Está en la página 1de 3

Encarnación:

• El nacimiento

La encarnación y su nacimiento.

El sujeto de la encarnación no fue el dios trino, sino la segunda persona de la


trinidad la que tomo la naturaleza humana. Por esta razón es mejor decir que
el verbo se hizo carne que decir dios se hizo hombre. Al mismo tiempo
debemos recordar que cada una de las personas divinas estuvo activa en la
encarnación mat.1:20. Lucas 1:35. Juan 1:4. Hechos 2:30.romanos 8:3.galatas
4:4, fil 2:7.

La encarnación se efectuó por medio de una concepción sobre natural y un


nacimiento virginal CRISTO fue concebido en el vientre de la bienaventurada
virgen María por el poder del espíritu santo, sin intervención del hombre. Esto
acentúa el hacho de que el nacimiento de Cristo nada tiene de ordinario, si no
es que sobrenatural en virtud lo que fue llamado el “hijo de dios”. El elemento
más importante en relación con el nacimiento de Jesús fue la operación
sobrenatural del espíritu santo, por causa de eso, solo fue posible este
nacimiento virginal. La biblia se refiere a este particular en Mat: 1:18-20, Luc:
1:34-35, Heb: 10:5

Jesús fue entregado por voluntad de Dios no por voluntad humana.

La encarnación significa entonces que el hijo de Dios, verdadero Dios desde


toda la eternidad, con el curso del tiempo se hizo tan bien verdadero hombre,
en persona, Jesucristo, consiste en dos naturalezas la humana y la divina.

Con que propósito el Hijo de Dios se encarno

a) El hijo de Dios vino a este mundo para ser un revelador de Dios.


b) El hijo de Dios se convirtió en el hijo del hombre con el objeto de que los
hijos de los hombres pudieran.
c) Con el objeto de librarnos del poder y la culpabilidad del pecado, el hijo
de Dios murió en la cruz, realizando de esta manera el sacrificio expiatorio
d) Para destruir las obras de diablo.
2. La infancia de Jesús.

Cumplidos los 8 días para circuncidar al niño. Le pusieron por nombre Jesús,
Luc: 2.21.

Cuando se cumplieron los días de la purificación de ellos conforme a la ley de


Moisés lo trajeron a Jerusalén para presentarlo al señor, Luc: 2.22

Lucas el único escritor que registra un incidente de la niñez de Jesús, nos dice
que a la edad de 12 años como padre, de una misión especial, en tierra los
negocios de su padre.

Este significativo episodio revela la pro0funda piedad de José y María, que se


esforzaban en criarlo.

Piadosamente el niño, muestra a sí mismo el precoz desarrollo espiritual de


Jesús que se interesaba especialmente en los problemas religiosos que
trataban los rabinos judíos en sus lecciones, hasta el punto de separase de sus
padres durante 3 días todos se asombraban de su inteligencia de sus
preguntas, y de sus respuestas este pasaje de Lucas ilustra así mismo el
aspecto humano de la vida de Jesús “y Jesús crecía en la sabiduría y en la
estatura y en la gracia para con dios y los hombre” (V. 52) Ni José ni maría
divulgaron lo hechos asombrosos que acompañaron su nacimiento ni los
compañeros ni los miembros de su familia lo consideraban con un ser
sobrenatural; pero les debió parecer notable por su vigor intelectual y por su
pureza moral formaba parte de una familia, y tenía 4 hermanos y varias
hermanas (Mr. 6.3,etc) en todo caso Jesús se crio en el seno de una familia,
donde conoció alegrías y dolores. Llego a ser carpintero, como José (Mr 6.3).
por lo que estaba acostumbrado a la actividad manual, al mismo tiempo no
faltaba una cierta formación intelectual en su medio. Los niños judíos recibían
una enseñanza escritural muy intensa.

Jesús hablaba del amareo, lengua que había tomado el lugar del antiguo
hebreo entre la población judía para esta época, pero es seguro que oyo el
griego y es posible que lo conociera.

3. El Bautismo

El ministerio de Juan tuvo una importa profunda e inmensa Multitudes acudían


a oírle, hasta de Galilea .La predicación puramente religiosa de Juan el bautista
convenció a las almas verdaderamente piadosa que el Mesías tanto tiempo
esperado iba a venir por fin. Después de haber ejercido Juan su ministerio
durante un cierto tiempo, seis meses o quizás más, Jesús apareció entre la
multitud y pidió al profeta que lo bautizara el profeta comprendió, por el
espíritu, que Jesús no tenía necesidad de arrepentimiento, y discernió que él
era el Mesías. Su respuesta lo demuestra “deja ahora, porque así conviene que
cumplamos todos justicia”. El bautismo de Jesús significa que se entregaba a la
obra anunciada por Juan, y que tomaba, en gracia, su lugar entre el remanente
arrepentido de pueblo que había venido a salvar.

Al salir del agua (Mr 1.10 Jn 1 33-34), Juan vio que el cielo se abría y que el
espíritu de Dios en forma de paloma, descendía y reposaba sobre Jesús, una
voz hizo saber esto desde el cielo “Este es mi hijo amado, en quien tengo
complacencia” (Mt 3.17). Así el poder del espíritu santo fue otorgado