Está en la página 1de 2

TIPOS DE MUESTREO

Muestreo probabilístico
Consiste en elegir una muestra de una población al azar. Podemos distinguir varios tipos de muestreo:
Muestreo aleatorio simple
Para obtener una muestra, se numeran los elementos de la población y se seleccionan al azar los n elementos
que contiene la muestra.
Muestreo aleatorio sistemático
Se elige un individuo al azar y a partir de él, a intervalos constantes, se eligen los demás hasta completar la
muestra.
Por ejemplo si tenemos una población formada por 100 elementos y queremos extraer una muestra de 25
elementos, en primer lugar debemos establecer el intervalo de selección que será igual a 100/25 = 4. A
continuación elegimos el elemento de arranque, tomando aleatoriamente un número entre el 1 y el 4, y a partir
de él obtenemos los restantes elementos de la muestra.

2, 6, 10, 14,..., 98

Muestreo aleatorio estratificado


Se divide la población en clases o estratos y se escoge, aleatoriamente, un número de individuos de cada
estrato proporcional al número de componentes de cada estrato.
Un muestreo puede hacerse con o sin reposición, y la población de partida puede ser infinita o finita.
En todo nuestro estudio vamos a limitarnos a una población de partida infinita o a muestreo con reposición.
Estos metodos son generalmente usados para cuestiones de control de la calidad aunque es cierto que son
probabilisticos.

En términos estadísticos, la muestra es una parte de la población, o sea, un número de


individuos u objetos seleccionados científicamente, cada uno de los cuales es un elemento
del universo. Se obtiene con la finalidad de investigar, a partir del conocimiento de sus
características particulares, las propiedades de la población. El problema que se puede
presentar es garantizar que la muestra sea representativa de la población, que sea lo más
precisa y al mismo tiempo contenga el mínimo de sesgo posible.

El método de muestreo se basa en ciertas leyes que le otorgan su fundamento científico, las
cuales son:
Ley de los grandes números: si en una prueba, la probabilidad de un acontecimiento o
suceso es P, y si éste se repite una gran cantidad de veces, la relación entre las veces que se
produce el suceso y la cantidad total de pruebas (es decir, la frecuencia F del suceso) tiende
a acercarse cada vez más a la probabilidad P.
Cálculo de probabilidades: La probabilidad de un hecho o suceso es la relación entre el
número de casos favorables (p) a este hecho con la cantidad de casos posibles, suponiendo
que todos los casos son igualmente posibles. El método de establecer la probabilidad es lo
que se denomina cálculo de probabilidad.
De estas dos leyes fundamentales de la estadística, se infieren aquellas que sirven de base
más directamente al método de muestreo:
Ley de la regularidad estadística: un conjunto de n unidades tomadas al azar de un conjunto
N, es casi seguro que tenga las características del grupo más grande.
Ley de la inercia de los grandes números: esta ley es contraria a la anterior. Se refiere al
hecho de que en la mayoría de los fenómenos, cuando una parte varía en una dirección, es
probable que una parte igual del mismo grupo, varíe en dirección opuesta.
Ley de la permanencia de los números pequeños: si una muestra suficientemente grande es
representativa de la población, una segunda muestra de igual magnitud deberá ser
semejante a la primera; y, si en la primera muestra se encuentran pocos individuos con
características raras, es de esperar encontrar igual proporción en la segunda muestra.