Está en la página 1de 2

REPETIR O NO REPETIR... ¿ ÉSTA ES LA CUESTIÓN ?

La nueva propuesta del gobierno para el Bachillerato, que permite la posibilidad de que los alumnos pasen a
segundo curso con la mitad de las asignaturas suspensas, sin necesidad de repetir el primer curso en su
totalidad, está siendo criticada como una forma de devaluar la calidad de la educación, de degradar aún
más el tan vapuleado sistema.
A la luz de investigaciones educativas serias podemos afirmar que tal medida puede considerarse
pedagógicamente correcta aunque políticamente manipulada. Está muy claro que, al no repetir los alumnos
tendremos muchos más egresados, tasas de fracaso escolar en disminución, y padres contentos: los chicos
obtuvieron el diploma.
Lamentablemente, como sucede tantas veces, las malas intenciones de los políticos aferrados al poder,
malogran medidas que, aplicadas con conocimiento de su fundamento real, podrían resultar positivas para
el Bien Común.
Dicho esto, quiero aclarar por qué afirmo que la medida adoptada es pedagógicamente correcta aunque su
implementación no es adecuada ya que sólo persigue un fin estadístico electoralista.
Sucede que las investigaciones que hoy iluminan las ciencias de la educación provenientes de las ciencias
del cerebro o neurociencias, nos permiten comprender los principios mentales que subyacen en el proceso
de enseñanza-aprendizaje y que deberán ser conocidos, tarde o temprano, por los docentes que hoy
enfrentan la tarea de enseñar.
Tan importante es el tema del aprendizaje para los investigadores neurocientíficos que haber estudiado
cómo se produce este fenómeno en el molusco marino “Aplysia” le consiguió el premio Nóbel de 2000 a
Eric Kandel. Gracias al estudio del cerebro de esta cuasi-babosa
(http://www.erickandel.org/research_fr.html se está logrando comprender los complejos mecanismos que
nos permiten conservar quizás uno de nuestros mayores tesoros: el sonido de la voz de nuestra madre
llamándonos a comer, el olor de nuestra flor preferida, o el color de los ojos de la persona amada, es decir,
se está desentrañando cómo funciona nuestra memoria.
Y qué tiene que ver el molusco de Kandel con repetir o no el bachillerato??? Pues, muchísimo.
Vamos a comenzar a batir tópicos que hemos escuchado de nuestros mayores y que (podría apostarlo sin
temor a perder) ya hemos repetido a nuestros hijos: recuerdan ustedes la frase: “el saber no ocupa lugar” ?
Pues está muy equivocada.
El saber sí ocupa lugar, el concocimiento se almacena en nuestro cerebro en una suerte de cadenas de
neuronas interconectadas entre sí que mantienen, gracias a unos complejísimos mecanismos electroquímicos, la capacidad de traer a la consciencia el recuerdo solicitado. Por lo tanto, cuando estas cadenas,
o dicho apropiadamente, estos engramas neuronales se estimulan permiten recordar, o sea recuperar la
información allí almacenada. Nuestro cerebro tiene mecanismos de selección de información, es decir, no
podemos almacenar toda la información existente como tampoco podríamos ser consciente de toda ella en
todo momento. Nuestro cerebro selecciona lo que le interesa aprender, y almacena esta información en un
sistema que se organiza constantemente.
Otro tópico que también hemos escuchado y repetido de generación en generación es que “ la letra con
sangre entra”. Pues bien, uno de los criterios con los que nuestro cerebro selecciona la información
importante para ser guardada, son los estados emocionales que la acompañan. Es decir que un aprendizaje
que va acompañado de un estado emocional placentero, intenso, desafiante y motivador es mucho más
posible que el alumno lo pueda fijar que un aprendizaje acompañado de un estado emocional apático,
neutro, o amenazador y violento.
Cuando estudió mi abuelito valenciano, o mi madre argentina, la información que debía adquirir una persona
para estar preparado para enfrentar el futuro, podía ser acotada en libros de lengua, matemática, naturales
y sociales que podían parcelizar su contenido y graduarlos con dificultad creciente, hasta un punto en que
cuando aprendía desde la página 1 a la 350 de naturales de tercer curso, ya había logrado ese “trozo” del
conocimiento. Si no aprendía este “trozo” debía repetir para poder adquirirlo porque era la base necesaria
para el curso siguiente, y sí o sí debía lograrlo.
Pero.... sucedió por primera vez hacia 1750. ¿Qué?
La información que toda la humanidad había logrado conseguir se duplicó por primera vez desde la época
del nacimiento de Cristo, hacia 1750. Luego se volvió a duplicar en 1850, luego hacia 1900, y se dice que
hoy el New York Times contiene en las páginas de su diario dominical el doble de la información que un
hombre culto manejaba en el siglo XIX. Hoy se considera que el conocimiento que atesora la humanidad se
está duplicando cada 5 años aproximadamente, y muy pronto se duplicará cada bienio. Una locura verdad?
Por lo tanto, si no hemos actualizado nuestra información con todo lo que se ha escrito en los últimos 5
años, prácticamente somos unaos perfectos analfabetos, no???
Y podemos aplicar el mismo modelo educativo que consiguió hacer de mi madre una excelente docente,
que se estudió a la perfección el manual 1, 2 y hasta el 6to no se consideró completa su educación
Beatriz Pizarro de Zulliger
www.neurocentros.es
info@kibitech.es

.. Porque cerremos los ojos. ¿lo que ya se vive en las aulas se modificará mágicamente? ¿Y eso no es ingenuidad?. ni les desafía.. Es inútil embutir sus cerebros de información que no les importa. Porque hoy la ciencia nos fundamenta que repetir curso no tiene sentido para la formación de una persona.. sus futuras generaciones. pero implementar por decreto esta medida sin acompañarla de los cambios radicales que ésto entraña en el modelo educativo es un acto inútil que atenta contra el bien más preciado de una nación... muy por el contrario.. en un clima de desapego emocional en el que contestar una pregunta más o menos se mide en centésimos. en manos de docentes preparados para aplicarlas en el marco del respeto hacia su labor.y cómo nos va? .. Beatriz Pizarro de Zulliger Beatriz Pizarro de Zulliger www. porque habría que recomenzar cada 5 años. sino. Si se hicieran bien las cosas. y volver a repetir. y cuál será nuestro modelo a seguir ( el Paradigma de la educación).es info@kibitech. cuyos principios nos permitirán comprender mejor al ser humano y adecuar la educación a sus necesidades. para qué lo estamos educando ( los Fines de la educación) . pero. Y si no. siempre que entendamos a la educación como un auxilio perfectivo a la naturaleza del hombre.primaria? Pues hoy ésto es IMPOSIBLE. se ha vuelto a cero. “no repetir” no sería sinónimo de “no estudiar”. con padres comprometidos con la tarea y dispuestos a ser ejemplo de sus hijos. ya hemos probado todos los atajos...neurocentros. repetir. “no esforzarse”.es . Bien pueden decirme que lo que escribo suena a novela rosa o a resucitadas utopías. Para enfrentar este reto crucial de nuestra historia hoy tenemos la ayuda de las neurociencias. y dentro de poco cada dos. Implicaría un sistema de enseñanza basado en las necesidades diferentes de cada alumno.cuándo nos pondremos serios y dejaremos de enterrar la cabeza como el avestruz?. Debemos recomenzar a plantearnos lo que los sabios maestros enseñaron y a quien nadie hoy relee: primero debemos conocer a QUIÉN estamos educando ( lo que los antiguos llamaban el Sujeto de la educación) . y volver a repetir y ???? Por ello debemos cambiar el criterio pedagógico que rige la educación de nuestros pobres alumnos. a través de herramientas pedagógicas científicamente fundamentadas. sería la conclusión de un cambio profundo del proyecto educativo de un pueblo hacia la formación integral de su gente. y así. y como ya dije antes. El paradigma ha cambiado. y no como una cartera ministerial que me permitirá imponer mi caprichosa ignorancia partidista para sacar más votos en las próximas elecciones.