatorio Jo que anteriormente omitié en el relato. ‘Las distorsiones neuréticas son distorsiones del clima emocio- nai y no del contenido humano o de realidad (negacién del claroscuro, insistencia en las zonas luminosas de Ja lAmina, ne- gacién del color rojo en Ia Lémina 3), Las adiciones de objetos © personas se circunscriben a objeto: o personas incluidas en el relato, pero no visualizadas como presentes en la Iémina. (Bor ejemplo, Lamina 1; Un hombre solo... supongo que lue- go se encontrar& con un amigo.) En las producciones psicopéticas; cbservamos distintas moda- lidades perceptuales, aunque en general la percepcién est& man- tenida, Cuando la psicopética ¢s una estructura clinica defen- siva de una organizacién psicética de base, la percepcién ad- quiere las caracteristicas descritas para los cuadros. prepsicé- ticos (presentan diferencias en la actitud despectiva y omni- potente, a diferencia de los indices de angustia presentes en el aso anterior), ‘Cuando In estructura de“base es una neurosis no se manifies- tan fallas perceptuales. Las alteraciones presentes en toda psi- copatia se refieren a alteraciones en la interpretacién, en Ja adjudicacién de implicaciones emocionales 0 valorativas (alte- raciones de sentido de realidad), que desarrollo en el apartado siguiente: 1b) Senmpo pe REALIDAD Criterio, Las alteraciones de sentido y de juicio de realidad estén estrechamente vinculadas, aunque es itil su diferenciacién desde tun punto de vista didéctico. Cuando hay alteraciones de jui- cio de realidad (evidente en la distorsién perceptual, ilusion y adicién perceptual), el sentido de realidad esth inevitablemente perturbado desde su base; y en Ja situacién contraria también hay correlacién; una grave alteracién del sentido de realidad puede promover Ia necesidad de “forzar” Jas percepeiones de us in Ja Mmina (distorsién 0 adicién perceptual, alteracién de. jai cio de realidad), adjudicéndole caracteristicas que mo poseo, ara justificar Ia proyeceién de fantasias y evitar que lus ro" conozca como propias, Por ejemplo: Linas 2: Es una pareja, ella es egoista, él la quiere. Se ve que é1 la mira con ternura, ella evita la mirada y lo rechaza, Lisawa 5: Almas en el cielo, Este es Jesés (figura izquierda de primer plano). Veo su cabello largo. Los perdona porque tiene una expresién dulce, Pueden también presentarse alteraciones no graves del senti- do de realidad (del significado que se atribuye a lo que se per. cibe tanto de la realidad intema como externa) en casos en que el juicto de realidad y el test de realidad estin mantenidos, Describiré distintas formas de manifestaciin de este tipo do distorsién; pero antes necesito redefinir el cancepto de sentido de realidad en Phillipson como la capacidad para atribuir a los flementos humanos y objetos materiales de la Mmina un signi. ficado coberente (tema de relaciones objetales, historia) con el cantexto de realidad de la limina. (Color. Claroseuro.) Indicador 1: Actitud durante la toma dél test Compromiso emgcional y colaboracién en contraposicién a .ac- titudes desconfiadas, despectivas o excesivamente entusiastas, A partir de la actitud emocional del entrevistado en la situa: cién proyectiva podemos inferir el significado emocional que ésta adquiere para cada caso particular y determinar si el sentido adscrito a Ja situacién mamtiene congruencia con el sentide real. Podemos sistematizar tres grandes grupos de alteraciones el significado de Ja situacién de test: a) Actitudes paraoides francas: el test es tomado como in- ferrogetorio policial, un truco, una trampa para sacatle infor. macién a la fuerza a fin de usarla en contra del entrevistado; una trampa para volverlo loco; o bien autorreferencias, que se expresan en la fantasia de que las Kminas fueron hechas por uu | 4 a el psicélogo para e] entrevistado en particular y que cada‘ lé- oa sieges problema conereto'de la vida del paciente, b) Actitudes suficientes, burlonas y despectivas: el test es temado como un desafio intelectual al que el psicélogo lo so- anete, En estos casos In produeién tiene por finalidad impac- tar, deslumbrar, promover confusién y disminucién intelectual en el entrevistador, toraado como supuesto contrincante (psi- s). oe tes extremadamente entusiastas y euféricas frente a un estimulo como el test de Phillipson, que presenta situa- ciones interpersonales de alto monto emocional. Coneiben a test como un. juego de contar cuentos, ajenos a ta vida emocional persgnal (defensas manfacas). Indicador 2: Adecuuda percepcién del contexto perceptual o distorsion stor idadés emocionales tristes, agobiantes tae ect eta i ete (color, claroscuro), indican alteraciones en Ia interpretacion la realidad. Kjeimplos de esta distorsién son: Lisuna 5: Pienie o acto patrio. Lhwuna 7: “Escalera amplia de una vieja casona, ambiente calmo a Ia hora de Ja siesta.” Indicador 8: Carectertstica de la estructura de la historia i cas del con. Yongruencias o incongruencias entre las caracterfstioas cue nons y de realidad con el contexto de realidad. Plan- teo y resolucién de conflictos: 2) Un elemento central tocar on cuenta ef la capacidad para claborar historias con “sentido comin’ o earentes do dts Difereniamor entre perionas con chpackdad para claborar hs toras de relaciocy Iimanas, conflicts y derenlaces realises, de ‘tras que plntean sitaclones raas, poco comunes, conelar cock ettiaclas, enlicioacs iteoetijedio; selnckesen shi 5 ‘cas, poto posibles o imposibles en el contexto humano, o bien hhuztonas muy coherentes pero muy alejadas del tiempo en el que vive el-paciente (pcr ejemplo: personajes de la antigiiedad, de otros planetas, de siglos venideros). ; Eyemetos Homsne pe 24 afos. Linas 2: Un joven rémano, adolescente ‘con la cabéza rapada conversa con su maestro, Discuten sobre la vida y la muerte en un estado de fntima comunién espivitual, El joven dedicaré su vida a aprender del anciano, y transmitiré su sabiduria a su ver a otros jévenes. ‘Honane ve 53 ASos, Limaa 1; Esto es una niebla, un dia brumoso, un hombre. Puede ser Ia creacién del mundo. Puede ser un hombre que surge entre Ja niebla. Asi empezé el mundo, i sntnio empézd todo acbioso Di dupd Is ica El howe bre en su faz histérica era encorvado, diminuto y usaba lanzas para cazar animales feroces, se cubria con cuero, (Aclaro consigna,) Esta situacién habré sido creada por Dios todopo- deroso. Y esto es un hombre que surge también creado por Dios todopoderoso, surge de las tinieblas, las cuales el sol ha disipado, Ese hombre mita su destino propio hacia el futuré. Posiblemente se encuentra aislado, solo, algo desconocido .y debe luchar para alimentarse y subststr, Sin embargo esta li mina tendrla que tener una mujer también porque un hombre solo no es nada en la vida, .Es como un barco sin timén que va a le deriva. gCémo termina? Eso solo Dios lo sabré emo terminaré. Nosotros somos mortales y no Iegaremos a sabcrio. LénanA 2: El encuentro feliz, el hombre con la mujer, La, mujer que tal vez sea su compaiiera eterna en vida.y quizis en-muerte. Espiritualmente. El lucharé para que nada le falte a cla para protegerla de los peligros que se puedan presentar 116 ‘en el euning, ‘Todo esto es impulsido por un ser a quien L030: tros no conocemos y que Iamamos Dios, que da el sentido y orientacién, Espiritualmente cllos esti guiados por otro set (que los alienta a seguir luchando, Terminaré en la muerte, en ‘igo ineludible, Dia a dia nos vamos acercando a nuestro fin, ineludiblemente, a muerte, Asana 8: Estos parecen animales prehistéricos o bien reptiles que surgen entre los pantanos, Arrastrindose hacia cuslquier Jado buscando su alimento diario, Para terminar serdn eazados pot el hombre para su exterminfo o bien para su alimentacién, Moyen ps 39 ARos. (nterpretacién delirante) Lissa 1(CG): (Mira la Idmina atentamente. La tuerce hacia la izquierda unos 45 grados y la ouelve a la -posicién correcta. Toca la lémina con la mano derecha.) ...Que es el fin del mun- do, est Ja madre con una criatura y ack (sefiala las figuras de la derecha) estin pidiendo para que le perdone, Eso me ima gino, nada mis. (Yo la miro,) Eso me imagino, nada més, Interrogatorio Ps.z Qué paso? ‘kod se me imagina que hay una sefiora con una eriatura y hay otra pidiendo perdén. Ps. gPor qué tiene que pedir perdén? Tez Porque fue el fin del mundo y ésta es Ia gente buena que quedé, Lénuwxa 8(A3): Hay un hombre con casco, parece abi (seftala en el medio), parece que fueran bomberos y ack un policia. en- tre medio de los humos. De los humos del incendio. Eso ima- gino que éste (figura de la ézquierda) fuera un policta y éste un bombero y otro hombre, ‘ Liamsa 10(BG): ...Es lo que quedé del fin del mundo (sefa- la la Témina en general) ...la gente, Ta gente que qued6 esté mirando adentro, como una iglesia. Lo demis es una soledad uz que... é¥ esto puede sersel mar por acii? (Abvio a la derecha, Pasa la mano derecha por el lado izquierdo de li Udmina.) Eee se me imagina, Interrogatorio (a posteriori) Ps: gQué pasé ahi? Ex: Se me imagina como en Roma, Fue el fin del mundo y quedaron sas casas sin techo, gvio? Y Ia gente que que. 6 sth ahi y adentro se me imagina que esth el: Seton bablindole, como una iglesia. Esto como ague ac. ‘Hay una soledad y quedé eso, no mis, Ps: gDe qué esti hablando el’ Sefor? Es Sobre el fin del mundo, lo que fue, Hablando la Santa Palabra de la Iglesia, Linens 11(C2): (Mira 1a lémina.) Un hombre que viene le. Bando de la cordillera a su... al rancho. Viene con los (s¢ tooo cL auervo, los hombros, como pare gestcular lo que quiere decir) con es0 grueso,.. mo s6 e6mo lo llaman ach. sos buzos gruc, Eos due £¢ usan para la cordillera (rompe, tironeando, um hilo), Eso se me imagir b) Las distorsiones pueden estar Proyectadas en personajes de la historia: Personajes que se enojan 0 se alsin por razones Aue Ho Se conocen, que tienen coniluctas arbitrarias 9 raras, gue mal ‘entionden © ereen no ser queridus, despreciados, §) esto forma parte de una produccién neurética el entrevistado Gcscribe a estos personajes tratando de explicar que esis con, Guctas no corresponden a la realidad de lof sentimiontos del Drofagonista, w otras personas comprometidas en Ia historia, Pademos pensar en distorsiones disténicas que el ‘paciente esta Watando de comprender y modifiear (describe la distorién pe- ro gpela al cotejo con la realidad como modo de diseriminar), En prodicciones psiesticas Ia situacién puede svr solo ver. balizada, y a Jas preguntas referentes a por qué tendvé razones para pensar como piensa, el pactente responds que ne sabe. Esto indica Ia necesidad cl mantener bajo con, trol (disociades) los aspectos delirantes, En la snedida cn que ns, fracasa el intento do cotejarlos con Ia realidad y entenderlos desde la perspectiva del mundo interno, son aspectos siempre Dresentes, que corren riesgo de desbloquearse y dar lugar a conductas ‘manifiestas del paciente del tipo de las descritas en ef personaje (arbitrarias, raras, descontroladas), ¢) El predominio de serias’alteraciones de sentido se mani- Fiesta en historias estereotipadas, iguales a pesar de las dife. renclas notorias de las distintas léminas, Esto evidencia la ficultad de conocer le realidad y el forzamiento de la misma por interpretaciones rigidas producto de conflictos internos. Por clemplo, en todas las Iéminas los personajes sufren por dafios realizados, 0 todos soh personas egofstas que piensan solo en su bienestar, 0 es el mismo personaje en distintos momentos de su vida. 4) Indiferenciacién © confusiin bueno-malo: la imposibili- dad de establecer una adecuada disociacién de los aspectos dol Yo y de los objetos en el desarrollo, evolutivo impide la inte- Gracién, produce estados mentales dé confusiin y altera desde su base la interpretacién de Ja realidad. La indiferenciacién entre To bueno y lo malo’ o la adscripeién alterada que #0 ex. Presa por idealizaciéu del objeto persecutorio y desvalorizacién del objeto continente son resultado de intensos sentimientos en. vidiosos que Hevan al yo a denigrar y atacar justamente al objeto necesitado y dador. Forma parte del rea o funciona- miento psicético de Ia personalidad, : En la produccién de Phillipson podemos observar esta dis- torsién_en: 8) Sobrevaloracién ifectiva y reconocimiento admirativo de Personajes poderosos, egofstas, arrogantes, que logran el domi. ilo de los otros personajes a través de actitudes de sometimiento, En estos casos’el sistema valorativo que conforma el ideal del yo supone la idealizacién de los aspectos dafiinos y persecuto- ios del objeto. El entrevistado intenta identificarse ‘con estas cualidades depositando los aspectos sufrientes y dependientes en otros (mecanismo preeminente en las psicopatias y pa- ranoiés), b) Sobrevaloracién afectiva’ de los rasgos de sometimiento masoquista y entrega pasiva de’ los’ personajes. Subyace intensa if confusién entre crecimiento del yoy feopiiags destructive y homicida respecto al objeto. Los rasgos patolégi. 0s y suicidas pasan a estar sobrevalorados, El sistema valorative del ideal del yo supone sometimiento y privacién afectiva ura lograr el amor y perdén del objeto (mecanismo dominante en melancolia y rasgos melancélicos). En psicosis, paranoides las verbalizaciones que expres: racién del sentido de realidad (en cuanto: al oe vr pair tura de la historia) son directas, Cuando hay cierto atisbo de Inicio de realidad el paciente oculta sus sospechas, pero asume conductas muy evasivas que se expresan en: respuestas rdpi- {Bs distantes, muy cortas,referidas solo a lo que “se” ve ex ie mS (desconfianza). Descripeién de la Mimina sin realiza- site de historia. El enojo movilizado por Ia interpretacién de- lirante se expresa en estos casos como critica a las lminas (estén mal hechas a propésito, las sombras que los objetos Proyectan estén mal dibujadas, el. color no tiene razén dentro de la liming, son oscuras para provocar depresién). Recha- aay sinas se niegan a proseguir, in los procesos melancélicos la percepcién de los personajes hunanes i cuneate (reconocen formas humanas, objetos le la realidad). Sin embai i is i se realidad) 60, presentan tres tipos de distorsio- ) Visualizan personas y atribuyen bien sexos i y clima emo- ional, pero las razones por las que explican el estado emocional indican la presencia de esquemas superyoicos rigidos que impi- den una buena adscripeién de sentido. Por ejemplo: Lae Bs Personas en un lugar con niebla. Se los nota tristes, agobiados, es el justo castigo que reciben por haber vivido mal; mujeres dedicadas mala vi fi aie ledicadas a la mala vida, daiiaron a mucha gente, 1b) Reconocen formas humnanas ie s pero se refieren verbalmente gimas en ‘pena, espitus, In sombra de un hombre, ctotter, Fe Pemanas adguieren rasgos (signiicados) devvitalizados, 120 ¢e) Presentan confusién entre amor al objeto 'y sometimiento masoquista; entre bisqueda de amor y actitudes culposas de sutorrecriminacion; entre logro de amor del objeto y perdén © absolucién frente a malos sentimientos 0 malas acciones del sujeto, En estos cuadros la biisqueda de definicién auténoma es considerada como un acto egofsta de abandono y desafio a los objetos superyoicos, En cambio, Ja paralizacién culposa, 1a escisiin de la agresi6n y el sometimiento masoquista, con carac- teristicas de entroga al perseguidor estin valorizados como “bue- nos” y como productos del amor al objeto. En las producciones neuréticas las léminas en general estén bien percibidas, las distorsiones estin centradas en dificultad para integrar algunos contextos de realidad vinculados con as- ppectos personales no tolerados. Por ejemplo: Linawa 2: Dos personas, un hombre y una mujer solos en una gruta, podria ser frente al mar. Son amigos, dialogan y luego saldrin a caminar, (Evitacién fébica del contacto ‘efectivo cor- poral, escotomas referidos a la sexualidad.) Cada modalidad neurética presentard omisiones especificas 0 evitacién de significados. Estas distorsiones tendrin relacién directa con los conflictos correspondientes a los puntos de fija- ceién del cundro. En cada neurosis encontramos clertas constantes en los con- textos que especificamente eviton o niegan en Ia percepcién; ‘a modo de ejemplo, en algunos cuadros las distorsiones estén ccentradas en contestos que refieren agresién 0 sexualidad; en ‘otros, contextos que movilizan experiencias de desamparo y de- presién 0 experiencias de soledad y exclusién. La distorsién de sentido tiene aqui como finalidad defensiva mantener Ja re- presiin de los aspectos no tolerados y evitar situaciones de Actor psiquico. Les desenlaces neurbticos poco realistas se expresan a través de “soluciones felices” 0 mAgicas, siempre dentro de un marco de resultados posibles en Ja realidad; en cambio, los métodos yy pasos para lograr estos desenlaces pueden carécer de realismo 121 (porque son demasiado répidos, se Jogran sin dolor). El pro- rbstico es mejor si el entrevistado puede hacer un reintegro paulatino, durante el transcurso del test, de los aspectos diso- iados, También es de buen pronéstico, aunque en orden menor, especto de la posibilidad de lograrlo espontineamente, que esta reintegraci6n surja en el interrogatorio o en el examen de mites (Ia capacidad de reintroyeceién indica grados de plas. ticidad del yo y capacidad de recuperacién terapéutica). En las producciones psicopdticas las distorsiones del sentido de Ia realidad estén presentes-en todo el material de modo explicito; se manifiestan en todas las reas de producciin e interpretacién del test. a) Ea la personalidad psicopstica el lenguaje verbal presenta caracteristicas de adecuada organizacién \égico-formal, ‘Sin em: bargo las palabras no tienen el significado emocional de sim- bolos que sirven para representar @ comunicar experiencias emo. cionales, sino objetos concretos que tienen el poder de expulsar emociones y provocar modificaciones en la conducta del inter- ocutor (setidesimbolos) (6). Partiendo de esta distorsi6n del significado de las palabras, la consigna que el psicélogo im- parte y el trabajo que propone, lejos de ser concebidos como un modo de lograr una eficaz comunicacién interpersonal, son ii terpretados como una orden que contiene un desafio intelectual, Responden por ejemplo a los tres tiempos que marca la con. signa (presente, pasado y futuro), no porque han logrado una buena perspectiva temporal sino porque “memorizan” el pedido, 1 orden, y desde un punto-de vista intelectual poseen un buen reridimlento. La evidencia de estas distorsiones la ofrecen las cualidades que adoptan las producciones: 8) Refieren pasado, presente y futuro, pero a través de con- ductas 0 actividades concretas, no de evoluciones emocionales que permitan inferir cierta sonciencia de causalidad psiquica, Como ejemplo de esta situacién, en un caso que registré en el capitulo IIL el entrevistado dice, en la LAmina 1: Un hombre est caminando por una calle, antes caminé por otra y luego va a caminar-por otra, ) Por otra parte, se evidencia en el tipo de construceién de historias-que tienen por finalidad producir’impacto, destumbrar © confundir al psicélogo, en lugar de transmitir’ informacién sobre Ia vida mental (historias ampulosas en el lengunje y con poca descripeién de los enone, historias alternativas opues- istorias vagas y difusas). “Ny End satema de valor impisto, gue evidenia idea zaciin de aspectos negatives y persecutorios y desvalorizacién de aspectos eapaces de establecer ligazén afectiva y empética (alteacién en ls diseriminactin buenomalo), care Este se manifiesta en Ia caracterizacién de personajes ca dos ge eth sibageed Sot cere desconexién afectiva, poder y dominio sobre otros, y en cambio desvalorizades los sentimientos tiernos, la dependencia y toda necesidad afectiva de ligazén y cercanfa (alteracién del sistema de valores del ideal del yo. Identificacién omnipotente con. el objeto perse- guider). Ul, Capacidad de pensamiento simbélico (contrapuesto a pensamiento concreto) 1) Capacidad de andlisis, sintesis y abstraccién, b) Nocién de causalidad, 3 Cea =o establecer relaciones simbélicas con la realidad, ini sami dela Criterio, El predominio del pensamiento Wégico-abstracto y Capacidad para el manefo simbélico del mundo interno y extero se evidencia en Phillipson: ! 1) Ein primer lugar, por 1a postbilidad de entender el sentido de Ja situacién de test y el test mismo como un objeto repre- sentante (simbolo) de Ja realidad externa y a la vex capaz, de actuar como mediador de Ja realidad interna, sin ser eonfundido ‘con ninguna do las dos. 2) Em segundo lugar, por la-pusibilidod do dar respuestas globales (sintesis) en las que se puedan integrar las personas 123, ue de la Mina con e1 contenido de realidad y con el contexto de tun modo significativo (por ejemplo, Lamina 1: “Un hombre en un Jugar boscoso, algo triste, en actitud reflexiva”). 3) En tercer lugar, por la eapacidad para deserrollar por par- tes (andlisis) las razones 0 motivos emocionales que promovie- 4) En cuarto lugar, por la postbilidad de centrar Ja atencién Gel ‘elato en los vinculos bumanos presentes en las ldmince concebir Ja historia como una crea- personal, derivada de una perspeo- tive propia ("Yo puedo iimaginar que...” a diferencia de “osto hombre es.. © término, por la posibilidad de analizar Jos tres momentos: pasado, presente y futuro como tiempos diferentes Pero unidos en un tema central. A) Caracinan pe aNhtisis, sheresis ¥ anstRAcaON Capacidad de andlisis y sintesis Indicador 1: Ajuste 0 distorsién perceptual Cuando 1 ataque a las funciones yoicas de percepeién de Ia fealidad externa es el elemento dominante en la vida mental, Ja lamina es objeto de violentas Indicador 2; Andlisis detallsta con finalidad defenstea Descripciones detenidas y detalladas de cada elemento de la Vimina, pero con incapacidad para dar verbalizaciones globales ‘que permitan definir la situacién desde la perspectiva emocional, Liana 3: Un hombre sentado de espaldas en un sillén, una mujer mayor de frente, en Ja mesa servicio de té, Un hombre de pie frente @ algo que parece ‘una estufa, hay una limpara encendida. (?) Conversan. (?) No sé, algo cotidiano, veo tazas, una tetera, estin sentados, Aqui las funciones de andlisis estén circunscriptas a lo que “se ve" en la Mimina, el entrevistado evita establecer relaciones entre las personas y sobre todo evita adseribir algtin clima emo. cional. Le funcién de sfntesis fracasa y el andlisis cumple la funcién de control de Jas emociones, Predominan mecanismos de aislamiento, EL refugio en el andlisis cuidadoso es de peor pronéstico (pre- sicético) cuando se centra en el contenido de realidad es- pecialmente, Indicador 8: Sintesis apresuradas con finalidad defensiva Presenta caracterfsticas opuestas al indicador anterior, pero tiene na misma finalidad, que es el control rigido de las emociones: 1 entrevistado percibe bien Ia situacién global, pero no puede Juego explicitar los roles de cada persona, el interjuego de rela. clones, Jos pasos en Ia resolucién del conflicto, Por ejemplo: Liana A2: Un hombre y una mujer en un paisaje solitario conversan, Nada més. Thonn C3: Un grupo de tres dialoga y toma café en una cabana, Nada més, La respuesta global inicial indica una adecuada capacidad potencial de sintesis, pero la dificultad de anilisis responde a Ja dificultad para integrar los efectos. Se trata de un ajuste 7 125,