Está en la página 1de 2

Calvino y el calvinismo

En la ciudad de Ginebra, en la Suiza de lengua francesa, se desarrolla la
actividad de Juan Calvino (1509-1564), un francés huido de su patria
por la represión que se inicia contra los luteranos, cuya doctrina había
abrazado en 1533. Calvino se establece en Basilea, donde entra en
contacto con la doctrina de Zwinglio, muchas de cuyas ideas recoge en
la obra que publica en 1526: Institución de la religión cristiana. Obra
que alcanza gran éxito editorial y se convierte, edición tras edición, en una
verdadera summa teológica de la Reforma. Después de breves estancias
en Ferrara, Ginebra y Estrasburgo, Calvino se establece definitivamente en
Ginebra en 1541, y allí permanece hasta su muerte, acaecida en 1564.
Las relaciones de Calvino con Ginebra no fueron fáciles, pero al
final, después de decenios de actividad incansable, de contrastes, de
fracasos y de éxitos, Calvino consigue hacer de aquella ciudad de 13.000
habitantes una especie de Estado-Iglesia, una comunidad pronta a
encarnar el modelo calvinista de sociedad. Este modelo de sociedad
estaba presidido por la idea de la predestinación, que ya Lutero había
apuntado y que Calvino elaboró y completó en los últimos años de su
vida.
La doctrina calvinista experimenta una importante evolución.
-En un principio, al igual que Lutero antes de 1525, enseña que la iglesia
es esencialmente invisible y, en consecuencia, el sacerdote —pastor—
no es más que un delegado de los fieles, con los que comparte el
sacerdocio universal.
-Sin embargo, con el paso del tiempo y por influencia de otros
reformadores, revaloriza la iglesia visible y ordena que hay que honrarla
y mantenerse en su comunión, a la vez que precisa la doctrina sobre la
predestinación, es decir, que Dios encamina a unos a la vida eterna y a
otros a la condenación. La salvación no depende de los méritos del
individuo sino de la gracia divina. Pero el individuo no debe resignarse
pasivamente al propio destino, sino buscar dentro de sí los signos de su
pertenencia a la iglesia de los elegidos. Esta búsqueda activa e
incesante se debía ejercitar también en la vida dé cada día, cumpliendo
bien con su deber.
Para dar vida a esta comunidad ideal Calvino utilizó ampliamente los
instrumentos de la política, orientados al control de la religión y de la
moral. Un consistorio, compuesto por doce laicos y algunos pastores,
vigilaba la conducta de los ciudadanos en lo referente a las cuestiones
doctrinales y a la disciplina eclesiástica. El sistema educativo fue
completamente reformado. La conducta moral y la observancia religiosa
de los magistrados ciudadanos estaba sometida a un estricto control. Se
prohibieron los juegos de azar, los espectáculos, el lujo, se cerraron las
tabernas. Los pecadores eran excluidos de la comunidad y la sanción

. Ginebra se convierte en el punto de referencia y en el refugio de todos aquellos que. Calvino acusó a Servet de hereje por negar el misterio de la Trinidad. sin embargo. Francia. junto con William Harvey (1578-1657) el descubridor de la circulación de la sangre. en ocasiones. Su muerte. no fue inútil porque abrió entre los hombres cultos una importante discusión sobre la tolerancia religiosa. eran perseguidos por sus ideas religiosas. utilizó la tortura y la condena a muerte. en Italia. hombre de gran cultura y figura de primer plano en la historia de la ciencia moderna por ser. como sucedió con el español Miguel Servet (1511-1553).provocaba de hecho su marginación social. Alemania u Holanda. Bajo el aspecto estrictamente religioso Calvino fue de una intransigencia extrema y.