Universidad Nacional de Villa María

I.A.P.C.S. Sede Córdoba
TRABAJO PRÁCTICO EVALUABLE Nº 1

1) La vida del empleado es rutinaria, disciplinada, triste, no se hace preguntas, solitaria,
individual, de aceptación de las circunstancias.
2) Dentro de cada mercancía (mesa, silla, lámpara, etc.) esta visible (mediante la
representación en formas humanas) el trabajo socialmente necesario y la fuerza de trabajo
representada como mercancía. Lo que consume es lo que necesita para su subsistencia
(mesa, taza de té, sillas cama, lámpara, etc) y la reproducción de su fuerza de trabajo
(transporte, tiempo de descanso), para obtenerlos y usarlos tiene que necesariamente que
entrar en determinadas relaciones sociales de producción, es decir cumplir con el trabajo
de “ser alfombra”.
"Si bien una mercancía o producto parece ser algo simple y fácil de identificar para la
concepción del «fetichismo» esgrimida por Marx no lo es.
Marx presenta en el libro «El Capital» una teoría bastante original sobre el carácter del
«fetichismo de la mercancía», que consiste fundamentalmente en uno de los pilares del
capitalismo, según el mismo Marx, quién plantea que el hombre puede transformar la
materia y la substancia de una mercancía, pero que no tiene la posibilidad de distinguir el
proceso de producción y la fuerza de trabajo que hay detrás de esta mercancía, es por este
motivo que sólo la aprecia como valor de uso y de cambio, o lo que podemos conocer en el
sistema capitalista, como oferta y demanda. Poniendo el ejemplo de una mesa, sigue siendo
madera, pero transmuta en una cosa sensorial y metafísica, aunque al adquirirla solo vemos
lo que se nos representa y no la cantidad de horas y calidad de trabajo realizado. No
pagamos por el trabajo sino por el uso.
Este concepto es lo que podemos identificar en el vídeo sobre el empleo, donde el personaje
principal, que termina siendo “alfombra”, no logra ver la transmutación del resto de las
mercancías con las que convive diariamente."
3) El concepto de “lucha de clases” está vigente hoy para poder explicar la tensión entre las
relaciones sociales de producción, en el actual modo de producción capitalista. Esta tensión
se da por un antagonismo de clase, en el que el capitalista/burgués es el detentor de los
medios de producción y el que busca la realización de la plusvalía(obtener una tajada cada
vez más grande de ganancias); por medio de distintos mecanismos de extracción del
plusvalor del trabajo del obrero, que sólo posee su fuerza de trabajo y que intenta también
apoderarse de una parte más importante de la que el burgués le da( salario para su
subsistencia) es decir aumentar su parte mediante la demanda de la reducción de la jornada
de trabajo y el aumento salarial.

avalada. etc. empieza a verse entre los que cumplen con la condición de explotados (ejemplo: en el Cordobazo: nacimiento del clasismo) llevándolos a la autoorganización para la lucha por sus reivindicaciones tanto en el ámbito de trabajo cuerpo a cuerpo como en las calles ya no solo contra e capitalista sino contra la clase política dirigente de conjunto y el gobierno de turno convirtiéndose ya en una “lucha política”. El elemento de la solidaridad de clase. . Por el otro lado el interés del trabajador en aumentar su parte. como la prolongación de la jornada de trabajo y la aceleración de los ritmos de producción. es decir la obtención de un plusvalor del trabajo mediante distintos mecanismos de apropiación de esa plusvalía (absoluta/relativa).4) La lucha sindical/clasista y la lucha política son las instancias donde se terminan de dirimir los antagonismos de clase. tratando asi de dar vuelta el interés del trabajador y transformando ese interés en una autoexplotación consentida. llamando a los obreros a que “participen en sus ganancias” convirtiéndolos en “falsos accionistas”. Creando una tensión debido a intereses contrapuestos. Este antagonismo se da por el deseo de lucro. Para esto necesita también de la complicidad de “mercenarios a sueldo”. etc. es decir la complicidad de los sindicatos burocratizados y delegados vendidos. que negocien a su favor otorgándoles un placebo a la clase trabajadora que deberá continuar obsecuentemente con el fin de reproducir el capital. encubriendo la cosificación de las relaciones de producción. El capitalista consciente del robo que pregona se esmera permanentemente en embellecer esa explotación.