Está en la página 1de 1

La transformación del perfil productivo argentino

El perfil productivo de la Argentina, que se refiere a la estructura económica y la forma de producción de un pais, es
producto de los cambios y acomodamientos que han tenido lugar en cada etapa histórica. En la actualidad la Argentina
se caracteriza por haber consolidado nuevamente el modelo agroexportador con un claro perfil orientado al mercado
externo.
A partir de mediados de los 70, con la Dictadura Militar y la primera experiencia neoliberal de la mano de Martínez de
Hoz (ministro de economía)se interrumpió el modelo orientado a la industrialización y al mercado interno justificada
por sus promotores, con la necesidad de la Argentina de jugar un papel preponderante en la economía mundial,
“romper el aislamiento del país y abrir su economía”.Esta reestructuración produjo un giro económico muy profundo:
en el marco de la apertura comercial y financiera externa, Argentina pasó de ser un país centrado en la industrialización
a ser otro que privilegia la transferencias de recursos al exterior.
El modelo se consolidó y se agravó desde 1989 con el gobierno de Menem hasta nuestros días al compás de la
globalización. Las reformas estructurales implementadas en la década del 90, dieron lugar a la expansión de las
grandes corporaciones transnacionales junto a la integración de la agricultura en el nuevo régimen agroalimentario
mundial. Estas representan las principales causas de la transformación en la estructura agraria y las condiciones de
producción del sector rural.
Los procesos de modernización de la agricultura han incrementado la concentración, es decir que algunos agentes a
partir de su condición económica favorable han podido alcanzar una posición dominante dentro de una o mas fases del
circuito productivo.
La transformación del campo argentino se sustentó en la soja y el paquete tecnológico que la acompañó, a costa de la
ganadería y de otros cereales tradicionales. A partir de entonces, la Argentina emerge como un “nuevo país
agropecuario”.
Este esquema, se apoya en tres pilares fundamentales: a) Concentración de la tierra; b) Concentración de otros medios
de producción (semillas, fertilizantes, maquinarias, herbicidas, plaguicidas); c) Concentración de la comercialización.
En el nivel productivo, el sector agrario logró cosechas récord y la exportación de productos derivados de origen
agropecuario se duplicó en una década. Esto colocó a la Argentina como el tercer productor mundial del grano, después
de EEUU y Brasil, y primer exportador mundial de aceites y harinas.
El negocio de la soja quedó concentrado en tres grandes sectores con fuerte influencia de capitales transnacionales: a)
Los pool de siembra que se nutren de fondos de inversión y operan a gran escala sobre las tierras arrendadas; b) Los
proveedores de agroquímicos principalmente las empresas transnacionales Monsanto, Novartis, Syngenta, Dupont y
Bayer, que acaparan beneficios mediante la fuerte dependencia que tiene la producción de soja de las nuevas semillas y
fertilizantes ; c) Las cinco grandes compañías exportadoras, que manejan el 90 % de las ventas son: Cargill, Bunge,
Dreyfus, Nidera y Aceitera General Deheza.
Fuente: elaboración propia en base a Roffman,A(1999)Las economías regionales a fines del siglo XX. Editorial Ariel-Buenos Aires.
Lattuada,M.y Neiman G.(2005)El campo argentino. Editorial Capital Intelectual.Buenos Aires.

Lean atentamente el texto y luego respondan
1) ¿En qué momentos históricos se produjo una transformación en el perfil productivo?
2) ¿Cuáles son las principales modificaciones en la orientación del perfil productivo?
3) ¿Qué lugar ocupa la soja dentro del nuevo modelo exportador?
4) Explique brevemente que significa “nuevo país agropecuario” y cuáles son sus características.