Está en la página 1de 8
Mirada Interior del Líder PARTE II blog.nacidoparaliderar.com
Mirada Interior del Líder PARTE II blog.nacidoparaliderar.com
Mirada Interior del Líder PARTE II blog.nacidoparaliderar.com
Mirada Interior del Líder PARTE II blog.nacidoparaliderar.com

Mirada Interior

Mirada Interior del Líder PARTE II blog.nacidoparaliderar.com
Mirada Interior del Líder PARTE II blog.nacidoparaliderar.com
Mirada Interior del Líder PARTE II blog.nacidoparaliderar.com
Mirada Interior del Líder PARTE II blog.nacidoparaliderar.com

del Líder

Mirada Interior del Líder PARTE II blog.nacidoparaliderar.com
Mirada Interior del Líder PARTE II blog.nacidoparaliderar.com
Mirada Interior del Líder PARTE II blog.nacidoparaliderar.com
Mirada Interior del Líder PARTE II blog.nacidoparaliderar.com

PARTE II

Mirada Interior del Líder PARTE II blog.nacidoparaliderar.com
Mirada Interior del Líder PARTE II blog.nacidoparaliderar.com

blog.nacidoparaliderar.com

Mirada Interior del Líder PARTE II blog.nacidoparaliderar.com
Mirada Interior del Líder PARTE II blog.nacidoparaliderar.com

MIRADA

INTERIOR

DEL LÍDER

PARTE II

“El Origen de todos nuestros males radica en la ignorancia de nosotros mismos” A.R.S.

Una gran mayoría de personas no comprende por qué la fama, el poder o el dinero corrompe a la gente al punto de destruir sus vidas y de quienes les rodean.

El apego por la Fama, el Poder y el Dinero son 03 conductas compulsivas muy difundidas en el siglo XXI. De hecho, desde Presidentes de Países, Estrellas de Hollywood, Jefes de supermercado y Deportistas no saben manejar estos aspectos.

La Razón: “Las Huellas de Abandono” provenientes de nuestra Infancia y/o Adolescencia. La gran mayoría de nosotros traemos “huellas de abandono” que se han producido en nuestro hogar y nos acompañan negativamente:

minan nuestro “auto-concepto”, nuestra autoestima y nuestra confianza ontológica, ocasionando “angustia existencial” (no saber quién soy) y “sensación de desamparo” (no saber a dónde pertenezco).

Estas huellas son “vacíos” interiores que buscan ser llenados con “cosas externas” a nosotros (fama, poder, dinero o sexo, por ejemplo), que presentan una característica inequívoca: funcionan como un agujero negro. Es decir, tengo poder y quiero más (sin saber por qué, ni para qué), tengo dinero y quiero más, tengo fama y quiero más.

Pero Nada me satisface, Nada me llena.

El Origen de todo esto es una “fragmentación” de nuestra conciencia, fragmentación generada por la carencia de un elemento fundamental: El Amor Incondicional que esa gran representación vital que son las figuras paterna y materna debió haber cumplido con llenar, dándonos la confianza que necesitamos en nosotros mismos para desarrollar nuestros talentos, trazarnos un proyecto de vida y alcanzar las metas.

¿Qué significa Amor Incondicional? Significa que usted, como padre o como madre, ama a su hijo por lo que es, porque existe, y no porque ocupó un primer puesto en un concurso o porque se portó bien en la mesa. Cuando

un padre/madre “condiciona” su amor a un hijo(a), el infante crece inseguro

y carente de identidad personal, buscando afanosamente ser aceptado por sus figuras paternas y por la sociedad.

El Amor Condicionado genera la Creencia de “No soy Suficiente” y que, para ser Aceptado, busca de manera compulsiva cosas como la Fama, el Poder y el Dinero como mecanismos para escapar de sí mismo y, finalmente, “ser aceptado y amado”. Por supuesto que un amor condicionado puede producir hijos profesionales muy exitosos, pero serán al mismo tiempo muy infelices, repletos de inseguridades e insatisfacciones. ¿Por qué? Justamente porque para ellos “Nunca será Suficiente” (Teoría del Agujero Negro).

Y entonces, ¿Cómo podemos materializar el Amor Incondicional y, con ello,

fortalecer la Confianza Ontológica de nuestros hijos? ¿Cuál es el mecanismo para materializar el Amor Incondicional? Aquí presentamos 3 de los 7 valores más importantes para fortalecer la Confianza Ontológica; es decir, la Confianza en uno mismo:

AFECTO

Es el Valor número 1. Fortalece la Confianza y el Auto-Concepto de las Personas.

El Afecto es sumamente importante para el desarrollo de los bebés. De hecho, un bebé que no recibe afecto durante los primeros días de nacido podría morir.

Sin embargo, el Afecto tiene 02 vías de Ejecución, ambas complementarias entre sí (No sustitutas):

Contacto Físico: El llamado “Apapacho” o “Caricia del Alma” tiene un poder enorme en la Confianza que tienen las personas en sí mismas. El Contacto Físico a través de la piel nos devuelve al “vientre materno”, pues el primer sentido que se desarrolla es el “tacto”.

Nuestra investigación demuestra, por ejemplo, que a más del 40% de las personas les cuesta “abrazar” sin sentir vergüenza. ¿La Razón? No fueron abrazados de niños y/o adolescentes.

Palabras de Afirmación: La gran mayoría de personas desconoce el enorme poder que las palabras pueden tener en el desarrollo del auto-concepto y en la autoestima de sus hijos. De hecho, las palabras de afecto son un mecanismo de expresión del Amor.

Nuestros estudios de investigación durante casi 15 años sirviendo a más de medio millón de personas en toda Latinoamérica, nos ha permitido concluir lo siguiente:

CARENCIA

SI

NO

AFECTO

33%

67%

Este Hallazgo es muy significativo, pues nos permite deducir el “perfil” que tienen las huellas de abandono de una persona, generadas por sus carencias más profundas. Carencias que, de no ser resueltas, tendrán consecuencias nefastas en el futuro del individuo.

Finalmente, queremos hacer una reflexión respecto a esta carencia respondiendo las siguientes 03 preguntas:

1.

¿Cómo puede afectar la carencia de afecto la vida de una persona?

2.

¿Puede traer alguna consecuencia positiva la carencia de afecto?

3.

¿Si nuestros padres no nos dieron afecto, podemos nosotros romper esa carencia con nuestros hijos?

APOYO

Es el Valor número 02. Fortalece la Confianza y el Auto-Concepto de las Personas. Representa la materialización del Afecto.

El Apoyo, también llamado “Amor Demostrado”, es la forma cómo un niño o niña recibió apoyo “material” de sus figuras paterna y materna.

Un hijo puede recibir Afecto, pero no necesariamente apoyo. Apoyo significa: preparar el desayuno, pagar la pensión del colegio, comprar los útiles, preparar el uniforme, la atención médica, etc.

Por nuestra experiencia sabemos que la gran mayoría de hijos ha recibido más apoyo de uno de los dos padres, lo cual acarrea otro problema y plantea un serio desafío: la Disfuncionalidad Familiar. Esto es, la fractura de los hogares cuando los niños están pequeños, lo cual también tendrá repercusiones negativas a futuro por causa de las “huellas de abandono”.

El mayor hallazgo que hemos encontrado en Latinoamérica se resume en el siguiente Cuadro, que responde a la siguiente pregunta:

(Durante su Infancia y/o Adolescencia): Califique del 1 al 5 cuánto Apoyo recibió de su Padre/Madre:

1: Ningún Apoyo; 2: Poco Apoyo; 3: Apoyo; 4: Mucho Apoyo; 5: Excesivo Apoyo

CARENCIA

1
1
2
2
3
3
4
4
5
5

APOYO

22%
22%
14%
14%
31%
31%
21%
21%
12%
12%

Esta información nos permite inferir lo siguiente:

• Alrededor del 36% de las personas recibieron ningún apoyo o poco apoyo de sus figuras paterna/materna.

• Alrededor del 52% recibió apoyo de sus padres.

• Alrededor del 12% recibieron “excesivo apoyo” (engreimiento”), ocasionando una pérdida del deseo debido a la sobreprotección.

Finalmente, nuestra reflexión habitual acerca de esta carencia:

1. ¿Qué consecuencias negativas puede tener la falta de apoyo de sus padres o de quienes los representaron?

2. ¿Puede traer alguna consecuencia positiva la carencia de apoyo en la vida de una persona?

3. ¿Qué pasaría con una persona que recibe exceso de apoyo (sobreprotección)?

RECONOCIMIENTO

Es Valor Nro. 3. Fortalece la Confianza y el Auto-Concepto de las Personas.

El Reconocimiento se da mediante Elogios y/o palabras de Felicitación. De hecho, una persona es capaz de hacer muchísimo más por recibir una “felicitación” que por recibir “dinero”. La Razón: su principal motivación es la satisfacción de sentirse “reconocido(a)”. ¿Por qué? Porque no recibió reconocimiento durante su infancia y/o adolescencia.

La Falta de Reconocimiento durante la infancia y/o adolescencia repercutirá durante toda la vida, pues es una “necesidad emocional” de importancia capital. De hecho, hoy existen “modelos de negocio” basados en esta carencia. Casi todos los Modelos de Negocio de Venta Directa que ofrecen la famosa “escalera del éxito” se sustentan en esta carencia fundamental.

En esta época es muy fácil encontrar a muchos ejecutivos que no saben manejar el Poder, la Fama y el Dinero justamente porque durante su más tierna infancia no recibieron reconocimiento. Es recién ahora que esa “búsqueda” les ha abierto las puertas del reconocimiento.

Es más, siendo ya reconocidos como los más famosos, los más poderosos o los más ricos, siguen viviendo con una gran carencia interior puesto que ninguna de estas condiciones les pueden dar lo que tanto han buscado:

Sentido de Realización. De tal modo que la falta de reconocimiento funciona

a

manera de poderoso “combustible” para trabajar, luchar y perseverar con

el

firme propósito de conseguir ser reconocidos.

Nuestra investigación demuestra, inclusive, que en muchos casos las personas más exitosas no necesariamente son las más felices, y el origen de su éxito tiene que ver justamente con la falta de reconocimiento durante su vida.

Por otro lado, es curioso que casi todos busquemos reconocimiento como si fuese la panacea, el oxígeno para vivir. ¿Cuál es, entonces, la razón para

buscar reconocimiento y sentirnos únicos y especiales? La razón de fondo es que aún no hemos comprendido que ya lo somos. Es decir, que no existe en

la faz del planeta tierra una persona igual a otra, que cada uno de nosotros

ya es un ser único, diferente, singular e irrepetible. Por lo tanto, en teoría no deberíamos necesitar reconocimiento, pero el tema es algo que va más allá de nuestra racionalidad.

Así, nuestros hallazgos acerca de la necesidad imperiosa de buscar reconocimiento nos ha llevado a investigar y llegar al siguiente cuadro revelador:

1: Nunca; 2: Poco; 3: Normal; 4: Mucho

CARENCIA

1
1
2
2
3
3
4
4

RECONOCIMIENTO

15%
15%
25%
25%
50%
50%
15%
15%

En tal sentido, estamos en condiciones de concluir que alrededor del 40% de la personas ha tenido escaso o nulo reconocimiento de sus padres o de quienes representaron dicha figura.

Para cerrar este Capítulo de la Mirada Interior, planteamos 03 preguntas reflexivas:

1.

Califique usted en la Escala del 1-4 el nivel de Reconocimiento que recibió de su padre y de su madre.

2.

¿Qué consecuencias negativas ha sufrido como consecuencia de estas carencias? ¿Le gustaría continuar esta cadena con sus hijos?

3.

¿Cuál de las 03 Carencias (Afecto, Apoyo o Reconocimiento) ha sido la más intensa en usted? ¿Usted agarró la “huella” (repite lo mismo que sus padres hicieron con usted) o agarró la “contra-huella” (usted hace lo contrario)?