Está en la página 1de 3

Letras para el Combate

Espacio de actualidad política y difusión de arte revolucionario para la preparación de las
nuevas guillotinas
En la senda de las dictaduras revolucionarias jacobina y bolchevique

Objetivos de creación y estética
Nuestro objetivo fundamental es la legitimización y exaltación ideológica de la destrucción del
capitalismo y la represión de la burguesía mediante los métodos de la lucha de clases: por
ejemplo la huelga general, la toma de fábricas, el control obrero, la barricada popular y la
insurrección de masas. Buscamos defender, desde la trinchera ideológica, la necesidad del
establecimiento de una nueva dictadura obrera, aquello siguiendo el ejemplo del régimen
bolchevique instaurado en 1917, heredero de la tradición revolucionaria jacobina y los
movimientos populares que inspiraron las tendencias más radicales de la Revolución Francesa.
Letras para el Combate estima que no existe democracia superior a los soviets, la verdadera
libertad del pueblo.
Buscamos promover y justificar, bajo distintos soportes creativos, la exterminación de la
burguesía como clase social, esto mediante la expropiación y socialización de los medios de
producción y las riquezas que aquella tiene en su poder.
Creemos por lo tanto que la elaboración, reflexión y discusión artística, así como también el
trabajo de “opinión política” (en tanto herramienta de construcción de sentido común), puede
y debe jugar un papel clave como “trinchera ideológica” al servicio de un programa político
revolucionario. Consideramos con ello al intelectual o artista revolucionario como un tipo de
“francotirador ideológico” de la lucha de clases, pudiendo cumplir aquel desde su esfera de
acción individual un papel vital tanto en el debilitamiento de las filas enemigas (el campo
capitalista), así como también en la defensa y cobertura logística de las ofensivas del
proletariado y sus aliados. Se entiende así que los productos de la actividad de este
“francotirador” (artículos, ensayos, notas, creaciones literarias, pictóricas, musicales, etc.)
constituirían insumos al servicio del impulso de “maniobras bélico-creativas” destinadas a
castigar y diezmar los intereses materiales y espirituales del enemigo burgués. Es decir,
insumos intelectuales entendidos como “armas ideológico-estéticas” de la guerra de clases.

Desde la Eneida hasta el Guernica. Igualmente. es decir. con mayor eficacia. En el ámbito intelectual y artístico. declaramos . en los más diversos contextos históricos (absolutista. cabe mencionar que la efectividad de estos “soldados ideológicos” será más alta en tanto aquellos posean una mayor ligazón orgánica con la clase obrera y el movimiento popular. por ejemplo la desarrollada al interior de determinados espacios institucionales. siendo capaz aquel de alterar (mediante sus lamentos.). Uno de los objetivos estéticamente más elevados en este ámbito radicaría en perfeccionar (para el ámbito ideológico) la maniobra del “perro sangrante”. Destacamos en este punto el desafío que implica la re-significación de los aspectos utilizables que existan en el trabajo no sólo de estos creadores (influenciados como es sabido por la peste del Fascismo). lograron en el pasado contribuir con aportes sustanciales en este ámbito. etc. centros de estudio. reivindicamos los aportes estéticos realizados por una serie de intelectuales del siglo XX cuya obra permitió. otras figuras que reivindicamos como modelos de creadores-soldados son. Al mismo tiempo. etc. En otras palabras. la táctica militar por medio de la cual un enemigo herido por un francotirador determinado pasa a convertirse en un “cepo viviente” de este último. el campo dual del arte como instrumento ideológico y el de la ideología como obra. esclavista.Un francotirador ideológico hábil seria. en tanto “soldados ideológicos” de la lucha revolucionaria. proyectos de investigación. quejidos o gritos de desesperación) la sicología colectiva del batallón al que pertenece. así como también por el desarrollo de aquella desde una perspectiva (explícita) de adoctrinamiento ideológico del pueblo revolucionario en los nuevos principios morales y valóricos de la sociedad naciente. publicaciones. el poeta futurista ruso Vladimir Mayakovski y el comisario bolchevique Anatoli Lunatcharski. el poeta Filippo Marinetti (padre de las vanguardias) y la cineasta alemana Leni Riefenstahl. Letras para el Combate declara como uno de sus objetivos estratégicos la destrucción total de la academia burguesa y la institucionalidad artístico y científico-intelectual actual. consumándose aquella en la destrucción de la academia artístico-científica tradicional (pro-monárquica) y en su reemplazo por una institucionalidad cultural acorde al nuevo periodo. destacamos en David la consagración definitiva de la lucha revolucionaria en el campo estético. siendo la guerra sicológica un componente fundamental de las “operaciones maestras” a las cuales dicho francotirador pueda aspirar. instituciones culturales) y los espacios tradicionales de elaboración intelectual o artística (exposiciones. Ahora bien. entre otros. uno de los ejemplos históricos supremos de elaboración intelectual y artística que tomamos aquí como modelo es el pintor jacobino Jacques Louis-David. Esto último tanto por la ligazón orgánica existente entre la obra de dicho pintor y el periodo revolucionario. un espacio de camuflaje para la acción de estos “francotiradores ideológicos” seria.). la expansión creativa de las vías de ligazón entre los campos de la Ideología. en otras palabras. feudal. Coherente con lo anterior. entonces. entre otras cosas. aquel que esté capacitado para producir el mayor número de bajas en las filas capitalistas. sino que además en la de todos aquellos artistas que. Es justamente desde esta posición (partido revolucionario) desde la cual los “francotiradores proletarios” estarían capacitados para proyectar. el “centro de mando estratégico” de las operaciones bélicointelectuales de la lucha anti-capitalista. constituyendo el partido revolucionario el espacio conspirativo por excelencia de sus actividades. entre otras. la “instrumentalización revolucionaria” de la elaboración intelectual. incitando con ello a sus compañeros a acciones desesperadas que permitan al francotirador provocar mayores bajas. Desde aquí. la Política y el Arte: por ejemplo. miembro del Comité de Salvación Publica durante el periodo del Terror en la Revolución Francesa. el ámbito de la academia burguesa (universidades. Fuera del ámbito revolucionario. abogando así por el reemplazo de dichos espacios por un tipo de desarrollo científico y cultural acorde a las necesidades del futuro poder obrero.

entonces como nuestro principio supremo de creación la necesaria elevación del panfleto. el de todas aquellas creaciones artísticas que han servido en el pasado para la legitimización del poder de las clases dominantes. intelectual y estético de Letras para el Combate consiste en realizar una colaboración en el campo de la valorización y resignificación para la lucha de clases de los aportes del llamado “Arte de Estado”. Es decir. en obra artística. poesía embrionaria. esto con el objetivo de reinterpretar sus aportes y ponerlos al servicio de la última clase victoriosa: el proletariado. se desprende que el último y más importante objetivo teórico. ¡Este es nuestro mandato sagrado! Desde aquí. Unión de Artistas Militantes Letras para el Combate .