Está en la página 1de 4

Crisis Griega

REPENSAR LA EUROZONA

Working Paper 3 de agosto de 2015


Crisis Griega
REPENSAR LA EUROZONA

1. Lo que ha sucedido en Grecia nos revela la


importancia de lo que EKAI Center venía
advirtiendo desde el estallido de la crisis en
relación con el conjunto de los países periféricos
europeos. Uno de los requisitos esenciales para
desarrollar políticas públicas adecuadas en estos
países es, en este momento, realizar un análisis
objetivo de las ventajas e inconvenientes de la
pertenencia a la Eurozona. Y, sobre todo,
desarrollar un esfuerzo intensivo para informar a
la opinión pública sobre dichas ventajas e
inconvenientes.

2. El caso griego nos muestra hasta qué punto de


demagogia infantil llega la mitificación de la
Eurozona en una buena parte de nuestros países.
El euro no se cuestiona ... porque no se
cuestiona. Punto. Si tenemos que destruir
nuestra economía, arruinar a nuestros
ciudadanos, situarnos al borde de la guerra civil,
firmar acuerdos que sabemos imposibles de
cumplir, traicionar de forma ridícula lo que
nuestros ciudadanos han decidido, ... Todo esto
no importa. El euro no se cuestiona. ¿Por qué?
Pues porque no se cuestiona.

3. No seamos ingenuos. Esta ausencia de seriedad


en la reflexión sobre las ventajas e
inconvenientes de la Eurozona no es casual.
Durante la crisis, la unidad monetaria europea se
ha convertido en un instrumento esencial para
evitar la caída de la oligarquía financiera, la
misma que controla los medios de comunicación
y una buena parte de la clase política europea.

2
Crisis Griega
REPENSAR LA EUROZONA

4. Sin embargo, los ciudadanos europeos tienen


derecho a ser correctamente informados de que,
junto a las ventajas de la unidad monetaria en la
reducción de los costes de transacción, el daño
generado por el euro a nuestras economías ha
sido inmenso.

5. Nuestros ciudadanos tienen derecho a saber que


la unidad monetaria europea ha sido uno de los
factores fundamentales en la ralentización del
crecimiento de la industria avanzada europea
durante las últimas dos décadas.

6. Nuestros ciudadanos tienen derecho a ser


informados de que la unidad monetaria europea
fue una de las causas más importantes del sobre-
endeudamiento de los países periféricos
europeos y de las burbujas especulativas en el
sector inmobiliario.

7. Los ciudadanos tienen derecho a ser informados


de que la unidad monetaria europea ha sido una
de las razones fundamentales del surgimiento y
dimensión de la actual crisis financiera, y
también de que -transcurridos 8 años- los
problemas estructurales que están en la base de
la misma sigan sin resolverse.

8. Los ciudadanos tienen derecho a esta


información y, por lo tanto, nuestros
responsables políticos -y nuestros medios de
comunicación- están obligados a proporcionarles
la información y la formación necesarias. Sin
estridencias y con objetividad. Sin olvidar las
evidentes ventajas de cualquier unidad
monetaria. EKAI Center ya advirtió hace años de
que no hacerlo así podía suponer para la propia
clase política situarse ante un callejón sin salida
3
Crisis Griega
REPENSAR LA EUROZONA

en el momento en el que fuera necesario


adoptar decisiones estratégicas. Si, como ha
sucedido en Grecia, llegado el momento, la
población no está preparada para respaldar las
decisiones que sea necesario adoptar, ello no
puede considerarse como una responsabilidad
de los votantes. Al contrario, es una
responsabilidad muy directa de dirigentes
políticos y medios informativos.

9. Como se ha dicho en Grecia, la población de los


países periféricos europeos todavía mitifica la
pertenencia a la Eurozona, que relaciona con el
concepto de "más Europa", más democracia y
más progreso. Una versión totalmente
distorsionada de la realidad. Grecia va a pagar
muy caro su falta de preparación ante este reto.
Y algo similar puede suceder con el resto de los
países periféricos europeos. Hagamos, por lo
tanto, cuanto antes, el esfuerzo necesario para
un análisis objetivo de las ventajas e
inconvenientes de la pertenencia a la Eurozona,
empezando por nosotros mismos.

As a Working Paper, it does not reflect any institutional position or opinion neither of EKAI Center, nor of
its sponsors or supporting entities.
EKAI Center seeks to do business with companies or governments covered in its reports. Readers should be
aware that we may have a conflict of interest that could affect the objectivity of this report. Investors
should consider this report as only a single factor in making their investment decision.

GARAIA INNOVATION CENTER, GOIRU 1A MONDRAGON


TEL: 943250104 LEKEITIO 675701785 DURANGO 688819520
E-MAIL: info@ekaicenter.eu
www.ekaicenter.eu scribd.com/EKAICenter