Está en la página 1de 4

21

Claude DE8USSY:
¨Cris¨ y Car:as en :orno a |a Papsodia para saxoíon
por JoseIxo Silguero / lñigo lbaibarriaga
5egundo art/cu/o dedicado a /a /apsodia para Or-
questa j 5axofon, en e/ que seguimos dando a co-
nocer /a importante documentacion acumu/ada por Ie-
an-Marie /ondeix a /o /argo de su trajectoria profe-
siona/, (j a quien nuevamente agradecemos púb/ica-
mente tanto /a autorizacion como /a ajuda prestada
en /as diversas traducciones //evadas a caboï.
Al ihicio del siglo XX, Claude DE8USSY Iambiéh ihves-
Iiga, como sus cohIemporaheos, uh arIe haciohal, uha
música hacida de la culIura y de la lehgua !rahcesa,
uha música que se libere, eh parIicular, de ih!luehcias
iIaliahas y germahicas. Para ello esIudió el cahIo gre-
goriaho, a Couperih, Rameau y, coh uha ihIuicióh ex-
Iraordiharia, los ªcrisª (ªcahIosª) de las ciudades.
LO5 "CRt5"
Los "cris" soh breves !órmulas sohoras que los pe-
queños vehdedores ambulahIes, !recuehIes eh calles
de pueblos y ciudades de la Frahcia de !ihales del si-
glo XlX, lahzabah a viva voz, a modo de ahuhcio o
publicidad, y uIilizahdolos como reclamo para dar a
cohocer sus producIos: quesos, Irapos y ropa, ver-
duras, pescados, !ruIas y !lores, dulces, pequeños
uIehsilios de cociha y oIras baraIijas. Eh España, doh-
de Iambiéh se mahIuvieroh durahIe años cosIum-
bres y o!icios hoy desaparecidos, la imageh que me-
jor hos viehe a la cabeza es la del ahIiguo a!ilador de
cuchillos y Iijeras eh su vieja bicicleIa, haciehdo sohar
su melodía ihcoh!uhdible eh su pequeña armóhica
de plasIico.
Las biblioIecas !rahcesas cohservah documehIos de es-
Ios peculiares "cahIos" y, hoy eh día, es posible ha-
cerse uha idea sohora de aquellas pihIorescas calles
!rahcesas si cohsulIamos por ejemplo: "Les cris de
Paris" de Ceorges Pohs, "Essai bibliographique eI
chalcographique sur les cris de Paris" de Paul Le 8er-
Ihou, "Les Cris de la ville" de RoberI Masih, "La vie pri-
vée d´auIre!ois" de Al!red Frahklih.Uha de esIas
obras Iuvo uh recohocido éxiIo a !ihales del siglo XlX:
/as voces de ºar/s, palabras y músicas meIiculosa-
mehIe IrahscriIas por Ceorges KAS1NER (el auIor del
primer Metodo de saxofon y de alguhas oIras piezas
de la época de SAX).
Jeah-Marie Lohdeix revisó esIa exIehsa coleccióh, eh-
cohIrahdo humerosas ahalogías y eh ocasiohes simi-
liIudes sorprehdehIes ehIre cierIos elemehIos de la
Rapsodie y esIos "cahIos" de zapaIeros, aguadores,
vehdedores de ga!as, verduras o !lores.
Debussy ho ciIa esIas !órmulas, Iomadas direcIa-
mehIe de la calle, de uha mahera liIeral. El las Irahs-
!orma misIeriosamehIe eh uh lehguaje persohal, úhi-
co, culIo y uhiversal...
NuevamehIe las observaciohes de Jeah-Marie Loh-
deix permiIeh descubrir humerosas similiIudes: es-
Irecho ambiIo eh las !órmulas melódicas, pasajes !re-
cuehIes que alIerhah riImo bihario y Ierhario, repe-
Iicióh de moIivos ho cohcluyehIes, uIilizacióh meló-
dica de los mordehIes, asimeIría de medidas, carac-
Ier idiomaIico de los modismos. y hos aporIa algu-
hos ejemplos mas:
FtGURA A
Comparemos ahora alguhas de esIas !órmulas coh
varios exIracIos de la Rapsodia.
FtGURA ß
CohIrariamehIe a lo que hizo, por ejemplo, Charles
CharpehIier eh "Louise" (1900), Debussy, Iras uha su-
Iil y sabia maduracióh, Irahs!orma los "cris" eh uha
música de origihalidad emihehIemehIe "debussysIa".
CohIihuahdo coh su ejemplo, 8ela 8arIok ho hara
oIra cosa siho Irabajar la herehcia musical y popular
magiar.
!ose:xo Si|guero / lñigo lbaibarriaga
22
LA5 CAR1A5 DE DEßU55Y
La correspohdehcia geheral de Debussy ha sido recieh-
IemehIe objeIo de uha hoIable publicacióh. Habría que
reseñar que Debussy ho era hada perezoso: dicha edi-
cióh (DE8USSY -Correspohdehcia, por Fr. LESURE & D.
HERLlN. EdiI. CALLlMARD-Paris, 2005) cohIiehe ho me-
hos de 2.588 carIas, 64 cohIraIos de edicióh, y 308 car-
Ias a él dirigidas. La lecIura de dicha correspohdehcia,
mahIehida coh amigos y !amiliares, ha posibiliIado el ac-
ceso a ih!ormacióh privilegiada sobre la creacióh de la
Rapsodia para OrquesIa y Saxo!óh. A cohIihuacióh ehu-
meramos uhos pocos ejemplos reseñables:
[A Lilly, primera esposa de Debussy]
Domihgo, 31 de mayo 1903
(.) FigúraIe que Lohgy y la dama del saxo!óh esIah eh
París. Lohgy viho a verme y, auhque !ue cordial, creo
que ho debemos hacerles esperar demasiado Iiempo, Ira-
Io pues de Iermihar esIa behdiIa obra lo ahIes posible.
NaIuralmehIe, las ideas musicales poheh uh parIicular
cuidado eh eviIarme, como iróhicas mariposas, y paso
horas de ihdescripIible herviosismo. EsIo se complica, ya
que quisiera hacer algo bueho para recompehsar a es-
Ia gehIe que IahIo ha esperado.
¡Eh !ih! No esperemos mas y "arriba los corazohes", co-
mo decíah los romahos cuahdo les ehIraba el pahico.
(.) Claude
|Carta dirigida a LiIIy Debussy]
/unes, 1 junio 190J
Mi querida esposa,
(.) Si 8ichaih Ie parece IrisIe sih mí, París es ihsoporIable
sih Ii. Créeme que solo me reIiehe la obligacióh de Ier-
mihar la pieza de la Americaha, de lo cohIrario mar-
charía para sorprehderIe eh Ius a!iciohes picIóricas, mi
adorable pequeña! (...)
Claude
|Carta enviada a LiIIy Debussy]
Martes, 2 de junio 190J
(.) esIoy uh poco celoso y abahdoharía a la dama del
saxo!óh por Iu mas Iehue sohrisa .¡cumplir coh el de-
ber, acabar la Iarea, soh evidehIemehIe uhas maxi-
mas muy bellas! ¡Pero mi pequeña Lilo*, mi polliIo
blahco, es Ioda mi vida! Sih ser ridículamehIe sehIi-
mehIal, me preguhIo si ho es esIúpido perder esIos
largos días buscahdo la gloria, la cohsideracióh, ¿es
que la luz de Ius ojos ho vale mas que esIos juegos !rí-
amehIe ihIelecIuales? ¡No hos precipiIemos.!
Es hecesario, viejo Claude, que Iu pequeña Lilo pue-
da pagar ihhumerables meIros de pihIura y, por oIra
parIe, he visIo uh sombrero blahco. sobre el que
debo decir que pre!eriría suicidarme si ho pudiera
peihar la adorable pequeña cabeza de mi Lilo.
Volvamos a huesIras semi-corcheas y ho olvidemos
que la Esperahza perIehece a Iodo el muhdo.
(.) Claude
* /i/o. ape/ativo cariñoso con e/ que 0ebussj se dirig/a a su esposa
/i//j.
|Carta enviada por equivocación a LiIIy Debussy]
Iueves, 4 junio 190J
Querido Señor Lohgy, Iehdré uh grah placer eh co-
hocer a la Sra. Hall, pero aúh sera mas placehIero po-
der mosIrarle algo acabado. Me queda Iodavía uha
cihcuehIeha de compases por escribir. ¡a usIed pue-
do cohIarselo! Pero para ella me parece ihsu!icieh-
Ie. Si pudiera reIrasar uhos días su parIida. sé que
puedo ehcohIrar esos cihcuehIa compases de uh mo-
mehIo a oIro. ¡Me gusIaría IahIo cohIehIarla!
Eh !ih, ¡si esIo resulIara imposible IraIaré de arre-
glarmelas! (.)
Mi a!ecIuosa simpaIía,
Claude Debussy
|Carta dirigida a LiIIy Debussy]
4 junio 190J
(.) ProbablemehIe sea mas razohable que ho vaya a
buscarIe a 8ichaih, sih embargo, es uha locura acep-
Iable que me gusIaría realizar.
No sé por qué "la Dama del saxo!óh" me recuerda a
la esIaIua del comahdahIe aparecida al pobre Doh
Juah! -ella jamas se dara cuehIa de cómo puede abu-
rrirme. ¿No Ie parece ihdecehIe, uha dama ehamorada
de uh saxo!óh, cuyos labios chupah la boquilla de
madera de ese ridículo ihsIrumehIo?. SeguramehIe
sea uha vieja bruja que se visIe como uh paraguas.
(.) Claude
/unes, 3 junio 190J
Querido amigo [Ahdré Messager]: ¡desde mi vuelIa
siehIo esIar escahdalosamehIe reIrasado coh usIed!
He aquí el por qué: uha dama que, ho cohIehIa coh
ser americaha, se da el raro lujo de Iocar el saxo!óh,
me ehcargó hace alguhos meses, gracias a la ihIer-
vehcióh de C. Lohgy, uha pieza para orquesIa y sa-
xo!óh obligado... ho sé si usIed Iiehe ihIerés por es-
Ie ihsIrumehIo, eh cuahIo a mí, olvidé su especial so-
horidad hasIa Ial puhIo que olvidé "esIe ehcargo".
¡Pero la Iehacidad de los americahos es proverbial y
la dama del saxo!óh ha desembarcado hace 8 o 10 días,
eh París, eh el 58 de la calle CardiheI, preguhIahdome
por las hovedades de su obra!. NaIuralmehIe le a!ir-
mé que después de Ramsès ll era la pieza eh la que
mas pehsaba. Sih embargo hubo que poherse a ello,
y heme aquí, buscahdo desesperadamehIe las mezclas
mas ihédiIas, las mas limpias para desIacar esIe ihs-
IrumehIo acuaIico. Coh Iodo se llamara /apsodia
Orienta/ (es lo que mas me apeIece eh esIe momeh-
Io).
¡1rabajé como uha besIia eh el Pelléas y ahora, de
huevo, ho veo la luz al !ihal de la hoche! Sih embar-
go los días pasah, como es habiIual, y esIaba dema-
siado embruIecido como para escribirle, y sobre Io-
do, para decirle cuahIo me había ehIrisIecido su úl-
Iima carIa.(.)
Claude Debussy
jºrincipios de agosto 190Jj
8ichaih, par Villeheuve-la-Cuyard (Yohhe) [À Pierre
Louÿs]
Discúlpeme. Desde hace días soy el hombre-que-
Irabaja-eh-uha-/antasia-para-saxo!óh-alIo-eh-mi-be-
mol (repíIalo Ires veces sih respirar.). Dado que es-
Ia /antas/a !ue ehcargada, pagada, y ya comida, du-
rahIe mas de uh año, ¿cree que voy coh reIraso? Eh
primer lugar, esIo ho me divierIe mucho, de lo coh-
Irario ho podría escribirle uha carIa Iah elaborada.
El saxo!óh es uh ahimal de caña y cohozco mal sus
cosIumbres. ¿Le gusIa la dulzura romahIica de los
clariheIes o la irohía uh poco grosera del sarruso-
phohe (o del cohIra!agoI)? Eh !ih, ¿le hago murmu-
rar !rases melahcólicas, bajo redobles de Iambor mi-
liIar?. El saxo!óh, como la Crah Duquesa, debe amar
a los miliIares.la obra se llamara /apsodia Ara-
be.(de Iodos modos viva el EjérciIo)(.)
1u !iel amigo,
Claude Debussy
8ichain, jfina/es de agosto 190Jj
Mi querido Sr. Colohhe [DirecIor de OrquesIa],
Su amable carIa la recibo eh el campiña, dohde IraIo de
Irabajar lo mejor posible a pesar del cohsejo de ho ha-
cer hada mas que dis!ruIar del ehcahIo de los viejos y
Irahquilos arboles. 1ehgo muchas cosas ehIre mahos:
uha ópera eh dos acIos [/e 0iab/e dans /e beffroi], uh po-
ema lírico [/a 5au/aie], dos obras para orquesIa [/a Mer
y la /apsodie avec saxophone], ho sé eh qué esIado lle-
gara Iodo esIo a mi regreso a París.es decir, eh ocIubre,
pero sih duda podré o!recerle algo, por poco que sea, pa-
ra así mosIrarle mi amisIoso recohocimiehIo.
A!ecIuosamehIe,
Claude Debussy
8e//evue, 11 septiembre 1905
Mi querido amigo [Jacques Durahd]
Volviehdo de lhglaIerra pasé dos días eh París como uh
per!ecIo exIrahjero, Iomahdome el Iiempo jusIo para
ihquieIar a ChoisheI coh huevas correcciohes para EI
Mar (.)
Voy a acabar muy prohIo, espero, las 1res tnágenes pa-
ra dos pianos. (.)
La Sra. E. Hall -la mujer saxo!óh- me reclama educa-
damehIe su !ahIasía, querría cohIehIarla, porque me-
rece uha recompehsa por su paciehcia de Piel-Roja. (.)
Ehvíeme rapidamehIe sus hoIicias y, coh mi mayor a!ec-
Io.
Claude Debussy
jCON1/A1O CON /A f0/1O//A/ 0U/AN0, firmado e/
17 de agosto, 190Jj
Por la presehIe, Claude DE8USSY composiIor residehIe
eh 58 calle CardiheI de París, declaro haber vehdido y ce-
dido a MM. A. DURAND e hijos, EdiIores de Música, eh
París, 4 Plaza de Magdaleha, coh garahIía de Ioda dis-
C|aude DL8USSY: ¨Cris¨ y Car:as en :orno a |a Papsodia para saxoíon
23
!ose:xo Si|guero / lñigo lbaibarriaga
24
cusióh, reivihdicacióh y eviccióh, la propiedad pleha y eh-
Iera, sih hihguha resIriccióh hi reserva, IahIo para Frah-
cia y sus colohias como para los países exIrahjeros, de la
obra segúh de la que soy el auIor.
Eh cohsecuehcia, MM. A. DURAND e Hijos soh su-
brogados eh Iodos mis derechos y Iehdrah el poder,
a exclusióh de oIros, de ediIar, publicar, grabar, im-
primir y vehder a su provecho, eh Iodas parIes doh-
de bieh les parezca, la susodicha obra eh la !orma y
publicacióh que sea, hacerla ejecuIar eh los cohcier-
Ios o los esIablecimiehIos públicos sih que yo hi per-
soha alguha pudiera jamas impedírselo, miehIras du-
re el privilegio cohcedido o que se cohcedah a los au-
Iores o sus !amilias, por las leyes presehIes y !uIuras
de Iodos los países.
MM. A. DURAND e Hijos Iehdrah Iambiéh el derecho de
publicar Iodo arreglo de esIa obra para el ihsIrumeh-
Io que sea y podrah Iambiéh IrahsmiIir esIa propie-
dad IoIalmehIe o eh parIe si lo cohsiderah cohvehiehIe
a sus ihIereses.
EsIa cesióh comprehde 1/3 de los derechos de ejecucióh
pública, las parIes cohIraIahIes se reservah sus derechos
respecIivos eh la Sociedad de AuIores, ComposiIores y
EdiIores de Música.
La presehIe vehIa y cesióh se realiza mediahIe la suma
de: Cieh !rahcos de los que doy !e que recibo.
París, 17 de agosIo de 1903.
Aprobada la escriIura.
Claude Debussy
..............
FihalmehIe, y a pesar de los miedos ihiciales de De-
bussy hacia el ihsIrumehIo, de la larga espera su!rida
por la dama Piel-Roja, y de esos cieh !rahcos cobrados
y "comidos" durahIe mas de uh año, el gehio musical
del viejo Claude supo capIar, sih lugar a dudas, la coh-
dicióh cantabi/e del ihsIrumehIo, legahdo para el sa-
xo!óh uha de las pagihas orquesIales mas exquisiIas de
su hisIoria.
ilA MljOk
NO1A!
C/ AIfonso Querejazu, 5 bajo · 05003 · ÁviIa
www.puntorep.com · info@puntorep.com · TIf. / Fax 920 25 68 08
6entro de As|stenc|a Técn|ca de |nstrumentos Hus|ca|es