Breve biografía

ASÍ LO DESCRIBE JOSÉ ZULETA ORTIZ.
Estanislao Zuleta Ferrer nació en Medellín el 8
de julio de 1904 y murió el 24 de junio de 1935
en “el accidente de Gardel”.
Era un abogado con inquietudes intelectuales y
literarias. Fue amigo de León De Greiff, de
Fernando Isaza y Fernando González, con los
cuales compartía lecturas y tertulias. “Tenía una
mirada profunda y poderosa ante la cual uno se
doblegaba”, decía Fernando Isaza recordándolo. A pesar de que murió a los 30 años, alcanzó
a mostrar su agudeza para la escritura crítica en
unos pequeños artículos que publicó en la
Revista Claridad de Medellín en 1930 (tenía 25
años) en esta revista también publicaban F.
Gómez, Luis Tejada y Fernando González, León
De Greiff, entre otros.
Se casó con Margarita Velásquez Molina y
tuvieron dos hijos: Magdalena y Estanislao.
“Era mordaz y sus apuntes nos hacían reír
todo el tiempo”, “venía siempre lleno de regalos, le encantaba ir al campo, comer sobre el
prado al lado de un río”. “Leía en francés y en
latín, y tenía una memoria impresionante”...
recordaban Margarita, Nena y Luisa
Velásquez. Se trasladó a Bogotá para trabajar como abogado y viajaba con frecuencia a
Medellín. El 24 de junio de 1935 regresaba
en el avión de la compañía alemana SCADTA
a Bogotá y Carlos Gardel se dirigía a Cali en
donde se presentaba con su grupo musical,
en un avión de la Compañía SACO. Eran las
tres de la tarde y los aviones se estrellaron
en la pista.

Portada del periódico EL COLOMBIANO del
25 de junio de 1935, donde se daba cuenta
del accidente y se contaban las víctimas
mortales, entre las que estaban Estanislao
Zuleta Ferrer y Carlos Gardel.

En su diario, Fernando González dijo:
24 DE JUNIO DE 1935:
Murió hoy a las 15, quemado dentro de un
avión, Estanislao Zuleta.
Supe a las 5 que un avión se había incendiado con algunos pasajeros. A las 7 (19) me dijeron que en el campo habían chocado dos aviones y que se habían incendiado. Al rato pensé
que Estanislao partía hoy para Bogotá. Ahí

mismo llegaron mis hijos con la lista.
Estanislao Zuleta! Sentí una punzada en el
corazón. En todo caso ya se me acabaron las
alas. Su juventud terminó. Era mi único amigo.
Recé a la virgen para que le haga bien a
Estanislao. Voy a acostarme pidiéndole a la
virgen por él, para que sea feliz, para que
me sienta.

Abogado con inquietudes intelectuales y
literarias. Fue amigo de León De Greiff, de
Fernando Isaza y Fernando González...”

GENERACIÓN, una publicación de el COLOMBIANO 19

Intereses relacionados