Está en la página 1de 10

Las PYMES y las exportaciones

:

una perspectiva de América Latina
y el Caribe

Kati Suominen

Fundadora de Export Capital Group, LLC, y Miembro Adjunto del Centro de Estudios Estratégicos e
Internacionales (CSIS). También es profesora adjunta en la Escuela de Administración Anderson de la Universidad
de California (UCLA). Entre 2004-2010, se desempeñó como economista especializada en comercio internacional
en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en Washington.

Introducción

E

s sabido que, a pesar de las mejoras que tuvieron
lugar en los últimos años, las exportaciones de
varios países de América Latina y el Caribe aún
se encuentran por debajo de su potencial y de lo que
cabría esperar en función de sus niveles de desarrollo.
Lo mismo sucede con el grado de diversificación de
sus exportaciones (Blyde et al., 2014). Asimismo,
su participación en las cadenas globales de valor
también parece ser relativamente limitada (Blyde
y Volpe Martincus, 2011). Esto es importante, y
potencialmente en gran medida, a los efectos de las
perspectivas económicas de los países. Bajos niveles
de apertura y diversificación pueden ser costosos en
términos de crecimiento económico. Una participación
limitada en las cadenas globales de valor puede tener
consecuencias similares, en virtud de que restringe el
acceso a los flujos internacionales de conocimiento y
tecnología, lo cual reduce el potencial de aprendizaje y
de aumento de la productividad de las empresas locales

(véanse, por ejemplo, Brainard y Cooper, 1968; Frankel
y Romer, 1999).1
Asimismo, la mayor disponibilidad de datos de
exportaciones a nivel de empresa en los últimos años
ha permitido saber que el comercio de América Latina
y el Caribe, al igual que el de muchos otros países del
mundo, está impulsado primordialmente por grandes

1

Entre otros canales, cerrarse al comercio puede afectar
negativamente el crecimiento al dificultar que se importen bienes con
nueva tecnología, que aprovechen las economías de escala y que se
aprenda a través de la propia exportación (Harrison y Rodríguez-Clare,
2009). Una baja diversificación de las exportaciones supone una alta
sensibilidad a los shocks que afectan específicamente a un sector. Más
aún, si se parte de la premisa de la existencia de preferencia por la
variedad, contar con una menor diversidad de productos exportables
implica niveles de exportación más bajos (Funke y Ruhwedel, 2001).
Además, la concentración sectorial de las exportaciones pone un
límite al crecimiento de la productividad ya que reduce el margen para
ganar eficiencia con el uso de insumos o para adquirir conocimientos
a través de la exportación (Feenstra y Kee, 2008).

37

// Año 17 // Julio-Diciembre 2013

Instituto para la Integración de América Latina y el Caribe (BID-INTAL). Todos los derechos reservados.

Christian Volpe Martincus

Economista Líder del Sector de Integración y Comercio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

1

Colombia y Jamaica tiene una intensidad exportadora entre 10 y 20 puntos porcentuales menor que la PYME exportadora 4 Las cifras de otros países como Argentina y Costa Rica son comparables. vendiendo sus productos a través de intermediarios o a otras empresas locales que los incorporan en el producto que comercializan en el exterior. Cabe mencionar que los datos anteriores sólo incluyen las exportaciones directas. de los 3000 productos exportados por el país durante este período. Más aún. es bastante poco lo que se sabe sobre el papel que desempeñan las pequeñas y medianas empresas (PYMES) en el comercio de la región. Aun si se compara entre empresas productoras de bienes.Kati Suominen y Christian Volpe Martincus Instituto para la Integración de América Latina y el Caribe (BID-INTAL). 2012). las empresas con un máximo de 200 empleados) explicaron el 43% del crecimiento registrado en el total de las exportaciones durante el período 2000-2010. ¿Cuán diversificadas son las exportaciones de las PYMES de América Latina y el Caribe en términos de productos y destinos?. exportadores que comercializan múltiples productos en múltiples destinos y que representan un porcentaje muy pequeño del número total de exportadores directos. las exportaciones de muchas economías de América Latina y el Caribe se concentran en apenas el percentil superior de sus exportadores (Volpe Martincus y Graziano. 2 No obstante. Por ejemplo. en Perú. mientras que el restante 50% fue exportado por ambos tipos de empresas. tales como: ¿En qué medida y cómo contribuyen las PYMES a las exportaciones de sus países?. a la diversificación de los productos que venden al exterior y a la ampliación de su base de compradores. las que tienen más de 200 empleados) sólo exportaron el 10% de los productos vendidos en el exterior por el país. 6 . puede afirmarse que un 18% de las PYMES de América Latina y el Caribe son exportadoras. De acuerdo con datos recientes. a diferencia de los otros mercados emergentes y países en desarrollo. ¿Qué grado de internacionalización tienen las PYMES de América Latina y el Caribe en comparación con las de otras regiones del mundo?. la participación de las PYMES de América Latina y el Caribe en los mercados de exportación está por debajo de la de aquellas de Asia Oriental y Europa del Este (véanse las cifras en la sección de datos de esta publicación). Chile.6 Por ejemplo.9%. 2013). estas empresas fueron responsables de introducir el 75% de los nuevos productos agregados a la cartera exportadora de Perú entre los años 2000 y 2010. alrededor del 60% de los compradores extranjeros de productos peruanos compran a PYMES (Volpe Martincus y Graziano. hay una serie de preguntas pendientes y a la vez decisivas. que se publicará próximamente. Por otra parte.4% de las PYMES de la región venden directamente sus productos en el exterior -y al menos el 1% de sus ventas proviene de los mercados extranjeros-. como muchos países de Asia Oriental y Europa del Este.3 En particular.7%. La intensidad de las exportaciones se define como la relación exportaciones/ventas. CEPAL y OCDE. 5 Si se incluyen los exportadores indirectos que venden al exterior a través de intermediarios.4 No obstante. la de las de Tailandia supera el 47% y. En particular. a pesar de que representan más del 90% de las empresas y generan un alto porcentaje del empleo en estos países (véase. ¿Cuáles son los principales obstáculos a la internacionalización de las PYMES de América Latina y el Caribe? Las PYMES en los mercados de exportación: algunos datos preliminares2 L os datos sobre los países de la región demuestran que las PYMES contribuyen al crecimiento de las exportaciones de sus países. la PYME exportadora media de Brasil. 2 3 Las empresas grandes (es decir. alcanza el 54. Estas cifras se basan en datos del Enterprise Surveys. la intensidad exportadora de las PYMES de América Latina y el Caribe tiende a ser más baja que la de los exportadores de países con un nivel de desarrollo similar. en el caso de Malasia. 2013). por ejemplo. mientras que sólo el 13. México. por ejemplo. las PYMES de América Latina y el Caribe parecen subexportar: tienen una participación en las exportaciones más baja que las PYMES de las economías de nivel comparable de desarrollo según el PIB per cápita. pero en realidad hay numerosas firmas que sólo exportan en forma indirecta. En esta sección se presentan algunos resultados preliminares del Informe BID/INT sobre Internacionalización de las PYMES. Así. alrededor del 40% fue exportado por PYMES. la tasa de participación de las PYMES de Corea del Sur es del 18. Todos los derechos reservados.5 Asimismo. las PYMES (concretamente.

Su heterogeneidad en cuanto a características y calidad interfiere con la función indicadora que habitualmente cumplen los precios. los compradores carecen inicialmente de la información que necesitan sobre su calidad. Por otra parte. Los productos están medidos en el nivel de seis dígitos de la nomenclatura arancelaria del Sistema Armonizado. 8 Asimismo. por ejemplo. por ejemplo. 1983. 2008.7 mercados. y llega a estar 40 puntos porcentuales por debajo de la de Portugal. los procedimientos comerciales. por ejemplo. 2002..9 La recolección de información y la comunicación con los mercados externos parecen ser obstáculos más importantes para las empresas más pequeñas que para las más grandes (véase. Czinkota y Ricks. Barreras a las exportaciones 7 Estos datos corresponden al período 2007-2009 y provienen de la base de datos de Dinámica de los Exportadores del Banco Mundial. las barreras a la información y sus determinantes (Anderson y van Wincoop. Volpe Martincus et al. evidencia basada en encuestas a empresas y estudios econométricos indica que las brechas en la información en particular parecen seguir siendo un obstáculo importante para el comercio. Noruega y Bélgica (9. pero los costos de transporte.3% (Hummels y Schaur. es decir. 2004. Leonidou. Un primer conjunto de factores corresponde a la dimensión macroeconómica y abarca. 1994). los costos de transporte. Cabe destacar que las PYMES parecen ser especialmente 3 . De manera similar.1 productos a 2. lo que dificulta y hasta imposibilita su comercialización en intercambios organizados (Rauch. esa información se obtiene con posterioridad a la compra a través del propio consumo o uso (Nelson. 2013). 2001. Los episodios de alta volatilidad son especialmente perjudiciales para las PYMES (Crespi. Así.6% y 2. Feenstra y Hanson. Mesquita Moreira et al. tanto nacionales como internacionales.Las PYMES y las exportaciones: una perspectiva de América Latina y el Caribe promedio de países como Turquía. L a internacionalización está determinada por la interacción de diferentes factores. 1995. exportan a un número relativamente pequeño de destinos y sólo unos pocos productos. una diferencia de tan sólo un día puede tener efectos muy negativos para las PYMES de América Latina y el Caribe: se estima que cada día adicional que una mercadería permanece en tránsito equivale a un arancel ad valorem de entre 0. 2013). Nº 37 // Año 17 // Julio-Diciembre 2013 Instituto para la Integración de América Latina y el Caribe (BID-INTAL). 2003). Kneller y Pisu. productos de consumo tecnológicamente sofisticados. las PYMES de América Latina y el Caribe tienden a ser exportadores “limitados”. por ejemplo. bienes de consumo durables y servicios personalizados). Las empresas más grandes están en mejor posición de absorber estos 9 Los problemas de información son especialmente serios en el caso de los bienes diferenciados. Katsikeas y Morgan. siguen siendo relativamente altos y parecen tener un impacto fuertemente negativo sobre el nivel y la diversificación de las exportaciones de las empresas y sus países (Hummels. el exportador promedio vende 6.. Katsikeas y Morgan. Hummels y Skiba. 2009). América Latina y el Caribe está relativamente rezagada en términos de eficiencia en la administración aduanera y en los procedimientos de importación-exportación. Leonidou. afectadas por estos costos (véase. Rauch y Trindade. y a las PYMES exportadoras de América Latina y el Caribe también les lleva mucho más tiempo despachar su mercadería de la aduana que a las de países de nivel de desarrollo comparable. 2004). las reformas de política comercial implementadas unilateralmente por los países y los acuerdos comerciales regionales suscriptos entre ellos (Ando et al.9 productos a 7 destinos). para obtener información se requiere realizar estudios de mercado que implican costos fijos. pero muchos menos cuando se las compara con las de países desarrollados como Suecia. Si se las compara con países de igual nivel de desarrollo. 1999). Los aranceles son significativamente más bajos que hace veinte años como resultado de las negociaciones multilaterales.8 Un segundo conjunto de factores puede agruparse genéricamente en la categoría de costos comerciales. las barreras a la información son especialmente significativas para los bienes denominados “de experiencia” (por ejemplo. 1970). a pesar de los avances registrados en las tecnologías de la información y la comunicación (véanse. 2012). En todos los países de América Latina y el Caribe sobre los cuales se dispone de datos. las empresas de América Latina y el Caribe exportan apenas menos productos a menos destinos. que en otros casos les sería proporcionada por la inspección personal o las descripciones técnicas. las políticas macroeconómicas y el clima de negocios. 2004). En esta categoría de productos. entre otros. en cambio. 2007. Las PYMES de América Latina y el Caribe informan tiempos de despacho aduanero más largos que las otras regiones en desarrollo. como los aranceles.. 1994. 2004. 1983. Todos los derechos reservados. Albaum.7 Empíricamente. De hecho.

14 Los problemas de coordinación tienden a ser comunes en el contexto de las cadenas globales de valor. entonces. Wagner 1995. 11 Algunos estudios presentan evidencia de derrames en materia de exportación asociados a la circulación de empleados (Mion y Opromolla. depende en gran medida de la percepción que se tenga del país de origen (Chisik.Kati Suominen y Christian Volpe Martincus Instituto para la Integración de América Latina y el Caribe (BID-INTAL). es más fácil que otras la sigan. 1988. 2003). a partir de tales estudios. subóptimamente baja. 2013). por ejemplo. es que los problemas de coordinación también podrían potencialmente motivar intervención pública con implicancias en esta área (véase. 13 Asimismo. obtener por sí mismas la información necesaria para formular. .1 2 En este sentido. 2003). 2007). 2013) y a la aglomeración espacial (Koenig et al. por ejemplo. Egan y Moody. 2003). porque los productos de las empresas de estos países suelen ser percibidos como menos avanzados tecnológicamente y de menor calidad que los productos provenientes de países desarrollados. Adicionalmente. Una vez que una empresa ha ganado reputación y un contrato con una empresa líder. es probable que la información de terceros sobre empresas que resulta crítica para la toma de decisiones comerciales. Hudson y Jones. 2001).10 4 Desde el punto de vista económico. dada su pequeña escala. 1988. “Costa Rica Provee” (actualmente denominado “Encadenamientos para la Exportación”) es un ejemplo muy conocido en este sentido (Blyde et al. Bernard y Jensen. costos porque pueden prorratearlos en una mayor cantidad de unidades y. Los seguidores pueden así lograr imitar a las empresas pioneras sin incurrir en los costos de estas últimas. cuando realizan “descubrimientos” (Hausmann y Rodrik. en las actividades de capacitación. Este tema es particularmente importante para los países en desarrollo. en consecuencia. organizacionales y gerenciales. Esto sucede específicamente cuando el consumidor le asigna valor informativo a la cantidad y. que. en general. Esto se verifica esencialmente cuando las empresas intentan entrar a 10 En este contexto.. los seguidores obtienen beneficios importantes de las inversiones iniciales realizadas por esas empresas (y de ese modo devalúan los beneficios potenciales de sus búsquedas). una estrategia de mercados de exportación efectiva (véase. por ejemplo. por ejemplo mediante políticas de promoción del comercio. en los métodos y las tecnologías de producción y en los encadenamientos productivos con exportadores. las listas de clientes y otros documentos de referencia. como la que concierne a la confiabilidad de un proveedor y la calidad de sus productos. es probable que otros se beneficien gratuitamente de esas búsquedas. en particular. 2011). 2014). Han y Terpstra. 2005) y se aplica a la experiencia de clusters de empresas locales. Mayneris y Poncet. 2010). Cabe admitir que algunos estudios no han detectado derrames relacionados con la actividad exportadora (Barrios et al. 2009). es importante mencionar que la información generada por la búsqueda exitosa de compradores extranjeros y las transacciones asociadas puede diseminarse a otras empresas a través de los documentos aduaneros.1 4 12 Las externalidades también pueden originarse en las prácticas comerciales. Chiang y Masson. Harrison y Rodríguez-Clare. 2010. y empresas multinacionales. las empresas líderes a veces no respaldan dichos procesos de mejoramiento porque las empresas beneficiarias pueden decidir apartarse y ser proveedoras de otras cadenas (Arráiz et al. los exportadores que pretenden ingresar a un nuevo mercado (o incluso expandir sus ventas en un mercado extranjero al que ya atienden) son precedidos por su reputación. Los proveedores pueden no invertir para mejorar sus procesos y su organización puesto que el riesgo de no cumplir con los requisitos impuestos por las empresas líderes a veces es demasiado alto y. las ganancias privadas de estas nuevas actividades serían menores que las ganancias sociales. 2004).1 3 Algo de especial importancia para las PYMES. por ende. Todos los derechos reservados. 1992. la evidencia disponible sugiere de manera consistente que el impacto de dichas políticas es mayor sobre las exportaciones de las empresas pequeñas y medianas con poca experiencia previa en los mercados internacionales (Volpe Martincus. Así. por ejemplo. sea más escasa para las empresas más pequeñas. a falta de una marca identificable.1 1 En la medida en que es difícil evitar que la información se transfiera a terceros y que no exista rivalidad en su uso. 1996). y la inversión en su desarrollo sería. por su parte.. un nuevo mercado o producir y comercializar un nuevo producto. 2003. lo cual podría justificar potencialmente la intervención pública. donde la productividad y la internacionalización de una empresa dependen de la acción de las otras y de ciertos bienes públicos como la infraestructura y la regulación (Rodríguez-Clare. así como mediante la circulación de empleados y la transferencia informal de información entre empresas que se localizan en la misma región (véase. Tal es el caso de las industrias relacionadas por encadenamientos hacia adelante y hacia atrás (Trindade.. hay programas públicos destinados a facilitar la inserción de las PYMES nacionales en las cadenas globales de valor. Por consiguiente. interpreta que una participación pequeña en el mercado es señal de baja calidad (véanse.. es decir. Rauch. También sucede cuando las compañías se integran a las cadenas globales de valor.

se ha constatado ampliamente que los exportadores superan a los no exportadores en todas estas medidas: son más productivos. Leiva Bonilla se centra en la experiencia de Costa Rica y. donde los costos laborales son relativamente altos -en parte debido a la abundancia relativa de recursos naturales-. La financiación bancaria tiene costos muy altos en América Latina y el Caribe: los requisitos en materia de garantías y los márgenes netos de interés que enfrentan las PYMES de la región se encuentran entre los más altos del mundo. la especialización en bienes diferenciados para segmentos no masivos en sectores de media y baja tecnología ofrece a las PYMES una estrategia de internacionalización significativa. conocimiento y recursos. Meléndez analiza en profundidad una serie de políticas implementadas en el país para promover las exportaciones y presenta datos sobre su impacto basándose en estudios econométricos y de casos con el fin de discernir qué funciona y qué no. así como de la expansión y las decisiones de exportación de las PYMES. La internacionalización implica un grado muy alto de complejidad organizacional. utilizando como referencia modelos teóricos de internacionalización extraídos de la literatura empresarial. la dotación relativa de factores es un determinante clave de la internacionalización. por ejemplo. 2005.Las PYMES y las exportaciones: una perspectiva de América Latina y el Caribe Por último. 1999). Así. González y Hallak sostienen que en países como Argentina. este número pretende generar una discusión holística. Los sistemas financieros de la región son menos sofisticados que los de las naciones avanzadas o de Asia Oriental. concentración. 2007). Es cierto que una de las razones de esto es la autoselección. un compromiso de gestión importante y una inversión constante de dinero. más allá de cierto nivel de productividad. Bernard y Jensen. conocimientos y calificación. también estudia la contribución de las PYMES a las exportaciones del país y analiza un 15 A la hora de evaluar las distintas opciones en materia de políticas. deberían incluirse los costos en el análisis. Después de todo. Volpe Martincus. las numerosas capacidades y activos empresariales.1 5 Contribuciones Destacadas T al como se mencionó anteriormente. estratégicos y operativos necesarios para asegurar el éxito de sus exportaciones. Específicamente. Luego de describir la evolución de las exportaciones de Colombia desde 1995 y el papel desempeñado en ellas por las PYMES. pero la propia exportación también puede tener un impacto positivo independiente sobre el desempeño empresarial (véanse. Las investigaciones recientes muestran que las PYMES con acceso a créditos bancarios exportan antes que sus pares sin acceso al crédito y tienen mejor desempeño exportador en los márgenes intensivos y extensivos (véase. Teniendo presentes estos factores. el acceso al crédito. por ejemplo. reflexiva y específica sobre los patrones de internacionalización de las PYMES y sus principales obstáculos y sobre cómo éstos pueden mitigarse (o no) más eficazmente. Un tercer conjunto de factores abarca aspectos tales como la dotación relativa de factores en general y de capital humano en particular. Molina y Roa. 2013). Las PYMES de América Latina y el Caribe también pagan primas de interés mucho más elevadas que las grandes empresas. Todos los derechos reservados. Los gobiernos del mundo han reconocido que la internacionalización de las PYMES puede contribuir a impulsar los niveles de creación de empleo. van Biesebroeck. ya que las empresas con buen desempeño tienden a ser las que operan en los mercados internacionales (véase. De Loecker. por ejemplo. las innovaciones y la calidad y la articulación y los encadenamientos. pagan salarios más altos y emplean a más personas que los productores comparables que no exportan. 2010). 5 . Nº 37 // Año 17 // Julio-Diciembre 2013 Instituto para la Integración de América Latina y el Caribe (BID-INTAL). vale decir. por ejemplo. Pero las PYMES de la región enfrentan desafíos singulares para acceder al capital. el acceso al financiamiento es un determinante clave del crecimiento de las empresas. la internacionalización impone a las empresas una serie de requisitos internos. pero no por ello menos importante. lo que hace que la profundidad de los mercados de capital vinculados a las PYMES sea menor. Por su parte. Los autores abordan detalladamente los desafíos que deben enfrentarse cuando se persigue este tipo de internacionalización y presentan un menú de opciones de políticas públicas basadas en una cuidadosa revisión de la experiencia de una serie de empresas argentinas que incursionaron en los mercados externos en los sectores relevantes. productividad. tendrían que calcularse las relaciones beneficio/costo implícitas en los diferentes instrumentos y compararse entre sí para evaluar su valor relativo (véase.

Además de las externalidades y los problemas de coordinación. En base a los resultados de una encuesta reciente. En su artículo. que incluyen diferentes modalidades de asociación públicoprivada. tanto a nivel general como sectorial. Todos los derechos reservados. Echeverría y Díaz presentan datos novedosos que permiten cuantificar la importancia relativa de las PYMES en el empleo y las exportaciones de Guatemala. describen las actividades de promoción que llevaron adelante. Bekerman Wiñazky y Moncaut revisan precisamente la literatura sobre los consorcios de exportación en Argentina durante el período 1998-2012. En este marco. se destaca la participación de las PYMES en las actividades agropecuarias orientadas a las exportaciones. Avendano. para lo cual se valen de un ejemplo del sector de electrónica de la provincia argentina de Santa Fe. los factores de éxito y los obstáculos tal como los perciben las empresas participantes. los factores que afectan el acceso de las empresas al crédito también pueden tener un impacto significativo sobre el grado de internacionalización de las mismas. las organizaciones de promoción de las exportaciones de la región han propuesto iniciativas de asociación. los comités de exportación de PROCHILE). ubicación y destinos de las exportaciones. como las marcas sectoriales y el patrocinio de consorcios de exportación (por ejemplo. que podrían ser valiosas para atender los problemas de coordinación que impiden que las empresas exporten e incluso podrían contribuir a generar efectos de derrames. 6 Entre los programas de internacionalización. Cereseto y Giobergia ilustran uno de los canales a través de los cuales esto es posible: la innovación en materia de productos y procesos en respuesta a las actividades de exportación. abanico de políticas destinadas a respaldar los esfuerzos de las empresas para operar en el exterior. La internacionalización.Kati Suominen y Christian Volpe Martincus Instituto para la Integración de América Latina y el Caribe (BID-INTAL). u . los autores examinan el papel que desempeñan las instituciones financieras públicas y determinados instrumentos de política pública para superar esas limitaciones y facilitar la inserción internacional. Para cerrar. Daude y Perea muestran que las limitaciones en materia financiera pueden impedir que las PYMES participen de las cadenas globales de valor y aprovechen las oportunidades de mejora que éstas ofrecen. tal como ya se planteó. los autores caracterizan los consorcios en función de su tamaño. afiliación sectorial. puede contribuir a mejorar el desempeño de las empresas. e identifican las principales ventajas asociadas a la acción conjunta. En su trabajo.

Las PYMES y las exportaciones: una perspectiva de América Latina y el Caribe Bibliografía Albaum. Spillovers and the Destination Market”. DC. 20(3). crece…y muere: Análisis de su desarrollo en los últimos siete años. 2011. J. A.. De Loecker. Todos los derechos reservados. “Effectiveness of Government Export Assistance for U. en: Journal of International Economics. en: Journal of the Academy of Marketing Science. Documento de trabajo del BID-INT Nº 151. “Internationalization for Productive Development”. 8. y Cooper. J. 1988. 2012. W.S. Pietrobelli. PYME en Chile: nace. C. y Strobl. y Volpe Martincus. D. en: Crespi. 2011. Chisik.. Ando. C. Nº 37 // Año 17 // Julio-Diciembre 2013 Instituto para la Integración de América Latina y el Caribe (BID-INTAL). “Exceptional Exporter Performance: Cause. en: Oxford Bulletin of Economics and Statistics. 2003. C. y Ricks. E. R. J. A. M. H. 29(2). M. 2003. Estevadeordal. 65(4). 1983. G. S. en: International Marketing Review. y van Wincoop. 47. Crespi. 42(3). Washington. -----. 7 . 1-6. “The Use of Multi-measurement Approach in the Determination of Company Export Priorities”. Czinkota. R. Effect.. 59(2). Washington. DC. en: Studies in Agricultural Economics.: BID. 2007. en: Journal of International Economics. Bernard. 73(1). y Stucchi. R. G. C. “El comercio y la organización de la producción a escala internacional: perspectivas para América Latina y el Caribe”. 1(1). en: International Economic Review. Perspectivas económicas de América Latina 2013: políticas de PYMES para el cambio estructural. 11(3). Documento de trabajo de la OVE 04/11. Blyde. (De próxima publicación). Santiago de Chile: FUNDES. “Why Some Firms Export?”. Brainard. Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE). Smaller-sized Manufacturers: Some Further Evidence”. S. 2014. 86(2). y Volpe Martincus. 2009. 32. “Complements or Substitutes? Preferential and Multilateral Trade Liberalization at the Sectoral Level”. y Volpe Martincus. 2004. A. “Explaining Firms’ Export Behavior: R&D. pp. DIA 2014. I. en: Journal of Economic Literature. M. Stanford University. 1992. y Jensen. en: World Development. 1968. Trade. Egan. “Export Industry Policy and Reputational Comparative Advantage”. Henriquez. y Masson. Goerg. “Buyer-Seller Links in Export Development”. 2003. 2004. “Do Exports Generate Higher Productivity? Evidence from Slovenia”. “Domestic Industrial Structure and Export Quality”. Washington. and Development.. 1999. Barrios. 1983. en: Revista Integración & Comercio. “Impact of the Chilean Supplier Development Program on the Performance of SME and their Large Firm Customers”. Anderson. y Stein. y Mody. “Trade Costs”. or Both?”. F. J. B. Buenos Aires: INTAL. en: Review of Economics and Statistics. “Uncertainty and Diversification in International Trade”. en: Journal of International Economics. R. Arráiz. Chiang. Fernández Arias. E. Blyde.: BID.: BID. DC.

“Does Trade Cause Growth?”. Purdue University. y Kee.Kati Suominen y Christian Volpe Martincus Feenstra. y Terpstra. G. R. and Synthesis”. 2007. 2013. 1994. en: Journal of Economics and Management Strategy. 1995. 89(3). y Rodriguez-Clare. y Jones. M. “Export variety and export performance: Empirical evidence from East Asia”. “Local Export Spillovers in France”. Feenstra. ----. 2008. 8 Hudson. “Towards a Geography of Trade Costs”.: BID. y Blyde. Assessment. en: American Economic Review. 2001. 15. 1988. “Export Barriers: What are They and Who do They Matter to?”. DRCLAS. y Hanson. P. Foreign Investment. “International Trade in ‘Quality Goods’: Signalling Problems for Developing Countries”. R. J. G. 2004. 13(1). R. en: European Journal of Marketing. 3(1). M. D. Mesquita Moreira. Washington. en: Journal of Small Business Management. en: Journal of International Marketing. 1999. Mimeo. P. Koenig. y Ruhwedel. “Economic Development as Self-discovery”. en: Journal of Asian Economics. “Country-of-origin Effects for Uni-national and Bi-national Products”.. DC. 42(3). L. Informe Especial sobre Integración y Comercio.y Skiba. Harrison. 2013. D. (De próxima publicación). 2001. S. “Trade. 112(6). V. F. S. C. M. “An Analysis of the Barriers Hindering Small Business Export Development”. Instituto para la Integración de América Latina y el Caribe (BID-INTAL). y Poncet. Han. 2004. J. A. en: World Bank Economic Review. Volpe Martincus. . 2003. “Time as a Trade Barrier”. “Empirical Research on Export Barriers: Review. 16. Kneller. en: American Economic Review.. C. “Differences in Perceptions of Exporting Problems based upon Firm’s Size and Export Experience”. Funke. en: Journal of Development Economics. A. 12(4). y Poncet. “Chinese Firms’ Entry on Export Markets: the Role of Foreign Export Spillovers”. and Industrial Policy for Developing Countries”. y Morgan. en: Journal of International Business Studies. 2009. J. Documento de trabajo de GEP 07/12. en: Journal of Political Economy. A. 2004. Harvard University.261. R. Mayneris. Mayneris. en: European Economic Review. R. F. 2008. en: Journal of International Economics. H. 28(5). y Pisu. C. 74(2). en: Journal of International Development. R. y Romer. D. Hausmann. y Rodrik. “Export Variety and Country Productivity: Estimating the Monopolistic Competition Model with Endogenous Productivity”. Hummels. Todos los derechos reservados. “Intermediaries in Entrepot Trade: Hong Kong Re-exports of Chinese Goods”. (De próxima publicación). “Shipping the Good Apples Out? An Empirical Confirmation of the Alchian-Allen Conjecture”. Leonidou. Frankel. P. Unclogging the Arteries: The Impact of Transport Costs on Latin American and Caribbean Trade. -----. 54(4). Universidad de Nottingham. 2003. 2010. y Schaur. Documento de trabajo del NBER Nº 15. Hummels. Katsikeas. 72(2).

organizado por el BID. 2002. C. Nelson. 2005. 2007. “Information and Consumer Behavior”.: 30 de septiembre . M. Washington. Washington. 2013. Odyssey in International Markets: An Assessment of the Effectiveness of Export Promotion in Latin America and the Caribbean. en: Small Business Economics. “Bridges and Trade: Firm-level Evidence based on a Natural Experiment”.y Trindade. “Exports. Industrialization and International Trade: The Role of Exports”. Wagner. y Roa. en: Journal of Political Economy. V. Presentación del Taller sobre Internacionalización de las PYMES. “Firms and Exports: Not so Simple”. 17. 2013. “The Big Push. Mion. Molina. -----. 2013. J. “Export Margins and External Financing: Evidence from Colombia”. 1970. “Exporting Raises Productivity in Sub-Saharan African Manufacturing Plants”. 2001. DC. 4. C. Estudio Especial sobre Integración y Comercio. DC.Las PYMES y las exportaciones: una perspectiva de América Latina y el Caribe Mesquita Moreira. -----.). Volpe Martincus. C. Washington. y Garcia. “Ethnic Chinese Networks in International Trade”. Presentación del Taller sobre Internacionalización de las PYMES organizado por el BID. Sogo Shosha. en: Journal of Development Economics. 67(2). J. 9 . 2010. V. ----. -----. Working Papers Series N° 1596. Documento de trabajo del NBER Nº 5618. 1996. “Managers’ Mobility Trade Performance. 2013. Nº 37 // Año 17 // Julio-Diciembre 2013 Instituto para la Integración de América Latina y el Caribe (BID-INTAL). y Opromolla. Muy lejos para exportar: Los costos internos de transporte y las disparidades en las exportaciones regionales en América Latina y el Caribe. Octubre. Firm Size. J.1º de octubre. 1999. Rauch. en: Small Business Economics. Trindade. van Biesebroeck. 1995. Todos los derechos reservados. and Wages”. 7. Washington.: 30 de septiembre . A. “A Note on the Firm Size Export Relationship”. P. 2005. 78(2). Estudio Especial sobre Integración y Comercio. P. A. en: Journal of Development Economics. 48(3). DC. en: Journal of International Economics. Graziano. 82(1).. en: Review of Economics and Statistics. Rodriguez-Clare. L.: BID. Frankfurt: Banco Central Europeo.1º de octubre. J. Carballo.. “Networks versus Markets in International Trade”. 2012. M. D. y Graziano. en: Journal of International Economics. and spillovers”. “Clusters and Comparative Advantage: Implications for Industrial Policy”. (Coord. DC: BID. DC: BID. “Trade and Search: Social capital. G. Volpe Martincus. 84(1). 78. Washington. Mimeo. and Firm Dynamics”. A.

. Todos los derechos reservados.Instituto para la Integración de América Latina y el Caribe (BID-INTAL).