Está en la página 1de 1

18 :ev 7 al 13 de marzo de 2010 por las diócesis PONCE

Vamos a poner al
espíritu en forma
MONS. FÉLIX Lázaro, Sch. P. Es una carrera y peregrinación interior
Obispo de Ponce que nos va transformando espiritualmente,
internamente, por dentro y desde dentro,
la manera de pensar, querer y sentir, según
Estamos en la Cuaresma, tiempo sig- Cristo. Y de esto es que se trata, de que
nificativo en el calendario de la Iglesia, de día a día, semana tras semana, al final de la
preparación para la fiesta más importante Cuaresma se haya dado un cambio interior
del año, la Pascua, la Resurrección de Jesús; en cada uno de nosotros, hasta tener los
y la Iglesia nos invita a ponernos en forma. mismos sentimientos de Cristo.
Los atletas se preparan durante largos El ayuno y la limosna que, junto con
períodos de tiempo, semanas, meses, y la oración, la Iglesia propone, son ayudas
años, para estar en forma y poder compe- insustituibles en la conformación con la
tir en las Olimpíadas. Se preparan para es- mirada misericordiosa de Jesús, muy reco-
tar en forma corporal, y también anímica, mendadas en Cuaresma.
pero sobre todo en forma física. Y se some-
ten a un régimen de nutrición y ejercicio La Cuaresma invita a hacer:
riguroso, sólo por alcanzar una medalla de Un espacio para reflexionar, en medio
oro. de la vorágine que, día a día, nos arrastra
En Cuaresma también se nos invita hacia lo hondo.
a ponernos en forma, pero en forma es- Un tiempo de reflexión, de silencio,
piritual, y fortalecer las áreas débiles y las para pensar en las cosas importantes: en
fuera de forma, espiritualmente hablando. ti, en tu vida, en tu familia, en tus herma-
Podríamos decir que este tiempo litúrgico nos los hombres, en el sentido último de
ofrece la oportunidad para practicar el de- las cosas.
porte del espíritu. Vivimos muy preocupa-
Un tiempo de oración, de contacto ín-
dos por la belleza del cuerpo, y muy poco
timo con Dios, para escuchar a Dios que
por la belleza del espíritu, que es la ver-
te habla, para abrirle las puertas de tu co-
dadera belleza., pues la belleza del cuerpo
razón.
se desvanece, mientras que la del espíritu
permanece. Un tiempo de renovación, de cambio
del hombre viejo por el hombre nuevo, del
La Cuaresma es una temporada privi-
hombre carnal por el hombre espiritual, de
legiada para competir en la carrera de la
las tinieblas a la luz, del egoísmo al amor.
bondad, de la justicia y de la verdad. La
meta es la Pascua, sudando las toxinas de Un tiempo de liberación personal inte-
la mentira y del egoísmo, y tomando por rior de todas las esclavitudes y dependen-
avituallamiento pastillas de oración y de cias.
tolerancia para con los demás. La Cuares- Un tiempo de gracia para sentir el
ma es tiempo apropiado para practicar el amor y la misericordia de Dios y la alegría
deporte del amor al prójimo y levantar y de ser sus hijos.
aguantar las pesas de los demás y ejercitar
la austeridad como disciplina. La Cuaresma es gracia, conversión,
perdón, misericordia, cercanía, penitencia,
La Cuaresma es el tiempo privilegiado encuentro, salvación, justicia, paz, alianza,
de la carrera o “peregrinación interior ha- oración y la oportunidad que Dios brinda
cia Aquél que es la fuente de la misericor- para vivir felices.
dia.” (Benedicto XVI).

“En Cuaresma
también se nos CITACION EDICTAL
invita a ponernos Ante Rvdo. Mons. Elías S. Morales Rodríguez, J.C.L.
Vicario Judicial
en forma, pero en Nulidad de Matrimonio
Prot. No.: 004/07 Pn
forma espiritual, Caso: PADILLA-CRUZ
11 de febrero de 2010
y fortalecer las Ignorando el actual domicilio de la parte demandada, Mariana Cruz Torres, en la causa antes
mencionada, citamos a la misma a presentarse, o personalmente o representada por su procura-
áreas débiles y las dor legítimamente nombrado, ante este Tribunal Eclesiástico, ubicado en la Calle Isabel # 31,
Ponce, Puerto Rico, el día de 25 de marzo de 2010, a las 9:00 de la mañana, para concordar o
fuera de forma, firmar el dubio; según el c. 1677.4.
Los ordinarios, los párrocos y los fieles, que conozcan el domicilio de la parte mencionada,
espiritualmente dígnese informar a la misma de la presente citación edictal.
hablando”. Mons. Elías S. Morales Rodríguez, J.C.L., Vicario Judicial
María de los A. Raldiris Aponte, Notario