Está en la página 1de 7

MRNS – COLECCIÓN GENERAL

PROPOSICIONES POLÍTICAS
A LAS COMUNIDADES DE LA NACIÓN

FORJA ha creído necesario dar a conocer un texto proposicional de la Junta
Nacional de Mandos del Movimiento Revolucionario Nacional Sindicalista, elaborado
durante este año de 1969.

En él está lo medular de una doctrina que partiendo de la escuela corporativa
propende a la descentralización del Estado en Comunidades básicas a través de
organismos connaturales al hombre. Ya hemos dicho desde estas páginas, cómo esta
escuela supera a la liberal, de lo cual se nutren diversos partidos políticos chilenos,
como así mismo a la escuela socialista, a la cual está adscrito el marxismo.

Publicamos estas proposiciones, debido a las reiteradas consultas que se hacen a
nuestra Dirección, acerca de documentos políticos y doctrinarios del Nacional
Sindicalismo Chileno. Sin embargo hemos de agregar, que los textos de FORJA y de
otras publicaciones, son los documentos de la doctrina que sostenemos.

I.- El hombre es un ser portador de valores trascendentes. De la trascendencia
emanan la Jerarquía, los derechos y los deberes de los hombres y las comunidades.

II.- La trascendencia se expresa en la historia a través de las manifestaciones de la
cultura.

III.- Jerarquía es un principio que operando en función de valores, posibilita la
integración, ordenación y dinamización del proceso histórico de un pueblo.

IV.- Historia es el ámbito de realización de las generaciones y los pueblos.

V.- Generación es un grupo de hombres hermanados por el espíritu y el tiempo que
son intérpretes de una época. Toda generación aporta un pensamiento o un matiz
nuevo al pensamiento de la comunidad.

VI.- Cultura es la expresión de la autenticidad de un pueblo en el enfrentamiento
consigo mismo, la sociedad, la historia y el universo todo. La cultura se manifiesta
fundamentalmente en lo ético, lo religioso, lo filosófico, lo científico y lo artístico.
Movimiento Revolucionario Nacional Sindicalista – MRNS Pág. 1
Julio 2015 – www.mrns.cl
MRNS – COLECCIÓN GENERAL

VII.- Trascendencia y cultura proporcionan al hombre un ámbito de vida e impregnan
todas las manifestaciones de los sistemas de convivencia en que se desarrollan.

VII.- Entendemos al Estado como la institucionalización de los sistemas de
convivencia y a la teoría del Estado como proposiciones concretas de convivencia
política.

IX.- Los sistemas de convivencia y el Estado, para justificarse, deben posibilitar el
proceso de creación de la cultura, reconocer la jerarquía y permitir la realización del
hombre.

X.- Por ser el hombre un ser histórico, existe la posibilidad de que todo sistema de
convivencia o Estado no cumpla con estas tareas fundamentales. En tal momento el
sistema pierde su legitimidad y en tal carencia de legitimidad radica el derecho a la
rebelión de los pueblos.

XI. - Al proceso de creación de una nueva cultura que sea base y fundamento de un
nuevo sistema de convivencia y Estado, llamamos revolución.

XII.- El auténtico proceso revolucionario del pueblo comienza con la revolución del
hombre que significa un reencuentro del hombre con los valores que le son propios.

XIII.- El hombre nuevo ha de ser esencialmente ético y creador y, por tanto,
revolucionario. La norma de vida del hombre nuevo no es una Ideología sino un Estilo.
Estilo, es vía de realización en lo trascendente.

XIV.- El Estado que nos rige ha devenido injusto en cuanto no ha permitido la
realización del hombre, ha falseado la autoridad y la jerarquía y no ha logrado posibilitar
una cultura.

XV.- El desajuste es de tal naturaleza que ni siquiera existe correlación entre el
sistema de vida imperante y el Estado, el cual se ha reducido por tanto a una mera
fórmula jurídica: la democracia liberal.

XVI.- Reformistas -y no revolucionarios- son aquéllos que pretenden ajustar el
Estado al sistema de convivencia imperante.

Movimiento Revolucionario Nacional Sindicalista – MRNS Pág. 2
Julio 2015 – www.mrns.cl
MRNS – COLECCIÓN GENERAL

XVII.- Hay quienes creyendo en la revolución, cuestionan lo metafísico y lo religioso.
Hay quienes creyendo en lo anterior, cuestionan la revolución. Lo primero es arbitrario y
pragmático; lo segundo, inmoral. Nosotros creemos en la creación de una nueva
cultura, en la jerarquía y en la realización del hombre. De ello emana nuestro ser
revolucionario.
El ser revolucionario exige además de una proposición concreta de convivencia, una
doctrina, una moral y una acción revolucionarias.

XIX.- Nuestra proposición concreta de convivencia para esta época es la que emana
de la Doctrina de las Comunidades.
Esta forma de convivencia se institucionaliza en lo que llamamos Estado de
Comunidad Nacional.
La doctrina es el Nacional Sindicalismo.
La moral es el Estilo.
La acción revolucionaria, la organizada en lo político a través del Movimiento
Revolucionario Nacional Sindicalista (M.R N.S.).

XX.- El hombre a partir de su esencia ha de participar orgánicamente en la definición
y creación de la convivencia. A través del proceso del convivir se crea la comunidad.

XXI.- El proceso del convivir determina funciones en la comunidad. Estas funciones
deben posibilitar la realización individual y social del hombre.

XXII- Las funciones generan organismos que son expresión de actividades
connaturales al hombre:
La función social genera la Familia y la Comunidad Social.
La función económica genera el Sindicato y la Comunidad Económica.
La función cultural genera la Universidad y la Comunidad Universitaria.
La función religiosa genera la Iglesia y la Comunidad Religiosa.
La función de defensa genera la Fuerza Armada y la Comunidad Armada.
La Política como función genera el Estado y la Comunidad Nacional.

XXIII.- Familia es la organización básica de la comunidad que garantiza la
permanencia y normal desarrollo del hombre.
La Familia se organiza a través del Municipio y la Región. Municipio es el territorio
sobre el cual se organizan las familias.

Movimiento Revolucionario Nacional Sindicalista – MRNS Pág. 3
Julio 2015 – www.mrns.cl
MRNS – COLECCIÓN GENERAL

Región, es la agrupación de municipios por zonas de producción, acordes con el
planeamiento del desarrollo económico nacional.
La familia organizada a través del Municipio Y la Región forma la Comunidad Social.

XXIV.- Comunidad Social, es la familia organizada jurídicamente en lo nacional.
Garantiza la hermandad y la tradición de todo el pueblo en la historia y en el tiempo.
La Comunidad Social está representada en la Comunidad Nacional por la Cámara
Social, organismo que propone, informe y legisla sobre los aspectos sociales de la
convivencia nacional.

XXV.- Sindicato es la organización básica de lo económico que proporciona a los
hombres el encuadre necesario a sus tareas y realización materiales. Son además
órganos de dirección, centros cooperativos y medios de convivencia humana y cultural.
Los sindicatos agrupados en gremios, federaciones y cooperativas de producción y
consumo, por zonas de producción, forman la Comunidad Económica.

XXVI.- Comunidad Económica es el trabajo organizado jurídicamente en lo nacional.
Está representado en la Comunidad Nacional por la Cámara del Trabajo, que propone,
informa y legisla sobre el trabajo y lo económico nacional.

XXVII.- La Comunidad Social y la Comunidad Económica, manteniendo su
autonomía, se funden para formar el Estado de Comunidad Nacional.

XXVIII.- Universidad es una comunidad de estudio y creación formada por
profesores y estudiantes, cuya función es mantener, difundir y acrecentar los valores
culturales de un pueblo, a través de la docencia, investigación y extensión.
Frente a un Estado carente de legitimidad le corresponde el rol de ser la institución
esclarecedora y orientadora del proceso revolucionario de un pueblo.
Para cumplir cabalmente estas tareas la Universidad debe ser Una, Nacional y
Autónoma.

XXIX.- El Estado de Comunidad Nacional reconoce en la Universidad la comunidad
por antonomasia y su carácter de depositaria del saber nacional. En cuanto a esto,
garantizará el ejercicio de las funciones que le son propias, asegurando su plena
autonomía.

Movimiento Revolucionario Nacional Sindicalista – MRNS Pág. 4
Julio 2015 – www.mrns.cl
MRNS – COLECCIÓN GENERAL

XXX.- Iglesia es Comunidad de Fe. Proporciona a quienes profesan su credo una
tarea y una moral y, tras su cumplimiento, la esperanza de una vida sobrenatural. Es la
organización espiritual por excelencia.

XXXI.- El Estado de Comunidad Nacional garantizará a la Iglesia en lo social, la
dictación de su cátedra moral y la libertad de culto.

XXXII.- Fuerza Armada es la organización que cumple funcionaImente con la
defensa de la patria. Es garantía de seguridad, permanencia y realización de lo
nacional.

XXXIII.- El Estado de Comunidad Nacional reconoce en la Comunidad Armada su
carácter de depositaria de La Tradición y de forjadora de la voluntad nacional.
Garantizará la plena realización de sus funciones, dotándola de lo que la ciencia y la
tecnología indiquen para darle modernidad y eficacia,

XXXIV.- El Estado de Comunidad Nacional es la institucionalización del convivir en
comunidades.
Comunidad Nacional es la organización de las tareas humanas en función de las
tareas nacionales,

XXXV.- El Estado de Comunidad Nacional es el custodio del derecho, el guía político
de la Nación, el promotor del desarrollo y el ejecutor de los destinos históricos de la
Comunidad Nacional.

XXXVI.- Política es el arte y la ciencia de lo posibilitante.

XXXVII.- -Nación es forja en lo histórico de la comunidad. Es comunidad de destino
en lo universal. Es idea encarnada en todo lo que la patria posee: hombres, geografía y
cultura.
Patria y Nación nos unen irrevocablemente a Iberoamérica.
Tendremos Patria y Nación, sólo si somos dueños de nuestra geografía.

XXXVIII.-El Estado debe colocar a la Nación en condiciones de realizarse
internacionalmente. Un pueblo sin tareas externas no puede realizarle. Carece de
expresión y por ello de personalidad. Solo la misión da a la Nación verdadera
soberanía.

Movimiento Revolucionario Nacional Sindicalista – MRNS Pág. 5
Julio 2015 – www.mrns.cl
MRNS – COLECCIÓN GENERAL

XXXIX.- La misión de la Comunidad Nacional es la Unidad de los pueblos de
Iberoamérica. La creación de una Comunidad Iberoamericana de Naciones, capaz de
imponer un nuevo estilo en la convivencia internacional por haber construido un orden
nuevo y poseer una nueva cultura.

XL.- A la doctrina de las comunidades unida al concepto de nación llamamos
Nacional Sindicalismo.

XLI.- El Nacional Sindicalismo afirma como factor dinamizante en la vida de los
pueblos lo generacional, lo cultural y lo histórico.

XLII.- El Nacional Sindicalismo afirma que la familia, el sindicato y la región son
organismos que, pueden darse diversas estructuras, según el ritmo de las épocas y las
nuevas generaciones, puesto que rechaza el dogmatismo institucional Pero
esencialmente los organismos nombrados son los que más adecuadamente sirven para
realizar la convivencia social, económica y política.

XLIII.- El Nacional Sindicalismo cree en un nuevo concepto de la propiedad:
propiedad familiar y propiedad comunitaria, como expresión de la Posesión de los
medios de producción y bienes en manos de los organismos intermedios entre el
hombre y el Estado.

XLIV.- La tarea política y revolucionaria del Nacional Sindicalismo es la instauración
del Estado de Comunidad Nacional. Esto lo define como opuesto al régimen
demoliberal imperante, así como a la alternativa marxista.
El Nacional Sindicalismo es Oposición Extraparlamentaria y Antipartidista.

XLV.- El Poder y la revolución son la tarea del Nacional Sindicalismo.
El poder lo conquistará el pueblo guiado por el movimiento.
La revolución la consumará la comunidad nacional de los chilenos.

¡Arriba la Revolución Chilena!

¡Rescatemos la Patria de los Imperialismos!

¡Hagamos de Chile la proa de América!

Movimiento Revolucionario Nacional Sindicalista – MRNS Pág. 6
Julio 2015 – www.mrns.cl
MRNS – COLECCIÓN GENERAL

Proposiciones publicadas en la revista FORJA,
Nº 6, año 1969.-

El presente documento forma parte de nuestro Catálogo General
disponible en Internet, colección “Revista FORJA”.

Si posee material relacionado con dicha revista o con cualquier otra, le
agradeceríamos lo hiciera llegar al correo info@mrns.cl. Todo cuanto
pueda contribuir a enriquecer el patrimonio histórico de la organización es
bien recibido. De igual forma, si encuentra algún error en este documento
o si quiere comentarlo, le invitamos a escribirnos por medio del formulario de contacto habilitado
en nuestra página web https://www.mrns.cl

Movimiento Revolucionario Nacional Sindicalista – MRNS Pág. 7
Julio 2015 – www.mrns.cl