Está en la página 1de 2

EL DÍA DE LA FRUTA EN EL COLE

Su consumo es importante puesto que, si las incluyes en cantidades adecuadas en


la dieta, estás contribuyendo a la salud de toda la familia, ya que ayudan a reducir
el riesgo de enfermedades como estreñimiento, hipertensión, exceso de
colesterol, e incluso de ciertos tipos de cáncer. ¡No olvides incluirlas cada día en
tu alimentación!

10 razones para comer frutas y verduras

1. Nos ayudan a mantenernos bien hidratados.


2. Frutas y verduras son fuente casi exclusiva de
vitamina C.
3. Son fuente de antioxidantes.
4. Ricas en fibra.
5. Nos ayudan a eliminar el exceso de líquidos.
6. Apenas tienen grasa.
7. Disfrútalas en cualquier época del año.
8. Las frutas son una dulce golosina.
9. Hortalizas y verduras: échale imaginación. No sólo puedes incluirlas en
las principales comidas del día, recuerda que aportan un toque muy
sabroso y jugoso a bocadillos y sándwich para tomar en cualquier
momento
10. Prueba con originales recetas, lo admiten casi todo.

Más fruta para los niños

Empezar el día con frutas es una muy buena opción. Un vaso de zumo de frutas,
rebanadas de plátano, ciruelas o fresas, etc. Darán un enérgico y delicioso
comienzo al día, y le ofrecerán además una cantidad alta de fibra, más vitaminas y
minerales y nada de grasa.

Intenta que participen en la compra y en la cocina, en la medida de sus


posibilidades, para motivarles y enseñarles la importancia de comer de todo.

¡EL PRÓXIMO MARTES 23 DE FEBRERO TRAE TUS FRUTOS SECOS PARA


EL RECREO Y CELEBRA EN EL COLE EL DÍA DE LA FRUTA DE ESTE MES!
FRUTOS SECOS
Consumidos desde hace más de 12.000 años, los frutos secos se distinguen
por sus grandes aportes energéticos y su elevado valor calórico.
En dosis moderadas, deberían estar presentes en todas las
dietas ya que combinan fácilmente con los demás alimentos.
Los frutos secos son semillas cubiertas por una cáscara más o
menos dura, según las especies. Todas ellas se caracterizan por
incluir en su composición pocos hidratos de carbono, muchas grasas
y menos del 50% de agua.
Son de los pocos alimentos que contienen fósforo, muy recomendable para
aquellas personas que necesitan tener al día la memoria y la capacidad intelectual
al cien por cien. Actualmente, los frutos secos constituyen una excelente
alternativa a las proteínas animales. Las semillas oleaginosas de consumo más usual
son: almendras, castañas, nueces, piñones, avellanas y pistachos, además de
pepitas de girasol, de calabaza y de sésamo.

AVELLANAS y ALMENDRAS
Son ricas en vitamina E y en fibra, aportan calcio, así como magnesio y
potasio.
Las avellanas y las almendras son los frutos secos
más ricos en ácidos grasos monoinsaturados.
Su contenido en antioxidantes es considerable; así,
las almendras muestran una concentración en vitamina E (o
tocoferol) superior a los 20 mg/100g y en las avellanas la
concentración de este compuesto está por encima de los 40
mg/100g.
En cuanto a las vitaminas del grupo B, las avellanas y
las nueces son los frutos secos que muestran un mayor contenido en ácido fólico,
seguidos de los piñones, los pistachos y las almendras.

NUECES
Se trata del fruto seco más estudiado por los
científicos que han llegado a la conclusión de que su
consumo moderado ayuda a proteger al organismo de
enfermedades coronarias ya que reduce los niveles de
colesterol total. Las nueces son ricas sobre todo en grasas
poliinsaturadas de tipo omega 3, mientras que el ácido oleico (grasa
monoinsaturada) sólo representa alrededor del 15%.
Además, gracias a su contenido en vitaminas del grupo B, están indicadas
para aliviar la fatiga y el estrés.