Está en la página 1de 3

Falacias de ambigüedad

Aparecen en razonamientos cuya formulación contiene palabras o frases ambiguas, cuyos
significados cambian de manera más o menos sutil en el curso del razonamiento haciéndolo
falaz.
1.

El equívoco: La mayoría de las palabras tienen más de un sentido literal, si
confundimos los diferentes significados usándolos dentro del mismo contexto con
distintos sentidos, la usamos de forma equívoca, según el siguiente ejemplo: “El fin de
una cosa es su perfección; la muerte es el fin de la vida, luego la muerte es la perfección
de la vida”.
Los términos relativos tienden a usarse equívocamente, por ejemplo “bueno”, cuando se
dice que “Tal persona es un buen director porque es un buen matemático; o es una buena
persona porque es un buen investigador”.

2.

La anfibología: Aparece en razonamientos a partir de premisas cuya formulación es
ambigua debido a su estructura gramatical. Un razonamiento es anfibológico cuando su
significado es confuso debido a la manera descuidada o torpe en que sus palabras están
combinadas. Por ejemplo:
“Los sucesos improbables ocurren casi todos los días, pero lo que sucede casi todos los
días es un suceso muy probable. Por tanto, los sucesos improbables son muy
probables”.
“El matrimonio del Sr. X y de la Sra. Z, que fue anunciado en el periódico de la semana
anterior, fue un error que deseamos corregir”. (No se sabe si el error está en el anuncio o
en el matrimonio en si mismo).

Hasta la verdad literal puede ser un vehículo para la falsedad cuando se la coloca en un contexto engañoso. en una letra menor y menos prominente se continúa.. Algunos enunciados adquieren significados completamente diferentes si se subrayan algunas de sus palabras. Por ejemplo si se afirma: “El vuelo llegó puntualmente”. Por ejemplo si todas las partes de una máquina son ligeras. la máquina también debe serlo. puede expresarse la sorpresa porque nunca llega puntualmente. La composición: Se aplica a dos tipos de razonamientos inválidos relacionados entre sí. a las propiedades del todo mismo.v.). o bien simplemente un comentario sin doble significado. En una publicación se lee lo siguiente: “UNA BOMBA ESTALLA EN ESPAÑA" y luego. 4. miembros de un conjunto o colectividad. En muchos anuncios propagandísticos se encuentra el mismo énfasis engañoso. El énfasis: Se comete en un razonamiento cuya naturaleza engañosa depende de un cambio o alteración en el significado. etc. O bien generalizar las cualidades de los individuos. puede ser completamente verdadera al comprenderse a la perfección que la palabra “bomba” está usada metafóricamente. abajo. El primero nos lleva de las propiedades de las partes de un todo.3. el contexto es el que marca la diferencia.. o se advierte que no está incluido el impuesto (i. o bien en los locales comerciales cuando se destaca el precio de un artículo en números grandes y en cifras pequeñas el porcentaje de céntimos.a. pero la forma en que se destaca una parte de ella conduce al error. ". con los ataques verbales del líder de la oposición”. cosa que no siempre sucede. a las propiedades poseídas por la . La frase completa: “Una bomba estalla en España con los ataques verbales del líder de la oposición”. En esta falacia el cambio de significado se produce según se recalque o destaque una parte u otra.

O bien. La división: Es la falacia inversa de la anterior. este ejemplar es un lince ibérico.colectividad o totalidad de los elementos que componen ese conjunto. . afirmando que lo que es cierto de un todo. luego todos los autobuses gastan más gasolina que todos los automóviles”. lo es de cada una de sus partes. las propiedades de los elementos mismos. luego este ejemplar está desapareciendo”. pero colectivamente los automóviles gastan más gasolina porque hay más automóviles que autobuses. La falacia se encuentra en que distributivamente los autobuses gastan más gasolina. “Si todos los hombres son mortales. O bien deducir de las propiedades de una colección de elementos. Así por ejemplo si una empresa es muy importante. se afirma que un empleado cualquiera de la misma también lo es. En el ejemplo anterior de la máquina. Un buen ejemplo sería el siguiente: “los linces ibéricos están desapareciendo. se concluye que cualquier parte de la misma debe ser asimismo pesada o costosa. Por ejemplo: “Un autobús gasta más gasolina que un automóvil. afirmar que si la máquina es pesada o costosa. Se presenta la misma confusión en dirección opuesta. 5. llegará un día en que no quede ningún hombre sobre la tierra”.