Está en la página 1de 6

ANATOMÍA Y FISIOLOGÍA DE LA GLANDULA MAMARIA

Las glándulas mamarias o mamas constituyen una característica fundamental de los mamíferos,
quienes alimentan a sus crías con el
producto de su secreción, la leche;
se originan a partir de la quinta a
sexta semana de gestación y son
de origen ectodérmico. Durante la
vida intrauterina hay desarrollo y
crecimiento de tejido mamario en
ambos sexos.
Entre la región axilar y la región
inguinal
aparecen
múltiples
glándulas
a
lo
largo
de
engrosamientos
epidérmicos
bilaterales llamados crestas o líneas
mamarias, en los seres humanos lo
normal es que un solo grupo de
células prolifere para formar una
mama a cada lado de la línea media. En el 1% de las mujeres puede aparecer un trastorno hereditario
consistente en una mama adicional (polimastia) o un pezón supernumerario (politelia), estas
alteraciones también pueden ocurrir en el varón. En los varones hay poco desarrollo mamario
adicional después del nacimiento y las glándulas son rudimentarias. En las mujeres las mamas
continúan desarrollándose en la pubertad por la
acción de ciertas hormonas entre ellas las hormonas
ováricas, que estimulan el crecimiento de la glándula
además de favorecer en ella el depósito de grasas,
que aumenta el volumen mamario; asimismo,
durante el embarazo y en el período posterior al
parto, se produce un crecimiento mucho mayor de
las mamas y sólo entonces el tejido glandular queda
preparado y desarrollado por completo para secretar
leche.
Anatomía de las glándulas mamarias
Las mamas están situadas en la parte anterior del
tórax desde la 2 – 3 costilla hasta la 6 – 7 costilla y
desde el borde externo del esternón hasta la línea
axilar media, miden de 11 cm de longitud, 12 – 13
cm de su base circular y 5 – 7 cm de espesor, y su
peso es variable de 150 – 225 g y en la lactancia >
500 g. Su tamaño varía según características
personales, genéticas, y en la misma mujer de
acuerdo a la edad y paridad. Durante el embarazo y
la lactancia el tamaño de la mama aumenta debido al
crecimiento del tejido glandular.
Las formas de las glándulas mamarias son:

Perfectos: son proporcionales en cuanto a
tamaño y forma y tienen una apariencia
redondeada. Los pezones están en posición
exacta apuntando directamente al exterior;

las que se contraen al estimularlo mecánicame nte. En forma de cilindro: también se le conoce como los senos con nariz de Snoopy. de 2. Caídos: son muy flácidas y los pezones apuntan directamente al suelo. tienen areolas y pezones pequeños. Aproximadamente en el centro de esta cara se encuentra el pezón que está en relación al cuarto espacio intercostal. Sus proporciones pueden ser mayores o menores. que se abre en el pezón por medio de un conducto lactífero.       además. La cara superficial de la mama está cubierta por piel. sudoríparas y mamarias modificadas (denominadas glándulas de Montgomery en número de 12 – 20). mide 1. La base del pezón está rodeada por una zona de piel hiperpigmentada. Pequeños: su tamaño se debe al volumen bajo de tejido graso. vasos sanguíneos y por su sistema excretor (conductos lactíferos). . En constricción o tubular: también se le conoce con el nombre de “mamas tuberosas” ya que tienen la forma propia de una “berenjena”. y los pezones tienden a doblarse ligeramente hacia arriba. Los lóbulos están separados por bandas de tejido conjuntivo fibroso llamados ligamentos suspensorios o ligamentos de Cooper. El pezón contiene numerosas fibras musculares lisas.5 – 3 cm. estas glándulas producen sobreelevaciones en la piel de la areola y secreción grasa que lubrica el pezón y la areola. Es más común en las mujeres que se dirigen hacia la menopausia debido a que los tejidos que dan soporte pierden elasticidad y fuerza. para su fácil detención. denominada areola. Conjuntivo que conecta los lóbulos. en su mayoría de tipo circular. Histológicamente las glándulas mamarias están formadas por tres tipos de tejidos:   Glandular o parénquima glandular de tipo túbulo-alveolar. que permiten la salida de la leche. La areola posee numerosas glándulas sebáceas. cada cual con su conducto excretor. Senos Pectus Carinatum (pecho de paloma): se refiere a una deformación de los senos. originando la erección del pezón. son bastante deformes y no tiene proporción entre ellos.. generalmente. Grandes: es causado por el alto volumen de sus tejidos grasos. un busto perfecto tiene una apariencia saludable. otro dato. En el pezón se ubican la salida de los conductos galactóforos llamados senos galactóforos en número de 12 – 20. Estructura de las glándulas mamarias La mama adulta inactiva está compuesta por 15 – 20 lóbulos de glándulas tubuloalveolares ramificadas. Precipitado: se les reconocen porque tienen una pequeña curva a la altura de la aureola. los pezones y areolas tienden a ser de gran tamaño. y están formados por 10 – 100 acinos. es que están muy separados entre sí. donde los pezones tienden a ser bastante pequeños. Los lobulillos son la unidad estructural básica de la glándula mamaria.5 cm de longitud y 1 cm de ancho. Los lóbulos mamarios están constituidos por numerosos lobulillos que se encuentran unidos entre sí por tejido conectivo. cada uno con su aparato excretor.

bajo la areola mamaria. El tejido glandular está compuesto por: 1. el que se angosta nuevamente al desembocar en el pezón. supraclaviculares y paraesternales. Las venas drenan en las venas axilar y torácica interna. que recoge la secreción láctea de todos los acinos de un lobulillo. Los acinos están estructurados por un conjunto de células secretoras que producen la secreción láctea. 2. de mayor calibre que los anteriores. Los vasos linfáticos mayores drenan en los ganglios linfáticos axilares. vertiendo su secreción en los conductos excretores. . Irrigación e inervación de las glándulas mamarias La sangre que irriga la mama proviene de las ramas torácicas de la arteria torácica interna (arteria mamaria interna) y de arterias intercostales anteriores. forma el conducto lobular o segmentario. Los capilares linfáticos están situados en el tejido conjuntivo que rodea los alveolos. que al unirse con otros conductos de éste tipo. Alveolos (acinos) y ductus. están rodeados de células mioepiteliales y capilares sanguíneos de singular importancia en el proceso de secreción y eyección de la leche. Los conductos lobulillares se reúnen para formar el conducto interlobulillar. que se dirige al pezón y antes de llegar a él. el cual converge con sus congéneres para formar el conducto lobulillar. se dilata formando el seno lactífero. Estroma de soporte. El sistema de conductos lactíferos que vacía la glándula mamaria es el siguiente: el acino se vacía a través de un conducto terminal. Adiposo abundante en los espacios interlobulares y escasos en los espacios interlobulillares.

Al inicio de la menopausia la glándula mamaria empieza a atrofiarse y los elementos celulares de los alveolos y conductos degeneran. de células poliédricas. Luego. Después de la pubertad. y disminuyen en número. Los alveolos activos sólo aparecen durante el embarazo. entre los 10 y 12 años de edad. Durante cada ciclo menstrual el estrógeno estimula la proliferación del parénquima con la formación y ramificación de los conductos. especialmente los estrógenos. esféricas. y simultáneamente aumenta la cantidad de tejido adiposo y la irrigación de la mama. Los folículos ováricos inician la secreción de estrógenos. con formación de alvéolos.Los nervios que inervan la mama son ramas cutraneas anteriores y laterales de los nervios intercostales segundo a sexto. Durante el desarrollo puberal en la niña. Fisiología de las glándulas mamarias Antes de la pubertad. se inicia la producción cíclica de progesterona que sumándose a los estrógenos. la progesterona en la fase lútea favorece el crecimiento del parénquima y la diferenciación de las células alveolares a células productoras de leche. que constituirán los alveolos. determinan el crecimiento de los brotes epiteliales y la maduración de la glándula mamaria (telarquia). que sumados a un factor que probablemente sea la hormona de crecimiento. se inicia el funcionamiento del eje endocrino hipotálamo-hipófisis-ovárico. y al mismo tiempo el . los conductos se comienzan a ramificar y en sus extremos se forman pequeñas masas sólidas. debido a la influencia de las hormonas ováricas. determina un nuevo crecimiento de la glándula. la mama posee unos pocos conductos rudimentarios. al comenzar los ciclos ovulatorios.

Incluso así. la secreción de leche. la desaparición brusca de la secreción de estrógenos y progesterona por la placenta deja el campo libre al estímulo lactógeno de la prolactina secretada por la hipófisis materna. la prolactina. Se sabe que todas ellas desempeñan al menos cierto papel en el metabolismo de las proteínas. Sin embargo. los glucocorticoides suprarrenales y la insulina. lo que posiblemente explique su participación en el desarrollo de las mamas. la concentración basal de la secreción de prolactina vuelve en unas semanas al valor previo al embarazo. El período inicial del embarazo se caracteriza por una gran proliferación y formación de nuevos acinos y del sistema de conductos. A las 20 semanas de gestación empieza la secreción de la leche. cada vez que la madre amamanta al niño. durante los siguientes 1 a 7 días. El crecimiento de la mama continúa durante toda la gestación. Al final del primer trimestre aumenta el flujo sanguíneo por dilatación de los vasos sanguíneos y neoformación de capilares alrededor de los lobulillos. y debido a los efectos inhibidores de los estrógenos y la progesterona sobre la mama. La prolactina promueve la lactancia La hormona prolactina estimula la secreción de leche. Entre la 5 y la 8 semana de gestación se aprecian cambios visibles en las mamas: aumentan notablemente de tamaño. Esta hormona es secretada por la adenohipófisis de la madre y su concentración en sangre experimenta una elevación constante desde la 5 semana del embarazo hasta el nacimiento. al elevarse los niveles de progesterona. las mamas comienzan a secretar de forma paulatina grandes cantidades de leche en lugar de calostro. que asume entonces su papel natural estimulador de la producción láctea y. Durante el embarazo.estroma glandular aumenta de volumen y grandes cantidades de grasa se deposita en él. se sienten más pesadas. Estos cambios no regresan con la menstruación. lo que permite a la mama continuar su desarrollo durante la edad adulta. las señales nerviosas que viajan desde los pezones al hipotálamo producen una «oleada» de . Inmediatamente después de nacer el niño. Después del parto. los lobulillos se expanden en forma de racimos y la glándula mamaria se prepara para cumplir su función primordial. momento en el que alcanza una concentración 10 a 20 veces mayor que en la mujer normal no embarazada. El líquido que la mama secreta en los primeros días anteriores y posteriores al parto se llama calostro y contiene básicamente las mismas concentraciones de proteínas y de lactosa que la leche. prolactina y lactógeno placentario. y se dilatan las venas superficiales. También son importantes para el crecimiento de las glándulas otras cuatro hormonas como: la hormona del crecimiento. se intensifica la pigmentación de la areola y el pezón. pero carece de grasa y su ritmo máximo de secreción es alrededor de 1/100 de la secreción láctea que ulteriormente se produce. esta glándula nunca secreta más de unos pocos mililitros diarios de líquido antes de nacer el niño.

llegan al hipotálamo e inducen la secreción de prolactina durante la succión (bien mediante esas mismas señales nerviosas o debido al efecto del ascenso de la concentración de prolactina). en algunas madres. por tanto. con la consiguiente anulación de la síntesis de las gonadotropinas hipofisarias. en el que interviene una hormona de la hipófisis posterior llamada oxitocina. cuya secreción aumenta 10 – 20 veces sobre su valor normal y que dura alrededor de 1 h. determina la cantidad de prolactina secretada por ellas. regulado por prolactina y oxitocina y del control autocrino. la hipófisis comienza de nuevo a secretar gonadotropinas suficientes para reiniciar el ciclo sexual mensual. entre 30 segundos y 1 minuto después de que el niño empiece a succionar. también constituyen a menudo señales emocionales que. La secreción láctea de la mama depende. al principio no obtiene casi nada de leche. los mecanismos centrales y locales que participan son muy diferentes. inhiben la secreción por el hipotálamo de la hormona liberadora de las gonadotropinas. La cantidad de dopamina que alcanza a las células lactotropas de la hipófisis anterior. la producción de leche podrá continuar durante varios años si el niño sigue succionando. tras varios meses de lactancia. procedentes de las mamas. por lo tanto del control endocrino.prolactina. el lactante extrae leche cuando succiona. El reflejo liberador de prolactina es controlado por las neuronas dopaminérgicas del hipotálamo. A partir de ese momento. . actúa sobre las mamas y estas mantienen la secreción láctea en sus alvéolos con destino a los períodos de lactancia siguientes. a su vez. proceso de eyección de leche: La leche se secreta de forma continua y se vierte en los alvéolos mamarios. el ciclo ovárico (y la ovulación) no se reanuda hasta unas semanas después de que dejen de amamantar. Sin embargo. Así pues. la inhibición de la secreción de dopamina (PIF). El mecanismo es el siguiente: Cuando el niño succiona por primera vez. aunque estos procesos dependen de la succión del niño u otros estímulos del pezón. es decir. neurógeno y hormonal. Este proceso se denomina eyección o subida de leche. Regulación de la eyección de leche. Inhibición de los ciclos ováricos en las madres lactantes durante muchos meses después del parto: en la mayoría de las madres que amamantan a sus hijos. En primer lugar. Al parecer. Para que el niño la reciba. de la hormona luteinizante y de la hormona foliculoestimulante. esto se debe a que las mismas señales nerviosas que. El estímulo del pezón-areola inhibe la secreción de dopamina y por lo tanto permite la liberación de prolactina por la hipófisis anterior. Existen dos niveles hormonales de regulación de la producción de leche: 1. al mismo tiempo que estimulan y provocan la secreción de prolactina. sino también en la otra. Esta prolactina. la leche comienza a fluir. sobre todo en las que amamantan a sus hijos sólo una parte del tiempo. Si esta oleada de prolactina falta o es bloqueada por una lesión hipotalámica o hipofisaria. son capaces de producir la eyección de leche. aunque la lactancia se mantenga. al llegar al hipotálamo. la leche ha de ser expulsada desde los alvéolos a los conductos galactóforos. regulado por el vaciamiento de la mama y por el "feedback inhibitor of lactation" (FIL) o factor inhibitor de la lactancia. La oxitocina es transportada por la sangre hasta las mamas y allí hace que se contraigan las células mioepiteliales situadas alrededor de la pared externa de los alvéolos. aunque en condiciones normales la cuantía de la formación de leche desciende de forma considerable pasados 7 – 9 meses. La succión de una mama produce el flujo de leche no sólo en esa mama. donde producen señales nerviosas que inducen la secreción de oxitocina. o el llanto de este. regulación de la tasa de síntesis y secreción de leche y 2. el flujo por el pezón mamario no es continuo. las mamas perderán su capacidad de producir leche en un plazo de alrededor de 1 semana. que permiten el vaciamiento de la mama. pero no pasa con facilidad desde estos al sistema ductal y. los impulsos sensitivos de la succión deben ser transmitidos por los nervios somáticos desde los pezones hasta la médula espinal materna y luego al hipotálamo. Sin embargo. El estímulo del pezón y de la areola produce por vía de un reflejo neurohormonal. Este proceso se debe a un reflejo combinado. La oxitocina. Es especialmente interesante el hecho de que las caricias de la madre al niño. o si la lactancia al pecho no continúa. exprimiendo así la leche y produciendo su paso forzado a los conductos.