Está en la página 1de 5

Diez estrategias para educar a los niños en

inteligencia emocional
Las emociones visten cada aspecto de nuestras vidas y de nuestra cotidianidad. El
saber controlarlas, gestionarlas y utilizarlas con la habilidad adecuada, nos
permitirá sin duda afrontar nuestro día a día de un modo más eficiente.
Emoción, pensamiento y acción son los tres pilares que hilan cada instante
de nuestro ser, de ahí la importancia de ahondar en ese tipo de conocimiento
para afrontar determinadas situaciones, para desenvolvernos en nuestra
sociedad de un modo eficiente. Entonces ¿no es pues imprescindible que los
más pequeños se inicien también en el aprendizaje de la Inteligencia Emocional?
Pensemos por ejemplo en esos niños con una capacidad deficiente para aceptar
la frustración e incluso para obedecer una negativa, niños que no respetan a sus
iguales y que el día de mañana están condenados a una realidad donde la
infelicidad va a ser ese leivmoiv con el que van a tener que vivir, al ser incapaces
de comprender a los demás. El conocimiento, comprensión y control de las
emociones son básicos para que nuestros hijos se desenvuelvan
adecuadamente en sociedad, de ahí que te sugiramos estos principios para
que les introdujas en el siempre interesante campo de la Inteligencia
Emocional.

1. CONTROLAR SU IRA.
Hasta los 18 meses los niños necesitan básicamente el afecto y el cuidado de sus
padres, todo ello les aporta la seguridad suficiente para adaptarse en su medio,
para explorar y dominar sus miedos. Pero hemos de tener en cuenta que a
partir de los 6 meses van a empezar a desarrollar la rabia, de ahí la
importancia de saber canalizar sus reacciones y corregirles cualquier mala
acción.
Hay bebés que pueden golpear a sus padres o hermanos, gritar enfurecidos
cuando no se les ofrece algo, acciones que a los progenitores les puede hacer
gracia, pero recordemos que es importante establecer límites desde que nacen, y
sobre todo, el hecho de hablar a los niños continuamente y en cada momento, los
niños entienden mucho más de lo que expresan, de ahí la necesidad de
razonarles y de controlar esas rabietas o ataques de rabia.

2. RECONOCER EMOCIONES BÁSICAS.
A partir de los dos años es una edad perfecta para iniciar a los niños en el
campo del reconocimiento de emociones, es entonces cuando ellos
empiezan a interactuar con los adultos y otros niños de modo más abierto,
así pues podemos realizar varios ejercicios con ellos, como puede ser
introducirlos en las emociones básicas: alegría, tristeza,miedo y

SABER NOMBRAR LAS EMOCIONES. A partir de los 10 o 11 años van a surgir en sus vidas emociones secundarias que van a cobrar más peso en sus vidas. SABER AFRONTAR LAS EMOCIONES CON EJEMPLOS. ¿Cómo? Mediante fotografías de rostros. Desde muy pequeños deben saber guardar silencio mientras los demás hablan. que aprendan a dialogar. DESARROLLA SU COMUNICACIÓN. "¿Cómo crees que se siente el abuelo tras lo que le has dicho?" "¿Por qué crees que está llorando tu hermana?" "¿Crees que papá está hoy contento?" 6. habrá situaciones que por ejemplo les causen mucha ansiedad. Es necesario que nosotros no reforcemos esas situaciones. jugar. realidades que van a ser constantes en sus vidas y que deben aprender a gestionar. poner en voz alta su opinión y sus sentimientos. 7. “tengo miedo de que cierres la luz porque me dejas solo. poner ejemplos… es algo imprescindible en su educación. 8.” 4. Hablar con los niños. tales como el amor. su empatía. mediante dibujos. es mejor expresar en voz alta qué les molesta. una vez haya terminado la rabieta podemos enseñarles por ejemplo que antes de gritar o pegar.rabia. 5. “estoy contento porque mañana nos vamos de excursión”. la vergüenza. 3. Que aprendan a expresar sus sentimientos desde bien pequeños. LA IMPORTANCIA DE SABER ESCUCHAR. frente a frente y terminando las frases con un "¿has entendido?". preguntándoles cuestiones como: "Qué le pasa a este niño?" "¿Está triste?" "¿Por qué crees tú que está triste?" Es un modo perfecto para que aprendan a reconocer no sólo sus emociones poco a poco. INICIARLOS EN LAS EMOCIONES SECUNDARIAS. A partir de los 5 años sería perfecto que los niños supieran ya dar nombre a las emociones de modo habitual: “estoy enfadado porque no me has llevado al parque”. debe ser una escucha activa. de ahí que sea recomendable hablarles despacio. sino también las de los demás. razonar. pero no sólo eso. deben sentirse seguros ante esas nuevas emociones que asaltan su día a día. y sobre todo. es necesario razonar con ellos continuamente mediante preguntas. Imprescindible. DESARROLLA SU EMPATÍA. Debemos favorecer contínuamente el que puedan expresarse. "¿estás de acuerdo con lo que he dicho?". Para desarrollar una dimensión tan importante como esta. hacerles preguntas. Es habitual que los niños en ocasiones se vean superados por las emociones. . rabietas que les hacen gritar o golpear cosas. como es por ejemplo un examen. la ansiedad… Siempre es adecuado que una buena comunicación con ellos nos permita hablar de estos temas abiertamente.

A medida que los niños se van haciendo mayores van a aparecer más demandas por su parte. de ahí que desde bien pequeños les hayamos enseñado la importancia de pactar. Háblale a tus hijos sobre las emociones: dicha. 4. 7. Indicadores ilustrativos Elementos y ejemplos de la inteligencia emocional 1. 10. enojo. 2. son sin duda imprescindibles para que vayan madurando poco a poco y alcancen una solvencia adecuada para integrarse en la sociedad y ser felices en ella. abierto al diálogo. si les ofrecemos comodidad para que se puedan expresarse y comunicar. "Conócete a ti mismo. 9. y aceptación. tristeza. libros. La familia es un ejemplo de la sociedad y es el mejor campo de aprendizaje. temor. aliento. 3.El hogar y la escuela van a ser esos primeros escenarios donde se va a desarrollar su vida. también lo harán a medida que crezcan y en el resto de contextos. cómodo. Demuéstrale a tus hijos que sus sentimientos son importantes. de dialogar. APERTURA A LA EXPRESIÓN DE EMOCIONES. Demuéstrale a tus hijos respeto. Reconocer las emociones propias. sean placenteras o no. FOMENTAR UN DIÁLOGO DEMOCRÁTICO. y TV. Preséntale a tus hijos dibujos representativos de las emociones principales y nómbrenlas. comprensión. Permite que tus hijos expresen de forma segura sus emociones negativas. El saber comunicarse y el reconocer emociones propias y ajenas. Nosotros podemos darles esa oportunidad… Ingredientes indispensables Principios y ejercicios para la inteligencia emocional 1. Observa y escucha a cada uno de tus hijos con atención plena. 10. Juega al reconocimiento de emociones en personajes de cuentos. Propicia que tus hijos hagan amistades. 8.9. apoyo. 6. que les hace infelices y también felices." . Crea un ambiente familiar comprensivo. Es esencial que podamos facilitar a nuestros hijos la confianza apropiada para que pongan en voz alta aquello que les preocupa. de acordar de modo democrático. etc. Recuerda darle a tus hijos su dosis diaria de Vitamina A: afecto. 5. para practicar la convivencia con compañeros.

para ayudar la comunicación y afirmar la relación. "Me siento estresada. 1. pues "nadie nace sabiendo". Nombrar las emociones. Manejar las emociones sanamente: enseña a tus hijos qué decir y hacer para expresar los sentimientos sin violencia. Ponte en alerta a los errores más comunes que cometemos los adultos al criar y educar niños emocionalmente inteligentes. "¡Sí se puede!" Interferencia e interruptores Barreras y bloqueos a la inteligencia emocional A pesar de tus mejores intenciones. 8." 7.2. anímate y aprende en pos de tus propósitos. y al vino. Tolerar las emociones desagradables. Castigar a los niños por sentir emociones: regañarlos. inevitablemente flaquearás y fallarás al impartir y compartir las lecciones de la inteligencia emocional a tus hijos. Controlar los impulsos: ofrécele a tus niños consejos concretos. "¡Deja ya de hablar de eso. Comunicar las experiencias claramente: aclara la confusión. Mostrar solidaridad ante la adversidad: dile a tus niños que cuenten contigo "en las verdes y en las maduras". tristeza. Menospreciar las emociones de los niños: subestimar el valor y el impacto de sus sentimientos en su vida y relaciones. para que se te olvide!" Inspiración e ideas . o implementar consecuencias punitivas por tener sentimientos negativos o intensos. vino. "Al pan. 10. 5." 4. "Es muy chiquito. Minimizar los problemas de los niños: reducir la importancia de las dificultades y desafíos que se les presentan. "¿Por qué te pones así por esa tontería?" 4. no estoy enojada contigo. temor…" 3. "El que persevera." 2." 9. estrés." 3. alcanza. Enseña a tus hijos a "ponerse en los zapatos del otro". "Cuando me enojo y siento deseos de romper algo. "¡Eso te pasa por enojarte!" 5. criticarlos. Demostrar empatía y compasión: capta los sentimientos y necesidades de otros y ponte en su lugar. llama a las cosas por su nombre. "No le hagas caso cuando llora." 6. o actuar como si no notáramos las manifestaciones de sus emociones. Ignorar los sentimientos de los niños: no tomar en cuenta. Reflejar optimismo: comunícale esperanza a tus hijos. Interrumpir a los niños cuando expresan sus experiencias: desperdiciar oportunidades de ayudarles a entender sus emociones y las situaciones que las precipitan. me retiro para calmarme. propias y de los demás. Persistir ante los contratiempos: ante las dificultades. se le va a pasar el miedo y ni se acordará. "Todos sentimos enojo. A pesar de los pesares. pan.

com/a7400038/desarrolla-la-inteligencia-emocional-de-tu-hijo#ixzz3dRyNXOCu . y la acción. Despierta la Inteligencia Emocional en los Niños (Annie Rehbein de Acevedo) 5. Inteligencia Emocional para Padres (Claudia Sandino) 3. la intención. observación. y la emoción. Elias. Inteligencia Emocional en los Niños (Dr. Como adultos. Daniel Goleman) 2. la comunicación.Recordatorios y recursos Recordemos que desde bebés los niños sienten confusión. estimulación. protección. Cuentos para sentir (Begoña Ibarrola) 2. instrucción. ¡y comprensión! Libros para Adultos 1. frustración. Vegetal como eres (Joost Elffers & Saxton Freymann) http://espanol. Lawrence Shapiro) 4. y desilusión. Tobias y Brian S.babycenter. Así que ofrezcámosles atención. Educar con Inteligencia Emocional (Maurice J. conversación. Steven E. desesperación. es nuestra función y obligación usar la razón. Friedlander) Libros para Niños 1. Inteligencia Emocional (Dr. consolación. Hoy me siento tonta y otros estados de ánimo (Jamie Lee Curtis) 3.