Está en la página 1de 7

26/10/2009

BALPER INSTALACIONES S.A. DE C.V.


ARTÍCULO TECNICO

MANTENIMINETO A TECHUMBRES Y CUBIERTAS

A). Techumbre
Se denomina techumbre al conjunto de elementos que conforman la parte superior de una
edificación, que la cubre y cierra. Se compone, habitualmente, de un sistema de vigas y
viguetas que soportan un "tablero", de pendiente y materiales diversos, y una cubierta, para
canalizar las aguas pluviales.

Partes de la techumbre

El conjunto de vigas, viguetas y tablero constituyen la estructura.

• Vigas o estructura principal


• Viguetas o estructura secundaria

La cubierta es la parte exterior de la techumbre del edificio. Si es de tejas se denomina:

• Tejado: el conjunto de tejas que cubren la techumbre.


o La parte saliente del tejado sobre el muro recibe el nombre de alero o
tejaroz.
o El tejado de forma cónica se denomina de pabellón.

Elaborado Ing. Abraham Rogelio Gallardo Orozco


Revisado Ing. Francisco Corona Esquivel
Página 1 de 7
26/10/2009

BALPER INSTALACIONES S.A. DE C.V.


ARTÍCULO TECNICO

MANTENIMINETO A TECHUMBRES Y CUBIERTAS

o Si es elevado, piramidal o cónico, sobre una torre, se denomina chapitel.


o Cuando ofrece dos únicas vertientes y muy inclinadas sobre una torre, se
denomina albardilla.

El techo es el paramento superior interior de las habitaciones, el cual si es alto, se denomina


también techumbre.

• Si consta de maderas labradas y entrecruzadas de estilo arábigo se denomina alfarje.


• Si se adorna con casetones de madera labrada, constituye el artesonado.

El terrado o ajarafe es la cubierta exterior plana y casi horizontal con antepecho o


balaustrada.

B). Cubierta
Se llama cubierta al elemento constructivo que protege a los edificios en la parte superior y
por extensión, a la estructura sustentante de dicha cubierta (techumbre).

Elaborado Ing. Abraham Rogelio Gallardo Orozco


Revisado Ing. Francisco Corona Esquivel
Página 2 de 7
26/10/2009

BALPER INSTALACIONES S.A. DE C.V.


ARTÍCULO TECNICO

MANTENIMINETO A TECHUMBRES Y CUBIERTAS

1. Tipos de cubierta
Se suele distinguir entre dos tipos: la cubierta inclinada, y la cubierta plana, diferenciándose
entre si por su inclinación respecto al plano del suelo, poco inclinada en el segundo caso.

Ambos tipos de cubierta tienen una gran tradición en la arquitectura; las inclinadas se
utilizaban más en climas principalmente lluviosos pues permiten desalojar el agua por
simple gravedad, y las planas en climas más secos, donde el problema de la lluvia es
episódico y las cubiertas en forma de terraza tienen aprovechamiento o habitabilidad en las
noches de las épocas más cálidas, incluso para dormir al aire libre.

A medida que se han ido mejorando los sistemas de impermeabilización, la cubierta plana
se ha extendido a climas lluviosos también. Por ello la cubierta plana se ha convertido en
característica de un tipo de arquitectura iniciada a principios del siglo XX en los países
lluviosos del norte de Europa, llamada Movimiento Moderno, países de gran tradición en
cubiertas inclinadas, donde las planas resultaban chocantes. La gran ventaja que le atribuye
este movimiento, en esos países muy fríos, es el de dejar la nieve acumulada sobre la
cubierta formando un "revestimiento" aislante del frío. Antes no se hacía porque el peso
producía importantes problemas, con hundimientos frecuentes en las cubiertas de poca
pendiente, pero el Movimiento Moderno aprovecha los mejores conocimientos sobre
cálculo de estructuras y sistemas más modernos de construcción.

• Cubiertas inclinadas

Cada plano que forma una cubierta inclinada se denomina faldón. Las aristas que separan
cada faldón se llaman lima, que pueden ser limahoya (en la parte cóncava), limatesa (en la
parte convexa) o lima de quiebro (entre paños con diferente inclinación). La lima superior
de coronación se llama cumbrera, caballete o gallur. Los extremos inferiores que sobresalen
de la fachada (para alejar la caída del agua de la edificación) se llaman alero o alar.

Los elementos que pueden aparecer en una cubierta, para iluminar y ventilar el interior se
suelen llamar lucernarios. En cubiertas inclinadas tradicionales, pueden recibir los
siguientes nombres: la beata, el gablete, el lucero o la montera.

Para una mejor protección de las fachadas, las cubiertas inclinadas se prolongan más allá
del plano de la fachada formando un alero o alar.

Elaborado Ing. Abraham Rogelio Gallardo Orozco


Revisado Ing. Francisco Corona Esquivel
Página 3 de 7
26/10/2009

BALPER INSTALACIONES S.A. DE C.V.


ARTÍCULO TECNICO

MANTENIMINETO A TECHUMBRES Y CUBIERTAS

• Cubiertas planas

El mayor problema de las cubiertas planas es que están sometidas a grandes diferencias de
temperatura por lo que se deben dividir en "cuarteles", es decir secciones de tamaño no
demasiado grande (se suele aceptar que tengan una dimensión máxima de 6 m en cualquier
sentido), dejando una junta de dilatación entre ellas. Cada cuartel forma una especie de
embudo con los bordes perimetrales horizontales y desde ellos, se forman faldones con
poca pendiente hacia el punto de desagüe. En edificaciones pequeñas, se hacen al revés, de
forma semejante a las cubiertas inclinadas, desaguando hacia fuera del perímetro de la
edificación, pero con menor pendiente. Hay técnicas para evitar tener que hacer estas
divisiones tan pequeñas, como la Cubierta invertida.

En ciertos tipos de cubiertas planas, como la llamada cubierta a la catalana, también se


prolonga la cubierta fuera del plano de fachada formando un alero, en general menos
saliente que en las cubiertas planas.

2. Utilidad
Las cubiertas son necesarias para proteger los edificios de los fenómenos meteorológicos,
sin que se moje el propio edificio ni el contenido. También para evitar que entre o salga el
frío o calor y para proteger de intrusiones.

Elaborado Ing. Abraham Rogelio Gallardo Orozco


Revisado Ing. Francisco Corona Esquivel
Página 4 de 7
26/10/2009

BALPER INSTALACIONES S.A. DE C.V.


ARTÍCULO TECNICO

MANTENIMINETO A TECHUMBRES Y CUBIERTAS

3. Materiales
Se emplea gran cantidad de materiales para construir cubiertas. Romanos y griegos las
hacían de materiales pétreos en edificios representativos y con piezas cerámicas en los
demás. Los árabes normalizaron la llamada teja árabe, de alfarería, que resolvía con una
sola pieza, siempre igual, todos los problemas de un tejado inclinado: canales, cobijas,
limatesas y limahoyas.

Las cubiertas planas se hacían también con piezas cerámicas en forma de azulejos, sobre
disposiciones constructivas que dejaban resuelto el problema de la dilatación sin afectar a la
construcción que protegen. En países de clima especialmente seco, se empleaba (y sigue
haciéndose) directamente barro sin cocer para rematar las cubiertas.

En zonas más pobres se empleaban piezas planas de piedra, principalmente de pizarra, para
la cubierta. Las cubiertas de piezas planas tienen el grave inconveniente de que, como el
agua puede resbalar por capilaridad entre las piezas, se exigen pendientes acusadas y
solapes grandes entre ellas para evitarlo; por lo tanto el peso unitario (por unidad de
superficie) de cubierta suele ser muy grande. Por contra es un material que resiste bien la
intemperie (las heladas) y de gran durabilidad.

Aunque existe la moda de hacer cubiertas de estos materiales pétreos, muy a menudo
solamente se trata de un recubrimiento superficial, haciéndose la verdadera cubierta (la
destinada en verdad a la protección) debajo, con otros materiales.

En las cubiertas planas se protegía la parte superior, sobre las diversas capas que actuaban
de impermeabilizante, mediante baldosines de alfarería (llamados en España, baldosín de
Ariza o, más pequeño y delgado, baldosín catalán)

C). Cubierta invertida


Se denomina cubierta invertida a la cubierta en la que el aislante térmico protege a la
lámina impermeabilizante. El nombre proviene que esta disposición de capas es opuesta a
la tradicional, en la que el impermeabilizante protegía el aislante. Surgieron a mediados del
siglo XX, a raíz de la aparición del poliestireno extruido (XPS), un material aislante capaz
de resistir la intemperie sin perder sus propiedades.

Elaborado Ing. Abraham Rogelio Gallardo Orozco


Revisado Ing. Francisco Corona Esquivel
Página 5 de 7
26/10/2009

BALPER INSTALACIONES S.A. DE C.V.


ARTÍCULO TECNICO

MANTENIMINETO A TECHUMBRES Y CUBIERTAS

1. Ventajas
La lámina impermeabilizante es la parte más delicada de la cubierta, pues las grandes
diferencias de temperaturas a que está sometida esta parte de la construcción provocan
dilataciones y contracciones, las heladas pueden convertir en quebradizas las láminas y
provocar en ellas fisuras que darían lugar a filtraciones, humedades, y diversas patologías
edificatorias. En las cubiertas tradicionales, la impermeabilización se coloca encima del
aislante térmico, pues los aislantes tradicionales no resistían bien la intemperie,
especialmente el agua de nieve o lluvia, lo que llevaba a que fuera la lámina
impermeabilizante la que soportase las agresiones.

Además, la cubierta tradicional, al estar sometida a cambios importantes de temperatura


(mucho más que cualquier otro cerramiento del edificio, pues soporta el sol y las heladas
más directamente) debía tener juntas de dilatación cada pocos metros, juntas que podían ser
otro punto de entrada de agua.

Frente a esta cubierta tradicional, las cubiertas invertidas presentan las siguientes ventajas:

• Disminución de dilataciones en la lámina impermeabilizante.


• Protección de la lámina impermeabilizante frente a agresiones mecánicas.
• Protección de la lámina impermeabilizante frente a la degradación de los rayos
ultravioleta
• Eliminación de condensaciones en el aislante (al no estar colocada la lámina
impermeabilizante, que es una barrera de vapor, en la cara fría del elemento
constructivo).
• Mayor separación entre las juntas de dilatación, que además quedan mejor
protegidas de la incidencia de la lluvia o la nieve directas.
• Mantenimiento más cómodo.1

2. Construcción
Las cubiertas invertidas suelen ser cubiertas planas. Existen diversas soluciones
constructivas de cubiertas invertidas, siendo el esquema general el siguiente (de abajo a
arriba):

• Sobre la base estructural se crea una pequeña pendiente para dirigir el agua hacia los
sumideros, para lo que normalmente se utilizan concretos aligerados.

Elaborado Ing. Abraham Rogelio Gallardo Orozco


Revisado Ing. Francisco Corona Esquivel
Página 6 de 7
26/10/2009

BALPER INSTALACIONES S.A. DE C.V.


ARTÍCULO TECNICO

MANTENIMINETO A TECHUMBRES Y CUBIERTAS

• Sobre esta capa de pendiente se coloca la lámina impermeabilizante, que evita que
el agua penetre en el edificio.
• Se coloca un geotextil protector para minimizar raspaduras u otros daños mecánicos
que pudiesen deteriorar la lámina impermeabilizante.
• Se coloca el aislante térmico, formado por placas o paneles rígidos de poliestireno
extruido.
• Para proteger al aislante de la intemperie, y para evitar que pueda ser succionado
por el viento o flote con el agua de lluvia, descolocándose, se remata la cubierta con
una protección pesada, que puede ser de diversos tipos.

3. Tipos de protección superficial


En función de su acabado superficial, las cubiertas invertidas pueden ser:

• Transitables

Cubiertas con acabados resistentes al tránsito de personas. Las soluciones habituales se


construyen con losas filtrantes autoprotegidas (placas de poliestireno con una protección
adosada) o mediante pavimentos flotantes, que consisten en losas pétreas o hidráulicas
elevadas.

• No transitables

Cubiertas con una capa final de morro o grava.

• Ajardinadas

Sobre el aislante se dispone una capa de tierra vegetal, sobre la que crece vegetación (la
tierra vegetal en sí, constituye un aislante térmico, pero debe de cuidarse la agresión que
puedan realizar las raíces de las plantas sobre el aislante).

*Nota: los principales fenómenos naturales que afectan a las cubiertas y techumbres son los cambios de
temperatura (contracciones y dilataciones), fenómenos hidrometeorológicos (lluvias), así como los
vientos (huracanes, tornados, corrientes espontáneas).

Elaborado Ing. Abraham Rogelio Gallardo Orozco


Revisado Ing. Francisco Corona Esquivel
Página 7 de 7