Está en la página 1de 5

3/9/2015

La Vida y el Segundo Principio de la Termodinámica ­ ¿Darwin o DI?

La Vida y el Segundo Principio de la Termodinámica
FELIPE AIZPUN | BIOLOGÍA, FÍSICA | JUNIO 23, 2011

Por Felipe Aizpún
El

segundo

termodinámica

principio
nos

de

enfrenta

la
al

problema de la entropía, es decir, la
medida del orden y el desorden en un
sistema físico dado en el Universo. Nos
dice

este

segundo

principio

que,

suponiendo estados iniciales y finales
de equilibrio, los sistemas físicos saltan
de un estado con un determinado
nivel de orden a un estado menos
ordenado.

La

entropía

es

un

concepto que define el grado de desorden de la materia y la energía de un sistema. La
tendencia de los sistemas de forma natural al aumento de la entropía es un principio ontológico y
se funda en la experiencia; se nos hace presente como una ley que prescribe el carácter
irreversible de determinados procesos. Por ejemplo, define que un cuerpo a una temperatura
determinada sólo puede tomar calor de cuerpos o fuentes de energía a mayor temperatura que
la propia, nunca de cuerpos en su entorno que se encuentren a una temperatura menor.
No es de extrañar que el conocimiento y la observación de los sistemas biológicos haya supuesto,
desde hace mucho tiempo, una inquietud en relación a la observancia del segundo principio por
parte de los sistemas biológicos. Ya en la primera mitad del pasado siglo el físico y premio Nobel
austriaco Erwin Schrödinger escribió un librito célebre y de permanente actualidad titulado “What
is Life” en el que se cuestionaba precisamente (y entre otros temas del máximo interés) la
data:text/html;charset=utf­8,%3Cheader%20style%3D%22margin%3A%200px%3B%20padding%3A%200px%3B%20border%3A%200px%3B%20font­family%3A%20'palatino%20linotype'%2C%20palatino%2C%…

1/5

data:text/html;charset=utf­8. reconociéndose así la validez perenne del principio esencial de la vida (omnis cellula e cellula) consagrado a partir de los experimentos de Pasteur. Pero un organismo vivo. la explicación tradicional para justificar los procesos de la vida se sustenta en el hecho de que los organismos vivos son sistemas abiertos que. La vida se basa en un orden ya existente. Como decíamos. Schrödinger reconoce en su libro que la vida se nos presenta (“seems to be”) como un comportamiento ordenado y determinado de la materia que no se explica únicamente por la tendencia de los sistemas a pasar del orden al desorden como preconiza el segundo principio. nos dice Schrödinger. es básicamente que un ser vivo “hace cosas”. Una materia inanimada sometida a las condiciones de la gravedad. la vida en definitiva procede de la vida. la disminución de su entropía se debe a que no son sistemas cerrados sino abiertos. se comporta de forma no reducible a las leyes físicas que conocemos. con los principios de la termodinámica.%3Cheader%20style%3D%22margin%3A%200px%3B%20padding%3A%200px%3B%20border%3A%200px%3B%20font­family%3A%20'palatino%20linotype'%2C%20palatino%2C%… 2/5 . en cuanto eventos estrictamente naturales. por el contrario. el magnetismo y las fuerzas físico­químicas en general tiende a decaer hasta un estado de máxima entropía o equilibrio termodinámico. Schrödinger formulaba en el libro sus conclusiones en el sentido de que la vida no es ajena ni se opone a las leyes de la termodinámica sino que los sistemas biológicos conservan o amplían su complejidad y su orden interno exportando la entropía que producen sus procesos. Sin embargo. a través de sus procesos metabólicos. es decir. el físico austriaco distingue entre la tendencia inversa a pasar del desorden al orden que sí violaría las leyes de la termodinámica y la tendencia a pasar de unos estados de orden a otros. Lo que caracteriza a la vida. En definitiva. captan materia y energía del entorno. que reciben y transforman energía procedente del exterior. El metabolismo es esencialmente un proceso de intercambio de átomos que permite incrementar la “entropía negativa”. “hace cosas”. que justifica el aumento del orden y la complejidad a lo largo del proceso de desarrollo de los organismos vivos.3/9/2015 La Vida y el Segundo Principio de la Termodinámica ­ ¿Darwin o DI? consistencia de los procesos de la vida.

Su último y muy reciente trabajo sobre este interesante tema se titula “A Second look at the Second Law”. Pero eso sólo es válido como justificación si partimos de la idea de un organismo vivo que procede de otro organismo vivo. ordenadores conectados a impresoras láser? ¿Si desplegamos gráficamente la disposición de esos átomos al final del proceso simulado. no parecen sentirse plenamente satisfechos con este tipo de explicaciones. la cosa se complica. si estudiamos el proceso evolutivo en su conjunto y la emergencia de la vida en un mundo inanimado. centrales nucleares. Ahora me imagino la construcción de una computadora gigantesca que tomara las condiciones iniciales de la Tierra hace cuatro mil millones de años y tratara de simular los efectos que las cuatro fuerzas físicas conocidas podrían producir en cada átomo y en cada partícula subatómica de nuestro planeta. nos decía Schrödinger. Es el caso del matemático de la Universidad de Texas (El Paso. autor de numerosos libros y trabajos. compañías aéreas con aviones supersónicos aparcados en los hangares. se explica porque se trata de un orden a partir de otro orden. varios de ellos dedicados a estudiar el desafío que la vida plantea desde la perspectiva de los principios de la termodinámica. Básicamente Sewell adopta una perspectiva que el discurso tradicional elude hábilmente. una segunda mirada al segundo principio. El siguiente párrafo del artículo de Sewell expresa de forma nítida las incógnitas a las que seguimos enfrentados: “Me imagino visitando la Tierra cuando ésta era joven y retornando a ella ahora. El orden de la vida. aeropuertos. y yo no creo data:text/html;charset=utf­8.3/9/2015 La Vida y el Segundo Principio de la Termodinámica ­ ¿Darwin o DI? Pero algunos autores. encontraríamos que se han formado coches y camiones o que han emergido supercomputadoras? Ciertamente que no. grandes edificios llenos de complicados equipamientos.%3Cheader%20style%3D%22margin%3A%200px%3B%20padding%3A%200px%3B%20border%3A%200px%3B%20font­family%3A%20'palatino%20linotype'%2C%20palatino%2C%… 3/5 . sin embargo. y encontrar autopistas con automóviles. como televisiones teléfonos y computadoras. Sin embargo. USA) Granville Sewell. Si desarrollamos esa simulación ¿anunciaría que las fuerzas básicas de la naturaleza iban a reorganizar las partículas básicas en bibliotecas llenas de enciclopedias científicas y novelas.

siempre que. allá en alguna otra parte del Universo.” El argumento básico que subyace al estudio matemático desarrollado por Sewell en su artículo es que no se puede defender que cualquier aumento de orden se puede justificar simplemente por la aportación de cualquier valor energético a un sistema.3/9/2015 La Vida y el Segundo Principio de la Termodinámica ­ ¿Darwin o DI? que añadir la luz del sol al modelo ayudaría demasiado. en la estancia contigua se destruyeran un par de ordenadores similares. piezas de data:text/html;charset=utf­8. nos dice Sewell. Sewell protesta enérgicamente contra este tipo de planteamientos. específicamente. por el físico ruso Isaac Asimov. Si encontráramos evidencia de que ADN.%3Cheader%20style%3D%22margin%3A%200px%3B%20padding%3A%200px%3B%20border%3A%200px%3B%20font­family%3A%20'palatino%20linotype'%2C%20palatino%2C%… 4/5 . Sewell explica de forma rigurosa que cualquier aumento de energía no puede justificarlo todo. La ocurrencia de un evento de altísima improbabilidad no puede justificarse por la ocurrencia de otros eventos “compensatorios” en otro lugar próximo o distante en términos de entropía cuantificada. entre otros. compensa la improbabilidad natural de dicho evento. Este argumento fue popularizado. no porque las leyes de la probabilidad se suspenden al abrir la puerta. La aparición de la vida y el aumento de orden y complejidad especificada que lleva consigo todo el proceso de evolución de las formas vivas en nuestro planeta se ha pretendido justificar suficientemente alegando que la recepción de la energía solar convierte a nuestro planeta en un sistema abierto y que por lo tanto. dejando la puerta abierta. Es como si justificáramos la posibilidad de que un ordenador pueda conformarse de manera espontánea como un sistema ordenado de átomos. para quien la disminución de la entropía en los sistemas biológicos ocurridos en el proceso de desarrollo de las formas vivas es perfectamente justificable en la medida en que fuera del sistema. sólo puede ser explicado si en el sistema entra algo que. Un evento improbable. en un sistema abierto. se habría producido un aumento de entropía equivalente o bastante para compensarlo. sino simplemente porque el orden puede entrar en el sistema al quedar la puerta abierta. En el siguiente párrafo lo expresa con absoluta claridad: “El orden puede aumentar en un sistema abierto. cualquier cosa es posible.

El artículo de Sewell se ha hecho especialmente famoso en los pasados días. data:text/html;charset=utf­8. coches. Pero eso será motivo de un próximo comentario. la aparición de humanos.%3Cheader%20style%3D%22margin%3A%200px%3B%20padding%3A%200px%3B%20border%3A%200px%3B%20font­family%3A%20'palatino%20linotype'%2C%20palatino%2C%… 5/5 .3/9/2015 La Vida y el Segundo Principio de la Termodinámica ­ ¿Darwin o DI? automóviles. podría explicarse sin postular una violación del segundo principio. entonces quizás. chips de computadores o libros entraron en la atmósfera de la Tierra en un momento dado del pasado. desafortunadamente. Pero si todo lo que vemos que ha entrado es radiación y fragmentos de meteoritos está claro que todo lo que está atravesando las fronteras del sistema no puede explicar el incremento de orden aquí observado”. en concreto por la censura impuesta por la presión ejercida desde las filas del lobby darwinista. por los incidentes que han rodeado a su publicación. computadoras y enciclopedias en un planeta previamente desierto.