Está en la página 1de 2

CURSO PARA OLORISAS, MAES - PAES DE SANTO, Y MANBOS DE VOUDU

TEMA I.1I
Posesión
Hay casos en los que observarás a una persona atravesando lo que comúnmente
llamamos posesión. Hemos definido la posesión en la sección del protocolo como el
proceso por el que se altera el estado de conciencia de un individuo o éste es suplantado
por el de un espíritu o el de un antepasado. Podemos ver a veces la presencia de un
espíritu extraño que ni es divino ni ancestral. Cuando los tambores son sagrados y el
baile forme parte del culto, la posesión es primeramente la manifestación de Orisa,
especialmente si la posesión se da entre los olorisas.
Repetimos de nuevo que hay varios grados de posesión desde la posesión total (donde el
Orisa entabla conversación, adivinación, bendiciones y sanación), a trances suaves y
llamativos y bellas danzas y otros bailes más fuertes. Hay también posesiones por egun
que pueden variar desde un estado suave de danza a sonidos guturales que no pueden
ser debidamente identificados. Sea cual fuere el caso deberías ser capaz por ahora, de
reconocer a alguien que ha sido poseído y saber como tratarle. No intentamos
interrumpir la manifestación Orisa en la persona a menos que sus acciones puedan
causar daños a otros o a su entorno inmediato. Si este es el caso debes conducir a la
persona a una silla y darle aire, darle agua para beber y/o agua en su frente. Permanece a
su lado hasta que la posesión acabe.
En algunos casos la persona perderá el conocimiento, cayendo al suelo. Sólo podemos
tratar de levantarla y sentarla, darle aire y agua. No te pongas nervioso(a) si no la
puedes mover. Estamos hablando de peso muerto en la mayoría de los casos. Si no
puedes levantarle, déjala en el suelo, pero dale aire y agua si responde así. Si no, solo
puedes vigilarle.
Si la posesión fue algo agresiva en su naturaleza, quizás debas tratar de reducir al
individuo. Si estás solo y el espíritu es muy agresivo, ¡déjalo en paz!
Es muy posible que si la música está sonando todavía (aunque el individuo acabe de
recuperarse de un ataque), éste caiga de nuevo en trance por los tambores y sea otra vez
poseído. Esto es un asunto entre el espíritu del individuo y el Orisa o egun, ¡y tú no
tienes nada que hacer para prevenirlo! Todo lo que puedes hacer es vigilar sus acciones.
Si el espíritu u Orisa que posee a la persona es de un nivel altamente evolucionado, el
espíritu puede hablar y pedir artículos tales como omi, efún, orí, aceite de palma, otí,
oyin o incluso un trozo de tela roja o negra. Si están disponibles o un sustituto aceptable
está disponible, dáselo por todos los medios. Si el espíritu está ligeramente agitado trata
de reducirlo sin abuso de fuerza. Si está muy agitado o agresivo, ¡déjalo en paz!
Puede que haya algún caso en que creas que alguna otra persona con más experiencia o
más calificada debiera ocuparse de la posesión. Si tal es el caso entonces ve a buscar la
ayuda de esa persona pero no descuides bajo ningún concepto a la persona poseída.
Intenta evitar la posesión durante el ritual de asentamiento en Igbodu. Si notas que esta

.puede suceder continúa hablando a la persona u ofrécele agua.. El ritual no debe continuar mientras la personalidad de la persona esté alterada..

Intereses relacionados