Conferencia de Zak Ebrahim Soy el hijo de un terrorista y así elijo la paz

José Eduardo Lima Águila
Zak Ebrahim nació en Pittsburg, Pennsylvania, el 24 de marzo de 1983. Hijo de un
ingeniero industrial egipcio y una profesora estadounidense. En 2013 participó en la
búsqueda de talento de TED en la ciudad de Nueva York y fue seleccionado para presentar
la conferencia principal TED2014, en Vancouver. Dicha conferencia fue realizada el 9 de
septiembre de 2014 en conjunto con su libro El hijo del terrorista: Una historia de
elección.
“Si somos criados por en el dogma y el odio ¿Se puede elegir un camino
diferente?”. Así inicia la descripción de la plática ofrecida por Zak Ebrahim, hijo de ElSayyid Nosair, uno de los autores de los ataques terroristas en el World Trade Center de
New York en 1993.
Zak comienza narrando su infancia, la cual, a pesar de lo sucedido después, fue
normal. Hasta que su padre le empezó a enseñar una forma del Islam distinta, “que muy
pocos […] llegan a conocer”, cuando Zak tenía siete años. Un día lo llevó a un
entrenamiento de tiro en Long Island, ya vigilados por el FBI, y ahí Zak disparó un rifle.
Los amigos de su padre, a quienes Zak admiraba llamándoles “tíos” en árabe, se rieron
cuando él incendio el objetivo diciendo que era igual a su padre. Al cumplir los diecinueve
años, ya se había mudado decenas de veces, con la consiguiente dificultad para socializar
en la escuelas a lo cual se sumó el acosos escolar y la influencia de su educación religiosa,
en la que se juzgaba a una persona por su raza o religión. Entonces Zak se pregunta “¿cómo
pude abrir los ojos?” Un primer momento fue cuando se dio cuenta que uno de sus amigos
era judío, ante lo cual se sintió orgulloso de haber vencido las barreras que la religión le
imponía. Una segunda ocasión fue cuando tuvo un trabajo en un parque de diversiones y se
topó con actores homosexuales quienes, contrario a lo que le habían inculcado a lo largo de
toda su vida, eran de lo más amable y menos prejuiciosos que había visto. Por haber sufrido
del acoso durante sus años escolares, Zak tenía una mayor sensibilidad y empatía hacia el
sufrimiento de los demás. Un día, al hablar con su madre sobre cómo estaba cambiando su
manera de pensar, ella lo miro y le dijo “Estoy cansada de odiar”. Su familia terminó

es reprimida. la sociedad misma a la que pertenecen los moldea de esta manera por todos los flancos. está expuesta constantemente a estas ideas. creo que es importante hacer una comparación de los contextos en los que se desenvolvió Zak y en los que se desenvuelve la gente que vive en medio del extremismo islámico. tan trillada por los gobierno estadounidenses para justificar las masacres en Medio Oriente. desde el momento en que es usada la palabra “terrorismo”. Claro que estoy de acuerdo con la visión de una sociedad en la cual no se juzgue por sus creencias y cada uno sea libre sin dañar al otro (incluyendo animales humanos y no humanos).rompiendo relaciones con el padre y él se cambió el nombre. En cambio. se puede caer en criticar a la gente de Medio Oriente por no pensar como lo hizo Zak. Por lo tanto. aprovechando haber vivido de primera la mano la experiencia de una educación fundamentalista. Zak ahora se dedica a “luchar contra el terrorismo y los prejuicios”. poniendo como la correcta aquella que pregona la libertad y la ausencia de prejuicios. tan sensibles a este tipo de temas) que las personas que viven en Medio Oriente. distinta. no cambian su manera de pensar porque no quieren. La experiencia de Zak puede verse como un ejemplo de cómo en el ser humano se desarrolla un conflicto de valores del cual terminará surgiendo una manera de ver el mundo y estar en él. . en medio del extremismo religioso. sin que haya un resquicio para la disidencia y si la hay. la gente que vive en el Medio Oriente. desenvolverse en un país multicultural con la consecuente exposición a distintas maneras de pensar y donde las ideas de corte del islamismo extremista son minoritarias. Es decir. Zak vivió en Estados Unidos. creo que hay que tener cuidado con la manera en que es presentado el testimonio de Zak. Por lo que creo que hay que manejar con cuidado el mensaje implícito que puede generar este video. Y más aún porque este testimonio puede llevar a pensar (y más a las personas estadounidenses. En este caso dicho conflicto se lleva entre las concepciones del fundamentalismo islámico contra las concepciones estadounidenses (u occidentales en general). ni hacer nada contra el status quo en el que viven. con todo lo que eso conlleva: vivir sin carencias considerables. Sin embargo.

la imagen que se había formado del reino animal. frase originada de una parte de la obra de Plauto. comenzó a cambiar. La conferencia inicia con una imagen del pintor Jerónimo Bosch quien pintó el cuadro “El jardín de las delicias” a partir de una reflexión de la humanidad antes de la Caída o sin ella. obra cómica. Es profresor de psicología en la Universidad de Ermory y director de Living Links Center en el Yerkes National Primate Center. Y no sólo los chimpancés. Consiguió su doctorado en biología en la Universidad de Utrech.. Hizo trabajo en un zoológico para un libro en el cual hablaba de los animales. por así decirlo. Es conocido por su trabajo sobre el comportamiento e inteligencia social de los primates. desde distintas ciencias sociales y humanidades 2 como un peligro para el propio hombre3. incluyendo a los humanos. es injusta para los lobos. primatología y etología1. y qué clase de moralidad tendríamos? De ahí salta los estudios que realizó. Sin embargo. excluyendo a las ciencias naturales ¿Estará en lo cierto o será producto de un centrismo en la rama de la ciencia que estudia? 3 Homo homini lupus. dice Waals.Conferencia de Frans de Waal Comportamiento moral de los animales José Eduardo Lima Águila Frans de Waal es un investigador holandés especializado en psicología. 2 Es interesante cómo hace este señalamiento a las ciencias sociales y humanidades. incluidos los humanos. sino también otros primates como los bonobos (quienes se reconciliaban de una manera muy freudiana: teniendo sexo). En 2007 fue elegido por la revista Time como uno de “Las 100 personas más influyentes en la actualidad” y en 2011 por Discover como una de las mentes más brillantes de la ciencia. Esta frase. Asinaria. lo que lleva a Frans a preguntarse “¿qué habría pasado si no hubiéramos probado el fruto del saber. Se ha tenido la idea del hombre. . A partir de ahí. en el trabajo realizado se dio cuenta que los chimpancés después de una pelea se reconciliaban. y cuya tesis era que todos buscamos el beneficio propio compitiendo con los demás de manera agresiva (una manera de decir la “ley de la selva”). 1 Estudio del comportamiento animal.

porque pueden expresarse corporalmente como no lo pueden los reptiles o los peces). La tesis de Frans de Waal es bastante interesante porque implica un replanteamiento de lo que creíamos que era la moralidad. especialmente en antropólogos. como un atributo exclusivo del hombre. Frans nos lleva por varios experimentos con primates. que no es otra cosa que las expresiones corporales que los animales manifiestan (por eso el que los mamíferos sean las mascotas más comunes y los animales con los que sentimos mayor empatía. y el otro que es la empatía y la compasión. El primero tiene que ver con la reciprocidad y se ve a chimpancés y elefantes actuando para ayudar a conseguir a su compañero alimento. Frans afirma que existe una moral evolutiva y que es mucho más de lo que se ha creído. y también es injusta para la humanidad que es mucho más cooperativa y solidaria de lo que se cree. “Y así trabajamos en estos temas para ver si podemos crear moral desde abajo hacia arriba. cuando un chimpancé se niega a aceptar el alimento hasta que su compañero lo tenga. la cual. un filósofo argumentó que era imposible porque el concepto de equidad fue creado a partir de la Revolución Francesa. tiene dos cualidades: una es la comprensión y la otra es la emocional. según Frans. su compañero les ayude. Y se pregunta ¿En qué se basa la moralidad? Y muestra lo que cree son los pilares de la moralidad: la reciprocidad. asociada al sentido de justicia y de equidad. aun cuando ellos no estén interesados en conseguir la comida. Al final. y uno con elefantes. por así decirlo. sin necesariamente involucrar a Dios y a la religión y ver cómo podemos obtener una moral evolutiva”. finaliza. El segundo tiene que ver con la empatía. Además . y el otro canal es el cognitivo. quienes se negaron a aceptar que los animales fueran capaces de tener ideas de esa índole.puesto que son unos animales muy cooperativos y con un sentido de comunidad sorprendente. Y continúa mostrando experimentos en los que se manifiestan las bases de la moralidad en primates. A partir de sentar las bases de la moralidad. Pero las pruebas señalan que sí existen. economistas y filósofos. Y así la empatía posee dos canales: el corporal. Alguno de estos experimentos (el de la idea de equidad en monos) llegó a ser muy polémico. pero lo hacen para que un futuro. que no es tan común como el corporal.

para defenderlo de los demás perros. no son más que complejizaciones de comportamientos animales. una “militar”. una pared. como la gran mayoría de los comportamientos humanos. los humanos. encargadas de proteger la colonia de invasores. los animales. aun cuando afectemos negativamente a esas demás especies. Repetimos los mismos patrones. que es la hormiga reina. Las bases de la moralidad son las que permiten que los animales sobrevivan en un medio. abriendo una brecha entre nosotros. o lo que sea. y no como parte de . y una “clase” obrera. pero a niveles mucho menores y más simples. Esta complejización ha sido negada a lo largo de la historia de la humanidad. el especismo imperante en las ciencias sociales. en tela de juicio. lo mismo hace un miembro de cierta pandilla cuando graffitea una barda diciendo que esa zona es suya y lo va a defender de otras pandillas. tan negada por las ciencias sociales. en esencia son lo mismo. Sin ellas la existencia sería dificilísima. a diferencia de las naturales. Esta visión del hombre como centro del universo. y no como nosotros siendo parte de los animales. Pongamos un ejemplo: cuando un perro orina una esquina. pero complejizándolos a través de procesos mentales. y ellos. que son las hormigas soldado. Aceptar esto es aceptar nuestra naturaleza animal. Y tiene una gran lógica. implícitamente. Lo cual nos lleva al siguiente punto. Volviendo al tema de la moral. La estructura misma de las hormigas es una simplificación de la estructura base de muchas sociedades humanas: una “clase” gobernante. podemos notar sus rudimentos en los comportamientos animales. Así la moral nace como una forma de ayudarse entre sí a sobrevivir. la moral. producto de la idealización humana que se tuvo desde la época del Renacimiento. han estado más impregnadas de especismo. Estas bases han evolucionado en el ser humano a partir de que este desarrollo sus capacidades cognitivas. que son el resto de las hormigas. es provocador. como afirman muchos todavía. Dicho de otra forma. está marcando ese objeto como propiedad suya. de las que está plagada la historia humana. del cual me referiré más adelante. Las ciencias humanas. El especismo es la creencia de que nuestra especie es superior a las demás y por consiguiente podemos actuar como queramos. mucho más que las naturales. también suceden en el resto de los animales. Lo mismo podría de la guerra por el control de dominios.de poner. El planteamiento de la moral como un ente evolutivo y no dado por una causalidad casi divina.

y nutrirse de estudios como este. . nos ha llevado a creer que podemos actuar sin pensar en las consecuencias que nuestros actos pueden tener en otros seres vivos del planeta. Esto nos llevará a actuar de una manera más justa y benéfica para todos. que nos demuestran lo parecidos y emparentados que estamos con el resto de los animales.él. Y no es casualidad que quienes más pusieran en tela de juicio el estudio de Frans de Waal hayan sido antropólogos y filósofos. Por lo tanto creo que es necesario para las ciencias humanas el abandonar esa idea del ser humano romántico e idealizado. Gracias a esto vivimos la crisis ecológica más seria de la que se tenga memoria.