Está en la página 1de 2

Emmanuel García Salazar

Evangelios sinópticos.

El mundo helenístico y el imperio romano.
El cristianismo surge en un mundo que el espíritu griego y la organización romana
había marcado profundamente.
Con Alejandro (336) se funda por trece años el mayor imperio conocido por
occidente. Había una idea de expandir el imperio por todo el mundo hasta entonces
conocido, se pretendía un ecumenismo.
Por otra parte los griegos habían emprendido una vasta expansión colonial que tenía
que favorecer sus industrias, su comercio y la difusión de su cultura. A la par todo esto se
ve favorecido por la red de comunicaciones que se despliega y adquiere mayor seguridad.
Surgen ciudades nuevas, construidas de forma racional. La cultura helenística será
esencialmente urbana en donde predomina la administración y el comercio.
El tema de la familia también aporta grandes transformaciones. El matrimonio está
orientado a la procreación y a la educación de los hijos, la autoridad paterna se acepta sin
reproche; por otra parte la prostitución cunde a la luz del día, un papel a desempeñar lo
tienen las heteras, quien son mujeres de compañía independientes y cultivadas. Hay cierto
relajamiento de costumbres. Los estoicos serán los primeros en hacerles notar el error y se
pone de relieve la dignidad de la mujer.
Había gran número de esclavos los cuales no tenían libertad y eran tratador con
brutalidad. Poco a poco se van elaborando leyes para asegurar a los esclavos cierta
protección.
La administración imperial, había dos lotes: las provincias senatoriales y las
provincias imperiales. Las primeras, conquistadas bajo la república, dependían oficialmente
del senado y estaban bajo la jurisdicción de un gobernador con un rango de senador
(procónsul). Por otro lado todas las provincias ocupadas por las legiones dependían
directamente del emperador.
Había una clara distinción entre ciudadanos romanos, hombres libres de las
provincias y esclavos. La población romana estaba dividida en tres estados: la clase
senatorial, tenían por función asegurar la continuidad de las tradiciones romanas. La clase
secuestre, el cuerpo de los grandes funcionarios imperiales se reclutara en el orden
secuestre. Pilato pertenecía a esta clase. La plebe, comprendía a enseñantes, oradores y
médicos, artesanos y mercaderes, que son libres.
En occidente la divinización de los soberanos es un hecho bastante antiguo, por eso
la veneración a los emperadores, se creía que eran hijos de los dioses.
En la época del Nuevo Testamento las religiones antiguas conservan aun buena
parte de fastuosidad e influencia. Los griegos tuvieron la tendencia a subrayar el aspecto
humano de los dioses, mientras que los orientales tendían a acentuar su diferencia.

sobre todo tres: Zeus en Dodonia. Los griegos tenían un profundo sentido del orden de las cosas. La actividad cultual más importante es la ofrenda y el sacrificio. Apolo en Delfos y Zeus en Amón en Libia. El cristianismo ofrecerá una visión bastante diferente. Así como la ciudad es regida por las leyes. Había mucha tradición en los horóscopos. una de ellas es al fatalismo sobre las causas y de que todo está encadenado en este mundo. Sería un error reducir la religión de los griegos a los aspectos de medida. en la interpretación de los sueños. asimismo el universo es gobernado por normas necesarias y misteriosas. se consultaban los oráculos. hay también una cara nocturna del alma griega que se expresa en varias manifestaciones religiosas. anunciando una liberación del hombre con relación a los “elementos del mundo”. . razón y belleza.Emmanuel García Salazar Evangelios sinópticos. Hay ciertas tendencias en esta época. Los griegos habían multiplicado los lugares y los símbolos sagrados.