El sentido de la noticia

Entrenando el olfato periodístico.

Hemos dicho que la herramienta del periodista es la escritura. Pero para poder utilizar una herramienta adecuadamente hay que saber qué se pretende hacer con ella,cuál es el objetivo de la operación. A trabajar bien se empieza pensando bien. La habilidad fundamental del periodista no es (solamente) redactar noticias.Lo que decide si alguien es o no periodista es su sentido de la noticia. Un buen periodista es quien sabe lo que es noticia, sabe como conseguirla, y sabe como redactarla para que la lea (o vea, o escuche) su público. El proceso de decidir lo que es o no es noticia es el que con más frecuencia hay que aplicar en el ejercicio de la profesión. Su mejor o peor asimilación define la condición de un buen o un mal periodista, más que el saber redactar noticias. Es lo que se llama tener OLFATO periodístico: la posibilidad de decidir rápidamente, sin dudas ni vacilaciones, lo que el público debe y/o quiere saber. El olfato periodístico no se compra en las farmacias ni se aprende: lo posee uno si es vocacionalmente periodista y se desarrolla, entrena y perfecciona con el estudio y la práctica. Y sobre todo, con la asunción de la MENTALIDAD de periodista, que empieza por vivir, dia a día, y durante todo el día, sumergido en el mundo noticioso. Es obligación de todo estudiante de periodismo leer la prensa cada día (mejor varios diarios), ver los informativos (diarios y no diarios) de la televisión y escuchar las noticias y magazines noticiosos de las radios.El estudiante de periodismo debe:
• • • •

conocer el universo informativo de su entorno y el internacional estar al corriente de la actualidad reflexionar sobre ella y el tratamiento que de ella hacen los medios construirse sus propias opiniones y reflexiones sobre la práctica periodística que observa en los medios: ¿qué hubiera hecho yo ¿cómo lo hubiera hecho yo?

He encontrado a veces alumnos que me miran extrañados cuando les digo que tienen la obligación de comprar el periódico cada día. Tal extrañeza es absurda: lo menos que puede esperarse de quien quiere ser periodista es que le gusten los periódicos. Si no te atraen los periódicos y todos los productos informativos, si no tienes la pasión de ver “cómo son por dentro”, de toquetearlos y hacerlos tuyos, dedícate a otra cosa y punto. Estas cuatro obligaciones del estudiante de periodismo son las líneas prácticas que le ayudarán a desarrollar su olfato periodístico, a familiarizarle con su futura profesión y a profundizar en su aprendizaje. Las prácticas de periodismo no solamente se realizan en el aula de prácticas de la facultad: se hacen todo el día en todas partes. No se es periodista durante una jornada de estudio o trabajo, se es periodista todo el día, cada día de tu vida. El que no esté dispuesto a ello, que escoja otro oficio. Ponerse por menos es ser mediocre y fracasar.

Lo fundamental en esa observación de la actualidad y la realidad es MIRAR LA REALIDAD CON OJOS CRÍTICOS. Ese es el punto de partida del cual se despliega el sentido del olfato periodístico. Cumplir esas cuatro obligaciones desarrollando una mirada crítica hacia la realidad es el camino que nos llevará a convertirnos en periodistas.

Qué es noticia, quién lo decide y por qué.

Noticia no es que un perro muerda a un hombre sino que un hombre muerda a un perro. Pero sí es noticia que un perro muerda a un hombre si el hombre muere. O si un perro agresivo ataca a un niño y le causa heridas graves. Noticia responde, en principio, a NOVEDAD, RAREZA. Hay que tener claros los conceptos de ACONTECIMIENTO, ACTUALIDAD y PERIODICIDAD para ver qué otras condiciones hacen de un hecho una noticia. Pensar como periodistas significa saber salir a buscar la noticia y saber identificarla. ¿Qué es una noticia? La comunicación pública de un hecho que acaba de producirse, descubrirse o anunciarse. ¿Qué hace que una noticia sea periodística? Dos variables:
• •

intrínseca al hecho: que sea un ACONTECIMIENTO de ACTUALIDAD extrínseca: que la comunicación CIRCULE hacia un PÚBLICO interesado a través de un MEDIO MASIVO, gracias a una decisión del periodista.

¿Qué convierte a un hecho en acontecimiento noticiable? a) que produzca una VARIACION EN EL SISTEMA, que afecte a la vida o que se salga de lo corriente. La variación en el sistema puede ser previsible o imprevisible. Un acontecimiento será tanto más periodístico cuanto mayor sea el efecto de esa variación entre el público. b) que sea COMUNICABLE, que valga la pena darle publicidad debido a una serie de factores que lo hacen interesante:

• •

proximidad notoriedad

• • •

conflictividad emotividad rareza o curiosidad

Atención: en esta decisión interviene el análisis personal del comunicador. Así, se ha dicho que un acontecimiento se convierte en noticia cuando así lo deciden los periodistas. Por eso existe un campo de conocimiento y práctica que se llama newsmaking (fabricación de noticias). Es el campo central de accion de los relaciones públicas, agentes de prensa, etc., pero también de las propias empresas periodísticas, cuando son las redacciones las que recurren al newsmaking para aplicar o encaminar la propia línea informativa y editorial del medio. El problema del newsmaking es que pone las agendas de actualidad fuera de las manos de los periodistas. Esto se ha convertido en la verdadera lacra del periodismo actual, y uno de los factores de desconfianza y pérdida de público de los medios tradicionales en favor de internet y los medios sociales. El antídoto: que el periodista cumpla con su obligación de mirar la realidad con ojos críticos, y que la empresa cumpla con la suya, proporcionando al público contenidos informativos originales e independientes. En todo caso, el periodista decide comunicar un acontecimiento y así lo convierte en noticia. c) que sea ACTUAL. La noticia en estado puro viene dada siempre por un acontecimiento sorprendente, estremecedor, paradójico o trascendental, y sobre todo, reciente. Alex Grijelmo, El estilo del periodista.

Para que un hecho sea actual se requieren dos condiciones: - que sea reciente, que haya ocurrido ahora (dentro de la periodicidad del medio); - que su comunicación sea inmediata, que se transmita en cuanto acaba de conocerse. El concepto de actualidad está íntimamente ligado al de PERIODICIDAD, y varía de unos medios a otros: - La prensa diaria emite su mensaje con una frecuencia fija, una vez al día, salvo raras excepciones. - Los medios audiovisuales (radio, TV, web) renuevan sus mensajes con más frecuencia porque tienen un contacto más permanente con el público. La TV lo hace según la programación horaria de sus espacios informativos, que suelen ser tres: mañana, mediodía y noche, con variaciones y avances. También tiene la posibilidad de interrumpir su programación habitual para

informar puntualmente de un hecho notable que merezca ese tratamiento, una "super-noticia" como, por ejemplo, el ataque aéreo a las torres gemelas de Nueva York. (Pero existen canales de noticias 24 horas, en TDT, cable y satélite, y recursos de información permanente en la televisión generalista, como kyrons o conexiones. La RADIO, por la UBICUIDAD del receptor (se puede llevar en el bolsillo o en el coche) y del emisor (un simple móvil), permite mayor inmediatez, sobre todo para la llamada información urgente y útil (casos de catástrofe natural, llamadas de auxilio, etc.). La televisión aún no puede disputar la ubicuidad a la radio, lo que sólo será posible mediante la extensión de la TVIP, la TV por telefonía móvil y la universalización del WIFI. Internet ha introducido un elemento decisivo en el concepto de periodicidad: ha roto completamente con él. En la red todo puede actualizarse –y de hecho, se hace-- permanentemente. Los ases que juega internet en la partida de la actualidad son:

hipertextualidad actualización permanente multimedia medios sociales integrados accesibilidad universal, progresiva ubicuidad participación, colaboración, amigabilidad (Web 2.) Las consecuencias de la ruptura de la periodicidad por internet aún están por ver. La crisis de los medios tradicionales es sólo la punta del iceberg. Esta ruptura, y el contexto sociotécnico de la Web 2.0, están poniendo en cuestión el propio concepto de periodismo. Se habla de periodismo ciudadano o grassroots journalism como primer atisbo de una posibilidad colaborativa de la red que aún no sabemos dónde nos puede llevar. Las posibilidades –apuntadas, más que efectivas-- de las redes sociales en interaccion con los medios son enormes. Con toda seguridad, si esas posibilidades se realizan, el periodismo se transformará. Además de la actualidad, la noticia, para serlo, tiene que tener lo que se llama INTERES OBJETIVO para que sea comunicable y que el público la perciba positivamente. Atención, este interés objetivo no es lo mismo que objetividad en el relato periodístico y en la posición del periodista y del medio. De eso hablaremos más adelante. Este interés depende, sustancialmente: -de la CANTIDAD de receptores a los que afecta personalmente el hecho ocurrido; -de su PROXIMIDAD geográfica (aquí es más noticia un muerto por una riada en el Maresme que 800 por una inundación en China); -de la NOTORIEDAD de sus protagonistas;

-de la EMOTIVIDAD que susciten los hechos narrados. Por lo tanto, antes de redactar una noticia, cualquier noticia, hay que hacerse dos preguntas clave: ¿Qué voy a contar? ¿A quién? Las respuestas a estas preguntas constituyen el ESQUEMA MENTAL que te ha de servir para darle a la noticia una ESTRUCTURA u otra. Por tanto: El olfato periodístico es el elemente fundacional y decisivo, pero debe ser aplicado a examinar si, en el proceso de decisión de lo que es noticia se dan unas condiciones determinadas. Estas condiciones no dependen de la voluntad del periodista o del medio (y si lo hacen, hay que analizar en qué medida esta voluntad fuerza la realidad de las cosas, o es tendenciosa) sino de algo que parece delicuescente pero que es muy real: el estado actual de la CONSTRUCCIÓN HISTÓRICA DE LA ACTUALIDAD, y de la EVOLUCIÓN DE LOS CONSENSOS SOCIALES EN TORNO A ELLA. Lo que cada sociedad o grupo social considera interesante o relevante no se decide de un día para otro, ni lo deciden los indivíduos, las instituciones, ni siquiera los propios medios. Es fruto de la evolución de la sociedad en su conjunto, de un recorrido histórico, de un “estado de cosas” en la sociedad en un momento dado. El propio hecho de que nuestras sociedades consideren pertinente y relevante el concepto de actualidad y el interés por ella no es algo surgido de la nada, ni que responda a la moda o a factores arbitrarios. Es un hecho coherente con la evolución de las sociedades industriales, a través del capitalismo, hacia las sociedades individualistas de masas. El libro Informe sobre la información, de Manuel Vázquez Montalbán, explica muy bien la génesis y evolución del periodismo como “criatura burguesa”. Esto se explica bien en las asignaturas que tienen que ver con la historia de la comunicación. Por tanto, los periodistas no podemos tener, en tanto que profesionales, la misma visión superficial y falsa que tiene el público de estas cosas, y los estudiantes de periodismo deben aprender estas cuestiones y reflexionar sobre ellas.

Tipología de las noticias.

No todas las noticias son iguales. Además de la clasificación tradicional por secciones (que debéis conocer: política, sociedad, cultura, espectáculos, deportes, economía), las noticias pueden ser de muy distintos tipos, y varios autores han escrito páginas y páginas tratando de clasificarlas. La tipología que reproduce Mar de Fontcuberta (pp. 82-90) es académicamente correcta, pero en la práctica resulta escasa. La tipología de las noticias ha ido evolucionando con el tiempo, sobre todo a medida que los medios han ido adaptándose a nuevos centros de interés que han aparecido en la sociedad, o nuevas maneras de mirar las cosas. En los momentos en que los medios

inician procesos de cambio y adaptación, las clasificaciones formales de las noticias que emplean en su paginación suelen variar, así como su sucesión en el lanzado de páginas. Así pues, las distinciones decisivas de las tipologías posibles se encuentran en los medios realmente existentes y no en taxonomías académicas. La que sigue es una tipología basada en este criterio, de la que se debe tomar nota, porque esto no está en los libros. Tipos de noticias (que no se excluyen entre sí, se pueden mezclar):

• •

• •

DE ACTUALIDAD inmediata: las que informan de algo que acaba de ocurrir o descubrirse, algo que ha ocurrido “ayer” (prensa), “esta, mañana, esta tarde, esta noche” (TV), “hace media hora” o “en estos momentos” (radio). Son las más frecuentes. DE FUTURO: las que anuncian cambios (“en el año 2000 subirán los salarios”, "mañana se celebra..."). DE SITUACION: las que informan de un tema de actualidad permanente (paro, IPC, droga, violencia infantil, etc.) o aportan datos nuevos a un tema que se está desarrollando (p.ej.: consecuencias y derivaciones del tema “okupas”) COMPLEMENTARIAS: las que aportan detalles o puntos de vista diferentes a la información dada por otras noticias, llamadas principales. DE SUMARIO, las que reúnen en una misma información diferentes temas procedentes de una sola fuente (rueda de prensa, consejo de ministros, portadas de los diarios de Madrid, etc.) DE SERVICIO: las que ofrecen información útil al lector, desde el tiempo hasta la cartelera de espectáculos, pasando por la agenda del día o el número de los ciegos, y los programas de la tele. Estas noticias suelen darse muy resumidas y a veces ni siquiera están redactadas. Pero son noticias. DE EFEMERIDES: las que informan puntualmente sobre acontecimientos de la vida personal (necrológicas, nacimientos) o colectiva (aniversarios, centenarios, conmemoraciones, etc.) DE INTERES HUMANO: las que apelan, por encima de todo, a la emotividad del lector, que suelen ser básicamente las noticias de sucesos.

Hay que hacer el ejercicio de intentar asignar estos tipos a las noticias que redactais, que leéis o veis.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful