Está en la página 1de 220
1): ROBERT BRUSTEIN : De Ibsen a Genet: la rebellion en el teatro Niee 2 4 | MOS a a f She 3 pec SS Ls 4 EDICIONES TROQUEL Titulo de! original THE THEATRE OF REVOLT ‘An, Approach to the Modem Drama © 1962, 1963, 1964, by Robert Brust Edicién en castellano autorizada por Lite, Brown & Company, Boston-Toronto “Todos los derechos reservados total 0 ‘parcial sin permiso del editor. Traduccién de: JORGE L. GARCIA VENTURINI Printed in Arge . Impreso en la Arge Queda hecho ol depésito que previene la ley 11.723 © by EDITORIAL TROQUEL $.A., Buenos Aires, 1870 a pana Norma: La bella donna della mia mente ~ Fr gr6S PREFACIO Los propésitos de este libro son tres: examinar el desarrollo de una tinica idea o actitud dominante en ocho autores dra- méticos, analizar la obra de estos escritores en profundidad y proporcionar una introduccién al drama moderno como un todo. EL intento es ambicioso y, sin duda, evidencia cierta presuncién. , , , , , , , , , , , , , ) , , , , ) ) , ) , ) f ) y y ’ ) 10 ROBERT. MRUSTFIN Jiasta ahora extonsomenta desde ol punto de vista det estito, como manifestacién del realitmo, del naturalismo, del simbolismo, del ‘expresionismo, eteétera, AU tratarlo agui como wna expresivin de la rebetién, procuraré ilustrar cémo todos estos “ismos” silo sir- ven para enmescarar la unidad esencial de este movimiento. En efecto, se trata de un movimiento, ya que los més imporiantes autores dramaticos modernos estén wnidos por enpnestos ¢a- muunes y por un punto comin de ataque. Procuraré justificar estas afirmaciones mds adelante. Ahora debo defender mi seleccién de los ocho escritores escogidos parn sun estudio especial: Ibsen, Strindberg, Shaw, Chejov, Brecht, Pi randello, O'Neill y (considterado junto con Artaud) Genet. Mic ehos de estos nombres no necesitan justificncidn; pero la némina parcial, podria no haber acuerdo sobre a exctusiin de este 0 aquel autor en particular. Anticipéndome a Ins objeciones, ddiré que mi. stad inspirala en parte for principiot yen pa Estima que estos ocho dramaturgos son os mds 'y permanentes del"émbito teatral, y me propuse no incluir ningiin autor que probablemente dejard de sev leido en Ios préximas cincuenta adios, Algunos lanentarén que haya ido a Sean O'Casey, pero siempre ke he considerado un es vitor de das o tres obras naturaltins bastante interesantes, se. guidas por otis afectadas de hinchazin ideoligien 9 desconcer. ante ampulosidad. Jean Giraudous y Jean Anonilh gocan de ame plio reconocimiento, pero, aungue sea uma fala dle mi pre, no puedo dejar de considerarlos estilstas talentosos con puntos de vista superficiales + frdgil sensibilidad. Albert Camus y Jean Paul Sartre son mentes poderasas, pero dramaturgos discretos. Por ello, me he ocupado de sus ideas, desenrianto sus bras. Enize los autores norteamericanos, Thornton Wilder, Axthur Miller y Tennessee Williams tienen todot entusiastas avtidarios: 30 no me euento entre ellos. Existe un grupo de autores nncvas especialmente Beckett, Ionesco y Ditrrenmatt— gue eslimo mug interesantes, pero que no han tealizado todavia ne obra si. ficientemente sélida como para ser incluidos rn este libro (aim. que no dejarén de ser mencionados al pases). Lamento, por otra Parte, no poder considerar las obras de Synge, Lorca Yeas. DR MSEN A GENET: TA RPREIGN EN TE TrATRO 11 sigue aitmiro niche a estos ts antores, podria prabablemen tics y vv, vn tn verdad cr que tot onto por fla fe espacio. Si et terior interedo ve In tmportancia que tienen ‘Ke abasor para el tcatto de lovebeion, ee libro abd ala Zao entmess ino dese propo damental. co agradecer a nqucllos que generosamente me brindaron ee Senna aaa reciéin del mamucrito: @ Erie Bentley, gracias cual se me Pin el me «Be Bn seo fue me intvdsjoon muons dens del setimiento; a Evert rin: hoon, que mie hizo ver nuevos caminor de inceatgaciin; Stantey ‘Burnshaw, que corrgid. mi redaccion. Cuslguier err uz ein contenge el bro er por nipueno,evipa mia: ero mi Fras errores fusron coitados gracias @ la ayuda de esos buenos amigos, Tambien quiero dar gracias « mis anos del Columbia lege, vendadera furnte de etimulo intelectual, quienes, sin bec se enaaron ener dla Pentcion Ge leenlicim le estoy reconocide por una beca en 1961-1962, y at Consejo. de Investigaciones Hirmanisticas de Cohumbia por dos Subveniones pr sss de era, Finalmente guiro ezederer aim hijastro Phillip, que permitis que me dedicara a escribir, Jami queriia espota, Normn, por su continue apo rstinntoy mor a quien freruenlemente fur Tena paca aninoso para su toca, Ronrer Brusreny I - EL TEATRO DE LA REBELION Comencemos con un par de imigenes. Imaginemos en primer lugar un templo abierto, de propor- ciones clisicas, rodeado por estrados esealonados. Reunidos en distintos niveles se encuentran artista, ciudadanos, nobles, divi didos en clases, pero formando una congregacidn unitaria dle es Pectadores. Delante del templo se alza un altar, frente al cual ve ‘mos al oficiante con ropajes sacerdotales. Detris del templo esti Ja ciudad; detras de la ciudad, las esferas celestes movigndose te gularmente en sus drbitas. Ei sacerdote preside una ceremonia Fitual en Ja que mima wna historia mitica de heroismo y violen« cia. La concurrencia se halla sobrecogida por el frenest creciente de la accién; 1a atmésfera se torna cada vez mis tensa y nervio. sa, El alto sacerdote concluye su servicio con tn sacrificio ritual, y Ia sangre corre por el altar. La concurrencia grita como si fuera lla la vietima, Algunos espectadores caen de sus asientos; el tent- plo se estremece; la ciudad comienza a desmoronarse; las esferis salen de su curso. Cuando parece inminente la disolucién. total, 1a escena se detiene. Las eipectadores salen en se confunde con una calma evérea, st amsiedadl Mu ra una Hanura perfecamente plana en una region solitaria. En primer plano, una inquieta muchedumbre de iudadanos se apifia junto a las ruinas de un antiguo temple, Deirds de ellos, un aliar roto rodeado de diversos clementos. Mis tris, el espacio vacio. Un delgado sacerdote mal vestido esti de’ pie junto al ruinoso altar, al nivel de la muchedumbre, inirdn- dose en un espejo deformante, Gesticula grotescamente ance d, ‘observando su propia imagen en distintas y extrafias Se re eee ss parcialmente, El sacetdote vuelve el espejo hacia aquellos que permanecen en su lugar, para que se vean sentados estupidamente sobre las pleas tos, inmovilizados por un moniento, conten plan penosamente sus imigenes; Inego, Henos de horror, echan a ‘ones, anajando pietas ont el aliar y profriendo ras precaciones contra el sacerdote. Este, colérico, imdtil ¢ irdnica, mnente, yuelve el espejo al vacio. Esta sélo. ‘primera s una imagen del Ta, see sen cae Por teatro de comunién quiéro siguificar el teatro del pass- do, dominado por Séfocles, Shake 'y Racine, en cl cual los imitos tradicionales eran representados ante una audiencia de Ceyentes, sobre el fondo de un univenso cambiante, pero todavia coherente, Por teatro de: ‘entiendo e1 teatro de Jos gran- Ales revolucionarios modernos, donde los mitos de Ia rebelidn son representados ante un menguado nimero de tspectadores, en medio de una cortiente de vacuidad, frustracén yy hechos triviales, He descrito estos dos teatros metaféricamente fon el objeto de sentar répidamente dos puntos fundamentals: si elaramente el teatro tradicional del tuyen un movimiento tan distintivo como las variadas escuelas - lel pasado. Aunque Ibsen, Strindberg, Chejov, Shaw, Brecht, Pi- Yandello, O'Neill y Genet todos I eau n jbro— son artistas auarcat ulus en este ividualiouss, sin embargo, tienen algo en comin que los distingue de sus predecesor Ig que los distingue ue yredecesores y——peracién afecta tanto a la cultura: DE SEN A GENET: LA REBELION EN EL TEATRO 15 Jos vincula mutuamente, Ese rasgo comin es. su. actitud de re: tedia, sctiud que es producto de una herencia esenciaimente tomantiea, Me propongo en este libro alslar las caracteriticas mntivas del drama moderno, para demostrar su unidad como movimiento romntico, y trazar el desarrollo de Ja rebelién 0- Indatica a través de las obras de sus echo autores mis represen- ‘Como prélogo a este andlisis, sin embargo, ser necesatio ‘examina cémo. se produjo la rebelidn dramética, rn tanto as difeensix ene el ato ‘sino ands bien.sus conexiones Porque tro de la rebelidn tiene raices inmediatas fen el Romanticismo del siglo xix, también 9 cierto que ello no fe mis que la inevitable consecuencia de un largo proceso de preparacién que comienza en la Edad Media. Las ruinas de 1 Ecgunda imagen son los restos de los orgullosos monumentot_ Ge la primera. Porque los dramaturgos modernos meditan st rebelidn sobre las deshechas jerarquias, los desacreditados valo- te y las instituciones en cxisis de Ja cultura wadicional, | _ ‘s1 teatro de conmuniéa, en realidad, alcanza su. climax his- {rico con una vislumbre premonitoria sobre Ia desintegracion el orden tradicional del mundo, El drama del mundo occiden- tal, como el drama de los griegos, describe una trayectoria ten- dida desde la fe a 1a incertidumbre, desasrollandose siempre en i sentido de un creciente specto de las leyes temporales espirituales. La tragedia griegs, por ejemplo, se mueve desde la piedad religiosa de Exquilo a la ambivalencia trigiea de Sofocles y al itritado agnosticismo dle Euripides, para desintegrarse finalmente en la indiferencia espiritual de Menan- ‘dro y Ia Comedia Nueva. El 1 se desarrolla des dea certdumbre religion de os smedievales hasta fas dudas y hesitaciones de los autores del tiempo de Tos Estuar- do, donde fos personajes de Webster y de Midleton contcmplan ‘Gielos vacios, y los heroes trigicos de, Shakespeare se asoman fn abismo infinito, Un. creciente, sentido de inut Thelenistica como le gw. ee ~ meee DE IBSEN A GENET: LA REBELIGN EN FIL TEATRO IT 6 ROBERT aRusTeIN del iltime Renacimiento euro ? peo, Jo cust se refleja en ci filésofos de la nuturstera que 5 tid Putitica de ninguna peste, ni ol tribunal dal Arespagy Gene en ted ly ponen en dda, Guenta el sufsimiento de su Orestes, ni Dinamares se recupers or Ia muerte de su Hamlet, sun cuando el exilio, el sulrimiento Ja muerte sean {recuentemente el irracional ‘destino de. lor del teatro de la rebelion, De manera similar, si el téatro de comunién incorpors ‘metosas visiones'y angustiosas profecias, el teatro de la Febelion tambign Tas incluyé, La elocuente locura de Lear degenerd en la insana charlatanerfa del Oswald de Ibsen; los cele momen téneos de Leontes fueron con el tiempo In patolgica obsesion del Padre de Strindberg. Gloucester murmuta contra la initil crucldad de los dioses, que los abiilicos person: siguiera se ocupan en maldecir. Albany pronostica. que’ \Jos hombres se devorardn unos a otros, Jo cual sucede'en Brecht, Yas ga Sa Se Me eigen gel oo fh Meeting gear aoe se IP Heartbreak House de aM cl covaje pats eniscntan ta muerte ts ae Shaw; la melancolia de Hamlet reaparece en la penosa zozobra Ja eer tah a toyedia pide su vara detiatclaey ae Sy ae y en Ia oscura desesperacion de O'Neill; el medio seeraete trman confoioy del mismo modo ane ef ovist mundo de Yago Mlega a ser el mundo entero de Jean Genet. No, Jidon ‘en tos aaretScomodamients sconpatado por fuenes nn, Prades eae Hs Yeiteradas negativas dle Lear~ han Hegado a Je.ve-slominado por §) constituir el vocabulario de rechazo del dramatirgo. molerno, lon greges, prossissenars Cuando loa romancs dominayoaa'SS conforms eater ra renegar de su legado de disolucién , Beotcibieron a Dios de la escent y empupror In Este legado, por supuesio, no es solamente una herencia lite sy Las coment Ua", En el drain raria; es In herencia del tiempo; el mundo que nate al deans ‘Tis all in picces, ait coherence gone; All just suppiy, aid all relation. a para una edad que anti e Restauracidn ture moderno sc va haciendo cata ver mis circunserito y limi false iafnamitm® Sbietivo, proporcionando uns: axa SE Cuando Ibsen deja Noruega en 1864 para iniciar sus alcea religion, oo] ruta inismo, con escaso interés por In grande, epicos de Roma, ef naturalismo cientilico pretie Hatiralera religions del Reva ie ce ssa a aaiaemugin.stanca rio tic con e1Eamtabin Gre aeeehyy peas, iota: eh Hilde 2a 8. desintegracion expiriual/cl teatro de wages ‘rigen de las especies, de Darwin, aparece or 1899; et mda de desde oe, ‘cadiconvccdemal una ido Wh ole aoePs Pa sas eae on 1859, habia seal Tents poe eo avn, Shakespeare dex ama afer eral Par outem diving de homby politica, Se porm!s ¥,Penoamente, un punto de vita masher Acie enfoque mécanicista de la historia que analiza el desarrollo de or po a dee azo Wiel Ma amatnge de) oleate de Me historia que anata el dearoto de a eamblo de i seta a SESE, te no puede oltecr nada Y'en 1863 eae pa a ee erie Toute ( a cambio de scritud de su protesta. El exilio de su Edipo no igen divino, milagros y resurreccidn xe niegan, aparece carac- e tetada, Ro como tin a tohrensturl, aw Siva Ee he Inspirado. profets hha triunfado; ya se hit SARTO, tot cobain pats: Wad'be tle cee sompenntin UR Wide er gieh wi lo porn r 18 ROBERT BRUSTEIN ‘La naturaleza va reemplazando a lo sobrenatutal, cl expe- resto a den fanaest ‘Lo estadistco va susie: yendo a] eee rs . ‘Teemplaza a la a Piguet nee caster ee wrest de los farts, de hipértas observa y eoperiial ee petabilidad. La ciencia va firme y arrogante, pero no ae er Sauisfacer Jos anbielos de Ia humanidaa. En lo que concierse la gran revolucién politica y socal, sta se ha trsducio en la in talacin de la clae media en el poder, el fracaso de i revo: clones radicals de 1e4® desalemo las esperancas de aban { ene y ___ Lalliberiad, la igualdad y la fraternidad no tardan en conver-|; trse en tesminos dudowos, a'medida que el eco staro Teens plaza'a Ia servidumbre y” que Ta jostcia se ve corrompida, por 1 privlegio, mientras el progreso se expresa en los tales el indastialsmo: montones We escotin trabajo. infantil cates enegrecidas. Los revolucionaioe de princpies del sigio xix hss Ba vicpag spl retain de a bra hama: Pero las iencias deterministas impusieron Mmites a as posibildades det hombre, Ta mq rompio el vinculo con naturale “sus semejantes, y el Estado comenaé. a. p ‘cada yer mis) de su persona, El hombre moderno sc ve amenazado por el caos: Things fall apart, the center cannot hold; Mere anarchy ix loosed upon the world,* Yeats vuelve a manifestar las premoniciones de Donne con acenias in, mis apocliption. La de la sociedad mo- la de una mazmorra —gris, sucia, miserable, repulsiva— dane el hombre tabs sn fn, eb on atmitera envenenata ompliendo tarea humans, 7 ma moderne, en sintesis, cabalga sobre 1a, segunda ‘ola del }, no en el alegre optimismo de Rousseau, on ou énfasis en la reforma instiwielonal, sino mis bien cn ld 5, ag cmt deomoronn, ol cents no peste mantener: uate thre tte : Wrekzecne Coons DE MSEN A GENET: LA REDELION EN EL TEATRO 19 oscura furia de Nietzsche, con sus demandas radicales en favor de una transformacién total de la vida espiritual del hombre. Nietsche es el fildsofo de més honda influencia en el teatro de la rebelidn, el intelecto con el cual debe medirse casi toilo dramaturgo moderno, Cuando Nietzsche proclamd Ja muerte de Dios, sentencié también a muerte todos los valores tr nales, El hombre silo podtfa crear nuevos. valores. com dose en Dios: 1a viniea alternativa del nihilismo era la rebelidn EL artogante go yuliero de Nietzsche {ue una respuesta desespe- ada ante un tiniverso absurdo, Y toda moderna rebelién, escribe Albert Camus en st estupendo estudio El hombre ‘rebelde (Homme Révolté), nace “Wel especticalo de Ia itracionalidua, eonfrontado con una injusta e incomprensible condicién”. Al ‘enfrentarse con el mismo absurdo metalisico, el dramaturgo mo- demo asume el desafio de Nietzsche, adoptando una actitud de rechazo que 10 coloca en conflicto con. las leyes.de Ia necesidad moderna. Rechazando a Dios, la Iglesia, 1a comunidad y la fa. rilia —reivindicando los derechos del individuo contra as pre- tensiones del Estado, la moral, las convenciones y las normas vigentes-, adopta Ia postura cle’un rebelde, sublevdndose contra las probibiciones, resuelto a romper las barreras que lo coartan. __ La rebelién de los dramaturgos, conviene agregar, es mis imaginative que prictica: imaginative, absolute y pura, En las primeras fases del teatro de Ta rebelion —en algunas obtas de Ibsen, por ejemplo, y de Shaw— el drama comienza a mostrarse como un acio de uiilidad, y en las obras de Brecht conduce di- rectamente a la revolucién politica. Aun en la mayoria de estas obras, sin embargo, el elemento programitico es realmente in- Sigua. .;_demasado radial para, una splicacén pric arte dramiitico no s¢ identifica con Ja realidad, sino que mis ‘bien se desarrolla en un plano paralelo, y la rebelién dramatica, por lo tanto, es mucho més folal que los programas de los agi- tadores politicos 0 los reformadores sociales. El dramaturgo ‘moderno es esencialmente un rebelde metatisco, no un tevolucio- nario prictico; cualesquiera que scan sus convicciones politicas, sare Ia @xpresion de uta exigeiia expinitual. Porque es nilitamte de un ideal, un unarquista individualist, se afana por hale saueticoS Rewehar tes AE Pret 20 ROBERT aRUSTEIN J0 imposible mis que por lo posible, y su descontento se extiende 2 kus taices mismas.de Ja existencia. La misma obra dé ate se convierte en un gesto subyersivo: nina de un universo desordenado y caitico, Una consecuencia de la rebelién dramética es su divorcio de Io oficial y —pues les de toda la cultura vigente, Esta, cult Puesto, en el teatro de Ta plaza cle mercado, comercializado, segtin palabra Feconstruccién imagin ii pers, por ta donde et droga de Strindberg, foncionn coma oo “predicado Ini, procnamo aside desu hes ce Popular, Jo suficlentemente poplar como para ligt aa ae Imei ¥ ences los proleriasin tiga deme, Sete testo ‘de Ta sebeliin no es tn teaue popilse nrvow vac intemtan tisttar'a ample sectores poplinces or le snc pace que ésos procuran se, com! Theopie Gao Tor de Jos burgess Banos y calor sf enenigg adc Yeo ser el hombre de la bunghla: Dede Innee yc furioto contra aquellos “cerdatgordot’, htt Gena gee wae en el banguillo de te aniqulacon veal tase Ie vets oe cada amt rebelde te muicra iiade por ages de eae préspeto mundo, y aun Chejor, episte rorth oer to dela rebelion, deca: "Toto To que necedts rea ee chit vem a used miknosyadvirtan que tales cueeines s hejv acuse al burgués por nia de cans de toca fei nen, por si meiionidad y erptta seomolatcaes ope berg, por ut abana: Shaw, por au complacentay Mech es Pirandello, por au impertinente y ten st flstesmo: Genet,’ su hipocresia y avider: maturgos virtudes del cristianismo de la democracia liberal. rebeldes compart iron cl desprecio por las blanday Y¥ los razonables y humanitarios valores Ho que rechaza Jas devociones convenciona.. ° Un dorggescn F f DE MSEN A GENET: LA REBELIGN EN HL TrATRO 21 ‘AI detestar los términos medios, mediocres y desafiar a la clase media, mienza a celebrar, secreta 0 abiertamente, los valores de. les Posiciones extremas: excesos, instintos, emancipacién, éxtasie embriaguez, enajenamiento, ‘revolucién, ‘Asi, In “detestable y compacta mayoria burguesa”, como decia Ibsen, se convierte en ¢l principal enemigo del dramaturgo. Y puesto que esta mayor's constituye el auditorio teatral, el espectador mismo cae bajo el atague, 0 se Jo asalta directamente desde la escena, 0 s€ Ip re- presenta sobre el escenario 2 través de personajes satiicos, El Gramaturgo se constituye en el enemigo de aquéllos, pues, coma dice Shuw en sus primeras obras, ‘mis ataques van ditigidos com, tra ellos mismos, no contra sus figuras escénicas”, Inevitablemente, el drammturgo paga el precio de su actitudl rebelde al ser rechazado a su ver por aquellos a quicnes atacs, Como Joyee, que escaps de Inlanda por no querer servir a aque. Ho en lo cual ya no creia, el autor moderno pasa buena parte de su vida creadora en el exilio: tin fugitive, un prosaite, un hombre al margen de Ja Jey. Tbsen, noruego, va a Roma; hiego 2 Alemania, yedara: “He hide de Ue ambient oe eee, para poder purificarme"; el sueco Strindberg halla relugio en Paris contra las injurias reales e imaginatias de sus conciedads 3, Ra Shaw abandona Inlanda para siempre ¥ se instals en Ingle y tera; Brecht, huyendo de los navis, pasa & Escandinavia y°de allt a Jos Estados Unidos; Genet pasa la mayor parte de au ju. ventud en las circeles europeas. Como resultado de todo ello; el featto de la rebelién se constituye en un movimiento eosmopo- Zia, mutrido en las fuentes de los mis diversos paises. Aunque €1 dramaturgo continte eseribiendo en su pais, 0 am si lo hace en el exilio, no exalta a au patria. Los dramas nacionalistas son Muy raros, mientras que las caracteristicas internacionales ‘mulan sus sitiras © impugnaciones, Aun cuando el dramaturgo rebelde no esté exiliado geogre flamente se sent como in extra e medio, «causa de que ha perdido el sentido de pertenecer a el. Un extranjero. para a feria, an leprao ars fe sociedad, un hereje pain la ‘iglesia, a Ia vex un proscrito metafisico, porque se ve espititualmen, al desdefiar Tas emociones el dramaturgo rebelde co- { Surreio fcotee 2 ROMERT MRUSTEIN, te empabrecido no bien sbandona su creencia en Dios. “Tintonces ‘comienza el tiempo del exilio” escribe Camus, comentando a Nietzsche—, “Ia busqueda sin fin cle Ia justificacién, Ta nostalgia sin designio, «la mas penosa y dolorosa pregunta, I del corazin que se interroga a si mismo: gdénde esti mi casi2s". “zDénde std mi casai”, se interrogaba™ continuamente el inconsolable Nietasche. "Pregunto por ella, y 1a busco y he buscado, pero no la he encontrado.” Ibsen escribe a Georg Brandes, a su. retorno a Noruega: “Heme aqui en los fiordos de mi tierra natal, Pero, pero, pero! ref Deltsn mesidnica tiene lugar euando el dramaturgo se rebela con) a Dios y procura ocupar st In i el sacerdote contempla at imagen en el espejo. La rebel social se prodice cvando el di época comienzan a. limitar la muturgo se rebela contra las convenciones, la moral y 10s vale: es del organismo social: el seerdote vuelve el espejo hacia el ditorio, i ia} ocurre cuando el dramaturgo se rebela contra las condiciones. de su existencia: el sacerdote Juclve el espejo hacia el vacfo. Cada uno de los ocho autores que} habremos de considerar en este libro =de hecho, la mayoris de Jos autores teatrales modernos— puede ser clasificado como re-! helde mesiénico, social o existencial; algunos eaen en dos de ess categorias, y algunos en Jas tres, Para demostrarlo se hace new sario examinar los antecedientes, 1a naturaleza y el estilo de cad; uuno de los aspectos de Ia rebelidn dramatica, La rebeliin mesidnica constituye el estadio inicial det drama} moder, a Ta vez que el romanticismo mis desembozado, Se la cuentra en Ibsen, Strindberg, Shaw y O'Neill; soma en Genet y} caracteriza a autores menores como ‘Wagner, D’Annunzio, Sartre y Camus. El drama mesidnico surge como wn acto de revelacion | como una vision de la ‘Tierra Prometida—, porque gira en torno del pensamiento y la accidn de un nuevo Meats, gue habed ae reemplarar al vigo ios y cambiar asi la vida del hombre. La re-[- jena, grandee y egoce:j ones teatrales, y es tan persistente en el frm» dei que eta primers plea k Delién mesisnica ex Ia inde subj ‘ica dle todas las tebe drama, que uno se ve fe DE SEN A GENET: LA. REBELION «EL TEATRO épicas de Thsen, y no en sus posteridtes obtas “moderns”, es don- de comienza propiamente el drama contemporineo. Porque es el ‘asianismo lo que caracteriza al teatro de 1a rebelidn, Y, aunque Ja explosién sea mis ruidosa en,los comienzos del movimiento, ¢uando los dramaturgos estin todavia alectados por tun roman. ticismo turbulento y creen atin que todo es posible, us rever- beraciones pueden percibirse a lo largo de todo el teatro moderno. EL drama mesidnico es win medio de liberacién absoluta, no ‘constreiido por reglas escénicas ni Timitaciones humanas, a uavés del cual el dramaturgo rebelile satisface su insaciable apetito de infinito. Al concebir al universo como la proyecci eee Rohan tae Seis tee er oe supetior a Dios, y destinado a transformar Ia vida en algo mis Sed, es hak eee Neer Sen gt aaa Agee oe Saree Siemto mot eepvitw crecer, expandine,“hacerse tenue, infnio, ‘toy en todos lados, en cl octane que emi sung, ch ‘que son mis esos, en daboles, en les flores 9 ml se ala huita el cele. Puedo eontemplar el universa entero, Yo 497 al oniveri, 1¥ siento el poder det Cresdr [Porque yo soy Bll Yo piiedo apretar todo en mi ‘odelaslo en una forma mis perfects, més durader, moss. Quiero que toda Ia cresciin y lat cosas creadas. sean Felice, que mazcan sin pena, que vivan. sin sufvimien averan en una alegre paz Agut, donde Strindberg se imagina a st mismo gigante y trascendente, asumiendo poderes divinos y rehaciendo el mundo segin su propio plan, reside la verdadera esencia de a rebeliin smesidnica. Strindberg es ef menos reticente de Jos dramaturgos mesis aieos en su personal impulso hacia la Divinidad, pero su ansioso Quiero —grito perpetuo de insatisfaccién— resuena en todos los, dramas de este tipo: es el estampido de Ia voluntad de poder. ‘"Han muerto todos los dioses, ahora seremos superhombres", es 20 shaw, pee ee ROBERT BRUSTIIN. ch Hombre y superhombre, anunci Waaretendove asi en el seliger Hel, el hiroe gala de Camus apanta aiguien i lnechor, 10 hallamos en. 1a tradicidm dc 1s WO ‘Karl Moot de Schiller, Goet heroes rrtge. un proscito que hace la guerra It sociedat gratficacion plena mds alld de las Teves ‘héroes romnticos busca Hetctres del drama mesiinico —Solveig ¢ Inés heroin etprunilda de Wagner, Ann Woitefild de S201) 7 Seireyares un primer tipo de drama, él roméntico c-8 Th La lucha del héroe mesiinico con Dios le jenta mi She) bargo, con el Prometeo de Esquilo y el Fa oc no mencionar al Tamburlsine de Marlon eral entre todos los grandes instngents de! ON Sree Tuciter, Mefisstele, Cain, Judes, Don Si, por ejemplo, figuran entre Tos rebcles vision neeesidades" y 1e sefalan © al emperadar Juliano de Tbsen: clos camino de su prop’ jeusche: es ol eco de Ta rebeldia mcsid Ganperedor > Galileo, prevé un Tetes MPEG a erie realice 1a consigua de 1a revoluciOn’ y dome Om orig, sno que vivan como dies 100 le Strindberg anuncia:, “Y« ‘del Diablo. Cain, te en De vuclle ide Dios", es el héroe de ‘asi mismo con “Lt ‘Anthony, de ON ‘Brown a figura de fin, el héroe mesiénico © fu fuerza en los ms pro- petsonaje prominent oeide, mientras Don Juan, el "enemigo Genet se identifica fe las armas con Dios", todo Jo largo de EE gram on €1 Diablo, En preva su desio y ja un hombre futur sermipotente, omniscient, infalible, y 0 1s Vor qraete autoconaciente: en sintenis, un di0s Diem goconscente en 1a ultima obra, Deve & Matusal Por su parte, Sigitido, el protagoni Wagner, rompe Ta lanza del dios Wotan 6 fundos manantial cnay por encima de 108 dioser. pul oe donde veina Yo imposible’. E Live ‘O'Neil, Lizaro reia, anuncia que “Ia grande ningin Dios puede salva diel Hombre radia en 9 Jor hasta que él sea, como Dios mie Pic de Genet, eh El balcon, Uansiorns, 20 ito eet un asalto rebelde contra el cielo mismo. settee meaidnico, en fin, es un superbombre 3 Fee eneeser ge un, mathechor con las de wn, beneacit ‘Confucio, intenta crear nuevas leyes, rador, con 10s medios de alvadores, safe ‘a manos de la multitud, porta el climax dramatico ‘slvacién en sus pu "a destino de 1a sictimsa arma sus convic Nueseribe su obra come como literatura de sil rngelios, ol Corin, 1a creadora, como escrit yacin, moderno equi ‘ximas de Confucio © Tos Upanishads. ‘EL drama mesini ico, en conseeu * temitico: tuna obra filoséfica Es también bast: F dante, como el ces tenilenciowe y si ido del Fausto de Goethe ganas veces desbor ‘Manual del revolucion jpethombre, en prosa discursiva, no Writs ueionarias To son ‘ono exhortativo y admo- ino suele ser muy i= ‘obra misma. En cat fa de la voluntad de Ibsen, igner, 1a resignacién in Mibertos que suf ia rebelién, Por RONEET mnusteaN beig, la fuerza vital de 5 O'Neill o et culio det comprensibles, ni muy Ga mayor parte de est. wel nuevo oy ial de Gehet— no son ni miny quiers muy originales ‘4 tomado de otr La obra mesiinica, {una dramatizacion de la bis. representa el modo mas pet soual de todo el teatro de 1. ye una especie de izacion imaginativa de su imaginacidn Gynt y el emperador Jur. ramaturgo, la representacign ia que Brand, Peer ‘xpresiones de si misino; We bautizé a su hijo con este ne fagner se identificaba eon mayoria de sus pers masiado) en comin Cada dramaturgo, Yespecto de su obra’ Li com sus Ancianos, or otra parte, a doctrina mes y el héroe mismo mantiene cierta distancia inica del héroe se rechaza nunca alcanza enteramen. feral es abandonado por el ce Ibsen muere, victima de 1 propio poder, y Brand es censura Extranjero de Str ‘indberg termina en su revolucién no Puede tener éxit Wiunfador final", En De vuelta a Mat DEMSNAGINET: ta RERUN EN RL Teatmo “3g ilizado todas pico cumpli- nn en el dae . arliente y egoccitrieo ele todo ef wulso romintico hacia la libertad dle las ideas subjetivas, ef drama ieales del héroe y los insuperables ebaticuroa ie] undo real, Natarolmente, el drama mesiinico es concshider ran es. aks asi siempre rmuy largo y, 3 veces eon resultado de la Bree ean Tis regis, cas’ imposible te Mee eseena. ite horas de sepresentacion; Empe, " doble; A Domasco, a su ven, es tra Matusalén es un “pentateuco metabiol Lparane acl Anilfo debe ser reprsentado en cane obras Penidareeat tna de ellas agotadora, La longiied ene, obras mesinicas constituye un signo de se fursid (estamentaria Io general oy Chics, Raa ver exhibe wna teama ues por 12 feel, constan de escenas breves'y epaduien muiltiples meal Ones, En cuanto a su ubicaciin tempor. ese releridas aati te, Emperador Calico), at futtno te ene Ma. raat oe se localizan en ningin tiempo pi lugar, como wn pordaes carte). Cuan Ta ubleaciint ee de feet eee Bea scene icmere ¥ superkombre), se introduce en agin punto de ean tencis onirica (Don Jusn eh Ia excena del infierno) para de esta manera poner distancia emre ed espectudor y la obra. A 2 Significicién eontemporinea de la pene lida y eee mesiinicos emplcan sus personajes para rebelidn y encarar su concepcién de It salen, gore enero Hiterario, el drama mesidnico oxen de la clase superior, tanto a los otvor las de los demas") y del hétoe 10. into a los otros hombres como a sefzuia Es oper? RUSTEIN be we A cENER: 1A meneLigN EN xt TeaTIO $5 ss scones son econ mma relacon enue ol Bouse 72 cl autor social concentra st | ba ercuninnc (um supeomine © 26 08 Ui tm. ion Tjombre en su relacin con Ia sociedad, en conflcio roiloae OS eatio ispiado, clo SUPE stam on prel gobiceno, 1a caltora oficial, 1a iglesia 0 12 hae, ty en a noble cama, s fuera Tics 0 0 familia | descaed WTpo. mas bien en wna, moral elevada ¥ cualidadles Hay cambio correspondiente en Ta forma dramétic, T ravintes que To eslocan por encima del co my ualtdages ya epics cee Tngar a exsucuras di 8 7 SH re cosines Gigcaba una arisoeracia del cars, tos hom; ica bandon su expresividad desaliiada 5° firme, co, Woscg’ “Nietzsche, wna “nueva nobleza. | 1 “Spondi— compacio, eukdadosamente Meso, EI drama social es clésico, en aoerno del populachoy et poteniade—: O00 ot Trdlase aque el scmtido de la defini at ye peer eG is linkin de Eau "Wilson, para quien el da- Slee never mesial. A Pett ec crea HeLa gael dominio moral y polio, una Dreooupagen, pence les mee, gcse Sa eNO AS a soit moral y a. eu el ge Misoe y Jle de Policia de Genet Feit COs de ace eR el drama vodal sa, algunas Wee SPS we At tint, In mayoia de Ton héroes mesinicos cenfrentan 1 is i iad neice ests eserifo en estilo realsta y nanaralisty Miuerte y Ta desilusion) « fine permite lograr ne} fvidad, La exuberancia ey vente, el Tenguaje del drama mesiiyic® eulto y ele+ Ja voluptuosidad < ado, Alguoms pier eatan excrilas et Yeo, SGOT M0 Nicda dad vis modulacla y controlada, (oma, pero. el lenguaje mesiinico,e$ era nUMrenie_oracular, de la obra y deis BN a accion en su lugar. Las cuestiones jableseremeteado por sociales, poliicas morales ‘cconémieas se ventilan en una atmés- tas cireanstancias de los dem: vee vo'ampuloso, Porque el grama mesianic wna poderosa ciialidad proféticn, Fs ee warumened Sel” tore mpmesaliaea Jisce comin 1a comprension psicologica ut Povsien se conduce como om vsionazig Mfopirade que tiende —y socologics: as KGa < tuuificas comienzan a influir en el dra, in tinieblas. Feo e tn expeadl la ceorfa, de Darwin sobre Ye hherencia y el autor, Quid revelacign a wn mundo envuclta © Ando estadio del teatio modcino, ©) Te ined 9. ambiente, Ibsen, Susindberg, Shaw 3 Bey comienzan a pensar cial es macho menos smibicioso, Sunde TAI TT ebelin 20, anno ineratoncienulics bajo la infinenci ‘Darwin, Lamar, cial, nee contemporancot: caractetiza os OO family © S'ptars, micnaras Chejov, que fechas INRUCESS fintelectuales, do anno oe nuestra epucs, LA zebein ox) fume tas adhiere a un ideal de desinterés jurtiien See smodernas" de Ibsen, los dramas “paturalistas” de Strind- ere a wn ides) CF eraomafes,c] drama social coloch & 19 TEE os argumentos invimiatas de, Ce} aie oe de ns ciolad contemporines 1b%e lr ed su drametis per berg Jo ty, buena, parte de Brecht y algunos Feo fa de ley cola fe la cae media, El protagonists ues sometido 12s ras Ge to como tos dramas campesinos O° OEY eres waummas lores que Hennes Oe Neer exhibe Jas mismas am- ise parabolas de Dirzenmatt y 1a 007 Spier de autores: bijones (0 Flt de vit); eammple con los mismos deberes coi. tes Marios como O'Casey, det, ae aeeprisch, dnios y habla la misma prow 9p ole. La estatura moral se sn Yebelign social, por supwestO, Mioeco del dra. reduce a una altura roctedio, Hi Brand de Ibsen se abre Gini Ta Tnetlinico, pero en exe e280 th see a otron tomas; aca tas lured BO “morir, pero Oswald Alving es ses nn won ob. a ara ss GICH 8S s oeegn moral estancamiento Por um TO Peredado y la opresién del contor- ea ants Gel dana se trastada QE bs Cor ere alos no; el Extranjero de Suindbers Bo dela libertad de un suefio, dots icon cudadonon, com ot pacenie QUE To, sey el pero si padre s¢ ve confinado 2 1 ‘chaleco de fuerza; el John Signs cdo letra de 1as bambalinas, Es NEM cocoa Yel nce de Shaw esi predeupado por et funny de Ia taza, pero Miller, Osborne, es también un 36 ROBERT. BRUSTEIN gu Gindida esti fundamentalmente ocupada en los probleme Be > as cluades populosa> reemplasan os imperios del dears esidnico; el sol queda fuera del alcance de los hombres posbilidades bumanas se ven notablemente disminuidas, 1 YiteFde ciudad de Tbsen se degrada en sus “salones carentes de ‘i nobleza campesina de Chejov se paraliza por la apatia aa ins lor eseaputas de Pirandello quetan congelados en 7 eta: los personajes oprimidos de Brecht no pueden dar y ‘Spinfones personales, El rugir del Jebn es reemplazado por e) ba-~ ido del cordero; el 30 quiero y teeplo, Compromiso, adaptacion y supervivenca se transfonnan series consignas del dia, mientras que el hombre vuelve a sus b- Gtiaciones y comienra 2 andar en puntas de pic, cautelosamente, por el curso de su vid: ac thuss circunstancias, es un verdadero prodigio que Ta re- ‘belign continge Tuncionando a pesar de todo. Pero, como ya su fer! ante el estilo clisico del drama social enti construido jobs Sv, base fandamentalmente apmidntica. Tosen abandons el dain Wiaidnieo porque, al estar orfentado sais hacia el artista que I~ aaerermcctNorib, resulta inapropiado para la presentacidn de I Sias moderna; pero ello no significa que abandone sus incling: Vioner rebeldes. Las violentos prejuicios de Strindberg, de manera Similar, ponen en ridiculo sus inchinaciones ol “naturalism Te angastin metafisiea de Pirandello penetra a través Je sy sh. prt realist 1a naturaleza anarquints de, rece sows 6 Riria y mola a sus dramas sociales, En verdad, el dramsvwrge spate, entra en el drama social solo ocasionalmente, aun com Tigao, como el doctor Stogkamann en Un enemigo del pucliD, Sie ttcam en Senorita Julla, como el capitin Shotover en 18 come ia congoja (Heartbreak House), como Lavdisi en Asi et {6 Se parece) [It i So! (If You Think So), como Mackie en £2 Spdoe de dot centovos. ¥ aun en las obras ins riurossinenic OPIS ‘thas, como ls de Chejow, la zebeldn bulle eas profundincers Hees sir para los madernios auditorios, como dijo Tbsen, signee * Fepidiar’el modo heroico subjetvor pero en el drama sal el yo reclame dan lugar al yo Tepudist teu eo una forma de Fehelidn, un ataque contra Tos abu s0s de Ia €poca. EISEN A GENET: TA RERELION EN EL TzATIO 87 El drama social, en sintesis, representa Ta vida moderna con cl propésito de fustigarla y sancionarla: es una imsitecion con, Pro- palitce esencialmente satricos, Sin embargo, esta rebclée Pema, El dramaturgo puede incluso tratar de matar a Dies Cenque mis no sca en sus insttuciones errenales y &n Ss era ee dclogadas) . pero ya no estd preocupado por consiruit quliglesia: el rebelde social raramente propone wna altermaiea Gara para las cosas que quiere destrut. Es cierto que as ob sersrbpagennla y los drarnas conflictuales son una suerte de vie ‘ge de Ie rcbelton socal, pero yo voy a excluir esas obras de oie Bejajo. Cuando Sean O'Casey scribe sobre una revolucién trabale, Gue trae Ia sensualidad a la Trlanda puritans, o cuando munista ‘Vjler muestra simpatia por 1a condicién del hombre Arthur Milleicamos enfrentando menos con bras de arte que comin mete pollveas 0 posturas sociales, y es mis bien on Pucker NS S30 también para dcsribir ? Pucsto que Vico, fildsafe del siglo xvur, no oe civilizacion interior sh dl Vida ins baja que la del hoe ia preter ae araMMe perio ie Ia eypes lt protecia dle Vieo, sin embargo, se da plenamente en el ieee de 1a rebetisn, Los: oF las comets SALiN Inclando coiscicni. ot diego iciones del teatro tadicionea Artaud o aaeaurit ef Uramna cn sy primfien funcion, y 1a obra de avr darttt de sm jeroglificn ct Pero estos es {eres se convicrten en venduder Actos de rebeligin, sao ACU y con Gener ef rat Moderna se tor rome, $e HPtCO Y wevameuie tea Hlotece el romans yl heroe, (CMt® Modena ex un Bene Retoma, y tos disses duty, tO tin Tson po sulle caer, al escenario, no hay el puny de 486 of logur obligado prs iciar este estudio Sumo onde cimienza el teancghay rebelidn, esto ca, * tentalidad mesiiwicn de Henrik thon’ I HENRIK IBSEN fat {862 Henrik 1b, ewtonces de 4 Tab tite? de dramtingy pera ‘Componer tin corto phema Uabla deja su amada Rana ey oe aio antes, para estable. case en Dresde alo ele Notuega hasia 801) y habia completay is Famente madura, dnund) snus haber gy 10s hizo una pausa ‘Seandinave de sit épocay Tente al sector conser ‘A mi amigo, el orador T positon itighdo @ uno de ios eri que le atri. balan tal posicion y es una detecn” Polémica contra’ tos cargos te fern itCCt: EM estos versce Ibeeds aft que €l cs todavia dre revulucionato, pero e reuglén seguidy jrocede 4 dlstinguir citre st propia cies ¥ ctaljui otra que repeas 1a historia CF Dineaieiones anteriores, dectara te 8 Por ncompletas ‘ Diluvio, ta revolucién mae radical ae ‘todos del liberalismo: ser jurgado como adhe. eee B, 48 ROBERT WRISTEIN tox deiopon, dejo alguien aubrennienos om el rc le Nob, Pot tos gl no lena comtetare con ada cue ne #8: Me eVutror combios de pei por ps on yates Tuc sotcoba, pore ibler y entonces Yo Sere Une Ht asad 1a ei bridgado por ‘una vision intransigente de ls Hbet Tey is purrs abaas mediante una pune 199) tad Te pire jaa que se. contempla 2 si mun, como pre Hide aeatucion: "Con placer tonpedearé el Arca!” aerial arcat, Noes exraio, que Georg, Brande amiga Prejero de Ibsen y a0 mac interprets comenpors GEN rage comida el hombre mis satel ave Wr sede Tae forenen de tod salvo, He. nuevo. CHnIEDAy conocido Percposible identiliearse con cualquiera dc tos pats da, tema © 1 eyuladar, Su rebelin, en sine. 6 ‘aol i Fetieidualisia_que_Arasciende completamente. cl ‘Reeardemos como Ibsen, a pesar de ser decidido pa Recordee la mujer, ed divoyco, 12 eutanasia o el traniene derechos fe M minis sublmeiente indiferente repecta 1 secprio social o Tat reformat politias, Dos aos mis 1, scribe a Brandes: * tener derechos politicos y sociales, dane, paral indi én que formula eeatiay ht digustado 3 10s propios simpatcantes de 3 ara he mento, el miembro de [a itt ciudad identifica us wecesidades con Iss necesidalls, °¢ clones, Chidad seg las ceterininaciones de 1s mayorias FUNeN 7 Heeetet Torvald Hielmer, cl pastor Manders, El iniyilne © Bermicks ic revolucionatio, superior a. todos Tos. imperatives, a mdcoe morales, que se Gia, como propio, My Wis ces He su propia verdad personal: el pastor Brand el acer Ease Soee ie neat ten. ‘a Ean He tate nr an ove en were BY pte pe mHEN A GENET: LA REBELION EN EL TEATRO 49 sinekmann, el macro constructor Soles Hn la mente 26 2, Stackinnan, 7E cota ee 7 amor tan Funan Gpocecs, que 1a victuria de vivo implica ict Spud modo tal que Jos derechos del waders tt Gero Spee conta ce 1a Ubertad de insane set puede ganan siempre Fg una. acitud sumamente ambigna Wis Aenea cero mo hay aidan respec de M0 POTS fe hers rebel oy bx aorratizacion constitu, We ‘mds gered en 2) Hoo rea conflcion al blenentar public, exis Serer publica se puede ir al diablo® ene oda so. vida Tos partidos politicos ince ine (roa renter a Then entce eos Blah 7.10 Me fryeuosamens ferencin y deseo. Lt rerpuesta deh S00 a DAT de su parte Inderple considerando wt potion de Tene fecamenie eos movimientos basados en Una COncSPuC social ont date, Para Yosen, 1s conservaderes, Do, MHS0 mis que del Pear un exado de corrupcion, delend’ ee "as. tradiciones Drerieuadas convenciones en st propie BOW tras que y anucuaas coopejando a una mayor sm jiclo PoP, apli- 1 itn awn entero en ex STanO, cheriendo c- can pateNmnedicamentos indtiles. En cuanto, 5 Fadicales, sdlo Frocuran cambiar ia forma del stems ‘social, sin cuestionar 3 ay Ut Area que él torpedearia es el Estado, mote existence en aboluto necsidad de se ciudad “EL sedis Sondo en ni carta a Brand por lo contrari Saatings ee maldicion del ndvido. (EL Pe debe ser al Eatado Hsia revolucén sf tomaré parte” T= revolucin, dak (En pa. ene en lat febiles fanasen oe Po rqiata o de un marxisin wtépico, 0 ‘Gerto, tenia toatfneiados.ragos marxia.anargustas 0 personalidad. Bromineiando tal revoucion fuera una rears Tosen sex Pero, aun cnt praia, ye que neceiamente eo rent et eealcin se aia yevoluciba de uh ROBERT BRUSTEIN re padge: La rebeidn de Ibsen, en sums, es tan personal, que ho puede hacer causa comiin con nadie: Pars al vole a ani prometidos con sus metas colectivay, y toule lo {US gts clectivo “no silo el Esta, sino la comunidad, Ie gi, se, ambi Is failia— es enemigo de In libertad y neracon Js naturales libertaces del hombre, creenciay de © que sca cl quicn inicie el teatro 4 ningiin otto dramaturgo modern. egridad revolucionaria. Y os Sala Pebelidn Ts que yo quiero tratur en este emayo En una eo Por miltiples contradicciones en 10 que: respects al contenido de su obra y por continvios cambios en te re 4. forma, la turbulenta insungencia de Ibsen se mamnione eer veremos luego, s¢ ve col free Tena Ror una especie dle contraimipulso corrective, que Lo Splina y la distraza a la ver: pero, Sun ctnundo si obra leaner ma ms definida y objetivs, sigue sicudo la bi ‘sralia de su espiritu rebelde, Asi, veremos que, ocasionalmente, cl arte de Ibsen ton aitecciin politica y social, en especial en un momento me dio de su evolucién, cuanclo el autor se muesine reocupaclo por abatir los idolos venerados, denunciar las falsedtlee ie he co Yenciones modernas y ricliculizar Ins distinuas devoriones de ia que eeckeynorues, Empero, 3 importante recordar sien imaaes elaine Tbven es mis postica que reformist o. prof gapiint, y que aun sus actividades especificamente polviniea, {bordinadas « un objetivo mayor que casi no varia en el cane Ge ft Gattera teatral, EI gran peligro que ofrere la tien We hone Sy We tendencia a considerar sis obras ailadas unis le as once en lugar de como lo reclamaba el misino te tomarlas como una continuidad, como rente, Cuando se j dolorida observa | sido mis un poeta | crefde comanmente, Ibsen. imperiesam: tun desarrollo. cohe: Setudia esta evolucidn, resulta posible aceptar In n que hace hacia el in de st carrera: ¢¥o hie. | ‘menos un fildsolo social de ty que ve. hae También se podré advertir que la tebe. De MSEN A GENET: LA RERELIGN EN YL TEATRO 51 Tién de ven, como ta de otros muchos grandes poctss contem- Porineos, es 1 a decit que el autor esta di contemporinco particular de tate, La lene probablementenienos que ver con ios pares del, gan 4) Estado y I Comunidad que con la figura uprows de We iin, con Dies mine. Mids alld de wus exigensan de ox noe éenieneo ara Ia huinanidad, uno puede visumbrer oa wee gculto deseo de realcar una nueva Greaciém, mis seo Coons Mga de su imeginacién poctica, A través de eta nuses Gree be expresada on la fuerea de su aie, el eonlces ioscan, fe hace lrecuentemente mesiinicos su Meroe hun ienenae Dies, yt! fin no consste en obtener cambios wiperhare ea Js earuuura social sino una alteraiin completa dee naan moral del hombre Antes de proctler a sefalar las fuerte tendencas rebeldes de les obras de Ibsen, nos detendremos en una vision nds too, lar de ete autor y en una interprewacién mds popular donee obra, Is cuales son exactamente To apuesto de Ie toe he efoe lado antes. A pesar de los esuersos €e une peawciig oe lemtes criticos (Hermann Weigand, Francis Fenpuson Bec ne, ty, Janko Lavin), cieratfalos conceptte eeaieeca eee Hrando nuestra comprensign del propre dling dew ee Then, Lass concepios que asreeeh at innovacones soe ake nileativas del autor, al poner de relieve nit lage wena, A niose en parte en Tos hechos externos de la nida de Ises yo fu obras aienos immpopiants, ator erties lo Imcentoe cae tn consagrado ram de larges pata, gracso atvlomen ¢ impeashte vida familiar, que se tonviente: nat ore iene, en uted ms rep Tepetidos miembros de Ia comunidad noruega, a auien teal Bese ocd 9 ener oe cere ge, a Bue es el sespetable burgués que HL, Mencken, oral gaia de latin antologia importante de’ las obra de Tisee ores Aurante aos, nos describe de’ Ia siguiente manera ROBERT NRUSTEIN Si ey errenasae Ounce may #6 ae Sena oan de we wocee aie Ta rote ciate op babies. de wen ARIE Y JEST ida sort aepoossble exponent oct orden, sme 9 Eran. (eeien} ego ado es Se sea Sls Ge andes ene ea cone efoto Sede Te faeia Oot ose a ae a eae pee mete Gon exe resto, Mencken niega roumdinntte I bsen uviera cualquier rasgo mistico en 5 personalidad 0 cualqiet sr ceap dita” en sus obras, afadiend? Ge “ay ‘preocupe ‘timbolistsce mts por Jos eapectos de oO fnatica —l38 infinitamenrig ros de sos personajes Treacion del cliroa couradas ¥ 1° el eilcno de efectos, ave POF 2 contenilo ideal igo de sus dramas". Aunque 9 1 3 mecede se ha querid® ico fo, eta prin set 1a eseripclon Oe ‘cualquier auter Racer um oe racioalistas Boers Gedicoee fabricar obfat de comes pete, y von, cits wessadet 8 mY estos erTo%es f Gue en mance de peridistas ignorelee Tha pasado a conver” Wo ae cn dla en metealla corriente Pars SA contra Ibsen: hoy ermeros,particarios ingles de a ‘hicieron ac Aa clateo que deseribe Mencken, pero, ‘algiin modo, ellos ae 4 Gayeron 2 poner las piedras basics Pot el gran edificie Connie eerrenacn, posterior. A 108 comin william de a Encore guien el reaismo en pros £06 Triwnfante cab Arche Bare J ch drama ecidental Ta E00 de Tosen. com nadierrincipaimente en Ja creacion Je Wm TC ‘spetodo teatrab ise Prin as, mejores plezas francesa} O° ‘aimind finalmente basse cena eLapareey el sliloquios MEME ON para Bernard dela econ iiencion del autor norueso TS, haber intro Shaw Ma *Mucosin, de temas politico-socats fl teatso, Me: de racpacin deve Teilaneldet a “onujer dinnte Jona”, Este Ibsen’ autor reals, rentregado 2 debate! 3ipre Ta moral y partidario de 12 ‘emaneipacién de 12 mujer . rc, mbar unt get et RRS Si cpa ve eat eat made Tt ie emer pete be USSEN A GENET: LA REBELION EN EL, TEATRO 53 puede haber estimulado a Archer, Shaw Y ‘Mencken, pero aliend Wfanumerables lectoes y, lo cual © Pett: enfureci® a una Be 2 fnmumetstera de extores dromaturzos, Alguncs 3 os mis neracin riers del teatro de la rbelion, nice, Cor notables areca oporicign a dichot conceptos Ibsen la weet mostraron escaso rexpeto por él MAIO. T : Yok fue “ona marisabidilla noruena”, mere Pi «Teen oe ta mujer para Syne, foe tan aBlo un sree duda- seerrae mits Ia Teal con “palabras paises ‘ristes"; ara dano aie iMfel autor predilecto de los mis hibilcs ‘periodistas ovens"; para Wedeking, fue ol creado 36 20 Jetdragica galeri2 Savenea Rjmales dowiatices, 7 para Brecht, (6 ‘simplemente Me res cr de wna expect extinguida, “Muy Dacha, oer a Tenapo y para ma clase Es dudes, tn MSIF OS Ta obra de wrk de estos dramaturgos, exeuyendo te te Yeats, hu qualat 1a mama sin el aporte de Thsen, Sin em STB, os fal- bers sce cox populares staban tan srsigados, TNS Soe, estos wos concepios rrgos, fueron incapaces de_valorar T= poesta, 13 visibn y el fnero del En realidad, wn prevaleciente de Tosen tiene escas0 ondeceato em fa realidad, si resulta acertada, Co cual 65 d= fonda yo ex con Telacion + menos de una (sree Tee de doo) sled B) enlasisapbre el polemismo y "ibertad perieeta.* aida SYojses condociendo a #6 pueblo, i cia 1a maravillo- tra Bhable, Pero, puesio aw Me raion a Brandl ha awmentan sm vera prometida, Brand s© 2056 oe ‘Camino ascendente hac conctisige, giando en 18 CmeeEO que sopla ol viento» Ch se serra Tryin pavcan de tos ecansledot Y ics Tmontafias. PEI. Oy cxde al deco de 18 ci he ayorae 2s planes ee epics ey Monescctrranietoene titubear y nay ¥ OE Alcalde, sin eMOSTE, Tra perdido In bata Gucjrse cuando Ta send 3 hace “fie, El Gran Inquisidor, en rage ba efecto na TOUTE wa Pema com 2 onjere de | a caramazov de Dostoyevsky le MS explicado & panera ene: es, éxito pas manos Jo que el hombre comin No Nese de Ia Disi- _ Jere Ho hia hecho 3 coat amemne w propio er: | ee, ino del il eB acto V, que constituye 1 timimaion del dca sion x, ain vex, cl corasin Bye Te Sora, rand se COMMIT win spsen renimense seal PS Ee gi un vitano idealist Je arr evoe seformador, sing Yo ara ica vcsons ane vi ES Fendientemente de 10s Tw 2 A comienas del 36k veo aparece como wn BAN aes pia, como 183 PeTsOO rd popula semejante 2 BY a a, Su ers Iglesia 2 | Wiad rte ch Estado v8 2 Cod 1 imo ad Or eevicios a 1a comunidad. 2 catdteras multudes 0 para el aconcecimient©, “yefendo. vagammente 86 1 lestraccis Far cia Teleia comstiys co fjerto modo wt de rand aprensivamente “cme ‘los. hubiera" Sa cage s wa nuevo DO EL mismo Bram cea paorada; mo puede Fezst, Mima est muy. pe malo empenra cua él PDT contra Se cide comienza 2 decinie ae ont Gigion noe mas gue Ae Aleit emo del Estado pave ENTS reara La intrangualidad insmmgo ie advierce a Brand’ du aap preacaparse por 1S De, cee de in comuniaad ms OO preseivacion we Jas alias exer y lx amoridad. ¥ o%9 We nidad, Sand experimentar 12 Timiacion, Par al reelama® tora aoe pan, agua, profetas, Segura’ ‘milagros, en gat aus aijconia eapiitual, que él les baie ‘prometido. Cuando les Sea mas que “A BE ae mmueva fc" na corona de expinas” Wet A sienten traicionados Y a apedrear a su Mesias, Ys comme ic) Alcalde Neg Otero arenas ol mene, ge OT Ta promest oe orate 7 seguridad, aqueli sepuiian salvacién junto de aimee regornar bumiemente 2 #08 via08 Thabituales allt fn al Tlano. ‘brand ve queda solo en ch AFA) woe NL anteponer la venganca, 18 justi Ta misericordia, In caridadl y 12. ¢O "y atado a In tierra saya. waves de 1a bisqueda de ur initMacerse el mismo semejante 2 DION sat evequeren To ha transformad ef EDEN “oe fra Ja misint ritiaad a la cual queria servir. El mesinnic® de Brand to ha transformado en al guien mis duro y.cruel que Dios Y silo ha ideal incouupt iain 8 Ee ba er Oa we nates | ngagamaemne sie a vere eg cama ei, 1S oe te ae re aan as Seas BEES“ 70 RORERT mRUSTriNy loprado doves Ahora Bani debe aprender que el hombre no puetle ser Dios: que debe vivir con el Diablo at quiere vir de niga xg J due aun In libertad de la volontad ea limsads joe Table determinismo del pecado heredado.! Alors Penne inex on a] monte Nebo, Brand ve que se le ha nga le tern metida y-que él mismo debe aguardar el juno caige Sy oe bargo, ah parece un sxpeciro bajo In forma de Inés, ofrediniole su cies mld con que le tte a, ar aa Pe labras de "Tovloo naa, rand se nieg,y cuando eerste transforma en un haledn’gue yuela sobee ct pirero, Does noc en él sn antique enemigo, el Decne a Ca ee En iu lucha atcendente, Brand aleanea trates 8 de Hielo, un enorme abismo entre pieos y coe’ Mend las eaaratas y las avalanchas cantan la Mists Ra ae on dadera parroguin de Brand, porque ally en ol hati et Tomanticismo extremo, Brand i pebrar las espalias de sus demasiado. humanos seq " spa Guete metedoras, Cuando Gerd —la ristica imuchacha ge $e {0 scompaiia— lo ve repentinamente en una vision, ete ivénica, medio sinces i sin de Cristo, Fame nema entonces a adorarlo como a un dios, Brand, sl fee i. Ahora mi vida nicbla conversa a ave, ucdo arotilarme! ;Peto wr 2 Broad combi de plat re sitmda dence eve in eben wacker ea ota ae mee’ ala th age cee PRBEEN A GRNET: LA RENELIGN EN mL TEATRO 71 Pero 5 demasiado tarde, Al dispararie al rife, Cerd desata una avalancha, y' Brand ‘es Quedar enterrado en la nieve. En et iltimo 1: eleén con un a punto de into, Brand le fiat fs 1a Tespuesta que completa In obra, pero are niega Tao iaolia bisien. Porque, si el! recamo sevens de Dror he {ite totalmente equivocado, y el hombre ve redime san cane por spepemes recordar, sin embargo, que Ibsen no esti recha- zando la rebelién de Brand como una idea; In rechaee simple. wan smo una forma de accién. ¥, puesto que el juer de let va finales Of Amor, entonces incluso él, debemod.presumi fimimente perdonado, El final de Brand, no absame, semejan- tc al final de muchas obras de Thsen, queda inconel 1a imposi Y muertes innecesatias. Hasta ordinaria capacidad de Tbsen actitudes antitéticas al mismo de exaltar Ia rehelidn mesidniea en la teovie oc) ar que la andena en la prictica. Pero el final exige una vines que el Ia Nipoeae nede Proporcionar; en su lugar, prefiere’ tavulsdar fing Botesis intelectual de su’ obra. No obatinte: tan; mee Sua Yagamente insatfactorio, uno se sents lisse aa gaye” sige BOF este héroe derrotado y, sin embargo. temejacee te euya ‘eterna Iucla ascendente ha ‘manera los Itmites espirituales del honors 2 oneaT RUSTE pe wweN A GENET LA REBELION IN HL TEATRO 78 cuales, no el rebelde, sino los personajes rebelados contra él, son {Be que se mueven en el primer plano de In acidn, INC SE Momienza también a elaborar las variadas consecuc das beta concleneia, personal en el siglo x1 tema dato tater Sense en Brand. Qué signifi realirare uno, re 2Que Pereaenta la verdadera individualidad? 2a distincon Thegeliana TeeeSipnen_ presenta en Peer Gynt se comer ents © ACt, aN, persomlided, definido woo. por Ta realidad interior ta Tanchay yx otra por ta aparencia exterior que utr a peweyey Fi modo vanidoso de ser de Peer, consste s6lo en "hs mundo. Fchora e inestable que ofrece al pblico, lo que susie ar peo, que Gene wna, personalidad sin cardcter, un 70 a ema Por esto, Peer s€ presenta como el oportunista, Upi: ilentifectado. por ia enfermedad de la mediania, est siempre «oe parado, para wlapuarse a fat cirecamstancias, Y, Gedicnd), * WePars apariencia, debe hallar 1a bellera en la fealdsd ot ore, je en'ta vobardiay Ia verdad en la ius, Ta nuicon €& a Fe ene esi, ia culminacién del drama se produce en 19 CAME janicomio, Alli, Peer descubre involuntariamente £¥ cicena ehado Reino del St mismo, porque alli reina absoluta, ae aevituxign, y 1a locura hace posible el triunfo del yo ‘eberos sacar 1a condlusién, en consecuenclay d¢-98e UT eh aeeting al teacano deo la obra surgen de Jos mitmos Cor ctxt, come ables del dramaturgo. Porque equivocs 2 Hct ieee hacia su. héroe refleja el drama de su propia 2 Clegarrada entre los dos polos de su temperamenioy cl idealismme desenrrde Sy pebeide teformista y el apartamiento cisice 26 or abjetive, Este dvalismo ~fatal para cl hombre te accién, Mito valionsimo para el dramaucigo— etl precre siempre Pie Tbven examina el efecto del idealismo able sobre la se oe aa, tema que Yo otesioné durante ola *u dh feicad Fyue en el faturo wuelya muchas veers 2 COesTat. Pero, sumisa, nunca logrard presentarlo con tan apremianie poder y grandeza. omer eed a Tosen a Ta fama mundial y. estimuledo Pt ah Cr aS enayar otra obra. poctica on epsaions a wmacié Peer Gynt. Bre pcsonaje de Brand refleja 2 Mbsen on sus meiohe’ morsaies io cual aigifien decirten sus momentos mis, ere ent ciate), Peer es 1a expresién de Theen en sus ssPty os elites (cs decir, en sus momentos mis fojos Or ms ecrtgr embargo, cs Peer quien encanta y se impone. 1 (que Ibsen, tras enfrentarse 2s propio ideslisn9 fond ico desperdicio. A dife. Topone aqui disciplinar el aspecto mis access de su nate roncis del hombre medio, Peer comienza con un fuerte impuise: Pre rome que buseaba cl placer bajo el sl italiano, La bre “St podia haber sido “tun rillante botén para el sco det mundo”, veecids: popular, sus toques satiicos y aw atmésera Dol ey BOWibemente wn artita, teniendo.en cuenta +6 capacidad it aaeree pero no eligié ser va gran santo mi un gran pecador, tivjamente un mediocre oportamista. Ahora, enterrado bajo tes oportunidades perdidas, esti marcado para cl justo los recla~ mos heroicos del idealismo y la rebelidn, ya que sigue tratando pe wSEN A GENET: LA REBELION EN FL TEATRO 89 estos temas con el habitual respeto en todas sus obras posteriores. Simplemence, se niega a ser institucionalizado por partidarios Shotewentes® Mas importante resulta el hiecho de que al satin sect ibvenismo que trata de codificar sus principios en righ Gas {Ormulas, Tbsen satiriza al idedlogo que hay en él mismo: ese {nligno movalista que destrozaria la felicidad humana con el fin de ennoblecer a 1a humanidad. En Hedda Gabler y Rosmersholm, Ibsen retorna 2 14 forma lisica de Espectras, Una vez més, un muerto determina la accion {los caracteres de la obra (el general Gabler en Hedda, Beata en ‘posmersholm) , y una ver mis, el rebelde ¢s tratado con equivoce Simpatia, Hedda ex aun mis enfermiza y neurdtica que Greges, cho tan dlestructivay pero, habiendo recuperado su sentido de Yi Giatecicis Tbsen coloca 2 Hedda en romintico contraste con tes mediocres burgueses cuya vida ella esti contribuyendo a des- unin, Este contrane €s aun mas que notable en Rosmersholm. La Miuién se centra sobre héroes aislados mis bien que sobre la co Franidad conformista, y el desarrollo de Ja obra sigue la gradual Tunsformacion de Rebecca bajo la influencia de un modo de Vida duro pero heroico ("El punto de vista de Resmer sobre Ta vida ennoblece. Pero... mata la felicidad") . “Tras estas obras de transicién Ibsen comienza a castigar a kt comunidad, volviendo otra vez al tumulto del alma del héroc, vada ver mis subjetivo, hasta que finalmente aban- 10. Esta es Ta wiltima fase de su carrera, coincidente fonsy retorno a Noruega al finalizar su exilio de veintiicte afios, quebrado tin s6lo por algunas breves visitas. Sus ltimas obras ee Sevantan como un testimonio de una mision casi complida. En la mejor obra de este periodo final, El macstro Solness, tas tendenciat religiosas, misticas y poéticas de la personalidad de Ibsen, reprimidas mediante una gigantesca fuerza de volun- tad, surgen huevamente, contenidas ahora en un doméstico pero fuerte marco simbélico -y vertidas en una prosa muy carga da de ambigledates. Bygmester Solness cc el mis preciso de cara « Brandes 183), Yen ere ee 90 RONERT RRUSTEIN, os viltimos autorretratos melancélicos de Ibsen, un héroe mesid- ico arrojado de las sltras para residiren ia comunidad de los, hombres, y que ahora se exfuerza penosamente para ascender de nuevo. Todo esto es, por supuesto, pura autobiografia, y, camo se ha sefialado frecuentemente, 1a obra contiene muchos ele- ‘mentos tomados de la experiencia emocional de Ibsen y, a veces, incluso de su experiencia “real”. El personaje de Hilda Wangel, por ejemplo ~ese vorar pajaro de presa de hermoso plumaje que fncta 2 Solness a una fatal demostraciin de su voluntad, visi idad y potencia—, est inspirado en una muchacha de dieciocho afios a quien el dramaturgo, de sesenta y cuatro, habia conocido ecientemente y a Ta cual Hamaba “un sol de mayo en una vida de setiembre"). El temor de Solness de que una generacién mis joven pudiera destruislo sugiere el temor de Ibsen de verse edlip- sado por la aparicin de jévenes dramaturgos como Strindberg, Knut Hamsun y Hauptmann, La sensacién de Solness cle que sit entera dedicacién al Hamado de su vocacién habia destruido su felicidad es un reflejo de las dudas y arrepentimientos de Ibsen, expresadas més adelante en Juan Gabriel Borkmen, El pequeiio Byolf y Cuando despertamos a los muertos, acerca de st propia consagracién al arte, Y Ia evolucién de Solness como constructor, yendo de Jas iglesias con sus torres a las “casas destinadas a lot seres humanos”, para terminar en las casas con torres constituye un. paralelo de’Ia evolucién de Ybsen desde sus obras épicas y poéticas a sus obras realistas en prosa, para terminar en el realis mo pottico y simbélica de su dltimo periodo, EL elemento biogrifico mds interesante en El macsivo Solness, para nuestros fines, es su tema acentuadamente mesiiinico, que merece destacarse especialmente, debido 2 que se Jo pasa por alto con mucha frecuencia.t! En este aspecto de a obra (que do- mina el dltimo acto), Solness emerge como un Prometeo re- belde, similar en muchos aspectos al emperador Juliano, que se caracteriza por su ambigua aetitud hacia Dios, ‘Mucho antes de que comience la accién, Solness habia sido un piadoso y reverente ciudadano, que ha tratado de expresar st Me fo, tn ember, lite por earn, Wetec oie um peor ie DE IBSEN A GENET: LA REBELION EN Ex TEATRO OL devocién a Dios construyendo iglesias para su mayor gloria. Co. ‘mo retribuicién, eree Solness, Dios lo habia premiado con clertas podleics sobrehitmanot ~"auxiliares y servidores"— que explican su fabulosa suerte y su enorme voluntad. Aunque esta interpre. tacién parece mds bien rebuscada, Solness no esti loco. Su volun. tad algo afectada ahora por el temor y el remordimiento. &s verdaleramente un instrumento cast sobienatural, que Te pro. Porciona un poder hipnético sobre sus allegados, A’ travel de toda au carrera, Solness —a semejanza de Haakon en Los preten. dentes de ta corona ha sido excepeionalmente favorecito por Jas circunstancias; hasta su carrera se habja iniciado eon wma’ca- Yatyofe con suerte, porque, tras haberse incendiado 1a secular residencia de su exposa, éi habla construido’ tun exitoso pro: yerto sole las ruines, Sin embargo, desde aquel desastre, Solnes se encuentra en rebelién contra Dios. Cuando murié am hijo, como consecuencis indirecta del incendio, Solness acis6 a Dios de querer robarle wt felicidad terrena con el objeto de Hlevatlo a una dedicaciOn total 4 divino llamado, Negéncose a ser instramento de tm propésito celestial, Solness repudié a Dios, cuando colgé 1a corona en Ia {ome de Ta iglesia ce Lysanger, actitad que Hilda Wangel —que sstaba presente de algiin modo interpret6 como las vibraciones de “arpas en el aire". Desde exe momento, Solness deed au vida Ro a construir monumentos religiotor para mayor gloria de Dios sino a crear viviendas profanas para rhayor comolidad de lov o %es hummnos, Pero incluso como “constructor libre” no habla sen tido goce alguno, Aline, su esposa —consumida por la attoact sacién de ser culpable de la muerte de su hijo se habla con Yerdo en na muerta en vida, Y, puesto que la comunidad no facta um uso verdadero de las casas que él habia construido, Sol. nes (como Ibsen) se consume por el remordimiento de haber Aejado a un lado sus aspiraciones hacia las alturas, Ahora Solness teme a Némesis —al castigo divino=, que sos- echa vendra en forma de una generacién mis joven que ya td golpeando a su pueria. ¥ as{ sucede, aunque no en la dirce- cién que sospechabs, Es Hilda Wangel, su joven admiradora —y ‘0 su rival, el joven aprendir Ragnar— quien golpea ominoss, 92 ROBERT DRUSTFIN mente a puerta, pare converte sn proponérielo, en el Angel Gel Seton. Hilda inva a Solness a waves de a iealizade dstane: Ge los secuerdoe de ru juventud,y reelama shora Ta ralizacion de su ideal Decide estimslar’ su espirita embotado, ella To insta a hacer lo itsposble una ver mis", y Solness responde fonfiando en el sidor de tu juventud, en cl ello del herve y Ja amoralidad de los vikingos. Su voluntad se hace mis fuerte > certera; mt concienci, ans robusta: y a rebcion, mas dss. liane y peligrrs, Convencido por Hilda de que él es un ser $0- brenatorah, que eat mas alla del bien y del mal que vigen Tos comuncr mortals, s¢ decile a eicapar con cla, para constr “Castillon en el are", aunque an es Yo. bastante extto. come parm querer wn “cimiento re” Pero primero debe gonar el amor de ella superando su edad y deeadenci, mediante’ un desplegue de potencia varonil. La portunidad’ llega cuando. construe torre sobre st ues casa (om pingcilo relgiso sobre una estructura profane Hilda To persuale de que cuelgue oma guirfolda sobre lla, a pesar de Sus ataques de vertigo. En términor del aspecto religiowo de Ia bra, eto no es solamente tm acto de fybris, sino un acto de Dlasfemia, ya que equivale s una declaracim de civinidad. Ys fant Tiega al tope, apidamente Ye llega el castigo. Aturide jor a altura y confandido por lon ademanes entiatas de Hilda Moe acide st chal Solves cae pesadamence a tierra: Hilla, pliudiendo Ta relizacion de si fmposible ideal, contin 35 lo at chal por los aires, pensando en el évoe, pero sin pretar Atencio al ser nmvano deshecho a sus pies. Cuan la generaciin nis joven irrunpe en el jardin, ella gris: "3, mi maestro cons trucior Es una obra que semeja una gran catedral, recoride por fueraas oncuras y istene qe revenan com os tubes den Grgano, Ibsen, una vee miss preocupd Por crear un poderowo heroe central que buscara la reliracibn. dest destino, mis aque una vicina le un proceso civimsanis, y 1a obra lean- tr en consecvencia un seniimiento de amplited y grandeza de fiuesu arte eaecia desde mucho tiempo atrix CBanp hetoe re iehde,Solnesepertencee a 1s mama clase que Tos heros Epes DE mMGPN A CPNEF: LA REBELION EN TL TEATRO 9B del suitor norego, pero a diferencia de Brand, Juliano y Stock tmann, Snes no ha ereado ns doctrine mesinien con Ty ci procura revolurionar el mundo, En rombio, Is adacin y cl atte: Nimiento de que hace gala le proporcionan wna estawira de Ts Cunt carecian totalmente la seers Alving, Gregers y Nora Hel- En efecto, Solnes ex una de Ine personalidad ms fuerte de ia gulerin ihseniana. Lischando contra Dios, cae finalmente encid a casa de sw presantwoxo ong; pero su derrota es una Wicca parc: tmbfen él ha eonquisinde a Dios al teatar de evar » abo tos actos que mis tema, El tratamiento que Tbsen hace de Solness pone se manifieto ques interés enna rebel Reena oe eee re ee de toda consideracon bioligice, determinixa y darwinisa. (hats &l medion hummanista tiene shora axignaio wn papel secundaria) {obs no pase er cmpremi means era pre simbolismo de Tbsen ha comenzado 2 dominar la accién, haciéndola més sugesiva y metafdrica que expecta y concret, ‘Tras connruir case para seres humanos y encontrar poo s- tsfaccign ena tates, Theen vuelve a las grandes estrucras en torre de nun primeros sor, slo que tora, para estar ago, Tas construye sobre los "firmes cinentoe” de un estilo dsc eigen ete ire ee tee ee ars tae porleres enn en decidencia, se muestra dispuesio a colocar tina Euiral sobre 5 extrera, etornando a la libre expresibn de 3 hia interior que, durante tauchos ation, en Gieria medida, habla Bandonade, En sus on préximae obras, Juan Gabriel Borkma YET peqneo Eyol, lo Loran, las montas ye] mar volverin 2 parecer en sus obras, y en a timo trabajo, Cuando desperta ior @ lor mucrtor emprente finalmente ss esmino hac as Sito para ore Thsen excribid Cuando despertamos a los murlos en 189, cwando tenia setenta y tn afin, La subtitule “Un epilogo dra. tmitico", Io cial sigoficaba‘claramente 1a intencién del. autor de que constitnya ta declaracion fil, aunque afirma, enter de dare primer golpe, que entra ce nevo al campo de batalla 4 ROBERT BRUSTEIN Seon nuevas armas y vistiendo nueva armadura’. Las armas y la armadura de esta obra eran lo sulicientemente agile come ra hiaber sorprendido a la mayor parte de sus habituales adep- fo especlament s Wan Resear Oe abe de tamente imposible”, “puramente pitalogica”, “ama exagcretn de eal tudo acolo dl mundane Hi dia iecién de que Ibsen habla sacriti- a ia signiticacidn oculta"— puede Tule si recordamos sus propioy pre: Archer quien rechiz el drama isabelino 3 causa de sus rasgos “no realists” y sus Peoetdore erancis To abvardo del eocalimo, ¥ me bicstls tarde, me lided. de tes mis catusiainos. suponiendo que 0 Tee aera Migt, etoy comvenehdo de que, on ice aoe wee maneiias Ia religiSn al absurao, hon dieses jvegan com nosotros, pobver mortal. inferno) Estos tones rovelan Ja natyraleza equivora de su sumisién. Ddguurii ser obediente: empero, Strindberg no,puede eludit mde que los poderes son humoristas de ial gusto que jos hombres por deporte. \s i. peace paste de_cida uno de clos en el univer, de los demés, la dife- eS an cmmolaey | sa ieaal enim. toy dos grandes Some ee ‘conaiste en ; mio lado, 3 sumisién le ha hecho modificar Ta forme fque Ibsen mantiene wna deferencia superficial hacia 1a realidad Fie su rebclin, Gomo Thien, que tratando de disciplinar las ten. Scterna, micniras que Strindberg la rechaza totalmente. Esto no fuoriza para decir que uno es objetivo y el otro es subjetiva; Gimbor son eiencialimente escritores subjetivos, en cuanto cada tno hace de sus propios conflictos internos el tema principal de tus obras, Pero, puesto que la resistencia de Ibsen a las exigen- as de eu inconscente es mayor que 1a de Strindberg, y esti inis diseiplinada por 1 mundo real, el autor noruego procura fenmascarar su autobiografia espiritual en los conflictos de per- tonajes semiobjetivados, mientras que Strindberg continéa. sien: i sin rubor, el héroe de sus obras, suscribiendo sus actitudes Jlguicas, maritales y religiosas por medio de su arte, Como con. xecuencia, mientras Tbsen quiere reflejar las consecuencias de la Gtacins mesiinieas de Brand enmascara su rebelion en el obje- fivo.planteo social de spectros, de Ja misma mancra, en Wea taps posterior de su carrera, Sirindberg adapta su rebelion my para conformarla a su nueva decsién de someterse 1) frito de dolor que ofunos en cl pasaje mencionado, se concn Sp geatigad en €l tono mis caracteristico de Strindberg, su pare se proyecarian mis tarde ST ae Rope bsnl ele ee loge, por 10 ge sa pas #6 on pci, epecnmene 7 deal i atzaldo por las mujer, pout smmar por aus evalidades maternales'y odiar Por tecnar 1a rebelin y 12 suis smal am | hnstevlaiin, reaceonado an Gta con asombross, 20+ aad ha mae 0, POM oy Seco ate | na mena Mao oI fara dau te a e xen wn ileion sets para consuls Teerales haia tas eueres. Al igual aquellos romsatess} mujer, Sir van Een ior sesribe el mismo Strindberg en Heneriar por nario Prax on 14 Ogee romani raul Si vor ton (En des oravdrta). Mientrat ella esto Mecscindlo a su maitre en dos 1a cory Madonna y la erotica i (En ives forsvarstal . Mientras ella Defensa de “co hombre, yt union era tan lo “espirital Ee odes che. eID me | Satis alot emo 1 un er peroneal iB ss eS ep ital Oe Soa on aun ser superior, Mdealizande ore Bete dn mienson en ees final OS tag i Strindberg fo setplanca piel” y st purera exten (1 “Eights antiga act adoracien dé 18 mujer ¥ wna ANECE er sada semantic treba Wrang) ‘intensa. cero FEmibien (we Srindbern quien Ja alents 2 de ‘tan pronto como se eaaron, comens® a acumula de Noose Pempetensa, yn que hablar de, srbuile lebianie, alcoho Panne tera, deseo, de dare vm hijo de otro hombre, tee Fame cod soencal, de acusaria de intentar dominarlo,1y Je dae ae jae cuentas! Ln sus dos matrimonios siguientes con Frida Uni, ambiciosa perils i joven y en- Frida Uhl air cai wreinta anos menar que: él 3 repitio€) amo eaguea, aunque con intend dereinte, © ee ids que Strindberg tomaba conciencia le aquellos sentim/entot iis ulentes prowaeadlos por stt propio desorden. psicético, anerg. mismo tivo concienciay 0 momentos mis icidon, de que st misoginia era "somes fl reverso de unt q Mieidot Oita de temor hacia ef bro seH9, (TO niios MO sera etn edo partidario del amor Nbres © Pet yonio de com- ‘egos y el feminism!) Sin embargo, aprisfonado en una & Pate da enrdtica, nunca fue apes de Frasceender stt_ambivi- tre rw edeid considerando alternativarneyet ta mujer como wen‘ perverso vampiro que #uccionals humanidad 0 el tipo st Peepmatereal ‘que Ye proporcionsba ¢l onsuelo que tat sanhelabs, eerste ets, SINE ee ee or ivi- ends Tas mujeres en dos cles: 1) re ‘sexo —formado a svewmancipadar 8 quienes deta ES sw mas Porinidad, intidelidal, compecitividad ¥ ‘setitudes poco materni fax. y 2). os amjeres mayores ys Yvacernales (generament® seas) tes como mama Ubl, s0 seb ¥ ya madre supe a Sah is i i + tna at ae " al fe Eicoei moses i iy - c- 14 ROBERT RUSTE mioastttencis del dramswurgo sueco aise ana nadie Jeloee minTs. Pervena en cal inujer que apabee Ses eae ul para cou Mirena Ce Ht etn gee na puit Com. el amor Tendatcg, SS ‘Oonier que ba sido armstado haw tuinding ene aol (4 Demarco, parte mm) Lo que describe Strindberg sui es ta exper YJ0 que deja implicito es nn profundy dianages or el acto, Este Segutto —que lo acompass durante toa er ihe con una pro. Temmsiada repulsién por todas Tay funclones baie ym Proporciona cierwo de Strindberg. or al inargen SeherP®. Guando -cecis, empero, y come nse buscar a su Fem, o2 Ht muer que habla: despontdor no lo cat que cn dada ne Semtimiento divdid en amor y etic ‘que habia here. Gio de ta-infanca, sino que tuvo que Wa también con el bs del inceste. Fue este tabi el que Ie indujo a tansformar Soimuleemadre en mujeraraga —tmia que to trac imnpotns SUS ¥, cuando cata transformed eh cays en Ia caenro, COMO ma defenia incomscleme acts ar propias culpas* goer Sica art Sa eae ‘en Sars = table eames ala ceo 15 Fa quanto a su obsesién respecto de ta dominacién feme- pendenrige 2, Strindberg de una waite sy redujo a una de Saunt Pasiva y debi, monieas que or intelecto se rebelaba tard tenes, (entimientos infantis Ey sera Surindberg manente desorden y agitacion Jeehe edie disculpas por este crudo trata Tey pullin de Sundberg pony gran ont te mismo ani. sis ha sido formutada © epeains? 2 tal punto que ote eran J peisbene Ws raters dou are sn tan eae, sestales ¥ Patolagicas Por lo dems, cn 1 dualism, ble ver el miicleo, no s6lo bign de sus actitndes filosoty que 1a lucha en 1a men Bes! {IRE alls de hortbles sutigien dy GEER Paduras de Strindveny ae then los periodos Wien detinidos, separados por la Gone ae Inferno; noche oseura “any, tite connie de ie dclein 4e ‘sabe Denonere ea onan BO ‘erm rpc Ww U6 ROBERT DRUSTEIN % \ {del alma que und, cinco o seis afios, durante los cuales Strind- berg no escribié ningyha obra. dramitica ‘Al primer periodo (1884-1892) pertenecen obras como Ps: dre, La weiorita Julia, Acreedores (Fordringsigere) y alrededor de nueve obras en un acto en las cuales el tema recurrente —tta- fado mds adelante en ensayos, Telatos y novelas autobiogrsficas (Gcritos durante este perfodo— cs la batalla entre el hombre y 1 mujer, Casi todas estas obras estin concebidas dentro de un Mle naturalista, que se contradice con un conjunto de elementos ho naturalisias, en especial Ia no disimulada predileccién del utor por los personajes masculinos y por la posicién varonil- H dominio de Strindberg del método naturalista se ve ademss Ecbilitado por su tendencia a despojarse de todo detalle super ficial y sun, a veces, a sacrficar In acciOn logica y coherente del povonaje, a fin de concentrarse en la guerra de los sexo ‘Miés'atin, no hay dudas de que, en este periodo, Strindberg s Tomsiders 2 af mismo un naturalista, no sélo en su obra dramd. fica, sino también en su labor cientifica y metafisica, Habiendo Sbandonado la religién de su juventud, se hg; convertido en un fibrepensador, muy indinado hacia el atelsmo, y habiendo adop- tado'el darvinismo, muestra una tendencia a concebir sus per onajes en términos de la supervivencia del més apto, 1a seleccién natural la herencia y el medio ambiente, El enfoque xelativista Ge Bickle sobve In historia Lo indujo » divdar de todo ysl fabsoluto, y su interés por la ciencia empirica lo Hevé no sélo » Decider com tas culidades guimieas de Ia atria, sno también a considerar a los seres humanos como simples objetos dde la curiosidad cientifica, que han de scr examinados sin ple dad 0 entimientos. La concepeién de Strindberg sobre la guerra entre los sexos SESE Se'Sinn depose SOE SSL SuP Rana tected, 10 DE IBSEN A GENET: LA RERELION EN EL TEATRO 117 cstuvo, indudablemente, influida en primer lugar por Ja crisis ‘emocional que experimenté con Siri von Essen; pero sus convic- Giones acerca de las relaciones sexuales se vieron confirmadas por Gertas doctrinas filos6ficas que el dramaturgo (como el capitén tm Padre) consultaba a fin de encontrar apoyo para sus actitudes. Es probable, por ejemplo, que Strindberg leyera Metafsice det amor de tos sexos, de Schopenhauer, donde el filésofo sostie- ne que Ia atraccién sexual es una invencién diabélica destinada ‘la propagacién de Ja raza por la “voluntad de Ja especie lista para destruir, implacablemente, la felicidad personal con el fin de dar cumplimiento a sus fines", y que Ta satisfacci6n de exta yoluntad deja al que ama con “un odiado compafiero para toda hh vida". La lecitra de Nietsche también debe haberlo con- firmado en sus actitades sexuales, ya que el fildsofo compartia ruchos de los prejuicior de Strindberg, no solamente contra Ibsen (a quien Nietusche lamaba “ese tipico viejo solterén”) sino también contra Ja emancipacién de la mujer ("2Vais con iujeres?” —pregunta Zaratustra. “iNo olvidéis el Iitigot”) . Cuan- do Strindberg envié Padre a Nieusche, en verdad, el: fldsofo aleman Ie contest6 altamente complacido de ver en esa obra “mi propia concepcién del amor —con Ia guerra como motivo y ‘odio profundo entre los sexos como ley fundament presada le una manera espléndida”, Pocos aiios después, muchas otras concepciones nietaschea- sas aparecieron en la obra de Strindberg, ya que dicho filésofo se convierte en la mayor influencia que recibe el dramaturgo fueco en este periodo, Bajo esta influencia (que se prolongs hasta que el filésofo se volvié Joco, y mandé a Strindberg una arta (irmada Nietzsche Gasar), Strindberg continiia desarrollan- do.un. programa. rigurosamente masculine, que consiste en des) preciar la debilidad, adorar al superhombre y considerar Ia vida Como wna guerta a’ muerte entre los amos y los esclavos, entre fl fuerte y el débil, entre los poseedores y los desposeidos. Strindberg también compartié. con Niewsche un categbrico desprecio por el cristianismo, religion que sirve —declara~ slo pata "mujeres, euniicos, nitios y salvajes". Puesto que considera Bi cristianismo wna religién debil y femenina, com ns ROBERT BRUSTEIN DR TMSEN A OFNET: LA RENENIGN FN TE TRATRO 119 azar también Jas blandas vintudes cristianas ~como Ia compa. sién, 1a simpatia, la piedad y la ternura— propias tan solo de las mujeres. En su lugar, Strindberg exalta las fuertes virtudes masculi- nas. La cuslidad mis admirable es, para dl, en esta época, la fuera: la fuera de voluntad, el intelecto, el euerpo. De’ tal modo sus personajes masculinos son concebiclos a la manera del superhombre de Nietzsche, dotados del coraje de vivir mas allé de la complaciente moral burguesa. Porque Strindberg declara encontrar tin formidable placer en la trigica cualidad de la exis fencia humana y en el duro y voraz caricter de 1a naturale ‘humana, Es este éxtasis nietscheano, precisamente, el que Strind berg opone a 1a mansa Hiesgleede (alegria de vivin) ‘de Ibsen, enanda en el prefacio a La seficrita Julia dedlara: “Yo encuentie el placer de la vida en sus luchas mas erueles y dutras.” Como discipulo de Nietzsche, al igual que como adepto de Darwin, Strindberg frecuentemente vulgariza, exagera o distorsiona Iss ideas de sus maestros, Sin embargo, sw atraccién por Nietzsche 6 insélitamente fuerte, tan fuerte que deserike Ia influencia del fldsofo sobre €l con tina imagen matrimonial: “Mi espiritu ha reeibido en su titero un tremendo derrame de semen de Frede- dick Nietzsche, de modoque me siento Heno como tina perta prefiada. Nietziche fue mi marido." 1 No nos detendriamos en tales metiforas sino fuera que toda Ta obra y la vida de Strindberg sugieren 1a misma pasividad femenina. Porque hay bastantes evidencias de que la desafiame masculinidad de Strindberg es mis una postura que una reali dlad, destinada a ocultar los aspectos débiles y feminoides de su aleza. Strindberg tuvo_por momentos plena conciencia de esta situacién dijo a menudo que debfa haber nacido mujer, ero en esta época lo que mis desea es ocultar la realidad. sin embargo, sus temores frente a sit dudosa virilidad y frente a le Posibilidad de Megar a ser dominado, Incluso cuando a muestra mie jactane Be Glam nea in cuanto al héroe de Strindberg, puede ser juygado como un hombre fuerte nietecheano, pero frecuentemenie hells vo Pelgro de ser simbélicamente castrado. Porque, mientras ten fm ss fantasias paranoics, procira ilentiicatse con el robo ‘roe de Ia antigiedadl, su honestidad aristica lo obliga « pores estas fantasas en Ia correcta perspeciva: su Hesciles's soe, fe ve despaseido de au clava y enviado a realizar taress femeee mas en Tt uece Strindberg mismo tiene conciencia de la ambigua virlidad de sus personajes mascuinos, aungue no de lat ras de cece Discutlendo el héroe de Padre con Lundegurd, casibe ora ne Pertonalmente, sepresenta una masculindad’ gue ls. geave na iin, de menwpec, tarnos 2 nttios dela ¥ tram isl al tercer sexo. Es tolamente ance Ia mujer cue G see Meminado, porque ella ast lo quiere Tas leper del jarse aie fin al hombre a jogar el papel que su'dama Ie ondend= Podramos pregiitar sequramente si “la leyes del juego” ton responsables dle In pasividad del captin; pero nite nk. banda, como a cash todos los pertonaje maseuinos ase Strneh berg crea en este periodo. Porque el desarrollo, tigice ue roe “naturatist” se desplara desde una posicion Ne agents 4a van povieln det 2 en Padie, el caplidn termina é edores, Adollo che en tn pa Toxismo epiléptico, y aun en La seforite Julia, done el naten trina, Jean se transforma al final en un cobarde erdsy Coon meciéndse al sonilo de Ia campana el rome’! ponen en evidencia que, oso, su maseulinidlarl sic ee ee ee eich ba aa ea Si oie ero ae oP eat hana See ‘de Tentin, pers ‘Somes Pee eS oT i i i AAS , 120 BERT BRUSTEIN pe ansEN A GENET: LA RERELION IN EL, TEATRO 12 ‘En todas estas obras el antagonista es una mujer “mis O° tics mu medio social oscuro y su incompleta caracterizacion) S'9 ame as inujer emancipada, una Onfatia que Tio descaet tet poy aezuta incefble que se haya podido consderar a Padre hha obra es més una violenta {amen cno ha invertido los papeles con su Hiércules, Y At tomo un documento natwralista, D Mam a clon de moridad. Bor esto, ol conflcie, de owes mone pesailla, an. ieracional, légica y parcalizads, he milo) Peoporciona ia oposicion entre el hombre yi Foyle Mee habel sido extn, sn census, desde Yo mis profane bras to Progocive hasta. que uno de ellos ha wiumntado, CO” Mal inconsciente del autor.'# — siue mo £6 cf mracr sexo" ta heroina tpica de Swindbeng, = momicicerds, 1a Wlentficacidn dle Strindberg con st, Per ier ita Julia, Beta, Tekla) presenta vm fuerte reso Te sooaje conta es tan explicta que a veces result life} Geter fa la aefiorita Jralea, veces mas fuerte que el del home tonale copy que habla ex el personaje o el autor, y Lawra son rnque mientras éte ocasionalimente expresa nA nombre, | | unto tan exagerado de Siri von Exien, que personaje re- porque mien fvtvanvene fame basta. que 4 siete invul, | rete totalmente malevolente y, algunas veces, por complei® ae aere, La paradoja de esta uch, por Jo tanto, €8 due 2 Pe” aR aprensible, sino se conocen las confusssacttudes del swe segue el hombre ex superior a Ja snujer fiiea ys menue Ot Tapeqo. de st propio mausimonio. Strindberg, mismo, ‘ewando oe eae converse con frecuencia en wi victimm, delle sree ca obra, tenia plena conciencia de su cardeter subje- Tecevaent, cored” de 1a raujer: porque, cn codas Tat fi 6 se tai Padre es una pura imvencidn o si mi vida ha ata "ueicpro en 1a seriorita Juli, la herokaa career de, Rome! tno: Namie ast", encribio a Lundegard; "pero siento que, en wh F deccncia y persigue In realizacion de sus fines aces de nenet J pomento deteninads, dentro Ue 20 Ta tne cord J aeeertod, ergonzosos y, generalmente, “inconscientey eon gey cacre en ly ansani, a causa de Ia angustia de 1 con, Hi amity cuando Stenberg concede a 18 suet 18 s", Sin | Sica, en el suicio". swindberg, en realidad po Megs & cng, lado. demotrar 20 ineriovidad Tgsiea, Cuande finganode eaton extremos, pero durante mucho Uerpo Se wane pte gon el hombre en una carrera mundina, come, Gf magvmosiene a aimbes. Ln Padre, Strindberg resli.evilents a compli SO" Gcreedorcs, slo. scanan oh éxito final com 1s mm) Pronimjoema de desesperacion”, esperando, aplacar a Ls Gitta del ombre, y se debe acer comprener a1 hows 2 A Gina at air a su historia personal una expresiin plemamente ay orto. que ‘Strindberg Jo ha Hegadlo a comprender, que rant, rane t pueten coexist en términos iguales. ‘Estaba tratando también de sildar una vi} exon Me Tag). la obra mds agresiva que Strindberg, haya erg considend a Padre como wna replica & Case de mi exer pen de Ins alas de ene perfodo. Lat acciin se 250: Hee ftsanilo a Latta como un diabélico contrsie de, Norm ienta en wn medio contemporaneo, tle, corte doméstico, y con- PR. Mvodria decirse que ambus obras ataran las aetitudes s€- aie ganas dnsinuaciones acerca de Ja importancia de 1s Here saree comencionales; Ibsen, cramatizando a rebelién. feme, (Ga y las circunstancias, tanto que Strindberg, se la envid a Zola fina contra la tirana del vardn, y Strindberg, 12 yebelién del Cay a creotl Nuevo Navwatiano. Zola adi, pero et gaCante Ta tania de Ta mujer. Pero, a pesar de Ja nitides Taperticiol del paraelinno, éte no es del todo ajustade, paras a eericticirindberg, tenia un especial interés en la, “cuestién Feectte Ibsen efa al respecto completamente indiferente, salvo fansemplearia como simple metSfora de Ta Wbertad individual ada at fal ne te Deka an, ore L erpreniniome dramaaen de Strid. mw ts Dakin fre"tame ann forma oe sca 192 RORFRT mRUsTEIN fad made Antagonista de Nora no es Torvald, sino ty sor parte ue th QU Metin su deseo (compare for on Parte de los héroes de Tixen) de amin nro penembnNgD el anigonisia del captin ee a Majer, y e te Meanie a aqullasconvencgns sols wed faye de tha incomprension dye naturalera fomenia Hy Prehigma s¢ reduce a una lucha entre los seca anit que aun conflicto de ideas. Ademis, Ia obra die Suindberg Paar ce trnyando siqniticativas revelacone, mieten Fare, £2" solo un instment de agresions aay et 4m efpons tras una entrevista panicalsemiens aie etfentras Case de muecs isa ls tecnica te obra de Baie eet Comrade, girando sobre wortuaioe Meese pol, Tama y bruscoe cambion te lox peronasees Pefor en Frcohenrtmente implacable que ‘rane sn eget i lada, 3 una violenta y furlgos cet Teen tocampareie las drectvas de ecena tan sees ho Be anys Petentoriss nota de StrinduergSta argent hoger NACHE et cadadramente doce Ghogar de low Helmer resus tan tangible y sitge real, pero las pares te Y,peowtrables, como sf fuetan incspoces de conten mes Bienes gina emplsiva de sis peronajes Resist ye Bientacign de Padre parece on {Su Abcam, en Ia que loc antmotes seep ees QU, dad hens gates del advenaia. se aban sere os Hola a a Ue ellos ene mcr. No es af Sit De Zola al que debemos tecurit come one. PRIMEN A GENET: 14 xewruiins En. an, reaTan 128 A causa de resulta algo dificil berg de las distorsio del agravio personal, Sobre 1 Parece haber sido concebale dor. EL eapitin, wpe ats de vista personales, de mote ct a eee le Tenet dele tn toto de at mneeo sob Sa mundo, pian nest 8 te conflicts con su enor oon ue, mientr Sanalatte desea educar a Berta come we Tee Po enterado, por el f fablado contra i fst seguro de ser el padte de n/a a verter en sit gco,cl veneno de ta duds acerea dent, Yerdladera paternidad de Herta. Sus eclos y sospechas crevice: agravados por el exits evan finalmente a realizar rado insano, Al final, Potente. Laura proctama su nae 1M! hijat iA propia hijat” (la 1 ROBERT BRUSTEIN . pe inst 2 GENET: 1A REBELIGN EN EL TEATRO 125 Pero Strindberg, que ens mente tenia Ans intencién mis s eats ows 2 one 18 ¢ tena anda el capitin, cen que ol capitin sc sinte obligado 2 sfi3" autoridad mas- Pree enum chaleco de fueraa, se YUSe hacia cl publico y ita “Derperta, Héreules, antes ave “alos se leven tu lava’, i, palabras suenan con toda Ta £96" ‘aetivista del Hamado de Mtiak a los trabajadores para que TOmPAD 8 ‘eadenas. Eviden- Mars » Wade etd planeada como una especie de alegoria, en la Set capitan simboliza a todos los hombre. Y Laura a todas mal jens, una Lecco dnighda. a Tos martes confiados inci- Sas mie pebelarse contra 1a dominacién de # ‘mujeres. La Strnotpues, expresa ona lucha por el poder Qt comienza mucho obra, Five ta aisputa sobre Ia educacion de Bore tAst considera antes a5 olamente In tragedia de wn brepeneneey Oy tam. i mo agedia de wn romance, pues trata Je mos Ya lucha aque, existe bajo In superficie de todo ‘matrimonio roméntico ‘moderno. Srrvrata esfera de accion, ol capitin aparese retratado como ‘un gigante torpe, que ha aprendivo demasiado garde la verda- un gigarivaleen-de la mujer y suire por ello 72 consecuencias de au, primera inocencia. Cuando 3 cass or Laura, él 1a ado- ve meh un comienzo como 2 un ser superior procurando, como Ta mayoria de los romdnticos, hallar = salvacin en virtud d& Ma unger ero, tambien como 18 mayor, part 26 ‘os romanticos, Au aa gm intento dc armonisar su deseo 6 NOT amante con fracas erad de una madre. Los dos propos a oe oeque, camo Ye dice Laura: "La Made o srcomo vex, pero 1a mujer to ene ‘Sin embargo, ¢3 amiga, cme hay. en Laura a 2 que el cpl vuelve en los Ie toe de gran sufriento, aunque €Fa mujer que habia rarer Ta causa ce tales suimientos: “@No es 3 estoy des Gimparado como wn nic? eNO me oye" Gey Te grito ami madre Ane atoy herido? Olvida que #0y, Un ROMET ee ‘soldado, cuyas Fe yon nombres ~Y aun las bestias obedeeen. ‘No soy mis (Que una cxiatura necesitada de piedads! una eisvgn se hoblera conformado con, permansr vn stad de Jependencia infantil, no hublera baPido, ects, Dt estado ot Anaceptarlo com @ un ni; pero desde ‘el momento Cae cea “camo A um hombre”. Lat doe Sot cal Me ia al capi Jo inducen a mostares Cn eke alter Laura le emer ho 7 howl, arabvalencia que se Tee} a aaa a obra, en Ia cual el fragor de la. batadia cs ocasional- tono 3 errumaphla.por interludios noselgicss, durant Jos cua Fae Soi rotegoniniag te detienen & TeeHOnel Ce Ya de fodiea melancoli, sobre las selaciones de madre a hijo, que em Feiinica base de su afecto reciproco. mae ecisamente, en estan cents contemplates 2) las que te resid el origen de 1a lucha, Cuando sus espersee ‘yoménti- se revel Gl natrimonio se ven fracasadas, el APIOP Sagravia- acerca ey excavo de una mujer que se habla OSCE a do a) senlava- comienza a sublimaree mediante 1220 Scleetual, y su vida con Laura se transforma £2 “diecis teecrapajes forador", bajo wna carcelera rival ‘despiadada. Porque Lavra, que prdo tetponder 2 2 maride solo cuando Fore a taia como vn iio desamparado, sini repulsion por sus requerimientos sexuales ("La madre cconvirtis en 18 Por ss Teac) y decidié vengarse dominindele, inate Suindberg solo sugicre esto, leverente, € THY ‘probable que String ore co su ‘ial xelaciin con Lara el capitin Socneer Femecrepulsion par el contacto fisicn, Pero, us, Sutts Te : tiers rere de su virlidad, hacen que el capitin, ioetpr” emles SSP Soca de Laura, y st voslva inclivo suas SENT, mal las Tijenter "Yo pense que th despreciabas mi fata OS mr, de modo que trate de ganarie como mujer dade pruebas tided, Og ombres” Este error fatal determiné, una gers total de er poms eval Ja dnputa sobre Berta silo afiade s clits catalizador. lzadorya es la sustancia de 1a obra, que s® desarrolla 6” hoget transformado en un campo de batalla, $0 final estd, sim ee eermreljado, ya que 1a casa exté Tena de mule, 2 Ia Siyor"parte de los hombres son demasiado convencionales © \ ain oS tna, Be ei vectra