Está en la página 1de 12

Desigualdad social e

inequidad en salud
1.3.1 Ética, bioética y deontología
Se considera que la ética, es aquella rama que depende exclusivamente de la
conciencia personal, la formación moral de cada individuo, además de la
experiencia y la valoración de la conducta. Por tanto, la ética médica incitará a que
el profesional del área de salud realice una buena praxis, buscando siempre el
beneficio del paciente, respetando sus valores, derechos y obligaciones para así
preservar su salud y la vida.
La bioética es el estudio sistemático y profundo de la conducta humana en el campo
de las ciencias de la vida y de la salud, a la luz de los valores y los principios
morales.
Se entiende como Deontología a todas las normas que debe seguir el profesional
del área de salud en la práctica médica, normas que son regidas por el estado.
¿Es que acaso los médicos en formación y los ya formados estamos mejor
preparados para conocer la biología o la tecnología, que para establecer la relación
terapéutica? Se afirma que este momento del encuentro del paciente con el equipo
de salud es esencial: si el clínico no sabe o no puede vincularse con la persona con
diabetes,todo el andamiaje técnico y científico de la Medicina puede quedar
inutilizado. El paciente lleva a la relación terapéutica un sistema de valores y la
enfermedad, y el profesional aporta otros sistemas de valores y unos conocimientos
cualificados, todo ello en el marco de las fuerzas y normas sociales. La manera de
relacionarse con un paciente no es inocua, puede ser terapéutica o patógena, más
aún en una afección crónica como la diabetes mellitus.
1.3.2 Ética, Medicina y Salud

AAIV890823FY3

TEMA 1.3

1

La relación del profesional de salud y el paciente o persona debe ser armoniosa. en función de la capacidad de comprensión. veraz y oportuna. que serán fortalecidos por la actualización académica.. El principio de equidad en el manejo de los pacientes se relaciona a la atención del paciente en base a sus necesidades de salud. durante la atención del paciente. estado emocional. Del mismo modo la prestación de servicios deben lograr estándares altos de calidad.Los principios éticos comunes a la práctica médica se orientan a la búsqueda del beneficio del paciente y la sociedad. el profesional podrá poner al servicio del paciente. etc.. y en dependencia directa de la enfermedad que lo aqueja. discriminación ni preferencia alguna. dependientes del individuo que presta el servicio. además de los riesgos que lleva la ausencia de intervención o la aplicación de esta. con presencia de personas (sólo con autorización expresa). si el caso lo amerita. brindándosele información sobre su padecimiento cuantas veces lo requiera. no siendo ética la atención en espacios abiertos. etc. así como de las entidades gestoras de salud. El trato debe ser amable e individualizado. la cual debe ser privada. presentado alternativas terapéuticas reales. que incluya los diagnósticos de presunción o certeza. debiendo en todo caso recurrir a la información a los familiares. El pronóstico será comunicado con cautela. no discriminatorio. comprometiéndose así a emitir información adecuada y clara. pasillos. de ésta forma. edad. todos sus conocimientos y capacidades. de confianza mutua y comunicación permanente. evitándose generar daño a la salud individual o colectiva. o procesos fatalistas. El derecho de los pacientes será respetado. sin privilegio. además de generar educación continua con las generaciones siguientes de profesionales y estudiantes. en un ambiente adecuado. relacionado al respeto del secreto profesional. que vayan en bien de la salud del paciente. El principio de confidencialidad. El secreto profesional solamente puede ser roto por autorización del propio AAIV890823FY3 TEMA 1. evitando expectativas irreales.3 2 .

en respeto a su voluntad y libertad de decisión. deberán contar con el apoyo psíquico y físico que mejore la calidad de vida del individuo.3 3 . En los últimos años se ha suscitado un enorme interés científico y académico en torno a los aspectos psicosociales y de la calidad de vida en las personas con enfermedades crónicas. El respeto así previsto. que hace que el profesional se conduzca en apego a la ley y la verdad. El principio de dignidad que se otorga al paciente en su condición de ser humano. se aplica de igual forma a sus colegas. El número estimado de adultos que viven con diabetes se ha elevado a 366 millones. el principio de honestidad. a menos que la persona no pueda sostener en forma espontánea sus funciones vitales. compartiendo sus conocimientos y habilidades con otros que ejerzan la profesión. no solo por su elevada frecuencia. La solidaridad resultante de una conducta ética. sin recibir réditos económicos alejados de la moral. permitirá al profesional a cooperar en forma racional al paciente. cumpliendo los compromisos realizados. De esta forma. a no ser que la misma interfiera en su salud. Así pues. Se AAIV890823FY3 TEMA 1.3 % de la población mundial adulta. los estadios terminales de enfermedad. lo cual representa el 8. sino también por el costo económico que representa para los gobiernos y las familias de las personas que la padecen. relacionado a la atención considerada y cortés del paciente. compañeros y todo el personal con el que se relaciona. la diabetes mellitus es considerada actualmente como una enfermedad social. no siendo ética la suspensión de la vida. evitándose medidas exageradas o de soporte vital con el sufrimiento y agonía de la persona. Finalmente. principio que se aplica de igual forma al uso de la historia clínica. especialmente con diabetes.paciente o por orden judicial. alumnos. intervención sobre la privacidad de la vida personal del paciente. se refiere al respeto del pudor. evitando el acoso de cualquier tipo a pacientes o familiares de los mismos. De la misma forma el principio de respeto.

el 9. Las inscripciones hacen referencia a los principales síntomas característicos de la enfermedad y a recetas hechas a base de té. 199 D. de forma tal.9 % de los adultos.calcula que esta cifra aumentará hasta alcanzar los 552 millones de personas para 2030 o. Las primeras reseñas acerca de la diabetes se registran en el papiro de Ebers que es uno de los más antiguos tratados médicos redactado en Egipto cerca del año 1 500 antes de nuestra era. En las últimas décadas. En la India en el siglo IV de nuestra era. Galeno. Trescientos años después. que se considera que la salud y la enfermedad conforman fenómenos que traducen las formas concretas de vida de cada persona y grupos de población y dependen de los resultados AAIV890823FY3 TEMA 1. aunque la consideraba como una enfermedad muy rara. connotado médico hindú describe la enfermedad en sus compendios médicos (Samhita) y Charaka (época de Cristo) en los textos básicos de AYUR-VEDA (ciencia de la vida) bajo el sistema holístico. y nombra a la diabetes como "Enfermedad de la Sed". utilizaba términos como diarrea urinosa y dypsacus por la sed intensa.3 4 . El nombre de diabetes proviene de los griegos Apolonio de Mileto y Demetrio de Aparnea. lo que es lo mismo. Súshruta. a través de una herencia cultural de China y Japón. la significación de lo social se ha convertido en piedra angular de los enfoques más avanzados sobre la interpretación causal de las enfermedades. Tihang-Thong-King. encontrado en Tebas (hoy Luxor) en 1872. Por su parte Pablo de Egina (625-690) apoyó el diagnóstico de dypsacus (diabetes) asociada a un estado de debilidad de los riñones. exceso de micción que conducía a deshidratación. C. dicho nombre procede de la palabra Diabinex que significa "pasar a través de". relaciona el encuentro de orina dulce con estos pacientes. lo cual equivale a aproximadamente a tres nuevos casos de diabetes cada diez segundos.

puede ser tan injusta la desigualdad entre iguales como la igualdad entre desiguales. Parafraseando una sentencia aristotélica. El concepto de igualdad remite a una idea aritmética de repartir en partes iguales dividiendo lo que se ofrece por la cantidad de personas que reciben. significa un paso importante en la solución adecuada de la relación entre lo biológico y lo social en el hombre. La comprobación de estos factores sociales en la causalidad de las enfermedades. conjuntamente con los principios bioéticos de "justicia y autonomía" y la incorporación de la sociedad y del paciente con sus dimensiones culturales. humanas y éticas. "actuaré en beneficio no solo del enfermo sino de la sociedad misma". Este fundamento filosófico es la base necesaria de una medicina que deja de ser curativa y simplista en lo biológico para ser preventiva y que apunta a la promoción de salud y a la idea de la responsabilidad individual con respecto a la salud. etc) esa repartición aparentemente equitativa podría estar convalidando la desigualdad de origen AAIV890823FY3 TEMA 1.3 Concepto de igualdad y equidad. 1. económico. En otras palabras.3 5 .que sobre ellos ejercen un conjunto integral de factores biológicos. naturales y sociales.3. socializan este proceso de tránsito. pero también podría ser injusto tratar de la misma forma a dos personas que se encuentren en condiciones muy distintas. transitar de un paradigma biologicista a un paradigma médico social. en donde la ciencia y la tecnología se desarrollan desde los preceptos de la ética médica: "no haré daño". Si esas personas parten de situaciones muy diferentes (condición inicial que pudiera ser de origen social. racial. Esto implicaría que si dos personas se encuentran en condiciones similares no sería justo tratarlas de manera diferenciada. que depende de la comprensión de lo social.

Esa situación objetiva implica el acuerdo previo con base en valoraciones sociales expresadas a través de mecanismos participativos que la hagan legítima. constituida en uno de los principales problemas de salud a nivel global por su comportamiento epidémico en las últimas décadas.4 Equidad y justicia social en salud. democrática por mayoría. Los determinantes sociales de la salud: el género. es una enfermedad notoriamente afectada por los aspectos sociales. constituyen. la etnia. Las desigualdades sociales producen efectos medibles en pérdidas de salud. el nivel de ingreso y la educación. Para ello existen distintos criterios. físico. 1. Las más comunes se refieren a la distribución de la riqueza y de los recursos entre los miembros de una sociedad. AAIV890823FY3 TEMA 1. En la representación social.3 6 .cultural de la diabetes y su control. indiscutiblemente. El concepto de equidad. la base protagónica de las disparidades en salud. la distribución “igualitaria” en una situación de desigualdad originaria podría ser inequitativa. en sus relaciones familiares. Desde el punto de vista de los enfermos. En las sociedades contemporáneas esos mecanismos derivan en su mayoría de procesos políticos definidos democráticamente. es decir. emocional. .A cada uno según su contribución a la producción de los recursos. existe una variedad de factores los cuales muestran una perspectiva global del padecimiento donde confluyen elementos de tipo social. Hay varias maneras de consensuar una situación objetiva desde el punto de vista de la equidad social. lleva implícita una idea de justicia en relación con una situación deseable acordada previamente y valorada como tal. La diabetes mellitus. por otro lado.A cada uno según su productividad y eficiencia en ese proceso. y espiritual. entre los que se destacan los tres principales: . sociales y laborales.3. cultural.de cada individuo. se presenta al padecimiento como algo que está implicado en la totalidad de su persona. Así.

El primero considera justo que la distribución se haga en proporción directa al esfuerzo que realiza cada miembro de la sociedad. y en especial la alimentación. así como a su familia. Y el tercero plantea que. Los tres llevan implícita alguna valoración “subjetiva” de justicia. por el solo hecho de nacer en esa sociedad. que le asegure. Por eso. a recibir un mínimo de condiciones para una vida digna. Parte de la idea de que nadie puede elegir el lugar y el momento de su nacimiento y por lo tanto no tiene por qué sufrir los efectos de una distribución desigual previa de la riqueza. La Declaración Universal de los Derechos Humanos proclama que: Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado. la salud y el bienestar. más allá de la contribución que pueda hacer cada miembro. a tener que aplicar medidas que ya no serán de igualdad (entre desiguales) sino de equidad para menguar las diferencias. el reparto inicial según esfuerzos y/o eficiencia llevará. Los dos primeros criterios. es un modelo de tendencia capitalista. La justicia social y la igualdad de todos los seres humanos no son conceptos novedosos. tarde o temprano. Nadie debería nacer condenado a la pobreza desde la cuna.A cada uno según sus necesidades. independientemente de su contribución. El segundo no sólo toma en cuenta el esfuerzo sino también la eficacia de ese esfuerzo. si bien proponen una idea de “justicia proporcional” (a mayor esfuerzo y/o eficiencia. El tercer criterio responde al principio de que en una sociedad “justa” todo el mundo tiene derecho. la sociedad debe ser capaz de garantizar a cada uno lo elemental para su subsistencia en condiciones dignas.3 7 . mayor remuneración) responden a una visión individualista de la distribución de recursos que no se compadece de los efectos sociales en la distribución desigual de la riqueza que resultaría con el paso del tiempo. están incorporados a las constituciones de los países. premiando más a quienes resultan más eficientes en la aplicación de ese esfuerzo.. dando más a quien más contribuye y menos al que lo hace en menor medida. el vestido. independientemente de la condición de origen de su núcleo familiar. AAIV890823FY3 TEMA 1.

representante de la Ilustración alemana y uno de los más agudos observadores que haya visitado México. la asistencia médica y los servicios sociales necesarios. nacimiento o cualquier condición. De su Ensayo político sobre el reino de la Nueva España no deja de sorprender la amplitud de sus conocimientos. favorecen el desarrollo de la enfermedad a la vez que influyen negativamente en su pronóstico. color. la no accesibilidad a servicios de salud de calidad.3. sexo. Solo partiendo de este enfoque. como una enfermedad social. expresión de inequidad. como una totalidad”. Alejandro de Humboldt. La misma declaración también indica que: Toda persona tiene todos las libertades y derechos proclamados en esta Declaración. posición económica. la carencia de conocimientos indispensables para la prevención y el control adecuado de la enfermedad. la prevención de la enfermedad. particularmente la tipo 2. origen nacional o social. escribió en el siglo XVII sobre la necesidad de entender “todos los fenómenos como un entero.5 Desigualdad. idioma. religión. cada vez con más evidencia. la disposición a buscar tratamiento y los estilos de vida. La diabetes mellitus.la vivienda. se podrán elaborar acciones realmente eficaces encaminadas a disminuir su frecuencia y lograr un mejor control de esta. sin distinción alguna de raza. y condicionan esta relación al rol que desempeña la posición socioeconómica en los cuidados de salud. 1. la cual lo llevó a describir las condiciones del país de la siguiente manera: “México es el país AAIV890823FY3 TEMA 1.3 8 . entre otros. el conocimiento de medidas de promoción de salud. Los estilos de vida no saludables. La base social de todos estos condicionantes catalogan a la diabetes mellitus. opinión política o de cualquier otra índole. Tang y otros consideran a la DM 2 como un ejemplo típico de enfermedad que parece concentrarse en áreas de pobreza y entre individuos con bajo nivel educacional. es una enfermedad cuyo desarrollo y evolución están directamente afectados por factores sociales.

En un estudio llevado a cabo en Holanda.de la desigualdad. A continuación se aportan elementos que evidencian la influencia de cada uno de los determinantes sociales en el riesgo de desarrollar diabetes mellitus. son algunos de los logros que tuvieron las políticas de salud bajo el impulso que dio la etapa de crecimiento y consolidación del sistema económico mexicano durante el periodo del llamado “milagro mexicano” o desarrollo estabilizador..] todo anuncia. cultivo de la tierra y población [. la ignorancia y la rusticidad del populacho” (Humboldt. altos ingresos. así como en el pronóstico de esta.. que se contrapone extraordi.Nivel educacional: este ha sido ampliamente usado como un indicador del estatus socioeconómico. 1978).Nivel de ingresos: la relación entre el nivel de ingresos y la diabetes mellitus ha sido fuertemente documentada en la literatura. el surgimiento y la consolidación de la seguridad social en las décadas de los cuarenta y cincuenta. debido a su relación con los ingresos.] La capital y otras muchas ciudades tienen establecimientos científicos que se pueden comparar con los de Europa [. Se ha demostrado que las personas con diabetes mellitus de bajo nivel AAIV890823FY3 TEMA 1. . Sin duda.. la ocupación y el prestigio social. dentro de los rezagos sociales la salud cobró con el paso del tiempo un papel cada vez más relevante en las políticas sociales impulsadas por el moderno Estado mexicano: el servicio social a las comunidades rurales en los años treinta. .nariamente a la desnudez. la prevalencia de diabetes mellitus mostró un orden ajustado por edad y sexo de bajos ingresos vs.. civilización.3 9 . el nivel educacional está relacionado con el conocimiento sobre temas de salud. De igual modo. la puesta en marcha de programa nacionales de vacunación y de control contra enfermedades transmisibles. Acaso en ninguna parte la hay más espantosa en la distribución de fortunas. un extremo de esmero. el interés por obtener información de salud y los estilos de vida saludables.

enfermedad cardiaca y mal control metabólico.3 10 . consecuentemente. son más propensas a padecer retinopatía. en comparación con el 3 % de la población general. tienen un riesgo 6 y 5 veces mayor respectivamente de vivir con diabetes mellitus. De igual modo. esencialmente.educacional utilizan menos los servicios relacionados con el cuidado de su enfermedad. la predisposición genética. Dentro de los factores influyentes se han citado el estatus socioeconómico. el idioma y la comunicación.Género: las diferencias socioeconómicas en la prevalencia de DM 2 son más marcadas en las mujeres. la discriminación y el racismo. AAIV890823FY3 TEMA 1. y el fallo renal 4 veces mayor en personas provenientes del sur de Asia. Personas negras de origen caribeño padecen enfermedad cerebrovascular con una frecuencia 3 veces más alta. con importantes segmentos de la población de origen africano. De igual modo. aspectos culturales y religiosos que influyen en el comportamiento. al tipo de dieta y la prevalencia de obesidad. las mujeres están más afectadas que los hombres en países del Caribe no anglófono. El 20 y el 17 % respectivamente de estas poblaciones está afectado por la enfermedad. -Etnia: por ejemplo en el Reino Unido personas originarias del sur de Asia e individuos de la raza negra provenientes del Caribe. La frecuencia de enfermedad cardiaca es de 2 a 3 veces mayor. lo que se ha atribuido. son más propensas a pensar que su condición tiene un efecto adverso sobre su vida y a una menor adherencia al tratamiento. donde la mayoría de la población es de origen africano. . los estilos de vida y la accesibilidad a los servicios de salud. La génesis de este comportamiento se considera multifactorial. considerada la región más inequitativa del mundo en términos generales. Un comportamiento similar tiene el riesgo de desarrollar complicaciones. las personas con menor nivel educacional. Ello adquiere particular relevancia en América Latina y el Caribe. La prevalencia de diabetes mellitus es especialmente alta en las mujeres en los países anglófonos del Caribe.

AAIV890823FY3 TEMA 1.3 11 .

3 12 .AAIV890823FY3 TEMA 1.