Está en la página 1de 3

Nuevas formas de participación política en América Latina

Par Ste l lio Rolland

1 février 2008

Légitimité des pouvoirs Région Andine ; Bol i vie D urante la última década en América
Légitimité des pouvoirs Région Andine ; Bol i vie D urante la última década en América
Légitimité des pouvoirs Région Andine ; Bol i vie D urante la última década en América
Légitimité des pouvoirs Région Andine ; Bol i vie D urante la última década en América
Légitimité des pouvoirs Région Andine ; Bol i vie D urante la última década en América
Légitimité des pouvoirs Région Andine ; Bol i vie D urante la última década en América
Légitimité des pouvoirs Région Andine ; Bol i vie D urante la última década en América
D urante la última década en América Latina, hemos claramente observado el triunfo del modelo
D urante la última década en América Latina, hemos claramente observado el triunfo del modelo de la democracia
participativa que se ha sustituido progresivamente al modelo tradicional de la democracia representativa. Sin embargo,
parece que los nuevos mecanismos políticos de participación popular introducidos en algunos países andinos no han
permitido realmente acercar los gobernados de los gobernantes y darles más legitimidad a esos regímenes políticos.
Like
1
Tweet
Share

TABLE DES MATIÈRES

1. EL CASO ESPECÍFICO DE BOLIVIA Y DE ECUADOR

2. PARTICIPACION POPULAR Y MOVIMIENTO INDIGENA

3. EN MODO DE CONCLUSIÓN

¿En América Latina, las nuevas formas de participación popular que han surgido últimamente permitieron realmente democratizar al Estado ?

Podemos definir una nueva forma de participación política como un nuevo modo de relacionar el Estado con sus ciudadanos. Definimos un movimiento social como una forma de acción colectiva que busca desafiar a las élites por medio de movilizaciones masivas con un impacto significativo sobre la esfera política.

En las ultimas décadas, muchos Estados latinoamericanos se han visto obligados a redefinir su forma de regular a la sociedad y su manera de intervenir en el mercado y en la economía. El Estado ha tenido que adaptarse a un contexto internacional cada vez más dominado por actores privados y particularmente por actores económicos transnacionales. En ese contexto global de perdida de legitimidad del Estado, su estrategia ha sido de tratar de inyectar cada vez mas participación popular en la toma de decisiones públicas. Así que una nueva forma de relación mas horizontal ha nacido entre ciudadano y Estado y que poco a poco el modelo de la democracia participativa se ha sustituido al modelo tradicional de la democracia representativa.

Sin embargo, de manera general, el índice de participación ciudadana en Latinoamérica es relativamente bajo, en comparación con otras zonas del mundo. Se habla incluso de “ciudadanía de baja intensidad” para calificar a la situación latinoamericana en ciertos estudios del PNUD de 2004.

¿Cómo se ha podido generar esta situación de relativa deficiencia ciudadana en Latinoamérica? ¿Será por el alto nivel de pobreza y porque buena parte de los latinoamericanos se sienten “fuera del sistema” socioeconómico? ¿En otros términos, esa deficiencia en el ejercicio del derecho de participación se explicaría por el alto nivel de desigualdades sociales – lo más importante en el mundo – y por la importante exclusión socioeconómica de sectores numerosos de la población ?

Últimamente, en la mayoría de los países andinos, la crisis de legitimidad de la democracia y la crisis de los partidos políticos provocaron una gran desafección política por parte de la mayoría de los ciudadanos. Se plantearon las siguientes preguntas : ¿cómo acercar los gobernantes de los gobernados? ¿Cómo hacer para que esos últimos participen a la toma de decisiones públicas?

Así, se implementaron varios mecanismos políticos para tratar de introducir más participación popular, la cual permitiría en últimas reforzar la legitimidad del Estado y de sus dirigentes políticos. Consultas populares, sistema de revocatoria de los alcaldes en sectores pobres y rurales, consejos locales participativos, Asambleas Constituyentes : todos esos mecanismos nuevos tienen como objetivos la introducción de más participación política y la producción de un sujeto ciudadano nuevo que le dé más legitimidad el régimen político. ¿Fueron realmente eficaces esos mecanismos políticos? ¿Permitieron aumentar el grado de legitimidad de los gobiernos de los países andinos?

Últimamente, uno de los mecanismos políticos encontrados en la región andina para generar mas participación popular

fue el de la Asamblea Constituyente. Ya en 1991, el gobierno de Colombia implemento la primera Asamblea Constituyente en la region andina, despues este mecanismo politico fue implementado tambien en Venezuela (1998), en Bolivia (2006)

y en el Ecuador (2007).

Así que uno de los temas de debate mas agudos que se presentaron durante las mesas del Congreso FLACSO fue el tema de la propuesta de “Asamblea Constituyente” para llevar a cabo reformas políticas importantes en la región andina. ¿Puede o no el sistema político de la Asamblea Constituyente formar un mecanismo eficiente para permitir una reforma del Estado de gran envergadura en Bolivia y en el Ecuador? La cuestión del papel de la participación popular en las reformas constitucionales que se están dando es este momento en la región andina es una temática muy delicada y muy controvertida tanto en el Ecuador como en Bolivia.

1. El caso específico de Bolivia y de Ecuador

Durante los últimos meses en Bolivia, son múltiples las movilizaciones que ocurrieron en contra del desarrollo del mecanismo de la Asamblea Constituyente y en contra de las primeras leyes fundamentales que se presentaron ante esa misma Asamblea. Disturbios y enfrentamientos muy violentos ocurrieron entre partidarios de la Nueva Constitución - la mayoría de ellos miembros del partido MAS - Movimiento al Socialismo - y de las federaciones de cocaleros cercanas al presidente Evo Morales - y sus numerosos opositores que se pronunciaron en contra de esa reforma constitucional.

En mas de seis departamentos de Bolivia ( de los nueve que tiene el país en su totalidad ) ; en los departamentos de Santa Cruz, Tarija, Beni, Pando, Cochabamba y Chuquisaca ) se crearon “comités cívicos” que se pronunciaron violentamente en contra de las reformas propuestas por la Asamblea Constituyente. Muchos de los opositores de esos departamentos se pronunciaron también a favor de una huelga general para protestar contra las reformas constitucionales impulsadas por

el gobierno del presidente Evo Morales.

De la misma manera, el debate sobre la validez del mecanismo politico de Asamblea Constituyente se plantea para la situación ecuatoriana. Y en el Ecuador también existe una división fuerte de la población frente a la cuestión de la Asamblea Constituyente, que se puede observar según un clivaje costa / sierra : la población de la costa esta en su mayoria en contra del mecanismo politico de Asamblea Constituyente cuando muchos pobladores de la sierra estan a favor.

¿ Cual es el poder constituyente y la capacidad de participación que se le asignan al “bajo pueblo” o a la “baja ciudadanía” -expresiónes usadas en los debates del Congreso- dentro de los Estados andinos ? ¿ Cómo “se reeduca” al pueblo como dueño de la legitimidad popular ?

¿Es posible que mecanismos nuevos de participación popular constituyan la única manera de representar realmente a la diversidad sociopolítica de los países andinos ? Un análisis sociológico preciso muestra por ejemplo el carácter muy fuerte de “sociedades regionales” de esos países y muestra cómo hasta ahora los clivajes regionales no han sido totalmente representados en el sistema tradicional de los partidos políticos.

2. Participacion popular y movimiento indigena

Hablando de nuevos modos de participación política, el otro tema de debate importante tuvo que ver con el concepto propuesto por algunos ponentes de la contradicción fundacional del movimiento indígena en la región andina. Este último tiene que luchar por estar a la vez adentro y afuera del Estado. Esa ambigüedad es constitutiva del movimiento indígena en Latinoamérica y en la región andina en particular. Por una parte, estando adentro del Estado, eso le permite cambiar su estructura y le da la posibilidad de gestionar territorialmente el poder. Por otra parte, manteniéndose a fuera del Estado, esa posición exterior le permite fortalecer su propia institucionalidad como movimiento social.

La situación política actual en Bolivia es ejemplar de la ambigüedad fundacional de ciertos movimientos sociales en

América latina y del cuestionamiento sobre su capacidad de representatividad del conjunto del país. El gobierno del MAS se encuentra frente al desafio de lograr un equilibrio entre nacionalismo y indigenismo. Se trata de un problema de gobernanza fundamental : por una parte, tiene que fortalecer un Estado unitario pero por otra parte tiene que responder

a las demandas permanentes del movimiento social indigena en terminos de reconocimiento de identidades particulares y sectoriales.

El movimiento social MAS que juntaba a varias federaciones de cocaleros se convirtió poco a poco en un partido de gobierno, principal aliado del presidente Evo Morales, pero todavia no ha logrado una representacion de todos los sectores del pais.

¿Es posible que en un futuro el MAS represente a todos los intereses del país? Es posible que una entidad política como el MAS que asume el gobierno como movimiento socio-político y no como partido político pueda lograr construir un Estado eficaz ? ¿Es posible una democracia sin partidos, en la cual los partidos estén sustituidos por los movimientos sociales ?

¿Cuál es la representatividad real del presidente Evo Morales ? El MAS no representa realmente a todos los intereses del país, sino a los intereses de las clases indígenas populares concentradas en el occidente de Bolivia. Es un conglomerado heterogéneo de organizaciones sociales indígenas populares concentradas en el occidente del país. El MAS es un movimiento social muy heterogéneo e incoherente según algunos ponentes del Congreso. Representa según ellos a una mezcla de lideres indigenistas que quieren volver a la democracia directa indígena precolombina y de dirigentes marxistas que buscan al contrario una centralización total del poder.

Así para ellos, la ideología etnocentrista del MAS no refleja a todos los intereses del país y incluso divide y polariza aún más el país. De los nueve departamentos que existen en total en Bolivia, el MAS tiene por lo menos seis que están en contra de su política, y además no representa a la parte oriental del país que sin duda representa “el futuro de Bolivia”.Segun esos autores criticos de la politica del gobierno actual, la transformacion del MAS, de un movimiento social indigenista a un partido de gobierno unitario ha sido un fracaso.

¿Una participación popular amplia realmente puede solucionar todos los problemas de déficit democrático y de gobernabilidad de los países andinos? ¿Cuáles son los riesgos inherentes a la democracia participativa y aún más a la democracia directa? ¿La introducción del plebiscito en muchas constituciones latinoamericanas en la década de los noventa no ha implicado tambien el riesgo de otorgarle más poder a los dirigentes del ejecutivo? ¿Ese riesgo de la democracia plebiscitaria no se ha visto últimamente en el caso de Colombia por ejemplo?

3. En modo de conclusión

Si unas reformas institucionales son indispensables para darles mas legitimidad politica a la totalidad de los gobiernos de la región andina ; sin embargo no pueden solucionar todos los problemas de gobernabilidad. Últimamente, en varios países andinos – Venezuela, Bolivia, Ecuador – la producción de una nueva institucionalidad democrática ha funcionado como un imaginario colectivo que supuestamente iba a solucionarlo todo.

En efecto, siguen habiendo muchas divisiones sobre el papel exacto que se le otorga a la participacion popular y a los movimientos sociales en un regimen clasico de democracia representativa. ¿Es posible una democracia sin partidos, en la cual los partidos estén sustituidos por los movimientos sociales y por un alto nivel de participación popular ?

Finalmente, en América latina – y lo vemos hoy en día en los casos extremos de Venezuela y de Bolivia - siempre se ha planteado la cuestión de la relativa poca autonomía de los movimientos sociales frente a la esfera política. Si la agenda y las temáticas principales de la movilización social así que las herramientas jurídicas implementadas estan definidas y diseñadas por el Estado, el movimiento social tendrá poca capacidad de incidencia y poder de transformación social en la esfera política.

colloques Participation de l’IRG à d’autres ouvrages Sauf cas précis, le contenu de ce site est

Sauf cas précis, le contenu de ce site est sous licence Creative Commons Attribution 3.0 License

L'Irg est membre de la coredem www.coredem.info www.coredem.info

Institut de recherche et débat sur la gouvernance - 38, rue Saint-Sabin - 75011 Paris - Mentions légales - Logo - Contact