Está en la página 1de 4

VIII

Área Derecho Empresarial

VIII

Contenido
VIII-1

Titularidad y propiedad de las
sociedades y de las EIRL
Ficha Técnica
Autor : Dr. Cristhian Northcote Sandoval
Título : Titularidad y propiedad de las sociedades
y de las EIRL
Fuente : Actualidad Empresarial Nº 278 - Primera
Quincena de Mayo 2013

1. Introducción
Es común que se produzca una confusión en la forma cómo se determina la
propiedad o titularidad de las sociedades
y de las EIRL, en el sentido que la participación sobre estas personas jurídicas
depende de la titularidad de derechos
de participación, como son las acciones,
participaciones y el derecho del titular,
para el caso de las EIRL.
La confusión se plasma en la práctica
porque muchas personas asumen que al
ser propietarios de acciones, participaciones o al tener un derecho como titular
de una EIRL, se convierten también en
propietarios de los bienes y derechos de
las sociedades y EIRL respectivas, lo cual
es incorrecto.
Cuando una persona adquiere acciones,
participaciones o el derecho como titular
de una EIRL, asume la propiedad de las
acciones, participaciones o derecho como
titular, pero ello no lo hace propietario
directo de los bienes y derechos de la
sociedad o empresa, pues es, precisamente, la sociedad o empresa la propietaria
de sus bienes, a pesar de lo redundante
que suene.
Así por ejemplo, si una persona adquiere
el 50 % de las acciones del capital de una
sociedad anónima, ello no quiere decir
que es titular del 50 % de los bienes de
la sociedad y que puede disponer de ellos
como lo considere conveniente. Es titular
del 50 % de participación en el capital
de la sociedad, lo cual le confiere una
N° 278

Primera Quincena - Mayo 2013

serie de derechos, como participar en las
utilidades, votar en las juntas de socios y
a recibir los bienes remanentes cuando se
disuelva la sociedad.

derechos, en función a la clase a la que
pertenezcan, pues es posible que una
sociedad emita distintas clases de acciones
con distintos derechos para cada clase.

Pues bien, a fin de aclarar estas confusiones y establecer con claridad la regulación
de los derechos y obligaciones que se
derivan de las acciones, participaciones y
derecho de titular de sociedades y EIRL,
es que en el presente informe veremos
las disposiciones legales que se aplican
a estas figuras.

Como regla general, las acciones son
transferibles libremente, pero pueden
establecerse restricciones en el estatuto de
la sociedad o por acuerdo de los socios. Es
necesario señalar también que en el caso
de las sociedades anónimas cerradas, existe
un derecho de adquisición preferente,
regulado por el artículo 237º de la Ley
General de Sociedades.

2. Marco legal
El régimen accionario de las sociedades
anónimas está contenido principalmente
en los artículos 82º al 110º de la Ley
General de Sociedades, con algunas disposiciones específicas para el caso de las
sociedades anónimas cerradas y abiertas.
En el caso de las participaciones, debemos
tener en cuenta que las demás formas
societarias tienen reglas específicas, pero
podemos tomar de manera general las
reglas que aplican para las sociedades
comerciales de responsabilidad limitada,
contenidas en los artículos 283º al 294º
de la Ley General de Sociedades.
En el caso de las EIRL, debemos considerar los artículos 25º al 35º del Decreto Ley
N° 21621 - Ley de la Empresa Individual
de Responsabilidad Limitada.

3. Régimen de las acciones
Las acciones son valores que representan
derechos sobre una sociedad anónima. Son
el resultado de la división de la cifra del
capital social en una determinada cantidad
de alícuotas que se distribuyen entre los
socios en función a los aportes que hayan
realizado a la sociedad.
Para estos efectos, todas las acciones de
una sociedad deben tener el mismo valor
nominal y deben dar origen a los mismos

Informe Especial

Titularidad y propiedad de las sociedades y de las EIRL

INFORME ESPECIAL

3.1. Titularidad de la acción
De conformidad con el artículo 91º de la
Ley General de Sociedades, la sociedad
considera como propietario de las acciones a quien figure como tal en el libro de
matrícula de acciones.
Como vemos, la sociedad reputará como
propietario de las acciones a quien aparezca en el libro de matrícula de acciones
como tal. Pero, esto no implica que una
transferencia de acciones no sea válida por
el hecho de no estar registrada en el libro
de matrícula de acciones.
La falta de anotación de la transferencia en
el libro de matrícula únicamente significa
que el adquirente de las acciones no podrá
oponer su derecho frente a la sociedad.
Como veremos más adelante, la transferencia surte efectos entre el transferente
y el adquirente desde el momento de la
celebración del contrato de transferencia.
3.2. Sobre la transferencia de acciones
La transferencia de acciones se realiza
mediante la celebración del contrato de
transferencia entre el accionista transferente y el adquirente. El contrato no requiere
constar por escrito, pero es recomendable
que así sea. No es obligatorio que se legalicen las firmas de las partes o que se eleve
a escritura pública el contrato.
Actualidad Empresarial

VIII-1

la transferencia es válida y oponible. Es por estas razones que la sociedad “anónima” lleva ese nombre. Estas limitaciones a la libre transmisibilidad de las acciones serán de observancia obligatoria para la sociedad cuando estén contempladas en el pacto social. La sociedad anónima es una persona jurídica que se constituye por la voluntad de los accionistas. por lo que. se le debe comunicar la operación y que se haga la anotación correspondiente en el libro de matrícula de acciones. • Valor de transferencia de las acciones. El artículo 101º de la referida ley dispone que podrán establecerse limitaciones a la transferencia de las acciones. pues ello generaría una distorsión en la cifra del capital social de la sociedad. personas naturales o jurídicas. sino que.5. del estatuto o de convenio entre los socios. etc. por lo que no se permiten más de veinte accionistas. a través del pacto social. es decir. Pero la regla general es que la identidad de los socios no es trascendente en las actividades de la sociedad. en la sociedad anónima carece de importancia quienes son titulares de las acciones. Los demás socios tienen un plazo de treinta días para comunicar si desean adquirir dichas acciones. que hayan sido notificados a la sociedad. en el estatuto Atendiendo a ello. que es un libro de carácter privado y al que solo los socios y funcionarios de la sociedad pueden acceder. De esta manera. en las mismas condiciones en las que han sido ofrecidas a terceros. Sobre las restricciones a la transferencia Por regla general. la regla general es que dichas acciones no pueden ser de propiedad de la misma sociedad emisora. solicitar información sobre la marcha de la empresa. culmina el procedimiento para la transferencia de las acciones. intereses de las partes. Entonces. Una vez comunicada la intención del accionista transferente de vender sus acciones. y en las que suelen existir relaciones de parentesco o de amistad entre los socios. la cuota del capital social que representan dichas acciones dejaría de tener un valor económico real. en para la transferencia de acciones de una sociedad anónima cerrada. En el Perú. participar y votar en las juntas de accionistas. valor nominal. Cabe señalar que este derecho de adquisición preferente existe por disposición de la ley. tales como cobrar dividendos. Una vez celebrado el contrato. Sin embargo. el accionista transferente debe comunicar a la sociedad su intención de vender sus acciones. Pero. el gerente de la sociedad debe comunicarlo a los demás accionistas dentro de los diez días siguientes.6. que se ha producido la transferencia de las acciones a fin que la sociedad anote dicha transferencia en el libro de matrícula de acciones. N° 278 Primera Quincena . es una sociedad en la que la presencia de los socios se debe a su aporte de capital y no a sus cualidades personales. la Ley General de Sociedades regula la posibilidad de establecer. no está prohibida. Así. es decir. el adquirente o ambos. indicando su cantidad. si la transferencia no es comunicada a la sociedad y no se anota en el libro de matrícula de acciones. la figura de la autocartera de acciones. Y por esas mismas razones. es necesario comprender porqué las transferencias de acciones no requieren ser inscritas en Registros Públicos. su posición en el mercado. pues no tiene relevancia la identidad de sus socios. la Ley General de Sociedades exige que para que la transferencia sea oponible a la sociedad. Sobre la autocartera de acciones En la medida que las acciones que emite una sociedad constituyen un pasivo para ella.Mayo 2013 . 3. Sin embargo. la sociedad cuyo capital representan. En otras palabras.4. la Ley General de Sociedades regula una restricción para la transferencia de acciones de la sociedad anónima cerrada. con la celebración del contrato de transferencia y la comunicación a la sociedad para su correspondiente anotación en el libro de matrícula. el adquirente no podrá ejercer sus derechos como accionista. Como hemos señalado anteriormente. etc. 3. a través de una comunicación simple. salvo por el acto de constitución en el que aparecen los socios fundadores. deben comunicarle a la sociedad. forman el capital inicial de la sociedad. la sociedad sería deudora y acreedora de sí misma. pues la sociedad tendría una parte de su capital social compuesta por recursos propios de la sociedad. Si transcurre el plazo de treinta días y los accionistas manifiestan su negativa a adquirir las acciones o si no han manifestado su voluntad dentro del plazo. La sociedad anónima cerrada es una forma de la sociedad anónima que ha sido diseñada para organizaciones en las que el número de accionistas no es muy grande. únicamente se registra en el libro de matrícula de acciones. para que la sociedad comunique tal situación a los demás accionistas y estos tengan la posibilidad de adquirir dichas acciones en forma preferente a terceros. sino por el respaldo patrimonial de la sociedad y otros aspectos como la calidad de sus servicios o productos. el accionista transferente quedará en libertad de transferir sus acciones a terceros. el contrato podrá contener los pactos que consideren necesarios las partes. siempre que no impliquen prohibiciones absolutas. puede ser eliminado si así se señala en el estatuto. El responsable por la veracidad de las anotaciones es el gerente general. las personas que contratan con la sociedad no lo hacen por los méritos o cualidades de sus socios. algunas restricciones a esta libre transmisibilidad. la situación en que la sociedad es propietaria de acciones emitidas por ella misma. 3. En efecto. la transferencia de acciones de una sociedad anónima es libre y sin restricciones. si una sociedad es titular de acciones emitidas por ella misma. 3. En este mismo sentido. que mediante el aporte de bienes o derechos. pues como hemos visto. y otros aspectos.VIII Informe Especial El contrato de transferencia debe contener los siguientes elementos esenciales: • Identificación de las partes. Sobre la inscripción de la transferencia en Registros Públicos Hemos señalado que la transferencia de acciones de una sociedad anónima no requiere ser inscrita en la partida registral de la sociedad. Sobre el derecho de adquisición preferente Además de las restricciones que pueden establecer en el pacto social. entre las partes. la identidad de los socios de una sociedad anónima no es revelada a terceros mediante su inscripción en Registros Públicos. la Ley General de Sociedades establece que. • Forma de pago del valor de transferencia. Dependiendo de la negociación del contrato.3. o mediante convenios entre los accionistas y entre los accionistas y terceros. no es necesario establecerlo en el pacto social o en el estatuto de la sociedad anónima cerrada. Las limitaciones se deberán anotar en la matrícula de acciones y en los respectivos certificados. Pero. en el estatuto o se originen en convenios entre accionistas o entre accionistas y terceros. el transferente. pues las operaciones que celebra la sociedad se encuentran respaldadas con el patrimonio de la sociedad y no con el de los socios. • Descripción de las acciones a ser transferidas. situación de las acciones. en la sociedad anónima no tiene relevancia la identidad de los socios. el contrato de transferencia surte efectos desde el momento de su celebración. cargas o gravámenes que pudieran existir sobre ellas y la demás información pertinente. es decir. es decir. Este punto es muy importante pues debe- VIII-2 Instituto Pacífico mos tener en claro que la sociedad anónima es una sociedad de capitales. los posteriores cambios en la identidad de los socios no se inscriben en Registros Públicos.

La sociedad adquiera sus propias acciones sin necesidad de amortizarlas. Podríamos decir que en términos de operatividad. para la que el artículo 297º de la Ley dispone que el capital social debe estar pagado en forma íntegra al constituirse la sociedad. En este supuesto. Ningún socio puede transmitir a otra persona. Como podemos apreciar. las participaciones son muy similares a las acciones. La sociedad puede adquirir sus propias acciones para amortizarlas sin reducir el capital social pero entregando a cambio títulos de participación que otorgan el derecho de recibir por tiempo determinado un porcentaje de las utilidades distribuibles de la sociedad. Pero debe tenerse en cuenta que no es la misma regla para otras formas societarias. Este caso implica que la sociedad adquiera sus propias acciones con la finalidad de eliminarlas. El valor de dichas acciones es pagado con beneficios acumulados o reservas de libres disposición. ocurre lo mismo que en el supuesto anterior en el que la sociedad adquiere las acciones emitida por ella misma. pues no ha efectuado desembolso alguno para adquirir sus propias acciones.Área Derecho Empresarial pero nuestra Ley General de Sociedades sí contiene disposiciones que restringen las situaciones en que la sociedad puede tener una autocartera de acciones en su artículo 104º. en cuyo caso la cifra del capital social se mantendrá sin variaciones.Capital social El capital social está integrado por las aportaciones de los socios. la ley precisa que al constituirse la sociedad o al realizarse un aumento de capital. 4. Se trata de una situación conveniente para la sociedad pues al eliminar las acciones deja de tener un pasivo contra su patrimonio y emite valores que darán lugar a una participación en las utilidades que obtenga.Mayo 2013 amortizarlas. pues la sociedad no va a reducir su capital social pero sí va a eliminar las acciones que adquiere. verán incrementado el valor nominal de sus acciones pues la sociedad no reducirá su capital social. lo que en realidad es un costo para los accionistas que verán disminuido el monto de las utilidades que en cada año podrán distribuirse. Al constituirse la sociedad. pagando el precio con reservas libres o beneficios acumulados. 4. o de lo contrario. se debe tomar un acuerdo en la junta de accionistas para incrementar el valor nominal de las demás acciones. ni denominarse acciones. con lo cual puede decidir si las elimina o no.Participaciones y transferencia Las participaciones de los socios en el capital no pueden ser incorporadas en títulos valores.. pero sin reducir el capital social y manteniendo las acciones en cartera. Esto justifica también el hecho de que el valor nominal de sus acciones deba incrementarse. VIII sino en participaciones salvo en el caso de la sociedad en comandita por acciones. Pero si dentro de los dos años la sociedad no coloca las acciones a favor de otras personas. La junta de accionistas decide la adquisición y se mantienen las acciones en cartera. En este caso. Si bien cada forma societaria tiene algunas reglas particulares para la forma en la que operan las participaciones. El artículo 298º de la Ley nos indica lo siguiente: “Artículo 298º. en la medida que constituyen cuotas de participación en el capital social y es sobre la base de estas participaciones que se determinan los derechos de los socios. cuando la adquisición se haga para evitar un daño grave. en cuyo caso se requiere acuerdo previo de junta general para incrementar proporcionalmente el valor nominal de las demás acciones a fin de que el capital social quede dividido entre ellas en alícuotas de igual valor. entonces deberá reducir su capital social. c. luego de los cuales deberá colocar dichas acciones entre los accionistas o a favor de terceros. el capital debe estar pagado en no menos del veinticinco por ciento de cada participación. reducir su capital social en el monto correspondiente. e. La sociedad puede adquirir sus propias acciones para amortizarlas sin reducir el capital. pero a cambio. como la sociedad civil. pagando su valor en dinero con cargo a beneficios o reservas libres. en cuyo caso deberán venderse en un plazo no mayor de dos años. esta adquisición requiere que la junta general de accionistas tome la decisión de aumentar el valor nominal de las demás acciones. b. Se trata de un supuesto en el que no hay perjuicio para la sociedad. con lo cual los accionistas ven disminuido el monto de los beneficios o de las reservas. d. El último supuesto permitido por la Ley corresponde al caso en que la sociedad adquiere sus propias acciones a título gratuito. Este supuesto implica que la sociedad adquiere acciones emitidas por ella misma. sino que el valor representado por las acciones adquiridas determinará un incremento en el valor nominal de las demás acciones para que el capital social se mantenga en su mismo monto.. las participaciones funcionan en forma similar a las acciones al corresponder a las cuotas de participación que tienen los socios en el capital social en función a los aportes que hubieran realizado. Titularidad y transferencia de las participaciones En este aspecto es en el que podemos encontrar las mayores diferencias entre las acciones y las participaciones. pero la Ley restringe este supuesto para que se aplique solo cuando se desea adquirir un máximo del 10 % del capital social y para mantenerlas en cartera por un máximo de dos años. sin el consentimiento de los Actualidad Empresarial VIII-3 . Al igual que en la situación anterior. De la misma manera que en el supuesto anterior. Como lo indica la norma.1. la sociedad adquiere las acciones pero no paga su valor en dinero. sino que entrega títulos de participación en las utilidades de la sociedad. Régimen de las participaciones Como ya habíamos indicado. regla idéntica a la que existe para las acciones de las sociedades anónimas. en las formas societarias distintas a la sociedad anónima. en cuyo caso podrá o no eliminarlas. y depositado en entidad bancaria o financiera del sistema financiero nacional a nombre de la sociedad”. La primera regla que debemos considerar es la prevista en el artículo 285º de la Ley: “Artículo 285°. Estas situaciones son las siguientes: a. La Ley permite que la sociedad mantenga las acciones en cartera hasta por un plazo de dos años. La sociedad puede adquirir sus propias acciones sin necesidad de N° 278 Primera Quincena . previo acuerdo de la junta general para mantenerlas en cartera por un periodo máximo de dos años y en un monto no mayor al 10 % del capital suscrito. el capital social no se divide en acciones. podemos desarrollar esta figura mediante las disposiciones que existen en la Ley General de Sociedades para la sociedad comercial de responsabilidad limitada. En el caso particular de la sociedad comercial de responsabilidad limitada. la sociedad deberá transferir las acciones dentro de los dos años siguientes. cada participación debe ser pagada en no menos del 25 %. pero sin que la adquisición se haga para evitar un daño grave para la sociedad.

Tal vez la diferencia que conduce a error es que el titular no tiene porcentajes de participación.2. a pesar que todas son participaciones. contados a partir de la fecha de fallecimiento del titular. no podemos concluir que es propietario de los bienes de la EIRL pues no sería jurídicamente correcto. Pero para transferir participaciones. 5. este acto de transferencia es anotado en el libro de matrícula de acciones. la situación presenta algunas consideraciones adicionales cuando la transferencia se produce por el fallecimiento del titular. es propietario de su derecho como titular de la empresa.VIII Informe Especial demás. El artículo 25º de la Ley de la EIRL define al derecho del titular de la siguiente forma: “Artículo 25º. N° 278 Primera Quincena . Si no tiene herederos. sus efectos pueden variar en función del tipo societario. Régimen del derecho del titular de EIRL Probablemente. pues como hemos señalado. Para formalizar la transferencia. como ocurre con una compraventa de acciones. Y eso puede llevar a pensar a esta persona que su condición de titular lo convierte en propietario del patrimonio de la EIRL.. la ley señala que la empresa pasa a favor de los trabajadores de la misma. ni tampoco sustituirse en el desempeño de la profesión. Ahora bien. Ante dicha situación. ni siquiera la forma escrita. Luego. 6. puede ocurrir que el titular tenga herederos o que no los tenga. la disolución de la empresa. el acto debe elevarse a escritura pública ante notario y se debe inscribir en los Registros Públicos. • Transformar la empresa en una Sociedad Comercial de Responsabilidad Limitada. los servicios que le corresponda realizar personalmente de acuerdo al objeto social. oficio o. como una compraventa o una donación. De esa característica se deriva también la diferencia que existe con respecto a la forma en que se transfieren las acciones y las participaciones. la titularidad debe figurar inscrita en la partida registral de la sociedad en los Registros Públicos. pero aún así. la empresa debe disolverse. Derechos y obligaciones Con relación a los derechos y obligaciones que se derivan de la titularidad o propiedad de una participación. Lo primero que debemos señalar es que la titularidad de las participaciones se determina sobre la base de la información que consta en los Registros Públicos.2. debe haber sido consignada como tal en la constitución o.El derecho del Titular sobre el capital de la Empresa tiene la calidad legal de bien mueble incorporal. Conclusiones De esta forma. Consideramos importante tener en claro todo este panorama para que se puedan tomar decisiones adecuadas sobre cuáles son las opciones más adecuadas para realizar una actividad empresarial. entonces la ley dispone que serán copropietarios del derecho del titular por un plazo improrrogable de cuatro años. como ya habíamos señalado. como recordamos. ya sea una sociedad colectiva. No se produce entonces. Como hemos señalado en este informe. 4. 5. el derecho del titular sobre la EIRL puede ser transferido por actos entre vivos o por motivo de fallecimiento del titular. Luego. Es una diferencia fundamental con el régimen de las acciones pues. en general. las acciones se transfieren por cualquier acto sin requerir formalidad alguna. comercial de responsabilidad limitada o civil. podemos señalar en términos generales. en comandita. Dentro del plazo de cuatro años. el derecho del titular es un bien distinto a los bienes o patrimonio de la EIRL. Titularidad de la EIRL Para que una persona sea considerada como titular de una EIRL. en las EIRL no existen socios. Transmisión del derecho del titular El hecho de que el derecho del titular de la EIRL constituya un bien independiente al patrimonio de la empresa resuelve un cuestionamiento que suelen hacerse las personas y que se produce cuando fallece el titular. hemos desarrollado el funcionamiento de las acciones. Si el titular tiene herederos. sino que una sola persona natural es la titular de la empresa.1.Mayo 2013 . cuando en realidad. Pero es conveniente ver cómo regula esta figura la Ley de la EIRL. al morir el titular de una EIRL su derecho como titular pasa a favor de sus herederos. entonces la empresa pasa a favor de ellos. debiendo transformarse en una Sociedad Comercial de Responsabilidad Limitada. posteriormente. a través de la transferencia del derecho del titular. Cuando una persona desea transferir su derecho como titular puede realizarlo a través de cualquier acto que transmita propiedad. que se trata de los mismos que los que otorga una acción en una sociedad anónima. lo que marca una clara diferencia entre el derecho que tiene el titular de la EIRL y los derechos de propiedad que tiene la EIRL sobre los bienes que conforman su patrimonio. mediante división y partición. la mayor cantidad de confusiones que se generan en las personas al participar en una persona jurídica se dan VIII-4 Instituto Pacífico con la Empresa Individual de Responsabilidad Limitada. Ahora. Y probablemente sea así porque. la participación que tenga en la sociedad. En última instancia. debiendo designar un representante que ejerza los derechos de titularidad. las participaciones y el derecho del titular de sociedades y de las EIRL. al ser el titular el único participante en la EIRL. el efecto en la práctica es que tiene el poder de decisión sobre todo el patrimonio de la EIRL. que constituye un registro de carácter privado. Este derecho no puede ser incorporado a títulos valores”. Las participaciones sociales deben constar en el pacto social. Al igual que las acciones o participaciones. Al igual que cuando fallece el socio de una sociedad. en las sociedades anónimas la titularidad depende de la información que consta en la matrícula de acciones. Si es un solo herederos no existe mayor complicación y simplemente este heredero pasa a ser el nuevo titular. en forma muy similar a la que se produce en las sociedades. Como podemos observar. Pero si los herederos son varios. Si no adoptaran alguna de estas opciones. • Transferir en conjunto su derecho a una persona natural. Su transmisión se realiza por escritura pública y se inscribe en el Registro”. la transferencia se debe inscribir en los Registros Públicos. 5. Pero es necesario verificar ante qué tipo de sociedad nos encontramos para establecer con claridad cuáles son los derechos y obligaciones. los herederos deben adoptar alguna de las siguientes opciones: • Adjudicar la titularidad de la empresa a uno solo de ellos. como muchos asumen. a diferencia de las sociedades. En el caso de las participaciones. pues no existen otros socios. la ley nos impone como formalidad obligatoria que el acto conste por escritura pública otorgada ante notario. el derecho del titular le confiere la calidad de titular de la EIRL y una serie de derechos y obligaciones.