Está en la página 1de 34

1

INTRODUCCION
“Las formas crueles y humillantes de castigo
psicológico, violencia de género y hostigamiento escolar,
siguen siendo una realidad diaria para millones de niños y
niñas”.
Todos los niños y las niñas tienen derecho a un entorno
escolar seguro y libre de amenazas.
En el contexto escolar aparece con frecuencia una
importante diversidad de conflictos que pueden derivar en
problemas más serios de convivencia. Por ello se considera
que los enfoques preventivos en el centro educativo se
constituyen en una vía privilegiada para que estas
situaciones se re-conduzcan de forma positiva y se garantice
una convivencia escolar armónica.
La escuela es uno de los ámbitos principales de
desarrollo personal y social del niño, la niña y el/la
adolescente, en ella se generan múltiples relaciones con los
pares, con los profesores, con las autoridades, con los
padres. Entendemos al ser humano como un sujeto inconcluso,
en constante crecimiento y desarrollo, que se humaniza a
través de la palabra y la relación con el otro, por lo que el
tipo de relaciones que se generan y entablan en la escuela es
de vital importancia para desarrollar y mantener vínculos
sanos. Estas interrelaciones pueden ser positivas; pero
también pueden ser negativas. Es importante que el derecho a
disfrutar de la escuela y de la red social en ella generada,
así como el derecho a aprender sin presiones de ningún tipo,
estén mínimamente garantizados en las instituciones
educativas.

2

¿QUÉ ES EL ACOSO ESCOLAR?
ACORDANDO CONCEPTOS
El niño, la niña y el/la adolescente como sujetos de derechos
Históricamente, la noción de infancia y adolescencia ha
ido variando de acuerdo a las representaciones de cada época,
es decir, lo que se entiende por niño, niña y adolescente hoy
tiene que ver con lo que se ha ido construyendo social y
culturalmente a lo largo de los años. Una mirada
retrospectiva ayudará a entender cómo los conceptos de niño,
niña y adolescente han ido modificándose desde la antigüedad
hasta la posmodernidad.
Es ineludible en el recorrido histórico mencionar las
investigaciones historiográficas de Phillipe Ariès, que
pusieron en cuestión en la década del '70 la tendencia a la
naturalización de la noción de infancia, al enunciar que "el
sentimiento de infancia es un concepto propio a la
modernidad”1. Se observa que la definición de niño y
posteriormente a ésta, la de adolescente, se fue modificando
en función de las ideologías y de los circuitos discursivos
predominantes de cada época, subordinándose a enunciados
filosóficos, educativos, legislativos y, sobre todo, al
sistema de representaciones sobre los niños y adolescentes
que se manifiestan en una comunidad.
En la antigüedad, los niños tenían un lugar exclusivo
para continuar con el linaje familiar, conservando los
patrimonios hereditarios. El padre de familia o paterfamilias
no poseía límites en cuanto a su autoridad: era padre, señor,
sacerdote, juez y educador de toda la familia. La patria
potestad era un poder que se ejercía también sobre la mujer
que entraba a formar parte de la familia, tal como se daba
con respecto a los hijos; era la mano protectora y dominante
de la que dependía toda la familia. El padre de familia era
el dueño absoluto del patrimonio; por lo tanto, a él le
competía la decisión de aceptar o no a sus hijos como
herederos.

1 Ariès, P. (1987). El Niño y la Vida Familiar en el Antiguo

Régimen. Madrid (España). Editorial Taurus.

3

Otro aspecto notable de épocas pasadas es que la
mortalidad infantil pareciera no haber sido un tema central
de preocupación en los siglos XVII-XVIII. En ese tiempo
existía una tendencia al infanticidio tolerado. Esta
práctica, condenada pero ejercida en silencio, constituía el
medio más corriente para limitar la descendencia dentro del
matrimonio. Los niños nacían y morían sin producir demasiada
aflicción. No había hasta entonces registro de tumbas y
epitafios, y los niños no eran retratados, de acuerdo a los
exhaustivos registros de Philippe Ariés. Por tanto, se puede
hipotetizar que el imaginario de la antigüedad pareciera no
haber otorgado inscripción simbólica a este hecho, o sea, la
muerte de los niños no era registrada en ningún sentido. Los
niños eran cuerpos de carne y hueso insignificantes.
Pareciera que en la antigua sociedad tradicional no se
podía representar al niño, menos aún al adolescente, pues, el
que no se pudiese inscribir su muerte respondería a la no
inscripción de su existencia en la representación familiar y
social. La duración de la infancia se reducía al período de
mayor fragilidad, cuando la cría del hombre no podía valerse
por sí misma. Una vez superada la dependencia absoluta,
pasaba a compartir los trabajos y los juegos del mundo
adulto.
El papel de la Iglesia, que instaura la prohibición del
infanticidio durante la Edad Media, tiene un efecto
determinante, ya que permite considerar sagrada la vida de un
niño, generando así un lugar diferenciado para éste. Impulsó
reformas, que tuvieron efectos en el sentimiento de infancia
que impregnó la época, como lo fue, sin dudas, el
descubrimiento del alma de los niños, antes que el de su
cuerpo. Abrió la posibilidad de asentar la inscripción de
vida de los niños, de su nacimiento y de su muerte. El
bautismo, que signa al alma inmortal, las leyendas de los
epitafios, los rituales de entierro y las tumbas fueron
expresando las transformaciones sucesivas en el sentimiento
de infancia, dejando huellas de dolor por la pérdida de los
niños, deseándose recordarlos y conservar su memoria.
El efecto de la intervención de la Iglesia no sólo se
manifiesta en el sentimiento de infancia, que emerge
principalmente en la familia, sino que además el niño ingresa
al universo simbólico de la cultura de ese tiempo, que

. estableciéndose. donde reside la necesidad de 2 Ariès. la cual tendrá objetivos específicos. mediante el traje. pues la vestimenta infantil representa también una de las transformaciones en las edades de la vida y el niño ya no aparece vestido como las personas adultas. a su vez. a veces. Jacques Donzelot (1977) presenta a la familia en el antiguo régimen como la mínima organización política posible. 87). Se distinguen también los espacios destinados a los cónyuges de aquellos destinados a los hijos. “Así pues. Por un lado. una división o límite entre el espacio privado y reservado a la familia. se sentía.”2 Esta diferencia que se establece entre adultos-niños no se evidencia entre niñas-varones. y que en lo sucesivo los niños serán los únicos en usarlos. P. en la familia. esta organización familiar debe conservar los bienes y generar protección a través de la ayuda mutua.). cesando la cohabitación de los niños con los adultos. a quienes se vestía anteriormente como a los adultos. desde hacía mucho tiempo (. de una manera visible... El primer traje de niños ha sido el traje que usaba todo el mundo un siglo antes. Se comienzan a separar los espacios en las viviendas. La invisibilidad de la infancia antes de la modernidad es rastreada por Phillipe Ariès a través de los cambios que se sucedieron durante el siglo XVII.4 constituye un hecho fundamental en las siguientes transformaciones que girarán alrededor de la infancia. Es a partir de ese entonces que el niño posee un traje reservado a su edad y que lo diferencia de los mayores. la necesidad de separarlos. En esta época es. para distinguir a los niños.). . el jefe de familia debe velar por la fidelidad al orden público de los suyos y. Ob. la organización de los espacios arquitectónicos y sus transformaciones son indicios considerados por Ariès en la modernidad. Ariès observa el afeminamiento de los trajes de los varones y subraya la conciencia de clase por sobre la conciencia que una sociedad cobra de su comportamiento por edades y por sexos. se conservaron para su uso. (. algunos elementos de los trajes antiguos que los adultos habían abandonado. Asimismo. Citada. (1987). por el otro. (Pág. y para su uso exclusivo. de los espacios públicos. sin embargo. aproximadamente..

Durante el siglo XV. ello no hubiera sido posible en la práctica sin la complicidad sentimental de las familias. destituyendo lo que. A fines del siglo XVII se produce de manera definitiva una transformación considerable en las costumbres. la escuela sustituye al aprendizaje realizado informalmente y esto implica un cambio significativo en las formas de socialización. los niños practicaban los mismos juegos. mediante la convivencia con los adultos. los niños debían salir de sus casas e ir a localidades vecinas para ser acogidos como sirvientes. sino de formarlos como hombres. en ese entonces. las mismas costumbres. el aprendizaje de la vida por contacto directo con ellos y la separación del niño con respecto a los adultos. porque. la vida en común con el adulto no era peligrosa sino más bien formadora.5 protección de sus miembros. En primer lugar. ganando los pequeños libertad de movimiento. No se trataba de explotar su fuerza de trabajo. especialmente. Esto trajo consigo el cese de la cohabitación del/la niño/a con su familia. en ese tiempo. cuya influencia resulta análoga a la incorporación de las domésticas y las nodrizas. de todo aquello que resultaba necesario para que se sintieran dignos de vivir. hasta el siglo XVII. La familia . Otro aspecto interesante referido por Donzelot incluirá a la fuerte influencia de la medicina médico higienista y sus principios. La inquietud por educar al niño desde Rousseau y Montaigne constituye otro de los indicadores del cambio de valores. Es decir que la significación esencial que define al hombre de la época es el ideal fundado en el aprendizaje de los buenos modales y la honorabilidad. Un ejemplo claro de estas prácticas eran las fajas que colocaban a los niños y las niñas para inmovilizarlos y que fueron paulatinamente abolidas. era superior al sentimiento familiar. y recibían la misma educación que los adultos. Esta separación del núcleo familiar responde al ideal de urbanidad que. al niño que comienza a ser visualizado en su fragilidad. permitiéndoles apropiarse. fuera una práctica de ejercicio común: el desplazamiento de la crianza de los hijos hacia las nodrizas. “Empero. Esta fuerte influencia tuvo efectos diversos en las prácticas de crianza. La medicina se interesa por los/las niños/as y las mujeres desde mediados del siglo XVIII.

a la educación”. o reemplazarlo/a. Ariès las denomina mentalidades: “A la familia le interesaba que el niño fuera feliz. ésta es su salida del anonimato. La familia empieza a tener un trato complaciente y tierno con el niño. es decir. que también lo reconocen. De esta manera. el niño aparece entre dos deseos opuestos:  El deseo familiar. manifiesto a partir del interés por su educación y sus estudios. para el moralista era prioritario que el niño aprendiera a vivir en sociedad. por considerar que ésa era una forma de malcriarlo. o reproducirlo/a muchas veces. en cambio. en cuanto al deseo con respecto al niño. ya no es posible perderlo/a sin aflicción. El siglo XVIII fue prolífico en el desarrollo de tratados sobre .6 pasó a convertirse en el lugar de afecto necesario entre esposos y entre padres e hijos. Así. Ariès liga el nuevo sentimiento. que viviera sin ninguna norma. Por ello conviene limitar el número de hijos. en esta época. que lo reconoce para complacerlo. disciplinarlos para su ajuste al nuevo orden social y económico será el objetivo primordial que se llevará a cabo a través de la educación. la moral y el arte de agradar. y  El deseo de los teóricos de la educación moralista. “Surge un sentimiento completamente nuevo: los padres se interesan por los estudios de sus hijos y los siguen con una solicitud propia de los siglos XIX y XX. el afecto hacia los hijos. Para los moralistas. A estas dos posiciones. Es así como el afecto de la familia hacia el niño se manifiesta principalmente a través de la importancia que se da. cuestión que los moralistas de aquel tiempo no compartían. las formas de sociabilidad se transforman. el niño era un ser imperfecto cuyos comportamientos insolentes debían enderezarse. Aquello que concierne a los hijos y a la familia pasa a ser una cuestión de Estado. La familia comienza a organizarse en torno al niño y la niña. pero desconocida antes”. A los niños había que volverlos razonables y juiciosos. para poder ocuparse mejor de ellos. con las expectativas de progreso que nacían entonces. A través del pasaje del aprendizaje a la educación escolar formalizada. pero para educarlo. en adelante. por eso aconsejaban enseñarle los buenos modales.

con el fin de proteger y regular tanto a la infancia como a la adolescencia. no es sino hasta mediados del siglo XIX que. Pero. así la sociología y la antropología estudian los determinantes sociales y culturales que van definiendo la adolescencia. creando procedimientos jurídicos específicos. entonces. la adolescencia adquirió un significado particular como etapa especifica de la vida. comienza a conceptualizarse en la modernidad. que las cuatro fases del desarrollo humano: niñez. adultez y vejez. adolescencia. Es. históricamente. es que “se vincula a la generalización de la educación formal y la subordinación que ésta impone a la familia y a la comunidad como ámbitos que tradicionalmente introducían al individuo en la vida adulta y el trabajo”. “viene a convertirse en sinónimo de . La intervención del Estado efectiviza a la escuela como un espacio privado de ella e incorpora la figura del/la niño/a y del/la adolescente en el Derecho. relacionada al rango de edad. La adolescencia. tampoco existía. A partir de la sociedad industrial. de la prohibición del trabajo infantil y la obligatoriedad de la educación. Así. a finales del siglo XIX y la primera década del XX se incorporan leyes puntuales en las legislaciones. como etapa intermedia entre la infancia y la adultez.7 educación. Por tanto. desde las diferentes perspectivas. que es el que nos interesa con particularidad. En el ámbito escolar. La familia y la escuela son las instituciones que históricamente han tenido la responsabilidad fundamental de la institución de la infancia como tal. la disciplina que ha tenido mayor responsabilidad analítica ha sido la psicología. La adolescencia. sitúan a la edad adulta como la norma y el referente para las demás. Sin embargo. en Europa y América. ya que la escuela se constituye en el lugar de paso entre la familia y la vida en sociedad. la concepción del/la estudiante. Las ciencias comienzan a individualizar esta etapa de crecimiento. se registraban sujetos de diferentes edades conviviendo en las escuelas y academias. desde esta perspectiva. con acciones promovidas desde el Estado. sin duda.

Tanto niños y niñas como adolescentes participan de un sistema representacional y de sentimientos que los singularizan. [online]. La búsqueda de un conocimiento huidizo. en la posmodernidad. en la posmodernidad la sensación predominante es que dicha división se diluye ante un sujeto cada vez más activo y autónomo. niñas. que deja más interrogantes que respuestas. Esta inscripción singular dentro de la colectividad humana tiene como efecto la invención de todo aquello que es para él necesario: espacios de recreo infantil. Sin embargo. Lo destacable es que todas ellas han ido consolidando el lugar diferenciado que niños. vestuario para niños. ambos grupos de sujetos. dóciles. adjetivos válidos para quien se encuentra en una etapa de llegar a ser”. Este período histórico presenta una estructura social heterogénea. tal como lo demuestra la Convención Internacional sobre los 3Tuñón E. considerados históricamente como pasivos. sino en un ejercicio permanente del presente. Género y sexualidad adolescente. y ya no en espera de “un tiempo para”.8 aprendiz. . hoy se muestran escurridizas a la formalización.. (2001). novicio.3 En la modernidad. al deseo de querer ubicarlas bajo un modelo lineal y estructurado.uaemex. Si en la modernidad el esfuerzo era la separación del niño con el adulto.mx/. de las cuales se han mencionado algunas. Disponibleen: http://redalyc. Recuperado el 13 de octubre de 2010. tanto la infancia como la adolescencia se constituyen en el resultado histórico del conjunto de prácticas. medicamentos para curar sus dolencias y todo un discurso que envuelve al niño en su estatuto particular. pasando así a tener incidencia en los ordenamientos simbólicos de esta época. inexperto e inmaduro. Esto nos enfrenta a los adultos a preguntarnos constantemente qué tipo de significaciones están emergiendo y cómo inscribir esta heterogeneidad de manera que permita armar una configuración que posibilite vincularnos y entendernos transgeneracionalmente. Número 001. momento histórico de varios cambios. Eroza E. pedagogía infantil. adolescentes y adultos han ocupado a partir de la modernidad. hoy se presentan cuestionadores. Año/volumen XIX. Enero-abril. que invita a reflexionar sobre la multiplicidad de grupos que hoy conforman la infancia y la adolescencia. aquellas que antes eran fáciles de perfilar. (Página 216). En Estudios Sociológicos. entonces.

o desresponsabilizarlo. de acuerdo con un momento y unas características específicas y dinámicas del desarrollo humano. desde la perspectiva del reconocimiento como persona. de la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño (CIDN). por ende. las niñas y los y las adolescentes han sido reconocidos como sujetos de derecho. por un lado. Ahora bien. político y cultural. en lo social. probablemente. Los derechos del niño y la niña se han basado en la doctrina de la “Protección Integral”. gran parte del fundamento y el sustento original del ideal contemporáneo de “infancia protegida”. para asumir la obligación de hacerse responsable tanto de sus derechos como de sus infracciones cometidas. El efecto de esta situación es que la responsabilidad de la familia. en detrimento del derecho de desplegar y hacer uso de todas sus potencialidades personales y sociales. las niñas y los y las adolescentes plantean nuevos tipos de relacionamiento en la familia. lo cual forma parte de un proceso que se ha consolidado en el siglo XX con la aprobación. Esto quiere decir que han sido reconocidos como personas. etc. de 1989. puede llevar a extremos que no siempre son favorables para el niño y la niña. niñas y adolescentes reside. como. y con el Estado. El nuevo lugar.9 Derechos del Niño (CIDN). conceder derechos sin deberes. considerando siempre la evolución progresiva de sus facultades. en este cambio de posición de niños. por ejemplo. Los niños. la invalidez. social. en 1989. Ser reconocidos como personas implica. la familia. que se expresan en un contexto histórico. La posibilidad de pensar al niño como sujeto de derechos y. que supone el reconocimiento de los derechos. Los derechos de los niños. la sociedad y el Estado ya no sólo da cuenta de su protección. la minoría. la comunidad y el Estado forman una red de cuidadores en el cumplimiento de los derechos del niño y la niña. sino también de la promoción y el desarrollo de las capacidades para que puedan ejercer sus derechos con autonomía. Es decir. que también fue aprobada en el Paraguay como Ley N° 57/1990. Por otro lado. como ciudadano. Este cambio de paradigma implica la posibilidad de los sujetos de ejercer ellos mismos sus derechos. Pues. quedan adscritos automáticamente a los derechos humanos. deja atrás las relaciones basadas en la incapacidad. el .

el que ya . cual es el de desplazar al niño. En la práctica es importante cuidar que esta lógica no permee el quehacer profesional. además de transgredirse el primero de sus derechos esenciales. circulaba el ideal de que “los niños son los hombres del mañana”. considerando que el niño. en tanto un medio de devenir en adulto. precisar también las responsabilidades y las obligaciones. sin embargo. desde esta perspectiva.10 reconocer la niñez y la adolescencia. Esta perspectiva compromete la consideración de las diferencias y particularidades de niños y adolescentes. por mucho tiempo. el planteamiento es diferente: los niños y las niñas son tanto el presente como el futuro. y Lewkowitz. no se debe obviar que esta visión también trae aparejado un cierto riesgo. Empero. sin duda. a nivel escolar. implica. el derecho de ser protegido y guiado en su tránsito hacia el crecimiento por adultos referentes. C. por sobre todo. con ello se sustraería la posibilidad de la educación. era la institución escolar la encargada de educar al futuro ciudadano. el nivel de participación e injerencia en los asuntos estudiantiles. niñas y adolescentes y. pero. I. Otros aspectos que interpelan la concepción del sujeto de derecho son las categorías de presente y futuro. Esta recategorización implica. por lo tanto. En la escuela. al que aún no es. Hoy. cual es el derecho a la infancia y. que interpela y cuestiona. una reformulación importante de los vínculos que se establecen con niños. tales como padres y/o maestros. Sin embargo. la niña o adolescente a una situación análoga a la del adulto. la niña y el y la adolescente ya no es sólo promesa de futuro sino un sujeto activo. En tal sentido. lo cual implicaría aceptar que el niño y la niña deba ser responsable de su propia protección. Es decir. La sociedad posmoderna tiene como característica fundamental la instauración de la temporalidad del instante y la transitoriedad. dejando así de considerar la evolución progresiva de las facultades de los niños. (1999) plantean el riesgo que implica esta visión de la siguiente manera: “Se protege al que es menos. Corea.

la realidad. como el actual proceso migratorio mundial. al igual que en la familia y demás instancias de la sociedad. 4 Corea C. como así también considerar en sus abordajes las problemáticas sociales de envergadura. también se constata el desplazamiento del lugar de los padres en relación a la escuela. sino uno en el que se produce y construye con la participación activa de sujetos éticos. la educación adquiere un nuevo sentido hacia la infancia y la adolescencia. Por consiguiente. las niñas y los y las adolescentes. que cobra cada vez más protagonismo en las nuevas formas. y ser capaces de instrumentalizar diferentes procedimientos que permitan el abordaje de las situaciones que plantea este nuevo paradigma. pues. niñas y adolescentes se convierten en productores dinámicos y no simples receptores pasivos. lo que supone un proceso de democratización escolar. tiene derechos. Sería interesante que las instituciones escolares pudieran ubicarse en una posición activa. un signo más de la tendencia posmoderna a la invisibilidad del límite entre el adulto y el niño. niños. Evidentemente. Esto lleva a admitir la complejidad y heterogeneidad que hoy nos plantean los niños. Desde este enfoque. La escuela no es sólo un lugar donde se aprende.11 es. Si antes los padres se aliaban con la autoridad escolar para representar la Ley. hoy parecieran ser una especie de “delegados” de sus hijos. I. para no quedar relegadas a ser agentes de resguardo y asistencia. y Lewkowitz. (1999). En este sentido. los vínculos familiares y los efectos que esta situación genera en el ámbito de la institución escolar. las relaciones en la institución escolar cambian considerablemente ante esta perspectiva. Esto representa una disposición permanente a incluir. ¿Se acabó la infancia? Ensayo sobre la destitución de la niñez Buenos Aires: Editorial Lumen . lo que nos enfrenta a uno de los mayores desafíos: a considerar que la infancia y la adolescencia protegida necesitan un protector eficiente. hoy no se protege a los niños sino a los derechos de los niños”4. escuchar y valorar los sentimientos. sociales y políticos. las opiniones y las miradas de los niños y las niñas y los y las adolescentes. La infancia y la adolescencia son categorías sociales complejas y heterogéneas.

Morata. Citado en Beane. preocupado por lo que acontecía con los jóvenes de su país. Conductas de acoso y amenaza entre escolares. y que ha venido incrementándose en los últimos años. El que ejerce el bullying lo hace para imponer su poder sobre el otro.12 El acoso escolar Concepto de acoso escolar o bullying El bullying o acoso escolar es un fenómeno del ámbito escolar que afecta a niños. precisamente. por parte de sus pares. (1996). o sea. D. que ocurren sin motivación aparente o evidente. de forma repetida y durante un tiempo. incluso. un estudioso noruego. El bullying hace referencia a todas las formas de actitudes agresivas. Afecta al relacionamiento entre pares en la escuela y entre alumnos/as de un mismo grupo-clase. 5 Olweus. que se realice sistemáticamente a un estudiante. . (1998). “amedrentamiento escolar”. En inglés. Bullying. al tratarse de una problemática reciente. niñas y adolescentes. Madrid (España). y así tenerlo bajo su dominio durante meses o. por su intrínseca complejidad. Podemos definirlo como cualquier conducta dañina u ofensiva. Barcelona: Grao Editorial. a través de amenazas. construye la siguiente conceptualización: "Un alumno es agredido o se convierte en víctima de bullying cuando está expuesto. toro. De ahí que es frecuente que el término “Acoso” sea asociado con aspectos sexuales. Otros nombres con los que se conoce el acoso son los de “intimidación escolar”. Bullying es una palabra que proviene del inglés y significa intimidación. se evidencia que. “hostigamiento”. que. intencionadas y repetidas. insultos. agresiones verbales y físicas. contra otro. El primer autor que definió este fenómeno fue Dan Olweus (1973). A. años. la conceptualización del acoso escolar no es clara. por parte de uno o más estudiantes. Si bien existe aún poca investigación sobre el tema en el contexto nacional. a acciones negativas que lleva a cabo otro alumno o varios de ellos”5. En este Manual se utilizará el término “acoso escolar”. verbal o de acción. aulas libres de acoso. la palabra remite a bull.

a menudo. en este Manual. Se define intimidación o amedrentamiento como el acto de causar miedo. incluso. con el propósito de infundirle miedo. el suicidio. Entendemos victimización como el acto de convertir al otro en una víctima de agresiones y abusos. o de infundirlo. Se ha constatado. la víctima de acoso permanece callada ante el maltrato a que está siendo sometida. los problemas de indisciplina. Por tanto. amedrentamiento o victimización. y que se dan sostenidamente en un período de tiempo y con carácter intencional. Lo que distingue a estas situaciones del acoso . el uso de “malas palabras” o vocabulario inapropiado. culparle de las cosas que suceden. de trabajo o recreativos. que el bullying puede tener un serio impacto en la vida de las personas que lo padecen. o de exclusión. ignorarle o excluirle en las actividades grupales. Esta situación intimidatoria le produce angustia. tendencias auto-agresivas e. Se debe contemplar que es frecuente en las relaciones entre pares que surjan desacuerdos que generan conflictos y malos tratos entre ellos. Sin embargo. Las peleas. no resueltos adecuadamente. Otra distinción importante es la de las situaciones de conflicto intragrupal. en estudios realizados en otros países. nos referimos a todas aquellas conductas de intimidación. al hablar de acoso escolar. ya sean de carácter verbal o físico. causarle burlas.13 Las conductas que se suelen observar en las situaciones de acoso escolar son las de golpear. En la mayoría de los casos. sin que esto sea considerado como una situación de acoso propiamente dicha. dolor y miedo. podrían evolucionar hacia situaciones de acoso. por parte de uno o más compañeros hacia otro. son frecuentes a lo largo de la etapa de la preadolescencia y adolescencia. Es importante distinguir las situaciones de acoso de las habituales “bromas” o juegos bruscos que. como ser: el deterioro de la autoestima. en las que uno o más estudiantes se desafían o enfrentan en peleas con el fin de resolver sus conflictos o para asentar la supremacía de uno o de un grupo sobre otros. realizan los estudiantes en el ámbito escolar. dejarle fuera de los grupos deportivos. pegar o dar patadas o empujones a la víctima. estos escenarios.

Lo que distingue una situación de conflicto “esperable” de una de acoso es que en esta última la agresión es sostenida y constante. Para definir y delimitar el acoso escolar con claridad. generando un desequilibrio de fuerzas en las relaciones interpersonales.  La intimidación está dirigida a un solo sujeto (no a un grupo).). entre los grupos en cuestión. físicas o psicológicas. lo que se denomina ciberbullying. etc. percibida por uno de ellos o ambos). ofrecemos una lista de algunas de las características que deben estar presentes para que una situación sea delimitada como acoso escolar:  Intencionalidad en la agresión. o por medios cibernéticos (celular. y existe una relación de desigualdad entre acosado y acosador.  Repetición de la agresión a lo largo de un tiempo y de forma constante.  Desequilibrio de poder entre el acosado y el acosador (en la que éste último es más fuerte que el primero. asumiendo que la violencia es “lo esperable” entre los y las jóvenes. Es decir. es preciso tener en cuenta cuáles son las conductas esperadas. escrito. Internet. En el acoso escolar hay una desigualdad entre el o los acosadores y el acosado. Tipos de acoso escolar Según el medio utilizado. quien se encuentra en una posición de inferioridad. habituales. quien no encuentra la manera de defenderse del acoso y se somete al poder de la contraparte. el maltrato escolar entre pares puede ser oral. Para facilitar la distinción de las situaciones de acoso de las que no lo son. La desigualdad de poder puede ser de orden físico.  La intimidación es ejercida por un sujeto o por un grupo. . Es importante evitar las situaciones. gestual. psicológico o social. así como aquellas atípicas o indeseadas. el acosador o agresor es más grande y poderoso que el acosado. sea la diferencia real o subjetiva. tanto a nivel de docentes como de alumnos y de padres.14 es la igualdad de condiciones. Una acabada comprensión del tema contribuirá a evitar que se generen y/o sostengan estas situaciones.

B) Verbal: es el tipo más frecuente. expresan deseo de protegerlo o se arrepienten de no haberlo hecho. a medida que crecen. los niños y las niñas se solidarizan con el acosado. Es habitual responsabilizar al acosado de la situación que el mismo está padeciendo.15 Gutiérrez. por otra consistente en “justificar” o . (2009) señala que existen varios tipos de acoso escolar y. dar patadas. propagación de rumores falsos. se percibe que esta actitud va cambiando. descalificaciones y burlas en público. Consiste en empujar. destrucción de objetos personales o de otros. C) Psicológico: consiste en amenazas a la persona acosada con el fin de producirle miedo. para lograr algún objeto o dinero. con frecuencia. humillaciones. sobrenombres. que a otros que no. puñetazos). A. arrojar objetos. pequeños robos. A. mensajes telefónicos ofensivos o llamadas. que a éstos les parece menos perturbador el hecho de infligir daño a quien ya lo padece. inicialmente. pero. sonrisas burlonas al acosado) se demuestra claramente una intencionalidad.2) Indirecto: daños materiales. insinuaciones sexuales. excluyéndolo/a y aislándolo/a progresivamente. en su estudio con estudiantes de 4º a 7º grados. en la que pareciera que el único objetivo es agredir. lesionar. estirar el pelo. la niña o adolescente participar. infligir dolor al acosado.1) Directo: es una forma muy habitual. Se produce mediante la utilización de insultos. Ross (1996) ha concluido. sin ningún otro objetivo aparente. pegar (“akapeté”. aparecen varios de ellos en forma simultánea: A) Físico: que puede ser: A. aunque con lenguaje no verbal (miradas. culpabilizando al acosado. En numerosos estudios se ha visto que. ignorando su presencia y no contando con él/ella en las actividades corrientes entre amigos/as o compañeros/as de clase. o para obligarla a hacer cosas que no quiere ni debe hacer. fingiendo que éstas son accidentales. hacer zancadillas. D) Social: puede darse impidiendo al niño.

En sus estudios han identificado 8 modalidades de esta problemática. el/la niño/a percibe con claridad que lo aíslan. y. o acuerdan no asistir al cumpleaños de éste/ésta). al sentirse solo. se busca presentar al acosado ante los demás como alguien débil e indefenso. se busca también la “estigmatización secundaria. Piñuel y Zavala y Araceli Oñate han desarrollado investigaciones exhaustivas sobre el acoso escolar en España.16 “comprender” por qué han sido elegidos como objeto de agresiones. de modo que no se adhieran a una situación de acoso ya existente. por ejemplo. no incluirlo en actividades deportivas o extraescolares. Es frecuente que los y las docentes no perciban este tipo de hostigamiento. por otro lado. Por supuesto. o la prohibición de hablarle o de “juntarse con él”. ya que se realiza en forma silenciosa y el propio acosado no se siente en condiciones de cuestionar al grupo. “hacerle el vacío” de varias formas. Es decir. Existen numerosas formas de expresar el bloqueo social. existe la respuesta de dudar de sus propias capacidades y acciones y disminuye su autoestima. por un lado. I. Es importante estar atento a esta situación y orientar a los estudiantes en todo momento. También se busca hacerle cosas deliberadamente con el fin de hacerle llorar. B) Hostigamiento . Con estas acciones. conocida como mecanismo del chivo expiatorio” Ante esta situación. y los niños consideran éstas como especialmente crueles. aunque no entiende el mecanismo de este resultado. no invitarlo a reuniones. marginado y excluido. Algunas conductas son las de exigir al grupo que excluya al acosado de los juegos. que se apartan de él. Buscan aislarlo de su entorno y mantenerlo apartado y marginado de sus pares (se suele observar que sistemáticamente los/las alumnos/as de un grado no invitan a uno/a de ellos/as a su cumpleaños. y son las siguientes: A) Bloqueo social Esta modalidad incluye todas las acciones encaminadas a lograr el bloqueo social del acosado. con lo que se incrementan aún más los insultos y las burlas contra él.

gestos peyorativos. Se incluyen en esta categoría aquellas formas de acoso destinadas a manipular la imagen social del acosado y poner a los demás en contra de él. De esta manera. por lo que éste permanece callado y. vulnerando su dignidad de manera manifiesta. el acosador recibe algún beneficio. o “seguir la corriente” y así producir un daño mayor en el acosado. a la vez.17 El hostigamiento incluye las conductas de desprecio. incluso. reafirma con su silencio. ridiculización del acosado. Cualquiera sea su acción o inacción. sin quererlo. además de reafirmar su poder social. pasando informaciones o chismes que lo perjudiquen. el acosador la utiliza para desprestigiar al acosado ante los demás y para producir un rechazo de éstos hacia su persona. la coacción está acompañada de amenazas de dañar a los amigos o hermanos del acosado. realizar tareas escolares para otro o. apodos crueles. sometido ante su/s acosador/es. Consiste en dar una imagen falsa. C) Manipulación social. El acosado se halla. Con frecuencia. o distorsionar los hechos ocurridos. tanto ante el acosado. . D) Coacción En esta categoría se incluyen las conductas destinadas a que el acosado realice acciones contra su voluntad. entonces. Piñuel y Oñate llaman a esto “error básico de atribución”. Otra forma consiste en magnificar sus equivocaciones y descalificar sus puntuaciones. siempre en su contra (por ejemplo: colocar pertenencias ajenas entre las suyas. descalificación y falta de consideración y respeto al acosado. el poder del acosador. con el propósito de que se lo acuse de robo). aunque no comprendan siquiera el porqué. Se manifiesta en forma de burlas. conductas de tipo sexual. como ante los demás. imitación burlesca de los gestos o las expresiones del sujeto acosado. dinero. Esto puede llevar a los otros niños o niñas a adherirse a la postura de acoso. Ejemplos de este tipo de acoso serian: ser obligado a entregarle a otro la merienda. culpabilizarlo de cosas que hace o no hace.

18 E) Exclusión social Acá se incluyen las conductas que buscan la exclusión del/la niño/a. con contenidos amenazantes o degradantes. intenta evitar desplazarse solo al colegio o expresa su intención de faltar a clases. mensajería instantánea. demostraciones de superioridad física (por ejemplo: empujones o patadas). “tu existencia no es importante para nadie”. Se realiza a través de los mensajes en el celular. amilanar. A todas las formas antes mencionadas. transmitiéndole al acosado que no tiene lugar en ese grupo. se le ignora. y que tiene el fin de intimidar. genera en el acosado un vacío social y una sensación de angustia. o abordarlo a la salida del colegio o “a la vuelta de la esquina”. El acosado. Se da a través de acciones verbales. F) Amenaza a la integridad El acosado recibe amenazas claras de cosas que le harán sus acosadores. golpearlo a él o ella o a algún familiar. que va tomando mayor fuerza en la actualidad y que se caracteriza por el medio utilizado: H) Ciberbullying o ciberacoso Consiste en la situación de acoso que se produce mediante el uso de las tecnologías de la información y la comunicación (TICs). G) Intimidación Se produce cuando la intención del/los acosador/es se dirige a atemorizar. Es por eso corriente verlos solos en los patios de la escuela o realizando las tareas escolares en forma aislada. se le margina y se le aísla. redes sociales. El mensaje de “no existís”. amedrentar y llenar de miedo al acosado. degradar. Algunas características importantes de esta modalidad son las siguientes: . amigo o mascota. Estas conductas se refuerzan con el miedo de la víctima y pueden o no incluir la extorsión. sitios webs. como ser. etc. hostigamiento. por ejemplo. como amenazas de sucesos negativos que acontecerán. podemos agregar una muy actual y expandida. entonces. blogs. amedrentar al acosado. El señalamiento de “Vos no” está presente de forma constante..

ante la mirada de los demás (espectadores). se suman también a las agresiones Es importante atender las características de los espectadores. les haría sentirse débiles e indefensos como él. Otras veces. por ejemplo:  El “ponerse del lado” del acosador les hace sentirse fuertes. les causan gracia o sienten placer al observarlas. mientras que el identificarse con el acosado. Así. ya que ellos tienen un papel importante en el establecimiento y desarrollo de las conductas de acoso. Los participantes en cualquier tipo de acoso escolar son:  Acosador: es quien deliberadamente hace uso de la fuerza para acosar a otro.  Espectadores: son aquellos que forman parte del grupo en el que se desarrolla el acoso. no confían en que.  Tienen temor de que si dicen algo.19  La cantidad de usuarios. incluso. Las formas que adquiere esta situación de acoso pueden ser las de violación a la intimidad o el “bombardeo” de llamadas o la emisión de mensajes amenazantes o de burla.  Aunque no estén de acuerdo con las agresiones.  Sienten que están exteriorizando sus propias frustraciones al lastimar a alguien.  Acosado: es quien recibe la agresión y no puede evitarla. pero observan y actúan pasivamente ante el mismo. expresando su desacuerdo. no participan directamente de él. lo que aumenta la fuerza del acoso. y  El anonimato en que se resguarda el acosador (existe también el uso habitual de “perfiles falsos” o identidades falsas en las redes sociales.  Algunos se divierten con las agresiones. el agresor arremetería contra ellos. porque responden con un silencio complaciente. puedan ayudar a detenerlas. por más que no sean . con lo que no se sabe quién es quién). lo que lo hace sentir poderoso ante ellos.

Fobia escolar. Disminución de la autoestima. sino mirando cómo la lastiman. anticipatoria. tanto como un elemento positivo o como un elemento negativo que retroalimenta el acoso.20 ellos mismos quienes están lastimando a la víctima. sin marcar una diferencia importante entre la agresión y la no agresión. el/la docente presencia los actos de agresión y no interviene.  Precursor de la conducta delictiva. Es importante contemplar entre los espectadores a los/las docentes. quienes. Baja expectativa de logro. B) Para el acosador:  Aprendizaje de una forma distorsionada de obtener sus objetivos. El acoso escolar conlleva una serie de consecuencias. sin proponérselo. muchas veces. Autoimagen negativa. o lo hace de manera “tibia”. En ocasiones. Estas conductas constituyen también comportamientos de acoso. Ésta constituye una manera de sostener el acoso escolar. Indefensión aprendida. pudieran estar permitiendo que el acoso suceda frente a ellos/ellas. En otros apartados se menciona la importancia del papel del/la docente en las situaciones de acoso escolar. . que pueden conducir a intentos de     suicidio. sobre todo. Cuadros depresivos. no sólo para el acosado. Desconfianza en las relaciones sociales. niñas y adolescentes en proceso de crecimiento y desarrollo). sino también para el acosador y para los espectadores del fenómeno (niños. Podrían mencionarse las siguientes: A) Para el acosado:      Fracaso y dificultades escolares. defectos o fallas. los propios docentes repiten la conducta de agresión al llamar a los alumnos acosados con sobrenombres o señalando en público sus limitaciones. En otras ocasiones. Alto nivel de ansiedad. con mayor o menor grado de conciencia. o exponiéndolos a situaciones vergonzosas delante del grupo.

 Falta de sensibilidad ante el sufrimiento de los otros (se produce una des-sensibilización por la frecuencia de los abusos). el mismo está relacionado también con la violencia en general. ni como acosado. tanto del acosador como del acosado. varios indicadores señalan que hay un componente ambiental que favorece que ciertas personas tengan este tipo de conductas. están las características propias del individuo. Al hablar de violencia. un factor predominante en la adquisición de habilidades sociales sea la tolerancia que tiene el/la niño/a o adolescente para frustrarse y para manejar ese sentimiento.  Exposición. Quizás.21  Reconocimiento social y estatus dentro del grupo.  Generalización de las conductas a otros ámbitos (por ejemplo: en el entorno laboral. se entiende que la macro violencia es vivenciada desde la misma sociedad en la cual estamos insertos. en sus vínculos amorosos. ¿POR QUÉ OCURRE EL ACOSO ESCOLAR? MARCO ETIOLÓGICO EXPLICATIVO DEL ACOSO ESCOLAR. etc. estos niños o adolescentes acosadores “necesitan sentirse poderosos y que han aprendido que la intimidación funciona”. observación y refuerzo de modelos inadecuados de actuación. y de los espectadores. C) Para los espectadores:  Deficiente aprendizaje sobre cómo comportarse ante situaciones injustas. No se puede afirmar que haya una causa única específica para que un niño o adolescente sea definido como acosador. Causas del acoso escolar Si bien el acoso escolar es una modalidad específica de relación disfuncional entre pares o compañeros/as. se podría plantear un re-aprendizaje de maneras más armónicas de convivir con los demás. En general. Desde este lugar. Por otro lado. .). por lo tanto. Algunos estudiosos plantean que es una conducta aprendida.

El predio escolar también es un ambiente que pudiera estar actuando de facilitador de conductas acosadoras. Entre esas influencias se encuentran las que siguen (Batsche y Moore. resulta prioritario el estilo de crianza que los niños reciben por parte de sus educadores. Cuando en la casa se experimentan relaciones violentas o acosadoras. Es posible que los/las niños/as y adolescentes se vean acosados por sus amigos/as o que se vean inducidos a este tipo de conductas para ser parte del grupo al cual pertenecen. niños con más baja tolerancia a la frustración. las niñas y los/las adolescentes.  Los pares abusivos.  El feedback negativo constante. Cuando el/la niño/a y el/la adolescente consigue lo que quiere a partir de su conducta agresiva o intimidatoria.22 En este sentido. éstas tienden a ser imitadas.  Las expectativas de hostilidad.  La presencia de alguna forma de recompensa. Los/las niños/as y adolescentes acosadores/as piensan que “la mejor defensa es un buen ataque” entonces. por tanto. 1992):  Insuficiente supervisión a niños y adolescentes. Hacerles entender a los/las niños/as y los/las adolescentes que el mensaje acosador no es positivo. Es posible que los/las niños/as y adolescentes se vean acosados por sus amigos/as o que se vean inducidos a este tipo de conductas para ser parte del grupo al cual pertenecen. con venia de un adulto. A mayor utilización discrecional de la libertad y satisfacción de placeres. lo que no favorece al despliegue positivo de sus habilidades sociales. Así también el entorno ejerce una influencia significativa en la conducta de los niños. mas caprichos y. como ser (Batsche y Moore.  Los castigos físicos severos. 1992): .  La conducta agresiva desde la casa. pasan a la ofensiva antes de ser ellos los agredidos. Los/las niños/as y adolescentes acosadores/as imitan los castigos que tienen ellos mismos en sus propias casas. con límites laxos.

Las intervenciones que promueven ambientes sanos. Este tipo de prevención se dirige a toda la población escolar. siguiendo a Caplan. (1964):  Prevención primaria: intervenciones dirigidas a evitar y/o disminuir situaciones de acoso. porque las acciones se realizan a partir de la ocurrencia de situaciones de acoso. es importe considerar que factores como los enunciados. se clasifican generalmente en tres niveles de prevención. antes que éstas ocurran. Cuando los estudiantes declaran tener sus vidas bajo control se registran menos casos de violencia. Existe una relación directa entre el número de alumnos/as que se encuentran en un aula y el nivel de violencia que se observa en el centro educativo. se evidencian en diferentes problemáticas escolares. sin que por ello se les atribuya la causa del conflicto.  Prevención secundaria: también se la conoce como “detección temprana”.23 Las instituciones más grandes denuncian mayores niveles de violencia. son medidas centradas en las respuestas más inmediatas ante esas realidades. Niveles de Prevención. Las escuelas donde se hace cumplir eficazmente un conjunto de normas claras de conducta declaran menos incidentes violentos. Cuando un director resulta ineficaz o invisible ante el alumnado tiende a denunciar un mayor número de casos de violencia. G. El objetivo en este nivel es disminuir . Por ello debemos considerarlos en la complejidad que implican las situaciones de acoso escolar y sopesar su influencia en casa situación particular. Las escuelas que facilitan las oportunidades de participación en la toma de decisiones al profesorado y alumnado denuncian menos casos de violencia Los aspectos anteriormente señalados no constituyen una causa por sí mismos.

sobre todo. es decir.  Problemas con el funcionamiento de la familia. Para Giselle Silva. hechos o situaciones propias del niño.  Tensión social. que aumentan la posibilidad de desarrollar desajuste psicosocial”. . Para la Organización Mundial de la Salud (OMS). Son intervenciones centradas en la atención a largo plazo. en este caso. para reducir las consecuencias. inmediatamente después o a un plazo más largo y con consecuencias más graves. Por factores de riesgo se entiende a toda circunstancia o situación que aumenta las probabilidades de que una persona pueda verse afectada por una problemática. evitar la reiteración de la situación de agresión y/o maltrato. son éstos:  Bajo nivel socioeconómico y educativo.  Pérdidas personales.  Traumas. Factores y situaciones de riesgo El concepto de “factores de riesgo” se origina en el campo médico para explicar el origen y la causa de las enfermedades. los traumas o las discapacidades asociadas al acoso. en líneas generales. tales como abuso físico y sexual. acosador y espectadores) y no ya con la totalidad de los/las estudiantes  Prevención terciaria: se desarrolla después de haberse producido la situación de acoso propiamente dicha. también para evitar su repetición. niña o su entorno. el acoso escolar. con el objetivo de mitigar el impacto de las consecuencias negativas producidas por ella y. Estos tres niveles de prevención se definen por sus características temporales. pérdida de empleo. las relaciones sociales y los sistemas de apoyo. los factores de riesgo son “todas aquellas características. Se trabaja en este nivel con todos los involucrados directamente. algunos factores de riesgo. si tienen lugar antes de que se produzca el acoso. (2006). En este tipo de prevención se trabaja directamente con los estudiantes afectados por el acoso (acosado. como la rehabilitación y reintegración.24 el daño y las consecuencias del mismo y.

La resiliencia Los investigadores Henderson y Milstein definen la resiliencia como “la capacidad de recuperarse. una relación inicialmente disfuncional a la adversidad puede mejorar con el tiempo. el clima escolar y el manejo de aula son factores fundamentales. tales como depresión. Otero (2001) menciona que las investigaciones en infancia han documentado que muchos niños y niñas que viven en una cultura de supervivencia.25  Trastornos mentales. tales como guerras o desastres catastróficos. incluso. consideradas factores de riesgo.  Factores ambientales: aquellas características de la comunidad o sociedad que. alcoholismo y abuso de sustancias. de forma integral.  Acontecimientos destructivos y violentos. esquizofrenia. ya sea como agresor. sobreponerse y adaptarse con éxito frente a la adversidad y de desarrollar competencia social. pese a estar expuesto a un estrés grave o. El acoso escolar es más común bajo ciertas circunstancias. a las tensiones inherentes al mundo de hoy” Este concepto ofrece dos mensajes importantes: Que la adversidad no conduce automáticamente a la disfunción. como víctima o como espectador. académica y vocacional. en esas condiciones. Concluye la autora que todo ser humano posee el potencial . logran desarrollarse. propician la aparición de comportamientos de acoso.  Baja capacidad para enfrentar problemas. que lo involucran en una situación de acoso. de alguna manera.  Factores familiares: ciertos tipos de crianza o de relacionamiento familiar.  Sentimientos de falta de valor o desesperanza. tales como:  Factores personales: características propias de cada persona. y Que.  Factores escolares: el gerenciamiento de la escuela.  Falta de control de los impulsos y comportamientos autodestructivos. sino que puede tener diversos resultados para el individuo que la sufre. simplemente. trastornos de la personalidad. Enfermedad física y dolor crónico. de extrema pobreza y sufrimiento.

Constituyen “todas aquellas características. buscando el desarrollo armonioso a partir de la potenciación de estos aspectos.  Integración social. como su nombre indica. ya que los recursos humanos son innatos y la posibilidad de desarrollarlos depende del entorno.  Acceso a servicios y asistencia en el campo de la salud mental. aunque sin negarlos. son:  Apoyo de la familia. Los factores protectores promueven conductas preventivas. el uso constructivo del tiempo libre. protegen al individuo y/o a su comunidad de los factores de riesgo. . niña o de su entorno que elevan la capacidad del sujeto para hacer frente a las adversidades o disminuyen la posibilidad de desarrollar desajuste psicosocial frente a la presencia de factores de riesgo”. La resiliencia. el acoso escolar. sostienen Henderson y Milstein (2005). El enfoque es positivo y con posibilidades de aplicar esta capacidad a las tareas preventivas. los factores protectores. Para la Organización Mundial de la Salud (OMS). los factores protectores son características de las personas o del ambiente que mitigan el impacto negativo de las situaciones o condiciones estresantes” Factores protectores Los factores protectores son todos aquellos elementos o situaciones que disminuyen las probabilidades que la situación a evitar. “La resiliencia supone la premisa de que los conflictos son parte del desarrollo”. a través del trabajo. en lugar de concentrarse en los factores de riesgo. por ejemplo.  Vida social satisfactoria. en este caso. actuando como escudos y facilitando el desarrollo integral de las personas. es un “atributo que varía de un individuo a otro y que puede crecer o declinar con el tiempo. aparezca. Lo interesante del concepto de resiliencia es que coloca el énfasis en los aspectos positivos del ser humano. porque.26 resiliente en distintos niveles. en líneas generales. los amigos y otras personas importantes. hechos o situaciones propias del niño.  Participación en la comunidad.

Algunos de los elementos para la construcción de autoestima son el buen trato del adulto hacia el niño. Estas habilidades son adquiridas.  Autoestima. Los primeros tiempos en la vida de un ser humano son muy importantes para su posterior desarrollo psico-afectivo. son factores cruciales para las relaciones humanas armónicas. Sentimiento de seguridad. Otorgar al bebé no sólo las necesidades fisiológicas sino también psicológicas y afectivas es primordial. Para lograr una convivencia armónica en la escuela y prevenir situaciones de . Son estrategias de relacionamiento social. desde muy temprana edad. Es la base para un posicionamiento en el mundo de manera efectiva. crianza adecuada.27 Siguiendo a varios autores. Depende del grado de estima que una persona posea para ubicarse y enfrentar las relaciones humanas favorablemente. pero. deben ser enseñadas desde la familia y la institución escolar. por lo tanto. que incluye la adaptación a la vida. la puesta de límites con amor pero con firmeza. Enfrentar y resolver los dilemas es otra capacidad que se debe adquirir.  Habilidades para la vida. algunas conductas o situaciones que se constituyen en factores protectores para el/la niño/a y el/la adolescente son los siguientes:  Desarrollo psicosocial adecuado a temprana edad: Interacción padres-hijo positiva. evitando la descalificación al niño y el castigo físico. se convierte en una forma de vinculación violenta. como las del acoso. como algo humillante y que perjudica la autoestima. estimulación cognitiva. en especial. La construcción de una sana autoestima comienza desde temprana edad y se retroalimenta constantemente a lo largo de la vida. en determinadas condiciones. de una forma pacífica. El ser humano.  Resolución de conflictos. se encuentra ante situaciones que le son conflictivas y debe aprender a sobrellevarlas de la mejor manera posible. Se sabe que el conflicto forma parte de la vida. La adquisición de estas habilidades de relacionamiento social. evaluando la capacidad que tiene el ser humano para convivir con los otros.

Catalano y Miller (1992). Una forma clara y sencilla de llevarlo a cabo. Presta servicios a otros y/o ayuda a una causa. que se están desarrollando en varios países en la actualidad. Benard (1991). Sentimientos de autoestima y confianza en sí mismo. Capacidad para el aprendizaje y conexión con éste. 2.  Elegir la solución que se considere mejor y elaborar un plan para llevarla a cabo. Un posible método de resolución de conflictos se desarrolla en los siguientes pasos:  Definir adecuadamente el conflicto. independencia. Werner y Smith (1992). se incluyen la mediación y la negociación como métodos de resolución de conflictos sin violencia.y citado en Henderson y Milstein (2005). Autonomía. En los programas de prevención de la violencia escolar.  Valorar los resultados obtenidos. Control interno.  Diseñar las posibles soluciones al conflicto. Fuente: Adaptado de Richardson y otros (1990). capacidad de entablar relaciones positivas. Hawkins. como adopción de buenas decisiones. repetir el procedimiento para tratar de mejorarlos. 11. es decir. Si no son los esperados. 6. 3. 7. Flexibilidad. Visión positiva del futuro personal. 10. a fin de facilitar su realización. Factores protectores internos: Características individuales que facilitan la resiliencia 1.28 violencia es preciso enseñar a los niños y adolescentes a resolver conflictos de forma constructiva.  Establecer los objetivos y ordenarlos según su importancia. 12. reflexionando. Sentido del humor. asertividad.  Llevar a la práctica la solución elegida. 9. “Ser idóneo” en algo. 8. Auto-motivación. 4. 5. capacidad de ser amigo. dialogando y negociando. . competencia personal. es ir escribiendo las distintas fases del proceso. Sociabilidad. control de los impulsos y resolución de problemas. Emplea estrategias de convivencia.

que los que carecen de ellos. Estas estrategias ayudan a los alumnos a enfrentar los riesgos de la adolescencia. Pasos 4 a 6: Construir resiliencia Bernard resumió los siguientes tres pasos para propiciar la resiliencia. y un manejo sano del estrés. Consiste en elaborar e implementar políticas y procedimientos escolares y familiares coherentes. se adapten a las presiones y a los conflictos que surjan. sobre todo. estrategias de resistencia. adquiriendo las herramientas necesarias para sobreponerse a la adversidad. tabaco y otras drogas. asertividad. las familias y las comunidades pueden aportar a los factores protectores ambientales y a las condiciones que fomenten los factores protectores individuales.29 La literatura sobre la resiliencia afirma que las escuelas son espacios para que los individuos desarrollen la capacidad de sobreponerse a la adversidad. Se ha demostrado que los niños con fuertes vínculos positivos incurren mucho menos en conductas de riesgo. Fijar límites claros y firmes. el consumo de alcohol. indicando los objetivos que se desean cumplir. resolución de conflictos. constituyéndose en condiciones ambientales normalmente presente en la vida de los individuos que se sobreponen a la adversidad. habilidad para resolver problemas y adoptar decisiones. a partir de los cuales exponen cómo las escuelas. destrezas comunicacionales. . Henderson y Milstein (2005) sugieren seis pasos relevantes. Se refiere a fortalecer las relaciones entre los individuos y cualquier persona o actividad prosocial. Enseñar habilidades para la vida. Pasos 1 a 3: Mitigar el riesgo: Hawkins y Catalano indican tres estrategias principales para mitigar el efecto del riesgo en la vida de los niños y los jóvenes: Enriquecer los vínculos. Las expectativas deben ser escritas y explicadas con claridad. Incluyen la enseñanza de la cooperación.

planificar. Bullying. Establecer y transmitir expectativas elevadas.udp. Brindar oportunidades de participación significativa.30 Brindar afecto y apoyo.jurisprudenciainfancia. realistas. brindándoles la oportunidad de resolver conflictos. Madrid (España). con el objeto de que sean eficaces motivadores. Significa conceder a los alumnos. (1987). Las expectativas deben ser elevadas y. Editorial Taurus. Manual de procedimientos para la atención integral de niños. Parece casi imposible “superar” la adversidad sin la presencia de afecto. vecinos y otras personas que comparten la cotidianeidad del niño. a la vez. Bruñol Cillero. fijar metas y ayudar a otros. Un ambiente afectivo es esencial para sostener el éxito académico. Esto sucede a menudo a alumnos o docentes que son subestimados en sus habilidades o que no son reconocidos por sus superiores. un mayor apego a la escuela. P.cl/wp/wpcontent/ . El interés superior del niño en el marco de la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño. L. Beane. a sus familias y al personal escolar una alta cuota de responsabilidad por lo que ocurre en la escuela. Asunción (Paraguay). (2006). (2009). así como una disminución de las actividades delictivas y el consumo de drogas. idealmente. un mayor compromiso con las reglas y mejores puntuaciones en los tests estandarizados. aunque también lo pueden brindar docentes. Barcelona (España). Bibliografía   Ariès. Disponible en: http://www. La experiencia de autores como Hawkins en la aplicación de estos seis pasos en combinación fue muy buena y dio como resultado una concepción más positiva de sí mismo. M. Beca y Secretaría Nacional de la Niñez y la Adolescencia. tomar decisiones. proviene de la familia. Se refiere al aliento y respaldo incondicional. 6. El Niño y la Vida Familiar en el Antiguo Régimen. A. (2009). Aulas libres de acoso. Este afecto. Editorial GRAO. Editorial Por Beca y SNNA. niñas y adolescentes en situación de maltrato.

La Policía de las Familias. Naciones Unidas (2008). Departamento de Salud Mental y Abuso de Sustancias. (1999). J. Buenos Aires (Argentina). (1ª Edición en Español). Disponible en: http://www. Editorial Pre.. Documento “Dignidad y justicia para todos”. Prevención del Suicidio. (2003).org/aprendersinmiedo. Recuperado en octubre de 2010. Organización Mundial de la Salud.org/. Asunción (Paraguay). Disponible en: www. Recuperado en setiembre de 2010.paho. Oficina Sanitaria Panamericana.int/. . Disponible en: https://www. Recuperado el 16 de agosto de 2010. Barcelona (España). (1979). (2007). Diccionario de la Real Academia Española. Disponible en: planinternational. Campaña Aprender Sin Miedo. Editorial Santillana. Editorial Lumen. Publicación Científica y Técnica 588. Manual de prevención psicosocial con niñas. [on line].ohchr. Otero. (2006). niños y adolescentes en situación de maltrato infantil. C. Plan Internacional. Proyecto Jalda. I.org/.org/EN/UDHR/Documents/60UDHR/.2010. [on line]. Lewkowicz. [on line]. Trastornos Mentales y Cerebrales.who. Disponible en: http://www. Informe Mundial sobre la Violencia y la Salud.31 uploads/2009/08/interes-superior-cillero.rlc. Corea. Recurso para Consejeros. Valencia (España). (2008). [on line]. (2001). ¿Se acabó la infancia? Ensayo sobre la destitución de la niñez. Editorial Impasa. Manual de Técnicas Participativas. H. Organización Panamericana de la Salud.fao. Donzelot. [on line].pdf. Recuperado el 3 de setiembre de 2010. Recuperado en setiembre de 2010. Edición especial.

se distinguen: a) Una intervención en primera instancia. Intervención implica referirse a todas aquellas acciones que se realicen con el fin de eliminar o. que consiste en la detección temprana del problema. como el público o los espectadores. otros docentes y personal del centro educativo. de evitar su repetición. Es indudable que la detección precoz (temprana) de las conductas de acoso conlleva innumerables ventajas. el establecimiento de la situación de acoso. que se desarrolla después de haberse producido la situación de acoso propiamente dicha. b) Una intervención de segunda instancia. con el objetivo de mitigar el impacto de las consecuencias negativas producidas por el acoso y. al menos. En primer lugar. cabe mencionar tres grandes momentos en los que se desarrolla la intervención y. más fácilmente serán . también. para que ésta no siga avanzando o cronificándose. cuanto más tempranamente sean éstas detectadas. al acosador y a los demás participantes de la situación.32 Conclusión Las acciones incluyen al acosado. ya que. donde se incluirían acciones que se realizan antes de que se desencadene la conducta que se quiere evitar. entre las que podemos mencionar un buen pronóstico. y se desarrolla durante la situación problemática. siguiendo el modelo descripto por Gerald Caplan (1964). disminuir la situación de acoso escolar o acoso escolar. c) Una intervención de tercera instancia. en este caso.

sectores. Asimismo. Aquí cabe recordar que las conductas de acoso tienden a incrementarse en intensidad y a consolidarse como forma de relacionamiento en ese grupoclase. 3. se examinan con mayor detenimiento las intervenciones y una vez constatada la presencia del acoso escolar. puede intervenir para:  Evitar que ocurra el acoso (primer nivel de prevención según el esquema de Caplan). quién o quiénes cometen la agresión. tiene injerencia limitada en la educación del niño y el adolescente. y  Detectar precozmente su ocurrencia.. 1. cuál es el tipo de agresión cometida. y qué hará cada quien dentro de la institución escolar. de forma clara y concreta. se sugiere proceder. no llegue a niveles significativos de deterioro. . La escuela. con lo que es más probable que su autoestima permanezca conservada o. es decir: ponerlos a todos ellos en conocimiento de la situación planteada. etc. Comunicación a la familia del acosado y del o los agresores. como institución.33 revertidas. y así mitigar su impacto en las personas (segundo nivel de prevención). la distribución de docentes. Y. Establecer las medidas a ser tomadas en la institución educativa. Establecer. turnos. y alcanzar el compromiso de las mismas para seguir un plan de acciones conjuntas. también menores serán sus manifestaciones. pues. menos consolidadas serán y. Identificación de la situación. 2. al menos. en qué momento ella ocurrió. en presencia de quién o quiénes y cuál es la actitud de los otros. por tanto. como la familia. el acosado estará menos expuesto y tendrá un nivel de sufrimiento menor. como así también los controles que se implementarán. A partir de esta consideración. con vistas a intercambiar información y realizar seguimiento de la situación. establecer una suerte de alianza o pacto de ayuda mutua entre las partes. porque comparte la función educativa con otras instituciones. con absoluta claridad y precisión.

directa e indirectamente involucrados en la situación de referencia. En caso de no lograrse los objetivos propuestos. de los lugares escondidos. Comunicación al conjunto de profesores. En este contexto. Implementar las medidas urgentes. 9. Desarrollo de un plan de intervención. seguimiento y evaluación. Re-comunicación a las familias del acosado y del acosador. Seguimiento y evaluación constantes de la situación de acoso. 5. se intercambian informaciones y se evalúa conjuntamente la marcha del proceso. Derivación a servicios o profesionales externos.34 4. 6. y la planificación de la intervención a corto y largo plazos. . como así también la aplicación de sanciones. la separación del grupo y la vigilancia de las entradas y salidas. 8. con el seguimiento de la institución escolar. 7. Para ello es importante el acompañamiento de la situación y de los hechos que estén ocurriendo. etc.