Está en la página 1de 18

Presentación

Para continuar con las reflexiones iniciadas en números


anteriores de la Revista Discursos y Ponencias, ponemos
a consideración del público este número que titulamos “El
Papel del Estado en la Economía”, como resultado de la
ponencia presentada por el Ciudadano Vicepresidente del
Estado Plurinacional, Álvaro García Linera, en el Semina-
rio: “Organización Económica en la nueva Constitución
Política del Estado”, realizado por el Viceministerio de
Presupuesto y Contaduría del Ministerio de Economía y
Finanzas Públicas, el 20 de enero de este año, días antes de
la histórica aprobación del nuevo texto constitucional, cuya
aplicación presenta grandes desafíos que nos competen no
sólo a los actores políticos directos sino a las instituciones
estatales, organizaciones sociales y al sector académico.

En “El papel del Estado en la Economía”, el Vicepresidente


pone a discusión la diversidad de lógicas de producción y
acumulación que tiene nuestro país, donde se combinan,
por una parte, una economía moderna, formal y capitalista,
y por otra, una economía simple de mercado, informal, no
capitalista, que abarca desde actividades laborales urbanas
hasta las agrarias y comunitarias. Esa complejidad econó-
mica es la que nos permitirá avanzar hacia una economía
plural, una nueva estructura productiva plural articulada
para construir una modernidad y horizonte propios.

¿Quién asumirá el rol de locomotora de la economía para


hacerla próspera y pujante, pero sobre todo con igualdad
y equidad? ¿Será la burguesía empresarial, la inversión ex-
tranjera o la voluntad nacional popular general sintetizada
en el Estado? ¿Cuál de ellas asumirá la tarea de desarrollar
nuestra economía y construir progreso?

Invitamos al lector a reflexionar sobre éstas y otras inte-


rrogantes que la lectura de la presente publicación nos
plantea.

Héctor Ramírez Santiesteban


SECRETARIO GENERAL
VICEPRESIDENCIA DEL ESTADO PLURINACIONAL
PRESIDENCIA DEL H. CONGRESO NACIONAL
El papel del Estado en el Modelo Nacional Productivo

Ponencia presentada por el ciudadano


Vicepresidente del Estado Plurinacional Álvaro García Linera
Seminario “Organización Económica en la Nueva Constitución Política del Estado”
organizado por el Viceministerio de Presupuesto y Contaduría del Ministe-
rio de Economía y Finanzas Públicas, en el auditorio del Banco Central de
Bolivia
La Paz, enero 20 de 2009
El papel que el Estado desempeñará en la del Estado en la economía por la del mercado.
economía se define a partir de distintas apre- Apelaron a reflexiones recicladas para traer un
ciaciones y consideraciones. Sin embargo, un poco a Smith y a uno que otro economista para
posicionamiento serio respecto de este tema decir que el mejor regulador de la economía y
tiene que tomar en cuenta fundamentalmente el mejor organizador de las potencialidades
dos variables que serán la base para definir a productivas de una sociedad era el mercado.
dónde se quiere llegar. La primera variable es
la característica de la sociedad hoy o en el mo- Otra premisa falsa consistía en creer que Bo-
mento en que se vaya a tomar la decisión; y la livia tenía un mercado, cuando la realidad es
segunda, las potencialidades, fortalezas, fuer- que buena parte de la economía boliviana no
zas productivas técnicas y sociales que posee se mueve bajo los circuitos reales y formales
la sociedad. Puede haber otro tipo de criterios del mercado. Hay una parte de la economía
de carácter político o social, sin embargo, con- boliviana que lleva adelante sus actividades e
sideramos que estos son los elementos funda- intercambia sus productos por vía del merca-
mentales en un debate responsable para hacer do, pero hay otra parte grande de nuestra eco-
esta definición. nomía que se mueve bajo otros circuitos semi
mercantiles o paramercantiles, fundamental-
mente la economía agraria en tierras altas y en
El fracaso del capitalismo de Estado y del parte de los valles, y la economía doméstica
neoliberalismo familiar. Entonces, se hablaba de la existencia
de un mercado en una sociedad en que éste
En los años 80 y 90, se asumió una especie de es apenas un objetivo a futuro y no una reali-
credo sólo para países pobres, ningún país dad plenamente palpable, el mercado real en
rico lo había practicado, un credo para “bobos el mapa territorial de Bolivia son apenas man-
intelectuales” porque cualquier economista chas urbanas y en ellas existen incluso otras
sensato sabía que era una locura. Consistía en manchas internas donde no se cumple la tota-
que el Estado debía apartarse formalmente de lidad de las reglas del mercado.
la actividad económica para dar paso a la ini-
ciativa privada; en los hechos, ése fue el dis- Otra de las premisas falsas fundamentaba que
curso que se difundió en la academia, en las el hecho de sustituir al Estado por la iniciati-
instituciones, en los medios de comunicación, va privada en la economía, mejoraría el ren-
en foros, etc. Este debate partía de premisas dimiento y las capacidades productivas, y op-
falsas que escondían un interés oscuro, la pri- timizaría las potencialidades de la sociedad.
mera de ellas partía de sustituir la presencia Lo que se hizo, en los hechos, fue dualizar

7
la economía, es decir, una economía moder- na, no reconocida, donde está el 70 por ciento
na, vinculada a mercados externos con reno- de la fuerza laboral y la predominancia de las
vación tecnológica, formación de su capital actividades económicas de los bolivianos. El
humano aceptable, y una economía llamada papel del Estado fue reducido pero no a no
“informal”, no regulada, no cuantificada, no hacer nada, sino a transferir recursos públicos
apoyada, que además es la inmensa mayoría al sector privado, en algunos casos a través de
del espacio económico donde los bolivianos compras tramposas, en otros a través de frau-
desenvuelven sus actividades productivas des, como la quiebra de los bancos que fue
y reproductivas. En realidad, el objetivo de asumida por el sector público.
fondo, el interés oscuro, era la transferencia
de monopolios estatales públicos a monopo- Se argumentaba que este modelo de un Esta-
lios privados. do que se retraía y que transfería lo público
hacia lo privado generaría una locomotora
Entonces, en el caso del gas y petróleo, teleco- económica que nos iba a permitir superar los
municaciones, ferrocarriles, electricidad, etc., errores de la etapa del capitalismo de Estado
las grandes reservas del Estado, sus grandes de los años 50 a los 70. Los resultados en tér-
inversiones y grandes conocimientos acu- minos macroeconómicos fueron deprimentes;
mulados durante 40 años (no solamente los en los mejores momentos del capitalismo de
activos de las empresas sino sus conocimien- Estado, el crecimiento llegaba a cerca del 5 por
tos impalpables pero decisivos para un buen ciento, de 1965 a 1985, aunque el promedio de
desempeño económico) fueron transferidos al toda la etapa fue de 3 por ciento. El neolibera-
monopolio privado, muchos de ellos, gratuita- lismo mantuvo esa misma tasa de crecimiento,
mente. Si Bolivia fue estafada en alguna época, además de las reservas internacionales estan-
fue en los años 80 y 90, ésa fue “la estafa del cadas, su déficit fiscal permanente y crónico,
siglo”. Todos conocemos los resultados, por las exportaciones con una barrera que no per-
ejemplo, en términos de crecimiento fueron mitía pasar de los mil millones de dólares que
pobrísimos, 3 por ciento en todo este periodo se arrastró desde los años 70 y que se mantuvo
de construcción de monopolios privados con hasta fines de los 90. En términos de ingresos
recursos públicos. Además, la inversión ex- promedio por persona, los ingresos en el año
tranjera en nuestro país no introdujo ninguna 2000 seguían siendo similares a los de la déca-
otra actividad nueva que no sea montarse so- da de los 70.
bre los saberes, conocimientos y perspectivas
de la empresa estatal. Evidentemente, el capitalismo de Estado había
marcado la estructura de la economía, pero al
Premisas falsas, intereses oscuros, la estafa, la finalizar los tiempos de su impulso, terminan-
expropiación de recursos públicos por la “ini- do la década del 70 y a principios de los 80, éste
ciativa” privada. Atrás quedó la transferencia había mostrado debilidades, entre ellas: alta
de tecnología, la generación de 500 mil em- corrupción interna en la administración públi-
pleos que nos ofrecieron en campaña electoral ca, subvención de pérdidas, falta de incentivo
los candidatos de entonces, atrás quedó tam- a la renovación tecnológica, sustitución de efi-
bién esa globalización expansiva que por la ciencia por la administración y la subvención
abundancia de recursos iba a hacer “gotear” estatal, falta de exploración o de renovación o
éstos hasta a los más pobres. En realidad, lo capacitación del personal. Entonces, se pensó
que quedó fue una economía dualizada entre superar los límites del capitalismo de Estado
una parte moderna tomada en cuenta con cré- con el influjo de la inversión externa y de los
ditos, apoyo y mercado, y una parte no moder- procesos de privatización.

8
En el caso del neoliberalismo, se partía de la e irradiaron, se modernizaron internamente
creencia que la inversión extranjera era la lo- y la sociedad no necesariamente se escindió
comotora, que el ingreso de inversión traería entre obreros y capitalistas, como era la ilu-
generación de riqueza que iba a derramarse sión especialmente del ciclo del capitalismo
hacia los sectores más pobres. En el caso del de Estado.
capitalismo de Estado, se pensaba que la mo-
dernización de la economía sería tan expan- Frente al fracaso del capitalismo de Estado y
siva que con el tiempo el sector premoderno del neoliberalismo, nos volvemos a plantear
desaparecería y que todos se iban a convertir como generación, como académicos, como in-
en obreros o empresarios. En ambos modelos telectuales, políticos o dirigentes sociales, ha-
se vivía de la misma ilusión. En el estatista: cia dónde vamos, cuál es el rumbo ahora de la
que el Estado, como locomotora de la eco- economía; si falló el ciclo del capitalismo de
nomía, capitalizaría absolutamente todas las Estado, si falló el ciclo del neoliberalismo, cuál
actividades urbanas y rurales, y escindiría es entonces la ruta de la sociedad boliviana,
la sociedad entre millones de obreros y unos y ahí comenzó un debate entorno a la gene-
cuantos empresarios, es decir, la economía ración de riqueza y el papel del Estado. Hoy
moderna. Los neoliberales con la ilusión, más el país, a través del debate intelectual, de de-
trágica todavía, ya que solamente contaban cisiones gubernamentales, de ofertas políticas
los que pertenecían al sector moderno de la y de construcciones claras, ha comenzado a
economía y el resto era objeto no de políticas construir una nueva ruta que no requiere mu-
económicas sino de políticas sociales, había cha ciencia ni mucho misterio para hallar su
que darles algunos “remedios sociales” para justificativo lógico.
que no estorbaran porque eran una parte no
necesaria e inconveniente de la economía.
Una economía boliviana diversa
Mientras algunos pensaban que la economía
premoderna, agraria y urbana, se iba a extin- Inicialmente, una constatación de hecho, es
guir, otros consideraban que no había porque que nuestro país tiene una economía muy di-
tomarla en cuenta y que simplemente había versa en términos de sus estructuras organi-
que darles algunos paliativos sociales. En am- zativas internas, de sus lógicas de producción
bos casos, los economistas creían que el sec- y de acumulación. Está la parte moderna de
tor no moderno de la economía, el sector no nuestra sociedad, capitalista, tecnificada, vin-
capitalista, ese sector de subsunción formal culada a mercados externos, que es un sector
del trabajo al capital (utilizando las catego- importante, tanto estatal como privado, y en
rías renovadas de Marx que ahora se vuelven expansión, evidentemente. En una investiga-
a poner vigentes para estudiar la crisis del ción del mundo obrero en Bolivia, pudimos
capitalismo planetario) no había que tomarlo demostrar que hay una relación interesante
en cuenta. de articulación de estructuras no capitalistas
de trabajo, hacia estructuras estrictamente
Y entonces, tanto en el capitalismo de Estado, capitalistas de producción. Entonces, al lado
como en el neoliberalismo, se vivió una espe- de esa parte moderna de la sociedad, con ella
cie de ilusión colectiva, se esperaba que la pre misma, existe ese otro sector con diversos ma-
modernidad desapareciera, que se extinguie- tices, unos le llaman informal, que es simple-
ra y evolucionara hacia formas modernas. El mente una categoría que juega el papel de saco
resultado fue todo lo contrario, estas formas hegeliano donde “todos los gatos se vuelven
no modernas de la economía se expandieron pardos”, pero en el fondo la informalidad es

9
una estructura muy compleja de actividades de la modernidad, en verdad, la modernidad
laborales; permítanme mencionar simplemen- capitalista resulta ser el resquicio de un com-
te la actividad urbana artesanal con fuertes plejo mar de actividades mercantiles, semi
vínculos hacia el mercado interno, fundamen- mercantiles, capitalistas, semi capitalistas, co-
talmente, y a veces hacia el mercado externo munales, campesinas y de caza y recolección.
pero que combina internamente relaciones Usando otra vez a Marx, en Bolivia predomi-
domésticas de padrinazgo y de compadrazgo na la subsunción formal por encima de la real;
con la relación obrera patronal. Son relaciones territorialmente, lo que hay en Bolivia es sub-
mercantiles camufladas a partir de relaciones sunción formal del trabajo al capital mercantil
de fidelidad y de cercanía parental, en los que y comercial, y solamente en pequeños núcleos
también se da explotación del trabajo. y lunares hay subsunción real del trabajo, del
conocimiento y de la asociación, a las estruc-
Está también la actividad mercantil simple, turas técnicas de la acumulación del capital.
como la define El Capital de Carlos Marx, don-
de no existen grandes procesos de acumula-
ción ni se da la economía de escala y cuando Burguesía rentista e intermediaria
se comienza a expandir, inmediatamente se
parte entre otros familiares, para desconcen- Ésa es la realidad de Bolivia y esa realidad,
trar actividades y disminuir los riesgos de las entonces, establece un tipo de presencia es-
fluctuaciones cambiantes del mercado interno tructural y un tipo de burguesía pequeña en
y de algunos mercados cercanos, Brasil, fun- el sentido estricto, vinculada a estos sectores
damentalmente, Chile y en parte Perú. modernos que ya son pequeños, pero ade-
más más pequeña porque su vieja generación
Luego tenemos en Bolivia, la economía cam- optó, no únicamente pero fundamentalmente,
pesina, igualmente agraria, mercantil simple, por una actitud de intermediación o de rentis-
además tenemos trazos, fragmentos, pedazos mo. Ayer se quejaba el señor Gabriel Dabdoub
de economía comunitaria, ambas vinculadas (Presidente de la Confederación de Empresa-
al mercado en términos de reproducción de rios Privados de Bolivia CEPB) de las afirma-
necesidades básicas pero que luego una bue- ciones que hice en ese sentido, pero ésa es la
na parte de sus actividades laborales circula a realidad. Cuando uno se fija en el empresa-
partir de otro tipo de circuitos de intercambios riado paceño, cochabambino o cruceño, una
no mercantiles o semi mercantiles. Y, al final, parte de él ha preferido ser intermediaria, es
queda un pedazo muy estrecho o pequeño, de decir, ofrecer servicios de compra y venta de
economía de caza y recolección en algunos lu- cosas a los inversionistas. Fíjense en la agricul-
gares de nuestro territorio. tura, los principales productores de soya en
Santa Cruz son pequeños productores cam-
La economía boliviana es una diversidad pesinos, esa economía semi mercantilizada
compleja de actividades económicas moder- de la que hemos hablado, y si son medianas o
nas, pre modernas, no modernas, mercanti- grandes propiedades, los productores son co-
les, semi mercantiles y comunitarias. En este lombianos, peruanos japoneses o brasileños.
complicado sistema de actividades, está el 70 Pero quienes les traen los productos, hacen
por ciento de la fuerza laboral urbana y por el comercio, les proveen de insumos, venden
lo menos el 90 por ciento de la fuerza laboral esos productos o recopilan la producción del
rural que todavía concentra aproximadamen- pequeño campesino, son familias de la bur-
te al 36 por ciento del total de los bolivianos. guesía local regional. Es una burguesía que
Estamos hablando nuevamente de resquicios ha optado más por la intermediación que por

10
el liderazgo productivo, con excepciones evi- nueva burguesía, digámoslo así, emergente,
dentemente, en toda Bolivia encontraremos de actividades productivas artesanales y mi-
muy pocos empresarios productivos. croempresariales vinculadas a mercados in-
ternos más grandes o mercados externos.
En otros casos, los empresarios han optado
por el rentismo, no del que nos habla Rober-
to Laserna* que no es el concepto real, por- El sector mayoritario de la sociedad
que rentismo es la propensión de las clases
sociales a vivir de una actividad económica Pero luego tenemos un sector productivo labo-
derivada de su propiedad, es decir, tener una ral, económico, pequeño campesino, comuni-
hacienda, alquilarla al mediano o gran pro- tario, artesanal, pequeño productor, fragmen-
ductor brasileño, por ejemplo, y recibir un tado y con niveles reducidos de acumulación
pago por eso, ése es el rentismo; o tener una interna y de asalariamiento interno de sus ac-
concesión de bosques, alquilarla a una em- tividades laborales. El 70 por ciento de las per-
presa extranjera y vivir de ese alquiler. Una sonas ocupadas en Bolivia, está en ese sector.
buena parte de la burguesía boliviana vincu-
lada al agro o a las riquezas naturales es fun- Vistas así las cosas, no solamente tenemos
damentalmente rentista. una complejidad que la hemos llamado en la
nueva Constitución Política del Estado (CPE),
Entonces, tenemos que en la parte moderna Economía plural, que no es la economía mix-
de la economía ya pequeña, la presencia em- ta, de dos, es una economía compuesta por
presarial de la burguesía se restringe más aún muchas otras variables más, por eso es plural,
porque se dedica a actividades de mediación muchas estructuras laborales, semi articula-
o actividades de renta de la tierra y otra, más das y semi sobrepuestas. Con un liderazgo
pequeña aún, se dedica a la actividad estricta- económico muy pequeño, con una burguesía
mente productiva agroindustrial o maderera. intermediaria también muy pequeña, con sec-
Ésa es una primera característica. tores empresariales emergentes pero todavía
fragmentados y sin la capacidad de articular
proyectos totalizantes de sociedad. Estos sec-
Nuevo tipo de burguesía boliviana tores no le piden nada al Estado pero tampo-
co asumen su conducción, entonces, quién
En el sector que rodea este ámbito medio, hay puede asumir el liderazgo de la economía,
la emergencia de un nuevo tipo de empresa- qué queda, si el liderazgo de la economía, si
riado de origen, digámoslo así, más popular, la construcción de un horizonte de moderni-
reciente, de los últimos treinta años, que emer- zación, de generación de riqueza, de distri-
ge con otra mentalidad, más austera, más clá- bución, no lo pueden asumir estos sectores
sica en el sentido weberiano del término, más pequeños de la burguesía local, rentista, inter-
ahorradora, no exhibe su dinero en gigantes- mediaria, comercial y débilmente productiva.
cas mansiones ni se va a Miami cada fin de se- ¿Quién lo puede hacer? ¿Las estructuras semi
mana, ahorra y ahorra, y sigue comiendo con modernas?, en parte sí y en parte no. En par-
la modestia de cuando surgió de la clase po- te sí, porque ocupan un buen segmento de la
pular, vive en el mismo cuartito y en el mismo territorialidad productiva de nuestro país; en
hacinamiento de hace veinte años, pero tiene parte no porque sus miradas están centradas
más dinero que todos los otros juntos. Hay esa absolutamente en lo local y en lo inmediato,
no articulan el proceso total de la producción,
* Laserna, Roberto, Gordillo, José M., Komadina, Jorge. La aunque sí tienen un potencial.
Trampa del rentismo. Fundación Milenio, La Paz, 1996.

11
La inversión extranjera ruinas, empobrecida, porque el empresario
que invirtió aquí un dólar, por lo menos cada
Queda, entonces, o la inversión extranjera o el año, se llevó veinte por el dólar que invirtió,
Estado. Entre los años 80 y 90 se intentó que dejando nada más que depredación en el me-
la inversión extranjera se encargara de la mo- dio ambiente, algunos puestos de trabajo pe-
dernidad, les entregamos saberes, tecnología, queños para pocos profesionales bolivianos,
medios de producción, dinero, les entregamos mucha propaganda y muchos banquetes con
el país entero y el resultado es poco menos las roscas y logias regionales y locales de cada
que catastrófico. Y no es que la inversión ex- departamento. En eso quedó todo lo que hizo
tranjera directa sea mala, al contrario, la inver- la inversión extranjera directa en términos de
sión extranjera directa ha hecho lo que tiene desarrollo interno de la economía nacional.
que hacer cualquier inversionista extranjero
inteligente: meter un poco de capital para sa- Pero la idea no es que la inversión extranjera
car más y llevárselo lo más pronto posible. El desaparezca en nuestro país, tiene que ha-
gran fraude de Sánchez de Lozada, entre los ber y existe, estamos recuperando una fuerte
muchos que tiene acumulados, es haberle en- presencia de esta inversión. El Presidente Evo
tregado al inversionista extranjero la decisión Morales y el ministro de Economía y Finan-
de construir una nación, de construir mercado zas Luis Arce estuvieron revisando los datos
o de construir desarrollo nacional. Al inversio- de este año y hay sorpresas sobre la presen-
nista extranjero no le importa el desarrollo na- cia de esta inversión, pero no puede volver a
cional, él tiene que responder a sus accionistas ocupar nunca más el liderazgo de la econo-
al finalizar el año acerca de cuánta ganancia mía nacional, el papel de constructor de mer-
obtuvo con lo que invirtió, no tiene que rendir cado, de economía o de progreso nacional, no
cuentas de la construcción de hospitales, de la es su función ni su tarea, ellos no vienen a
transformación de la economía campesina o eso. Descartada la burguesía local pequeñísi-
de la creación de mercados para los pequeños ma, rentista e intermediaria y descartada la
artesanos, eso no le importa al accionista que inversión extranjera, queda la voluntad na-
quiere, al final del año, solamente su ganancia cional popular general, es decir, lo que llama-
y cómo la obtendrá, es problema del director. mos Estado.

Entonces, no se puede construir país o eco-


nomía nacional, todavía en una sociedad tan El Estado plurinacional como constructor de
complicada, entregándole a un inversionista país, mercado y progreso nacional
extranjero el papel que lo tiene que asumir la
propia sociedad y sus propios líderes econó- Alguien tiene que construir modernidad en el
micos. Perdimos veinte años bajo la ilusión de país, si no lo va a hacer la inversión extranjera
que iba a ser el capital externo el que crearía porque produce riqueza y la externaliza, si no
una economía nacional próspera, pujante, con lo puede hacer el empresariado boliviano por-
igualdad y equidad, cuando eso no lo hizo en que no tiene la potencia ni la fuerza de acu-
ningún país del mundo ni lo hará. mulación interna capaz de generar un núcleo
que atraiga actividades económicas, y anda
Ése es un papel colectivo que les toca a otros preocupado más de sus vacaciones en Miami
actores, no a la inversión extranjera y lo com- y de su casa en París, es decir, del uso dispen-
probamos dramáticamente. Cuando revisa- dioso del excedente económico y no del uso
mos los datos del cierre del ciclo neoliberal industrioso de éste, tiene que ser el núcleo es-
en el año 2005, encontramos una economía en tatal quien se encargue de esto.

12
Pero qué es el núcleo estatal, porque el Estado riales, al interior del Estado, el núcleo dirigen-
no es solamente una máquina, sino una sín- te, “el hegemón”, digámoslo así, articulador
tesis colectiva de la sociedad con liderazgo del resto de las fracciones sociales, se ubica en
interno que utiliza sus mecanismos —los mo- esta alianza entre núcleos de clase media inte-
nopolios coercitivos, tributarios y propieta- lectual con núcleos de los pequeños produc-
rios— para cierto tipo de iniciativas, es decir, tores urbanos rurales mercantilizados y semi
el Estado también es un pedazo de la socie- mercantilizados.
dad, jerarquizado internamente y con capaci-
dad de decisión. Comenté alguna vez que si El núcleo dirigente del Estado en el periodo
algo resume al Estado es la realización hege- de los años 80 a 2005, lo conformaban los in-
liana de la idea, en el Estado la idea deviene versionistas privados extranjeros con el capi-
en materia y no la materia en idea, es Hegel tal minero, financiero y agroindustrial, vincu-
realizado, si algo diferencia al Estado de la lados a mercados externos. Antes estaba un
universidad, de la academia, de una ONG o núcleo intelectual también de clase media,
de un sindicato es que en el Estado la idea de- vinculado en momentos a la burguesía local
viene en materia, tiene ese poder simbólico, y en otros momentos vinculado a los orga-
real y material, y ahí están los recursos, los nismos de cooperación internacional, pero no
financiamientos y la burocracia para hacer había una presencia de lo nacional popular en
cumplir y materializar la idea. la propia conducción y construcción de hori-
zonte estatal.
Pero quién es el que produce las ideas, qué sec-
tores sociales serán los que tengan que hacerlo. Cómo es que al interior de este nuevo bloque
Cuando ahora se propugna que sea el Estado dirigente del Estado se visualiza el porvenir.
quien conduzca la economía, se está hablando Ya lo dijimos, primero un análisis de lo que
de que hay un núcleo social unificado en su tenemos: una economía moderna débil, una
interior que ha asumido el papel de creador economía pre moderna, semi moderna y co-
del horizonte colectivo y que está haciendo el munitaria campesina grande; ausencia de
papel de intelectual práctico colectivo. una burguesía emprendedora y pujante, un
contexto internacional complejo, con una eco-
Se requeriría otra reflexión sobre una sociolo- nomía profundamente interconectada de la
gía del Estado para ver cómo está la compo- cual no se puede uno salir y con la cual uno
sición interna de las fuerzas sociales al inte- tiene que convivir; una formación de la fuer-
rior de los órganos de decisión, pero al menos za de trabajo limitada (si bien ha resistido a
está claro, se lo puede ver cotidianamente por procesos de formación y de educación esta-
las iniciativas, que en el actual núcleo estatal, tal cada vez más expansivos desde hace más
hubo una sustitución de liderazgos que lleva- de 50 años, la colegiatura y gradualmente el
ron adelante una modificación de los horizon- bachillerato tienden a expandirse en cifras
tes del Estado. Estaríamos hablando de una parecidas a sociedades en vías de desarrollo,
interesante alianza entre la intelectualidad de la formación y la especialización de la fuerza
la clase media boliviana, un pedazo al menos laboral tiene demasiados límites en términos
de ella, con los sectores urbanos rurales peque- de su especialización y de su formación aca-
ños productivos. En el núcleo creador de polí- démica universitaria); un parque tecnológico
ticas del Estado, se dio esta especie de fusión que va desde el arado egipcio que usan en las
o articulación clasista del bloque dirigente de comunidades, hasta el Internet. Y en el caso de
la sociedad. Si bien está presente también el minería, un poco en la agroindustria y en tele-
resto de sectores sociales, laborales, empresa- comunicaciones, algo de tecnología de punta.

13
Cinco siglos de tecnología, de estructuras la- cesos económicos y de vinculación a los mer-
borales, de estructuras organizativas, están en cados externos igualmente restringida.
el país, coexistiendo en un mismo escenario
temporal y territorial, a eso llamamos econo-
mía compleja. Tareas del liderazgo económico frente a la
economía plural
Si ésa es la realidad del país, hay cosas que
son imposibles siquiera de pensar, la prime- Éstas son algunas de las virtudes y de las li-
ra, esperar que la inversión extranjera se en- mitaciones que están presentes en este blo-
cargue del liderazgo; tampoco esperar que que gigante de economía no moderna, semi
la burguesía local lo haga, pues como ya di- mercantil, comunitaria, campesina. Si ésta es
jimos, no tiene la suficiente fuerza económica la realidad, este liderazgo estatal debe tener
ni el poderío intelectual; tampoco creer que la una mirada realista de los fenómenos econó-
economía tradicional desaparecerá con un par micos y de las potencialidades del país, y eso
de años de políticas económicas, la ilusión del significa tener presencia en el núcleo moder-
capitalismo de Estado de obrerizar a todos o no donde se dan los fundamentales procesos
de capitalizarlos fue un fracaso. Las genera- de acumulación de capital, de riqueza, para
ciones de la Guerra del Chaco y la de la Revo- no ceder el liderazgo a la inversión extranje-
lución de 1952 se equivocaron. Vamos a tener ra que únicamente se dedicará a externalizar
los recursos. Pero además, significa tener pre-
economía comunitaria informal, artesanal,
sencia en el sector petrolífero, porque Bolivia
pequeños propietarios, pequeños producto-
está viviendo y va a vivir de este sector, pese a
res por décadas, quizás por siglos.
estas fluctuaciones terribles del precio. El gas,
el petróleo y sus derivados industriales repre-
Entonces, tenemos que imaginar una moder-
sentan la cuarta generación más importante
nidad boliviana a partir de las comunidades,
de reproducción del excedente económico del
de los artesanos, de la pequeña actividad em-
país, primero fue la plata, luego la quina y la
presarial y microempresarial, y de la moder- goma y luego el estaño.
nidad globalizada. Cómo construimos una
modernidad propia a partir de lo que tene- Con cada uno de los tres precedentes, Bolivia
mos, sin tener la “política del avestruz” de los generó ingentes cantidades de excedente eco-
neoliberales o las limitaciones intelectuales de nómico y en las tres oportunidades éste, se fue
los nacionalistas revolucionarios que pensa- para afuera, generó bolivianos ricos que vi-
ban que era cuestión de invertir un poco más vían muy bien en París o en Londres y venían
en empresas del Estado para que los bolivia- de vacación a alguna estancia o hacienda en el
nos se conviertan en obreros. país. Bolivia está viviendo y vivirá del gas y
del petróleo, pese a las fluctuaciones del pre-
Tenemos un buen trecho de economías com- cio (cuando nosotros asumimos el gobierno en
plejas, plurales, que estarán con nosotros, 2006, el petróleo estaba entre 35 y 38 dólares y
sus potencias son: el trabajo asociado, la ca- ya se hablaba del petróleo y del gas como los
pacidad de articular saberes, conocimientos, recursos naturales que potenciarían la econo-
esfuerzos, de redes familiares, vecinales, de mía del país, hemos llegado hasta 140 dólares,
compadrazgo, de paisanaje, que se convierten luego el precio bajó a 37, algunos dicen que se
en una fuerza productiva. Sus limitaciones: estabilizará, en 60 ó 50 dólares, habrá que ver).
tecnología de bajo rendimiento, formación Hoy, el 50 por ciento de nuestras exportaciones
laboral restringida, conocimiento de los pro- es de gas y petróleo y lo seguirá siendo en los

14
siguientes años. Con todo, viviremos una eco- Junto al Presidente, revisábamos los datos que
nomía fuertemente vinculada a los mercados nos da Noel Aguirre, el ministro de Planifica-
externos. En el momento en que pasemos a ción del Desarrollo, que demuestran que en el
etapas de industrialización, las exportaciones año 2005, el Estado recibía por gas y petróleo
de los derivados del gas y del petróleo fácil- cerca de 850 millones de dólares, por toda la
mente llegarán a un 60 ó 70 por ciento, a partir cadena, más mercado interno; en el año 2008
de los siguientes cinco años para adelante. lo que el país recibe son 2.650 millones de
dólares. A partir de la modificación que hizo
Entonces, si éste es el excedente económico nuestro gobierno con la Nacionalización, de la
del siglo XXI para los bolivianos, no el único, relación de cuánto excedente queda en el país
pero el principal, no cabe duda que el Estado y cuánto se va hacia fuera, pasamos de 850 a
tiene que estar ahí, no exclusivamente, pero más del triple.
sí prioritariamente para controlar que el exce-
dente económico, esas ganancias resultantes
de la utilización, industrialización y venta de Múltiples rutas de modernidad
gas y petróleo, sean reinyectadas a la econo-
mía, que no se conviertan en burocracia del Ahora bien, controlar el excedente significa
Estado ni en mansiones de nuevos ricos, sino ampliar la base industriosa del país, es lo que
en nuevas industrias, nuevas empresas, nue- el Presidente Morales ha venido mencionando
vas fuentes laborales, seguridad social, aten- de vez en cuando, especialmente cuando habla
ción social, es decir, en sacar a los bolivianos de las hidroeléctricas, del litio, del Mutún, es
de la pobreza. decir, controlar el excedente del mundo indus-
trializado y moderno para reinvertirlo en su
Lo virtuoso de este momento es que Bolivia propia base. La utilización también del exce-
debate el modelo económico como sociedad dente económico que el Estado produce y con-
hacia futuro, no en momentos de derrumbe del trola para impulsar procesos de industrializa-
ciclo económico, eso le sucedió a la izquierda ción propios de este otro mundo no capitalista,
en los años 70, que se puso a debatir sobre mo- no empresarial en el sentido estricto del térmi-
delo económico cuando se derrumbaba el ciclo no, la economía artesanal, la urbana familiar,
del estaño, o a los nacionalistas que tomaron el la campesina y la comunitaria. Lo que tiene
poder en 1952 cuando el ciclo de los precios y que hacer el Estado, y lo estamos haciendo, es
del poder del estaño en la economía mundial transferir excedente económico de lo moderno
ya iba de caída, les tocó administrar las miga- a lo no moderno, de lo capitalista industrial a
jas que los varones del estaño habían dejado. lo semi capitalista o a lo semi mercantil; trans-
Si el pueblo hubiera dejado un tiempo más a ferencia de excedentes bajo la forma de crédi-
Sánchez de Lozada a cargo del Estado, tengan tos, de tecnología o de insumos, para impulsar
la seguridad de que se hubiera encargado de procesos de modernización interna.
depredar todo lo que había en el país para de-
jar a las siguientes generaciones simplemen- ¿Es una locura imaginar varias rutas de mo-
te las sobras. Hoy, gracias al pueblo que a su dernidad económica y productiva?, creo que
modo tuvo una especie de lucidez histórica no. Le comenté al ministro de Hacienda sobre
económica, esta transformación del Estado y un libro muy interesante del profesor Giovanni
de los liderazgos clasistas de la sociedad está Arrighi que titula Adam Smith en Pekín, es una
frente al arranque del ciclo de este nuevo uso reflexión sobre el modelo chino de desarrollo
del fundamental excedente económico de Bo- económico, en verdad más que chino, asiático.
livia para los siguientes treinta años. Este libro tiene un par de conceptos que me lla-

15
maron la atención, diferencia el concepto de re- modernidad. En otras palabras, Bolivia tiene
volución industrial que se dio en el siglo XVIII que avanzar hacia delante impulsando múl-
y XIX, del de revolución industriosa. Asocia la tiples rutas de modernización interna, no
revolución industrial con el uso intensivo de seguir de manera obsesiva y fallida la única
capital y de energía que permitió el desarrollo modernidad de capital intensivo, de econo-
de los países europeos y de Estados Unidos, y mía en escala, porque Bolivia no será así; ya
la revolución industriosa está basada en el uso lo dijimos, tendremos economía familiar, ar-
intensivo de fuerza de trabajo y de articulación tesanos, comunidades, productores del agro,
de los conocimientos y habilidades laborales, por siglos.
domésticas familiares. Arrighi nos muestra
las tasas de crecimiento de Estados Unidos y Tenemos que producir la modernización in-
Gran Bretaña, China y Japón; de 1600 hasta terna de esas estructuras, en términos de mer-
1800, Japón y China producían el 35 por ciento cados, de tecnología, de derechos sociales, de
del Producto Interno Bruto (PIB) del mundo, y renovación asociativa, de mejora de sus capa-
Gran Bretaña con Estados Unidos producían cidades laborales internas, nadie más que el
el seis por ciento, esto fue en 1820. Y aquí viene Estado podrá impulsarla. El desarrollo capi-
esta diferenciación de revoluciones industrio- talista europeo no hubiera existido sin el Esta-
sa e industrial, Estados Unidos y Gran Bretaña do absolutista, los norteamericanos no hubie-
llegaron a concentrar el 25 por ciento del PIB ran llegado donde llegaron sin las relaciones,
mundial en el mejor tiempo, 1950, y China y la acuerdos, pactos entre empresarios, Estado y
India llegaron al siete por ciento. Pero a partir trabajadores durante el Estado de bienestar,
de los años 60 hasta 2006, cuando se edita el sin esa ampliación de beneficios sociales y
libro de Arrighi, la relación entre presencia en sostenibilidad de cinco dólares por día que in-
el PIB mundial es: Estados Unidos con Gran trodujo Ford y que luego se generalizó a toda
Bretaña cerca del 21 ó 22 por ciento y Japón la industria automotriz y al mundo producti-
con China cerca del 20 por ciento. vo industrial norteamericano. Hoy mismo, el
que aparece frente al fracaso de los grandes
Este breve paréntesis en torno al libro del pro- bancos es el Estado norteamericano, Estados
fesor Giovanni Arrighi me sirve para explicar Unidos tiene hoy una economía más estatiza-
que no hay una sola ruta de modernización da que la boliviana, sólo que no se habla mu-
de las economías, la ruta clásica de inversión cho de ello porque no es muy correcto para
intensiva en capital, producción en escala, es los neoliberales, que todavía quedan, hablar
una ruta de modernidad, y allá donde poda- de ese tema, les avergüenza que su modelo de
mos invertir recursos en ella, hay que hacerlo. sociedad sea estatizado. En Estados Unidos se
Si hay que invertir más dinero en Huanuni o han estatizado bancos y están inyectando di-
en la Empresa Nacional de Telecomunicacio- nero estatal a las empresas automotrices, por
nes (Entel) o en otro tipo de empresa, como la ejemplo, la General Motors ahora es del Esta-
fábrica de papel, lo vamos a hacer. do, le han inyectado capital por la totalidad
de su costo.
Pero simultáneamente hay otras formas de
construcción de desarrollo o de modernidad Es decir, el Estado siempre jugó, siempre tiene
que utiliza otro tipo de facultades, de sabe- que jugar y siempre jugará, en tanto síntesis
res y de fuerzas productivas, conocimientos, cualificada de la sociedad, un papel de orien-
relaciones familiares, es la economía en pe- tador, impulsador, organizador o conductor
queña escala que está produciendo también de la economía, más aún en sociedades como
formas alternativas o complementarias de las nuestras, carentes de un empresariado

16
vigoroso, y con una economía tan compleja En este eje de una economía con una fuerte
y diversificada internamente. El Estado debe presencia estatal que diversifica y potencia
asumir las tareas de expansión de la moder- los otros niveles económicos y productivos,
nidad y de producción de otras modernida- nosotros tenemos claro que el Estado no
des vinculadas a la economía comunitaria, a puede absorber la totalidad de las activida-
la artesanal, al micro empresariado, junto con des económicas, ni puede ni lo va a hacer, ni
la economía industrial globalizada de escala, debemos hacerlo ni queremos hacerlo. Si us-
para que ambas caminen simultáneamente y tedes se fijan en nuestra relación con los agri-
para que la que genere más riqueza la trans- cultores, por ejemplo, el Estado hoy en día
fiera al resto. Se trata simplemente de senti- no produce alimentos sino que forma alianza
do común, no se trata de mucha ingeniería con productores para generar alimentos para
ni de mucha ciencia, pero es un camino que el país. Pusimos a disposición de los produc-
ningún gobierno ha recorrido y al que el Es- tores 200 millones de dólares para que pro-
tado le ha dado siempre la espalda, pensaron duzcan trigo, arroz, maíz. El pequeño o el
que todos iban a ser obreros y empresarios, mediano productor produce y el Estado le da
cuando en realidad, lo que para ellos era una financiamiento, le compra, acopia y vende,
“anomalía temporal” de campesinos y arte- pero quienes producen son ellos. En ningún
sanos, es la mayoría del país. Pensaron que momento imaginamos el Estado en granjas
nos íbamos a globalizar y que estos sectores colectivas produciendo alimentos, no sería
se contentarían con políticas sociales pero eso sostenible ni realista. Y lo mismo que esta-
no ocurrió, son sectores productores, tienen mos haciendo con los medianos y pequeños
tecnología, saberes, quieren mercados inter- productores, podríamos hacerlo con grandes
nacionales y locales. empresarios que quieran producir alimentos
pero sin chantajes, para que utilicen real-
Es decir, hoy se trata por lo menos de since- mente la ganancia en el aparato productivo
rarse con lo que somos, de abandonar la ac- y no en pagar a las bandas que queman ins-
titud bobárica de imitar, de la que hablaba tituciones.
Franz Tamayo. Nunca vamos a ser modernos
como Francia, como Gran Bretaña o Estados Éste es un Estado fuerte que, por primera vez
Unidos, abandonemos esas ilusiones falsas, en los últimos 40 años, tiene recursos para di-
seremos modernos a partir de lo que somos, versificar distintas actividades económicas. El
en una mezcla de arado egipcio con Internet, Estado producirá donde está el núcleo fuerte,
de espíritu austero de ahorro con Pachamama donde se genera excedente y, claro, también
y fiesta de Carnaval. Así somos los bolivianos habrá inversión privada. En otros núcleos, el
y es en función de esas potencialidades que Estado no tiene por qué producir, pero puede
tenemos que imaginar nuestro destino. potenciar al pequeño productor, al artesano,
a la comunidad campesina, a la asociación la-
Desde 2003 hasta agosto de 2008, había un de- boral y a la cooperativa, y hacer un tipo de
bate de sociedad, de economía, de proyectos alianza para que esa producción quede en
de poder que ha sido resuelto. Habrá conflic- manos del Estado para una distribución pla-
tos, peleas, tensiones, pero por un buen tiem- nificada, regular precios, garantizar abasteci-
po ya no habrá proyectos de sociedad con- miento interno, exportaciones con mercados
frontados o polarizados. Nadie habla de que regionales, etc.
el Estado debe regresar a las catacumbas, pero
la pregunta es hasta dónde debe llegar el Esta- Ése es el modelo de economía que vamos a
do, en qué más debe intervenir. transitar, podríamos hacer hincapié en un Es-

17
tado más productivista, debemos valorar has- tos del ministro de Planificación que muestran
ta dónde intervenimos en la industrialización que sólo YPFB controla aproximadamente el
del litio, en la fundición o en la elaboración de 35 por ciento de las exportaciones del país. En-
productos de acero con valor agregado, son tonces, es una economía vinculada inteligen-
inversiones gigantes. Debemos evaluar hasta temente también a los mercados externos, no
dónde vamos y con quién compartimos la in- vamos a encerrar al país en un núcleo aislado
versión en la generación de electricidad para del resto de la economía internacional. Ahí
el mercado interno y para la exportación. Eso donde hay una fuerte ganancia que puede
dependerá de los recursos disponibles, por- servir para el país, ahí estaremos; ahí donde
que son mega proyectos, una represa de las podríamos expandir trabajo industrial, per-
que hablaba el Presidente Evo Morales hace mitiendo a la vez una sana competencia con
algunos días cuesta entre mil y dos mil millo- la inversión extranjera, estaremos; y donde
nes de dólares. el Estado pueda usar dinero para que se avi-
ven actividades productivas de otros sectores,
Nuestro objetivo es un Estado que interven- también tendremos presencia.
ga puntual y selectivamente en los núcleos
modernos de la producción del excedente Creemos que de esta manera, la economía
estratégico del país, y a la vez, que inyecte plural de la que hablan el texto constitucional
o transfiera tecnología, recursos, infraestruc- y nuestros discursos, es un reconocimiento de
tura, financiamiento a los otros bolsones, la diversidad de actividades productivas que
ejes, espacios de economía tradicional no tiene el país y también un horizonte de socie-
capitalista, semi capitalista, semi mercantil, dad. La economía plural sintetiza una mirada
artesanal y comunitaria. Al final, quien lleve hacia futuro que quiere un país altamente in-
el liderazgo de todo el proceso será eviden- dustrializado, vamos a construir muchas in-
temente el Estado, sin obstruir la actividad dustrias como Estado junto con el sector pri-
económica, sino despertando sus potenciali- vado. Seremos una economía industrial, pero
dades internas, empujando su propio desa- no únicamente, también, seremos una econo-
rrollo interno. mía que despliega procesos de acumulación
interna, de renovación tecnológica, de amplia-
Ésta es, consideramos, la única manera de ción de mercados y fuerza laboral, de mejora
generar una economía nacional, de tomar en de su tecnología en el resto de los sectores no
cuenta absolutamente a todos pero, a la vez, estrictamente capitalistas del país.
la única manera de estar siempre vinculados
al mundo. No hay economías autárquicas, El objetivo es obtener más riqueza, el desa-
nunca las hubo, Marx decía que quizás, con rrollo interno de nuestra economía, la conver-
excepción, en algunas islas coralinas nunca sión del país en un centro energético, ahora lo
antes visitadas por el ser humano (La mise- somos, pero lo seremos de más maneras: vía
ria de la filosofía, 1847), pero no hay lugar del gas, vía energía eléctrica y vía valor agrega-
planeta que no esté vinculado con el otro. do de nuestros energéticos, además, con la
Desde entonces han pasado casi 160 años y capacidad de promover desarrollos internos
el mundo se ha intensificado en su interde- y sociales de cada uno de los pobladores. El
pendencia. industriosismo que reivindicamos no es un
industriosismo por sí mismo, es para generar
El Estado no solamente se vinculará al merca- mayor bienestar para los bolivianos, mayores
do interno, trabajará también para el mercado ingresos, renovación y ampliación de sus ca-
externo, es más, hoy estaba revisando los da- pacidades de consumo.

18
La socialización de la que hablamos no es ha- Evidentemente, habrá algún momento en que
cia abajo, es decir, no pensamos socializar la este modo de desarrollo de la economía, Mo-
pobreza, eso no conduciría a ningún lado, lo delo Nacional Productivo es el nombre que
que sí pensamos socializar es la riqueza, más le pusimos, podrá encontrar sus límites, todo
riqueza producida, internalizada, reinvertida tiene sus límites, nada es eterno, pero en tanto
y redistribuida en el país. Estado, inversión surjan esos límites (estoy hablando fácilmen-
privada, economía comunitaria, artesanal, te de unos veinte o treinta años para delan-
microproductores, mediano productores, con te), tenemos mucho por hacer en cada uno
sus distintas relaciones de fidelidad. Esto es lo de los sectores. Esperemos que la misión de
que pensamos como gobierno y no sólo como cualquier economía de cualquier país, que es
tal, considero que es lo que estamos pensando garantizar el bienestar de su población, pueda
como sociedad, es lo que se debate hoy en la ser ya no una quimera, ya no un deseo ni una
academia que ha dejado ya las viejas olas libe- buena intención sino una realidad.
rales que tanto daño han hecho al país.
Muchísimas gracias.

19